marzo 05, 2012

Mensaje del Gobernador de Neuquen, Jorge O. Sobisch, en la apertura del período de sesiones ordinarias (2002)

MENSAJE
DEL
GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE NEUQUEN
Jorge Omar Sobisch
EN LA APERTURA DEL 31° PERIODO DE SESIONES ORDINARIAS
EL 1° DE MAYO DE 2002

Señores legisladores, señor vicegobernador de la Provincia, señores miembros del Tribunal Superior de Justicia, señores miembros de las Fuerzas de Seguridad y Fuerzas Armadas, señores funcionarios, legisladores nacionales, provinciales, municipales y funcionarios nacionales, provinciales y municipales, pueblo de la Provincia del Neuquén: un proyecto político refleja el contenido concreto mediante el cual se manifiestan los hombres de Estado en democracia y es el contrato social que se refleja luego en los actos de gobierno. Esta es la diferencia entre la promesa de un político y la acción de gobierno de este político, cumpliendo con lo que dijo en campaña.
Su legitimidad está dada no sólo por el voto de la gente sino también por el respeto de los derechos y garantías que consagran la Constitución y las leyes.
Algunos conciben la Constitución y las leyes sólo como un decorado, detrás del cual juegan con la existencia, dignidad y propiedad de la población.
La base de nuestro accionar es nuestro proyecto político, en el marco de la Constitución y las leyes, que nos obliga a actuar y no a ensayar detrás del decorado.
Nuestro proyecto político se basa en dos ejes centrales, la acción social sostenida y la economía al servicio de la producción, la industria, el consumo y bienestar de la gente.
Expliquemos qué es la acción social sostenida en una Provincia como Neuquén y también digamos que esto no es mérito del gobierno sino de todos los hombres y mujeres de la Provincia del Neuquén que llevan adelante esta acción social sostenida: doscientos sesenta mil habitantes son atendidos en el Sistema de Salud a través de la tarea de cuatro mil ciento setenta profesionales y técnicos, entre los cuales es posible mencionar setecientos setenta y siete médicos, mil trescientas setenta y cinco enfermeras y mil setecientos auxiliares administrativos.
El Instituto de Seguridad Social del Neuquén cubre paralelamente con el Sistema de Salud a ciento cuarenta y cinco mil beneficiarios directos mediante el trabajo de cuatro mil ciento catorce profesionales y técnicos, entre ellos, mil novecientos cuarenta y cuatro médicos, mil ochenta enfermeros y técnicos y cuatrocientos noventa odontólogos.
Nueve mil setecientos veintitrés bebés nacieron en Neuquén durante el año 2001. Seis mil quinientos cincuenta y tres, es decir, el sesenta y ocho por ciento nacieron dentro del sistema público provincial, en nuestros hospitales, lo cual refleja la calidad y confiabilidad del servicio. Pero también por el Instituto de Seguridad Social del Neuquén nacieron, a través de los prestadores, dos mil quinientos siete bebés, lo que eleva el porcentaje al noventa y tres por ciento de los niños que nacieron en la Provincia; solamente seiscientos sesenta y tres bebés nacieron en clínicas privadas con coberturas de otras obras sociales que no dependen de la Provincia y del Sistema de Salud provincial. O sea, sobre nueve mil setecientos bebés solamente seiscientos sesenta y tres no los atendimos en nuestro Sistema de Salud.
Los programas y planes sociales brindan asistencia a veinte mil quinientos recién nacidos, a quienes se les suministra leche y control de los médicos desde el Sistema de Salud y desde el Instituto de Seguridad Social del Neuquén.
El programa de cuidado de menores de seis años tiene bajo control a treinta y seis mil niños, de los cuales dieciocho mil reciben treinta mil kilogramos de leche por mes.
Los hospitales entregan ochenta y ocho mil raciones por mes que consumen cuatrocientos treinta y cuatro mil pacientes por año, comprendiendo desde la alimentación de un bebé hasta la dieta de pacientes internados y los alimentos de pacientes por razones sociales.
Además, el Instituto de Seguridad Social del Neuquén se hizo cargo de sesenta y dos mil raciones en el año 2001 para los quince mil afiliados que estuvieron internados en instituciones privadas.
La atención en la Salud Pública se desarrolla a través de nuestros treinta hospitales, ciento cuarenta centros de salud de menor complejidad y los once establecimientos con internación de los prestadores privados.
Aparte atendemos a gente de otros países, de otras provincias y de otras obras sociales que no son atendidos por ellas. Un dato que sirve como ejemplo del reflejo de esta realidad es que, durante el año 2001, el veinticinco por ciento de los pacientes que recibieron servicios de alta complejidad en el Hospital Castro Rendón no tenían dos meses de domicilio en Neuquén.
Por otra parte, más del diez por ciento de los pacientes sometidos a intervenciones quirúrgicas y el catorce por ciento de los pacientes que requirieron tratamiento de cáncer en el Hospital Castro Rendón fueron extranjeros.
Invertimos en Salud, en el año 2001, ciento veinticuatro millones de pesos de los cuales el diez por ciento -doce millones- se destinaron a la atención de pacientes extraprovinciales.
A la inversión en Salud debemos sumarle los cien millones de pesos que el Instituto pagó a los prestadores privados, de los cuales el Estado aporta cincuenta y ocho millones y cuarenta y dos millones los empleados. En síntesis, la inversión en Salud en la Provincia del Neuquén totaliza doscientos veinticuatro millones de pesos por año y -como dije antes- no solamente atendemos a pacientes de la Provincia del Neuquén sino que nos estamos haciendo cargo de pacientes de otras provincias y de otros países.
Esta cifra, para tener una idea de la magnitud, debe ser comparada con la de otras provincias.
Si dividimos el presupuesto provincial de Salud, sin contar el aporte de los privados a través del Instituto de Seguridad Social del Neuquén, por el número de habitantes, podemos decir que en la Provincia del Neuquén se invierten hoy doscientos sesenta y dos pesos por habitante por año; en La Pampa es de doscientos seis; en Río Negro, ciento cincuenta; en Chubut ciento treinta y dos; en Mendoza ochenta y ocho.
Nuestros hospitales son requeridos por distintas universidades nacionales para que sus estudiantes, al igual que muchos médicos residentes provenientes de otros hospitales de diversas ciudades del país, efectúen residencias en Neuquén.
Quiero leerles ahora parte de un artículo periodístico aparecido en un medio de prensa el domingo 7 de abril pasado, y dice así: “Personas con enfermedades dolorosas de la piel, niños con necesidades de asistencia fonoaudiológica o ancianos que requieren reemplazos de cadera para poder caminar pueden esperar varios años para acceder a su tratamiento. En las guardias los pacientes con dolor tienen que esperar rutinariamente seis o más horas para ver un doctor. Muchas drogas y tratamientos ampliamente disponibles en otros lugares son negados para los pacientes del Sistema de Salud.”.
Ustedes dirán de dónde es este comentario, este comentario corresponde al prestigioso diario The Observer, -yo inglés no lo pronuncio muy bien- de Londres y se refiere al Servicio Nacional de Salud de Inglaterra, una de las instituciones más reconocidas como prestadoras de servicio de salud a nivel mundial.
Sí, vamos a seguir con la acción social sostenida y podemos decir que en Educación hoy ciento ochenta mil alumnos regulares concurren a las escuelas neuquinas, asistidos por quince mil docentes y dos mil cuatrocientos auxiliares. Es una relación de un docente por cada veinticuatro alumnos, insisto, una relación de un docente cada veinticuatro alumnos. Además, tenemos novecientos veintitrés profesores de educación física, doscientos sesenta profesores de educación artística y quinientos setenta y tres profesores de escuelas especiales.
Invertimos trescientos millones de pesos anuales en el Sistema Educativo, de los cuales doscientos sesenta y cuatro millones ochocientos mil son en sueldos.
Nuestros sueldos son de los mejores del país y encima los pagamos.
Las raciones de comida y refrigerio que se brindan en las escuelas y comedores se incrementaron el diez por ciento.
Los alumnos reciben tres millones doscientos cuarenta mil raciones de copa de leche y setecientos ochenta mil raciones de comida por mes.
Se aumentó la inversión en mantenimiento edilicio en un sesenta y nueve por ciento.
Se refaccionaron y ampliaron el diez por ciento de las escuelas y se construyeron nueve establecimientos nuevos, más la sede del Consejo Provincial de Educación.
La cantidad de becas otorgadas por el gobierno provincial en el año 1999 ascendía a ochocientas...
¿Cómo anda la Morena? Bien (dirigiéndose hacia la barra).
En el año 2001 se otorgaron seis mil doscientos setenta y tres becas y en el año 2002 superaremos las doce mil becas con aportes provenientes del acuerdo con Repsol-YPF y recursos provinciales.
Pero mientras la sociedad hace este esfuerzo para mantener esta acción social sostenida, dentro del sistema pasan estas cosas y nadie dice nada, y creo que todos juntos tenemos la responsabilidad de analizarlas y encontrarle la solución.
El porcentaje de repitentes en el nivel primario es del seis coma nueve por ciento muy por encima de los registros más bajos del país, dos coma dos por ciento en La Rioja, dos coma tres por ciento en Tierra del Fuego y del dos coma cuatro por ciento en la ciudad de Buenos Aires.
Paralelamente el porcentaje de repitentes en el nivel medio asciende al catorce coma siete por ciento, uno de los cuatro más altos del país junto al once punto tres por ciento de Santa Cruz, doce punto tres por ciento de Río Negro y catorce punto cuatro por ciento de Jujuy. Yo no sé si los neuquinos nos merecemos, con el esfuerzo que estamos haciendo, tener estos datos comparativos, creo que todos tenemos una responsabilidad compartida para resolver este problema y no echarle la culpa a nadie, sin asumir nuestra propia responsabilidad.
En el año 2001 se gastaron en suplencias por ausentismo, cambios de función, licencias políticas y gremiales, treinta y dos millones seiscientos mil pesos. Esta cifra, que es el once por ciento -once coma seis por ciento de la masa salarial- es el equivalente al pago de luz, gas, teléfono, agua, transporte, de mantenimiento de edificios y comedores escolares.
Reflexionemos al respecto.
La docencia: ¿Es solamente una salida laboral?
Cuántos nuevos docentes estudian esta carrera por vocación o como una salida laboral?
Hoy tenemos cuarenta y siete planes de estudios y pocos brindan posibilidades futuras a nuestros alumnos, y cuando egresan de los institutos de formación docente no tienen las mismas oportunidades que los que vienen de afuera con mayor puntaje; y por esta razón he dictado el decreto que les garantiza no ser discriminados por vivir en Neuquén, otorgando mayor puntaje a los neuquinos por ser egresados, este puntaje es por ser egresados de un establecimiento terciario o universitario de la Provincia, ser egresado de un establecimiento de nivel medio de la Provincia o contar con un período de residencia en la Provincia que establezca el Consejo Provincial de Educación.
Pero con esto no alcanza. Debemos dictar los instrumentos que beneficien a las instituciones escuela para que sus alumnos tengan las herramientas que les permitan insertarse en una sociedad que cambia vertiginosamente y eliminar los privilegios de los que no quieren cambiar.
Y seguimos con la acción social sostenida, en este caso es Seguridad.
En el mensaje del 1º de mayo del año 2000 anuncié un ambicioso plan que contemplaba mayores exigencias para la incorporación de personal y capacitación en la institución policial.
Respondieron a la convocatoria dos mil setecientos postulantes que debieron acreditar estudios secundarios completos entre otras exigencias. Luego de nueve meses de instrucción, y aquí quiero decir que éste es un hecho inédito en la República Argentina, la instrucción de nueve meses, la capacitación y la posibilidad de llegar a través de esta carrera, reivindicándose como agentes al máximo grado en la Jefatura de Policía, el cual es el jefe de Policía, para esto debieron contar todos los postulantes con el título secundario completo, antes eran sólo tres meses de capacitación, fíjense lo peligroso que era darle a una persona con sólo tres meses de capacitación el poder de portar un arma y el poder de llevar un uniforme que representara ser la herramienta que depende de la Justicia. Mil cuatrocientos oficiales, suboficiales y agentes, han pasado por la Escuela Superior y la Escuela de Personal Subalterno.
Mediante un convenio con la Universidad de Barcelona, se imparte en Neuquén el Programa Master en estudios policiales dictado por profesores españoles especializados en ciencias políticas, capacitando a ciento veinte oficiales y generando un flujo de intercambio con la Policía Nacional Española. En el marco de la Ley de Protección Integral de Niños y Adolescentes se creó en Neuquén la comisaría con competencia en niñez y adolescencia, permitiendo un tratamiento especializado de los casos en que están involucrados menores. Para tener una dimensión del rol del Estado neuquino, podemos decir que contamos con cuatro mil ciento sesenta y tres agentes que brindan cobertura de seguridad a cuatrocientos setenta mil neuquinos. Tenemos un agente debidamente capacitado cada ciento doce habitantes, mientras que en Chubut es cada ciento setenta y ocho, en Río Negro uno cada ciento sesenta y tres y en San Luis uno cada doscientos cincuenta y uno.
Seguimos con la acción social sostenida.
Subsidiamos a mil mujeres jefas de hogar y su única prestación con el Estado es su capacitación personal y cuidar a sus hijos con el amor que sólo una madre puede brindar; basta con que aquellas mujeres, por su condición de ser humildes y porque han tenido que tener hijos y son pobres, tienen que barrer las calles degradando su condición social.
Las áreas sociales de la Provincia distribuyen mensualmente cuarenta mil módulos alimentarios, seiscientas cincuenta mil raciones de comida y setenta y cinco mil raciones sólo para los niños en diversos programas. A través de jubilaciones y pensiones se asisten a diecisiete mil doscientos grupos familiares y a dos mil familiares en diversos programas. Preocupados por aportar otras experiencias culturales, también al área social, hemos traído espectáculos con reconocimiento nacional e internacional de artistas de renombre, se desarrollaron eventos deportivos y musicales brindándole a nuestra gente la oportunidad de acceso a los mismos. Lo que se veía solamente por televisión en los grandes centros urbanos, aquí en Neuquén se pudo ver directamente. Agentes comunitarios, talleristas de artes expresivas, profesores de educación física, trabajadores sociales y profesionales en distintas disciplinas están en la calle en contacto directo con las necesidades de la gente. Desarrollan creativamente el deporte y la cultura barrial y ofrecen una respuesta inmediata, integrándola a la singularidad de su barrio.
Con el mismo sentido solidario estamos asistiendo, en el marco de la Ley número 2383 sancionada por esta Honorable Cámara, a los comerciantes neuquinos que sufrieron saqueos en diciembre pasado. Seguramente el dinero no podrá cerrar las heridas que les ha causado el robo y la destrucción de su fuente de trabajo. Hasta el presente se han aprobado fondos para veintiún establecimientos, habiéndose desembolsado sesenta y un mil quinientos pesos y se encuentran liquidados y listos para su pago otros ciento veinte mil pesos. Se encuentra en trámite el otorgamiento de exención de Ingresos Brutos a los supermercados Topsy, hasta cubrir el total de los daños de aproximadamente un millón de pesos.
Dos comentarios en particular merece la Ley número 2128 y los subsidios directos que entregamos: primero, el Estado nacional debe hacerse cargo de ellos porque se quedaron con el trece por ciento de nuestra coparticipación federal y también con el veinte por ciento de las retenciones a los hidrocarburos, más el diez por ciento de las retenciones a la fruticultura que no son coparticipables; o sea, por todo este dinero que se quedó el gobierno nacional, nada se coparticipa a las provincias. Además nos han enviado seis millones seiscientos mil pesos menos de coparticipación en el mes de enero; tres millones menos en febrero; cinco millones menos en marzo y diez millones menos en abril; este mes de abril nos mandaron diez millones menos de coparticipación. Se tienen que hacer cargo, más vale que se hagan cargo porque están haciendo acción social, señores legisladores y pueblo de la Provincia del Neuquén, con nuestra plata, con la plata de los neuquinos.
El segundo comentario es que agradezco profundamente las muestras de reconocimiento de la oposición para que los beneficiarios permanezcan en los planes provinciales, supongo y estoy convencido de que es así, que lo hacen porque saben que son serios y se pagan en tiempo y forma. No sabemos lo que va a pasar con los planes nacionales.
Y seguimos con la acción social sostenida, porque aquí hay que ampliar el espectro, la acción social no es solamente Salud, Educación, Seguridad y atender en forma directa a los más necesitados sino también todo el Estado abocado a esta acción social sostenida, los municipios, las empresas del Estado, todos los que estamos dentro del Estado, los legisladores sancionando leyes; o sea, todos los que estamos comprometidos con llegar al pueblo con una acción social sostenida.
Se debe destacar que el EPAS presta servicio en forma directa y con una operación a su cargo a una población de trescientos dos mil habitantes que reciben el agua potable, que sumados a los servicios municipales y cooperativas permiten alcanzar una cobertura del noventa y siete por ciento de la población, una de las más altas del país.
Acabamos de inaugurar una obra que nos permite atender el ciento por ciento de la población de Neuquén capital.
El EPEN presta servicio eléctrico a una población de cuatrocientos setenta y dos mil habitantes, directa e indirectamente a través de las cooperativas. Se puede inferir que el ciento por ciento de los habitantes de la Provincia cuentan con este servicio. Una decidida política de asistencia a la población rural permitió llegar con cuatrocientas setenta y cinco unidades de energía solar a pobladores rurales dispersos a lo largo y a lo ancho de la Provincia, a veintisiete escuelas, a treinta puestos sanitarios y a un puesto de Gendarmería. Se invirtieron cinco millones trescientos setenta y ocho mil pesos en obras de electrificación rural.
Por otra parte, durante el año 2001 el Instituto Provincial de la Vivienda construyó mil quinientas dieciséis nuevas viviendas y realizó mil seiscientas ochenta mejoras habitacionales. Actualmente se encuentran en ejecución tres mil doscientas setenta y un viviendas y mejoramientos en toda la Provincia. Se regularizó el dominio de cuatro mil cincuenta y cinco viviendas que ya tienen la escritura por primera vez en la historia los habitantes de estas casas, el diez por ciento de las viviendas que se han construido en la Provincia. El descuento automático, también por una Ley sancionada por los señores legisladores, ha permitido que la recaudación se incremente en un doscientos por ciento y junto al programa de regularización en marcha se asegurará que los cuarenta y cuatro mil adjudicatarios en algún momento puedan contar con la escritura de su vivienda.
Ahora vamos a hablar de la economía ligada a la producción, industrialización y el consumo de los habitantes de la Provincia.
El año pasado en ocasión del mensaje del 1º de mayo, les manifestaba que afuera del Estado existían cuatrocientas mil personas que se desviven por encontrar su espacio, que a todos ellos les correspondía su oportunidad.
El Plan Frutícola es una oportunidad. Creamos las herramientas del financiamiento a través del IADEP y el Banco Provincia, de sanidad vegetal para ajustarnos a las exigencias internacionales, del reemplazo de variedades, de la diversificación en función de la demanda y las tarifas promocionales para alentar la incorporación de su valor agregado.
Quiero decir que la tarifa de energía eléctrica en la Provincia del Neuquén es veinticinco por ciento más barata que la más barata de la República Argentina.
En sólo dos años aumentamos el veinte por ciento de la superficie cultivada, incorporando dos mil hectáreas entre plantaciones nuevas y reconversiones.
El próximo año una bodega podrá elaborar un millón de botellas de vinos finos gracias a ochocientas hectáreas de viñas que se plantaron.
Este emprendimiento, además de cientos de puestos de trabajo, atraerá divisas que se sumarán a los ochenta y cinco millones de dólares que la fruticultura provincial generó en el último año.
Así, se han plantado treinta hectáreas de viña en el valle de Picún Leufú, tulipanes y otras flores de distintas variedades en Huinganco y Las Lajas.
En horticultura, cuarenta mil plantas en Las Ovejas, Los Miches y Loncopué; frutas finas en Huinganco, Chos Malal, Los Guañacos; nogales y vides en Rincón de los Sauces y Chos Malal.
Esta política posibilitó la reapertura del galpón de empaque en Vista Alegre, que perteneciera a FUVA, ocupando hoy a más de cien personas en forma directa.
La firma Neuquén Produce, asociada a la Municipalidad de San Patricio del Chañar, abrió otro galpón que dio trabajo a cien personas más.
La Provincia conserva hoy su liderazgo en el país como productora de jugos de manzanas y peras.
Le dimos un nuevo perfil al Mercado Concentrador.
Hace un año iba a desaparecer, hoy es el centro de distribución más grande de la Patagonia, dando trabajo a más de quinientas personas.
Llevamos adelante el Plan de Incentivo Ganadero, que premia a quienes más producen y mejoran la calidad de sus rebaños.
En el año 2001 se benefició a dos mil productores, entregándose un millón quinientos mil pesos.
La aftosa hizo retroceder al país, perder mercados y años de esfuerzos.
Luego de trabajosas y difíciles gestiones de la Provincia, llegamos a un acuerdo con el SENASA, que permitió rehabilitar los mataderos y cientos de puestos de trabajo, regularizando la oferta para los consumidores neuquinos.
El Plan Forestal prevé prefinanciación de plantaciones para empalmar con los beneficios de la Ley nacional número 25.080 e incentivos para quienes realicen poda y raleo de los bosques cultivados.
La Provincia ha otorgado todos, absolutamente todos los aportes tramitados.
Lamentablemente la Nación no ha hecho lo propio y adeuda a los productores un millón quinientos mil pesos.
No obstante ello, la Provincia ha logrado mejorar el promedio anual de hectáreas forestadas: de cinco mil pasamos a siete mil hectáreas. Tenemos, en promedio, dos mil hectáreas más de forestación.
CORFONE, junto a Repsol-YPF y Chevrón-San Jorge lanzaron un plan de diez mil nuevas hectáreas, de las cuales dos mil quinientas ya se plantaron el último año.
El Plan de Poda y Raleo que ocupa a quinientos operarios y la plantación de árboles ocupó a mil personas.
Hemos continuado el Plan de Regularización del Dominio de Tierras Fiscales, habiéndose mensurado doscientos noventa mil hectáreas, con un total de ciento cuatro subdivisiones y se mensurarán quinientos quince mil hectáreas más.
Estamos ofreciendo en venta tres mil doscientas hectáreas en Añelo que fueron dotadas de toda la infraestructura necesaria para la producción agrícola.
Realizamos en el día de ayer el lanzamiento de la promoción en los medios nacionales.
En un solo día recibimos cuarenta y cinco consultas telefónicas y por correo electrónico de interesados de todo el país.
Yo creo que vale la pena detenernos y leer uno de los mail que recibimos en el día de ayer, llegó a la Subsecretaría de Coordinación y Producción de la Provincia del Neuquén y dice así: “Al señor gobernador Jorge Sobisch: Nuestras alegres felicitaciones por lo enunciado en la página siete del Diario Clarín del día de la fecha, como la más cordial y confiable invitación a invertir en esa Provincia porque en los momentos de incertidumbre en que vivimos los habitantes del país, leer eso en medio de tantas noticias negativas es un aliciente que nos demuestra que no todo está perdido y que la voluntad y mejor disposición están latentes para iniciar el resurgimiento de la actividad industrial, única alternativa que al concretarse marcará el rumbo que jamás debimos perder, la cultura del trabajo y la producción. No dudamos en desear y decir que Neuquén será pionera en el pensamiento y en la acción y ello fortalecerá las aspiraciones de quienes, como nosotros, desde la desocupación, desde el llano pero sin haber perdido las ganas de seguir luchando podremos iniciar a la sombra de las industrias grandes y de las PyMES pequeños emprendimientos que como los diagramados, postergados por años, taller metalúrgico, cooperativas de trabajo, que como eslabón más sirva a las futuras aspiraciones de un gobierno provincial con brillante iniciativa. Adelante al desearle mucho éxito, saludamos atentamente.”.
Fíjense la gente que firma: “Félix H. Leiva, tornero matricero industrial; Guido O. Campos, tornero mecánico y técnico en repuestos de afinación hidráulica; Walter Raúl, herrería artística y anexos; Aníbal A. Besanset, tornero mecánico y técnico en motores Mercedes Benz; Graciela D. Besanset, magisterio especial en educación inicial; profesor doctor Julio C. Kupeta, médico psiquiatra de la UBA; Marcelo Campos, técnico eléctrico en hidráulica de neumáticos; Zulma Gladis Campos, magisterio especial en educación primaria; Ricardo Sif, médico oftalmólogo asesor en medicina preventiva del trabajo; Eduardo L. Leiva, coordinador del taller metalúrgico ‘El Centésimo’.”
Obviamente, no todo está perdido en la Argentina.
Dónde anda mi amigo Benítez? (dirigiéndose hacia el sector de autoridades invitadas). Ayer publicamos el correspondiente llamado a licitación pública nacional e internacional para la concesión de la construcción, administración, operación y explotación del aprovechamiento hidroeléctrico y agroindustrial Chihuido II.
En cuanto a la política minera, continuaremos el proceso iniciado al lanzar el Plan Minero Provincial en Chos Malal.
Ahora el tipo de cambio se suma a las ventajas comparativas que Neuquén ofrece a través de la desregulación del sector.
Inicié mi gestión con una deuda superior a los seiscientos millones de pesos o dólares que en el último año había aumentado un ochenta por ciento. En el año 2000 mi premisa fundamental fue recomponer el equilibrio en las cuentas públicas, afrontando el descontrolado crecimiento que se venía verificando en los años anteriores. Esto se logró, fundamentalmente, a través de dos acciones principales: una, relacionada con la contención del gasto público y la otra, mediante la refinanciación de la deuda pública a través del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial por ciento cuarenta y ocho millones, logrando equilibrio presupuestario luego de un déficit anterior de doscientos sesenta millones de pesos anuales.
En el 2001 el contexto nacional fue aún más desfavorable, ya que no sólo se profundizó la recesión, sino que a partir de la segunda mitad del año el dinero efectivo era prácticamente inexistente. La Nación comienza a pagar la coparticipación en LECOP e interrumpe el envío de fondos comprometidos para la refinanciación de la deuda pública a través del Fondo Fiduciario. De los ciento sesenta y un millones, sólo se recibieron ochenta.
Hacia fines de 2001 la brusca caída de la recaudación nacional y la cesación de pagos agudizaron los problemas financieros de las provincias.
Nuestra Administración no solicitó nunca subsidios ni aportes extraordinarios, sino tan solo ha reclamado lo que legítimamente nos corresponde.
Con nuestros propios recursos afrontamos todas las dificultades, solo acudimos a incrementar la deuda de la Tesorería en aproximadamente cuarenta millones de pesos, habiendo pagado los salarios en forma regular y continuando con todas las prestaciones a cargo del Estado.
Durante el año 2002, el gobierno nacional, ante la grave crisis económica, propuso a los Estados provinciales un nuevo Acuerdo.
Nosotros firmamos cuando se reconocieron nuestras acreencias y nuestras deudas se convirtieron en títulos nacionales a dieciséis años con tres años de gracia.
El pago de esas deudas nunca podrá superar el quince por ciento de nuestra coparticipación federal, que sería el equivalente a unos cuarenta y cinco millones de pesos anuales, lo que representa una rebaja, o ganancia o dinero para invertir en trabajo para los neuquinos de ciento sesenta y cuatro millones de pesos por año. Y además nos reconocieron veintiséis millones que nos adeudaban, más un millón de pesos por mes, a partir del mes de marzo; a esto hay que agregarle que por este mismo concepto nos habían pagado a fines del 2001, cincuenta y dos millones quinientos mil.
Los señores legisladores recordarán que en el inicio de mi primer discurso decía que le íbamos a reclamar el dinero que Nación nos debía, hemos cobrado una parte y nos resta solamente cobrar veintiséis millones. Haber ganado este reconocimiento nos permite continuar en la búsqueda del equilibrio presupuestario y amortiguar el impacto negativo que el inestable e imprevisible contexto nacional nos provoca.
Negociamos en el momento justo e hicimos valer nuestros derechos. Nos tildaron de oportunistas por esta actitud de defensa de Neuquén. Ahora yo me pregunto, qué hubiera pasado si la Nación hubiera negociado en el momento justo con los organismos internacionales? Hubiera aprovechado la fortaleza política que en algún momento tuvieron nuestros gobiernos nacionales, seguramente estaríamos mucho mejor de lo que estamos.
Nuestra recaudación tributaria durante el año 2001 fue récord histórico en la historia constitucional de la Provincia del Neuquén, alcanzando la cifra de ciento setenta y siete millones de pesos y en este mes de abril, en plena recesión nuestra recaudación impositiva, alcanzó los doce millones de pesos, lo que refleja una recuperación de la actividad económica, independientemente de lo que está pasando en el país.
Las provincias deben recaudar y después debemos coparticipar al Estado porque recaudamos mejor e invertimos mejor.
Creo que no tenemos que explicar qué pasa en Nación y qué pasa en Neuquén.
¿Qué sucedía en el Parque Industrial Neuquén hace dos años? Nada.
Hoy cuesta conseguir un lote en el Parque Industrial.
Más de veinticinco empresas se radicaron entre Neuquén, Plaza Huincul, Cutral Có y Junín de los Andes, generando ochocientos puestos de trabajo.
En este marco, la Provincia pudo poner en marcha durante el año 2001 un programa de licitación de áreas de exploración petrolífera y gasífera. Se han adjudicado hasta la fecha once áreas con un compromiso de inversiones en los próximos dos años de más de ciento cincuenta y seis millones de dólares. Quiero recordarles a los señores legisladores que nuestra expectativa por todos bien conocida de cien millones como máximo, ya hemos superado con la mitad de las áreas más del cincuenta por ciento de lo que teníamos previsto. Más de ochenta empresas de todo el mundo, desde las transnacionales más importantes a pequeñas empresas nacionales han concurrido a estas licitaciones.
Desde que se firmó el acuerdo de prórroga de la explotación del yacimiento Loma de La Lata, Sierra Barrosa, la Provincia ha recaudado como consecuencia de la actividad de YPF con proveedores y contratistas, sin contar las inversiones directas, ocho millones de pesos en concepto de Impuesto a los Sellos. Si tenemos en cuenta que lo recaudado corresponde a actividades realizadas durante el primer año y medio podríamos deducir que durante los diecisiete años del mismo se recaudarán noventa millones de pesos.
El Impuesto a los Sellos se paga por un contrato entre dos partes. Para operar en Neuquén, Repsol-YPF no necesitó un nuevo contrato, sino una ampliación. Esto demuestra la falacia de los argumentos esgrimidos por quienes han dicho que el gobierno provincial ha exceptuado de este impuesto a YPF. La actividad hidrocarburífera de YPF y sus contratistas no está exenta del pago de Impuesto de los Sellos, porque las que están gravadas son las inversiones y sus contratos, no los compromisos de inversión.
En Neuquén el símbolo permanente de la reivindicación federal fue la generación de valor agregado al gas natural o al petróleo y a la separación de los gases ricos sobre los yacimientos.
Se pueden recoger montañas de comentarios periodísticos y de antecedentes sobre esto, montañas podríamos recoger de cosas que pasaron en la Provincia.
Hoy, la Provincia se encuentra entre las cinco provincias del país que tiene industria petroquímica.
Logramos la separación de los gases ricos sobre el yacimiento Loma de La Lata a través del proyecto Mega, con una inversión total de setecientos millones de pesos.
Y trajimos al país la planta de fertilizantes con una inversión de seiscientos millones de dólares.
Y la planta de metanol, con una inversión de ciento ochenta millones de dólares y una producción de cuatrocientas mil toneladas por año. Después de muchos años de buscarlo, estamos transportando y exportando desde Neuquén, metanol, combustibles, etano, propano y butano, gas natural y petróleo. Lo que sucede con la planta de metanol es un claro ejemplo de lo que hay que hacer.
Honramos los acuerdos asumidos por el gobierno anterior y apoyamos la construcción de la planta. Seguridad jurídica, previsibilidad política.
Lo que no hay que hacer: El transporte de metanol para su exportación a Brasil, se ve imposibilitado por diversos recursos planteados por organizaciones y particulares de la Provincia de Buenos Aires. Se argumenta inseguridad y temor por el transporte del ferrocarril. Quiero destacar que el metanol en el mundo, desde hace décadas, se traslada por ferrocarril y requiere similares medidas de seguridad que la nafta, el gas licuado y otros combustibles.
Siguiendo con lo que hay que hacer, la Provincia logró un aporte de trece millones de pesos anuales en el Presupuesto nacional destinado a las actividades de mantenimiento de la Planta Industrial, de la Planta de Agua Pesada y los quinientos treinta trabajadores saben que tienen en este gobierno un aliado estratégico que hasta ahora es el único que les trajo una solución.
El denominado Corredor Bioceánico entre los puertos de Bahía Blanca y Concepción en Chile, con Neuquén es una realidad. A la vía terrestre del corredor le están faltando unos pocos kilómetros en Pino Hachado, del lado chileno. Mientras tanto, estamos ejecutando las obras de remodelación de las instalaciones aduaneras de Pino Hachado, con una inversión de quinientos mil pesos.
En el caso del ferrocarril a Chile, desde el Poder Ejecutivo hicimos todo para empezar su construcción. Logramos la delegación a la Provincia de las acciones por parte de la Nación, nos transfirieron materiales y rieles, encontramos el interés de Chile, recorrimos distintos países buscando inversores y créditos. Firmamos un acuerdo con el Ministerio de Economía de Portugal, recibimos y evaluamos la propuesta técnica y financiera para la construcción del tramo de cincuenta y seis kilómetros entre Zapala y Las Lajas. La propuesta se encuentra plasmada en un proyecto de Ley que remití a esta Legislatura para su tratamiento.
Por otra parte, el próximo 10 de mayo reiniciaremos los vuelos internacionales desde el aeropuerto de Neuquén a Temuco, y próximamente a Puerto Montt, Bariloche, San Martín de los Andes y Rincón de los Sauces a partir del acuerdo firmado con SW en octubre pasado. Yo creo que la unión con nuestro hermano país de la República de Chile no se predica, se lleva en acciones concretas adelante y esto es lo que está haciendo la Provincia.
No obstante las contingencias del país, voy a redoblar la apuesta en Argentina y al exterior, vamos a seguir buscando inversores.
Continuaremos con nuestra estrategia de constituir a Neuquén en una fuente energética para el mundo. Tenemos que competir para exportar nuestro gas y nuestro petróleo. El gas argentino afronta una fuerte competencia con el gas boliviano. Ya Bolivia será quien mande a Norteamérica su gas natural como gas licuado; hoy perdimos el mercado Estados Unidos, mientras nosotros discutíamos que las empresas eran las malas de la película, los bolivianos cerraban acuerdos con estas mismas empresas y nos ganaron el mercado; o sea, mientras nosotros decíamos que estas empresas eran malas, los bolivianos con estas mismas empresas que están en la Argentina cerraron los convenios y nos ganaron el mercado de los Estados Unidos.
Nos quedamos mirando o peleamos para abastecer el mercado brasileño? La única forma de pelear por este mercado es dejar de lado los discursos folklóricos y dando seguridad política y jurídica.
El gobierno nacional a través de las retenciones incrementa sus recursos que no coparticipa, y también mantiene artificialmente bajos los precios internos para subsidiar el precio de los combustibles. Esto se explica porque los principales consumidores de combustibles del país son en primer lugar el sector agropecuario de la Pampa Húmeda, luego los habitantes del Gran Buenos Aires con un sistema de transporte público que todo, absolutamente todo el país subsidia hace años.
El miércoles 27 de marzo, con respecto a las retenciones y a tantos comentarios que se ha hecho despectivamente de mi persona, el suplemento de Energía del diario Ámbito Financiero, se manifestó y dice: “...se dice que el único gobernador que la vio clara fue el neuquino, que se cansó de predicar en el desierto...”, yo debo predicar en el desierto por esta cuestión de los árabes y todas esas cosas (mirando al señor vicegobernador ubicado a su derecha) ¡debe ser por eso! no?.
Repito de nuevo: “... se dice: que el único gobernador que la vio clara fue el neuquino, que se cansó de predicar en el desierto sin un contundente respaldo de sus colegas. En el fondo, lo que ocurría, era que por pruritos políticos, muchos gobernadores de provincias productoras temían quedar pegados como lobistas de las empresas. En otras palabras, pusieron el carro delante del caballo...”.
Esto lo dice Ámbito Financiero, no yo.
También pretenden apropiarse de nuestros recursos al intentar pesificar uno a uno el valor boca de pozo del gas natural a sus valores anteriores a la devaluación y a la disparada inflacionaria, para mantener artificialmente baja la tarifa de gas a los consumidores de los grandes centros urbanos e industriales. Neuquén produce más del cincuenta por ciento del gas que se consume en el país y deberá cargar con la mayor parte del costo de éste subsidio.
Nadie imagina a estos mismos diputados nacionales proponiendo medidas similares para congelar los precios de la producción cerealera y ganadera cuyos intereses representan, aún cuando estos precios se estén trasladando diariamente al costo de la canasta básica de alimentos que consumen todos los argentinos; aquí se preocupan porque aumentan los combustibles pero no los alimentos, en qué quedamos? O tenemos que hacer lo que dijo un ilustre adversario político: “Los neuquinos debemos ser generosos con el resto del país”. Se refería al resto del país o a los grandes centros urbanos como Buenos Aires? Una de dos: o conseguimos un buen precio para el gas de exportación o seguimos subsidiando a la Provincia de Buenos Aires. Tenemos que ver qué es lo que elegimos.
Inclusive el mercado chileno, ya legítimamente conquistado por el gas neuquino, podría perderse de no garantizarle a los clientes la seguridad en el suministro.
Los precios de boca de pozo deben estar acordes con los costos de los productores para captar el gas, transportarlo y para ampliar los horizontes de reservas. Pero seguramente algún iluminado va a decir que las empresas van a ganar dinero, y yo a esto quiero contestar con una pequeña reflexión. Los grandes hornos de las acerías y fabricantes de tuberías, para dar un ejemplo, no están precisamente en Neuquén sino en los grandes centros urbanos, pero han incrementado los precios de sus productos que nosotros compramos para hacer nuestras obras a valores internacionales, mientras que uno de sus principales insumos, el valor del gas, está congelado y devaluado a partir de enero pasado.
Y yo me pregunto: ¿Y estas empresas no ganan dinero?
Pero no solamente tenemos que discutir con el gobierno nacional, discutir serenamente, con altura, tampoco estamos de acuerdo con las empresas como nos están liquidando las regalías y hemos hecho el reclamo correspondiente a los primeros cuatro meses del año por diecinueve millones doscientos mil pesos, de acuerdo a nuestros cálculos. Hemos hecho los reclamos formales y si no nos pagan le haremos juicio, porque nuestra plata es la plata del pueblo de la Provincia y nosotros tenemos que defenderla.
Además, estamos impulsando ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación nuestro reclamo por cobro de regalías mal liquidadas, por seiscientos cinco millones cuatrocientos sesenta y cuatro mil novecientos treinta pesos con más intereses y ajustes devaluatorios por el período septiembre del ’90 a octubre del ’99 y todos los que se devenguen con posterioridad. Este reclamo lo comenzó el gobierno anterior, nuestra política es darle continuidad, como lo hicimos con la planta de metanol. Hay que dejar de lado la estéril discusión de quién lo empezó y quién lo terminó, para pensar en los beneficios de las decisiones sabias. Tenemos muy en claro que no se trata solamente de una disputa jurídica o económica, es además una disputa ideológica: defender nuestros recursos y la supervivencia de ésta y las futuras generaciones.
En este contexto hemos puesto al Banco Provincia del Neuquén SA como herramienta al servicio de la gente y la economía; vamos a financiar la construcción de frigoríficos, galpones de empaque y bodegas que signifiquen empleo genuino e incorporación de valor agregado a la producción.
Un ejemplo de la sabia decisión de los señores legisladores de conformar al Banco de la Provincia en sociedad anónima. La cantidad de cuentas creció de noventa mil en el año 2000 a doscientos treinta y cinco mil en el año 2001, es decir, un doscientos sesenta por ciento. Pasamos de atender un millón doscientas mil transacciones mensuales con seiscientos treinta y cuatro empleados a dos millones ochocientas mil transacciones mensuales con cuatrocientos ochenta y seis empleados, aumentando su productividad en un trescientos por ciento.
Ahora el gobierno nacional quiere formar el Banco Federal. Les dije antes que no privatizaría ni una baldosa del Banco Provincia del Neuquén SA. Les digo ahora: no cederé un milímetro de la propiedad y jurisdicción que ejerce nuestro Banco Provincia.
También Vialidad está al servicio de la gente y su economía. Se construyeron treinta y cinco kilómetros de pavimento en la Ruta provincial 23 entre Junín de los Andes y Aluminé con una inversión de tres millones quinientos mil pesos. Otros cuarenta kilómetros de pavimento se construyeron en la Ruta provincial 46 entre Zapala y Aluminé, con una inversión de once millones de pesos. Estas obras viales se integran con la próxima pavimentación de la Ruta provincial 13 desde Primeros Pinos hasta el Paso Icalma en el límite con Chile, esto permitirá poner en servicio otro paso internacional pavimentado para el desarrollo de toda la región turística, con una inversión de cuatro millones cuatrocientos mil pesos.
Con recursos provinciales se ejecutó, dada su importancia estratégica, la obra de pavimento faltante de la Ruta nacional 22 que llega al Paso Pino Hachado y una decisión que considera trascendente para el desarrollo provincial es la apertura de un paso comercial en la zona norte.
Acá tenemos hinchada propia (mirando hacia las bancas de los señores diputados del Movimiento Popular Neuquino).
Hemos incorporado al Presupuesto provincial la consolidación de las rutas por los Pasos Pichachén y Lumabia. Se concluyó la construcción de sesenta y cinco kilómetros de pavimento en la Ruta provincial 6 entre Crucero Catriel y Rincón de los Sauces y se están ejecutando otros setenta y cinco kilómetros de pavimento para unir Rincón de los Sauces con Añelo, con un costo total de veinticinco millones de pesos.
El respeto de la autonomía municipal es un signo distintivo de todas las gestiones que me ha tocado llevar adelante en la Provincia y ya forma parte del patrimonio democrático de los neuquinos. Las transferencias de recursos de coparticipación a los municipios, por todo concepto, incluso obra delegada, ascendieron durante 1999 a ciento veintiún millones de pesos; en el año 2000 incrementamos las transferencias a ciento treinta y siete millones; mientras que en el año 2001 fueron ciento treinta y un millones de pesos. En los primeros cuatro meses del presente año se han girado cuarenta y cinco millones doscientos mil pesos y llegaremos seguramente en esta línea a los ciento treinta y cinco millones; tal vez un poquito más. Pero no se fortalece a los municipios solamente con plata, hay que hacerlo a través del proyecto político que nos involucra a todos, independientemente de nuestro color político. Por eso, el gobernador, los funcionarios y técnicos han salido de sus escritorios para trabajar en los municipios junto a la gente, conociendo sus problemas y dándole solución; venciendo entre todos la burocracia enquistada en el Estado.
El artículo 124 de la Constitución nacional expresa en su parte final: “...que corresponde a las provincias el dominio originario de los recursos naturales existentes en su territorio.”.
Somos y seremos inflexibles en la defensa de nuestros recursos y en el ejercicio de los derechos que nos asisten. En esta lucha debemos estar todos comprometidos.
Recuperamos de Parques Nacionales la propiedad y jurisdicción sobre las denominadas “pistas provinciales” junto al cerro Bayo, en Villa La Angostura. El tiempo nos dio la razón, escrituramos a favor del Instituto de Seguridad Social la hostería Ruca Malén.
La hostería Ruca Malén la compramos y legítimamente nos pertenecía.
Por otra parte, debemos apoyar el tipo de cambio que nos favorece para nuestro turismo, pensemos nada más en la ocupación total de las plazas disponibles durante toda la pasada Semana Santa; la Provincia del Neuquén vivió un hecho inédito -desde el punto de vista turístico- todas las plazas norte, sur, este y oeste estuvieron ocupadas en Semana Santa. Tenemos que plantear un desarrollo uniendo primero Neuquén de este a oeste y de norte a sur, un planteo con una profunda identidad neuquina. Luego la Patagonia argentina con sus provincias y más tarde la Patagonia chileno-argentina.
Me olvidé de nombrarlo, señor cónsul, pero éste es el mejor homenaje (dirigiéndose al señor cónsul de la República de Chile).
Tenemos que pensar con grandeza si queremos crecer. El IADEP integrado al Centro PyME articulando su acción con la agencia de Turismo y con el activo protagonismo del sector privado, conforme a los proyectos de Ley ya remitidos a esta Legislatura para su tratamiento, son las herramientas con las cuales Neuquén podrá realizar este sueño de integración y desarrollo turístico. Debemos redefinir el federalismo para dejar de ser filiales del Estado nacional sin poder político y sin poder económico propio. Para ello la regionalización e integración provincial se presentó como una alternativa posible. Por qué no conformar las provincias entre Neuquén y Río Negro o entre las provincias de la Patagonia? Por qué no unificar nuestros tribunales, legislaturas, policías, sistemas de salud y hasta nuestros gobiernos? Por qué no convertir en una empresa el Ferrocarril Trasandino, la recuperación de los Parques Nacionales, el desarrollo del INVAP, el ENSI o del Instituto Balseiro, recuperar la potestad de recaudar y administrar nuestros impuestos? Por qué no hacernos cargo del PAMI, del INTA, del SENASA?
Frente a las dificultades que vivimos no hay espacio para albergar especulaciones político-partidarias o intereses personales. Estamos llamados a pensar y a actuar en grande, soñar, porqué no, un Neuquén y Zapala, porqué no Huincul y Cutral Có, porqué no Neuquén, Centenario, Plottier? ¿Por qué no podemos soñar?
En mi paso por la Gobernación neuquina en el período 91’-’95 no vacilé en propiciar la representación proporcional en esta Cámara para que, justamente, la voz de la gente estuviera plasmada en la conformación de estas bancas, cumpliendo con un compromiso preelectoral con la ciudadanía.
Mi íntimo convencimiento es que los problemas del funcionamiento de la democracia se solucionan abrevando más en su espíritu y en su naturaleza.
Sé de vuestros problemas para funcionar y digo que los problemas de funcionamiento de la democracia deben ser resueltos desde la profundización de ellas, la profundización de la democracia y quiero hacer mi aporte para que esta Honorable Cámara sea un ejemplo en el concierto de las provincias argentinas y al igual que lo hice en el período 1991-1995 con la Justicia, propiciando ese trascendental paso que fue la autarquía; hoy vengo a proponer para la Legislatura un tratamiento similar, la autarquía legislativa de la Provincia del Neuquén.
Seguramente este será un aporte más a la calidad de los señores legisladores y que todos juntos encontremos el camino de nuestros problemas.
De esta forma, ratifico mi acción y pensamiento con respecto a la independencia de los tres Poderes, sin dejar de pensar en una política en común para que la solución de los grandes problemas tengan el respaldo de la Constitución, la ley, sus intérpretes y sus ejecutores.
Hay una cosa que no quería escribirlo porque es parte del sentimiento que todos los neuquinos albergamos y naturalmente los que están dentro de esta Cámara, cual es la reforma política que le dé transparencia a nuestros actos de gobierno, yo sé que ustedes están comprometidos en este camino y quiero decirles que, como gobernador de la Provincia del Neuquén, voy a poner mis máximos esfuerzos para que demos un mensaje de claridad al país y a los neuquinos que nos delegaron esta responsabilidad, a ser honestos, a ser un Estado más chico, más eficiente y más solidario, liberarlo de los privilegios y que sirva a los intereses de la gente que es para lo que nos han nombrado a todos nosotros. No tengo ninguna duda que el Poder Legislativo va a acompañar al Poder Ejecutivo o el Poder Legislativo va a acompañar al Poder Ejecutivo para hacer las reformas que necesita la Provincia del Neuquén.
He querido venir sin ninguna crítica, sin ningún pase de factura porque creo que los tiempos que se vienen son tiempos de construcción, de paz y de solidaridad y que cada uno de nosotros pongamos lo que tenga que poner.
Como verán hemos hecho juntos muchas cosas, nos quedan materias pendientes de la reforma política y algo más, que junto a la reforma política va a dar sustento permanente a la Provincia del Neuquén y es que incorporemos todos nuestros recursos no renovables al crecimiento y al desarrollo de la Provincia del Neuquén. Como ustedes vieron, muchos millones de pesos se van a través de los servicios que prestamos como Estado provincial a través de sueldos, comidas, materiales que compramos, en síntesis aportes de lo que compra el Estado cada treinta días la Provincia merecidamente coloca en los bolsillos de los empleados públicos y municipales cincuenta millones de pesos por mes; cincuenta millones de pesos por mes cada treinta días se van de la Provincia; algunos van a reír, se van en zapallos, papas, batatas, camisas, corbatas, todo más del noventa por ciento viene de afuera.
Hemos instalado ya el “compre neuquino” ahora tenemos que decirles a todos aquellos que venden en Neuquén que vamos a instalar lo que los neuquinos producimos para que las riquezas de nuestro petróleo y nuestro gas se conviertan en productos.
JORGE OMAR SOBISCH

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada