junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en el lanzamiento del Canal "Encuentro" (2007)

DISCURSO EN EL ACTO DE LANZAMIENTO DEL CANAL “ENCUENTRO”, EL PRIMER CANAL DE TELEVISIÓN DEL MINISTERIO DE EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA DE LA NACIÓN
Néstor Kirchner
[28 de Marzo de 2007]

Señor Vicepresidente de la Nación; señores ministros; señores Intendentes; autoridades nacionales; señores legisladores; representantes de las organizaciones de derechos humanos, de las organizaciones sociales; artistas, actores; educadores; pensadores; intelectuales; amigos presentes aquí: me voy a tomar una libertad y voy a tratar de ayudar a generar un programa de “Encuentro”, el canal educativo; seguramente algunos van de decir cualquier cosa, como es habitual, pero lo bueno es que este canal nazca también sin hipocresías, que nazca a la vida tratando los temas que sufrimos y soportamos los argentinos.
Estoy feliz porque Tristán, junto a Daniel, lo impulsaron, lo llevaron, lo acompañamos con todo, pero ustedes vieron parecía que nunca llega ese día y hoy llegó. Yo te quiero felicitar tremendamente, porque es un instrumento espectacular, es un instrumento de transformación, es un canal para todos los argentinos. En “Encuentro”, el canal educando, donde todas las ideas se van a reflejadas y también todas las características formativas, que son fundamentales.
Y va a seguir, no es un canal que empieza y termina por una coyuntura o un tiempo de nuestra historia. Los que estamos aquí somos pasantes de la historia, va a seguir, hoy empieza, seguramente dentro de muchos años va a ser mucho mejor lo que hoy empieza. Pero lo tuyo – Tristán – va a ser absolutamente inolvidable.
Quiero agradecer a todas las personalidades de los distintos ámbitos, que han colaborado tremendamente en este tema y que cada uno con su visión de país, con su visión de la vida aporta para tratar de generar una nueva síntesis. Porque nosotros tenemos que reconstruirnos, nosotros cuando decimos que estamos en el infierno, todavía estamos en el infierno culturalmente, todavía económicamente tenemos problemas.
La inclusión es muy importante y la exclusión no es solamente no tener un trabajo, la exclusión es la perdida y las posibilidades de estudiar, de formarse, de ser parte de la sociedad, de sentirse integrado. La inclusión hoy es tener la esperanza y la fe de recuperar esa movilidad ascendente, de la construcción de nuestra clase trabajadora, de la movilidad ascendente de nuestra clase media, de volver a valorar culturalmente a cada individuo. Es decir, que cada uno de nosotros valga por lo que piensa y no por lo pícaro que pudo ser para hacer más dinero o menos dinero y demás, que fueron los valores que se instalaron en la etapa neoliberal.
Y como decía mi intención - y con el permiso de todos - realmente me parece que es un lugar ideal y si alguno realmente le molesta lo que digo, les pido disculpas, pero prefiero vivir pidiendo disculpas que callarme la boca, si me equivoco. Todos nos equivocamos, acertamos y nos equivocamos.
Realmente en los últimos días, acá en la Argentina, he encontrado yo cuando estuve el otro día en la inauguración del Museo de la Memoria, en la Perla, en Córdoba, donde nos tocó vivir momentos tremendos espiritualmente, los recuerdos fueron desgarradores y dije, antes de comenzar mis palabras, que seguramente por las cosas que iba a decir allí, iba a ser duramente criticado. Y así fue, conozco cómo funciona el establishment y las corporaciones en la Argentina. Seguramente iban a decir que sobreactúe, esto y lo otro, ya lo conozco desde lo que pasó con la ESMA. Cada vez que transformamos – Tristán - un centro de concentración en un Museo de la Memoria no sé qué pasa en algunos sectores corporativos de la Argentina, pero hay una reacción total.
Pareciera ser que algunos prefieren no recordar y no tener memoria. Y este canal, estoy seguro va a reconstruir el ser nacional, la identidad nacional y va a ser un severo custodio de nuestras acciones y a su vez un gran juzgador con un sentido crítico constructivo – sin dudas- que permita que podamos mejorar día tras día.
Yo le quiero decir a todos los argentinos, desde aquí, que cuando yo digo que se siente una falta de justicia o rapidez de la Justicia no estoy interfiriendo en otro poder. Y no solamente pasa con nuestros hermanas y hermanas desaparecidos durante la horrible dictadura, sino pasa hoy, Madres de la Plaza de Mayo, Madres del Dolor, distintas provincias, distintos lugares. Pareciera ser que cuando uno habla de la corporación Justicia invade poderes que no se pueden invadir. Yo no tengo intención de invadir ningún poder, si hemos trabajado arduamente para que recupere su independencia ese poder y hemos trabajado fuertemente para que haya una Corte Suprema independiente en la Argentina. Y que la hay, gracias a Dios.
Ahora cuando dicen que mis dichos son una desmesura, gracias a esa desmesura por ahí tenemos una nueva Corte Suprema, gracias a las desmesuras que vamos cometiendo varios, diciendo algunas cosas, algunas cosas van cambiando en la Argentina. Pero yo no vine a hacer un pacto del silencio, ni un pacto con las corporaciones, como presidente de los argentinos, acertado, equivocado, corrigiéndome, con los errores que uno puede cometer, voy a hablar permanentemente de lo que pienso.
Y vuelvo a repetir, leí en un diario, que es el diario “La Nación”, que avaló la dictadura militar y los crímenes más atroces, tanto en lo económico como en lo político en este país, hizo seguidismo de los gobiernos de facto, de la peor dictadura que nos tocó vivir y seguramente por ahí esa historia se traslada con toda seguridad por lo menos de lo que uno tiene información y memoria, diciendo que, en el caso mío en particular, estoy poniendo en juego las instituciones de la República.
Señores por hablar y decir lo que uno piensa, sin hipocresías, ¿estamos poniendo en juego las instituciones de la República o estamos tratando de una vez de que las instituciones de la República se abran para que todos los argentinos vean qué pasa dentro de las instituciones?
Y a mí no me van a extorsionar con casos de corrupción o con denuncias – truchas o no- porque el día que descubra o esté marcado con certezas de que es un corrupto no tengo ningún problema porque yo siempre dije que vine con las manos así y me voy a ir con las manos así. Nunca me voy a comprometer ni voy a permitir que haya ningún hecho que lamente en la recuperación de las instituciones argentinas, como hicieron ellos, durante todo el proceso militar, avalando. Y lo que defienden ellos a veces ni siquiera son los que están cayendo presos, sino que avalan los civiles que respaldaron esa dictadura militar atroz, que su cabeza fue el doctor Martínez de Hoz.  Y estuvieron muy comprometidos con esa historia.
Y lo mismo pasó en la década del 90’ y lo mismo pasó durante el gobierno, que se fue en el año 2001, donde siempre hubo la idea de buscar pactos corporativos y cualquier cosa que uno pueda decir- evidentemente, molesta tremendamente.
Yo vuelvo a reafirmar ante todos los argentinos, a mí los argentinos cuando voy por ahí me paran y me dicen: “Presidente, estoy tanto tiempo con tal problema en la Justicia, tanto tiempo con otro problema en la Justicia”. Acá la Justicia es una institución más del país, que tiene que abrirse, tiene que terminar con ese acuerdo corporativo. ¿Cómo puede ser que apelen a la defensa formal para mantener contenidos que nos agravian a todos los argentinos?
Lamentablemente lo vemos en la propia provincia de Buenos Aires con la propia Cámara de Casación y demás que vemos que delincuentes que deberían estar presos salen a la calle. Recordemos el caso Cabezas, recordemos las Madres del Dolor, recordemos un montón de casos donde lamentablemente, por disposiciones formales, pasan este tipo de cosas.
Yo quiero decírselos, algunos será porque defienden la impunidad, otros porque están en el país de las formas, y otros porque, al menos, conviven con la hipocresía.
Creo realmente que en esos casos debe haber justicia, la Cámara de Casación, donde están los juicios sobre la atroz dictadura, hay 98 casos que están parados desde el 2003, ¿por qué no hablan de esos temas, por qué no hablan de esas cosas?
Los argentinos tenemos que tener muy buena memoria, yo espero que a través de este espacio, de la inauguración de este Canal, educando, despertando conciencias, este tipo de cosas definitivamente se vayan alejando de nuestra realidad.
Pero asumo con absoluta responsabilidad las cosas que digo, no vine a quedarme sentado en el sillón de presidente para tratar de hacer una convivencia formal supuestamente de los poderes. No vine a invadir ningún pode, creo, como todos los argentinos, profundamente en la democracia, pero también creo en la sinceridad, y creo que la desmesura es que hace cuatro años que estas causas están paradas; la desmesura es que los organismos de contralor que tienen que funcionar no hayan funcionado; la desmesura es que hay hermanos y hermanas que hace 31 años y más, lamentablemente, están esperando ver en el lugar que corresponde, a aquellos que violaron todos los derechos humanos durante la dictadura militar ¿Y que hay? muchos años de muchos que durante la propia etapa democrática que también están esperando justicia para que definitivamente, sin distinción de clases, si tiene dinero o no tiene dinero, sin distinción de ningún tipo, se proceda.
Yo creo que la democratización total de la Argentina tiene que llegar profundamente a todos los sectores. Cada uno de nosotros tiene que dar fe y responsabilidad en las cosas que hace.
Si no hubiera dicho eso, les puedo asegurar que me hubiera sentido una persona sin dignidad, un cobarde, lo dije no para invadir poderes, sino para tratar de despertar conciencias. A mí muchos argentinos me dicen “doctor, amigo, compañero, pingüino: queremos justicia”.
Yo ese día que estuve allí en La Perla vi los rostros de muchísima gente que está esperando y sigue creyendo en la justicia y no en la venganza; está esperando que no tengamos más jueces racistas, o que porque alguien piensa diferente lo tratan de terrorista y demás; estamos esperando tener verdaderos jueces imparciales que digan quién es culpable y quién no es culpable, sin venganza, con amor, reconstruyendo la Argentina que tenemos que reconstruir.
Por eso lo vuelvo a repetir y lo reafirmo, no sobreactué, es lo que pienso, no le tengo miedo a los poderes corporativos, estoy absolutamente convencido que tanto en esto como en los juicios de la corrupción, que hay muchos que están paralizados, parados, u otros utilizados por jueces que tratar de extorsionar su propia supervivencia, y todos lo saben, que estas cosas tienen que definitivamente también salir a la luz para que reconstruyamos la fe en todas las instituciones. Así que a mí no me van a extorsionar, porque puedo hablar, puedo mirarlos a todos de frente, y si tenemos, como puede pasar en cualquier institución, alguien que no hace las cosas que tiene que hacer, también le tiene que caer toda la responsabilidad que corresponde en el marco de ley y de la democracia. Pero nosotros definitivamente tenemos que avanzar con absoluta claridad en la construcción de una democracia verdaderamente sustentable.
Discúlpenme, traté de hablar con nombres, con apellidos, cuando digo eso del diario La Nación, no resiste un archivo ese diario, lo digo con todo respeto a la libertad de prensa. ¿Por qué es faltar a la libertad de prensa cuando uno piensa distinto? Cuando uno piensa distinto que el diario lo denuncian en todos los foros que falta a la libertad de prensa. Ellos, cuando en ese diario durante años las Madres de Plaza de Mayo no pudieron sacar ni una solicitada, supuesto lugar de tribuna y de austeridad. Recordemos y tengamos memoria que avalaron todos los gobiernos que ultrajaron los derechos de los argentinos, y que responden siempre a intereses que poco tienen que ver…, que lo pueden hacer porque en la Argentina hay plena democracia, pero lo digo con absoluta y total responsabilidad, avalaron a los que sí rompieron todas las instituciones, avalaron a los que sí rompieron todos los poderes públicos.
Nosotros estamos tratando de reconstruir, lo hacemos con toda nuestra fuerza. Creo que la Argentina tiene una Corte Suprema independiente, por lo menos pusimos todos los esfuerzos para eso, uno con una Corte Suprema independiente puede pensar igual o distinto. Yo en este caso creo que en la desmesura pienso distinto, ¿y?, eso no les quita ni calidad intelectual ni brillantez a los jueces que la integran, pero significar que hay una Corte independiente también significa que uno tiene que decir las cosas que piensa.
Yo jamás en mi vida he pensando invadir ninguna institución ni la división de poderes, sino, por el contrario, lo único que transmití fue un pedido de justicia, a gritos, que sale del corazón de miles de argentinos, de madres, abuelas, de Madres del Dolor, de distintos grupos que se extienden, de padres, como los que estuve el otro día, los padres del grupo Ecos, por el casi asesinato en la Ruta 11, cuando fueron a colaborar los chicos con una escuela del Chaco, que me conmovió, en una tarea solidaria, y por las irresponsabilidades y la falta de controles, todas esas cosas que tenemos que recuperar las instituciones y que todavía cuesta, porque recuperar un país que se destruyó es muy difícil, están pidiendo justicia y la tenemos que pedir desde todos los sectores.
Así que nadie se tiene que sentir mal cuando se pide justicia, salvo que quieran tener un Presidente mudo, que no hable más, que no diga nada y que respete las seudo formalidad; que quede preso de los poderes corporativos y que esté más en lo seudo formal que en el contenido, que es lo fundamental, entonces evidentemente mis tiempos se estarán acabando. Pero yo, mientras sea presidente de los argentinos, soy así, seré así, siento así y procederé de esta forma que creo que es la que debe ser, sin hipocresías. Soy un ser humano con errores y con aciertos, seguramente con muchísimos más errores, pero jamás he practicado el culto de la hipocresía
Por eso le agradezco señor director Tristán, hemos inaugurado el canal “Encuentro”, invítelo, por supuesto, para que vea que es un canal democrático, al director de “La Nación”, para que venga a responder lo que yo digo.
Muchas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada