enero 03, 2011

Mensaje del Presidente Provisional de la República, José Félix Uriburu, al pueblo argentino en el 1° aniversario de la revolución (1931)

MENSAJE
DEL
PRESIDENTE PROVISIONAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA
José Félix Uriburu
AL PUEBLO ARGENTINO EN EL 1° ANIVERSARIO DE LA REVOLUCION
EL 6 DE SEPTIEMBRE DE 1931
En la Ciudad de Buenos Aires, Capital Federal de la República Argentina

CONCIUDADANOS:
La revolución del 6 de Septiembre de 1930, cuyo primer aniversario celebramos hoy, pertenece a la historia.
Ella la juzgará no sólo en sus causas y propósitos, sino también en los efectos que en este momento se están elaborando y que imprimirán un rumbo y un ritmo a la evolución de nuestro pueblo.
¡Quiera Dios que ese ritmo y ese rumbo sean los mismos que hemos anhelado con fervor patriótico al iniciarla y que procuramos asegurar en ésta su etapa final!
El año transcurrido ha sido uno de los más críticos de la vida argentina.
Empuñamos la dirección del gobierno en medio del caos y al borde de la ruina. Todo se había derrumbado y corrompido: las autoridades y las instituciones, el crédito y las finanzas del Estado, las universidades y las dependencias administrativas,
La Nación, doce provincias y todas sus comunas yacían sin gobierno, con deudas apremiantes y sin recursos para pagarlas, porque los delitos y las dilapidaciones habían dejado vacías las arcas fiscales.
La venalidad de una burocracia rapaz que según las pocas investigaciones que han podido hacerse ha malversado 158 millones de pesos, ha sido un baldón que todo lo ha manchado. La economía nacional herida e indefensa estaba expuesta a un desastre, ante la crisis mundial, El orden público estaba conmovido, no sólo porque los resortes de seguridad y vigilancia se habían resentido, sino también porque era amenazado por los elementos que la revolución desalojaba y por los agitadores comunistas, anarquistas y bandoleros que se aliaron con aquéllos para satisfacer sus perversos planes de desorden y de disolución social. La demagogia que había irrumpido dominando como soberana, dejó en todas partes el rastro del desquicio y del abuso.
Hoy, después de un año de lucha recia y de labor dura, puedo anunciar con satisfacción patriótica a mis conciudadanos que hemos salvado con felicidad las tormentas y resuelto los problemas que se agolpaban obscureciendo la ruta. El horizonte está ya claro. El país está limpio. Corresponde ahora al pueblo argentino decidir de sus destinos.
He seguido sin desviarme en ningún momento la línea que me tracé el 6 de Septiembre, a saber:
1° Sanear y reconstruir rápidamente la administración y las finanzas;
2° Poner en orden el país y las universidades;
3° Preparar la reorganización institucional de la República mediante reformas a la Constitución que nos defiendan en el futuro de los peligros del personalismo, del centralismo, de la oligarquía y de la demagogia;
4° Estimular la formación de grandes fuerzas cívicas que deben dar las soluciones para volver a la normalidad, sin que mi gobierno tome bandera partidaria.
I
SANEAMIENTO Y REAJUSTE DE LA ADMINISTRACION Y DE LAS FINANZAS
Ardua e ingrata tarea, si las hay, ha sido la de sanear y reajustar la administración y las finanzas.
Sería jactancioso y poco serio afirmar que en un año de gobierno lo hemos logrado por completo.
Hemos hecho mucho pero falta mucho por hacer. El gobierno constitucional que nos suceda encontrará la senda abierta y limpia de malezas, pero tendrá que dar fin a la obra cimentando y perfeccionando lo que hemos realizado y completando lo que por falta de tiempo o por razón de circunstancias no nos ha sido posible emprender.
Debo agregar en honor de mis colaboradores, que no han conocido descanso, que no han perdido un minuto, que algunas rectificaciones honradas se han debido a errores siempre posibles en la elección de los hombres o en la apreciación de los problemas, pero nunca a falta de dedicación, de empeño tenaz y sobre todo a un espíritu altamente patriótico que ha movido a todos por igual.
Las cifras y datos que voy a hacer conocer, para que la tarea del gobierno pueda ser apreciada, con ser elocuentes, darán una pálida idea de su verdadero significado, porque acusan resultados sin poner de manifiesto las innumerables dificultades que ha sido necesario vencer para llegar a ellos.
No necesito recordar que esas dificultades no han sido las normales, las inevitables en toda acción de gobierno, sino las que no era posible esperar aun estando prevenidos respecto del desorden y de la relajación moral en que encontraríamos a la administración pública.
Toda exageración a este respecto no refleja la aterradora realidad para los que hemos podido mirar por dentro este mecanismo podrido y crujiente que sólo la providencia ha podido mantener en pie.
A esta situación interior, debida exclusivamente a la acción de gobiernos demagógicos, se ha agregado la repercusión de una crisis económica y política mundial que jamás ha asumido caracteres tan alarmantes.
En un momento así las tareas de gobierno no son envidiables y sólo el profundo amor a nuestro país ha podido sostenernos en ella imponiéndonos un sacrificio que excede a nuestras fuerzas.
FINANZAS
MINISTERIO DE HACIENDA
En el orden financiero, el primer problema afrontado por el Gobierno Provisional ha sido la consideración de las medidas de emergencia que era indispensable tomar para evitar el agravamiento de la situación dejada por los mandatarios depuestos. Basta enunciar los hechos más significativos. En 1929, los gastos excedieron a los recursos constituidos por la renta del Estado y el producto de la negociación de títulos en $ 199.000 000 m/n.; no en $ 29.000.000 m/n. como dice la memoria de ese año. En 1930, el déficit fue de $ 352.000.000 m/n., aproximadamente, pues el atraso de la contabilidad no permite dar aún cifras definitivas. Se agregó así una deuda flotante de pesos 551.000.000 m/n, a la de $ 552.000.000 que venía de ejercicios precedentes. En esta forma, al terminar el ejercicio de 1930, se había acumulado una deuda flotante de cerca de $ 1.103.000.000 m/n., que, con $ 102.000.000 de compromisos impagos en los Ferrocarriles del Estado, constituyen una deuda total, a corto plazo, de $ 1.205.000.000 m/n .
Al tomar el gobierno, no habíamos imaginado este desastre en toda su magnitud. Pero la realidad se encargó de destacarlo a poco andar. Hemos encontrado exhausta la Tesorería General de la Nación, con apenas $ 320.000 m/n. en efectivo y un débito de $ 150.000.000 m/n. en el Banco de la Nación.
Los sueldos y jornales sin abonar ascendían a cifras crecidas. No se llevaba anotación de los expedientes que se acumulaban esperando su pago. Fue necesario proceder sin dilaciones. Los Bancos concurrieron patrióticamente al llamado del gobierno y de inmediato pudo contarse con los fondos necesarios para abonar esos sueldos y los compromisos más impostergables; entre ellos, las obligaciones externas provenientes de la construcción de acorazados en Italia. El gobierno depuesto las había dejado vencer a fines de 1928, sin realizar el menor esfuerzo de pago. Los buques se encontraban fondeados en puertos extranjeros, desacreditando la bandera y el crédito del país.
Semejante dislocación financiera señaló al Gobierno Provisional, desde los primeros momentos, la necesidad de imponer una enérgica política de economías. He aquí los resultados: los gastos totales de la administración en el año en curso (excluidas las reparticiones autónomas), representan una considerable reducción de algo más de $ 200.000.000 m/n, con respecto a los gastos reales del año 1930, que alcanzaron alrededor de $ 1.073.000.000 m/n. A ello se habrá llegado hacia fines de año, no obstante que los servicios de la deuda pública, debido al crecimiento extraordinario de los últimos años, exigen ahora un desembolso anual de $ 239.000.000 m/n. o sea $ 20.000.000 m/n, más que el año precedente. Las economías han debido, pues, incidir fuertemente sobre el resto de las expensas públicas; en efecto, los gastos reales de la administración general (excluidos los de la deuda pública) no pasarán, en todo el año, de pesos 497.000.000 m/n., lo que entraña una reducción de $ 112.000.000 m/n, aproximadamente, en comparación con los gastos reales de 1930. Esto, a pesar de haberse computado $ 4.000.000 m/n. en que se estima el costo de las próximas elecciones de Noviembre.
Los trabajos públicos, en que se invirtió $ 174.000.000 m/n, el año pasado, se han encuadrado este año en la cifra máxima de $ 100.000.000 m/n., de la que quedará sin gastar una cantidad apreciable. Los gastos de armamentos; que el año pasado ascendieron a $ 30.700.000 m/n., este año no pasarán seguramente de $ 6.800.000 m/n.
Y por último, los subsidios, que el año pasado insumieron pesos 40.000.000 moneda nacional, este año llegarán a cerca de pesos 30.500.000 moneda nacional y se equilibrarán estrictamente con sus propios recursos, no obstante haberse aumentado los subsidios a hospitales e instituciones de asistencia social.
Esta economía de pesos 200.000.000 moneda nacional sobre los gastos reales dista mucho, sin embargo, de ser el límite de las economías a introducirse en la administración. Con las medidas aplicadas no se equilibra aún el presupuesto, que es el punto vital. El saneamiento de la moneda es consecuencia del ordenamiento financiero y económico del país. No puede precederlo. Moneda sana y presupuesto equilibrado son términos correlativos. Todo título emitido en exceso con respecto a la capacidad de ahorro del país, infla la circulación. Para no emitir títulos anormalmente, hay que equilibrar el presupuesto; para ello es necesario economizar e imponer más.
Desde luego, ha sido necesario reorganizar la percepción de las rentas. La evasión impositiva ha sido enorme bajo el gobierno depuesto. Pervertida la dirección, destruida la disciplina y la jerarquía por el electoralismo, el fraude se desarrolló sin obstáculos. Hasta ahora se descubren a diario adulteraciones en la Aduana. En la Contribución Directa habían substraído al impuesto más de $ 420.000.000 moneda nacional de edificios no avaluados.
Se han tomado medidas severas. La Comisión Reguladora de Gastos interviene preventivamente en todos aquellos que exceden de $ 500 moneda nacional. Ha dado muy buenos resultados; sobre $ 29.000.000 de propuestas, que llegan ya muy filtradas, se ha autorizado en tres meses tan sólo pesos 18.000.000 moneda nacional.
Todas estas economías podrían ser mayores aún después del reajuste hecho por el Gobierno Provisional. Una racionalización, aunque fuera elemental, permitiría eliminar una gran cantidad de personal. Sería plantear un serio problema. No es posible agregar la desocupación a los otros males que aquejan a nuestra economía.
Hay que recurrir a nuestro sistema impositivo. Es un sistema arcaico e injusto; no consulta la capacidad imponible del contribuyente, ni persigue fines de política económica. Se han aumentado los derechos de aduana y es gracias a ello que las rentas de aquélla han mermado con mucha menor intensidad que las importaciones. Estas últimas han experimentado una disminución que será saludable, pues tiende al equilibrio del balance de pagos, que es la otra condición esencial del saneamiento monetario; pero esto no se realiza sin un serio menoscabo para los recursos fiscales. Hay que proceder, pues, con toda energía; no se puede esperar. Las medidas que se están tomando en este sentido deben considerarse como de emergencia. Una vez reunido el Congreso, a él corresponde orientar la imposición hacia los impuestos directos y votar el impuesto a la renta. Este impuesto es de difícil y larga aplicación. Una vez en vigencia esos impuestos directos, deberá procederse de manera que rindan, a desgravar progresivamente los que recaigan sobre el consumidor, a quien se le exige ahora un esfuerzo extraordinario por razones de extrema urgencia.
Con las economías y los aumentos a los impuestos, se llegará a equilibrar el presupuesto y, en el primer trimestre de 1932, a conseguirse un superávit sustancial. No se pasa, de la noche a la mañana, de un déficit de $ 352.000.000 a un superávit en el presupuesto, Ha sido necesario un período de transición que ha implicado sacrificios. Las cifras correspondientes serán publicadas en una exposición financiera que se dará a conocer por el Ministerio de Hacienda. El esfuerzo que el país va a soportal es bien poco, comparado con los males que sufren otros países. Impuestos enormes, prohibición absoluta de importación, y otras medidas drásticas, son comunes hoy en países sajones y latinos. Nuestro país felizmente es tan fuerte y rico que, con prudencia en los gastos y elevando relativamente los impuestos, llegará a un exceso de sus rentas sobre sus gastos en un tiempo comparativamente breve.
ADMINISTRACION
MINISTERIO DEL INTERIOR
Oficina Especial Investigadora
Públicas y notorias eran las graves irregularidades cometidas durante la Administración depuesta. Las investigaciones habrían insumido totalmente las tareas de los funcionarios encargados a tal efecto por las leyes procesales.
A fin de facilitar esa labor, el Gobierno Provisional dispuso la creación de una oficina especial de abogados, encargada de preparar los antecedentes, elementos y documentos correspondientes a cada una de las acciones civiles y criminales, cuya deducción corresponde al Ministerio Fiscal.
Las investigaciones a cargo de esta oficina en las diversas dependencias, reclamaron intenso trabajo. Hubo que instruir y dirigir sumarios, tomar declaraciones, realizar careos, efectuar arqueos y balances, revisar cuentas, recabar informes, hacer pericias e inspecciones oculares de distintos géneros, utilizar servicios de escribanos, enviar personal al interior, hacer despachar numerosos informes en oficinas públicas e instituciones privadas, etcétera.
La Oficina Investigadora, desde su creación hasta la fecha, ha entregado diecisiete memoriales sobre las irregularidades y delitos que, prima facie, aparecen cometidos por distintas personas que formaban parte de la pasada Administración. Los dos primeros se refieren al ex Presidente de la Nación, don Hipólito Irigoyen y a sus ocho ministros. Los demás, se relacionan con Correos y Telégrafos, Consejo Nacional de Educación, Comisión Nacional de Casas Baratas, Lotería de Beneficencia Nacional, Aduana de la Capital, Banco Hipotecario Nacional, Hospicio de las Mercedes y con los periódicos «La Época» y «La Calle».
En todos los casos, el Ministerio Fiscal entabló las acciones pertinentes contra las personas que aparecían culpables de defraudaciones, malversaciones, acciones ilegales, enriquecimientos ilícitos, etcétera, juicios que se tramitan actualmente ante los Tribunales.
Aun no ha terminado la tarea encomendada ad honórem a la Oficina Especial de Abogados.
Policía de la Capital
La obra de desquicio del Gobierno depuesto, pudo palparse también en esta importante rama tan vinculada a la vida de la población: Funcionarios de alta categoría y con largos años de servicios tuvieron que ser sometidos a la acción de la justicia criminal por comprobarse sus estrechas vinculaciones con delincuentes, explotadores del juego, tratantes de blancas, cuyos delitos ocultaban para participar de sus frutos.
Como ese concepto no podía gravitar sobre todo el personal, formado en su mayor parte por elemento disciplinado, singularmente capaz y honesto, el Gobierno Provisional prestó primordial atención al propósito de reconquistar la cultura, consideración y buen nombre de la Policía de la Capital.
Terminada la labor previa depuradora, fue necesario contemplar las exigencias de la población en lo que atañe a los servicios de orden público. El estudio realizado puso en evidencia que era indispensable proceder a su reorganización separando las funciones político-administrativas de las técnico-policiales y descentralizando las funciones a cargo del jefe de la institución con el objeto de facilitar la celeridad de todos los trámites y ejercer una mayor fiscalización y contralor,
La ardua tarea cumplida queda reflejada en la relación sintética de la labor desarrollada.
No era, en verdad, una fácil labor la de neutralizar la acción de los elementos derrocados y también la de los vinculados a ellos por múltiples intereses, no siempre confesables. Las dos expresiones más peligrosas y complejas estaban constituidas por los extremistas del anarquismo y comunismo por un lado, y por el otro, por algunos núcleos de estudiantes universitarios. En todos ellos se habían infiltrado ciertos políticos que valiéndose de todos los medios a su alcance perseguían vanamente sembrar alarmas e inquietudes destinadas a mantener latente la intranquilidad pública.
Las medidas adoptadas hicieron fracasar toda tentativa de alteración del orden público, y la ciudad, que repudió tales actividades, prestó en todo momento su estímulo a la Policía y participó en las diversas festividades que se organizaron, contribuyendo con su júbilo a dar realce a actos de distinta índole.
Los elementos comunistas, anarquistas y demás sectarios, habituados a todo género de impunidad por la desidia del gobierno depuesto, creyeron que el momento post-revolucionario se avenía fácilmente a su propaganda tendenciosa. Algunos atentados criminales pudieron perpetrarse con el auxilio de delincuentes, pero las enérgicas disposiciones adoptadas hicieron abortar las propósitos de huelgas violentas y cesar las demás agresividades.
Renacida la tranquilidad en el campo obrero con el alejamiento de los agitadores, los gremios, por medio de sus asociaciones y demás entidades, pudieron ejercer su propaganda sana sin mayor restricción y festejaron la fecha de los trabajadores con los actos conmemorativos de costumbre.
Los cuarenta y seis movimientos huelguistas, todos de poca importancia, que se anotaron, fueron solucionados conciliatoriamente por las partes.
En la esfera de actividad de la propaganda comunista se llegó a comprobaciones de carácter sensacional. El funcionamiento con personería jurídica de la Iuyamtorg, pretendida compañía de intercambio comercial entre la u. R. s. S. y América del Sur dio lugar a las revelaciones que son del dominio público y que se epilogaron con la derogación del decreto que autorizó el carácter legal de la asociación.
La visible simpatía que el vecindario y los órganos de la prensa prestaron a la obra de mejoramiento que se emprendía, hizo viable la idea de efectuar una colecta pública para dotar a la policía de nuevos recursos, dada la situación por que atraviesa el erario. Con el auspicio del Gobierno fue instituido el «Día de la seguridad pública» para allegar los fondos que le permitieran desenvolverse a nivel con los progresos más adelantados de la materia. La iniciativa fue coronada con un rotundo éxito que demostró la adhesión entusiasta de la ciudad.
El movimiento de la delincuencia en general, apreciado con las constancias de la estadística, evidencia la lucha sin tregua contra los malvivientes, a fin de reprimir sus hechos y dar a todos los habitantes de la Capital la seguridad de que no habría tolerancia para los que no se amoldaran al nuevo orden de cosas, olvidándose de sus malas artes y amoralidades.
Para señalar la acción desplegada basta destacar los totales generales, comparando el período de Septiembre de 1929 a Julio de 1930, con los mismos meses de 1930-1931.
En el primer término se cometieron 2.844 delitos contra las personas y 3.251 en el segundo; 5.746 contra la propiedad particular y 6.338; 3.929 homicidios y lesiones por culpa o imprudencia y 4.265; 701 delitos contra la administración y los poderes públicos y 871; 306 delitos contra la honestidad, estado civil y la libertad y 347; 801 suicidios y tentativas contra 921; 590 capturas contra 653; 373 supuestos dementes contra 203; 13.223 lesiones contra 13.294; 16.398 contravenciones policiales contra 19.432; 780 contravenciones nacionales contra 891; 48.153 contravenciones municipales contra 50.355; 765 infracciones a la ley de juegos (N° 4.097) contra 963; 980 incendios contra 847; 6.804 accidentes y choques de vehículos contra 6.641.
No se concibe que nuestra policía no se rija todavía por una ley orgánica que determine sus funciones y facilite su acción preventiva contra el delito. Urgen especialmente en este sentido, la sanción de disposiciones legales que permitan conocer la clase de habitantes de cada radio; que faciliten la identificación del procesado; y que restrinjan la venta y uso de armas.
Higiene y salud pública
La situación sanitaria del país durante el año transcurrido ha sido satisfactoria.
Estudios realizados en diversas provincias demostraron la existencia de la fiebre «melitensis», enfermedad hasta ahora desconocida en el país.
Afortunadamente la activa campaña realizada localizó los pequeños focos de esa enfermedad, cuya desaparición es hoy un hecho comprobado.
La lucha regular contra las endemias se prosigue intensamente.
El cumplimiento de la ley de profilaxis de la lepra, ha sido materia de especial preocupación de las autoridades sanitarias. Se ha creado una pequeña leprosería en Posadas, y mejorados los servicios de la existente en Corrientes.
Las investigaciones y estudios para la aplicación de la vacuna antituberculosa Camette-Guerin, abandonados durante la administración depuesta, se han reanudado, y para su mayor intensificación se dispuso la organización de una sección especial preparadora, que sin duda ha de reportar positivos beneficios en la lucha contra ese flagelo.
Como se encontraban prácticamente desvirtuados los fines de la ley 4.687, de ejercicio de farmacia, era necesario garantizar la preparación de recetas y medicamentos, asegurando la atención personal de la farmacia por propietarios profesionales. Para obtener esta finalidad ha sido modificado el artículo 48 de la reglamentación de 1907.
El contralor previo de las drogas a introducirse al país; el ejercicio de la medicina en hospitales y sanatorios, por profesionales extranjeros sin título revalidado, el contralor por serie de los productos bioterapios para garantizar su pureza y eficacia; fueron materia de oportunas reglamentaciones tendientes a vigilar aspectos interesantes de la salud pública.
No obstante los progresos realizados por la farmacopea en los últimos años, desde 1919, no se actualizaba el Codex Medicamentarius. Para impedir la repetición en lo sucesivo de esa omisión se ha creado una Comisión que tendrá permanentemente a su cargo esa tarea.
Correos y Telégrafos
El presupuesto de sueldos y gastos para el año 1930 fue fijado en 72.801.900 pesos moneda nacional conforme a la ley respectiva y acuerdo de ministros, que reforzaron sus partidas. Como la renta de la administración ascendió ese año a 41.640.100 pesos moneda nacional, la explotación de los servicios postales y telegráficos determinó un déficit de más de 30.000.000 de pesos.
Un detenido estudio de las necesidades más indispensables, tanto en personal como en gastos, permitió fijar en 62.289.140 pesos moneda nacional la cifra total del proyecto de presupuesto para 1931. La economía de pesos 10.512.760 moneda nacional se ha hecho sin imponer restricciones perjudiciales a los servicios.
Como a pesar del reajuste de gastos quedaba aún un déficit calculado en 22.000.000 de pesos, fue necesario decidirse por un aumento racional de las tarifas postales. La elevación de las tasas producirá más de seis millones de pesos de alimento en la renta, según puede inferirse de la recaudación correspondiente. La tarifa postal argentina era antes de este aumento una de las más bajas del mundo, habiendo quedado ahora equilibrada a las que rigen en países de una extensión y población equivalente a las nuestras.
Para nivelar los egresos con los ingresos, se crearon nuevos servicios productivos, difundiéndose la existencia de otros que no eran conocidos. Con el mismo objeto, se otorgaron y otorgarán concesiones para utilizar con fines de publicidad algunos elementos de la administración. Aun sin computar esta recaudación extraordinaria, la renta postal y telegráfica puede calcularse para 1931 en 48 millones de pesos, cifra total que arroja un déficit de 14 millones de pesos aproximadamente; déficit inferior, por lo tanto, en 17 millones al del año 1930 y cuyo monto aun será disminuido en cantidad apreciable.
Los servicios de correos y telégrafos habían caído en el más absoluto desprestigio, como consecuencia de las profundas anomalías que llegaron a caracterizarlo. La creación de organismos innecesarios, el relajamiento en la disciplina, la falta de estímulo y la injusticia imperante en todo lo que se relacionaba con su mejoramiento administrativo, habían hecho descender a un extremo negativo la capacidad de trabajo del personal, incidiendo deplorablemente sobre su moral y su concepto acerca de la función pública.
El 6 de Septiembre, la Dirección General de Correos y Telégrafos tenía 28.974 empleados. Actualmente hay en servicio 25.244 empleados, todos incluidos en Presupuesto, pudiendo asegurarse que la merma de 3.730 no ha perjudicado el normal desarrollo de los servicios.
Mucho se ha adelantado en materia de rapidez y seguridad en el manipuleo de correspondencia, con la implantación del servicio electromecánico, que vincula entre sí las dependencias instaladas en el Palacio Central de Correos.
Dentro del plan de economía, se han habilitado 213 oficinas postales en igual número de poblaciones del interior del país. El intercambio de correspondencia en la capital de la República se hace íntegramente por medios mecánicos. Se han incorporado al servicio vagones postales de los Ferrocarriles de Entre Ríos y Nordeste Argentino y se gestiona de las empresas de subterráneos la autorización para trasladar por sus vías la correspondencia hasta la misma Casa Central.
Se ha dedicado preferente atención al mantenimiento de líneas telegráficas, base de las comunicaciones del país, habilitándose 24 oficinas mixtas. Ha tenido principio de ejecución el plan general de tubos neumáticos que unirá entre sí los puntos más importantes de la Capital con el Palacio Central. El desarrollo de las tuberías alcanza a 37 kilómetros.
La instalación de nuevas radioeléctricas y la ampliación de poder en las ya existentes, han completado y aliviado eficazmente la red telefónica. Las estaciones radiotelegráficas Comodoro Rivadavia y Punta Delgada, que atienden el servicio móvil y marítimo, han pasado a depender de la Dirección General de Correos y Telégrafos. Se habilitaron las estaciones Palermo y Bernal; aquélla para recepción del servicio público y ésta para el contralor de transmisiones.
Se han adoptado medidas de riguroso contralor en el consumo de todas clases de elementos y útiles. Como resultado de gestiones ante los contratistas de transporte de correspondencia y locadores de edificios en que funcionan oficinas, se obtuvo en transporte una economía de pesos 87.612,84 y en alquileres pesos 51.050,40 moneda nacional. Además, por arrendamientos de locales de oficinas suprimidas, se ha economizado pesos 321.924 moneda nacional.
Comisión Nacional de Casas Baratas
Es urgente aclarar y ampliar los términos de la ley 9.677; la gran obra social que ella se propone realizar no puede detenerse ni menos malograrse por fallas, que su aplicación han permitido comprobar.
La Comisión se encuentra avocada al estudio de las diversas reformas a proyectarse relacionadas con la imputación legal de los gastos administrativos, el régimen del seguro para los adquirentes de casas baratas, la construcción de terrenos de los interesados, las instalaciones sanitarias, costo de los pavimentos, etcétera.
Al hacerse cargo del patrimonio de la ley 9.677 sus actuales autoridades se encontraron enfrentadas a una situación de hecho, completamente anormal en lo que se refiere al atraso en el cumplimiento de sus contratos por la mayoría de los adjudicatarios de casas en el Barrio Juan F. Cafferata y los locatarios de muchas propiedades de la Comisión, quienes amparándose en concesiones de plazos otorgados a su favor por el Poder Ejecutivo anterior, alegaban carecer de recursos para prolongar indefinidamente el cumplimiento de" sus obligaciones.
Actualmente se halla así del todo saneado el ambiente de tolerancia excesiva que se encontró.
El estudio del plan de construcciones más convenientes que puedan efectuarse, teniendo en cuenta los recursos de que se dispone, dio como resultado que el mejor tipo de casa habitación para obrero y empleado es el de casa colectiva de departamentos bien ventilados.
Para el terreno sobrante del barrio denominado Guillermo Rawson, ubicado en el perímetro comprendido entre las calles Tinogasta, Zamudio y Espinosa se han proyectado obras que comprenden la construcción de 14 casas colectivas con un total de 144 departamentos y un pabellón de administración, reservándose los espacios necesarios para escuela y una «pouponière» o jardín de infantes.
Junta de Abastecimientos
Disminuir el costo de la vida ha sido preocupación constante del Gobierno Provisional.
La rebaja de los sueldos de la Administración, impuesta por las circunstancias, el injustificado encarecimiento de los artículos de primera necesidad, la especulación dolosa y una desorganización completa, regían las transacciones comerciales vinculadas a los servicios de aprovisionamiento. El Gobierno creó un organismo que, por razón de su representación oficial o privada, estuvo desde el primer momento en condiciones de estudiar ampliamente los problemas relacionados con el consumo en general.
La tarea de la Junta de Abastecimientos no ha sido sencilla ni fácil. Ha tropezado continuamente con una hermética organización de intereses que nuestro público no es capaz de contrarrestar con acciones conjuntas o de cooperación. Los distintos gremios que intervienen en el abasto, comercialmente bien organizados, oponen resistencia pasiva a todo intento de abaratar los alimentos de primera necesidad. La Junta de Abastecimientos ha debido luchar con tenacidad y empeño para obtener ventajas beneficiosas a la población. Con todo, ya se ha conseguido reducir en un 20 %, más o menos, el costo medio de la vida.
La solución del problema de los alquileres ha sido entregado a Juntas de Conciliación formadas por inquilinos y propietarios, presididas por los jueces de paz de la Capital.
La Junta de Abastecimientos estudia ahora, entre otras cuestiones, la reducción de las tarifas de energía eléctrica y la creación de cooperativas de consumidores.
Caja Nacional de Ahorro Postal
La situación económica de la Caja, acusa una gran solidez.
Las utilidades netas que se contabilizaron en 1930, ascendieron a pesos 303.371,15 moneda legal, de los cuales 301.470,02 moneda legal, se pasaron al Fondo de Reserva de la Institución, de conformidad con las disposiciones legales vigentes.
Con dicho crédito el Fondo de Reserva de la Institución, asciende en la fecha a la importante suma de $ 1.066.393,10 moneda legal.
Los depósitos acumulados en la Institución que ascienden al 31 de Julio de 1931, a $ 95.853.228,40 moneda legal, se hallan garantizados por las existencias, cuyos principales rubros a continuación se presentan:
Caja de Accidentes del Trabajo y Fondo de Garantía
LEY N° 9.688
El constante crecimiento de las actividades e importancia actual de la Sección Accidentes del Trabajo queda bien reflejado con sólo citar los siguientes datos:
La existencia en títulos arroja al finalizar el ejercicio de 1930, un valor de $ 9.000.000 moneda nacional nominales, siendo el valor nominal de los adquiridos en dicho año de $ 600.000 moneda nacional y el monto total de la renta producida durante el mismo ejercicio, de $ 470.071,88 líquido.
En cuanto al fondo de «Caja de Garantía» o fondo de previsión, creado por el Artículo 19 de la Ley N° 9.688, asciende en la última fecha citada, a la suma de $ 3.171.892,36 moneda nacional, siendo el aumento sufrido, sobre el año inmediato anterior, de $ 359.016,42 moneda nacional. Y, por último, con referencia a los sueldos, alquileres y demás gastos de Administración de la Sección Accidentes, el total pagado por dichos conceptos durante el último ejercicio fue de $ 162.602,50 moneda nacional, totalmente cubierto con la diferencia de intereses a favor de la Sección, arrojando aun esta cuenta un remanente de $ 136.401,44 moneda nacional, que pasó a engrosar el fondo de previsión o «Caja de Garantías».
Aeronáutica civil
La necesidad de impulsar la aviación civil, orientándola hacia la implantación y desarrollo de líneas internas de aeronavegación, decidió al Gobierno Provisional a disponer que el contralor y fomento de estas actividades pasara a depender del Ministerio del Interior. Abonan esta medida el hecho de ser el transporte postal el factor más importante de explotación comercial y la necesidad de colocar bajo la superintendencia de un mismo Departamento de Estado a los dos organismos fiscales más interesados en esa materia: la Dirección General de Correos y Telégrafos y la Dirección de Aeronáutica Civil.
Como consecuencia de esa medida, el Gobierno Provisional prepara la reorganización que corresponde a la Dirección de Aeronáutica Civil, que ha dejado de depender del Ministerio de Guerra.
MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES Y CULTO
Las cifras comparativas que puede ofrecer este Ministerio son interesantes y constituirán uno de los apartados de la Memoria anual que se publicará.
Sirvan de anticipo y de ejemplo las siguientes: desde el 6 de Septiembre de 1929 al 6 de Septiembre de 1930 fueron subscriptos 17 decretos originados en este Ministerio (Subsecretaría de Relaciones Exteriores) y desde el 6 de Septiembre de 1930 al 12 de Agosto de 1931, fecha en que se hizo la estadística para preparar este mensaje, los decretos originados en el mismo Ministerio y Subsecretaría han alcanzado a 443.
Durante el año que media entre el 6 de Septiembre de 1929 y el 6 de Septiembre de 1930 han habido empleados supernumerarios distribuidos entre el personal del Ministerio y Cuerpo Consular, que han cobrado sueldos por valor de pesos 270.840 moneda nacional.
Estos empleados han sido suprimidos por el Gobierno Provisional. Asimismo los sobresueldos pagados a ciertos empleados del Ministerio, consulares y diplomáticos, han sumado durante el año 1929-1930, pesos 352.120,36 moneda nacional, contra pesos 56.190 moneda nacional pagados por el mismo concepto durante el año 1930-1931 para alquileres y asignaciones del cuerpo diplomático y consular exclusivamente.
Durante el año 1929-1930 se hicieron 8 nombramientos y 4 promociones en el cuerpo diplomático y consular y no se dispuso ningún traslado, invirtiéndose en pasajes para traslado de los nombrados y de los ascendidos pesos 240.413,60 moneda nacional. Durante el año 1930-1931 se han hecho 75 nombramientos diplomáticos y consulares, 85 promociones y 63 traslados invirtiéndose en pasajes pesos 119.477,02 moneda nacional.
En el mismo espacio de tiempo (1929-1931) se han gastado pesos 85.401,88 moneda nacional en concepto de pasajes para personas ajenas al Ministerio o fuera de actos de servicio, en tanto que durante el año 1930-1931 no se ha invertido un solo centavo por ese concepto.
Se han economizado asimismo pesos 53.777,41 moneda nacional en pasajes de Culto; pesos 25.079,46 moneda nacional en telegramas, pesos 23.760 moneda nacional en gastos de automóviles y pesos 19.764 moneda nacional en personal de servicio.
En total la economía realizada en este Ministerio con relación a lo gastado durante el año 1929-1930, asciende a pesos 634.101,44 moneda nacional, o sea pesos 5.112.036,35 contra pesos 4.477.934,19 moneda nacional, habiéndose aumentado los gastos del Cuerpo Consular y los de traslados y promociones en razón del movimiento habido y originado por renuncias y cesantías plenamente justificadas.
En lo que se refiere a las relaciones internacionales puedo afirmar con verdadero regocijo que ellas son de franca y leal cordialidad con todas las naciones, y debido a una feliz mediación argentina se han reanudado las relaciones diplomáticas entre las Repúblicas de Colombia y del Ecuador, interrumpidas durante 6 años. Asimismo la República Argentina ha ofrecido su mediación amistosa en la divergencia que ha ocasionado la suspensión de las relaciones diplomáticas entre las Repúblicas de Bolivia y el Paraguay, la que ha sido aceptada en principio por ambos países.
Sin prejuicio, pues, de ninguna especie para nadie, el Gobierno Provisional ha mantenido su firme decisión de colaborar con las demás Naciones en la obra de paz y de reconstrucción económico-financiera del mundo, y lo ha hecho en la medida de sus posibilidades.
Es bien sabido que la ausencia de los Congresos Internacionales se había erigido en sistema y en muchos de ellos, en que se debatieron los problemas que más podían interesar a nuestra vida internacional, el sitio reservado a la República Argentina quedó desierto, sin la menor excusa dada a las notas invitaciones, añadiendo así al desprestigio por la ausencia el empaque por el silencio descortés.
Desde el 6 de Septiembre de 1930 la República ha seguido a este respecto una política diametralmente opuesta: la política de presencia, acreditando delegados ante distintas Conferencias Internacionales, Congresos, Exposiciones y Comités, y a fin de evitar los gastos a que da lugar el envío de delegaciones al exterior, el Gobierno se ha hecho representar en la mayor parte de esas reuniones internacionales por los Diplomáticos y Cónsules de carrera de eficiente preparación especial o técnica, cuyos traslados a los sitios donde se han constituido los Congresos resultaran menos onerosos.
Respondiendo a un pedido del Gobierno del Paraguay, la República ha enviado una Misión Militar al vecino país amigo con el exclusivo objeto de dictar cursos de enseñanza superior, correspondiendo así al alto honor con que se la distinguía en la misma forma en que lo hubiera hecho respecto de cualquier otro país que lo hubiera solicitado.
En lo referente a la Sociedad de las Naciones, el Gobierno no ha podido introducir una innovación de fondo, dado que la situación equívoca en que se encuentra la República respecto de esa grande y benéfica entidad internacional sólo puede ser regularizada por el Congreso Nacional mediante la ratificación correspondiente.
No obstante ello, el actual Gobierno ha entendido que la situación ambigua con respecto a dicha institución no podía ser obstáculo para remitirle todas las informaciones necesarias al cumplimiento de los fines que persigne, ni le impedía cooperar en las Conferencias de diversa índole que se reúnen de continuo bajo sus auspicios y a las que, por disposición expresa de la Liga, asisten también representantes de Estados que no son miembros de la Sociedad.
Treinta proyectos de Tratados o Convenciones yacían olvidados en las oficinas del Ministerio. Cada uno de ellos ha sido detenidamente estudiado por una Comisión creada al efecto por Decreto de 20 de Enero del corriente año y presidida por el Ministro de Relaciones Exteriores.
Esta Comisión ha funcionado regularmente y en ocho meses de trabajo ha revisado y puesto en movimiento las proposiciones de tratados comerciales recibidas por el Gobierno Argentino en los últimos años, cuya tramitación estaba detenida. Se han adoptado después de maduro examen los principios generales a que debe responder en todos los casos la actividad argentina en materia de tratados, fijándose en cada uno la particular modalidad o fórmula más indicada para hacerlos permanentes y viables.
Las cuestiones relativas a la competencia desleal en la forma del dumping o de presiones ilegales sobre el mercado, han merecido la atención de la Comisión, traduciéndose en decretos y disposiciones del Poder Ejecutivo.
Del mismo modo el Ministerio que había adoptado medidas para la regulación de los éxodos inmigratorios extranjeros, que obedeciendo a la crisis del trabajo europeo amenazaban desquiciar nuestro mercado de brazos, ha impuesto con carácter transitorio fuertes derechos a la cartera del inmigrante y ha aprovechado la coordinación ministerial que la organización de la Comisión Permanente la ofrecía para revisar y poner en vigor de inmediato el nuevo Arancel Consular que empezará a aplicarse el 15 de Septiembre próximo.
El «Boletín Internacional de Bibliografía Argentina» fue creado por resolución de 23 de Octubre de 1930, considerándose que la apreciación en el extranjero de los valores culturales de los pueblos, depende principalmente de la difusión que se dé a sus obras literarias y científica, no solamente haciendo circular los libros, sino también propagando noticias bibliográficas completas, sobre la materia que las obras contienen, su extensión, carácter, aplicación docente y antecedentes de los autores; que la propagación de la bibliografía facilitará la venta del libro argentino, contribuyendo al mayor conocimiento universal de nuestros valores, y que es deber del Gobierno, propiciar por medio de los funcionarios en el exterior, el conocimiento de los libros nacionales, consiguiendo su difusión efectiva.
El resultado que se ha obtenido con esta publicación ha sido sorprendente.
La «Unión Panamericana» solicitó que se le entregasen doscientos cincuenta ejemplares de cada número, para una distribución especial que tomó a su cargo, entre otros tantos centros intelectuales de Estados Unidos.
La Embajada de la República en Francia, inspirada en los mismos propósitos, gestionó y obtuvo del Banco Español del Río de la Plata, en París, la habilitación de un local de muestras y ventas de los libros argentinos.
Universidades, instituciones científicas y culturales, hasta en los países más ajenos a nuestro medio, por sus relaciones poco frecuentes y por su idioma muy diferente, solicitan el envío de libros y catálogos, descubriendo en las informaciones de la producción argentina nuevas fuentes para diversos estudios. Es así como la bibliografía ha sido traducida y publicada por diarios de todos los países europeos, inclusive Lituania, cuyo idioma parecería poco accesible a nuestra literatura.
Culto y Beneficencia
La Iglesia argentina ha continuado ejercitando eficazmente la alta misión que le corresponde dentro del Estado.
__________
La Administración de Subsidios y Beneficencia de este departamento ha desenvuelto normalmente sus tareas debido, en gran parte, a la consagración con que las asociaciones favorecidas por el apoyo oficial desarrollan su acción en favor de los menesterosos que tutelan. Debo, en esta mención, referirme especialmente a la Sociedad de Beneficencia de la Capital, institución dependiente de este ministerio, que, hoy como siempre, dirige con singular acierto y plausible economía los numerosos establecimientos hospitalarios y de asistencia social cuya administración le está confiada.
La política de estricta economía en que está empeñado este gobierno, ha impuesto algunas reducciones en los subsidios acordados en los presupuestos anteriores, sacrificios exigidos por la carencia de recursos, que es de esperar sólo subsista transitoriamente, ya que las necesidades que atienden las instituciones aludidas difícilmente pueden aminorarse en épocas en que, por razones harto conocidas, aumenta el número de los necesitados que golpean a las puertas de las entidades de ayuda y de protección.
__________
Los asilos y hospitales regionales, que con tanta sabiduría y abnegación fueron dirigidos durante muchos años por la comisión que presidió el benemérito doctor Cabred, han vuelto a ser entregados a la custodia y administración de la comisión que el anterior gobierno suprimió y que éste se ha apresurado a reconstruir designando a los distinguidos facultativos que, con patriótico desinterés, consagran hoy sus esfuerzos a reorganizar los establecimientos que habían sufrido los efectos de administraciones desordenadas, incompetentes y deshonestas.
En la memoria anual de este departamento, se encontrarán referencias documentadas del desquicio a que acabo de hacer referencia, y de las medidas adoptadas por la comisión actual para implantar disciplinas que permiten hoy, a pesar de la escasez de recursos de que se dispone, exhibir esos establecimientos en el nivel que exige su correcto y eficaz funcionamiento.
El programa de construcciones, exigido por necesidades premiosas de asistencia hospitalaria en distintos puntos de la República, se desarrolla con la lentitud impuesta por la escasez de recursos, pero esto no obstante, se llevan adelante con empeño los trabajos para la construcción de la leprosería en la isla del Cerrito, que será habilitada dentro de pocos meses, conjuntamente con el Policlínico Justo José de Urquiza, en Concepción del Uruguay, y el Hospital Regional en Santa Rosa, La Pampa.
__________
El Gobierno Provisional se ha preocupado también de regularizar la situación de la Comisión Administradora de la Lotería de Beneficencia Nacional, que según la ley de su creación debe estar formada por un presidente y seis miembros y que durante el gobierno depuesto funcionó solamente con el presidente.
A tal efecto, ha procedido a constituir regularmente la mencionada comisión designando la totalidad de sus miembros.
MINISTERIO DE JUSTICIA E INSTRUCCION PUBLICA
Justicia
Las autoridades del Gobierno Provisional al asumir el poder y en manifiestos dirigidos al pueblo de la Nación aseguraron respetar, en cuanto fuera compatible con su carácter revolucionario, la Constitución y las leyes del país afianzando la independencia del Poder Judicial, respetando los fueros y guardando a sus dignos magistrados la alta consideración debida a su investidura y jerarquía.
No obstante este firme propósito, el gobierno se ha visto en la dura necesidad de considerar la situación creada por miembros de la Judicatura en casos manifiestos de indignidad e indecorosa conducta, exteriorizados en hechos concretos de subordinación al poder o a los hombres del gobierno depuesto; a la exaltación de pasiones o estímulos de intereses vinculados con la lucha política, y hasta en actos de impulsividad y de violencia cometidos en el propio despacho del juez. Tal ha sucedido con los vocales de las Cámaras Civil de la Capital y Federal de Córdoba doctores Senillosa y Fierro y los jueces doctores Avellaneda Huergo, Escalante Echagüe, Hernández López, Artemio Moreno y López Muñiz.
El Gobierno Provisional no ha querido nunca cohibir la acción de los magistrados ni sojuzgar al Poder Judicial, sino defender al Estado y a los ciudadanos del mal ejercicio de la función por quienes no sabían o no querían desempeñarla con altura.
Partiendo de la base de que el sistema de riguroso ascenso es el que reporta mayores ventajas en la organización de la Magistratura, el Gobierno Provisional procurará llenar las vacantes judiciales, mediante el estudio sereno de las características fundamentales que deben prevalecer en la elección de candidatos. La capacidad demostrada, la alta moralidad, la rectitud inquebrantable en sus procederes, el anhelo evidente de perfeccionamiento, la independencia de carácter y la conciencia del deber serán, desde luego, factores que gravitarán decisivamente en las designaciones.
Por ley de presupuesto de 1929 se creó una Cámara Federal en Bahía Blanca y se arbitraron los fondos para su funcionamiento.
El Gobierno Provisional, en Acuerdo General de Ministros, declaró la vigencia de la respectiva disposición legal y proveyó al funcionamiento del tribunal.
El gobierno -se propone inmediatamente de abierto el Congreso- enviar un proyecto de unificación de los fueros federal y ordinario en la Capital de la República y también el de creación de la justicia de paz letrada, mediante la descongestión de las secretarías actuales. Reglada la competencia de estos juzgados se facilitará la tarea regular de todos los tribunales sin recargar al tesoro con nuevas erogaciones.
Comprobado que la distribución de las jurisdicciones de los juzgados de paz de la Capital Federal no responde a las necesidades del acrecentamiento de la población y al desarrollo edilicio, el Gobierno Provisional en uso de la facultad que acuerda la ley de la materia y previo informe de la Cámara, dispuso el aumento de los jueces de paz titulares y suplentes en varias secciones y requirió de aquélla que formulara las propuestas para los nuevos cargos.
En otro orden de asuntos se han regularizado numerosos actos viciados de nulidad por falta de firma presidencial, actos que ya habían tenido principio de ejecución y por los que se habían extendido escrituras y pagado los impuestos de ley.
Se ha realizado un censo con las referencias personales, antecedentes y situación legal de los penados que alojan las cárceles de la República.
Se ha creado y organizado el Registro de Contralor de la gestión de los procuradores y agentes fiscales, en su carácter de representantes del fisco, en los juicios en que éste es parte, como actor o demandado.
Y, preocupado el Gobierno Provisional de organizar la protección oficial a los menores, moral o materialmente abandonados, ha encargado la gestión de los asuntos que con ellos se relacionan, así como la dirección y administración de los reformatorios que sostiene el Estado, a un organismo constituido por personas capacitadas y especializadas, creando para tal fin el «Patronato Nacional de Menores» bajo la dirección de una comisión honoraria.
Instrucción pública
Al asumir el poder el Gobierno Provisional, en lo tocante al Departamento de Instrucción Pública, se encontró un cúmulo enorme de asuntos sin resolver -no menos de 1.500 -, como consecuencia del abandono casi absoluto en que, durante los dos años del gobierno depuesto, se tuvo la firma presidencial. Concentrado en la Presidencia el manejo de la parte esencial de la instrucción pública, y limitado el Ministerio al despacho de las cuestiones de menor cuan tía solamente, nada fundamental fue considerado, y los institutos de enseñanza y las diversas reparticiones del ministerio tuvieron que desenvolverse en forma precaria, librados todas a la acción y facultades de sus direcciones, o a las autorizaciones provisionales o de emergencia dadas por el Ministerio.
Reconocimiento de servicios prestados interinamente desde principios de 1929 hasta fines de 1930 por centenares de profesores y empleados; solicitudes de licencias de meses atrasados, sin acordar; ternas universitarias y proyectos de reformas a planes de estudio y estatuto de diversas facultades; nombramientos, incorporaciones de institutos particulares; expedientes relativos a Congresos Internacionales que exigían una pronta respuesta; sumarios diversos, etcétera; todo se encontró paralizado, y hubo necesidad de estudiarlo nuevamente y resolverlo en condiciones angustiosas de tiempo y de circunstancias, a fin de poder llegar cuanto antes a la normalización de esos organismos, cuyo abandono importaba un atentado a la cultura y a los prestigios de la Nación.
Frente a una situación tan irregular, agravada por el estado angustioso del tesoro público, fue necesario acometer el reajuste de todos aquellos mecanismos, a costa de no pocos sacrificios.
Se regularizó así la situación del personal interino, se ordenó el pago de haberes por servicios prestados en 1929 y 1930 y se determinó la fecha en que debía cesar el personal no necesario y el no confirmado.
Las fuertes economías que debieron introducirse premiosamente en el presupuesto de la administración, impusieron serias reducciones en las ramas de instrucción pública, economías que se realizaron con la supresión de algunos cursos e institutos de enseñanza que no se consideraron indispensables; con la eliminación de exceso de profesores que actuaban en condiciones irregulares, y con la reducción de los gastos asignados para cada establecimiento, y limitando, además, el alumnado de los colegios nacionales y de las escuelas normales entendiendo contribuir en esta forma a la disminución del proletariado de maestros y de profesionales de distintos órdenes, e intentando, por otra parte, orientar hacia aprendizajes técnicos los grupos estudiantiles que no teman acceso en las aulas de aquellos institutos.
Fue así que se estableció como ensayo la «enseñanza vocacional», basada en las necesidades de la vida regional en aquellas localidades que ofrecían alguna característica económica o social propia.
La iniciativa reformista, que si bien lo era a título de «ensayo», tuvo fuerte resistencia en algunas localidades afectadas por lo que ha ido aplicándose en la forma y medida que las circunstancias y los recursos lo han permitido.
El reajuste importó una tarea penosa y harto difícil.
Parece indicado, como el motivo de mayor preocupación de la enseñanza, la necesidad de evitar la fatiga innecesaria de la inteligencia de los jóvenes estudiantes y facilitar la claridad en la comprensión y la solidez en la asimilación de las nociones que la escuela transmite.
Los programas de nuestros colegios nacionales son extensos y difusos y no permiten un desarrollo adecuado para llenar el fundamental propósito de enriquecer la cultura de los alumnos con el conocimiento de las nociones substanciales de cada disciplina.
Las escuelas normales que deben ser un instrumento de gobierno para educar las generaciones que llegan hasta nosotros como una esperanza de una vida mejor, se han disociado de la obra que realiza la enseñanza primaria. Sin contacto con los problemas que ésta engendra se han convertido en seminarios cerrados y dogmáticos de novedades que brotaron al acicate de necesidades de otros países, y cuando ese proletariado toma a su cargo la dirección de nuestros niños no conoce el plan de estudios, ni los programas, ni los fines que persigne nuestra sabia Ley de Educación Común.
En base a ello se estudian planes y programas para descongestionar las materias de enseñanza que no se impartan, lo que traerá aparejado el cambio de formas docentes y hará posible una trasmisión más segura y una recepción más perfecta de las diferentes disciplinas.
La situación precaria de las finanzas no ha impedido que el Gobierno se preocupe de estimular el estudio y de contribuir con el cumplimiento de sus iniciativas al mejoramiento de la cultura general.
Se ha creado la «Academia Argentina de Letras» con el propósito fundamental de dar unidad y expresión al estudio del idioma, velando por su corrección y pureza.
― Se ha designado una «Comisión Asesora Nacional de Educación Física» encargada de investigar la orientación y métodos que inspiran la acción oficial en esa disciplina, y aconsejar las medidas que con venga adoptar para asegurar su mayor eficacia;
― Se ha creado la Dirección General de Bellas Artes con el objeto de coordinar la obra que realizan los diferentes institutos de su dependencia;
― Se ha encomendado al «Instituto de la Universidad de París en Buenos Aires» la colaboración en la selección de «becados» a la «Casa Argentina en la Ciudad Universitaria de París», relacionándolo con la Dirección de aquella fundación y con la Embajada Argentina, encomendándose le también proyectar el ajuste de las reglamentaciones existentes; y
― Se han creado becas en determinados institutos para facilitar la terminación de sus estudios a los alumnos afectados por la supresión de cursos o escuelas.
La instrucción primaria nacional
El Consejo Nacional de Educación constituido a raíz de la Revolución del 6 de Septiembre de 1930 ha sido legalista, es decir, normativo y ordenado.
Parece paradójico hablar así de quien fue hijo de una Revolución, pero no debe olvidarse que ella está explicada y justificada precisamente por la arbitrariedad del gobierno que la provocó al haber abrogado todas las leyes y hecho necesarias las armas para restablecer el imperio de las instituciones.
El Consejo Nacional de Educación había prescindido de los mandatos de una ley reputada como de las más orgánicas del país: la ley de educación común.
Había prescindido, además, de las leyes que garantizan el orden de los gastos, de la ley de contabilidad y de presupuesto.
En materia escolar, en vez de sujetarse a cumplir la función de impartir la instrucción primaria, creó escuelas especiales desaconsejadas e improvisadas.
Unas se llamaron de adultos, difundidas sin plan y sin sentido en todo el país, y sin consentimiento de las provincias, requisito esencial según la ley 4.874. Otras se llamaron de «nuevo tipo», que eran o las mismas de la ley, y entonces no podían ser nuevas, o eran contrarias o diversas de las que ella manda y entonces serían de enseñanza especial, que correspondía por consecuencia al Ministerio de Instrucción Pública.
Se crearon además en la Capital, institutos especiales, de Pedagogía y de Psicología, propios para introducir un confusionismo que es la peor lección que podía darse al país.
Quedaban mezclados los diversos órdenes de la enseñanza y el Consejo Nacional de Instrucción Primaria apareció así manejando establecimientos que abarcaban enseñanzas especiales, secundaria y hasta de tipo universitario.
En materia financiera baste decir que se decretaron gastos que excedían en 42 millones del presupuesto legal, realizados fuera de las normas esenciales para las inversiones de dinero público.
En materia administrativa se anuló la ley que regla el funcionamiento del gobierno colectivo del Consejo, que quedó entregado prácticamente en manos de su Presidente con facultades omnímodas.
Como dato expresivo de tal espíritu será suficiente el siguiente:
Autorizados por la ley 1.050 cargos de maestros especiales en las escuelas diurnas de la Capital, se nombraron 3.270, y en escuelas nocturnas en vez de 700 se llegó a 1.797.
__________
La vigencia de la ley de 1884 significaba la intervención de los Consejos Escolares y la elección de maestros dentro de las ternas propuestas por ellos.
Además, después de una campaña vigorosa, se implantó el escalafón del magisterio, impuesto por el progreso de la conciencia social, pues que significaba substraer la enseñanza del humor caprichoso de la política electoral.
Tal escalafón sancionado en 1928 y que en realidad nunca tuvo vigor, pues estorbaba las miras personalistas de lo que ha sido nuestra política, fue aplicado por primera vez y estrictamente desde el primer momento por el Consejo de Septiembre de 1930.
Y por primera vez también se aplicó la intervención de los Consejos Escolares en la designación de maestros especiales, no obstante que la interpretación leal de la ley de 1884 no podía invocar razón alguna para haber excluido esos nombramientos del sistema de las ternas.
Es otro jalón de la acción del Consejo la creación de los Consejos Escolares en provincias. Hasta entonces, las escuelas de provincias (Ley N° 4.874), fueron colocadas «fuera de la ley» en el sentido de que eran extrañas a las conquistas civilizadas logradas por las escuelas de la Capital.
En ese sentido sancionó un escalafón para los maestros en provincias y se dio a los Consejos Escolares de provincias las mismas y más extensas facultades que a los de la Capital, homologando para las escuelas de la Ley número 4.874, las pragmáticas de la Ley N° 1.420.
También se ha llevado a las poblaciones de los Territorios los Consejos Escolares en la medida justificada por el desarrollo de ellas y de los medios sociales en que se desenvuelven.
Hay, pues, un plan de acción, desenvuelto. Se ha querido cumplir el anhelo de la ley, atrayendo hacia la escuela la colaboración de los vecindarios, que es, además, el pensamiento de los teóricos.
La obra escolar necesita, más que ninguna otra, la constante sujeción a normas precisas para que no se produzca la contradicción de sostener que en la escuela debe enseñarse disciplina, orden y cultivo de las ideas, en tanto que los maestros dan lecciones de desorden, de capricho, de injusticia y de desdén por las ideas.
__________
No se ha dejado seducir el Consejo por la tentación de hacer cosas nuevas, sino que se ha querido mejorar, corregir, ajustar las que existían, tarea más modesta, pero más fecunda. Nunca han faltado buenas ideas, pero sí la voluntad de ejecutarlas. Todo el problema es un problema de acción y de maduración.
En lo demás, se ha creído que el papel del Consejo era preparar el terreno para el gobierno regular que ha de sucedernos. Sin compromisos políticos electorales, se ha prescindido de todo interés para pensar solamente en el país.
Toda designación ha sido justificada por los antecedentes del candidato.
No se ha hecho ninguna directamente y cuando ha sido imprescindible, dentro de la ley siempre, se lo ha hecho con carácter interino.
Se ha mantenido enérgicamente el concepto de la neutralidad política de la escuela.
En medio de una terrible carestía, manteniéndose dentro del presupuesto legal, es decir, con 30 millones menos que lo invertido en 1930, se han creado muchas escuelas más y se ha llevado a las escuelas millones de niños más.
La aplicación de la ley de presupuesto, de la ley de educación y de la ley de contabilidad, produjo inevitables cesantías.
Estas hirieron muchos intereses y alborotaron a los damnificados, pero cuando se vio la razón y la justicia inflexible que presidió los nuevos nombramientos, los afectados se pacificaron.
Era el perjuicio de hoy pero el beneficio de mañana, el beneficio del país.
Nada calma como el ejemplo de la justicia.
Los errores cometidos no han sido del país, sino de sus gobernantes.
Entre las numerosas medidas destinadas a preparar el terreno para la obra de un gobierno regular y de un presupuesto más abundante, debe citarse la obra del Censo Escolar Nacional, realizado con la ayuda de todas las autoridades del país y levantado por los maestros de la República.
Era el antecedente indispensable para la futura acción escolar, desviada de sus rutas y ejercitada a tientas.
Conocemos ahora los datos esenciales: la cuantía del analfabetismo, su residencia localizada, y lo que es necesario saber, por mucho que nos duela: que hay más de medio millón de niños que no van a las escuelas.
Otra experiencia de gran interés ha producido el año de administración escolar desde Septiembre de 1930, y es que la tarea centuplicada por la reorganización total del vasto organismo ha sido cumplido no obstante la cesantía de 2.230 empleados administrativos.
__________
Entre los problemas que deben ser puestos en el tapete de la discusión para ser resueltos como cuestiones fundamentales para el régimen escolar, figura en primer término el de las relaciones de la Nación y las provincias, con respecto a la instrucción primaria en presencia de lo dispuesto por la Constitución y las exigencias culturales del país.
Las exigencias que el artículo 59 de la Constitución impone a las provincias no han podido ser cumplidas por éstas.
Salta, Jujuy, Tucumán, San Juan, Corrientes, Catamarca, La Rioja, tiene hoy menos escuelas que en 1910; otras como San Luis y Santiago del Estero, permanecen estacionarias en 20 años, y las demás no han hecho un esfuerzo proporcionado a su capacidad.
El siguiente cuadro muestra el porcentaje de las rentas que las provincias destinan a la instrucción primaria. (Corresponden a los presupuestos de 1930, a excepción de San Juan y Entre Ríos, que son de 1929).
                                   %
La Rioja                       12,00
Tucumán                      23,40
Santiago del Estero        16,90
Santa Fe                      21,90
Corrientes                     18,80
San Juan                       16,30
Entre Ríos                      27,50
San Luis                        16,10
Buenos Aires                  21,90
Córdoba                        14,20
Salta                             20,10
Jujuy                             10,70
Mendoza                       16,40
Catamarca                     15,50
Como se ve, pues, las provincias han considerado que la acción nacional las releva de la tarea, cuando no debió ser mirada sino como un apoyo para cumplir mejor la suya.
¿Cuál es la solución? ¿Cuál el porvenir deseable?
La Nación cometió un error al derogar prácticamente la ley de subvención de Sarmiento, o sea la entrega a las provincias de una suma en proporción de lo que la propia provincia invirtiera en escuelas.
Eso se convirtió después en subsidios fijos, sin relación con el presupuesto escolar de las provincias. Desapareció todo estímulo para que las provincias se preocuparan de las escuelas.
El subsidio escolar actual a las provincias es caprichoso, porque va desde $ 2,35 m/n. por cada niño que concurre a las escuelas de la provincia de Buenos Aires, hasta 18,70 por niño que concurre en Jujuy.
El actual Consejo Nacional de Educación ha hecho lo que ha sido posible; vincularse a la sociedad de cada provincia por intermedio de un Consejo Escolar en cada una de ellas.
El porvenir ha de ser lo que quiso Sarmiento; lo que hace Estados Unidos con la ley Smith Hughes, por ejemplo.
Que la Nación dé los fondos, las normas generales de inversión, que legisle sobre la designación de maestros y sobre programas, y que las provincias reciban y administren los fondos con sujeción a esas reglas, teniendo la Nación la facultad de suspender la subvención si no se cumplen sus disposiciones.
Eso será nacionalizar la enseñanza. Armonizar el interés de la Nación y de las provincias en provecho del bien más fundamental del país.
No puede objetarse la facultad de la Nación para someter a reglas el régimen escolar de las provincias. Es la facultad que la Constitución da al Congreso en el inciso 16 del artículo 67 y que ella ha ejercido al dictar la actual ley de educación.
Como se dijo al discutirse ésta, ella establece principios aplicables al país entero, como son los de la gratuidad y la obligatoriedad de la enseñanza. Con mayor razón podría hacerlo en este caso, en que serían condiciones a las que las provincias se someterían voluntariamente para poder usar de los subsidios.
El actual subsidio escolar de cuatro millones se convertiría entonces en 30 o 40 millones (incluyendo lo que la Nación invierte en las escuelas Lainez). Se distribuirla con el criterio de la ley de 1872, es decir, en proporción de lo invertido por las provincias.
Podría también consistir en una suma por cada niño que concurra a la escuela.
Sus resultados serían:
1° No dejar sin estímulo la acción de las provincias, al contrario de lo que ocurre hoy, que se premia la indiferencia: se fundan más escuelas donde menos se preocupan de ellas;
2° Sería un estímulo para el federalismo, haciendo que las provincias gobiernen sus escuelas y les presten lo que la Nación no puede dar, o sea el celo de los vecindarios y el apoyo moral de los consejos escolares;
3° Terminaría el cesarismo actual del gobierno escolar primario, que se maneja desde Buenos Aires, con las consiguientes desventajas de escuelas distribuidas en todo el territorio.
Es condición fundamental de este programa establecer garantías de estabilidad y de sueldos para el magisterio. La Nación debe dar leyes para preservar a los maestros de los azotes que han sufrido: el capricho de los caudillos o de los políticos.
Respecto de la organización escolar interna debo referirme a dos temas de gran interés que a no ser la condición provisional del actual gobierno, el Consejo Nacional de Educación habría abordado.
El primero es administrativo y el segundo de técnica pedagógica.
He aquí el primero: la necesidad impostergable de subdividir los consejos escolares de la Capital.
Hace 47 años, cuando se sancionó la ley 1.420, la ciudad de Buenos Aires tenía 25.000 niños en sus escuelas y se crearon 14 consejos escolares.
Hoy tiene 20 consejos escolares y 250.000 niños. El número actual de consejos existía ya a principios del siglo.
Hoy hay consejos escolares que gobiernan la instrucción de tantos niños como el Consejo Nacional cuando fue creado.
En consecuencia, los consejos escolares actuales no son, no pueden ser los consejos de padres de familia que quiere la ley y que justifica su existencia y le da su sentido.
Espero que el actual Consejo deje planeada y sancionada la subdivisión de consejos escolares.
El segundo tema que reputo fundamental se refiere a la intervención del Consejo Nacional en las escuelas normales.
No es posible admitir que éstas se desarrollen sin conocimiento y participación del Consejo.
Y es así que las escuelas normales no imparten la instrucción adecuada a las necesidades de nuestras escuelas.
La ley 1.420 estableció previsoramente que el Consejo Nacional de Educación debía vigilar la enseñanza de las escuelas normales (artículo 75 e inciso 29 del artículo 57 de la ley 1.420).
Es necesario que la enseñanza de las escuelas normales se ajuste a las necesidades que el Consejo reconozca que deben ser llenadas.
En ese sentido el actual Consejo ha requerido del Ministerio de Instrucción Pública que se prepare a los maestros para que puedan enseñar las nociones de agricultura y ganadería para niños o de industria doméstica para niñas que la misma ley ha incluido en el mínimum de la enseñanza primaria (artículo 69 de la misma ley).
Así como se ha buscado con los Consejos Escolares de Provincias y territorios la preciosa colaboración privada, así también se ha estimulado las cooperativas escolares, devolviéndoles la libertad de que habían sido privadas e impulsando la constitución de nuevas.
Asimismo el Consejo ha secundado la iniciativa privada educativa, facilitando locales y otros auxilios.
Los fines de orden nacionalista y la preocupación de zonas desamparadas del país que significan las escuelas de fronteras han merecido preferente atención.
Se les ha dado un régimen especial, y creado algunas nuevas en fronteras del Norte donde se carecía de escuelas.
El Consejo se ha desenvuelto dentro de los términos estrechos del presupuesto legal, inferior en muchos millones al real de 1930. Se ha atendido pues, a las necesidades escolares y creadas nuevas escuelas con menos recursos. Pero se ha pensado también que debía expresarse en un proyecto de presupuesto para 1932 el alcance de las verdaderas necesidades a realizar en épocas de finanzas normales.
Dos temas fundamentales debe tratar el presupuesto:
1° La escala de sueldos para todo el magisterio;
2° La equiparación de sueldos de los maestros de Provincias con los de la Capital.
Como datos de indudable interés para apreciar lo que ha sido la administración escolar durante el gobierno depuesto, basta referirse a los nombramientos hechos fuera de presupuesto y a lo pagado por ese concepto.
En el personal administrativo habían 2.230 cargos fuera de presupuesto que importaban una erogación mensual de $ 527.737,50. En el personal de las escuelas de la Capital: 6.938 cargos fuera de presupuesto que significaban $ 1.511.308 moneda nacional mensuales de sueldos. En el personal de las escuelas comunes de Provincias y Territorios: 2.180 cargos fuera de presupuesto con $ 362.100 moneda nacional mensuales de sueldos. En el personal de las escuelas de nuevo tipo: 1.588 cargos fuera de presupuesto con pesos 347.964 moneda nacional mensuales en concepto de sueldos. En el personal de escuelas de adultos en Provincias y Territorios: 3.879 cargos con pesos 737.028 moneda nacional mensuales de sueldos. En el personal de «Institutos Varios»: 259 cargos con $ 60.560,50 moneda nacional de sueldos. En total, pues, se han hecho 17.074 nombramientos fuera de presupuesto, que han importado durante el año 1929 1930 una erogación de $ 42.560.376 moneda nacional en concepto de sueldos.
MINISTERIO DE GUERRA
En lo que respecta a este Departamento, se procedió a la rehabilitación institucional y depuración administrativa, dictándose a tal efecto, con fecha 18 de Septiembre de 1930 un Decreto con resoluciones sobre casos de evidente transgresión legal y reglamentaria, cometidos durante la administración depuesta y una amplia revisión de todas las actuaciones producidas en el período comprendido desde el 12 de Octubre de 1929 hasta el 6 de Septiembre de 1930.
El estudio de ambas resoluciones, demostró con claridad meridiana, que el Poder Ejecutivo anterior había conferido ascensos, había modificado el Escalafón General del Ejército, concediendo antigüedades, había alterado situaciones de revista, había reintegrado a las filas del Ejército a oficiales dados de baja o en situación de retiro, sin fundamentos legales que lo justificaran y contrariando las disposiciones establecidas por las leyes en vigencia. Por dicho motivo, y con los considerandos que cada caso requería, el actual gobierno ha dejado sin efecto tales concesiones, con lo que el Estado recupera aproximadamente la suma de pesos 2.358.000 moneda nacional.
La morosidad en los trámites y la falta de firma, sorprendió a la Secretaría de este Ministerio, con 1.888 expedientes sin trámite o a la espera de firma presidencial, con el consiguiente perjuicio para los interesados y la buena marcha de la administración.
Sin aumentar el personal ni habilitar oficinas especiales y sin descuidar el trámite de los normales asuntos en que ella interviene, fue atendida la enorme tarea de revisión de todos los expedientes y se dio curso a los encarpetados hasta el 6 de Septiembre; habiéndose cumplido con tan ardua labor, como lo demuestra el movimiento mensual de expedientes, que era de 1.800 antes del 6 de Septiembre y pasan de 3.000 durante el corriente año, estando al día en su funcionamiento.
Por otra parte, ha sido necesario poner en vigencia reglamentaciones dejadas sin efecto o suspendidas sin causa que justificara tan excepcional medida.
La aplicación de la ley 11.268, sancionada en 1923 que el Poder Ejecutivo anterior utilizó en forma irregular, apartándose de su letra y espíritu Y violando visiblemente la reglamentación dictada al respecto, dio margen a la revisión de un gran número de expedientes en que se acordaban beneficios al personal de jefes, oficiales y tropa en retiro y a los que se encontraban fuera de las instituciones armadas a raíz de las revoluciones de 1890, 1893 y 1905.
La comisión de tantas irregularidades que ya eran del dominio público antes de la revolución, y la concesión de determinados beneficios al personal, iba haciendo desaparecer la estabilidad de los actos decretados por gobiernos anteriores, puesto que las peticiones aumentaron en proporción directa con las resoluciones favorables recaídas en otros casos.
Sancionadas las leyes 11.412 y 11.471, no fueron reglamentadas por la administración depuesta, si bien se concedieron los beneficios que ellas acordaban, por lo que fueron iniciados los estudios para dictar las reglamentaciones respectivas, que ya se encuentran en vigencia.
Cabe consignar asimismo, como labor de este Ministerio la creación, organización y financiación de los Cuerpos de Gendarmería, cuya existencia no es real, por la indispensable economía con que es necesario proceder en los actuales momentos.
Por primera vez en el Ejército, el personal de Jefes y Oficiales en condiciones de ascensos, fue sometido a examen médico, para asegurar las condiciones físicas que deben reunir con respecto a las exigencias del servicio y soportar las fatigas inherentes a las funciones de su grado. Esta medida, proporcionará una oficialidad capaz de satisfacer, en todo momento, el máximo de las obligaciones que el Ejército tiene derecho a exigirle, y a la Sanidad Militar, el mayor acopio de observaciones que la experiencia ha de sugerir, para utilizarla oportunamente, en la reglamentación futura, definitiva de este reconocimiento.
Se dispuso también la «reorganización de la Inspección General del Ejército», a fin de asegurar la más absoluta unidad de dirección en todo lo referente a la preparación de la defensa nacional y, además, descargar al Estado Mayor General del Ejército de toda tarea ajena a dicha preparación y a la instrucción de los oficiales destinados a colaborar en las funciones del alto comando; dictándose la reglamentación relativa a las funciones del inspector general del ejército, que contempla en un solo decreto, las nuevas disposiciones y las antiguas que quedaron en vigor.
Se ha proyectado la creación de un «Colegio Nacional Militar», con carácter de internado, que facilitará la tarea de los padres de familia que deseen hacer seguir a sus hijos la carrera militar o naval, o bien continuar más tarde estudios universitarios; a este fin se ha efectuado un minucioso estudio con los cálculos correspondientes a su habilitación y funcionamiento, encontrándose todo en vías ya de pronta realización.
Por intermedio de la Dirección General de Ingenieros, se ha continuado la construcción de cuarteles, hospitales militares, fábrica militar de aviones, lavaderos mecánicos, bases aéreas y reparación de cuarteles y edificios militares existentes, obras éstas que estaban en su casi totalidad paralizadas.
a) Cuartel de infantería en la Capital;
b) Cuartel y escuela para tropa y servicio de comunicaciones;
c) Cuartel de infantería en Rosario;
d) Cuartel de infantería en Santa Fe;
e) Cuartel de infantería en Bahía Blanca;
f) Cuartel de infantería en Concepción del Uruguay;
g) Cuartel de caballería en Concordia;
h) Cuartel de caballería en Curuzú Cuatiá;
i) Hospital militar en Mendoza;
j) Hospital militar en Tucumán;
k) Hospital militar en Paraná;
l) Hospital militar en Córdoba;
m) Hospital militar en Salta;
n) Lavaderos mecánicos en la Capital Federal;
ñ) Lavaderos mecánicos en Campo de Mayo;
o) Base aérea en Los Tamarindos.
A tal efecto se confeccionó un plan de obras, basado en el saldo disponible a comprometer, de todos los créditos votados por el Honorable Congreso (cuyo arrastre lo permite y señala la llamada Ley Demarchi), que hiciera posible llevar a cabo las construcciones necesarias para el ejército y para las cuales le fueron acordadas.
Dicho plan no ha sido llenado en todas sus partes por las indispensables razones económicas con que ha debido proceder el Gobierno Provisional y por esta causa las obras a construir y reparaciones a efectuarse se limitaron a las impostergables e imprescindibles que reclaman la salud, atención y bienestar de los ciudadanos llamados al servicio militar.
También fue necesario remediar la difícil situación en que se encontraba la Dirección General de Administración, frente a los aprovisionamientos del ejército, ya con los contratos a vencer para abastecimiento de los cuerpos, ya por la falta de existencia en depósitos de artículos de vestuario y equipo, forrajes y víveres; agravada esta última circunstancia por la necesaria retención en las filas de la clase 1909, como medida de seguridad, y la incorporación de la clase 1910, a fin de que esta doble cantidad en los efectivos de tropas no carecieran de lo más indispensable.
El Instituto Geográfico Militar, a pesar de los precarios recursos que le tiene asignado el Presupuesto General de la Nación, ha llenado su cometido.
La misión del Instituto Geográfico Militar, no está limitada al servicio de los intereses del Ejército, sino que, por la índole de su trabajo, ella repercute de una manera directa e intensa sobre los vastos problemas de orden civil a que se ve abocada la Nación, principalmente, en cuanto se refiere a obras públicas, trazado de caminos, de ferrocarriles, obras de canalización y regadío y otras de naturaleza semejante, para los cuales las determinaciones geodésicas y los levantamientos topográficos constituyen el elemento básico.
Las exigencias cartográficas del Ejército han impuesto una dedicación especial a los trabajos geodésicos y topográficos en la región de Neuquén, al par que la provincia de Buenos Aires hacia sentir el mayor interés por la zona inundable de la cuenca del Salado y sus adyacentes y la provincia de Entre Ríos por el de sus tierras movedizas del Delta del Paraná; todas estas tareas se desarrollan normalmente y, una vez topografiadas dichas zonas han de permitir a tos respectivos gobiernos, atender con bases ciertas y seguras las importantes obras públicas que ellas reclaman.
Los talleres gráficos de este Instituto, además de cumplimentar debidamente las necesidades propias del Ejército, en el ramo de su especialidad, han satisfecho con espíritu de colaboración la impresión cartográfica de mapas para algunas de las provincias y un importante material de estudio remitido como canje a instituciones científicas extranjeras.
Es grato consignar, en esta oportunidad, que dicho Instituto ha contribuido, mediante la ejecución de trabajos realizados en el orden geodésico, a estrechar sus vinculaciones con los más importantes centros científicos de Europa y Norte América, que se dedican a tareas de índole similar.
En cuanto a la Dirección General de Arsenales de Guerra, se dispuso efectuar y se realizó una inspección general a todas las Unidades e Institutos del Ejército a fin de asegurarse el estado y el número total de los efectos provistos por esta Dirección General. Ello sirvió para demostrar que no falta armamento alguno y que su estado de conservación, en general, es bueno.
La Sanidad Militar perturbada en su marcha por la suspensión del reglamento de los Cuerpos Auxiliares, no tenía la suficiente garantía en la eficiencia de su personal; puesta nuevamente en vigencia la referida reglamentación, se ha asegurado un personal especialista y capacitado para llenar bien, tanto en paz como en guerra, su cometido.
En el Ejército, prácticamente no eran asistidos los enfermos de tuberculosis, por cuanto eran dados de baja tan pronto se les comprobada esta enfermedad por faltarles alojamiento en el Sanatorio de Santa María (Córdoba).
Hoy, habilitados por este Gobierno los dos pabellones allí existentes para el ejército y construidos en dicho Sanatorio ya en el año 1928, los que a pesar de haber transcurrido dos años y haber dispuesto de los recursos necesarios, la administración depuesta no había realizado gestión para su utilización, el Ejército no abandona de sus filas a los que necesitaren el tratamiento de dicha enfermedad, sino que, por el contrario, les prodiga la asistencia necesaria en el paraje adecuado a ese objeto.
En la Dirección de Remonta, habían sido reducidos los planteles en los distintos ha ras que dispone esta repartición, destruyéndose, en esta forma, la obra realizada anteriormente; durante el año, no se han omitido esfuerzos a fin de devolverle su normal y anterior funcionamiento.
La Auditoría General de Guerra y Marina, en su carácter de asesora del Poder Ejecutivo, y en cumplimiento de la misión especial que le encomendara el Decreto de Octubre 10 de 1930 procedió al estudio de todos los decretos y resoluciones dictadas durante la anterior administración, que a su juicio debían ser objeto de revisión, remitiéndose a las grandes reparticiones, a quienes corresponde entender, los antecedentes pertinentes a los efectos del caso.
La referencia precedente de los diversos y numerosos asuntos que han pasado a estudio de la Auditoría General de Guerra y Marina, a partir del 6 de Septiembre del año próximo pasado, pone en evidencia la tarea que ha sido necesario desarrollar en el último trimestre del año para cumplir con los propósitos del Gobierno Provisional, de hacer desaparecer las anormalidades cometidas durante la administración anterior, habiéndose despachado en ese lapso 1.737 dictámenes, que representan más o menos un 40 por ciento sobre el total de dictámenes producidos en el año 1930.
Dada la índole de las funciones que competen a la Auditoría General en su carácter de asesora a la vez del Ministerio de Marina, fue requerida en tal sentido su intervención en gran parte de los asuntos comprendidos en el Decreto de Septiembre 30 del año próximo pasado, dictado por intermedio del citado ministerio, con propósitos análogos a la de los decretos emanados del Ministerio de Guerra con fechas Septiembre 18 y Octubre 10 del mismo año, esto es, en ejecución de los propósitos del Gobierno Provisional de restablecer la normalidad institucional en las fuerzas armadas. Dentro de este concepto colaboró la repartición en el estudio de los ascensos y reincorporaciones concedidas a personal de la armada en cumplimiento de la ley 11.268; en la concesión de beneficios especiales, tales como ascensos, antigüedades, etcétera, y por últimos sobre la procedencia de los retiros acordados desde el 12 de Octubre de 1928 hasta el 6 de Septiembre de 1930.
A pesar del recargo en los servicios especiales de guardias y vigilancia que le han sido impuestos al ejército, a fin de garantizar al pueblo la tranquilidad necesaria para el desarrollo normal de todas sus actividades, la instrucción de los ciudadanos incorporados en sus filas, no ha sufrido entorpecimiento alguno.
El pueblo ha tenido, desde el 6 de Septiembre un sinnúmero de oportunidades para apreciar desde cerca el grado de preparación alcanzado V habrá podido comprobar que la instrucción impartida en los cuarteles ha permitido presentar al ejército con su impecable marcialidad y uniformidad, arrancando a su paso el aplauso aprobatorio, del que ha sido merecedor.
Su preparación para la guerra, en lo pertinente a los comandos, se ha desarrollado dentro de lo dispuesto en las «normas para la instrucción de jefes, oficiales y tropa del ejército», puestas en vigor por este gobierno.
Las exigencias de la ley 9.675 en lo que respecta a los tenientes primeros que no hayan ingresado a la Escuela Superior de Guerra, a fin de estar en condiciones para ser promovidos al grado de capitán, se ha llenado durante el corriente año, llamando a los interesados a su curso correspondiente.
La instrucción técnica de los oficiales, ha merecido especial atención de este Ministerio, el que considerando, que el curso superior y especial del Colegio Militar, con su plan de estudios no podía satisfacer las necesidades técnicas del ejército en todas sus armas, con la amplitud que las modernas exigencias lo requieren, ha creado y organizado la Escuela Superior Técnica para oficiales de todas las armas con nuevos planes de enseñanza adecuados.
Es digna de mención especial la labor desarrollada por todos los comandos, desde los superiores hasta los que ejercen los suboficiales dentro de la institución, labor que a pesar de las muchas exigencias impuestas por los servicios que se han llenado, demuestra el entusiasmo en el cumplimiento del deber y el convencimiento de que las obligaciones siempre se anteponen a las comodidades, lo que ha permitido llegar al mismo grado de instrucción y preparación como en una época normal.
La Aviación Militar. - Después de un período de casi dos años de estabilidad, en la marcha progresiva de esta poderosa arma, ha .reanudado sus actividades a fin de colocarse en armonía con el adelanto siempre creciente en al ciencia aeronáutica.
El funcionamiento de nuestra Fábrica Militar de Aviones, ha sido preocupación del Gobierno, a fin de obtener el fruto de la semilla plantada con ojo previsor, y sus gastos previstos en el Presupuesto de Guerra.
La Fábrica Militar de Aviones, representa una garantía de la defensa nacional, puesto que ella está dotada de personal y material que aseguran ya nuestra independencia desde el punto de vista industrial en la provisión de elementos aeronáuticos para el país; los grandes capitales que en aeronáutica es necesario invertir quedarán en el país, si se mantiene en funcionamiento la fábrica, la que en sus primeras producciones ha podido competir en precio con el material adquirido en Europa, y permite ocupar en sus talleres unos mil obreros, que van adquiriendo mayores conocimientos técnicos e industriales, a la vez que se resuelve, en parte, el serio y grave problema de la desocupación y Se evita tener que enviar al extranjero los dineros invertidos en esta especialidad.
Desde el mes de Octubre de 1930, hasta la fecha, la Fábrica Militar de Aviones ha construido:
30 aviones de escuela Avro Gaspar.
30 aviones de caza Dewoitine D. 21.
30 motores Lorraine Dietrich.
Ha transformado 11 máquinas Bristol y se encuentran en construcción 11 motores Lorraine Dietrich y 15 aviones de caza Dewoitine D. 27.
Con el objeto de dotar a la aviación militar del material indispensable para asegurar la enseñanza, el buen servicio, y en especial la vida del personal dedicarlo a las actividades aéreas, e impulsar la marcha de nuestra Fábrica Militar de Aviones; ha sido necesario adquirir:
A la casa Curtiss Wright Export Corporation, 10 motores «Wright» y la correspondiente licencia de fabricación;
A la casa A. V. Roe y Ca. de Londres, 15 aviones «Avro» 626, accesorios y repuestos; estos aviones «Avro», expuestos en la reciente Exposición Británica, significan un adelanto notable para la industria aeronáutica.
Esta adquisición es el primer paso para la obtención de la respectiva licencia de fabricación, con lo cual estará nuestra Fábrica Militar de Aviones, en condiciones de construir estos aviones.
A la casa Junkers, 7 aviones «Junkers» y repuestos; uno de ellos será destinado a ambulancia. Cuando la situación financiera lo permita será adquirida la licencia de estos aviones para su fabricación en el país.
Se está adquiriendo en Europa la materia prima necesaria para que nuestra Fábrica Militar de Aviones pueda iniciar la construcción de un nuevo tipo de avión de caza.
La actividad desarrollada por la aviación militar desde el 6 de Septiembre, hasta la fecha, puede traducirse numéricamente en más de 7.000 horas de vuelo, con un recorrido aproximado de 950.000 kilómetros.
Después de largas negociaciones será posible construir en el país, una Fábrica de Pólvoras y Explosivos, a la que se dará comienzo en breve.
Con ello, el Gobierno pretende independizarse así del extranjero, en un renglón tan importante, a la vez que dar trabajo a numerosos obreros argentinos.
Antes de cerrar el capítulo correspondiente a este Ministerio, es de recordar que por no haberse enviado el correspondiente mensaje al Honorable Senado, durante los años 1929 y 1930, no han habido ascensos en los grados superiores del Ejército, lo que ha venido a perjudicar a algunos excelentes camaradas que, por haber llegado al límite de edad fijado por la ley 9.675, debieron, en cumplimiento de dicha ley, ser pasados a la situación de retiro.
El Gobierno Provisional, en su deseo de respetar la Constitución y las leyes del país, resolvió esperar el funcionamiento del Honorable Senado, para recién enviar el correspondiente mensaje solicitando su acuerdo y poder conferir dichos ascensos.
También se está dando fin al estudio de una nueva ley de cuadros y ascensos que reemplazará a la 9.675, ya anticuada y que no llena las actuales necesidades del Ejército la que, una vez en funcionamiento el Honorable Senado, se someterá a su consideración.
En lo referente al presupuesto para 1931, debido a la anormal situación por que atraviesan las finanzas nacionales, este Ministerio, no obstante estar convencido de que una necesidad mayor es indispensable para el buen funcionamiento de los servicios a cargo del ejército, muchos de cuyos organismos deben ser reorganizados, dispuso la retención, revisión y modificación del proyecto, ajustándose a la más estricta economía, encuadrado así, en el deseo de contribuir eficazmente al reajuste económico-administrativo, dentro de las sumas acordadas en el año 1930.
En tal forma, las cantidades asignadas a cada organismo, han sido reducidas a lo indispensable y en muchos casos, sólo alcanzarán a cubrir los gastos de su sostenimiento sin permitir el desarrollo de sus funciones normales.
El inciso relativo al personal militar, comprende los efectivos reales de conformidad a las leyes y reglamentaciones en vigor y en consecuencia, de no llenarse las vacantes existentes en los grados superiores, arrojará superávit al finalizar el ejercicio.
Numéricamente expresado, comparando el proyecto de presupuesto para 1931 con los fondos acordados en 1930, vemos que sobre $ 80.169.182,99 moneda nacional acordados en 1930, se proyecta gastar en 1931, $ 83.624.351,77 moneda nacional, suma en la cual está comprendida la de $ 2.190.275,77 moneda nacional provenientes de la ley número 11.242 administrada anteriormente por la Comisión de Fomento del Caballo de Guerra y cuya administración se le confía a la Dirección de Remonta; pero debe tenerse en cuenta que se ingresan a rentas generales $ 3.514.115,77 moneda nacional, siendo el egreso real de $ 80.110.236 moneda nacional.
Si se considera que el sostenimiento bajo bandera de la clase 1909 que permaneció incorporada los dos primeros meses del corriente año y cuyo gasto aproximado es de $ 2.000.000 moneda nacional, se encuentra involucrado dentro del presupuesto de 1931, se podrá ver en realidad que la suma presupuestada para el corriente año, representa una verdadera y apreciable economía sobre el presupuesto que rigió en 1930.
MINISTERIO DE MARINA
Dirección General de Navegación y Comunicaciones
Trabajos hidrográficos:
Durante el año 1930-31, se mantuvieron afectados a trabajos hidrográficos los dos buques oceanográficos «San Juan» y «San Luis» y el Rastreador Minador «A 2».
Se publicaron nueve cartas marítimas, reimprimiéndose otras tantas. Además se imprimieron la tabla de Mareas año 1931 y la parte II del libro de Faros y Señales Marítimas.
Estaciones radiotelegráficas:
En cumplimiento del Decreto de 21 de Noviembre de 1928, se entregaron al Ministerio del Interior las estaciones «Comodoro Rivadavia» y «Punta Delgada», esperando hacer lo mismo en el resto del año con las de «San Julián», «Río Grande» y «Ushuaia». Terminadas dichas entregas, la Dirección General de Correos y Telégrafos quedará a cargo de todo el servicio público de la Patagonia.
Se ha continuado el plan de modernización del material radioeléctrico de la escuadra y estaciones costeras.
Aviación naval:
Fue montado todo el material de vuelo adquirido por la Ley 11.378. Las Escuelas de Aviación Naval y de Aprendices Aeronáuticos han funcionado en la forma preestablecida.
Se realizaron en total 6.311 vuelos con una duración de 3.848 horas y un consumo de 362.592 litros de nafta.
En estas tres Divisiones, que hasta ha poco formaron la Dirección General de Navegación y Comunicaciones, se calculan obtener los siguientes saldos para el Presupuesto del año:
Hidrografía            $ 146.767,54
Aviación Naval      $   78.528,31
Comunicaciones     $   35.115,80
o sea un total de    $ 260.410,65
Dirección General Administrativa
Como consecuencia de la estricta aplicación del Decreto de fecha 23 de Enero de 1931, en los primeros meses del Presupuesto sancionado para el corriente año, se ha introducido una economía que, en los sueldos, alcanza a 646.400 pesos moneda nacional y en las partidas de gastos 404.431 pesos moneda nacional, lo que hace un total, en siete meses, de 1.050.831 pesos moneda nacional.
Dirección General del Personal
Personal civil. - Se ha regularizado la situación de todo el personal civil de la Armada incorporando al Presupuesto los empleados que anteriormente figuraban como personal militar «no contratado».
Personal subalterno. - Por razones de economía, se ha evitado un gasto aproximado de 448.000 pesos en los ocho primeros meses del año, que hubiera correspondido disponer en caso de haberse llenado vacantes existentes.
En cumplimiento de lo resuelto por Decreto de fecha 30 de Septiembre de 1930, sobre 70 expedientes estudiados Se dejaron sin efecto los beneficios acordados a favor de 44 oficiales ascendidos y 12 reincorporados, todos ellos en situación de retiro.
Al personal subalterno Se le anularon 8 ascensos y 6 reincorporaciones. El desembolso ilegal por estas razones alcanzaba a 210.000 pesos moneda nacional.
Prefectura General Marítima
Durante el año 1930-1931 no se han registrado agitaciones obreras en la extensa jurisdicción de esta repartición.
El deseo de trabajar libremente o agremiados se ha hecho respetar sin excepción, reprimiéndose en forma enérgica a los perturbadores profesionales. Entre las disposiciones adoptadas para evitar dentro de lo posible la desocupación de personal, está la de mantener en operaciones portuarias un cincuenta por ciento de argentinos.
A fin de tener al día los servicios administrativos de la Prefectura y dar mayores atribuciones a las Subprefecturas de Zona, se proyectó y aprobó por Decreto de 20 de Marzo de este año, el nuevo reglamento orgánico de la repartición.
El número de contrabandos apresados durante el año fue en total de 127; el de sumarios por accidentes, siniestros marítimos y contravenciones, de 832, y las inspecciones realizadas a máquinas, calderas y motores, de 8.278; de radiotelegrafía 1.569 y de casco 2.215.
Lo recaudado en concepto de sellado es de $ 114.204, lo que implica, en nueve meses, un aumento de 14.000 pesos moneda nacional.
En cuanto al movimiento portuario total, en tres trimestres del año último, es de:
67.936.422,24 toneladas de registro, correspondiente a 118.104 buques, lo que implica un aumento de 4.426.078,65 toneladas sobre igual espacio de tiempo anterior.
Dirección General del Material
Economías en el Presupuesto han limitado la ejecución de varias obras proyectadas en Arsenales.
Han continuado los trabajos de reparación del Guardacostas «Pueyrredón» y algunos en el «San Martín». Se ha dado por terminada la modernización del explorador «Jujuy» y en breve ocurrirá lo propio con el «La Plata».
Como consecuencia del plan de economías, ingresaron a Rentas Generales los saldos de las partidas del Presupuesto del año 1930, costeándose con las del año 1931 la continuación de las obras iniciadas el año anterior.
A pesar de esa carga, que suma la cantidad de pesos 422.190 moneda nacional, se espera cerrar el ejercicio del año en curso sin déficit y no obstante el mayor gasto que implica la incorporación de los nuevos cruceros.
Secretaría del Ministerio
Con el objeto de proceder a un reajuste de los servicios navales que contemple, al mismo tiempo, la correlación racional entre el verdadero poder naval de la Nación y los servicios terrestres, se nombró una Comisión de Jefes, presidida por el Contralmirante Segundo R. Storni. Dicha comisión propondrá, paulatinamente, las reformas correspondientes al estudio efectuado.
Nombróse también otra Comisión para reglamentar las normas generales para el ascenso del personal civil del Ministerio, con cuyas conclusiones se espera dejar solucionado el asunto en cuestión.
En cumplimiento a compromisos derivados de la ley 11.378 y con cargo a los fondos adeudados por el Gobierno Francés, se giraron:
Libras 518.578, últimas cuotas correspondientes a los cruceros.
Libras 59.523.12, quinta cuota de Submarinos.
Libras 29.770,9, para gastos de conducción de los Cruceros.
Libras 56.125, quinta cuota de los torpedos Whitehead.
Total libras 663.997,1.
Finalmente, con el objeto de estudiar la conveniencia de entregar al Departamento de Obras Públicas los diques de carena y talleres navales de dársena Norte, intensificando las operaciones de la industria privada y acrecentando su producido, se nombró una comisión mixta de personal de ambos ministerios.
Dicha entrega permitiría a la armada el mejoramiento de los arsenales de Río Santiago y Puerto Belgrano.
MINISTERIO DE AGRICULTURA
Las anormales circunstancias en que se desenvuelve la economía mundial han asignado al Departamento de Agricultura una actuación de intensa labor en favor de la agricultura, del comercio y las industrias, pudiendo afirmarse, que en cualquier rincón de la República se ha sentido la actividad de ese Ministerio.
Los productos de la agricultura que en nuestro país son la mayor fuente de riqueza, depreciados también por diversas causas, han sido defendidos, amparando a la vez a sus productores por gestiones de créditos para los colonos.
Eficiente en este sentido ha sido la colaboración prestada por el Banco de la Nación Argentina, en el acuerdo de esos créditos en forma amplia, cómoda y a reducido interés.
En defensa del maíz se tomaron las providencias que fueron posibles, tales como la tramitación de gestiones a fin de facilitar su importación en otros países, rebajas de fletes ferroviarios, propaganda para su mayor consumo y muy especialmente la aplicación del crédito Pon la forma referida, convencido de la necesidad de busca! nuevas aplicaciones a este cereal.
Se ha estudiado y difundido asimismo las ventajas de su transformación y la posibilidad de aprovechar su empleo como carburante.
Ha sido encarado con criterio práctico la insta ración de elevadores de granos, que permitirá a los agricultores esperar la realización de las operaciones de negociación de sus cosechas. A fin de dotar al país de una red de ese complemento de la agricultura se trabaja activamente. También se ha intensificado [a organización y acrecentamiento en importancia de las cooperativas agrícolas, para dar a los colonos mayor posibilidad de bastarse asimismo, siendo en tal sentido la obra del Ministerio de Agricultura, proseguida con empeño.
Los elevadores construidos en el país alcanzan al número de cinco, con una capacidad total de 53.500 toneladas, comprendido el gran Elevador Terminal de Rosario.
La inscripción de Cooperativas en el Registro del Ministerio llega al número 50, que comparada con la cifra a que alcanzó en igual período anterior, acusa un porcentaje de 11 % en más.
El monto de los créditos acordados por el Banco de la Nación Argentina a las Sociedades Cooperativas, llega a la suma de $ 1.814.395, que da un promedio de 33,1 % más que el año anterior.
Las dependencias técnicas han asesorado a los agricultores sobre las semillas a utilizar en sus labores según las zonas.
La División Genética Vegetal intensificó los ensayos de nuevas variedades de trigo, linos y maíces, y trata de formar nuevos genetistas y experimentadores y reorganizar una red de estaciones, que dentro del régimen de economía más estricta permita obtener, en breve plazo, las informaciones decisivas para la orientación agrícola.
La División Genética ha intensificado los ensayos de nuevas variedades de trigo y la cifra de 102 experimentaciones realizadas con esos trigos por el Laboratorio de Molinería y Panificación da una idea de la labor realizada.
El Ministerio por su «División Tabaco», ha distribuido 162.130 gramos de semilla de pedigree, que bastan para transplantar 7.720 hectáreas o sea un 75 % de la superficie anual dedicada a ese cultivo.
Las Agronomías Regionales han efectuado en las distintas zonas del país 2.039 ensayos demostrativos respecto de diversos cultivos.
La producción de cereales de los años 1929-1930 y 1930-1931 puede establecerse comparativamente en el siguiente cuadro:
Total superficie sembrada: 12.778.000 hectáreas.
El 1° de Septiembre, conocidas las cifras de la exportación hasta el 31 de Agosto, podrán formularse los saldos exportables de los principales productos de la agricultura.
La sanidad de nuestras plantaciones frutales han merecido preferente atención de la policía vegetal. Se ha adoptado también una severa reglamentación para la importación de frutas frescas fijando la época en que se permite su introducción, para evitar una competencia ruinosa a nuestra producción frutícola.
La amenaza de la filoxera para los ricos viñedos de San Juan y Mendoza motivó medidas que a ese respecto se adoptaron para defender esas plantaciones; y la producción vinícola tiene un eficaz asesor en la Comisión designada a ese efecto.
El propósito de conseguir la presentación mejor de nuestra producción de granos y su clasificación, ha decidido al Ministerio a designar una Comisión encargada de proyectar la formación de tipo standards de la producción argentina
A las Bolsas de Cereales y Mercado a Término ha comenzado a concurrir un delegado del Ministerio, quien en sus reuniones controla la fijación de precios e interviene en la solución de las dificultades que se pueden producir en las transacciones efectuadas.
Misiones, Formosa y Chaco han preocupado su atención con las dificultades que significará para nuestras industrias yerbatera y maderera la competencia del exterior, habiéndose adoptado medidas en defensa de los capitales y obreros relacionados con ellas.
Respecto a la yerba mate, después de un prolijo estudio se ha determinado la cantidad a importarse de ese producto y se ha asignado equitativamente a cada firma introductora el cupo que le corresponde.
La industria azucarera ha recibido también el apoyo del Ministerio que propició y obtuvo la creación de la Comisión Nacional del Azúcar, organismo que en sus funciones es un eficaz asesor de esa industria y regulador de los precios.
La ganadería ha sido objeto de la continua acción de vigilancia sanitaria, conciliando las exigencias de ésta, en la medida que fue posible y en cuanto se refiere a las haciendas del país, con las necesidades de los ganaderos de ciertas zonas como las de Salta, Corrientes y Entre Ríos.
En cuanto a las haciendas provenientes del exterior se ha prestado la atención debida a los intereses nacionales, dictándose las resoluciones del caso.
En esta rama se ha dispuesto la confección de un mapa zootécnico de la República, cuya importancia no es necesario recalcar.
En todas estas medidas se ha tenido en cuenta que la seguridad de una buena inspección sanitaria es lo que nos ha colocado en la ventajosa posición que nos encontramos entre los países exportadores de carne.
Los datos resultantes del Censo Ganadero Nacional, llevado a cabo de acuerdo a lo dispuesto por la Ley 11.563, permitirán a este Ministerio llevar su acción de asesoramiento y fomento a las zonas que correspondan.
Las compras de ganado efectuadas por los frigoríficos llegaron a:
2.258.764 cabezas de ganado bovino
5.223.938 cabezas de ganado ovino
   351.719 cabezas de ganado porcino
El importe total de esas compras fue de $ 350.071.880.
Para la industria lechera, con todos los productos de ella derivados, se trata de conseguir nuevos mercados en el exterior, buscando de acrecentar la exportación de manteca, a cuyo efecto se ha proyectado la reglamentación de su producción, inspección y análisis.
Otra actividad del Ministerio de Agricultura ha sido la intervención en los conflictos suscitados entre propietarios y arrendatarios, habiendo conseguido rebajas que llegaron al 30 % o más del arrendamiento; y en cuanto a los casos de desalojo de agricultores en mora de sus obligaciones obtuvo en repetidas oportunidades detener tan grave medida por medio de un avenimiento.
También se ha dado cumplimiento a la Ley 11.170 que fija su intervención en la celebración de contratos de arrendamientos agrícolas.
Ha proporcionado igualmente las necesarias informaciones estadísticas nacionales e internacionales, sirviendo con ellas a la orientación del mercado y buscando la justa graduación de los precios con el conocimiento de sus pronósticos de cosechas.
La situación de apremio económico que afecta a los territorios del Sur, determinó la creación de una Comisión para su estudio, la que actualmente se encuentra cumpliendo su función. Aquella situación determinó la rebaja del canon de arrendamiento para las tierras fiscales y la reducción del cobro de pastaje.
El Ministerio de Agricultura ha aconsejado del mismo modo reglamentaciones sobre las industrias y ha asesorado al Gobierno sobre la celebración de tratados de comercio con las demás naciones, dando especial cumplimiento a la Ley 11.275 que le encarga hacer efectivas sus disposiciones sobre identificación de mercaderías.
Por su Dirección General de Comercio e Industria vigila estrictamente el cumplimiento de la Ley 11.210, de represión de los trusts, habiendo llegado en determinadas circunstancias a solicitar la intervención de la justicia por infracciones comprobadas. En este Ministerio se originó el último decreto relativo a las medidas tendientes a combatir la acción del dumping, buscando con ello defender el desarrollo y acrecentamiento de nuestra producción seriamente amenazada por una concurrencia inaceptable.
En materia de minería la acción del Departamento no ha sido muy activa en razón de la restricción de los capitales, motivo que paraliza casi por completo las actividades de esta industria.
La mayor actividad registrada es la que se concreta en la explotación del petróleo, ya por la Dirección General de Yacimientos Petrolíferos Fiscales o por los particulares. Aquella repartición, administrada por un Consejo Directivo, cuenta actualmente con una Comisión asesora encargada del estudio de las perspectivas de la producción petrolera.
La explotación de este combustible, que fuera dificultada para el capital privado por el anterior Gobierno, con motivo de la probable sanción de la ley de petróleo, aprobada ya en la Cámara de Diputados, preocupa la atención de este Departamento por considerarla de gran importancia.
Por ello hace días se ha ordenado la preparación de un proyecto de reglamentación para la más racional explotación de sus yacimientos, ya sean líquidos o gaseosos, procurando la mayor seguridad de esta riqueza de nuestro subsuelo.
Por Acuerdo de Gobierno se ha conferido a la Dirección General de Yacimientos Petrolíferos Fiscales la representación del Poder Ejecutivo nacional para realizar exploraciones y explotaciones petrolíferas en todo el país.
Un decreto reciente aprueba un convenio celebrado por la mencionada repartición con las autoridades de la provincia de Salta sobre exploración y explotación petrolíferas en esa provincia.
Los Yacimientos Petrolíferos Fiscales han producido en sus diversos yacimientos 697.165 metros cúbicos, teniendo en explotación 1.155 pozos.
Las ventas de sus productos se registran en las siguientes cifras:
Nafta         190.004.988 litros
Kerosene    17.441.082 litros
Aeronafta      2.261.133 litros
Cuenta con 748 agencias instaladas en todo el país y 2.663 surtidores. Preocupado el Ministerio en obtener la producción agrícola a menor costo, ha propiciado ensayos de máquinas cosechadoras y ha gestionado de ni delegado en Estados Unidos el envío de datos sobre el costo de esa maquinaria en dicho país.
Trata de llegar a todo el país con sus conferencias científicas, su boletín y folletos, con trabajos de sus técnicos, su propaganda radiotelefónica y en lenguaje llano y accesible al colono, que lejos de la urbe, puede por esos diferentes medios hallarse en contacto con el Ministerio.
El fomento de la granja y su adaptación en el país de acuerdo con sus características es otro motivo de constante prédica del Ministerio y la Sección Fomento de la Granja, de su Secretaría Técnica, es una cátedra ambulante de este concepto de gobierno.
La colonización es otro asunto que ha demandado la designación de una Comisión que estudia la mejor forma de organizarla tanto en las tierras del Estado como en las particulares.
Se han adoptado diversas medidas equitativas con los pobladores de tierras fiscales y se ha vigilado el más estricto cumplimiento de las leyes pertinentes.
La Dirección General de Tierras ha medido y subdividido 51.977 hectáreas de tierra fiscal; se firmaron 830 títulos de propiedad; se formularon 331 contratos de arrendamiento por lotes pastoriles y se ha recaudado por distintos conceptos $ 4.817.650,08 m/n.
La grave situación económica por que se atraviesa ha provocado un decrecimiento en la demanda de trabajadores y ha impelido al Gobierno a tomar providencias que, indirectamente, han producido la disminución de la inmigración y la ha seleccionado, en el sentido de obtener que solamente ingresen a nuestro país familias agricultoras.
La orientación de todas esas familias La ha señalado La Dirección General de Inmigración en colaboración con el Departamento Nacional del Trabajo, la Oficina de Locación de Servicios de la Municipalidad de la Capital y la Dirección General de Tierras.
El presupuesto fijado para el año 1930 por la ley 11.577 para el Departamento de Agricultura era de $ 22.199.676 m/n., pero el monto real de las inversiones efectuadas fue de $ 28.036.436,47 m/n., cuyo importe se imputó a diversos Acuerdos, Leyes y Cuentas especiales.
El Presupuesto previsto por el Gobierno Provisional para el corriente año es de $ 21.426.600 m/n., incluyendo absolutamente todos los gastos a realizarse, es decir que en este solo Departamento se habrá practicado una economía de $ 6.609.836,47 m/n.
MINISTERIO DE OBRAS PÚBLICAS
Arquitectura
La necesidad de no exceder los recursos fijados, ha obligado a no iniciar ninguna obra arquitectónica nueva, y como consecuencia ha sido indispensable ajustar el plantel de personal procediendo a la eliminación de aquellos empleados u obreros que tuvieran malos antecedentes o careciesen de aptitudes para desempeñar sus cargos y oficios.
Estas medidas han determinado una economía de $ 2.205.240,68 moneda nacional si se comparan los gastos del 2° semestre de 1930 con los del primer semestre de 1931, la que se acentuará mucho más en el segundo semestre del corriente año en virtud de las últimas reducciones.
Para evitar las cesantías de obreros antiguos y meritorios se ha resuelto la adopción del doble turno.
La reducción que acusan las inversiones en las obras ejecutadas por administración en el interior de la República es de $ 2.470.325,56 moneda nacional, habiéndose no obstante dado término a muchas de ellas cuyos edificios han sido ya habilitados total o parcialmente, como la Escuela Normal N° 1 de Rosario, la Facultad de Ciencias de la Educación de Paraná (1° Sección), la Facultad de Agronomía de Corrientes, la Estación Sanitaria de Ojo de Agua, el Hospital de Añatuya, el monumento al General Güemes en Salta, etcétera.
Contrariamente a las economías señaladas en las obras por administración, no ha sido posible producir mayores alteraciones en las obras por contrato, los que se han respetado íntegramente, si bien el número de ellas es reducido comparado con las de ejecución administrativa.
Con respecto a las partidas consignadas en las Leyes de Presupuesto acordando subsidios para obras a instituciones particulares, en el período comprendido entre el 6 de Septiembre próximo pasado y el actual, ha habido un escaso movimiento debido a las restricciones impuestas por el decreto acuerdo de Octubre 30 de 1930, por el que se cancelaron todas las partidas correspondientes a los años 1929 y 1930 y se anularon las órdenes de pago ya emitidas por valor de $ 763.090,95 moneda nacional que no se habían hecho efectivas por la Tesorería General, lo que en total importa una economía de $ 30.290.406,92 moneda nacional, según se detalla seguidamente:
Año                  $ m/n.
1928….        53.913,72
1929…. 11.454.493,20
1930…. 18.782.000,00
Total…  30.290.406,92
No obstante las restricciones impuestas por el decreto aludido, en el mismo período se han tramitado 69 expedientes de entrega de subsidios por un valor de $ 5.366.205,52 moneda nacional, de los cuales el Gobierno Provisional sólo ha decretado órdenes de pago por un importe de $ 379.562,12 moneda nacional para atender obras de ineludible ejecución en virtud de contratos existentes aprobados, con cargo a las cuales se ha hecho efectiva solamente la suma de $ 228.562,12 moneda nacional.
Asimismo durante el período comprendido entre el 6 de Septiembre de 1930 al 6 de Septiembre de 1931 se han estudiado y elevado 21 proyectos y anteproyectos de obras, destacándose entre ellos algunos de gran importancia.
Caminos
Una de las más preferentes preocupaciones del Gobierno Provisional ha sido la de mejorar las condiciones de tránsito de los caminos del país, para lo cual se inició de inmediato la construcción de diversas carreteras afirmadas y la preparación de los elementos esenciales para sistematizar todo el patrimonio vial de la Nación.
Como las rentas generales de la República se encontraban seriamente afectadas por la crisis económica mundial y se imponía indefectiblemente la reducción de los gastos de la Administración para hacer frente con éxito a la situación financiera interna, se tuvo que buscar otros procedimientos para poder llevar a cabo un plan caminero de importancia, que al par que satisfaciera las exigencias apremiantes de la movilización de las mercaderías y de las personas, contribuyera a mitigar en lo posible, el problema inquietante de la desocupación obrera.
Por eso se dictaron dos decretos: el del 19 de Diciembre de 1930 llamando a licitación pública para la construcción de las carreteras afirmadas de Buenos Aires a Rosario y Córdoba y a Bahía Blanca, las que Se abonarían con el producido del cobro de peaje, y el del 4 de Febrero de 1931 aprobando el convenio subscripto sobre los distribuidores de nafta y el Ministerio de Agricultura, que autorizó el cobro de un sobreprecio de dos centavos en la venta de aquel combustible, el que ingresa al tesoro nacional para ser destinado única y exclusivamente a la construcción de carreteras.
Una idea exacta de la trascendencia del mencionado convenio lo da el producido probable del sobreprecio de referencia, que se calcula que ascenderá, a fin del año en curso, a 15.000.000 de pesos.
Con esta suma y las que proporcionarán las rentas generales y la ley 5.315, estará habilitado el gobierno para ejecutar, durante el transcurso del corriente año, una serie de obras camineras que al reducir sensiblemente el costo actual de los transportes, han de contribuir poderosamente a beneficiar la producción nacional.
Desde el 6 de Septiembre hasta la fecha, no obstante haberse tenido que reducir el personal de 1.058 empleados a 742, o sea en un 29,8%, la obra realizada está representada por la ejecución de 417 caminos y 47 puentes, de los cuales se han terminado ya 214 con 4.700 kilómetros de longitud y 16 con una luz total de 1.005 metros, respectivamente, y la conservación de 256 caminos con 10.800 kilómetros de longitud y 142 puentes con una luz total de 10.580 metros, lo que ha demandado la inversión de 17.000.000 de pesos.
Esta suma está integrada casi totalmente por obras con imputación a las rentas generales y a los fondos de la ley 5.315, por cuanto las carreteras que se atienden con los recursos proporcionados por el sobreprecio a la nafta, son de reciente iniciación.
La verdadera y efectiva labor desarrollada por el Gobierno Provisional en materia caminera está trasuntada en los numerosos decretos dictados para la construcción de carreteras, la mayoría a afirmarse de inmediato y algunas en un futuro próximo, para lo cual Se ha dispuesto la realización de los movimientos de tierra y obras de arte.
Esos decretos, excluidos los del llamado a concurso de propuestas para construir las carreteras de Buenos Aires a Córdoba y Bahía Blanca, licitación que se dejó sin efecto por no ajustarse los concurrentes a las condiciones estipuladas ni convenir a los intereses generales, y el que aprobara el convenio con los distribuidores de la nafta, a que ya se ha hecho referencia, han sido originados para disponer: la ejecución de los trabajos de las carreteras afirmadas de esta Capital a Olivos, con calzada de 18 metros de ancho; de Campo de Mayo a San Fernando y ramal a la Aeroposta; la contribución federal en la de Mendoza a Rivadavia; construcción de los movimientos de tierra y obras de arte de los caminos de Córdoba a Río Cuarto, de Merlo a Lobos y de San Fernando a Escobar; la licitación de la carretera afirmada de Pergamino al puerto de San Nicolás; la ampliación de las obras de la carretera de Rosario a Casilda; y el estudio de los caminos de Rosario a San Francisco y de Luján a Pergamino y la actualización del efectuado anteriormente entre Rosario y Córdoba.
La longitud total de esas carreteras, excluidas las en estudio, llega a 485 kilómetros, aunque por el momento tendrán calzada afirmada en un recorrido de 293 kilómetros.
El Poder Ejecutivo del Gobierno Provisional, para dar mayor impulso a la acción vial, que debe contemplar tanto las conveniencias económicas como sociales, ha creado por decreto del 19 del mes de Agosto próximo pasado, el Directorio Central de Consorcios Camineros, en el que estarán representadas aquellas instituciones nacionales ligadas estrechamente al mejoramiento caminero del país, y la Nación por el secretario general de la Comisión Nacional de Vialidad y el Directorio General de Puentes y Caminos, quien ejercerá su presidencia.
Dirección de Ferrocarriles
Fuera de la acción desplegada para obtener rebajas en las tarifas ferroviarias para el transporte de los cereales, a que ya me he referido al tratar sobre el Ministerio de Agricultura, se han obtenido también rebajas de tarifas aplicables a otros productos como ser leña y carbón de leña, lanares (Ferrocarriles del Estado), papas, almacenaje de cereales, etcétera.
En amplios estudios se ha considerado también la situación de competencia que cada día se deja sentir con mayor intensidad entre los diversos medios de transportes, como también otros problemas de interés general, entre los que puede mencionarse la inclusión en el Reglamento General de Ferrocarriles de una disposición que contempla el transporte de líquidos en vagón estanque; radiación de vagones de poca capacidad; implantación de boletos de recreo diarios en las secciones urbanas; tarifa para la desinfección de vagones de hacienda de acuerdo a las disposiciones del respectivo decreto; aplicación de las tarifas básicas ordinarias (carga y descarga) para consignaciones de 5.000 kilogramos; tarifas competitivas entre el Ferrocarril Central Córdoba y los camiones, etcétera.
Como consecuencia de la revisión de las cuentas pasadas por las empresas ferroviarias en concepto de transportes oficiales y expedientes varios, que alcanza a un número global de 12.000 con un importe de $ 5.220.000, Se han introducido rebajas que alcanzan a $ 330.000 moneda nacional.
Han quedado también terminados los planos parciales de los ramales industriales y líneas económicas construidas en el país, así como los planos de empalme e intercambio establecidos por las diferentes empresas.
Se ha determinado igualmente la capacidad del material rodante para el transporte de hacienda y por decreto de 13 de Octubre de 1930 se ha dispuesto que las empresas de los ferrocarriles Sud, Bahía Blanca y Noroeste, Entre Ríos y Trasandino Argentino habiliten al servicio para el 31 de Agosto del corriente año los vagones necesarios, con la capacidad indicada para cada una de ellas en metros cuadrados de piso, para ganado mayor y menor.
La calefacción en los trenes generales puede considerarse totalmente realizada en la fecha.
De acuerdo con las prescripciones de la ley 11.544 sobre jornada legal de trabajo y luego de una intensa labor para amoldarla a los servicios ferroviarios, dada la complejidad de éstos y las aspiraciones del personal representado por sus entidades gremiales, se dictó el decreto de 31 de Diciembre de 1930, que ha sido acatado por las partes, entrando a regir el 19 de Abril del corriente año.
Asimismo por decreto de 19 de Junio pasado se aprobó el escalafón de sueldos, ascensos, etcétera y reglamento interno para el personal de conducción de locomotoras y por el de 9 de Mayo pasado el correspondiente al personal de máquinas de Puerto Rosario.
Por decreto de 28 de Septiembre de 1930 se aprobó la inclusión del personal de ferrobarcos en el sistema ferroviario a que pertenecen de acuerdo a la Ley de Ferrocarriles, y por decretos de 31 de Marzo y 23 de Abril pasados se aprobó también el Reglamento General de licencias anuales para el personal ferroviario proporcionales a sus años de servicios.
La situación del personal que por su incapacidad física no puede desempeñar su puesto habitual ha sido considerada y resuelta por el Señor Ministro en 28 de Octubre de 1930.
Ferrocarriles del Estado
Los Ferrocarriles del Estado han sido la piedra de escándalo de la administración anterior.
Como consecuencia de la falta de un plan constructivo racional, sin los recursos elementales para afrontar las obligaciones emergentes de su realización, la Administración General de estos Ferrocarriles se ha encontrado ante el problema insoluble de construcciones en vía de ejecución cuyas desastrosas consecuencias no era posible limitar.
Ha debido, pues, activar la terminación de algunas líneas para entregarlas al servicio público e intensificar los transportes, y paralizar al mismo tiempo otras obras, rescindiendo contratos, pagando el valor de las tierras ocupadas y abonando los certificados en trámite, todo lo cual ha puesto de manifiesto la existencia de contratos concertados al margen de las leyes de Obras Públicas y de Contabilidad.
Un ejemplo nimio de la largueza con que se ha procedido en esta repartición lo constituye la concesión de pases libres que se distribuían irregularmente. Del 19 de Enero de 1930 al 30 de Junio del mismo año se habían otorgado 433 pases libres, 4 pases anuales y 25 pases provisionales, en tanto que del 19 de Enero al 30 de Junio de 1931 se han concedido 46 pases libres y 1 provisional, lo que hace un total de 462 contra 47.
Como consecuencia del estancamiento en el despacho del trámite ha sido necesario resolver desde el 9 de Octubre de 1930 hasta el 15 de Agosto pasado 81.379 expedientes, lo que se ha hecho con 210 empleados de menos en la Secretaría General y División Estadística, lográndose al mismo tiempo una economía de pesos 551.460 moneda nacional al año.
La deuda general establecida al 6 de Septiembre de 1930 alcanza a pesos 40.137.051,33 moneda nacional, que se ha documentado en parte en virtud de lo dispuesto por los decretos de 9 de Enero y 10 de Marzo pasado.
Fuera de ello la Administración comprobó la existencia de compromisos en trámite por $ 117.521.506,38 m/n., pudiendo anular sin indemnizaciones, gastos, ni trastornos, obligaciones por la cantidad de $ 48.143.884,98 m/n.
La Administración anterior, durante los últimos doce meses contó con la suma de $ 57.883.322,52 m/n., en concepto de producido de la explotación y con $ 60.151. 377,13 m/n., provenientes de fondos entregados por el Poder Ejecutivo, lo que hace un total de $ 118.034.699,67 m/n., que unido a la deuda mencionada de $ 40.137.051,33 m/n., eleva los gastos totales de un año a la fantástica cantidad de $ 158.171.751 m/n.
El principio elemental en materia de administración de que los gastos deben ser proporcionales al producido, tenía en la estación fluvial del Puerto de la Capital, por ejemplo, una aplicación sorprendente. Es sabido que el puerto atrae una corriente muy importante de cargas, y así en el primer semestre del año 1930 se recibió tráfico por la cantidad de $ 1.141.871,94 m/n., y se gastó en personal y manipuleo de azúcar y vino la suma de $ 391. 064,99 moneda nacional o sea el 34,2 % de los ingresos correspondientes a ese período. Esta comprobación alarmante dio lugar a que la Administración ordenara un control riguroso del azúcar depositada y pudiera descubrir que a pesar de haberse absorbido ese porcentaje en gastos, habían faltado 3.488 bolsas por un valor aproximado de $ 90.000 m/n.
Metodizado el sistema de trabajo en el Puerto se ha obtenido el siguiente resultado: mientras en el primer semestre de 1930 se invirtió en sueldos $ 333.724,80 m/n., en igual tiempo de este año se ha gastado $ 80.174 m/n., es decir que se ha economizado $ 253.550,80 m/n.
La reducción de los gastos correspondientes a las Divisiones de Construcciones, Estudios y Proyectos y Tierras y Cartografías asciende a la cantidad de $ 1.063.861,76, pues incluyendo la División Vías y Obras donde se han aumentado en $ 44.815 m/n., debido a la conservación de 1.502 kilómetros de vía incorporados a la red del Central Norte Argentino, se han gastado durante la actual administración $ 662.290,96 m/n., contra $ 1. 726.152,73 moneda nacional del año 1930.
El promedio mensual de economía en sueldos del Departamento Mecánico que tiene a su cargo el manejo de los talleres e instalaciones fijas, ha sido de $ 29.728,78 m/n., o sea una economía anual de $ 356.745,36 m/n., y la reducción total de gastos ha alcanzado a $ 807.142,44 m/n.
En lo que respecta a gastos por materiales, el promedio mensual de reducción es de $ 44.117,52 m/n., lo que representa el 17,1 % y en doce meses $ 529.410,24 m/n.
La labor constructiva en los Talleres se realiza, por otra parte, con personal nativo y utilizando en todo lo posible materia prima y elementos del país, lo que ha dado óptimo resultado, tanto en lo que se refiere a la buena terminación del trabajo como a la comodidad y eficiencia de los elementos construidos y aplicados en el servicio, aparte del reducido costo, si se lo compara con las adquisiciones hechas en el extranjero.
El servicio de aprovisionamiento funciona con la denominación de Servicios Auxiliares y ha realizado una excelente gestión obteniendo reducciones importantes en los gastos, mediante la utilización de las existencias en depósitos y buscando la forma de dar aplicación a todos los elementos adaptables de que puede económicamente disponer. Así entre las compras autorizadas hasta el 6 de Septiembre de 1930 y el importe de las órdenes de entrega emitidas ha evitado un gasto de $ 398.706,27 m/n.
Igualmente en lo que se refiere a la compra de durmientes la actual Administración ha anulado órdenes de entrega sobre el total autorizado desde el 11 de Noviembre de 1928 hasta el 6 de Septiembre de 1930 por valor de $ 3.015.520,10 m/n., y posteriormente sobre el saldo que quedó por valor de $ 4.858.799,20 m/n., de modo que sobre $ 13.233.507,06 m/n., autorizados con ese fin por el Gobierno depuesto, se han cumplido y se cumplirán compras solamente por valor de $ 5.359.187,76 m/n.
En el servicio sanitario y de accidentes se ha realizado una economía de $ 13.237,65 mensuales en concepto de sueldos y comparando el semestre de Enero a Septiembre de 1930 y de Octubre a Junio de 1931 se llega a $100.728,71 moneda nacional.
Además, en los gastos de hospitalización, análisis, radiografías y honorarios médicos se han economizado $ 26.134,30 m/n.
Todo esto se ha realizado obteniendo al mismo tiempo mejores condiciones sanitarias, como lo demuestra la estadística de enfermos hospitalizados y atendidos en la Capital Federal y en la línea, e implantando el servicio de ambulancias, que se iniciará en breve, para facilitar la atención de las Secciones Médicas.
Los datos consignados darán una idea aproximada del trabajo de reajuste administrativo que ha sido necesario realizar en los Ferrocarriles del Estado, pero la tarea no se ha limitado a ello sino que también puede ofrecer la Administración una obra constructiva en el año transcurrido, como es el haber librado al servicio público nuevos e importantes ramales, llamados a tener repercusión en las zonas favorecidas, tales como el de Embarcación, Las Lomitas (405 kilómetros), El Quebrachal-Avia Terai (363 kilómetros), Coll-Jáchal (180 kilómetros), Córdoba-La Puerta (120 kilómetros), Federal-Concordia (94 kilómetros) y vía enlace Crespo (7 kilómetros).
Además se han renovado vías y se han iniciado obras para colocación de balasto de piedra en alguna de ellas por exigirlo así el tráfico de locomotoras pesadas.
Ha preocupado igualmente a la administración el desarrollo del tráfico y para intensificarlo ha distribuido en los grandes centros que sirven las líneas del Estado, agentes comerciales que actúen a base de instrucciones precisas y convenientes para la conquista de un mayor volumen circulatorio de cargas y para el estímulo del transporte.
Como síntoma halagüeño del resultado de esa propaganda corresponde señalar que en seis meses se han aumentado 2.101 toneladas de vino destinadas al Puerto de la Capital y 8.687 toneladas de fruta procedentes de la provincia de San Juan.
Obras Sanitarias de la Nación
Los servicios a cargo de las Obras Sanitarias de la Nación en la Capital Federal y en las ciudades de provincias se han realizado normalmente, satisfaciéndose las necesidades de las respectivas poblaciones.
De las obras proyectadas para ampliar los servicios tanto en la Capital Federal como en las provincias, ha sido indispensable limitarse a proseguir las que se hallaban en curso de ejecución, postergando todas aquellas obras que, a pesar de ser requeridas con urgencia, no pueden emprenderse hasta que sea posible realizar los recursos para llevarlas a cabo.
Así, en la Capital Federal se ha continuado con las obras de ampliación de la provisión de agua y cloacas y con las de desagües pluviales, pero en forma limitada a lo estrictamente indispensable para mantener en el trabajo a los 4.000 obreros que en ellas se ocupan; fuera de la Capital trabajan más de 3.000 obreros en la prosecución de obras sanitarias en Avellaneda, en los pueblos ribereños hasta el Tigre, en Villa María (Córdoba), San Juan, Mendoza, Tucumán y Santa Fe; se han iniciado las de ampliación de Catamarca y se han terminado las de San Nicolás, Cañada de Gómez, Colonia Álvarez, Rosario de la Frontera, Tinogasta y Orán, habilitándoselas al servicio público.
La explotación de los servicios, tanto en la Capital como en las localidades del interior, ha continuado en condiciones satisfactorias, efectuándose la percepción de la renta con regularidad en todas ellas menos en tres o cuatro en las que por orden del gobierno depuesto y contrariando disposiciones legales se suspendió el cobro de los servicios, creando situaciones de hecho irregulares que se trata de normalizar dentro de los resortes administrativos.
Dirección General de Irrigación
Por intermedio de la Dirección General de Irrigación, se ha continuado administrando y haciendo los servicios de riego en 16 obras distintas, situadas en los territorios nacionales del Río Negro y Neuquén, en las provincias de San Luis, Catamarca, La Rioja, Jujuy y Salta, distribuyendo con orden y equidad el agua a 100.000 hectáreas, las que producen una recaudación aproximada de 940.000 pesos moneda nacional, con un gasto de aproximadamente 800.000 pesos moneda nacional.
Además de este trabajo de explotación de obras hidráulicas tan delicadas, dentro de normas y disposiciones modernas se ha continuado la ejecución de muchos trabajos algunos con bastante intensidad y otros con menor, a causa de la difícil situación económica del país.
En la provincia de Catamarca se ha terminado la construcción de la Usina Hidroeléctrica de Andalgalá, inaugurándose el servicio el 25 de Mayo último.
En la provincia de La Rioja se ha terminado el dique de embalse para las quintas y huertas que rodean la ciudad capital, finalizándose en estos momentos la red de cañerías de riego en la ciudad.
Se han terminado las obras de Vinchina y Villa Unión en el Oeste de la provincia, paralizándose por falta de fondos las de Jagüel, Villa Castelli, el dique de Malanzán, el dique de Anzulón y la usina hidroeléctrica de Sanagasta, la que se proseguirá apenas autorice fondos el Congreso futuro.
En la provincia de Tucumán se iniciarán las usinas hidroeléctricas para Amaicha y Colalao del Valle.
En Santiago del Estero se han paralizado momentáneamente las obras de defensa de la ciudad capital para ser proseguidas después, previa licitación pública con empresas particulares, pues la ejecución de obras por administración no es conveniente.
A fin de año estará concluido el proyecto de obras para el aprovechamiento integral de las aguas del río Dulce.
En la provincia de Salta han continuado con igual intensidad las obras de riego en el valle de Lerma y las de Chicoana, las que permitirán regar 15.000 hectáreas.
Se ha concluido la defensa en el río Arenales, y se han paralizado momentáneamente las obras de riego y embellecimiento de la ciudad capital.
En la provincia de Jujuy se han continuado las obras del dique de embalse Las Maderas y las usinas hidroeléctricas en Tilcara para dar luz y fuerza a los pueblos de la Quebrada de Humahuaca.
En la provincia de Córdoba se ha terminado el dique de embalse de Río Tercero, cuya capacidad y potencialidad de riego es la mayor que existe en Sudamérica.
Los estudios de aprovechamiento de Cruz del Eje se continúan con resultados algo desfavorables, pues las obras resultarán excesivamente caras.
El estudio del sistema de obras de avenamiento para la Zona Sur de la provincia de Córdoba es probable que termine a fin de año.
Para la construcción de estas obras será indispensable que el Honorable Congreso dicte una ley general de obras de desagüe.
En la provincia de San Juan se han paralizado las obras de riego en Valle Fértil, habiéndose reducido la intensidad del muro de defensa que se construye en el río San Juan.
A fin de año se terminará el levantamiento planialtimétrico de un gran embalse en ese río.
En la provincia de San Luis se han proseguido sin interrupción las obras de desagüe de Villa Mercedes, así como también los proyectos para dar agua potable y riego a Justo Daract y el embalse del río Durazno, habiéndose paralizado por falta de fondos las obras de la margen derecha del río Quinto en Villa Mercedes.
En la provincia de Mendoza están finalizándose los estudios en el Atuel y el Balado, habiéndose reducido mucho la intensidad de los trabajos que se desarrollan en el Cuadro Nacional.
La Nación no ha podido ayudar a las colonias que sirve el río Atuel en la construcción de desagüe, por falta absoluta de fondos.
En los territorios nacionales de Neuquén y del Río Negro, se ha trabajado con toda intensidad, tanto en el dique Neuquén y Lago Pellegrini como en la red de canales de riego del río Negro Superior.
Allí se distribuye agua a unas 55.000 hectáreas, habiéndose ampliado últimamente la red de canales de desagüe.
Las obras cuya construcción se había iniciado en Chimpay y Belisle y Choele Choel, se prosiguen lentamente, por las razones dadas anteriormente, no habiéndose podido iniciar las del Valle de Viedma, las de Conesa y Frías, la defensa de Conesa y las del valle del río Limay por falta absoluta de fondos.
En la provincia de Entre Ríos se terminará a fin de año el proyecto de riego para las quintas y naranjales de Concordia.
Navegación y Puertos
La Dirección General de Navegación y Puertos es una de las reparticiones en que fue menester una acción más intensa y cuidadosa de reajuste. Por una parte era una de aquellas en que había que reducir más personal por lo mismo que en ella se había inflado sin medida tanto el directivo como el obrero; y por otra había que tener en cuenta que esta dependencia tiene a su cargo la atención de varios de los servicios más vitales y de suyo permanentes que no es posible descuidar so pena de atentar contra una de las fuentes mayores de ingresos, vale decir, las entradas aduaneras.
Los fondos asignados a esta Dirección General disminuyeron en un 35,40 por ciento, o sea $ 16.649.488,62 lo que obligó a reducir el número de empleados y el de obreros.
A pesar de esta reducción se atendió normal y eficientemente los servicios de carácter permanente como el dragado y balizamiento en condiciones tales que fue posible a los barcos que sirven nuestro intercambio entrar a nuestros puertos y surcar sin inconvenientes por todos nuestros ríos y canales navegables.
La explotación portuaria, otro de los importantes servicios que esta Dirección General tiene a su cargo fue mejorada, dándole la importancia trascendental que él debe tener en nuestra economía en general y en la política portuaria en particular.
A pesar de la disminución sensible en el movimiento portuario la recaudación por concepto de tasas portuarias ha aumentado en $ 544.646,19 moneda nacional con relación al año anterior o sea un 15,82 por ciento; debiéndose llamar la atención de que la recaudación ha excedido a las liquidaciones en $ 182.524,58 curso legal que evidentemente correspondían a deudas atrasadas.
Dentro de la escasez de los recursos acordados, han podido reiniciarse los trabajos de reconstrucción y anclaje de los muelles de la Ribera Norte del Riachuelo y de la Dársena para inflamables del Puerto de la Capital, y proseguidos los del Puerto de Cabotaje en Campana, prolongación de la Avenida Costanera y antepuerto Sur (Dársena al Este de las obras y Astilleros del Río de la Plata), defensa de la Ribera del Río Tigre y acceso a la estación local del Ferrocarril Central Argentino, pavimentación del acceso Sur del puente transbordador «Nicolás Avellaneda» sobre el Riachuelo, construcción del tramo de defensa iniciado frente a Quilmes, etcétera.
Se han terminado los trabajos en los hangares y depósitos del segundo espigón del Puerto Nuevo de la Capital que inmediatamente fueron entregados para su explotación a la Aduana. Estas construcciones han aumentado en 76.300 metros cuadrados de la superficie cubierta disponible hasta entonces. Los edificios del tercer espigón se prosiguen con toda actividad y se espera terminarlos antes de fin de año. Los trabajos de dragado y relleno representados respectivamente por 411.675 metros cúbicos y 1.263.063 metros cúbicos han permitido tener expedito el canal al mismo tiempo que rellenar el tajamar de defensa de la costa. Se construyeron 3.000 metros lineales de vía férrea de trocha ancha en definitiva y 1.000 metros provisorios.
La labor desarrollada por el Gobierno Provisional ha sido importante y altamente beneficiosa para el Puerto de Rosario, y por consiguiente, para el comercio de la extensa zona a que alcanza su influencia. Hacían largos años, en efecto, que se habían paralizado la construcción de obras, el aumento de sus instalaciones y la renovación de su utilaje con evidentes perjuicios para el normal desenvolvimiento de sus instalaciones. Había igualmente transcurrido mucho tiempo sin darse solución a otros problemas que interesan de igual manera a la regular explotación del puerto y a su desenvolvimiento. Tanto los problemas relacionados con la modernización del mismo y aumento de su capacidad como los relativos a su mejor explotación y conservación han sido satisfactoriamente resueltos durante el transcurso de los últimos 12 meses.
Por Decretos de fecha 30 de Enero y 12 y 13 de Febrero del año en curso se autoriza la ejecución de obras nuevas.
Estas obras e instalaciones, cuyo importe total se eleva a la suma ele $ 2.274.297,06 oro sellado se hallan en la actualidad en vías de completa realización y quedarán terminadas dentro del plazo de dos años establecidos.
Por Decreto de fecha 13 de Abril del corriente año se han aprobado las bases presentadas por la Sociedad Concesionaria del Puerto Rosario, para la construcción de obras de ampliación del mismo, y se fija un plazo de 6 meses para establecer el contrato y proyecto respectivo.
A fin de dar término a las múltiples divergencias surgidas con la Sociedad Anónima del Puerto, suscitadas por la diferente interpretación de las cláusulas contractuales, entre las que figuran las cuentas relativas a la explotación que se hallan sin aprobación desde el año 1907, se ha designado un tribunal arbitral para dirimir la totalidad de las cuestiones pendientes.
Accediendo al pedido formulado por la Intendencia Municipal, Bolsa de Comercio, Sociedad Rural y otras instituciones de Rosario, se ha dispuesto destinar provisoriamente a la construcción de la Avenida Costanera de dicha Ciudad las sumas necesarias, que se tomarán de las utilidades correspondientes al Gobierno Nacional en la explotación del Puerto de Rosario.
En lo que se refiere al Puerto de Mar del Plata se ha reparado la escollera Sur invirtiéndose $ 710.166,19 moneda nacional. Además se conservó y reparó la plazoleta de la Dársena de Pescadores y se realizaron los trabajos de fijación de la playa de la escollera Sur, los caminos macadamizados, el camino al faro, la instalación de alumbrado, las vías férreas y se continuaron los trabajos del Muelle de Miramar.
Se ha continuado también la construcción de muelle de Quequén para petroleros y los atracaderos para descarga de piedra, procediéndose a los arreglos de los desperfectos ocasionados por los temporales de Junio y Septiembre y además se atendió a la construcción de los afirmados de la sección de ultramar, parrilla de vías en la zona de triaje y la fijación de médanos. El movimiento portuario ha recibido un incremento notable alcanzando a:
Cargas y entradas……    8.830 tns.
Cargas y salidas…….. 260.144 tns.
Total....................     268.974 tns.
Recaudación        $ 337.099,07 m/n.
En el Puerto Belgrano se ha continuado con las obras ya iniciadas de la reconstrucción de la escollera Oeste y defensa y relleno de la zona comprendida entre el muelle C y la escollera Este. Además, se efectuaron trabajos de dragado en la dársena, antepuerto y canal de entrada.
Se ha proseguido también con toda actividad la construcción del galpón fiscal, habiendo quedado completamente terminado en su primera mitad y muy adelantada la segunda. El movimiento portuario signe en aumento habiendo entrado en este año 64 buques que movieron en total 26.087 toneladas.
La Comisión de Estudios de Puertos en el Atlántico ha proseguido por su parte los trabajos de gabinete relativos a análisis armonioso, coeficientes de mareas, etcétera. Su principal actividad la ha dedicado a la navegación del río Negro entre Patagones y Choele-Choel, que movió en total 2.291 toneladas, percibiendo en concepto de fletes $ 23.967,76 moneda nacional.
Habiéndose suspendido la casi totalidad del personal obrero, ha sido relativamente poca la obra realizada en el Puerto Comodoro Rivadavia y ella consiste en el relleno de la zona de instalaciones portuarias con 16.000m3 y extracción de tierra de la cantera 11.700m3. Además se retiró el material de embarque de la dársena de servicio y se hicieron trabajos de reparación en la sección 12. Como un hecho auspicioso e interesante cabe señalar el primer atraque realizado en la escollera, que lo hizo el vapor «Nacional» que en total movió una carga de 418 toneladas.
Se han efectuado asimismo trabajos de reparación y conservación en los accesos a los puertos de San Nicolás, Ramallo, Baradero, San Pedro, Paraná, Villa Urquiza, Curtiembre, Brugo, Hernandarias, Victoria, Goya, Gualeguaychú, C. del Uruguay, Colón, Concordia y Yeruá.
También se han realizado obras diversas de conservación en los puertos de La Paz, Esquina, Victoria, Corrientes y Barranqueras.
En el Puerto de Diamante se continuó con el pilotaje del nuevo muelle de importación, sistematización de las playas y defensas en las II y H l Sección de exportación, obras de desagües varios y se prosiguió con los desmontes y formación de la calzada del camino a Stroebel.
Ha quedado así terminada la construcción de puente sobre el Arroyo Antoñico, que servirá para facilitar el acceso de Paraná a Bajada Grande.
Se han proseguido con intensidad las obras relativas al atracadero para Balsas Automóviles en Santa Fe, habiéndose terminado la construcción de los dientes del mismo.
En el puerto de Ramallo se han ejecutado las obras indispensables como para estabilizar lo realizado con anterioridad, ya que no es posible, por carencia de fondos, proseguirlas hasta su terminación.
Tuvieron principio de ejecución los trabajos para la construcción del puerto para los Ferrocarriles del Estado en La Paz y previos los estudios de perforaciones se inició la hinca de los pilotes para el muelle.
En Barranqueras se prosiguió con los movimientos de tierras necesarios para la formación de las playas y rellenos en los accesos continuándose el pilotaje de la II Sección del muelle principal. Igualmente se activó el macadamizado de la zona portuaria. Se terminó y habilitó el depósito Aduana «A».
A medida que lo permitieron los fondos asignados se continuó la construcción del camino de Puerto Ruiz a Gualeguay y la continuación de las obras del muelle de cemento armado en Puerto Ruiz.
En el puerto de Concepción del Uruguay se trabajó activamente en la ampliación a alto nivel, terminándose el tercer muelle planchada de la 19 sección levantándose gran parte del primer galpón de cemento armado.
Ha quedado casi concluida la macadamización de la Avenida de ribera General Urquiza.
Las obras de ampliación alto nivel para los Ferrocarriles del Estado en el puerto de Concordia se continuaron normalmente, habiéndose realizado la mayor parte de ella.
II
ORDEN PÚBLICO
Disuelto el Congreso Nacional, el Gobierno Provisional envió doce comisionados federales a las provincias de Buenos Aires, Catamarca, Córdoba, Corrientes, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Salta, San Juan, Santa Fe, Santiago del Estero y Tucumán, para proceder a la reorganización de sus poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial y de sus autoridades administrativas y municipales. Las intervenciones recibieron el mando de manos de los gobernadores militares que debieron hacerse cargo del gobierno de aquellas provincias que habían quedado acéfalas por la fuga de sus representantes legales apenas conocido el triunfo de la revolución en esta Capital.
Desde entonces desarrollan una labor intensa para colocar a esos Estados en condiciones materiales y electorales que permitan la vuelta a la normalidad, no obstante haber tenido que emplear casi todas sus energías en ordenar sus administraciones viciadas por los mismos delitos puestos de manifiesto en el orden nacional. Con el fin de coordinar la: acción gubernativa de las misiones federales en lo institucional, administrativo y económico, se realizó una conferencia de interventores los días 10, 11 y 12 de Diciembre de 1930.
Las provincias de Entre Ríos y San Luis mantienen su autonomía y colaboran patrióticamente en la tarea en que se encuentra empeñado el Gobierno Provisional.
La vigencia del estado de sitio, impuesta por las circunstancias, ha quedado plenamente justificada por los diversos conatos de conspiraciones tramadas por hombres vinculados a la administración depuesta, cuya falta de arraigo en la opinión pública es tan notoria como el fracaso que ha coronado todas esas intentonas.
Esta medida de excepción, a pesar del estado revolucionario, no ha afectado a los habitantes del país en el desarrollo de sus actividades. Los partidos políticos gozan del derecho de reunión, los ciudadanos pueden trasladarse de un punto a otro de la República sin ser molestados por autoridad alguna y la libertad de imprenta de la prensa representativa no ha sido lesionada porque el gobierno trata siempre de atemperar las consecuencias del uso de la facultad otorgada por el artículo 23 de la Constitución nacional.
El Gobierno Provisional, que no se ha propuesto en ningún momento ejercitar actos de fuerza ni vejaciones inútiles, ordenó procedimientos policiales tendientes a asegurar la paz y la tranquilidad públicas. Muchos detenidos políticos recuperaron su libertad, en cuanto resultó comprobada su inculpabilidad en los diversos sucesos producidos por personas interesadas en trabar las medidas tendientes a restablecer los poderes constitucionales.
__________
El inicuo motín del 20 de Julio fue reducido ante el simple anuncio de la marcha de tropas para sofocarlo. En Corrientes la disciplina y lealtad militares quedaron simbolizados en la actitud del teniente coronel don Lino H. Montiel, alevosamente asesinado por el jefe de la sublevación.
La provisión de todo lo necesario para realizar comicios libres en el territorio de la República, ha sido una preocupación constante del Gobierno Provisional. Pocos días después de su instalación, por Decreto de 14 de Octubre de 1930, se ordenó una nueva impresión de los registros electorales.
A fin de precisar las circunstancias de hecho que obligaron la disposición de medidas ulteriores, conviene señalar que este Decreto fue dictado previa consulta a los señores jueces federales que desempeñan las funciones de jueces de registro, quienes manifestaron unánimemente que creían en la exactitud y pureza de los padrones a su cargo. Los señores interventores en las provincias de Córdoba y Salta denunciaron, luego, maniobras efectuadas en los registros correspondientes a esos distritos y de las cuales se ocupó la conferencia de interventores.
Para influir artificiosamente en los escrutinios electorales, tanto en el orden nacional como en el provincial, por la adopción que hace la casi totalidad de las provincias del registro nacional, las mencionadas maniobras consistían en falsas denuncias de cambios de domicilio. Aquellos hechos pudieron realizarse por el no ejercicio en que siempre habían incurrido los partidos políticos del derecho de fiscalización que les acuerda el artículo 20 de la ley 11.386 de enrolamiento general.
El Gobierno Provisional, atento a lo dispuesto por la ley, que da una calificación más grave al falso cambio de domicilio, juzgó necesario fijar normas generales relacionadas con la admisión de tachas por falsos cambios de domicilio y por denuncia de falso domicilio en el acto del enrolamiento. De esta manera dejó asegurada la constante actualización de los registros cívicos dispuesta por la ley 11.387 que organizó los archivos electorales a base del enrolamiento general de los ciudadanos efectuados en 1927.
Terminada la impresión de los padrones nacionales, cediendo a las solicitaciones de los partidos políticos se convocó a elecciones de constitución de los poderes ordinarios en las Provincias de Buenos Aires, Córdoba, Corrientes y Santa Fe. Los intereses generales de la Nación quedaron subordinados a los intereses puramente locales en el veredicto de las urnas de la Provincia de Buenos Aires. Ante esa comprobación el Gobierno Provisional suspendió las elecciones convocadas en las otras provincias a fin de que el pueblo pudiera elegir sus autoridades en un ambiente de serenidad que permitiese a los ciudadanos emitir libremente su voto.
En el Decreto de convocatoria a elecciones de diputados y senadores nacionales, gobernadores y legisladores provinciales para el 8 de Noviembre próximo, quedó expresada en líneas generales la orientación que seguiría el Gobierno para llegar a la normalidad constitucional.
Por razones de economía en lugar de ordenar una nueva impresión del registro nacional de electores se ha ordenado la anticipación del período de depuración establecido por el artículo 13 de la ley 11.387 y la formación de listas suplementarias para actualizar con el movimiento de nuevos enrolados correspondiente al período de Enero a Febrero del año en curso, los padrones impresos en virtud de lo dispuesto por el ya citado Decreto de 14 de Octubre de 1930 y sus complementarios.
LA CUESTION UNIVERSITARIA
La enseñanza universitaria, desde algunos años atrás, ha sido profundamente perturbada por la influencia de sistemas políticos y sociales opuestos a los que informan nuestra civilización y nuestras instituciones y notoriamente contrarios a los fundamentos racionales que han determinado la creación y sostenimiento de las universidades del país.
Las casas de estudio dejan de ser establecimientos destinados exclusivamente al cultivo de las disciplinas científicas, cuando se da cabida en ellas a doctrinas filosóficas, ya sean el materialismo histórico, el romanticismo rusoniano o el comunismo ruso, que las apartan de la actividad intelectual en el sereno y ordenado examen de los fenómenos de la vida que constituyen la ciencia, para convertirlas en focos de proselitismo interesado y de pasiones violentas o bien para servir intereses electoralistas de un partido en contra de los generales de la cultura y del orden social de la Nación.
Es del todo evidente, que las leyes orgánicas de las universidades han sido desviadas en su sentido y en sus claros propósitos por reglamentaciones arbitrarias, en nada autorizadas por la letra o el espíritu de aquéllas. Deformado el organismo, han resultado también deformadas sus actividades y de ahí que, tanto en su contextura como en sus movimientos, tonga la universidad argentina una característica original y anómala sin precedentes ni semejanza con el tipo de las universidades de ningún país civilizado del mundo.
La obra del Gobierno debe consistir, pues, en primer término, en restituir la lógica interpretación de las leyes vigentes mediante decretos reglamentarios, en coordinar las funciones de las universidades para hacerlas servir con más eficacia a los fines culturales, en utilizar para este objeto los mismos factores de cultura con que se ha enriquecido el país mediante el esfuerzo de las pasadas generaciones y en adecuar los fines de la universidad a las actuales necesidades sociales de la Nación.
Después de ejecutada esa obra de reglamentación, debe proyectarse la nueva ley orgánica de las universidades previo estudio de los antecedentes necesarios y con la colaboración de los especializados y experimentados en la materia.
Consecuente con los propósitos precedentemente enunciados, el Gobierno Provisional ha intervenido las casas de estudio que ha sido menester y ha procedido con la energía y severidad que las circunstancias exigieron.
Por fortuna, la vida de las Universidades argentinas, profundamente anarquizada hasta la Revolución de Septiembre, entra ahora paulatinamente en el cauce de disciplina y de dedicación exclusiva a su propia finalidad. Para lograr este resultado ha bastado poner en evidencia la acción interesada de unos pocos elementos perturbadores que explotaban los sentimientos generosos de los jóvenes estudiantes con fines ajenos en absoluto a la Universidad y especulaban al mismo tiempo con el retraimiento de una mayoría de alumnos reacios a convertir las aulas en escenarios electorales, Estos malos elementos han sido estimulados asimismo por unos pocos profesores que no tenían el concepto de su alta misión y que han querido mantenerse en sus cátedras halagando a los alumnos crónicos y a los agentes de la política estudiantil.
Felizmente, la convicción de que todo eso debe concluir se ha arraigado en el espíritu de los verdaderos estudiantes y de los maestros, sin perjuicio, como es lógico y respetable, de anhelar y bregar por una mejor orientación científica y cultural en lo que a la enseñanza universitaria se refiere y por el perfeccionamiento de la función docente, para lo cual la voz y las opiniones de los únicos y directamente interesados debe ser principalmente escuchada y tenida en cuenta.
III
REORGANIZACION INSTITUCIONAL
El reajuste administrativo, la consolidación de las finanzas y de nuestro crédito comprometidos, la regularización de las universidades y la depuración social obtenida por la eliminación de elementos nocivos para el orden público, han constituido solamente una parte de lo realizado en un año por el Gobierno Provisional.
Hemos cumplido también otro de los fines fundamentales de la Revolución, expuesto públicamente a los pocos días de tomar el Gobierno: preparar la reorganización institucional de la República mediante reformas constitucionales que eviten o dificulten los males de que hemos sido víctimas. El pueblo conoce el proyecto articulado de esas reformas, que sometí hace tiempo a su consideración, a las que agregaré la del artículo 86, inciso la, de la Constitución a fin de dar estabilidad a los empleados públicos que no deben ser las víctimas indefensas de las luchas partidarias, ni convertirse en el despojo que se reparte para aplacar la codicia del vencedor.
Las reformas proyectadas han sido materia de debate público; se las ha estudiado serenamente en la prensa y en la tribuna. Merecieron la aprobación general, al punto de que casi todos los partidos políticos han incorporado en sus plataformas la necesidad de resolver las cuestiones esenciales que trata el proyecto del Gobierno. Este será, lo espero, el resultado más perdurable de la Revolución la que, como lo he dicho reiteradamente, no fue hecha para reemplazar hombres ni substituir partidos en el poder, sino para salvar a la patria de los males que la destrozaban y procurar los medios de ampararla en el porvenir. Con la sanción de las reformas entraremos en la real normalidad, cerrándose así el ciclo revolucionario.
IV
LAS FUERZAS CIVICAS
El complemento necesario de la reconstitución institucional argentina es la existencia de grandes fuerzas cívicas que interpreten y encaucen a la opinión pública.
Desde el día siguiente de la revolución he recomendado la formación de partidos orgánicos que realicen la verdadera democracia, que es el gobierno de los más practicado por los mejores. Para no ser ahogados por la demagogia es menester que la voluntad de las masas sea traducida por órganos políticos regulados, en los que se elabore la selección indispensable para llevar a los más aptos a la dirección del Estado.
Desgraciadamente, por circunstancias múltiples, las agrupaciones adversarias al personalismo se encontraban desorganizadas en medio de la descomposición política reinante cuando estalló la revolución. No fue posible levantar de inmediato entre las ruinas las construcciones políticas anheladas.
Lo que se requiere para volver a la normalidad no son coaliciones electorales de emergencia entre elementos heterogéneos, sobre los que no es posible fundar un gobierno ni ejecutar una obra fecunda, sino fuerzas homogéneas con un programa de acción concreto y con candidatos que sean una garantía de orden, de paz y de progreso.
He intentado por todos los medios lícitos a mi alcance la formación de esas fuerzas, colocándome siempre por encima de los intereses banderizos y contemplando sólo los generales que responden al bienestar de la Nación.
En el decreto de 8 de Mayo he requerido la organización o reorganización de las agrupaciones para llegar a la solución patriótica deseada, en el de 24 de Julio hemos dado al país la seguridad de que en ningún caso volverán al palier los que fueron autores o cómplices de los delitos y abusos del régimen depuesto y que en acecho tramaban reconquistar el mando; en el de 4 de Agosto el gobierno ha establecido las bases para la organización y funcionamiento de las entidades políticas a fin de que el pueblo encuentre en ellas la garantía de que su voluntad no será defraudada. Y finalmente el 28 de Agosto he ampliado la convocatoria de elecciones fijada para el 8 de Noviembre incluyendo las de presidente y vicepresidente de la Nación, en vista de que ya están preparados los elementos para que los partidos puedan actuar en la gran contienda cívica dando al país las seguridades que reclama.
Tales son los hechos que marcan, con más elocuencia que los discursos, la línea recta y firme que ha seguido el Gobierno Provisional en la ímproba tarea de salvar a la República y reintegrarla a la legalidad y a su prestigio, entre los embates de la pasión y de la ambición política, las intrigas, las conspiraciones y los ataques de los que ansiaban asaltar el poder.
Conciudadanos!
Espero que será compensado el sacrificio que significó la Revolución para el pueblo que la acompañó con fervor, para el ejército y la marina que la hicieron con el más alto y desinteresado patriotismo, y para los que la dirigimos con la fe que anima a las jornadas libertadoras.
Exhorto a los ciudadanos para que, penetrados de que depende de su voluntad la suerte futura del país, la manifiesten en los comicios con la reflexión y la conciencia que debe inspirarles esta hora grave y decisiva en que pos menester afianzar la sana restauración comenzada el 6 de Septiembre.
Confío plenamente en el pueblo argentino, cuyas virtudes se han probado este año, tempestuoso y duro. La grandeza espiritual de los pueblos, como la de los hombres, se muestra en la adversidad y en el dolor. En las horas más críticas me he sentido profundamente confortado y estimulado con nuestro optimismo, vuestra fortaleza y vuestra adhesión tan espontánea como calurosa.
Confío también en que cuando el ambiente se haya serenado por completo y el arrebato ceda a la razón, las pasiones se habrán sosegado y la concordia, que es mi anhelo y que ennobleció nuestra tradición nacional, unirá fraternalmente a los argentinos.
He realizado todas mis promesas. He cumplido el solemne juramento que presté ante el pueblo. Si he debido ser enérgico, he procurado no ser arbitrario. Si me vi forzado a castigar por justicia, jamás lo hice por venganza. Ningún sentimiento ni interés menguado inspiró acto alguno de mi gobierno. He tratado de respetar las leyes; pero ante todo he mantenido el orden y la salud del pueblo. La calumnia no ha podido morderme, ni la injuria agraviarme.
La Revolución terminará su obra con la dignidad y el honor que ella debe a la Patria y a la Historia.
6 de Septiembre de 1931.
JOSE F. URIBURU
Presidente del Gobierno Provisional

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada