marzo 05, 2012

Mensaje del Gobernador de Neuquen, Jorge A. Sapag, en el acto de toma de posesión del cargo (2007)

MENSAJE
DEL
GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE NEUQUEN
Jorge Augusto Sapag
EN EL ACTO DE TOMA DE POSESION DEL CARGO
EL 10 DE DICIEMBRE DE 2007

Señor vicegobernador con mandato cumplido, señora vicegobernadora, señores diputados e intendentes electos y con mandatos cumplidos, representantes del Poder Judicial, de las Fuerzas Armadas y de Seguridad y demás autoridades e invitados presentes, mujeres y hombres de la Provincia del Neuquén.
Llego a este Recinto con humildad y con la emoción profunda que significa asumir esta alta responsabilidad de gobernar la Provincia del Neuquén; responsabilidad confiada por los ciudadanos en forma democrática y soberana, responsabilidad que me compromete al ejercicio de un gobierno serio, activo, abierto y participativo, a cumplir con transparencia y honestidad el deber social y republicano asumido.
Quiero que mis primeras palabras sean de sincero agradecimiento y reconocimiento a aquellos que confiaron en nosotros desde el principio y a los que se sumaron en el camino, a los que con su profunda fe nos sostuvieron en las buenas y también en las malas, a los ciudadanos que nos acompañaron y a los que sin hacerlo depositan hoy sus esperanzas en una democracia auténtica y efectiva.
Nuestro Gobierno será, como corresponde, un gobierno para todos, sin excluidos ni privilegiados, sin distinciones ni discriminaciones. La ley será pareja porque el respeto a la Constitución y a las normas es el único camino para la construcción de una sociedad justa y más digna de ser vivida.
Saludo a todos los diputados que hoy comienzan su tarea, vayan mis mejores palabras de admiración para esta noble tarea legislativa. El debate, el respeto a las ideas diferentes, los consensos, los disensos, la elaboración de leyes justas deben ser el objetivo para asegurar el crecimiento de nuestra Provincia y el progreso de sus habitantes.
Quiero destacar que por primera vez en nuestra vida institucional una mujer va a ocupar el cargo de vicegobernadora y es mi deseo más ferviente, que este hecho histórico signifique un homenaje y un reconocimiento a la lucha de las mujeres por la igualdad de derechos, en una sociedad argentina que ha demorado demasiado tiempo para concretar esta nueva realidad. Queda mucho camino por recorrer pero estos decisivos pasos son señales claras de avance y de progreso por la defensa de la dignidad de la mujer. Y saludo no sólo a la mujer, a la vicegobernadora, sino al ser humano excepcional que es Ana Pechen, que con sus talentos y sus virtudes, no tengo ninguna duda, va a estar al servicio de la grandeza de la Provincia.
También llega a la Presidencia de la Nación, una mujer, Cristina Fernández; la saludo con respeto y con afecto. En nombre del pueblo y del Gobierno del Neuquén, le deseo el mayor de los éxitos, porque en su éxito está también el de todos los argentinos.
Estoy seguro de que su gestión estará inspirada en principios republicanos, en su vocación federalista y en un sentimiento patagónico compartido que traerá el progreso y el desarrollo a nuestra región, tantas veces olvidada y postergada.
Y ya que estoy hablando de mujeres, quiero compartir con ustedes un verdadero privilegio personal (Visiblemente emocionado).
Se encuentra presente en este lugar, mi madre con sus jóvenes ochenta y ocho años, aunque no se debe decir la edad de una mujer ¿no?
A ella yo le quiero decir que ha sido una madre excelente, en el cariño, en la educación, en la transmisión de valores importantes como la responsabilidad, la constancia, la sensibilidad.
Vaya en estas palabras a mi madre, un homenaje a todas las madres neuquinas. Seguramente todos aquí vamos a poder decir que nuestra madre es la mejor, y yo también lo voy a decir: mamá, para mí, usted es la mejor.
Recuerdo a mis abuelas y abuelos, pioneros en estas tierras neuquinas, con su vocación por el esfuerzo, por el trabajo, por la educación, con ellos también rindo un homenaje a todos los pobladores de la Provincia, a los primeros y a los últimos, y cuando hablo de pioneros me parece estar escuchando la voz clara y entusiasta de mi padre que, sin estar presente, aún está presente.
La presencia de mis hijos, Mariano y Francisco, me emociona y me compromete, de ellos aprendo todos los días y son los ojos que me miran y en los que yo me miro y quiero que dentro de cuatro años, esos ojos me devuelvan el mismo amor, la misma admiración y el mismo respeto de este día.
Agradezco la compañía y el apoyo de mis seres queridos, amigos y familiares; saludo a mis hermanos que me acompañaron en todo momento.
Saludo a mi tío Felipe y a mi tía y también a mi tía y también a mi otra tía Sarita, lo hago con gran afecto y reconocimiento.
Me emociona la presencia de todos mis amigos y seres queridos y la presencia de quien, con toda la fuerza del destino y con toda la fuerza de su ser, llegó con su inteligencia y sus sentimientos más profundos a mi vida.
Decía que vengo a este Recinto emocionado y también lo hago con profundas convicciones republicanas, democráticas y federalistas, con profundo amor por Argentina y por la Provincia del Neuquén. La democracia es el sistema que permite organizar la vida del Estado y de la sociedad y para que la democracia funcione es esencial el respeto del ser humano, el respeto de sus derechos, del pluralismo, de las ideas y creencias diferentes. La responsabilidad de dirigentes y ciudadanos es la condición esencial para la existencia de la paz social de la que hablaba Ana, en la que derechos y obligaciones deben ser respetados y cumplidos.
Es fundamental el protagonismo ciudadano, a través de todos los mecanismos de participación existentes. Es preciso el diálogo fértil, reflexivo, el debate analítico que reemplace la confrontación social y que reemplace el desencuentro de los neuquinos. Los principios republicanos básicos exigen el respeto a la división de Poderes independientes, subordinados a un orden jurídico que debe estar inspirado en valores permanentes; requiere también la transparencia y la publicidad de los actos de gobierno. Se debe asegurar el respeto de derechos fundamentales como la vida, la libertad, la integridad física y la vigencia absoluta de las garantías sociales, la educación, la seguridad, la vivienda, la salud y el trabajo. La sociedad argentina actual -en la cual incluyo a la neuquina- está fracturada, fragmentada y dividida con desigualdades y con insostenibles inequidades.
Debemos lograr un proyecto de vida en común que se convierta en un bien para todos los sectores y esto se logra a través de la convergencia de los intereses contrapuestos en el marco de un proyecto a mediano plazo, en el que debe existir el diálogo razonable para que no se convierta en un mandato unilateral, sin posibilidades de éxito. Debe lograrse el consenso en los objetivos a lograr, todas las personas, grupos de interés y organizaciones de la sociedad, debemos asumir deberes con responsabilidad, respetando las diferencias, las discrepancias, los conflictos, las luchas pero siempre asegurando la convivencia pacífica. Julián Marías enseña que la diversidad de lo humano debe enriquecer la convivencia pero nunca destruirla, debemos aprender a vivir juntos. Lo que destaca a una sociedad es que en la construcción de un buen Estado, debe haber dirigentes capaces de escuchar, comprometidos, responsables y transparentes, se debe asegurar la calidad de las instituciones y la calidad de su funcionamiento para una buena gestión de los tres Poderes del Estado. El proyecto de vida en común de los neuquinos es posible, con convergencias razonables y compatibles, en el que la convivencia y la concordia se construyan sobre la verdad y no sobre la mentira, sobre la voluntad de construir positivamente y de no hacer daño a los demás. En la convivencia y la concordia no hay lugar para la intolerancia, para la agresión, para el insulto fácil o para la calumnia. Todos debemos asumir nuestra responsabilidad en el camino para construir la paz social; Gandhi alguna vez dijo: no hay camino para la paz, la paz es el camino.
Desde el Gobierno impulsaremos el diálogo permanente y una postura abierta a todas las voces que conforman las distintas opiniones y posiciones de la sociedad neuquina. Esta actitud representa respeto a los dirigentes y también respeto a los ciudadanos que ellos representan. Como parte de esta posición estableceremos un marco de reuniones periódicas con las diferentes asociaciones sindicales, que asegure la participación y el protagonismo de todos los trabajadores de nuestra Provincia, sean ellos públicos o privados.
Nuestro programa de gobierno fue desarrollado en la plataforma electoral que pusimos a consideración de la sociedad en las elecciones internas del año 2006 y en las elecciones generales del último 3 de junio. Por respeto a la brevedad, me permito solicitar a los señores diputados que el resumen de nuestro plan de gobierno, que en este momento les va a ser entregado, sea trascripto al Diario de Sesiones de esta Honorable Cámara, pero me voy a permitir transmitir a ustedes los puntos más salientes de nuestra labor de gobierno y los principios más importantes que darán luz a esta tarea.
El acceso equitativo al conocimiento es condición fundamental para la realización personal en una sociedad justa y pacífica que consolide los valores y la formación ética y solidaria de las personas. Sueño que todo niño, joven y adulto neuquino tenga un acceso a la educación y que pueda finalizarla y obtener así las llaves maestras para su formación, desempeño e integración en la sociedad del conocimiento y de la convivencia.
Impulsaremos un plan plurianual, capaz de sostener, fomentar y facilitar el ingreso, permanencia y egreso de nuestros niños, jóvenes y adultos, ofreciendo una formación de acuerdo a los nuevos escenarios sociales; desarrollaremos un plan piloto de escuelas con jornada extendida; crearemos institutos politécnicos con una formación que responda directamente a las nuevas demandas sociales y tecnológicas.
Trabajaremos para sostener, fortalecer y expandir la educación técnica, formadora de recursos especializados. Será una prioridad de nuestro Gobierno incentivar el valor de la investigación, la manifestación artística, cultural, la ciencia y la tecnología.
En el plano de los proyectos específicos, promoveremos la integración de las personas con necesidades educativas especiales, desarrollaremos la educación rural y la educación del adulto, construiremos escuelas y nuevas aulas y planificaremos la nueva infraestructura educativa de acuerdo al crecimiento poblacional. Desde el Estado provincial y en coordinación con los municipios, con el gremio de los trabajadores docentes de la Provincia del Neuquén y con toda la comunidad educativa, iniciaremos desde hoy acciones orientadas a un normal inicio de ciclo lectivo del año 2008.
Recuperaremos nuestro sistema de enseñanza para que todos los habitantes de la Provincia dispongan de servicios educativos eficientes y calificados en el territorio provincial.
Aportaremos mayor cantidad y calidad de material didáctico y equipamiento, bibliotecas que reciban todos los años los libros necesarios con salas de computación y laboratorios debidamente equipados, con la apertura de portales educativos y sitios web que permitan instrumentar un programa de educación a distancia. Es objetivo de nuestro Gobierno interconectar todas las escuelas de la Provincia.
Impulsaremos programas de formación para la capacitación y para la gestión escolar para fortalecer el rol de maestros y cuerpos directivos, recuperando la figura del supervisor.
Promoveremos la defensa de nuestro patrimonio cultural como la búsqueda de talentos artísticos, la jerarquización de nuestras fiestas populares, la difusión de los derechos humanos y la incorporación de personas de la tercera edad y de capacidades diferentes al mundo de la cultura.
Integraremos un sistema de gestión del conocimiento de la cultura formado por archivos, bibliotecas, centros de documentación y museos.
Vamos a intervenir con energía sobre todo nuestro patrimonio cultural para restaurarlo, cuidarlo y rehabilitarlo, para que no se afecte su imagen, su estructura, su conservación y su permanencia en la Provincia del Neuquén.
Yo nací en Zapala, en el centro de la Provincia del Neuquén y en el dormitorio de la casa en la que vivíamos, y vi cómo desde las soledades y lejanías se fueron armando las bases de uno de los Sistemas de Salud que en un tiempo fue ejemplo y orgullo para el país y para Latinoamérica. Es imperativo para nuestro Gobierno dar los pasos necesarios para retomar este camino.
Es por ello, que procuraremos un Plan de Salud para que todos los habitantes de la Provincia dispongan de servicios de atención médica integrales, eficientes, de calidad y gratuitos mediante acciones de promoción, prevención, recuperación y rehabilitación en todo el territorio provincial sin exclusiones de ningún tipo.
Daremos prioridad al desarrollo de la atención primaria de la Salud, para que sea el eje central del sistema y en el que se resuelva una importante cantidad de problemas de la atención y de la prevención.
Los centros de Salud serán ampliados, equipados y atendidos con los recursos humanos que garanticen una prestación de calidad.
Los avances en infraestructura son necesarios pero no son suficientes y deben ser coordinados con el personal técnico, administrativo y de servicios adecuado y profundamente integrado, jerarquizado y capacitado para llevar adelante tan importante misión.
Iniciaremos las acciones tendientes a crear el Consejo Provincial de Sanidad, tal cual lo establece la Constitución de la Provincia para la planificación general y coordinación de las acciones de la salud con todos los actores del Sistema y también con los municipios.
Se desarrollarán acciones y programas especiales para la atención de grupos en situación de riesgo, adicciones y pacientes con patologías crónicas y terminales.
En mi Gobierno, el Sistema de Salud seguirá siendo dependencia exclusiva provincial con una administración eficiente y eficaz.
Procuraremos agilidad en los servicios y la eliminación de gastos innecesarios e improductivos. Se contratarán servicios de otros subsectores de la Salud sólo cuando ello sea conveniente, imprescindible o necesario y para evitar superposiciones innecesarias o para suplir carencias prestacionales.
Crearemos una Dirección Provincial que permita el recupero -por parte del Estado- de toda la atención médica que presta el hospital público a afiliados o a beneficiarios de obras sociales, aseguradoras de riesgo y compañías de seguro.
Por su parte, fortaleceremos el Instituto de Seguridad Social del Neuquén mejorando su capacidad de gestión. En el área asistencial se elevará y modernizará el nivel de auditoría y se coordinarán acciones con los programas de Salud provinciales.
En el área previsional reafirmo la defensa provincial de la caja jubilatoria. El Instituto de Seguridad Social del Neuquén acompañará la transformación del Sistema de Salud de nuestra Provincia con todos sus esfuerzos, incorporándose al Sistema Provincial de Salud. Sobre esta base participará principalmente en el desarrollo de los programas de promoción de la salud, creación y desarrollo del primer nivel de atención y prevención de enfermedades.
El principio rector de nuestro Gobierno será la eficiencia en el uso de los fondos públicos, la austeridad, la responsabilidad y la transparencia en la gestión de todos los organismos.
Vamos a administrar presupuestos equilibrados y realistas que respeten la voluntad legislativa y que se ejecuten con el máximo de eficiencia. Formularemos y ejecutaremos una política tributaria progresiva que desarrolle criterio de justicia social haciendo que tributen los sectores más pudientes y menos los sectores más vulnerables.
Fortaleceremos los recursos humanos del Estado basados en los principios del mérito y de la capacidad, tendiendo a la progresiva capacitación y profesionalización.
Los pagos del Estado atenderán la antigüedad de las deudas y la urgencia en la prestación de los servicios.
La gestión de los créditos contraídos se efectuará en un marco de eficacia en el uso de los fondos atendiendo a normativas de los entes concedentes como las reales necesidades de la Provincia. La lotería y actividades afines serán gestionadas con responsabilidad tanto en lo que hace a la difusión del juego como en el uso y la recaudación de los fondos, que siempre deben estar destinados a la atención de las necesidades de los sectores más vulnerables.
Brindaremos un trato equitativo en las relaciones fiscales con los municipios que atienda a las diferencias y la dinámica de los cambios de la Provincia.
El Presupuesto provincial y las prioridades del Gobierno definirán el diseño, construcción, ampliación y mantenimiento de obras públicas.
Los planes de viviendas contemplarán tanto la construcción directa como créditos y otras facilidades para el acceso a la misma.
Apoyaremos cooperativas y entidades intermedias en un marco de igualdad de oportunidades para todos los habitantes de la Provincia.
Se escriturarán las viviendas que la Provincia ha entregado a lo largo de los años y se formalizará así la relación jurídica y económica con los beneficiarios.
Solicitaremos a la Legislatura una ley que fije el marco de este objetivo para determinar los casos de transferencia a habitantes de zonas rurales o comunidades mapuche construidas en tierras de propiedad comunitaria o sectores sociales de bajos ingresos. Para el caso de los beneficiarios que deben pagar un precio se formalizarán las hipotecas correspondientes; de esta manera, el Estado asegurará el cobro de las deudas y permitirá así que con la recaudación de las cuotas otros ciudadanos puedan acceder a una vivienda digna.
Hoy el Estado, que ha entregado viviendas, es víctima de juicios; una ley justa, tal vez pueda poner fin a esta situación.
La energía eléctrica será gestionada para el desarrollo de todos los habitantes de la Provincia; el EPEN será fortalecido y jerarquizado para que la Provincia cuente con las líneas eléctricas necesarias para lograr el fin enunciado; Villa La Angostura, Villa Traful, el norte de la Provincia, Añelo, San Martín y Junín, Caviahue-Copahue, Gran Neuquén, Centenario y Plottier tendrán las obras de abastecimiento y vinculación que necesitan. Se brindará particular atención a la provisión de agua potable y servicio de saneamiento priorizando, en todos los casos, el manejo responsable del agua que es un recurso estratégico ya a nivel mundial. Debemos, con urgencia, sanear nuestros cursos de agua; en especial las cuencas del Neuquén, del Limay, del Agrio y del Trolope. El abastecimiento seguro de agua potable a las ciudades de Neuquén, Picún Leufú, Cutral Có, Plaza Huincul, Añelo, Centenario, Plottier y otras será objetivo prioritario de nuestra gestión.
Tanto la red vial como el transporte aéreo constituyen los canales de circulación de personas y productos que mantienen vital a la Provincia.
Vamos a controlar el uso de las rutas y los transportes de cargas y de pasajeros serán también controlados para que cumplan las normativas nacionales y provinciales, en resguardo de un patrimonio que se usa y deteriora; y se usa y deteriora sin la suficiente compensación, tanto por medios nacionales como por medios de transporte internacionales.
Hemos creado la Dirección Provincial de Aviación que impulsará los servicios aéreos necesarios para el comercio, para el turismo y para la sanidad.
Integraremos el norte, el sur y la cordillera a toda la Provincia; la Provincia a la región y así acompañar el desarrollo provincial; se fortalecerá el transporte aéreo particular y el eventual hacia puntos estratégicos de la Provincia e interconectando las rutas comerciales del petróleo, de la minería y del turismo patagónico.
Estaremos preparados para atender los vuelos sanitarios, las contingencias del fuego, las adversidades climáticas y la seguridad ciudadana.
Mejoraremos aeródromos y construiremos helipuertos con plantas de provisión de combustibles.
Estudiaremos la adquisición de aeronaves y su operación por una empresa aérea regional.
En la conexión Neuquén-Buenos Aires hemos obtenido la seguridad de una compañía aérea latinoamericana que, en los próximos meses, recibirá una aeronave que le permitirá realizar un vuelo diario a Neuquén, mejorando de esta manera un servicio que hoy es insuficiente.
La Dirección Provincial de Vialidad será fortalecida para trabajar en caminos, pasos internacionales, aeropuertos, puentes, rotondas, accesos y medidas de seguridad vial; equipamiento, capacitación, campamentos, talleres son objetivos primordiales.
Con Nación vamos a articular acciones para terminar Siete Lagos y con Mendoza ya hemos hablado con el gobernador electo para que se concluya la Ruta 40 en esa Provincia.
Ninguna acción de gobierno puede concretarse si no se cuenta con una información veraz y oportuna; por ello, se fortalecerá el sistema de censos, encuestas e investigaciones estadísticas, dotándolo de total independencia para la elaboración de todo tipo de información relevante. En el mismo sentido, vamos a apoyar la cartografía y las actividades catastrales, tendientes a contar con información fehaciente y actualizada que brinde un marco de seguridad jurídica y solidaridad contributiva a todos los habitantes.
Se brindará especial apoyo a las pequeñas y medianas empresas, dado que ellas constituyen el entramado fundamental de las economías regionales y son fuente genuina de empleo y de bienestar; por ello, tanto el Banco Provincia del Neuquén, como el IADEP, como el COPADE fomentarán el surgimiento, desarrollo y diversificación de este tipo de emprendimientos. Se pondrán en práctica acciones y estrategias que garanticen un verdadero desarrollo social. La accesibilidad a los servicios sociales es la clave para que los ciudadanos vuelvan a creer, a sentirse escuchados, orientados y contenidos. Esta respuesta tiene sus ejes en la descentralización y en el compromiso de generar una amplia participación social, en coordinación con una red social intersectorial e interinstitucional.
La educación formal e informal, la capacitación, los talleres comunitarios culturales, deportivos y educativos serán herramientas fundamentales para una auténtica inclusión social que incluye los valores del esfuerzo, de la recuperación de la autoestima, de la integración y del progreso social.
Los programas de inclusión social destinados a la atención integral de niños, jóvenes, mujeres, adultos y personas con capacidades diferentes serán adecuados y reformulados de acuerdo a las realidades locales.
Para dar cumplimiento con la Ley 2302, se creará el Consejo Provincial de la Niñez y de la Adolescencia, como ámbito propicio para el diseño participativo de políticas públicas que protejan integralmente los derechos y establezcan los programas de los tres Poderes del Estado y las obligaciones de los padres. Se invitará a los municipios, a las iglesias y a las organizaciones no gubernamentales a ser verdaderos protagonistas. Los jóvenes son un factor fundamental para la prosperidad de la Provincia y no puede hablarse de la juventud solamente desde la perspectiva del futuro; los jóvenes son el presente y será misión esencial de mi Gobierno generar oportunidades para los que hoy encuentran tremendas dificultades en su desarrollo personal, social y económico.
Trabajaremos para combinar la capacitación con la formación en las aulas, porque la falta de técnicos y profesionales calificados es uno de los factores que causan el desempleo de los jóvenes. Con este objetivo apoyaremos la búsqueda de empleo y el asesoramiento en materia de carrera técnica y profesional. Para nuestro Gobierno ser joven no será un impedimento a la hora de conseguir el primer empleo o de conseguir una vivienda.
Reformularemos los programas asistenciales en preventivos y promocionales con el objeto de trabajar por la dignidad de todo ser humano y por estrategias sociales humanizadas.
Defenderemos la integridad del grupo familiar con mecanismos de inclusión y de integración.
Garantizaremos el respeto a la dignidad y a la calidad de vida de todos los pobladores rurales para asegurar su arraigo en las tierras que les pertenecen.
Promoveremos la actividad artesanal a través de la revitalización de Artesanías Neuquinas, de alto significado cultural y laboral. Incorporaremos en la agenda provincial la combinación de tres aspectos: la territorialidad que alude al protagonismo local como ámbito de resolución de los problemas y que es factor de cohesión; la cobertura y calidad del servicio de asistencia para dignificar al beneficiario de las prestaciones sociales de emergencia, y la combinación de programas de asistencia directa con iniciativas de generación de ingresos propios desde una perspectiva de la economía social.
Integraremos a las organizaciones comunitarias en una gestión social asociada; planificación, evaluación de programas sociales serán nuestros objetivos.
Reforzaremos el programa Neuquén de los Grandes en todo el ámbito provincial a través de políticas de recreación y espacios culturales que estén dirigidos a la tercera edad, bajo una concepción preventiva y promocional en todos los aspectos de esta etapa que es vital.
Es de fundamental importancia crear un Plan Provincial de Adultos Mayores delineando acciones para la puesta en vigor de sus derechos y la defensa de su dignidad.
Fortaleceremos el mutualismo y el cooperativismo como herramientas al servicio de la producción y de la economía solidaria.
Vamos a impulsar la articulación de acciones en la formulación, diseño, seguimiento y evaluación de políticas públicas destinadas a las mujeres, para defender su dignidad, la igualdad de oportunidades para que alcancen plena participación en la vida social, política, económica y cultural de nuestra Provincia.
En relación a capacitación y empleo, vamos a lograr un diagnóstico de expectativas y propuestas planteadas por los distintos actores del desarrollo social. Generaremos sistemas de apoyo a las iniciativas de desarrollo productivo y/o comunitario, con el objeto de generar empleo y mejorar los ingresos de cada familia. Estas acciones estarán siempre orientadas a defender la dignidad, a la inserción y a la reinserción laboral.
Consideramos la práctica de las actividades físicas y del deporte como un derecho fundamental de todos los ciudadanos y como herramientas de integración social. Por eso es que proponemos al deporte como un derecho social y una actividad que da respuestas a la formación física y a la formación espiritual en verdaderos valores.
Fortaleceremos las organizaciones comunitarias e instituciones sociales y deportivas, públicas y privadas, y vamos a implementar programas para mejorar el nivel y posicionamiento de nuestros deportistas.
Instrumentaremos un sistema provincial de formación y capacitación para todas las personas que participan en los programas deportivos.
Vamos a diseñar en conjunto con las federaciones respectivas, programas que permitan el crecimiento de cada deporte, la detección de talentos y contribuir a la jerarquización.
Coordinaremos con instituciones públicas y privadas de educación superior programas de capacitación, actualización y perfeccionamiento permanente de profesionales técnicos y dirigentes, y así propiciar la carrera terciaria del dirigente deportivo.
Nuestro Gobierno tendrá como horizonte reducir las profundas brechas de injusticia social en nuestra Provincia. Será prioridad de nuestra gestión introducir mayores niveles de equidad.
Trabajaremos para que todo ser humano con capacidades diferentes pueda obtener un mayor grado de autonomía, integración social e integración laboral.
Con esta visión brindaremos apoyo a las comunidades y organizaciones comunitarias involucradas en el trabajo de la rehabilitación integral de discapacitados de nuestra Provincia.
Promoveremos la adecuación de los espacios físicos, de los medios de transporte para lograr su adecuada integración. Trabajaremos para que los derechos de los discapacitados tengan vigencia efectiva.
La igualdad de derechos será un valor fundamental a defender a lo largo de todo nuestro Gobierno. Esta visión incluye a todos los habitantes, a los de los centros urbanos y de los centros rurales, a los criollos y a los mapuches.
El respeto por la interculturalidad y el tributo a la historia serán ejes fundamentales en la construcción de una sociedad neuquina madura y cohesionada.
Nuestro Gobierno está decidido a impulsar el desarrollo integral del pueblo mapuche respetando su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural. Vamos a entregar los títulos de propiedad comunitaria de las tierras que están pendientes de escrituración.
Contarán con nuestro más firme apoyo en el desarrollo y en el progreso personal y comunitario. Impulsaremos la construcción de viviendas, sus ampliaciones y mejoras.
Promoveremos la expansión de los servicios básicos de luz, de agua, de salud, de educación y en la producción. Vamos a mejorar caminos y comunicaciones, generando un verdadero impulso a nuestras comunidades hermanas. Somos todos neuquinos, sin excepciones ni discriminaciones.
Con todo respeto y con toda humildad, saludo a todas las comunidades mapuche y sus integrantes en su lengua y que, seguramente, nos estarán escuchando por radio y por televisión: “MAR’RI MAR’RI PUHUEN / ICHROCOM PEÑIHUEN NGUEIÑ / QUIÑE CAI MùTEN, TAIÑ CHAU / ICHROCOM HUINCA ÑMAU MAPUCHE / FELEI MAI TAIÑ NEAL ZOI CÚME MONGUEN CA TAIÑ FALIL UHUTUAL / NGUENECHEN ELUEN NEHUEN / NGUENECHEN ELUEN CÚME RAQUIZUAM”
Es un saludo que saluda a todos, que dice que todos somos hermanos, hijos del mismo Dios y que todos, huincas y mapuche, nos merecemos una vida mejor y respeto entre nosotros y que Dios nos dé la fortaleza y que nos dé la fuerza del buen pensamiento.
El modelo que defenderemos en materia de administración de Justicia se fundará en el respeto a la independencia de Poderes y al principio constitucional de la tutela judicial efectiva, orientada a resolver los problemas del ciudadano para que tenga justicia en tiempo oportuno.
Propiciaremos la reforma de los códigos procesales con la garantía previa de un debate social en toda la Provincia.
Nuestra concepción de la seguridad pública se funda en el respeto de los derechos humanos, de la vida, de la integridad física, de la libertad, de la propiedad, de la participación ciudadana responsable, del compromiso de los distintos actores sociales y de los tres Poderes del Estado.
Sin seguridad ciudadana efectiva en nuestra sociedad no se puede hablar de libertad ni de justicia.
Orientaremos los recursos humanos, tecnológicos y económicos a la prevención del delito y a la persecución de la delincuencia.
Fortaleceremos la institución policial y la capacitación del personal policial.
Readecuaremos el poder de policía del trabajo en defensa de los derechos de los trabajadores en todo el ámbito provincial. Incorporaremos manuales de procedimiento, como así también medidas y acciones en materia de seguridad e higiene.
Vamos a consolidar como política de Estado la negociación colectiva, fundada en la cultura de la resolución de los conflictos laborales a través de la mediación.
Desde la perspectiva del desarrollo territorial vamos a gestionar políticas públicas relativas al sector productivo agrario, comercial, industrial, de servicios, turístico y municipal, para dar respuestas a los requerimientos del desarrollo. Nos sustentaremos en la concertación y la promoción de acuerdos sociales como garantía para el logro de los objetivos y el cumplimiento de las metas en torno al crecimiento económico, institucional, social y para la generación de empleo. Vamos a promover la creación y radicación de nuevas empresas. Pero también vamos a defender con la misma intensidad las empresas y fuentes de trabajo establecidas en la Provincia; en especial, las empresas familiares, las pequeñas y medianas, las cooperativas, brindándoles asistencia tecnológica y de mercados. Hago una especial referencia a Cerámica Zanon. Me he reunido con los trabajadores y hemos establecido un programa de acción en el que el Gobierno provincial participará activamente, con el esfuerzo económico de todos los neuquinos en la defensa de la fuente de trabajo. Encontraremos una solución legal y digna que respetará los derechos de todos, en especial el derecho de los trabajadores a su trabajo.
Desde el marco de la producción agraria, vamos a fortalecer la producción existente combatiendo y mejorando el control de las plagas. Esto nos permitirá producir con alta calidad para ingresar nuestros productos en mercados exigentes del mundo. Vamos a fortalecer a las asociaciones de productores para trabajar en herramientas que permitan llevar adelante concentraciones geográficas de empresas que agreguen valor a la producción primaria de nuestra Provincia.
Los municipios de Neuquén, el Estado provincial, tienen una fuerte dependencia de los hidrocarburos.
Propiciaremos políticas de fortalecimiento institucional municipal que consoliden y desarrollen las autonomías municipales a través de programas que tiendan a la autosustentabilidad económica para las funciones propias de cada municipio. Facilitaremos la capacitación de los recursos humanos, equipamiento e infraestructura. Será fundamental el asociativismo de los municipios de nuestra Provincia para que tengan una visión integral y regional del desarrollo que nos permita tener una provincia armónica y equilibrada.
Promoveremos la realización de convenios y acuerdos con provincias vecinas para el intercambio de recursos técnicos, humanos, productivos, culturales y deportivos.
En materia de turismo fortaleceremos la capacidad instalada en aquellas zonas de nuestra Provincia que ya caminan en este rumbo y vamos a apostar a la calidad en la prestación de los servicios para hacer de nuestros destinos turísticos lugares de excelencia a nivel mundial.
En aquellas regiones de nuestra Provincia que posean un potencial turístico latente, vamos a financiar la infraestructura necesaria para el desarrollo turístico, apostando fuertemente a la capacitación de recursos humanos, a la planificación y a la realización de actividades permanentes, tendientes a la difusión de las zonas que poseen un capital cultural y paisajístico único en el mundo.
Nos vamos a preparar para conmemorar los doscientos años de la Gesta de Mayo de 1810 y construiremos un parque temático en forma similar a otras ciudades de mundo que han replicado sus monumentos históricos para convertirse en grandes centros de atracción turística y de eventos culturales. El desarrollo económico y social es la mejor respuesta a la inequidad, a la pobreza y a la falta de oportunidades.
El turismo, el comercio, la radicación de nuevas industrias, la agroindustria, la ampliación de los horizontes agrícolas y ganaderos, los servicios de calidad, el desarrollo de la minería, de las termas, de los centros invernales, la forestación, la exploración de nuevos horizontes geológicos para el hallazgo de nuevas reservas de gas y petróleo, el desarrollo de las energías alternativas, la defensa de nuestros viveros, el cuidado de nuestros ríos, arroyos, fuentes y espejos de agua; la permanente apertura de nuestros pasos internacionales; el cuidado y la remediación de nuestro ambiente; las plantas regionales de tratamiento de residuos sólidos, en definitiva, el desarrollo sustentable y sostenible va a permitir a nuestra Provincia encontrar el camino del progreso, de la justicia y de la igualdad de oportunidades.
Para ello, vamos a necesitar de todo el aporte creativo y solidario de emprendedores pequeños y medianos y también de los grandes que con responsabilidad social y seguridades jurídicas, institucionales y de transparencia apuesten y arriesguen a un Neuquén abierto a la grandeza. Para lograr estos objetivos nuestro Gobierno va a crear la agencia de inversión pública y privada y buscará la integración con regiones de provincias hermanas para desarrollar también el federalismo interior, la organización de regiones en nuestro propio territorio provincial y para la construcción de un verdadero federalismo de coordinación que nos integre solidariamente a la Nación. Trabajaremos para que se respeten nuestros recursos y nuestras rentas.
En el mundo en el que vivimos el valor del conocimiento se ha convertido en uno de los activos más preciados de las naciones. Una sociedad altamente informada y comunicada en la que se aprovechan las herramientas tecnológicas es el punto de partida de nuevas e innovadoras formas de organización y de producción. Orientar y convertir estas oportunidades en una herramienta eficaz para el desarrollo social y económico de nuestra comunidad es el principal objetivo para construir una sociedad neuquina del conocimiento. No debemos acrecentar las diferencias en nuestra sociedad.
Vamos a reducir los obstáculos que impiden el desarrollo integral de las personas y el bienestar general, y en este proceso de construcción de esta sociedad del conocimiento hablaremos de conocimiento compartido, de acceso universal, de solidaridad, de diversidad, de reducción de las diferencias, de asociación, de diálogo y cooperación entre Gobierno y todos los actores de la sociedad civil. Vamos a dotar a Neuquén de las herramientas científicas y tecnológicas adecuadas para viabilizar el plan de desarrollo y afrontar los desafíos de la globalización. Crearemos una red de innovaciones científicas y tecnológicas orientadas a la mejor utilización de todos nuestros recursos humanos y naturales. Promoveremos efectivamente la inversión en innovación con políticas crediticias y de exención e impulsaremos la variable tecnológica en las políticas de promoción sectoriales. Priorizaremos la articulación de iniciativas sectoriales utilizando las tecnologías de la información y propiciando la modernización del Estado.
Vamos a implementar estrategias y proyectos que democraticen el uso, el acceso y la aplicación de las nuevas tecnologías reduciendo la brecha digital generada por aspectos geográficos o socioeconómicos. Vamos a impulsar y promover la información digital de los ciudadanos. Promoveremos planes y proyectos de telecomunicación rural, de telefonía e Internet, centros tecnológicos comunitarios, teletrabajo, teleducación, telemedicina, comercio electrónico, todo ello en alianza estratégica entre los sectores públicos y privados. Llevaremos en un rol subsidiario telecomunicaciones a las áreas rurales y aisladas donde éstas no son rentables económicamente pero sí tienen una alta rentabilidad social a fin de que todos puedan beneficiarse de las tecnologías de la sociedad del conocimiento, garantizando el acceso universal.
Daremos transparencia y eficiencia a los procesos y servicios del sector público e invertiremos en las áreas que propicien la participación de todos. La prestación de más y mejores servicios usando las nuevas tecnologías nos permitirán desplegar un mejor gobierno y una mejor gestión.
Queremos un Gobierno para todos, queremos un Gobierno vinculado con los ciudadanos, con las empresas, con los municipios y con los empleados públicos. Queremos un Gobierno conectado con todos, queremos un Gobierno que sea del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.
Recuperaremos el rol del COPADE para la formulación y evaluación de proyectos.
Abordaremos la cuestión global del cambio climático que no sólo implica peligros medioambientales sino que también nos presenta la oportunidad de insertar a Neuquén en el mercado mundial del carbono y de las energías limpias, utilizando la herramienta de los bonos verdes.
Crearemos la unidad de gestión de ciencia y tecnología y le daremos impulso mediante convenios con universidades y con los centros científicos del más alto nivel de la región y del mundo. Vamos a crear un banco de proyectos de inversión y se analizarán los proyectos de desarrollo de las PyMEs en coordinación con el IADEP. Los proyectos y sus créditos serán otorgados y adjudicados en forma pública y abierta.
En el año 2008 realizaremos el primer censo económico y social. Haremos el seguimiento de esta información en forma permanente y será la base de los indicadores para las vías de acción de todas las instituciones y organizaciones del Estado.
Efectuaremos un relevamiento de necesidades habitacionales que con seriedad establezca las prioridades en un registro transparente, en el que no haya privilegiados ni recomendados.
Se priorizará la solución de vivienda digna a los más postergados, tanto en sus necesidades sociales como en el tiempo de espera que llevan de arraigo en la Provincia. Realizaremos un relevamiento también de todos los beneficiarios de viviendas entregados por la Provincia para conocer la situación ocupacional, jurídica y económica.
Efectuaremos un relevamiento de recursos hídricos, superficiales y del subsuelo y exigiremos toda la información geológica disponible.
A partir de estos datos llevaremos respuestas a los productores rurales y a los habitantes de los centros urbanos con un plan provincial de captación de agua con destino a riego y a consumo humano.
Estos datos serán también de utilidad para la instalación de pequeñas centrales hidroeléctricas y usinas de paso en nuestros ríos. El mapa eólico realizado por el EPEN será tomado como base para nuevos estudios de nuestros vientos. Buscaremos los inversores interesados en aprovechar todos nuestros recursos.
Y, por último, vamos a realizar un inventario de todas las tierras aptas para la forestación, tanto públicas como privadas, con el objeto de forestar en los próximos años tantas hectáreas como la Provincia ha forestado en toda su historia.
Reformularemos el sistema de contrataciones de la Administración Pública provincial bajo el principio de centralización normativa y descentralización operativa en pos de que las compras públicas se realicen con eficiencia y con transparencia.
Adecuaremos las normas a las mejores prácticas que mejoren la gestión de las compras públicas.
Dotaremos a los procedimientos de mayor celeridad y simplicidad, aplicando innovaciones tecnológicas que permitan una mayor difusión y reducción de los costos, facilitando la participación de pequeñas y medianas empresas.
Garantizaremos el acceso libre y gratuito a la información sobre las contrataciones de bienes y servicios, asegurando igualdad de oportunidades y control ciudadano en el uso de los recursos públicos.
La Administración Pública debe comprar solamente lo que necesita, lo debe comprar en el momento oportuno y lo debe comprar al mejor precio posible.
Los proveedores deben ofrecer bienes y servicios a precios competitivos de la calidad requerida, con rentabilidad razonable. Queremos llegar gradualmente a un sistema que permita realizar un procedimiento de compras que vaya desde la solicitud del gasto hasta llegar a la orden de compra a través de Internet. El crecimiento competitivo en el actual contexto económico requiere que tanto el sector público como el privado adquieran y utilicen de manera intensiva los nuevos conocimientos y tecnologías. Es el camino que han iniciado el Gobierno nacional y países de América Latina como Bolivia, Chile, Colombia, entre otros. Queremos lograr un cambio positivo con relación a la gestión de las contrataciones del Estado, con eficiencia y con transparencia en la gestión de compras, garantizando la igualdad de oportunidades.
Hemos creado la Secretaría de Estado de Control de Gestión; tendremos un importante desafío, lograr transparencia y una mayor racionalidad del accionar del sector público.
Controlaremos y propiciaremos que la forma y ejecución de los planes, programas, proyectos y obras de gobierno se lleven a cabo con la debida eficiencia. Este criterio será utilizado de manera precisa y oportuna, permitiendo ingresar en el campo de un control integrado e integral, de naturaleza mucho más amplia que las auditorías tradicionales.
Vamos a establecer sistemas de control y contracontrol con herramientas de apoyo a una buena gestión de gobierno. Crearemos y organizaremos un sistema de seguimiento, evaluación y resultados de la gestión pública, promoviendo el cumplimiento de los principios de economía, celeridad, simplicidad administrativa, eficacia, objetividad, imparcialidad, honestidad, productividad, transparencia, confiabilidad y buena fe. Vamos a priorizar el compromiso con la excelencia, la integridad, la creatividad, la equidad y el respeto a todos los ciudadanos de la Provincia.
Por su abundancia y grado de interdependencia de los recursos naturales del Neuquén hemos decidido crear la Secretaría de Estado de Recursos Naturales, que tendrá como misión su administración y su control. Muchos nos han preguntado porqué no elegimos otro nombre para esa Secretaría, como hidrocarburos o como energía; la respuesta es sencilla, ha llegado el momento de tratar a estos recursos como un todo. A partir de ahora, cuando pensemos en el desarrollo, por ejemplo de los hidrocarburos o de otro aprovechamiento, de los recursos hídricos, se analizarán en forma conjunta la situación de la tierra, las canteras que aportarán los áridos, el uso del agua para su recuperación secundaria, el impacto, el cuidado ambiental y todo lo que contribuya para que el desarrollo sustentable en nuestra Provincia sea algo más que un deseo.
El programa de retenciones a ciertos productos, llevado a cabo por el Gobierno nacional, en el caso particular de los hidrocarburos con el objetivo nacional de amortiguar el crecimiento de los precios, ha generado consecuencias desfavorables a nuestra Provincia como es el impacto negativo en el cobro de regalías, la coparticipación federal y la retracción de inversores en el sector. Es nuestro compromiso establecer genuinos canales de diálogo con el Gobierno nacional para revertir esta situación. Debemos lograr una concertación a nivel nacional haciendo entender que estos recursos por su carácter de no renovables no son comparables con otros como los provenientes de la Pampa Húmeda. Vamos a volver a sentarnos en el marco de la Organización Federal de Provincias Productoras de Hidrocarburos para redefinir estrategias sectoriales de todas las provincias argentinas productoras con la Nación Argentina.
La sanción de la Ley 26.197, denominada Ley Corta, permitirá un manejo más importante del recurso al establecer nuevas funciones a las provincias para su control. Para lograr este propósito vamos a redimensionar los sistemas de control y fiscalización de hidrocarburos y de regalías y vamos a crear el área de economía de los hidrocarburos. Realizaremos los cambios necesarios para controlar con mayor certeza este estratégico recurso. Brindaremos a los inversores una mayor celeridad en los trámites de estaciones más eficientes y medidas para incentivar y controlar la actividad. Elevaremos de rango el sector ambiental y lo vamos a llevar a Subsecretaría del Medio Ambiente. Para atender debidamente la cuestión minera hemos creado la Subsecretaría de Minería. Sin descuidar el medioambiente, vamos a incentivar las inversiones en el sector y daremos especial énfasis a un nuevo ordenamiento minero en nuestra Provincia.
Vamos a crear la Agencia de Recursos Hídricos, la que será responsable de llevar adelante la gestión del recurso hídrico. A través de esta Agencia trabajaremos en forma conjunta con otros sectores del Estado para concretar entre otros proyectos la ejecución del complejo Los Chihuidos, conformado por los aprovechamientos conocidos como Chihuidos I y Chihuidos II.
Crearemos la Agencia de Desarrollo Energético que tendrá el desafío de desarrollar los modelos de transformación de la matriz energética de la Provincia. Deberemos buscar y desarrollar energías alternativas como la eólica y la geotérmica donde tenemos significativas ventajas por la calidad y cantidad de estos recursos.
La Provincia del Neuquén es propietaria de los recursos naturales por mandato de la Constitución Nacional pero recibe una porción muy pequeña de la renta del petróleo y del gas, recursos que dijimos no son renovables; será imprescindible revertir esta situación y, al mismo tiempo, obtener inversiones para la exploración y ubicación de nuevas reservas de gas y de petróleo en horizontes geológicos más complejos y más profundos. La información geológica e hídrica, la remediación ambiental, la defensa de los derechos de los trabajadores, la seguridad jurídica de las pequeñas y medianas empresas neuquinas que prestan servicios o venden materiales a las empresas concesionarias, la obtención de mejor renta de gas y petróleo para la Provincia, los derechos de HIDENESA, la debida información pública, la participación de todos los sectores sociales serán requisitos previos e ineludibles para el tratamiento de todos los temas vinculados al gas y al petróleo.
Readecuaremos el Centro Regional de Geotermia del Neuquén, y vamos a propiciar inversiones en el complejo geotérmico integral de Copahue, planta de generación, calefacción geotérmica de los complejos hoteleros y aprovechamiento integral del campo. Procuraremos la obtención de inversiones para la fabricación de fertilizantes en Arroyito, en combinación con la Planta Industrial de Agua Pesada y para agregarle valor al gas de los neuquinos.
En relación a los actos de gobierno, propiciaremos su difusión a fin de proyectar la imagen de la Provincia en el ámbito interno y externo; se trabajará mediante un contacto directo con los medios de comunicación de la Provincia; entendemos que la comunicación institucional es un servicio al ciudadano que debe ser transmitida por profesionales. Para lograr estos objetivos es necesario garantizar buenas condiciones de trabajo. La Sala de Prensa será recuperada para permitir a los medios más pequeños asegurar las coberturas; crearemos una sala de conferencias apta para que los periodistas puedan trabajar sin inconvenientes, tanto en sus preguntas como en la transmisión a sus respectivos medios. Vamos a promover la igualdad en el acceso a la información. Las pautas publicitarias se decidirán con parámetros objetivos, garantizando la libertad de opinión y de expresión. El Estado y los medios de comunicación tienen la responsabilidad con la verdad y su comunicación sin censuras, sin digitación, orientación o cerrojos. No comparto la censura del silencio, las verdades calladas, silenciadas, ocultadas y las medias verdades, ya sea que el responsable sea el Estado o los medios de comunicación.
Desde el año 2001 al 2007 he presentado a las oficinas anticorrupción del Ministerio de Justicia de la Nación mi manifestación de bienes; el viernes pasado presenté en forma anticipada mi declaración de bienes a la Administración Federal de Ingresos Públicos, con toda mi declaración patrimonial. En cumplimiento de las leyes provinciales, los funcionarios que me acompañan efectuarán también la presentación correspondiente.
Elegí para que me acompañen en esta gestión a personas íntegras que van a dedicar todo su tiempo a la función y a la resolución de los problemas de los ciudadanos y de la Provincia.
No tengo dudas sobre su desempeño y sobre su compromiso y la Constitución establece que no podrán ejercer otro empleo ni percibir otro emolumento. Esta Honorable Legislatura tiene el mandato constitucional de fijar por ley y en forma inamovible para los cuatro años de gobierno la remuneración de las autoridades del Poder Ejecutivo. Desde hace más de diez años estas remuneraciones están congeladas. Esta ley específica fijará esa remuneración de acuerdo a las responsabilidades del cargo. Respetaré y no interferiré en la decisión de los legisladores acerca de cuál debe ser el nivel de remuneraciones que deben percibir los funcionarios que me acompañan.
Voy a referirme ahora al estado de las cuentas públicas al 10 de diciembre del 2007 y lo voy a hacer sin la pretensión de ingresar en un terreno de discusiones o de debate; simplemente, voy a referirme a las obligaciones que tiene la Provincia del Neuquén en el corto y en el largo plazo y también a los recursos económicos disponibles a la fecha.
Es muy importante que la ciudadanía sepa desde el primer día de nuestra administración cuál es nuestro punto de partida para la administración del período que va desde el 10 de diciembre -desde hoy- hasta el 2011, no es ni más ni menos que cumplir con el mandato republicano que se grabó en la memoria de todos los argentinos en Mayo de 1810, que el pueblo quiere saber de qué se trata.
No necesitamos especialistas, no necesitamos auditores ni economistas para la información de datos que son públicos.
En una oportunidad, hace muchos años, en un viaje a la cordillera me encontré en un pueblo neuquino con una mujer viuda, madre de varios hijos, que tenía un almacén de ramos generales, y yo le preguntaba -joven- cómo hacía para administrarse y me decía que tenía tres cajones; en un cajoncito guardaba el efectivo, en otro cajón guardaba las obligaciones a cobrar y en otro cajón las obligaciones a pagar, y con esa sabiduría de mujer, madre, comerciante, administradora, que ése era el mejor manejo económico y que no necesitaba especialistas ni contadoras para llevar su administración.
Con esa simplicidad cordillerana y neuquina voy a tratar de resumir lo que hemos obtenido hoy como información del estado de las cuentas públicas.
En las obligaciones a pagar por la Provincia, en el cajón de las obligaciones, tenemos, en primer lugar, la deuda pública, el stock de deuda pública provincial, que es la deuda pública acumulada por la Provincia del Neuquén. En el monto que les voy a dar está incluido ya el crédito de los doscientos cincuenta millones de dólares de las Leyes 1947 y 2505, y a la fecha este stock de deuda que hay que pagar en los próximos años es de dos mil quinientos cinco millones quinientos cinco mil seiscientos noventa y nueve pesos. En ese mismo cajón de las obligaciones a pagar tenemos los aguinaldos y los sueldos del mes de diciembre, con algunos incrementos salariales del mes de noviembre que todavía no se han pagado; son alrededor de setenta millones de pesos para aguinaldos y un total, alrededor de unos ciento setenta millones de pesos para sueldos, lo que hace un total de doscientos cuarenta millones de pesos. En este punto y para tranquilidad de todos los empleados públicos, quiero manifestar que sueldos y aguinaldos van a ser pagados como corresponde y con los recursos que más adelante detallaré.
En tercer lugar, el Gobierno provincial tiene en ese mismo cajón obligaciones a pagar con proveedores, con contratistas y otras deudas. Las obligaciones contabilizadas por la Tesorería al 7 de diciembre, con orden de pago y a la espera de fondos para ser librados, asciende a doscientos sesenta y siete millones seiscientos veintiún mil trescientos cincuenta y tres pesos.
Obviamente que en este cajón van a seguir entrando obligaciones a pagar, que son las que todavía no están contabilizadas y que obran en manos de las direcciones de administración de distintos ministerios que están ingresando a la contabilidad de la Provincia, y lo seguirán haciendo hasta el 31 de diciembre. Y tampoco están incluidas las obligaciones del funcionamiento del Estado desde aquí hasta el 31 de diciembre. Solamente la suma de sueldos y aguinaldos más las cuentas que tiene la Tesorería con orden de pago asciende a más de quinientos millones de pesos.
Vamos a ver ahora el segundo cajón, el de las obligaciones a cobrar por la Provincia para el mes de diciembre. En concepto de impuestos provinciales, impuestos nacionales y por la coparticipación federal de impuestos y las regalías, estimamos que desde hoy hasta el 31 de diciembre van a ingresar ciento cincuenta millones de pesos.
Vamos, por último, al cajón del efectivo.
La Contaduría General de la Provincia nos informa que al 10 de diciembre las disponibilidades -que es la suma de todos los fondos de todas las tesorerías- han sido remitidas para cancelar obligaciones que la Provincia tenía; por lo tanto, los fondos que se pueden usar para pagos nuevos y que estén disponibles hoy en Tesorería General es una cifra del orden de los diez millones de pesos.
Como ustedes pueden observar, la información es precisa, clara y matemática, no hay motivos para polémicas o discusiones. Está en mi poder toda la información que también la tiene la Contaduría General y la Tesorería General de la Provincia.
¿Cuál es el plan de acción frente a este cierre claramente deficitario del año 2007? En primer lugar, vamos a pagar los aguinaldos con la recaudación de diciembre y vamos a pagar los sueldos de diciembre y algunos aumentos de noviembre con la recaudación de los primeros días de enero, lo cual garantiza a los empleados públicos la tranquilidad de su cobranza.
En segundo lugar, vamos a procurar que la Nación nos refinancie trescientos sesenta millones de pesos que vencen en el año 2008, del stock de deuda pública y en el marco del plan de asistencia financiera de la Nación.
En tercer lugar, vamos a establecer mecanismos de severa austeridad y control del gasto del que nos vamos a ocupar personalmente con la vicegobernadora y con el Gabinete.
En cuarto lugar, vamos a revisar todos los contratos de servicios, alquileres y consultorías para aplicar el principio de contratar lo estrictamente necesario.
En quinto lugar, vamos a renegociar contratos públicos, por lo menos algunos de ellos, en plazos y también en el objeto contratado con el fin de aliviar cargas para el Estado, y todo ello lo haremos en el marco de la Ley de Administración Financiera con un nuevo proyecto de ley para el caso de obras contratadas con el bono, respetando la seguridad jurídica y las responsabilidades del Estado provincial.
Por último, debemos buscar nuevas fuentes de ingresos fiscales, debemos mejorar la recaudación, entablar positivas conversaciones con el Estado nacional y con la obtención de recursos que provengan de la renta petrolera y gasífera.
Debemos mejorar los valores que fija Nación en boca de pozo del gas y del petróleo, y esto es imprescindible para mejorar la percepción de las regalías.
Buscaremos los inversores para explorar y poner en valor el gas neuquino, en especial el gas en arenas compactas, que deberá tener un mejor valor y que permitirá asegurar los abastecimientos y la exportación.
Iniciaremos un diálogo positivo con el objeto de lograr fuertes inversiones en exploración y en recuperación terciaria.
Diversificaremos la actividad económica para mejorar la generación de riqueza por y para los neuquinos.
Por supuesto que en todas estas medidas está también para escribirse todas las que este Cuerpo proponga, y ésa es la página más importante que vamos a ir escribiendo en la historia de la Provincia; las páginas de las decisiones que tomemos en forma concertada, consensuada, en una tarea que es común. Porque muchas veces se piensa que el Estado neuquino tiene recursos infinitos, se piensa que con un petróleo a noventa y cinco, noventa y seis o cien dólares la Provincia del Neuquén puede hacerlo todo pero las regalías se liquidan a cuarenta y dos dólares y lo que se liquida es alrededor de cuatro dólares con noventa, que no llega a ser el cinco por ciento del valor internacional del petróleo. En el caso del gas es peor, recibimos catorce, quince centavos por millón de BTU, que no llega a ser el tres por ciento del valor internacional o del valor que se le paga a Bolivia. Y una administración prudente indica siempre que los recursos son escasos y que las necesidades son infinitas; con este concepto vamos a procurar aumentar los ingresos y reducir los gastos respetando la estabilidad laboral y las obligaciones del Estado.
La Provincia del Neuquén ha sido y es extremadamente generosa. Ahora ha llegado el tiempo de la generosidad de todos y cada uno de nosotros, los habitantes de esta querida provincia neuquina; es hora de que todos, sin excepciones, pongamos el hombro, nuestro trabajo, nuestro esfuerzo y nuestra generosidad para que Neuquén salga adelante de un presente con dificultades pero con un futuro promisorio y lleno de oportunidades.
Hace exactamente cuatro años, el 10 de diciembre de 2003, voluntariamente yo cerraba un capítulo de mi vida personal y pública y declinaba un nuevo período como vicegobernador.
Me motivaba una profunda convicción: construir un programa nuevo con un equipo nuevo y que tuviera el compromiso de realizar un cambio positivo para Neuquén. Para lograr ese objetivo yo tenía que aceptar renunciamientos, volver al llano, a la vida ciudadana simple y pura, escuchar atentamente la voz de pobladores, trabajadores, estudiantes, comerciantes, empresarios, desocupados, hombres y mujeres, del campo y de la ciudad, criollos y mapuche.
Recorrí durante cuatro años la inmensa geografía de la Provincia en sus tremendas soledades, tristezas y silencios, en sus enormes espacios vacíos, en sus valles fértiles, en sus imponentes montañas, en sus lagos transparentes y en sus frondosos bosques de lengas, cipreses y araucarias, en su cielo infinito señalado y marcado por la Cruz del Sur como una Provincia elegida. Yo quería resdescubrir en el corazón, en la mirada y en la palabra de neuquinos y de neuquinas una visión compartida y nuevos objetivos basados en valores y principios permanentes.
Ese 10 de diciembre de 2003 supe en este Recinto legislativo ubicado, en ese entonces, en un espacio físico más pequeño, ¡qué rápido pasa el tiempo del poder!, ¡qué veloces son los días del período de gobierno para el cual uno es elegido! En ese momento y en ese lugar sentí la intensidad de la despedida de la función pública. No esperaba -como tampoco recibí en este Recinto- palabras de gratitud o de reconocimiento, sabía que no debía tomar nada personalmente ni las palabras ni el silencio, lo sabía, porque dentro de este pequeño espacio estaba mi corazón latiendo con intensidad, con pasión y convicción neuquina, patagónica y cordillerana y porque sabía que afuera de este pequeño espacio tenía el reconocimiento ciudadano y el apoyo de miles de neuquinas y neuquinos para una nueva misión en espera que me confiaron con su respaldo el 3 de junio pasado. Esta misión hoy comienza su rumbo y derrotero y en este preciso presente tomo la posta en este recorrido histórico que es la misma vida de mi pueblo, que vive, que estudia, que trabaja, que se alegra pero que también sufre, que espera nuevas oportunidades o simplemente espera una oportunidad, que aplaude y que también reprueba.
Siento también que debo ser justo, preciso e impecable con mis palabras. Por eso hoy saludo a todos los gobernantes y funcionarios que terminan su mandato, lo hago con respeto a cada ser humano y con respeto a sus familias, con el reconocimiento a las buenas acciones, a las buenas obras en las que hay cientos de jornadas de esfuerzos y de trabajo. Aplaudo como mi pueblo todos los aciertos pero también como mi pueblo repruebo todos los errores y las malas acciones. Saludo también a los legisladores y funcionarios que hoy inician la gestión y los convoco a unir nuestros esfuerzos para lograr los objetivos comunes en un trabajo colectivo.
Soy conciente que los habitantes del Neuquén serán nuestros fiscales y que volverán a hacer un balance de gestión para señalar con la misma intensidad los aciertos y los errores. Acepto este compromiso compartido en el cual todos los habitantes de la Provincia deben sentirse y ser necesariamente actores y protagonistas. Acepto este alto honor de trabajar para consolidar los logros obtenidos como sociedad y como Provincia para corregir los rumbos, para encarar las nuevas acciones con el máximo de nuestro esfuerzo posible.
Nuestros objetivos son el progreso social, la calidad de vida de los habitantes, la solidaridad y la justicia social. Con la más firme convicción y con decididas acciones defenderé la Provincia del Neuquén que conozco y que amo y lo haré con profundo afecto a neuquinas y neuquinos a quienes respeto. Finalmente, acepto este desafío con la indeclinable convicción de llegar a este cargo de gobernador para honrarlo, no para honrarme, para servir a la Provincia y a sus habitantes, no para servirme; que ustedes, mis comprovincianos y Dios me den toda la fuerza y la sabiduría para lograrlo.
Muchas gracias.
JORGE AUGUSTO SAPAG

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada