marzo 01, 2012

Mensaje del Gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, en la apertura del período de sesiones ordinarias (2011)

MENSAJE
DEL
GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES
Daniel Scioli
EN LA APERTURA DEL 139° PERIODO DE SESIONES ORDINARIAS
EL 2 DE MARZO DE 2011

Señores legisladores:
Es un alto honor cumplir ante ustedes con el mandato constitucional de informar acerca del estado general de la administración provincial. Hoy transitaremos los logros y avances alcanzados juntos durante esta gestión de Gobierno, para seguir proyectando hacia el futuro nuestra Provincia desde una visión estratégica.2010 fue un año trascendente para nuestra historia. El Bicentenario nos motivó a reflexionar, recordar y respetar nuestras raíces, y a encarar el futuro con la misma confianza, determinación y esperanza con que lo hicieron nuestros próceres. Transitamos un período que será histórico, un período de grandes cambios económicos y sociales.
La actividad se recuperó. Hoy tenemos una Provincia ordenada, desendeudada, con su presupuesto aprobado, pujante en lo productivo e inclusiva en lo social. Rescatamos a miles de familias de la pobreza y la indigencia. Y lo más importante: Nuevamente empezaron las clases en tiempo y forma para 4 millones 700 mil chicos. Más de 20 mil escuelas están abiertas, 337 mil maestros frente a las aulas, y por segundo año consecutivo nos encaminamos a asegurar los 180 días del ciclo lectivo, un hecho pocas veces visto en los últimos tiempos. Como egresado de la escuela pública es para mí un gran orgullo haber alcanzado este objetivo.
Señores Legisladores:
En 2010 sufrimos una gran pérdida para el pueblo argentino. La pérdida de un líder, de un luchador, de un trabajador incansable. La pérdida de mi amigo y compañero. El presidente Néstor Kirchner. Nos dejó su obra, su compromiso con el pueblo y con la militancia. Nos dejó su voluntad y valentía. Nos dejó sus convicciones. El ejemplo de su entrega total a una causa. Y en especial el haber recreado en los jóvenes la vocación política y el interés por participar. El recuerdo de su figura nos alienta a transformar el dolor por su ausencia en más trabajo, para poder seguir dando cada vez más de nosotros, hasta que la transformación sea total y cambie la vida de todos para bien y para siempre.
Debo confesarles que siento un gran pesar por la ausencia, en este recinto, de mi compañero de mil batallas, de mi gran amigo, el vicegobernador Alberto Balestrini. Anoche viví un momento de gran emoción cuando tuve la oportunidad de visitarlo nuevamente y es conmovedor con las zapatillas puestas, encarando la rehabilitación, con el amo de su mujer María del Carmen y rodeado de sus sentimientos más entrañables, de todos sus familiares. Desde aquí rezamos a diario por su plena recuperación, esperanzados en su gran fortaleza espiritual, al igual que él, su gran corazón y la de toda su familia. Deseo contarles también la experiencia personal porque en todo este tiempo, mientras más dificultades atravesaba en el camino, Alberto más me demostraba su cercanía, su acompañamiento y su lealtad como gran peronista. Siento su impronta como hombre de diálogo y de consenso, respetuoso y respetado, siguen presentes en esta Casa de la Democracia.
Remarco y agradezco a los presidentes de ambas cámaras, así como a todos los bloques, por la labor responsable y democrática, más allá de las discrepancias, llevada adelante por este Poder Legislativo. Ustedes demostraron la capacidad de generar consensos, contribuyendo y no obstruyendo la acción de Gobierno. Muchas gracias.
La Provincia cuenta hoy con leyes que permitieron concretar profundas reformas en su economía. Ejemplos concretos de esto son: La administración de las finanzas, que dejó de ser un problema para la prestación de los servicios públicos y la actividad productiva. Los niveles de inversión social y en seguridad ciudadana nunca antes alcanzados. Un desendeudamiento sin precedentes respecto de los ingresos totales, pasando del 108 al 77%. Estamos saldando nuestra deuda interna con la sociedad porque los cimientos de un buen gobierno se construyen con más inversión y sin ajustes. El ingreso de los trabajadores del sector público aumentó, con la última paritaria, un 131% desde el comienzo de la gestión. El Instituto de Previsión Social duplicó la jubilación promedio. Nos ocupamos de los salarios y también de capacitar y optimizar los recursos humanos.
Agradezco a mis compañeros y compañeras de trabajo, los agentes públicos de la provincia de Buenos Aires, por sus servicios y el compromiso permanente que brindan. Juntos, alcanzamos estas conquistas y juntos nos seguiremos haciendo cargo de lo que falta. Nuestro trabajo tiene consecuencias que se ven reflejadas en múltiples niveles, por ejemplo en la recuperación de la confianza en nuestra provincia. De manera coordinada con el gobierno nacional, colocamos más de 1500 millones de dólares en los mercados financieros internacionales a tasas menores que otras importantes jurisdicciones durante el mismo período.
¿Para qué? Para financiar la agenda del crecimiento, la salud, la educación y la infraestructura social necesaria. Con este objetivo adherimos al Programa de Desendeudamiento de las Provincias Argentinas, un gran avance hacia el federalismo llevado adelante por el Gobierno Nacional. La creación de ARBA nos permitió ser la provincia con mayor participación de recursos propios en su total de ingresos: más del doble de autofinanciamiento que el promedio nacional del resto de las provincias. Esto habla a las claras de nuestro esfuerzo y también refleja una asignatura inconclusa de nuestra democracia: el debate pendiente por una nueva Ley de Coparticipación Federal de Impuestos que contribuya a recuperar puntos cedidos por la Provincia hace más de 20 años. La reforma tributaria provincial, aprobada unánimemente por esta Legislatura, avanza en un sistema progresivo y no regresivo, y refleja claramente la política de este gobierno de gravar más a quienes tienen mayor capacidad contributiva.
Hoy están exentos de pagar el impuesto inmobiliario urbano un millón de hogares que no podían afrontar este gasto. A su vez, la mejor recaudación tributaria impulsó el fortalecimiento, el crecimiento y las atribuciones de los municipios, acercando más recursos a los intendentes que son quienes tienen la responsabilidad más inmediata de dar soluciones a los vecinos. Así, al concluir esta gestión las transferencias de fondos a los gobiernos locales serán 182% mayores que en 2007. ¿Cómo lo estamos haciendo?
Con el Fondo para el Fortalecimiento de Recursos Municipales y el Fondo Solidario Provincial; Con el Fondo Federal Solidario que comparte el 30% de las transferencias nacionales para obras de infraestructura, sanitarias, educativas, hospitalarias, de vivienda y viales; Con el Fondo para el Fortalecimiento de los Servicios Municipales, que prioriza la atención de las necesidades básicas, Y con la decisión política de avanzar en la descentralización, que va en el sentido de fortalecer las autonomías municipales consagradas por la Constitución Nacional de 1994. La mayor muestra de federalismo es asegurar que los intendentes cuenten con los recursos necesarios para llevar adelante sus tareas.
Señores legisladores:
El ordenamiento integral, fiscal y financiero de la Provincia nos permite ahora mirar el futuro con otra perspectiva, vencer el corto plazo y avanzar en un rediseño con visión estratégica de cómo debe ser la Provincia en las próximas décadas. El Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2010 arrojó datos que son una fuente de información muy valiosa: casi 10 millones de habitantes viven en tan sólo 24 partidos del Conurbano. El 63,5% de la población de la Provincia se concentra en menos del 1% de nuestro territorio. Los resultados del Censo demandan impulsar un nuevo paradigma de Estado, para que las soluciones lleguen aún más rápido y logremos un mayor equilibrio entre las regiones.
Un Estado más eficiente y moderno, que acerque las instituciones a la ciudadanía y revierta la desigualdad social. Un Estado que fomente el potencial de cada región y refuerce las competencias de cada municipio. Proponemos la regionalización para asegurar un desarrollo pleno y armónico que permita la expansión de nuestro interior, corrija las asimetrías y contribuya a descomprimir las áreas más densamente pobladas. Promovemos la descentralización para acercar aún más la gestión a la gente y favorecer el control social a través del establecimiento de mecanismos de profundización democrática y participación ciudadana. En definitiva, impulsamos el cambio para que la grandeza y el potencial emprendedor de Buenos Aires se manifiesten en cada una de sus regiones y municipios.
¿Cómo influye esto en la vida cotidiana?
Permitiendo que millones de vecinos agilicen sus trámites previsionales, de salud y documentación, sin necesidad de venir hasta La Plata. Lo estamos concretando con delegaciones y centros de documentación rápida para acceder al DNI, nuevos centros de atención del IPS y del IOMA, nuevas oficinas del ministerio de Trabajo, y con la firma digital que, en consonancia con parámetros nacionales e internacionales de validación, permitirá este año que fiscalías y juzgados accedan a los antecedentes de manera on line, agilizando los procesos.
A partir de la ley de trámite único simplificado, estamos implementando un sistema que permitirá que los municipios sean los protagonistas principales de la habilitación de nuevas empresas. Gracias a ello, trámites que demoraban hasta 4 años, se reducen a un máximo de 4 meses. El acompañamiento de esta Legislatura es, nuevamente, vital para la Provincia. Como Gobierno, representamos un estilo en el que la construcción de consensos es, desde el inicio, nuestra insignia. Por eso trabajamos para acordar la regionalización con los gobiernos locales, tanto en el interior como en el área metropolitana. Con este espíritu, presentaremos, para su debate en esta Honorable Legislatura, el proyecto de Ley Marco de Regionalización y Descentralización de la Provincia.
Señores Legisladores:
De la mano de la educación, que es la clave del futuro, vienen las soluciones de fondo a todos los problemas. 2010 marcó un hito: fue el año en el que implementamos el nuevo sistema educativo nacido de la Ley de Educación Provincial y en el que superamos los días de clase obligatorios. Lo prometimos y lo cumplimos. Es para mí un orgullo que Buenos Aires siga siendo la provincia que más recursos destina a la educación. Hoy los maestros y maestras pueden seguir mejorando sus ingresos y su formación. Nuestro desafío es mejorar la calidad educativa y garantizar la movilidad social ascendente que supo forjar una clase media vigorosa e instruida, que valiera el reconocimiento de todo el continente.
Para lograrlo, no sólo aumentamos los salarios docentes y sostenemos una oferta gratuita de capacitación, también nos ocupamos, como nunca, de mejorar la infraestructura educativa. Desde el inicio de la gestión, inauguramos 220 edificios escolares, y en lo que va de 2011 creamos 44 jardines de infantes más, para seguir educando a los chicos desde los 3 años. En la escuela primaria y la secundaria consolidamos un sistema moderno, de 6 años por nivel. Nos estamos ocupando de bajar la repitencia y la deserción, y también de la agenda que impone la sociedad del conocimiento. Por ello, garantizamos la enseñanza del idioma extranjero desde cuarto grado en todas nuestras escuelas.
A través de una gestión integrada con el gobierno nacional, 100 mil alumnos secundarios recibieron su netbook y logramos que más de mil escuelas estén conectadas a Internet. Achicamos la brecha digital, implementando redes de WI-FI Social en los puntos neurálgicos de nuestros centros urbanos y de las zonas más remotas de la Provincia. Este año la mayoría de los municipios contarán con este servicio. En nuestra nueva generación de escuelas técnicas y agrarias formamos profesionales capaces de desempeñarse en pequeñas y grandes empresas y de actuar como agentes de desarrollo local y regional. La universidad provincial de Ezeiza, especializada en aeronáutica, y las cinco nacionales creadas durante la gestión, constituyen avances estratégicos porque permiten que los jóvenes que egresen de ellas apliquen los conocimientos adquiridos en sus propias regiones. El total de 22 casas de altos estudios públicas en nuestro territorio nos posiciona como una de las áreas más competitivas en términos de capital humano de toda América Latina.
Señores legisladores:
Argentina ingresa en su octavo año de crecimiento ininterrumpido. Buenos Aires asume el desafío y la responsabilidad de ser la locomotora más potente del desarrollo nacional. Nuestro punto de partida es inmejorable, porque durante 2010 crecieron todos nuestros sectores productivos: La industria automotriz creció un 39%. La de acero crudo, 28%. El turismo vivió una nueva temporada récord, con más de 8 millones 300 mil veraneantes en nuestra Costa Atlántica. Recibimos 18 proyectos de inversión de las principales cadenas de distribución y grandes superficies comerciales. Nuestros puertos incrementaron 36% los volúmenes operados.
Prometimos más Provincia en el mundo y más mundo en la Provincia. Cumplimos: Las exportaciones de nuestros productos primarios subieron 53% y las de origen industrial, 23%. Esta expansión permitió que en Buenos Aires se crearan miles de puestos de trabajo en 2010. Hoy contamos con los mejores indicadores laborales de los últimos 20 años: La desocupación descendió al 8,5%, y también disminuyó el empleo no registrado y redujimos drásticamente el trabajo infantil. Sabemos que falta, pero falta menos.
Señores Legisladores, éste es el momento de impulsar el proyecto de Ley para la creación del Consejo para el Desarrollo, la Producción y el Trabajo de la provincia de Buenos Aires. Su objetivo central es avanzar en una agenda para el crecimiento sustentable, con participación del Estado, de la industria, del campo, del comercio, de la construcción y de los trabajadores. La aplicación de esta Ley fomentará aspectos clave en nuestro proceso de regionalización y descentralización: el aumento de la productividad, el mejoramiento de la oferta de bienes y servicios y el reacomodamiento de la infraestructura al crecimiento y al equilibrio territorial.
Ustedes colaboraron en hacer realidad una política y un marco legal que alienta a nuestros empresarios a través de: La reforma tributaria, que eximió a más de 40 mil PYMES industriales del pago de impuesto a los ingresos brutos. Las leyes de promoción industrial, de iniciativa privada, de asociación público privada, del software y de jóvenes empresarios. La ampliación del FOGABA, que duplicó las garantías a PYMES para que vuelvan a ser sujetos de crédito, tal como lo habíamos prometido.
Estamos abriendo las puertas del financiamiento a las Pequeñas y Medianas Empresas. El Banco Provincia consolidó su misión prioritaria de financiar el desarrollo. Sus 420 sucursales permiten identificar los sectores de mayor dinamismo y potenciar la productividad de cada una de las regiones. En 2010 el Banco otorgó 10.500 millones de pesos en créditos, 41% más que en 2009. Asistió a 28 mil empresas, 5600 más que el año anterior. Concedió 11 mil microcréditos. Financió el consumo familiar con más de 300 mil préstamos personales. Dispuso, para 2011, más de 1000 millones de pesos en 10 mil préstamos hipotecarios. Dirigió un 46% más de fondos a los pequeños y medianos productores de nuestro campo. Y mantiene una presencia activa en Expoagro, inaguraremos mañana la nueva edición, la principal exposición a campo abierto de América Latina, que en 2010 regresó a nuestra provincia.
El crecimiento sustentable sólo es posible con instrumentos financieros modernos que estimulen los sectores productivos. Tomé la decisión de crear la Agencia de Inversiones de Buenos Aires, para contar con una herramienta que agilice la ejecución de los proyectos de inversión y financie las cadenas de valor. Esta Agencia de Inversiones apuntalará sectores productivos estratégicos para la Provincia, que a veces son afectados por la competencia desleal. Nos ocupamos de los puestos de trabajo del presente y del futuro. Desde la Comisión de Investigaciones Científicas transferimos cada vez más conocimientos e innovación a la producción, como lo hace nuestro programa BAFILM, a través del cual asistimos 700 producciones cinematográficas que multiplican nuestras industrias culturales.
Señoras y señores legisladores:
El Bicentenario añadió un nuevo impulso en el crecimiento que vienen protagonizando nuestros productores rurales. A la cosecha gruesa récord alcanzada en 2010, se sumó la recuperación del trigo, la ganadería y la lechería, entre otros sectores vitales que abastecen de alimentos a la Argentina y el mundo. El panorama es hoy aún más alentador ya que se suma un excelente nivel de precios. 2011 se perfila como un nuevo gran año para todos los sectores de nuestro campo. La demanda alimentaria global tiene sus ojos puestos en nuestro complejo agrícola ganadero industrial y las nuevas generaciones de productores se preparan para agregarle valor, intensificando los rendimientos, incorporando biotecnologías y generando empleos.
Los alentamos readecuando nuestras escuelas agrarias después de 30 años, y equipando nuestras 11 chacras experimentales con maquinaria y laboratorios. Ello se suma a la firme voluntad de nuestro gobierno de buscar la mejor forma de implementar acciones conjuntas con los representantes agropecuarios, los intendentes y el Estado nacional.
Fortalecimos el diálogo con las distintas mesas agrarias. El trigo duplicó su producción y la superficie sembrada se amplió un 16%.Continuamos anticipándonos a la aparición de la Tucura con un plan de capacitación y destinando fondos para su control en 24 distritos. En materia de agroquímicos, estamos diseñando, junto a todos los actores involucrados, un nuevo marco que regule su utilización. Los tamberos recuperaron su rentabilidad, gracias al incremento de la demanda de leche en polvo y descremada, y asistimos a los pequeños productores lácteos afectados por sequías. Respecto de la pesca, gracias a la cuotificación de la merluza por 15 años, dejamos de ser una provincia con pesca para posicionarnos definitivamente como una provincia pesquera. En cuanto a la ganadería, superamos las expectativas y su nivel óptimo de precios le está permitiendo empezar a competir en rentabilidad con cualquier otra actividad.
Propiciamos un aumento en la oferta de carnes: con el Plan Ganadero apuntamos al objetivo estratégico de elevar 10 puntos la eficiencia del sector de cara a los próximos 5 años, lo que significa tener 300 mil terneros más y 150 mil madres nuevas para beneficiar a 2300 productores. Seguimos fomentando el consumo de carnes alternativas, como la porcina y la avícola, por su efecto multiplicador sobre el empleo, y porque la diversificación productiva fortalece la sustentabilidad de nuestra estructura económica. El Plan Maestro del río Salado es fundamental para una cuenca clave de nuestra provincia, que abarca el 50% de nuestro territorio y en donde habitan un millón 300 mil personas. Gracias a la gestión integrada con la Nación y los municipios, avanzamos en esta histórica y trascendental obra, reclamada hace décadas.
Esta inversión nacional está permitiendo recuperar un área que comprende 17 millones de hectáreas productivas en el corazón de nuestra llanura pampeana, incrementando un 10% la producción de granos, un 8% la ganadera y 11% la láctea. Seguimos proyectando un interior pujante.
Señores legisladores:
Priorizamos las inversiones en obras públicas que favorecen la complementación entre zonas agroecológicas, distritos productivos, puertos, parques industriales, polos tecnológicos, universidades y escuelas técnicas. Ampliamos y diversificamos la matriz energética con un 40% más de generación, para asegurar la expansión sostenida del consumo y de la industria. Este año licitaremos la extensión de redes de media y alta tensión. La empresa provincial de gas BAGSA, en tres años logró brindar este servicio a 80 veces más beneficiarios que en toda su historia. Para nosotros no hay pueblos chicos, son todos importantes.
Llevamos adelante 2500 kilómetros de obras viales para poder sacar la producción a través de una moderna logística de transporte. Gracias a Provincia Leasing, 110 municipios están mejorando su maquinaria vial, indispensable para mejorar y mantener su infraestructura. Estamos integrando campo e industria proyectando sistemas multimodales que conecten el transporte automotor, ferroviario, portuario y aeroportuario para alentar las inversiones. Veremos nacer así nuevos complejos urbanos, parques industriales y polos de investigación científica.
Sector por sector. Región por región. Grandes transformaciones están saldando deudas históricas una por una.
Señores Legisladores:
La región Capital de la Provincia está siendo protagonista de un formidable período de dinamismo, motorizado por la sinergia entre el sector público y el privado. Días atrás, demostramos con un hecho concreto el enorme potencial de gestionar con criterio regional, y de que el Estado provincial sea el facilitador de la asociatividad entre municipios. Alcanzamos un acuerdo histórico para la disposición final de residuos en la región, gracias a la colaboración entre intendentes, concejos deliberantes, trabajadores, organizaciones ambientales y la Provincia.
Con decisión política y voluntad de diálogo, dimos cumplimiento al mandato de la Suprema Corte de Justicia, de cerrar el relleno sanitario de Ensenada. Seguimos una experiencia internacional exitosa en la región de Cataluña, y en 12 meses contaremos con una planta de la más moderna tecnología, que tratará y reciclará con menor impacto ambiental 700 toneladas diarias de residuos. Nos hicimos cargo de la basura, con un criterio moderno y sostenible.
Desde el gobierno provincial, asumí el desafío de proyectar la región Capital hacia el futuro. Estamos potenciando su infraestructura portuaria, su patrimonio histórico y arquitectónico, su diseño urbano y agricultura periurbana, y su intensa vida científica y académica. El puerto de La Plata ingresa en una nueva era en la que tendrá una capacidad logística anual de 1 millón y medio de contenedores, gracias a iniciativas privadas, promovidas por el Estado con leyes que ustedes sancionaron.
Acompañamos estas inversiones con grandes obras: La transformación del aeropuerto en una terminal de pasajeros y de carga internacional, esperada por más de 20 años. La autopista Presidente Perón que la Nación comenzó a construir días atrás, y que unirá el acceso Norte de la Panamericana y el Camino del Buen Ayre con la autopista Buenos Aires-La Plata, integrando 15 partidos del Conurbano. La nueva bajada de esta autopista hacia Ensenada y Berisso, que licitaremos en 2011. La iniciativa privada acordada con la Empresa Nacional de Aguas de Israel, país líder en el tratamiento de este recurso, para cubrir la demanda de 800 mil habitantes con una mejor presión y calidad del agua. Y la inauguración de la subestación La Plata, la obra energética de mayor magnitud en el área, que junto a la construcción que lleva adelante el Gobierno Nacional de la Central Termoeléctrica de Ensenada, asegurará el suministro eléctrico residencial, comercial e industrial en seis municipios.
Estas obras generan el marco de previsibilidad necesaria para nuevas inversiones como aquellas que llegarán con la creación de cuatro nuevos agrupamientos industriales en la región. Permitirán, a su vez, consolidar la recuperación de Astilleros Río Santiago, que solía ser sinónimo de conflicto y hoy constituye una fuente de prestigio para nuestra industria naval. Agradezco a sus trabajadores por el valioso aporte en una obra de ingeniería de vanguardia que enorgullece a toda la Argentina: el Estadio Único de la ciudad de La Plata. Terminar obras pendientes o trabajos inconclusos también hace a cuidar el patrimonio de la Provincia. Lo prometimos y lo cumplimos.
Con su finalización, La Plata cuenta con el escenario más moderno de América Latina. Tanto para sus grandes clubes de fútbol como para eventos culturales, que la posicionan como epicentro de grandes acontecimientos deportivos, sociales y culturales generando empleo y promoviendo el turismo en toda la región. La realización de la Copa América, en julio de este año, nos permitirá mostrar al mundo todo el atractivo de la Capital de la Provincia. Como las mejoras al Teatro Argentino y la recuperación del Anfiteatro del Lago, sede del Festival Internacional del Folklore.
Señores Legisladores:
Otro ejemplo de las grandes ventajas que brinda un abordaje regional de la gestión de Gobierno se aprecia en el Sudoeste. Con sus zonas áridas y semiáridas, posee características muy diferentes a las de las zonas pampeanas. Los efectos nocivos del cambio climático generan demandas especiales a las que estamos respondiendo, por ello cumplimos con la implementación de la Ley del Sudoeste. Instrumentamos el presupuesto necesario para avanzar en una reconversión productiva, asociada a actividades como la forestación, la olivicultura, la vitivinicultura de alta gama, las carnes alternativas y el distrito tecnológico de Bahía Blanca.
Trabajamos para que la capital del sur de la Provincia, el único puerto de aguas profundas del país, siga consolidando su perfil exportador. En diciembre creamos la Zona Franca Bahía Blanca-Coronel Rosales y promovimos grandes inversiones privadas. Gracias a ellas, este año se ampliará la capacidad de almacenaje de cereales y oleaginosas, a lo que se suma la próxima construcción de dos muelles en la terminal de la Central Termoeléctrica. Asumimos el desafío de crear una solución sustentable al histórico déficit hídrico de la región. Por ello, además de las inversiones en agua y cloacas que venimos realizando, este año comenzaremos a cumplir el sueño del acueducto del río Colorado, que a lo largo de sus 125 kilómetros, abastecerá a 450 mil habitantes de 12 localidades de la región.
Este emprendimiento clave, da una escala humana a obras energéticas y viales que promueven la producción y el turismo regional a través de nuevas redes de gas, parques eólicos, mejoras de rutas y construcción de accesos.
Honorable Legislatura:
Estamos transformando la región de la Costa Atlántica en un ícono sudamericano del turismo, las grandes convenciones y los espectáculos artísticos y deportivos. Mar del Plata recorre el camino que transitó Río de Janeiro para convertirse en una ciudad internacional y cosmopolita. El primer gran paso lo motorizamos de manera conjunta, con la Ley de recuperación del Hotel Provincial, que desde 2008 recibe grandes eventos que contribuyen a superar la estacionalidad y extender la actividad y el empleo durante los 12 meses del año. Esto nos promociona como destino y permite que sigan llegando más inversiones que crean trabajo de forma directa e indirecta.
Del mismo modo, los recitales populares que disfrutaron más de un millón de personas durante el verano y la construcción del Museo de Arte Contemporáneo consolidan nuestra política de facilitar el acceso universal a la cultura. El crecimiento sin precedentes de la inversión en obra pública fue direccionado también hacia emprendimientos de carácter turístico y social. El nuevo Sistema Vial Integrado del Atlántico beneficia a 50 localidades de la Costa con la construcción, mantenimiento y ampliación de 1150 kilómetros de sus principales rutas de acceso. También favorecerá a que año tras año sigamos batiendo récords de afluencia de visitantes, tanto en temporada alta como en fines de semana largos. Los municipios de la Costa crecen y viven veranos intensos todos los años. Por eso estamos adaptando su infraestructura logística y sanitaria a las nuevas necesidades.
Señores Legisladores:
La región del Centro de la provincia de Buenos Aires ingresa en una era de desarrollo sin precedentes. El hallazgo de carbón vegetal en Laprida y la factible extracción de gas, generan una revolución energética en materia de hidrocarburos. Es el primer descubrimiento de carbón mineral en la historia de Buenos Aires y hay muchas posibilidades de que otros como éste se sigan multiplicando. Esto impactará positivamente en la economía de la región, impulsará el surgimiento de nuevos polos demográficos y estimulará nuevas exploraciones. Repercutirá en la creación de empleo para el territorio, y se complementará con las potencialidades que presentan otros municipios, como Olavarría, Balcarce y Tandil.
Agradezco a la Legislatura la declaración como “Paisaje protegido de interés provincial” al área de La Poligonal. De esta forma aseguramos la conservación y preservación definitiva de la integridad geográfica, turística y urbanística de Tandil, poniendo fin al impacto ambiental negativo que generaban las explosiones de las canteras. Lo prometimos y esto también lo cumplimos.
Señores Legisladores:
Acompañamos el crecimiento de la región Noroeste fortaleciendo su sustentabilidad, a partir de una gestión integrada con la Nación y los gobiernos locales. Mejoramos y expandimos caminos y rutas, como el Camino del Cereal, cuya primera etapa concluimos, y que se extiende en el corazón de una de las zonas agrícolas más productivas del país. Estamos impulsando un crecimiento equilibrado, fortaleciendo los servicios para que nuestros productores y vecinos puedan mejorar su calidad de vida.
Con inversiones como: El nodo eléctrico Henderson-Pehuajó-Villegas, que beneficiará a todo el corredor productivo del Noroeste. Y la estación transformadora de 25 de Mayo. Apostamos al desarrollo urbano del interior. Una muestra de esto es el Centro Cívico de Chivilcoy y su segunda circunvalación, que mejoran la fisonomía de una ciudad modelo que logró desterrar la desocupación.
Honorable Asamblea:
La región del Norte de la Provincia presenta características productivas propias, que son resultado de la potencia de grandes polos industriales, como el de Zárate- Campana-Pilar, y la intensa producción agroalimentaria de la zona núcleo sojera y triguera. Trabajamos para fortalecer el corredor fluvial del río Paraná, mejorando la infraestructura portuaria, reparando rutas y avanzando en obras planificadas por décadas, como la Ruta Provincial 50. Con la Central Energética Manuel Belgrano de Campana y la apertura este año de la Central Atucha II, que lleva adelante el Gobierno Nacional, quedará garantizado el crecimiento de esta región y de toda la Provincia.
Con el programa pueblo turísticos, 12 localidades del interior albergan nuevos emprendimientos hoteleros y gastronómicos. Como parte de la titularización de más de doscientas iglesias y parroquias católicas, en 2010 saldamos una deuda histórica, con la escrituración, después de más de un siglo, de la Basílica Nacional de Nuestra Señora de Luján. Lo prometimos y lo cumplimos.
Nuestra Capital de la Fe es hoy sede de grandes acontecimientos, como lo fue la realización del Congreso Provincial de Cultura, en donde más de 100 municipios exhibieron la grandeza y la diversidad de Buenos Aires. Diversidad que también se expresa en el Delta, en donde, tras 21 años de incertidumbre, emprendimos la regularización de las tierras de nuestros isleños.
Señores Legisladores:
La magnitud política, económica y social de la región del Conurbano, demanda un abordaje integral. Desde el inicio de la gestión venimos impulsando en este conglomerado metropolitano un trabajo articulado con los distintos niveles de Gobierno, cuyo resultado es la mayor inversión pública en la historia del territorio. Los problemas del Conurbano demandan soluciones que trascienden los límites de la administración provincial. Por eso coordinamos y ejecutamos soluciones concretas junto al Gobierno Nacional en saneamiento ambiental, transporte, seguridad y salud para los más de 12 millones y medio de vecinos que viven en sus distintas jurisdicciones.
Durante estos años, nos planteamos la necesidad de integrar barrios e industrias de todos los municipios. Asfaltamos 15 mil cuadras y estamos construyendo una moderna red de transporte. A la ya mencionada obra de la autopista presidente Perón, se suma la culminación del Camino de Cintura, sobre la ruta provincial 4, que completará los anillos de circunvalación del Gran Buenos Aires. Seguimos con más obras de mejora y ensanche de rutas y con la construcción de pasos bajo nivel para agilizar el tránsito en las zonas Norte, Sur y Oeste del Conurbano. Esta infraestructura vial sirve al desarrollo de terminales portuarias como la de Dock Sud, que sigue expandiéndose gracias a la coordinación público privada.
Estamos multiplicando las oportunidades de inversiones y facilitando el transporte de los trabajadores entre localidades que dejan de parecer distantes y comienzan a asociarse entre sí dentro de la región más industrializada del país.
Señores legisladores:
La región metropolitana es surcada por dos cuencas en donde se concentran profundas necesidades ambientales, sanitarias y sociales. Asumimos de manera conjunta con las jurisdicciones involucradas, la responsabilidad de avanzar definitivamente con el saneamiento de los ríos Matanza-Riachuelo y Reconquista. Se trata de obras hidráulicas, de agua potable, cloacas, viviendas, cierre de basurales y controles ambientales destinados a satisfacer derechos básicos de más de 9 millones de habitantes. Prometimos intensificar la inversión destinada a servicios públicos esenciales para la salud. Desde que asumí la conducción de la Provincia, 1 millón y medio de vecinos se incorporaron a un servicio de agua de calidad y 2 millones 300 mil a los desagües cloacales, gracias a la gestión integrada con la Nación.
Señores Legisladores:
Sabemos muy bien que falta. También sabemos que falta menos. Enviaré a esta Legislatura el proyecto de Ley que establece el Plan Estratégico de Agua y Saneamiento de la provincia de Buenos Aires. Materializaremos así en una política de Estado todos los esfuerzos de AYSA, ABSA, el SPAR, los municipios, las cooperativas y los prestadores privados, destinados a satisfacer esta necesidad, que la Organización de las Naciones Unidas declaró como un derecho humano esencial. Permitirá mediante tres grandes acueductos asegurar la sustentabilidad de agua en cantidad y calidad para las generaciones futuras, solucionando problemas como el arsénico y la desertificación, superando el conflicto entre el uso agrícola y humano, y universalizando el acceso a todos los habitantes.
El acueducto de cintura rodeará de Norte a Sur la región metropolitana, beneficiando de manera directa a un total de 12 millones de vecinos. A su vez, el de la región Noroeste, proveerá con agua limpia y de calidad a 1 millón 300 mil habitantes. Y la mencionada obra del acueducto del río Colorado solucionará para siempre los problemas generados por la desertificación en la región Sudoeste. Nos hicimos cargo de la problemática ambiental, eliminando focos de infección provocados por el anegamiento de los barrios a través de 150 obras hidráulicas y el saneamiento de arroyos, así como también erradicando 188 basurales a cielo abierto, a los que estamos transformando en espacios públicos.
Asimismo, capacitamos más de 13 mil docentes mediante el programa generación 3R que concientiza a los jóvenes sobre la importancia de la reducción de la basura en origen para combatir la contaminación. Encaramos una planificación estratégica de la Provincia para las próximas décadas y a la vez nos ocupamos de dar respuesta a los problemas que no pueden esperar. Para nosotros lo importante se vuelve urgente. Por eso creamos el programa Soluciones Ya. Gracias a él, se abrieron calles y se incorporaron playones deportivos; se tendieron luminarias y veredas; se mejoraron escuelas, jardines y unidades sanitarias, y se recuperaron espacios públicos. De este modo, y junto con el programa de Urbanismo Social y la acción de 180 mil cooperativistas nucleados en el Programa Nacional de Ingreso Social con Trabajo, el Estado se hace presente en más de 350 barrios adonde antes no llegaba.
Señores Legisladores:
Tras décadas de abandono, volvimos a encarar la problemática de la vivienda como una cuestión de Estado, que merece la atención de todos los niveles de gobierno. Gracias a ello, desde el inicio de la gestión generamos 101 mil soluciones habitacionales, para que cada una de estas familias pueda soñar con un futuro mejor y tenga la seguridad de que nadie les sacará el techo ni moverá el piso del hogar que les corresponde por derecho. Para profundizar el camino emprendido enviaré a la brevedad el proyecto de Ley de Promoción del Hábitat Popular. Allí proponemos una mirada integral y moderna, que aborda el problema habitacional, articulando la tierra, la vivienda y las normas urbanísticas.
¿Cómo? Con herramientas de gestión innovadoras que promuevan el mercado de tierras, alienten el loteo y la construcción en los baldíos de zonas urbanas, y agilicen la regularización dominial de los barrios, obstaculizada por una ley rígida y arcaica; Con microcréditos para mejorar viviendas y la recuperación de la competencia del Estado de destinar terrenos a construcciones habitacionales; Y con la incorporación a la Ley Orgánica Municipal del cobro de la plusvalía creada cuando se modifican los usos o indicadores urbanísticos. Estas medidas fortalecen también a los municipios, porque serán ellos mismos los encargados de implementar las reformas.
Señores Legisladores:
El gran desafío es que el Estado llegue a donde antes no llegaba, que todos avancen sin que nadie se quede atrás. Agradezco especialmente a la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, el apoyo permanente a la provincia de Buenos Aires. El marco general, desde la gestión integrada entre Nación, Provincia y municipios, nos permite ser más inclusivos y competitivos. El tipo de cambio que alienta un vigoroso mercado interno y externo, la reindustrialización, y la expansión de las obras públicas, entre otras tantas medidas, son políticas nacionales que generan un impacto extraordinario en la Provincia.
La Asignación Universal por Hijo, ahora ampliada a mujeres embarazadas, como lo anunció la Presidenta en el día de la fecha, es por su impacto en lo social, la salud y la educación, la decisión de justicia social más revolucionaria de las últimas décadas y honra profundamente la memoria de Perón y Evita. Seguir rescatando de la indigencia a todas y cada una de las familias de Buenos Aires es, sin duda, la principal deuda de nuestra Democracia. Traducimos este compromiso en más recursos dirigidos a contribuir a que los humildes encuentren su camino al trabajo y la inclusión. Hoy el 56% de nuestro presupuesto se dedica a la inversión social.
En los próximos días enviaré a esta Honorable Legislatura el proyecto de Ley para la creación del Observatorio Nutricional y Alimentario, para evaluar y perfeccionar nuestra inversión en desarrollo humano, y asegurarnos de que nadie lucre con la necesidad de los más necesitados. Agradezco a nuestras manzaneras y comadres que conforman una red de 42 mil mujeres dedicadas a asistir a madres embarazadas y niños, desde la concepción hasta el ingreso a la escuela.
Por ello, solicito a la cámara de Diputados la sanción de la Ley que reconoce el derecho de nuestras trabajadoras sociales a contar con una jubilación y un seguro de salud. Se lo merecen. En este punto, reconozco la gran labor de la Fundación Banco Provincia, que a través del programa Comunidades Solidarias, llegó a más de cien municipios.
Priorizamos que todos aquellos que merezcan la presencia activa del Estado cuenten con ella: Los adultos mayores, por medio del programa socio sanitario para la Tercera Edad que asiste a quienes no cuentan con beneficios previsionales. Los que padecen alguna invalidez, a través de la creación del Consejo Provincial de Personas Discapacitadas. Los niños, mediante el Plan Vida, el Servicio Alimentario Escolar y las Unidades de Desarrollo Infantil, que asisten a 2 millones 400 mil chicos, cubriendo la totalidad de la población infantil bajo la línea de pobreza. Los adolescentes, con el programa de inclusión socio educativo Envión, que gracias a la responsabilidad social empresaria cuenta con 22 mil becarios en 128 municipios, y está cumpliendo el sueño de que en toda la Provincia nuestros jóvenes tengan un ámbito de contención y orientación para acceder a la salud, el deporte y la cultura, y, en especial, para que terminen la escuela.
Desplegamos programas destinados a promover la práctica de hábitos positivos. Estamos creando y fortaleciendo Centros de Producción Cultural en todos los municipios, replicando experiencias exitosas de nuestro continente. Recuperamos más de 700 clubes de barrio. Y contamos con los juegos deportivos y culturales de mayor convocatoria de América Latina, con más de un millón y medio de chicos participando.
Señores Legisladores:
En este período de Gobierno se demostró la inquebrantable voluntad de cuidar a las nuevas generaciones y ofrecerles más oportunidades. Desde la educación, la cultura, el deporte y también ayudando a que encuentren su camino aquellos que se extraviaron en el oscuro laberinto de las drogas y el alcohol. Gracias a la decisión de fortalecer la atención a las adicciones, por primera vez las comunidades públicas superaron a las privadas en la cantidad de asistidos. Los controles surgidos de las leyes de Nocturnidad que ustedes sancionaron permitieron clausurar más de 1000 comercios que atentaban contra la salud de los jóvenes, vendiendo alcohol a menores o haciéndolo fuera del horario permitido.
Redujimos así en 90% el ingreso de chicos intoxicados de alcohol a nuestras guardias hospitalarias, alejándolos de prácticas peligrosas y núcleos de violencia. Mantengo una postura irrenunciable de proteger la vida: tanto la de quienes son víctimas de delitos protagonizados por menores como la de ellos mismos, que en muchos casos son rehenes de bandas de adultos que los usan para sus cometidos. Agradezco a la Legislatura el haber interpretado con mucha sensatez la importancia de mejorar el área de responsabilidad penal de menores y permitirnos incrementar su presupuesto en 100 millones de pesos.
Mientras esperamos el debate pendiente por un nuevo régimen que contemple a los menores en conflicto con la Ley Penal por parte del Congreso Nacional, tal como lo dictó la Corte Suprema de Justicia y lo estableció la Convención Internacional de los Derechos del Niño, la Provincia sigue ampliando su red de centros especializados de rehabilitación así como su Fuero Penal Juvenil, para el que creamos 66 órganos judiciales. Gracias a esto, no sólo terminamos con los sobrecupos en alojamientos cerrados, sino que hoy contamos incluso con vacantes para quienes deban ser internados.
Señores legisladores:
Asumí un compromiso incondicional con todas las familias de la Provincia. Cuando lo que está en juego es la vida y el patrimonio de nuestro pueblo, el único camino es ser firmes e inflexibles con la aplicación de la Ley. El objetivo trazado desde el primer día de Gobierno es claro y responde a una gran demanda popular al que no hice ni haré nunca oídos sordos: más seguridad y más justicia. Este camino estuvo caracterizado por el aumento de la operatividad policial, la profundización del combate contra el narcotráfico, la mayor transparencia y eficiencia en los controles internos y también por una mayor exigencia en la formación profesional de los policías, para lo que este año crearemos 4 escuelas descentralizadas.
Me hago cargo de combatir el delito con todas las herramientas que me otorgan los valores democráticos y las leyes del Estado de Derecho. Desde la educación, el trabajo, la inclusión, la urbanización social, el deporte, la cultura y, especialmente, fortaleciendo los instrumentos constitucionales dedicados a poner un freno al crimen. Constituí, junto a mi ministro de Seguridad, el bloque de seguridad ciudadana para avanzar en una Provincia con más prevención, menos reincidencia, sin armas, ni drogas, optimizando los recursos humanos y logísticos. A este bloque también se integró el Consejo Provincial de Seguridad en la propuesta de programas y leyes, así como distintos actores de la sociedad civil, porque estoy y estaré siempre abierto a las ideas superadoras y a los aportes constructivos.
También trabajamos junto a los foros de seguridad para ampliar la participación ciudadana en la lucha contra el delito. Convoco a dejar de lado las especulaciones políticas cuando lo que está en juego es la seguridad en la Provincia. Éste es un tema que exige la mayor seriedad y responsabilidad de todos. La unificación de los ministerios de Justicia y Seguridad nos permite hoy articular el accionar de nuestra Policía, del Servicio Penitenciario y del Poder Judicial. La investigación está siendo eficientemente conducida por los fiscales de la Provincia. Nos aseguramos de que las detenciones ordenadas por la Justicia se cumplan en las condiciones que garanticen una reinserción social sin reincidencia y que no ponga en peligro al conjunto de la comunidad.
Hago mía la principal preocupación de nuestro pueblo, convirtiéndola en la principal ocupación de mi Gobierno. Prueba de ello es que contamos hoy con el mayor presupuesto destinado a la seguridad, un 32% más que en el último año. Y esto, señoras y señores legisladores, también fue posible gracias a su tarea en este honorable recinto. Ampliamos la cantidad de policías porque su presencia en las calles, en lugar de cumpliendo tareas administrativas, es una poderosa herramienta de prevención y de persuasión. Con los 2000 efectivos que sumaremos este año, habremos incorporado un total de 8000 policías al cumplir este período de gobierno.
Aumentamos notoriamente la tarea preventiva. La incorporación de cámaras de monitoreo y móviles del Plan Nacional de Protección Ciudadana y el acompañamiento de la Gendarmería del Plan Centinela, son contribuciones muy valiosas para la seguridad en nuestra provincia. Respaldo la institución que tiene la responsabilidad de velar por la tranquilidad de los vecinos, y ejerzo el máximo rigor sobre quienes traicionen su uniforme, para que no paguen justos por pecadores. Dejé expirar el plazo de la ley de Emergencia, para proceder conforme lo establecen los estatutos, respetando el derecho al progreso en la carrera policial, a la vez que fortalecimos la auditoría de asuntos internos en el incremento de las investigaciones.
Seguiré trabajando junto a ustedes, legisladores, para continuar ampliando el sistema judicial de acuerdo a las nuevas necesidades sociales. Con las 40 leyes de reforma judicial agilizamos los procesos e impedimos que los criminales peligrosos, que empleen armas de fuego o menores para delinquir, salgan de prisión anticipadamente. Y también nos ocupamos de las garantías de procesados y condenados. Prueba de ello es el informe del Consejo Consultivo Científico de la Prevención del Delito de las Naciones Unidas, elaborado días atrás, que destaca con énfasis el impacto positivo de los nuevos modelos de detención implementados en la provincia de Buenos Aires.
Ampliamos nuestra infraestructura carcelaria en 9000 plazas, descentralizamos el patronato de liberados y celebramos convenios con 5 universidades para la capacitación de reclusos. Respondemos así al doble objetivo de contribuir a bajar la reincidencia y a que los policías se ocupen de custodiar a las familias y no los detenidos. Hoy contamos con la mitad de aprehendidos en comisarías que 6 años atrás. Terminemos con las falsas antinomias que ubican en veredas opuestas a la seguridad ciudadana y los derechos humanos: ambas son condiciones democráticas irrenunciables y complementarias para el progreso social.
Nuestro compromiso con la plena vigencia de los derechos humanos se verifica en hechos contundentes: con políticas públicas únicas y de avanzada. Somos el distrito que más hizo en legislación reparatoria a quienes sufrieron el horror de la represión ilegal, con pensiones vitalicias a víctimas del Plan Conintes, del Operativo Cóndor y del terrorismo de Estado. Este año el centro clandestino de detención Pozo de Arana, un símbolo trágico de la última Dictadura, se convertirá en un museo de la memoria. A través del programa de fortalecimiento institucional para la construcción de ciudadanía, propiciamos la creación de oficinas de derechos humanos en 25 municipios.
Y desde el Sistema de Atención a Mujeres Víctimas de la Violencia, en coordinación con las 27 comisarías de la mujer y la familia creadas durante la gestión, atendemos los casos extremos de este flagelo que ataca al corazón de nuestra sociedad. Para seguir defendiendo los derechos individuales y colectivos de todos, después de 16 años, cumplimos con lo establecido por la Constitución Provincial y conformamos la Defensoría del Pueblo.
Honorable Legislatura:
En nuestra visión estratégica de la Provincia, la regionalización y la descentralización de los servicios de justicia y seguridad cumplen un rol central para acorralar el delito: Para agilizar las investigaciones y los juicios, creamos 74 fiscalías, 47 defensorías y 20 ayudantías fiscales. Y al finalizar la gestión habremos creado 100 comisarías, incorporado más de 7000 patrulleros y 5000 cámaras de vigilancia integradas a un Comando Central de Monitoreo, y habremos extendido el 911 a todo el territorio. Estamos duplicando en número los miembros de grupos especiales como el Halcón, para dar mejor respuesta a las situaciones críticas. En esta gestión hubo más delitos prevenibles esclarecidos, más procedimientos antinarcóticos y más aprehendidos que nunca antes en la Provincia.
Le declaramos la guerra al narcotráfico desde el primer día, porque sabemos lo que estas organizaciones criminales son capaces de hacer cuando se apoderan de un territorio: Sólo en los últimos 9 meses, secuestramos 17 mil kilogramos de marihuana y 1000 kilogramos de cocaína. En la lucha contra el Paco, a modo de ejemplo, generamos contactos con diversas ONG y en especial con las Madres del Paco, permitiendo avanzar en el monitoreo de las acciones destinadas a desarticular esta modalidad de comercialización del clorhidrato de cocaína. Asimismo, ello permitió aumentar tanto las investigaciones como los procedimientos destinados a desarticular las cocinas de estiramiento de esta droga, este gran flagelo. Le cortamos el camino a las organizaciones que querían instalar laboratorios de metanfetaminas en la provincia de Buenos Aires.
A partir del secuestro récord contra este tipo de drogas en Ingeniero Maschwitz, damos señales inequívocas al crimen organizado internacional de que no toleramos que traigan su accionar a la Provincia. Este abordaje integral de la seguridad ciudadana se vio puesto a prueba este verano durante el Operativo Sol, el mejor de la historia. Tras destinar 30 puestos de control, 12 destacamentos móviles, 7000 efectivos y 870 patrulleros, sin afectar los de las comisarías, volvimos a vivir la temporada más exitosa y más segura, con resultados contundentes. Todas las medidas implementadas en materia de seguridad vial, como los radares y la creciente concientización social, influyeron significativamente en que los siniestros de tránsito descendieran un 83%.
La seguridad deportiva, en especial en estadios de fútbol, por primera vez se gestionó con un Plan de Prevención Integrado que permitió reducir 89% los episodios de violencia. Nuestro avance contra el delito es inclaudicable e irreversible. Todo mi Gobierno así como el resto de los poderes del Estado, trabajan juntos para mejorar la seguridad ciudadana.
Señores Legisladores:
El valor más sagrado de este Gobierno es el cuidado de la vida. No nos desviaremos nunca de este camino. Estamos asegurando el ideal del gran sanitarista Ramón Carrillo quien sostenía que “Todos los hombres tienen igual derecho a la vida y a la salud”. La mejor gestión en salud pública comienza por la atención primaria. Tras continuar con la tendencia positiva de 2009, demostramos la fortaleza de un sistema sanitario que permitió que no se registraran casos autóctonos de dengue ni de gripe A. Este logro me motivó, el último año, ante esta misma Honorable Asamblea, a sostener que 2010 sería el año de la Salud Pública. Destaco, como resultado de ello, tres hitos sanitarios trascendentes para mi gobierno.
El primero, la continuidad del descenso de la mortalidad infantil que hoy se ubica en el 12 por mil, la cifra más baja desde que existen registros. En este punto la prevención fue clave, ya que alcanzamos otro récord en la vacunación infantil obligatoria para aquellos chicos que no contaban con cobertura social ni control de salud, reduciendo un 30% la bronquiolitis. El cuidado del niño empieza por la protección integral de la madre. Por ello trabajamos por alcanzar otro logro trascendental en el área materno-infantil: duplicamos la cobertura del Plan Nacional Nacer y se extendió el Seguro Público de Salud a los mayores de seis años sin obra social. Se completó también, la incorporación a estos programas de la totalidad de los municipios. A su vez, en 2010 renovamos tecnológicamente todas las maternidades y neonatologías provinciales y municipales. Sabemos que falta. Pero falta menos.
El segundo hito sanitario está asociado a la experiencia exitosa de nuestro Estado hermano de Rio de Janeiro y consistió en la construcción y puesta en funcionamiento en un tiempo récord de dos meses de la primera Unidad de Pronta Atención (UPA) como lo llaman en Brasil, también lo bautizamos así, en Lomas de Zamora. Este centro sanitario que ya funciona las 24 horas, los 365 días del año, permite atender casi 400 consultas diarias, el 98% de las cuales no necesitan ser derivadas a un centro de mayor complejidad. Este cambio forma parte de una nueva gestión de redes sanitarias locales que apuntan a mejorar y acercar la calidad de la atención de los vecinos, al tiempo que descomprimen las guardias de nuestros grandes hospitales. Ello nos impulsó a inaugurar en los próximos meses una nueva unidad en La Matanza y en el transcurso de este año abrir cinco más en los municipios de Lanús, Avellaneda, Moreno, Florencio Varela y Quilmes, junto con el nuevo Centro de Especialidades Médicas de Mar del Plata. La instalación de las UPA en la provincia será un avance que transformará para siempre la forma de asistir a la comunidad. Se culminaron, a su vez, obras en más de treinta hospitales. Destaco aquí la actividad de los Consejos Regionales de Salud, un antecedente fundamental para la nueva regionalización provincial, a partir de los cuales mejoramos la capacidad de respuesta del sistema. Tal como lo habíamos prometido, estamos por concluir las obras del neurálgico Hospital Materno Infantil de Ciudad Evita, con 160 camas, y están en plena construcción los de Rafael Castillo y Laferrere, con financiamiento nacional, lo que sumará al municipio de La Matanza 600 nuevas camas a las ya existentes.
Finalizamos la ampliación del Hospital Ramón Carrillo en Tres de Febrero e iniciamos también las obras en los hospitales Penna de Bahía Blanca, Cestino de Ensenada, Gutiérrez de La Plata, Presidente Perón de Avellaneda y Eva Perón de San Martín. Complementan estas obras la finalización de la Maternidad de Moreno, el convenio con el PAMI para la construcción de los nuevos Hospitales para General Rodríguez, Esteban Echeverría, Escobar e Ituzaingó, y la puesta en pleno funcionamiento del nuevo hospital de Ezeiza. Facilitamos el acceso a la red de atención con la construcción de 28 nuevos centros de atención primaria, 125 ambulancias y turnos telefónicos en 61 hospitales. En abril de 2010 reinauguramos con la presidenta de la Nación el Laboratorio Tomas Perón, el único productor y proveedor en el país de la vacuna BCG oncológica, que elabora más de 6 millones de comprimidos mensuales. Este año egresa la primera camada de 1800 alumnos de nuestro programa de formación de enfermeros Eva Perón que comienzan a solucionar el déficit histórico en el área. En materia de capacitación, destaco también la conformación de la primera Tecnicatura en Obras Sociales, dedicada a mejorar la prestación del IOMA, la segunda obra social más grande del país.
Asimismo, le encomendé al Instituto de Obra Médico Asistencial la creación de una unidad dedicada a la prevención y la promoción de la salud de nuestros trabajadores públicos, que ya se encuentra en pleno funcionamiento. Agradezco la entrega y sacrificio de todos los trabajadores de la salud de la Provincia.
El tercer hito, alcanzado gracias a la invalorable actuación de ambas cámaras, es la sanción por unanimidad de la Ley de Fertilización Asistida. Dentro de pocos meses –y a menos de un año de sancionada la norma- daremos la bienvenida al mundo al primer bebé argentino nacido gracias a un tratamiento de fertilidad subvencionado por el Estado. Éste es un cambio histórico que amplía el derecho a la salud de miles de parejas que no contaban con la posibilidad económica de solventar un tratamiento médico. Agradezco especialmente a los profesionales del Hospital Alende de Mar del Plata y del Güemes de Haedo, por la esperanza retribuida a 16 matrimonios que ya fueron tratados exitosamente en nuestros centros de salud de referencia, y que esperamos puedan dar a luz esta primavera.
Señores Legisladores:
La brecha entre ser padre y ser madre y no serlo no es algo pequeño: miles de parejas destinan los ahorros de muchos años o hasta se endeudan más allá del límite de sus posibilidades para lograrlo. Los aliento a tener muy presente este ejemplo de que juntos, desde nuestras responsabilidades públicas, contribuimos al sueño de muchos de crear una familia. A la luz de este gran logro, y en sintonía con lo anunciado hoy por la presidenta de la Nación en la Apertura de Sesiones Ordinarias del Congreso Nacional, convoco al debate y sanción de un proyecto de Ley de Adopción para la provincia de Buenos Aires, que se ocupe, en el ámbito que sea de nuestra competencia provincial, de agilizar los trámites que deben cumplimentarse para formalizar una adopción.
Es mucho lo que podemos hacer como Provincia, tanto por quienes buscan satisfacer su legítimo anhelo de paternidad, como por los niños huérfanos, abandonados, o que están imposibilitados de ser criados por sus padres biológicos. Trabajemos juntos para fortalecer la familia.
Honorable Asamblea:
El país y la Provincia encontraron su camino con logros y con asignaturas pendientes. Tenemos por delante un arduo trabajo. Nuestra misión es garantizar el avance hacia una nación y una provincia con más oportunidades para todos, donde la defensa de la vida es nuestra prioridad. Vivimos una democracia intensa y que nos permite gozar de libertad política, libertad de expresión y participación ciudadana. Ingresamos en un año en el que se renueva gran parte de la representación política. Convoco a que la Provincia sea un ejemplo de convivencia democrática, de debates constructivos y propuestas superadoras. La única manera de resolver los problemas de la gente es cooperando, no confrontando. Reconozco que aún queda mucho por hacer y muchas asignaturas pendientes por resolver.
Es época de grandes cambios globales que nos acercan oportunidades y desafíos. Un mundo que prioriza el capital geográfico y humano es un escenario positivo para nuestro país, por sus recursos naturales, por su gente y por su vocación emprendedora. Nos encaminamos hacia la década del pleno empleo, del acceso universal a los servicios básicos. Hacia la década de la innovación y de la inclusión.
Señores Legisladores:
Nuestra provincia tiene ahora una nueva agenda de transformaciones: Avancemos hacia su regionalización y descentralización. Los tres poderes del Estado tenemos una enorme responsabilidad con la continuidad de los cambios. No es una tarea aislada de este gobierno, o de los próximos que puedan venir. Es un compromiso de todos. Ruego a Dios que nos dé la fuerza y el temple para estar a la altura de nuestro tiempo, de las necesidades, de la tarea que tenemos por delante, y del mandato que el pueblo nos confió. Debemos contribuir, desde la provincia de Buenos Aires a una Argentina cada día más próspera.
De mi parte encontrarán siempre sentido del deber, diálogo, responsabilidad, vocación de servicio, y el convencimiento personal de que lo mejor está por venir si lo construimos juntos y entre todos.
Muchas gracias.
DANIEL SCIOLI

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada