junio 20, 2012

Discurso de Nestor Kirchner durante su visita a la fábrica recuperada Pauny-Zanello, en la Varillas, Córdoba (2004)

DISCURSO DURANTE SU VISITA A LA FÁBRICA RECUPERADA PAUNY-ZANELLO, EN LAS VARILLAS, CÓRDOBA
Néstor Kirchner
[5 de Octubre de 2004]

Señor gobernador de la provincia de Córdoba, querido amigo y compañero José Manuel de la Sota; señor intendente municipal de Las Varillas, un gusto conocerlo y compartir este día con usted; señores ministros del Poder Ejecutivo nacional y provincial; señora doctora Olga Flores; amigos presentes: la verdad que para mí es una profunda alegría poder venir a cumplir con la palabra empeñada, tanto con el gobernador de la provincia de Córdoba como con los trabajadores.
Hoy sigo recordando el día en que me subí al tractor de Zanello en FERIAGRO, cuando estaba allí y dijimos que íbamos a apoyar fuertemente esta industrialización, este proceso llevado adelante en los momentos más difíciles que vivía la Argentina, con fe, sin bajar los brazos, creyendo que otra Argentina es posible.
Nosotros estamos convencidos de que el ejemplo de los trabajadores, del pueblo de Córdoba y del Gobierno hacía el resto de la Argentina, de haber tenido la creatividad, la imaginación, la lucha y el trabajo de mantener viva esta planta es un verdadero ejemplo para toda la nación, y lo venimos a rescatar y a agradecer porque es el camino para poder reconstruir nuevamente nuestra querida Argentina. 
El esfuerzo es muy grande pero los argentinos tenemos que volver a valorar lo que somos. Durante una década nos estuvieron diciendo que no servíamos, que no podíamos administrar nuestras cosas, que la Argentina, el capital argentino, el capital nacional no tenía destino, que los trabajadores argentinos no trabajaban. Durante la década del 90 esto fue un discurso de todos los días, pero los trabajadores y el pueblo argentino deben recuperar su autoestima, somos de los mejores que hay en el mundo y lo tenemos que volver a valorar como tal.  Donde vamos reconocen la capacidad del trabajador, del profesional, del universitario argentino, del empresario argentino.
Nos hicieron creer que no podíamos y podemos. También nos quieren hacer creer que no podemos volver a construir una nación autónoma, independiente, con capacidad de decisión y lo vamos a hacer. Vamos a reconstruir esa capacidad de decisión perdida por los argentinos con nuestro esfuerzo y con nuestra solidaridad en forma permanente. 
Les quiero decir que me siento profundamente emocionado y agradecido de compartir con ustedes este día de trabajo, de venir a compartir el esfuerzo que este pueblo de Las Varillas y los trabajadores han hecho para mantener vivo este emprendimiento.
Bien decía el señor secretario y compañero de las empresas recuperadas que son muchos emprendimientos los que hay en el país y obviamente son muchas las asignaturas pendientes que tenemos los argentinos, tenemos que ir recuperándolos paso a paso y día a día con los brazos y la fe siempre levantada, porque es posible construir la Argentina que nos merecemos. Pero nadie nos va a regalar esa Argentina, la tenemos que construir con esfuerzo y con trabajo, tenemos que administrar correctamente el país, tenemos que pelear correctamente por la defensa de nuestros intereses, no tenemos que bajar los brazos y tenemos que defender a esta Argentina con todas nuestras fuerzas para que pueda volver a ser. 
Ustedes van a ver en los próximos tiempos cercanos cómo vamos a ir resolviendo problemas graves de la Argentina en cuanto al manejo del endeudamiento externo que tiene el país, ustedes van a ver cómo vamos a ir dando pasos positivos y concretos, los hechos van a hablar por sí solos. Estamos trabajando fuertemente para lograr la respuesta que nuestro pueblo merece, sin claudicar, sin arrodillarnos, sin bajar los brazos y levantando nuevamente con fuerza los valores centrales de esta Argentina. 
Por eso, nuevamente creyendo en nuestros símbolos, en nuestra bandera, en nuestra Patria, valores centrales y fundamentales que tenemos que levantar, creyendo en nosotros mismos, amigos y compañeros trabajadores, muchas gracias por compartir este momento con ustedes. Vinimos a hacer un verdadero acto de justicia, quiero reconocer la tarea del gobernador de la Sota, que estuvo detrás de este tema en forma permanentemente, del señor Intendente también y todos aquellos que permanentemente trabajaron para ir logrando este objetivo reclamado por el conjunto de la localidad de Las Varillas y el pueblo de Córdoba. Les deseo la mayor de las suertes, les trajimos todo el apoyo que está a nuestro alcance, pero este no es el último apoyo. Ustedes cuenten al Gobierno Nacional como amigo, como compañero permanente para que se consolide esta firma, esta empresa, verdadero ejemplo nacional. Vamos a estar trabajando al lado de ustedes y las puertas del despacho allá en Buenos Aires, en la Casa Rosada, están abiertas de par en par, cada vez que necesiten se van a encontrar con manos solidarias para trabajar en forma conjunta. 
Les agradezco profundamente, muchas gracias señor Gobernador, seguramente vamos a seguir trabajando con el mismo empeño en los otros temas que tiene la provincia de Córdoba, esta gran provincia de Córdoba amada y querida por todos los argentinos. Juntos y solidariamente, respetando las calidades federales de este país, vamos a trabajar para que esta provincia querida sea columna vertebral también de la recuperación nacional, como lo estamos viendo en el esfuerzo solidario y conjunto de todos.
Muchas gracias, les abro los brazos y les dejo mi corazón sureño. Muchas gracias Las Varillas, muchas gracias señor Intendente, muchas gracias señor Gobernador, muchas gracias trabajadores, chicos que nos han acompañado en el día de hoy, que tengan muchísima suerte. 
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada