junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en el acto de designación con el nombre de "Roberto Pettinato" a la Academia Superior de Estudios Penitenciarios (2005)

DISCURSO EN EL ACTO DE DESIGNACIÓN CON EL NOMBRE DE “ROBERTO PETTINATO” A LA ACADEMIA SUPERIOR DE ESTUDIOS PENITENCIARIOS
Néstor Kirchner
[23 de Diciembre de 2005]

La verdad que es para mí profundamente emocionante, poder tener la posibilidad de saldar una deuda histórica con la memoria, con la justicia que también es memoria, también es justicia.
Realmente agradezco al doctor Zaffaroni y a todos los que hicieron posible recordar y poner en el lugar que corresponde al señor Roberto Pettinato, porque como se dijo recién, lamentablemente después de 50 años todavía seguimos viviendo temas escalofriantes en el Sistema Penitenciario, un hecho reciente fue el que nos tocó vivir en La Plata hace 50 días atrás.
Yo decía lo mismo que el doctor Zaffaroni “si hubiera estado ahí hubiera abierto la puerta”, es decir, prefería 30 fugados, pero eso muestra las cosas que nos pasaron a los argentinos. El Sistema Penitenciario no es ni más ni menos que las idas y vueltas de los dolores, los fracasos y las contradicciones de la Argentina.
Vemos, siempre lo digo cuando me toca ir a actos institucionales y me gusta hablar con crudeza, a veces molesta un poco, pero escucho que este destacamento, estas unidades o distintas fuerzas de Seguridad a veces tienen nombres innombrables, esta es la realidad. Aquellos que pueden ser referentes claros para la sociedad argentina para las nuevas generaciones, que marcan una historia, hoy los recuerda o recuerda las cosas desde la perspectiva histórica con el romanticismo de aquellas luchas; pero había que pasar esos tiempos, había que estar en esos tiempos, había que vivir esos tiempos de contradicciones tan fuertes, había que tener el valor de volver a la Argentina en el ´55 después de todo lo que había pasado, y además lo que me sorprendió tremendamente es que tuvo que estar exiliado hasta 1966, es decir, 11 años de exilio. Son cosas que la mayoría de los argentinos, inclusive yo, no lo sabíamos, la verdad que no estábamos informados.
Lamento profundamente que no haya podido estar la compañera de todos sus días, esa hubiera sido la reivindicación justa, pero bueno, tarde pero no tan tarde porque nunca es tan tarde, creo que estamos reivindicando a alguien que más allá de sus cualidades personales marcó un antes y un después en el Sistema Penitenciario. Tanto el doctor Maqueda como el doctor Zaffaroni saben que las contradicciones siguen siendo las mismas que ayer y que nosotros tenemos una gran asignatura pendiente en el país, especialmente en algunas provincias como Buenos Aires, Mendoza, donde tenemos severos problemas en el Sistema Penitenciario. El preso siempre va a ser preso o el delincuente o el que cometió un delito, pero siempre va a ser un ser humano también con derechos.
Para nosotros está claro que esto no es el reconocimiento de un Presidente, de un Gobierno, es del Estado Nacional Argentino que recuerda a una figura prominente, que tuvo una tarea prominente en un lugar muy difícil y que debe ser tomado como ejemplo. Realmente es muy importante cuando una sociedad empieza a recuperar, recordar y referenciar a sus mejores hombres y a sus mejores mujeres, porque quiere decir que el cambio cultural es posible y todos sabemos que si no hay un cambio cultural, si no hay un profundo cambio en el pensamiento, en los contenidos y en la visión global de lo que es un país, es muy difícil cambiar.
Así que agradezco a quienes tuvieron la iniciativa, la acompaño total e incondicionalmente y creo que hoy estamos generando entre todos una actitud de justicia, de memoria y de presente, porque tenemos la asignatura pendiente a resolver. No es una asignatura pendiente menor, porque inclusive la complejidad global de hoy es superior a la de ayer y los problemas son tan graves como los de ayer.
Dios quiera que el pensamiento rector del señor Pettinato pueda ser tenido en cuenta por quienes tienen hoy la responsabilidad que es muy grande. Duele mucho cuando uno escucha: tal persona hizo tal cosa, salió a delinquir de tal lado, en tal lugar pasó tal cosa, es decir, la recuperación de valores es fundamental en todas las áreas de la sociedad y el Estado y por supuesto, en el Sistema Penitenciario es central, esencial, hay que trabajar fuertemente en esa tarea.
Roberto, a vos, a tu familia: yo que también he sido un militante de toda la vida, se pueden sentir altamente honrados por el viejo que han tenido y tienen, es un honor que estén acá.
Les agradezco profundamente, esta es su Casa, a sus órdenes.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada