diciembre 08, 2011

CELAC: Discurso de Rafael Correa, Presidente de Ecuador, en el plenario de apertura de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, 2011 -Texto transcripto-

DISCURSO DEL PRESIDENTE DE ECUADOR, EN LA APERTURA DE LA III CUMBRE DE JEFES DE ESTADO Y DE GOBIERNO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (CELAC), CELEBRADA EN CARACAS, VENEZUELA
Rafael Correa
[2 de Diciembre de 2011]

Gracias Hugo, en primer lugar, un abrazo y el agradecimiento a ti y al pueblo venezolano por la organización de esta Cumbre, por el cariño con que siempre nos reciben, y en particular a ti, Hugo. Hablabas hoy día en tu discurso, del Sueño de nuestros Libertadores, que, o tenemos Patria Grande o no tenemos Patria... pues esa Patria te necesita. Así es que, cuídate, por favor. Todos esperamos que te recuperes muy pronto, totalmente, de tu problema de salud. Sabemos que vas a salir victorioso también de esta nueva batalla, como de otras tantas, ¡y a seguir luchando por esa Patria Grande! Que ya no es sólo un Sueño, es un proyecto vital, una necesidad de supervivencia.
Por ahí leí que eran 5 minutos de intervención, ustedes saben que eso es una utopía, es imposible, voy a tratar de ser lo más breve posible. En todo caso, los que me anteceden la palabra ya pusieron el mal ejemplo y eso alivia un poco mi conciencia; en todo caso, están comiendo, y muchos no van a hacer caso con el hambre acumulada que tienen a esta hora, pero trataremos de ser lo más breve posible.
Me quiero referir a dos temas puntuales. Aquí se ha hablado muchas cosas y todas son muy importantes... Integración; la necesidad de sacarnos ese estigma de ser la Región más desigual del mundo, sin ninguna justificación. Son cosas que no deberían dejarnos dormir tranquilos. El problema del crimen organizado, sobre todo el narcotráfico... un problema regional, y en consecuencia, hay que enfrentarlo con Estrategias Regionales.
Cuando llegaba un poco atrasado en la Plenaria, escuchaba a Juan Manuel Santos, Presidente de Colombia, decir que un carretero puede servir más que mil Cumbres de Integración. Nosotros siempre decimos, a nivel de Ecuador, al menos yo le digo a mi pueblo... pero vivir en la verdad, luchar contra la mentira, tal vez puede servir mucho más que los carreteros, y a eso me quiero referir el día de hoy. A dos temas puntuales, aterrizar muchísimo la discusión. Yo creo que es una metodología un poco más práctica, concretarnos en algunos temas por intervención. Y lo voy a abordar de una forma un poco no convencional, con el permiso de todos ustedes, presentando en su momento, un par de videos que no duran más de cinco, seis minutos.
En todo caso, como antecedentes, queridos amigos... cansado de más de cuatro años de una sistemática campaña de parte de cierta prensa ecuatoriana para destruir la reputación del Presidente de la República y desestabilizar al Gobierno Nacional, decidimos responder con la Ley en la mano, enjuiciando a un Medio de Comunicación por las mentiras vertidas... ¡y es impresionante lo que pasó! Ahora resulta que atentamos contra la Libertad de Expresión y los Derechos Humanos, y nos han llevado incluso, hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Washington.
Yo no soy corrupto, no soy dictador, creo que todos nosotros damos la vida por defender los Derechos Humanos. Y esos grupos, que frecuentemente apoyaron a las dictaduras que sí atentaban los Derechos Humanos, ahora nos llevan acusados de atentar a los Derechos Humanos, por la osadía de haberles puesto un juicio, de acuerdo con la ley, a un Medio de Comunicación. Pero veamos cuál es la realidad... Insisto, un pequeño video de tres minutos, que puede decir más que un millón de palabras... (Aquí, presentación de video...)
Si les pasara todas las barbaridades que a diario publica la prensa, durante estos casi cinco años de Gobierno, pues nos quedaríamos aquí todo un mes, pero esta es una muestra representativa, no exhaustiva de lo que hemos tenido que soportar día a día. Todas estas agresiones, mentiras, desinformación, amenazas, abiertas conspiraciones, son hechas en nombre de la libertad de expresión. Y al rechazarlas, somos nosotros los intolerantes, ante la crítica y opiniones de la prensa libre e independiente; los eufemismos, las mentiras, los lugares comunes, que a fuerza de repetirlos, creen que los van a convertir en verdad.
Lo que no dijeron, en el caso de El Universo, es que en el juicio, queridos amigos y amigas, se presentaron como prueba, más de 150 editoriales injuriosos. Que por eso, en los últimos años, se le cuadruplicó el sueldo al Director de Opinión, este señor que me acusa de asesino. Se le cuadriplicó el sueldo, para que nos insulte todos los días. Que por soberbia, ni siquiera fue el abogado defensor de El Universo a la audiencia judicial, desconocieron al Tribunal, y no fueron a la audiencia.
Y que siempre se dijo que toda acción judicial se detenía, si rectificaban la monstruosa mentira lanzada... “que el día en que casi pierdo la vida, yo fui el que ordené disparar, como un criminal de lesa humanidad, ante un hospital lleno de civiles”. Rectificación que además de ser un imperativo ético, en el Ecuador es un imperativo constitucional. Así lo ordena la Constitución de la República, ¡pero nunca lo hicieron!
Pero veamos qué es en realidad, como probablemente también en sus países, la prensa, entre comillas “libre e independiente”... (Aquí, presentación del segundo video...)
Pudiera agregar que muchos de estos Medios, sus propietarios, son empresas familiares, no son corporativas, el papá es el dueño, el hijo es el director, etc., se dedicaban al negocio de armas, practican la censura previa. Tenemos más de 50 periodistas separados de los Medios, por supuestamente simpatizar con el Gobierno. Es decir, jamás han practicado lo que predican. Todo esto nos refleja dos problemas básicos, que he querido, con el permiso y respeto hacia ustedes, traer a este Foro. El primero, la pertinencia del actual Sistema Interamericano y particularmente del Sistema de Derechos Humanos. Y el segundo, el problema planetario, porque no es sólo ecuatoriano, latinoamericano, es planetario, que constituye ese poder fáctico que son los medios privados de comunicación.
El primer problema... es claro que necesitamos un nuevo Sistema Interamericano. Es claro que necesitamos un nuevo Sistema Interamericano. La OEA, la Organización de Estados Americanos, ha sido históricamente capturada por los intereses y visiones norteamericanas; y sus sesgos y atavismos acumulados, la vuelven ineficiente y poco confiable para los Nuevos Tiempos que vive Nuestra América.
Un ejemplo fue la guerra de Las Malvinas, donde se incumplió el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, el TIAR. Esto debió ser suficiente para que la OEA desapareciera... ¡tremenda traición al Sistema Interamericano! Otro ejemplo, las décadas que Cuba estuvo expulsada de la OEA por presión, o excluida de la OEA por expresión norteamericana. Otro ejemplo, el propio criminal bloqueo contra Cuba, inaceptable en un verdadero Sistema Interamericano. Por último, cosas tal vez menos de fondo, pero yo creo que significativas, emblemáticas... ¿por qué tenemos que ir a discutir nuestros problemas a Washington? A mí como latinoamericano, esta situación realmente me rebela.
Pero el problema es aún más evidente, en cuestiones de Derechos Humanos en el Sistema Interamericano. La Sede de la Comisión de Derechos Humanos está en Washington, pese a que Washington y Estados Unidos no reconocen el Pacto de San José, la Convención de Derechos Humanos, y en consecuencia a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos... ¿se imaginan tremenda inconsecuencia, tremenda contradicción? Tenemos en Washington la Sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, cuando Estados Unidos no reconoce a esa Comisión, no ha firmado el Pacto de San José.
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, fue creada a finales de la década de los 60, para defender a los ciudadanos de las dictaduras y abusos del Estado. Y ahora, cuando estamos logrando liberar a nuestros Estados de los poderes fácticos que siempre los dominaron, como el Poder Informativo, son esos poderes fácticos los que nos acusan ante la Comisión. El problema del enfoque actual de Derechos Humanos en la Región, es creer que el Estado, es el único que puede abusar de estos Derechos. No se entiende, que al menos en Nuestra América, hay poderes fácticos que superan al propio Estado y atentan contra esos Derechos Humanos.
Por ejemplo, como veíamos en el video, el linchamiento mediático de jueces, la presión indecente a los jueces, al Sistema de Justicia, para que sentencien a favor de estos Medios; el abuso descarado del Poder Informativo para someter a los Gobiernos que no actúan en función de sus intereses. En definitiva, el intentar reemplazar el Estado de Derecho por el Estado de opinión donde el poder absoluto lo tienen los Medios de Comunicación. Ahora que nuestros Estados están manejados por Gobiernos Democráticos, se los trata de igual forma que los Estados dictatoriales, y paradójicamente, acusados por los grupos que siempre apoyaron a esas dictaduras y que siempre lucraron de esos Estados dictatoriales.
La única, en otro ejemplo de la distorsión, los sesgos que tiene el Sistema Interamericano y en particular el Sistema de Derechos Humanos, la única Relatoría Especial Permanente, la de la Libertad de Expresión... ¿supremacía sobre otros derechos, el derecho de niños y adolescentes, el derecho de personas con capacidades especiales, el derecho de las personas privadas de la libertad, avances civilizatorios...? ¿La sociedad nunca se había dado cuenta de lo importante que era la libertad de expresión, como lo entiende esta gente, a tal punto que hay que crear una Relatoría Especial para eso, o tan sólo otro avance, otro abuso del poder del gran capital detrás de los grandes Medios de Información y Comunicación?
Acabamos de descubrir, queridas amigas y amigos, me lo acaban de pasar vía Internet, que la fundación que nos denuncia ante la SIP, FUNDAMEDIOS, Fundación dirigida por los mismos medios, esa es la estrategia... Ya no nos pueden ganar en las urnas, no pueden ganarnos el debate, crean estas supuestas ONG independientes para que digan lo que ellos no pueden decir, como imparciales, como representantes de la sociedad civil, y son representantes tan sólo de los intereses de los grupos de poder. Ese es otro de los grandes peligros frente a los cuales tenemos que estar atentos, el “oenegecismo” y legitimar cualquier cosa, que se hace llamar ONG.
Pues esa ONG, que es dirigida por los propios Medios de Comunicación, son ellos mismos que se invitaron a Washington... acabamos de descubrir que es la socia, en Ecuador, con fondos de la Unión Europea, de la Relatoría de la Libertad de Expresión. Hacen negocios, hace seminarios, encuentros, etc. Nunca dijeron nada al respecto. ¿Qué independencia puede garantizar esta Relatoría? ¿Es esto honesto... no haber dicho tenemos compromiso con esta organización que los está denunciando? ¿Trabajamos con ella en Ecuador? ¿Es honesto? ¿Es protección de la Libertad o protección del capital, lo que están haciendo? Estamos luchando, queridos compañeros, contra un poder inmenso.
En otra contradicción, querido Hugo, la Relatoría es financiada por la Unión Europea y Estados Unidos, la primera... la Relatoría de la Libertad de Expresión. La primera ni siquiera es parte del Sistema Interamericano, la Unión Europea; y el segundo, como ya manifesté, es un país que no reconoce la Convención, y claramente busca reproducir instituciones anglosajonas sobre delitos de opinión y libertad de expresión en general.
Pero fíjense qué escandalosas son las cosas, que se nos han pasado por las tranqueras. Yo no sé cómo no se han detectado estas barbaridades anteriormente... Estados Unidos no reconoce a la Convención Interamericana de Derechos Humanos, pero financia la Relatoría de Libertad de Expresión para que controle a lo demás, no a ellos, y para que la Convención controle también al resto de América, no a ellos. ¿Se dan cuenta de lo que estamos hablando? ¿Cómo podemos tolerar estas cosas? Y la Comisión tiene Sede en Washington, ¡que no reconoce a la Comisión, no reconoce el Pacto de San José, no reconoce la Convención Interamericana de Derechos Humanos! ¿Hasta cuándo tanta burla?
Despenalizar la injuria, como en Estados Unidos, que es lo que pretende a toda costa la Comisión y la Relatoría... bueno, podemos discutirlo, jamás hemos estado cerrados al debate, pero no vamos a permitir imposiciones de nadie. Así como muchos sostienen como inaceptable la prisión por injurias, para nosotros, al menos Ecuador, es inaceptable la pena de muerte, rechazada incluso por la Convención Interamericana de Derechos Humanos.
Es claro que no existe un único conjunto de leyes para todo país. Esto me recuerda mucho a la larga y triste noche neoliberal, donde nos imponían, por medios de similares burocracias internacionales, sus instituciones y políticas financieras, que destruyeron a nuestra Región. Y el que no las aceptaba, irreflexiva e inmediatamente, era un cavernícola, retardatario, autoritario, dictador, cavernario, etc. Y en verdad, estas políticas destruyeron a nuestra Región, tan sólo reflejaban visiones, realidades, intereses de los países hegemónicos del gran capital, sobre todo el capital especulativo financiero. Y el tiempo ha demostrado que fueron un gran fracaso.
Más allá de que discutamos si se puede penalizar la injuria o no, en un Estado de Derecho se puede estar en desacuerdo con la Ley, lo que no se puede es incumplir la Ley, por importantes que se crean. Un mensaje, con todo cariño para la sociedad norteamericana, país donde viví 4 años, cuatro años muy felices de mi vida, junto a mi familia, un mensaje para la sociedad norteamericana... es un error analizar lo que está pasando en Nuestra América desde la realidad actual de los Estados Unidos. Mucho mejor marco analítico, es imaginarse aquel Estados Unidos peleando por los derechos civiles en la década de los 60, o incluso, por la misma liberación de los esclavos a finales del Siglo XIX. Y recuerden cuál fue el rol de la prensa sureña y la prensa esclavista en estos períodos históricos. Ahí comprenderán mejor lo que está pasando en América Latina.
Necesitamos un nuevo Sistema Interamericano, y aquí, la CELAC puede jugar un rol histórico, fenomenal, enorme. Y particularmente, un nuevo Sistema de Derechos Humanos, sin el sesgo norteamericano, donde supuestamente se puede insultar al Presidente, pero ustedes se van presos, si no alimentan a su perro. Y que parta de la base que, no solamente el Estado es el que puede atentar contra los Derechos Humanos, sino cualquier poder, entre ellos, el Poder informativo. Estamos liberando a los esclavos en América Latina, y como dice Ignacio Ramonet, Director de Le Monde Diplomatique: el mejor perro guardián del status quo, es la prensa.
El segundo punto que quería tratar el día de hoy en este Foro, ya lo he mencionado marginalmente... el gravísimo problema, el gravísimo problema planetario que constituye ese poder fáctico que son los Medios privados de Comunicación. Basta de engaños... al igual que en la colonia, cuando nos decían que criticar al Rey era criticar a Dios, y con ello nos mantenían en el coloniaje mental y espiritual, hoy nos dicen que cuestionar a los negocios dedicados a la Comunicación, es atentar contra la libertad de expresión. Esto es tan absurdo, como sostener que criticar al Presidente, es atentar contra la Democracia, pero a fuerza de repetirlo, creen que lo demuestran, creen que en la repetición está la demostración.
Debido a la información como negocio, y este es el problema básico de la comunicación actual, debido a la información como negocio, la libertad de expresión ha sido reducida a una supuesta libertad de prensa, que sin ética ni profesionalismo, ni adecuados controles sociales, se reduce a su vez, tan sólo a la libertad de empresa, la cual busca lucro o poder. Son ellos los que deciden qué callar, qué decirnos, cómo decírnoslo. De esta forma, la libertad de expresión no es otra cosa que la voluntad del dueño de la imprenta. La libertad para ellos, no para las grandes mayorías, que seguimos esclavos de lo que nos quieran decir o de lo que nos quieran callar.
Ejemplo de esto, en Venezuela, Hugo, durante el Golpe de Estado de abril de 2002, los Medios de Comunicación opositores mintieron, y dijeron que el Presidente Chávez había renunciado. Luego, cuando el pueblo venezolano lo restituyó en el Poder, esos mismos Medios transmitían dibujos animados... ¿Cómo podemos tolerar estas situaciones, en nombre de qué libertad?
Lo que está, queridos amigos y amigas, Pueblos de Latinoamérica, Pueblos del Mundo, lo que está en el centro del debate, no nos dejemos engañar, lo que está en el centro del debate, no es la libertad de expresión, la cual somos los primeros en defender, incluso dar la vida por la libertad de expresión, sino la contradicción ética y hasta técnica, de monopolios privados, proveyendo un bien público indispensable para la sociedad: la información, la comunicación; lo cual les otorga un Poder tan grande como ilegítimo.
Por temor a ese poder, lo políticamente correcto es decir, que prefiero los excesos de la libertad de expresión, al riesgo de impedirla. Falso dilema, que lo único que permite es que continuemos con este engaño social... la libertad de expresión reducida a la manipulación de unos cuantos monopolios privados.
No estamos contra la libertad de expresión, insisto, por la cual somos capaces de entregar la vida. Ni siquiera estamos contra los medios de comunicación. Estamos contra la mentira, estamos contra la falsedad, estamos contra esos negocios privados, no pocas veces corruptos, frecuentemente con claros conflictos de intereses, como lo hemos visto en los videos; que han lucrado de su poder informativo, y que cotidianamente secuestran la verdad, y pretenden secuestrar también hasta nuestras Democracias. Ya es hora, queridas amigas y amigos. Ya es hora Pueblos de mi América, de hacer algo al respecto. En todo caso, desde Ecuador, seguiremos enfrentando a ese ilegítimo y corrompido poder.
Muchas gracias.
RAFAEL CORREA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada