junio 20, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en el acto de cierre de la campaña del Partido Justicialista en la Provincia de Buenos Aires (2003)

DISCURSO EN EL ACTO DE CIERRE DE CAMPAÑA DEL PARTIDO JUSTICIALISTA EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES
Nestor Kirchner
[Septiembre de 2003]

Queridos compañeros y compañeras, amigos y amigas: 
Quería estar hoy aquí porque nunca en mi vida me voy a olvidar de aquel 24 de abril cuando miles y miles de mujeres y hombres de esta querida provincia de Buenos Aires estuvieron aquí en La Matanza para decir presente, para juntar nuestras manos y nuestros corazones, para poner todo el sentido de patria que la Argentina necesitaba.
Y hoy estoy aquí junto al peronismo bonaerense, poniendo toda mi lealtad y mi esfuerzo para compartir el triunfo que la Argentina necesita el próximo 14 de setiembre para consolidar un proceso de cambio. 
Estoy tremendamente agradecido a quien fuera presidente de la Argentina, que me acompañó y me sigue acompañando, mi querido amigo Eduardo Duhalde. 
No vengo a especular, la Argentina está como está y la dejaron como la dejaron por los tibios; yo tengo un compromiso y no me importa que algunos por ahí se enojen, ¡qué va a hacer! Yo estoy convencido de que Felipe Solá, Graciela Giannetassio, Chiche Duhalde, son compañeros y herramientas fundamentales en la construcción de la nueva Argentina y les vengo a decir a todos los argentinos que mi corazón desde Santa Cruz vota en la provincia de Buenos Aires por ellos, para que nos den la gran alegría de lograr la fuerza y los sueños de hacer una nueva y fuerte provincia y un nuevo país. 
Agradezco también la compañía y la presencia de Daniel Scioli aquí, dando fe, como el 24 de abril, del acompañamiento permanente a las políticas de cambio en la Argentina. 
Ustedes saben que mañana algunos amigos van a decir que estoy en campaña, y yo les digo que es cierto, estoy en campaña por un nuevo país; estoy en campaña para luchar contra la falta de trabajo; estoy en campaña para luchar contra el hambre; estoy en campaña para luchar por la dignidad de los argentinos; estoy en campaña para refundar nuestra querida patria; estoy en campaña para volver a levantar la bandera nacional; estoy en campaña para reencontrar el sentido de justicia; estoy en campaña para recuperar los principios de una gloriosa y gran nación que se pueda poner de pie. 
Soy hombre del sur, y si quieren como algunos me dicen –vaya a saber con qué sentido- pingüino; ¡claro que soy pingüino, claro que soy del sur, cómo voy a renegar de mi origen, de mi identidad y mis sueños! Y hoy vengo a apoyar a cada intendente, a decirles que voy a trabajar con ustedes y me van a ver permanentemente recorriendo todo el país y la provincia de Buenos Aires. Lo voy a hacer con todas las ganas y toda la fuerza, porque vamos a luchar para terminar con la indigencia y la pobreza, pero no en el discurso sino con el trabajo humilde de todos los días. Quiero ir a cada lado a abrazar a los trabajadores, a abrazar a los pobres y decirles que aquí hay un argentino que quiere trabajar con las pocas armas que tiene pero poniendo todos los sueños y el amor por una vida distinta; a tocarles la mejilla y decirles que queremos solidariamente tomarnos de la mano para hacer un país distinto. 
Les puedo asegurar que tenemos toda nuestra fuerza y que queremos convocar a todos los argentinos. Desde acá vengo a pedirles a todos los argentinos y argentinas, les vengo a pedir a los hombres y mujeres de la provincia de Buenos Aires y a mis amados compañeros y compañeras del peronismo bonaerense, que me ayuden, que por Dios me acompañen, que me den toda la fuerza para poder dar las batallas cotidianas contra aquellos intereses que no quieren que cambie nada. Les quiero contar mis sueños y decirles que en las noches, cuando siento las presiones que muchas veces me hacen, veo todas estas banderas que están aquí y que me dicen: ¡Néstor adelante, que tenemos que luchar todos juntos! ¡Néstor adelante, estamos todos dándote el coraje necesario para poder hacer la patria de nuestros sueños!
Estoy seguro que esos sueños, que son los de Felipe Solá, que son los de Chiche Duhalde, que son los de Graciela Giannetassio, que son los de Alberto Balestrini, Hugo Curto, Alberto Descalzo y todos los intendentes de la provincia de Buenos Aires, que son los sueños de ustedes, los vamos a lograr sintetizar en una nueva Argentina.
Por eso me quiero despedir de ustedes pidiéndoles que con amor convoquemos a todos los argentinos y argentinas de buena voluntad, la patria nos necesita a todos, no es tiempo de sectarismos. Argentinos y argentinas: el domingo nada más se vota, después hay que gobernar el país. Desde este grande y glorioso Movimiento abrimos los brazos a todos para que vengan a trabajar con nosotros, con generosidad; queremos que nos guíe una sola bandera, la bandera de la patria; queremos que nos guíe un solo corazón, el de todos los argentinos; y queremos que nos guíe una sola idea, la idea de la construcción de la justicia, de la equidad y de una nueva y gloriosa nación.
Muchas gracias por compartir, los abrazo fuertemente, los tengo presentes permanentemente. Tenemos que caminar las avenidas de la patria todos juntos para que un nuevo amanecer sintetice el camino del amor y los sueños.
Muchas gracias provincia de Buenos Aires. Yo sé que Felipe Solá el domingo a las 20, cuando levante su mano diciendo que el peronismo ha vuelto a ganar, va a estar levantando la otra mano para decirle al resto de los argentinos de la provincia de Buenos Aires que lo vengan a acompañar para levantar esta gloriosa provincia.
Muchísimas gracias y a vuestras órdenes. 
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada