marzo 03, 2012

Discurso de David Cameron en la cumbre de la UE en Bruselas: "Hemos hecho lo correcto" (2011)

DISCURSO EN LA CUMBRE DE LA UE EN BRUSELAS
Hemos hecho lo correcto*
David Cameron
[9 de Diciembre de 2011]

Dije antes de llegar a Bruselas que si no podía lograr salvaguardas adecuadas para Gran Bretaña en un nuevo tratado europeo no daría mi acuerdo. Lo que está sobre la mesa no responde a los intereses británicos, así que no he aceptado el acuerdo.
Permítanme explicarlo porque esto es importante. Por supuesto, queremos que los países de la Eurozona se pongan de acuerdo y solucionen sus problemas. Pero solo permitiremos que eso suceda dentro de los tratados de la UE, y no si no hay protección adecuada para el mercado único, para otros intereses británicos claves.
Sin esas garantías, es mejor no tener un tratado dentro de un tratado, sino hacer que esos países tomen sus medidas por separado. Eso es lo que ahora va a suceder. Los intereses de Gran Bretaña en la Unión Europea: mantener abiertos los mercados, el libre comercio, la venta de nuestros productos y servicios con las reglas sobre las cuales tenemos una voz importante; todas esas cosas están protegidas. No cambian. Pero esta nueva ronda de integración y poderes especiales y claudicación de soberanía de los países europeos y otros que quieren ensamblarse al euro, serán continuados fuera del Tratado de la Unión Europea.
Nosotros no vamos a estar presentes en este nuevo tratado, concidiendo con nuestro Parlamento. Ni vamos involucrar a Gran Bretaña. Por supuesto, si bien siempre habrá peligro de acordar un tratado dentro de un tratado, también existen riesgos con otros saliendo y formando un tratado aparte; y debemos reconocerlo. Así que vamos a insistir en que las instituciones de la UE - el Tribunal, la Comisión - trabajen para los 27 países de la Unión Europea.
En efecto, el tratado establece esas instituciones, y este aún las ampara. Permítanme hacer una observación final - las decisiones tomadas aquí esta noche, todas derivan de una cosa: el hecho de que hay una moneda única en Europa - el euro. Gran Bretaña está fuera de ella, y permanecerá fuera de ella. Otros países están con ella y se ven obligados a hacer cambios radicales, incluso cediendo soberanía, para tratar de hacer que funcione.
La diferencia entre los de "adentro" y las de "afuera" - aquellos en el euro y los de fuera del euro, inevitablemente ha creado algunas tensiones dentro de la Unión Europea. Ahora bien, hay acuerdos en los tratados de la UE que permiten a los distintos países hacer cosas diferentes, pero éstas siempre han sido acompañadas de garantías adecuadas dentro de los tratados.
Cuando no pueden darse esas garantías en el tratado, es mejor que esto sea hecho mediante acuerdos intergubernamentales, fuera del tratado y fuera de las instituciones de la Unión Europea. Eso es lo que va a pasar, y eso es lo que está en los intereses nacionales de Gran Bretaña.
A los países que firman este tratado y los acuerdos que ellos han hecho esta noche, para coordinar sus presupuestos y asegurarse de que haya más vigilancia en lo que ellos hagan y la integración fiscal que necesitan, les deseamos lo mejor porque queremos que la zona del euro solucione sus problemas, para lograr la estabilidad y el crecimiento que toda Europa - Gran Bretaña incluida - necesitan.
Les deseamos lo mejor a este respecto y los acuerdos que han hecho esta noche, algunos de los cuales puede de hecho ayudarlos a hacerlo. Pero la pregunta clave para Gran Bretaña era: ¿permitiremos que esto ocurra dentro de los tratados de la Unión Europea si no se está satisfecho con las salvaguardas que se le dan? Yo no estaba preparado para aceptar este tratado, para llevarlo a mi Parlamento de esa manera, y es por eso que he rechazado hoy firmarlo. Es lo correcto para Gran Bretaña. Ha sido una decisión difícil pero la correcta.
DAVID CAMERON


Traducción libre: © www.constitucionweb.com
* Nota: Para entender lo ocurrido debe tenerse presente que en el UE existen dos grandes visiones del proyecto de integración comunitaria. “Por un lado –se ha dicho- [está] la posición federalista, que aspira a crear los Estados Unidos de Europa mediante la transferencia de poderes nacionales a las instituciones de Bruselas. Por otro lado [está] la posición intergubernamental, que defiende una posición más descentralizada y aspira a mantener a los gobiernos nacionales como encargados últimos de la toma de decisiones”. Y en esta última milita –mas bien- Inglaterra, la que se ha se ha mantenido fuera de la moneda única y del espacio Schengen aún siendo miembro de la UE.
David Cameron lo ha subrayado en una entrevista: “El Reino Unido sigue siendo un miembro importante de la Unión Europea y los eventos de la semana pasada no cambian este hecho en lo absoluto. Nuestra membresía en la UE es vital para nuestros intereses nacionales. Somos una nación comerciante y necesitamos el mercado único para nuestro comercio, inversión y empleos. … Yo creo en una Unión Europea con la flexibilidad de una red de trabajo y no la rigidez de un bloque. No somos parte de la zona Schengen, que tiene un acuerdo de no fronteras y tampoco deberíamos serlo. Esto porque es correcto usar nuestra ventaja geográfica al ser una isla para protegernos de la migración ilegal y el tráfico de armas y drogas. No usamos el Euro y mientras yo sea Primer Ministro jamás lo haremos”.
La cuestión es que en esa linea tradicional de la política del Inglaterra hacía la UE, el Primer Ministro buscó arreglos o excepciones que permitieran a cada estado miembro regular sus sectores financieros y que en su pais representan un aporte del 9% al PBI britanico. Y la decisión de no firmar los acuerdos de Bruselas, fue el temor que las restricciones que importaba llevaran a los fondos invertidos en ese sector se mudaran a los países emergentes como consecuencia de la crisis europea.
Francia y Alemania –diría un cable de Telam- llevaron a la cumbre de Bruselas una propuesta para institucionalizar las nuevas reglas anticrisis mediante una reforma del Tratado de la UE, pero el plan fue vetado por el primer ministro británico, David Cameron, por considerar que perjudicaba el sector financiero de su país.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada