junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la firma del decreto para pensiones honoríficas de veteranos de la guerra del Atlántico Sur (2005)

DISCURSO DURANTE LA FIRMA DEL DECRETO PARA PENSIONES HONORÍFICAS DE VETERANOS DE LA GUERRA DEL ATLÁNTICO SUR
Néstor Kirchner
[21 de Julio de 2005]

En primer lugar quiero agradecer profundamente las palabras, quiero agradecer la presencia de todos ustedes aquí, en la Casa de Gobierno, que es la casa de todos los argentinos.
Ustedes saben que, lamentablemente, para algunos la causa de Malvinas fue una causa que nos ponía mal, y lamentablemente, entre comillas, hasta nos causaba vergüenza. Algunos de esos eran los mismos intereses y los mismos capitales que representaban al Gobierno de aquel entonces cuando se decidió la Guerra de Malvinas y ustedes fueron heroicamente a pelear allí, acompañados por todo el pueblo argentino.
Para nosotros - y no sólo porque yo la viví muy de cerca- sino por una cuestión de convicción, como la del Ministro y de quienes nos acompañan hoy aquí, como Teresa, Malvinas es causa nacional, es causa de orgullo nacional. Más allá de quienes circunstancialmente e históricamente les tocaba detentar el poder en la Argentina porque quienes fueron a Malvinas, quienes lucharon en Malvinas, quienes defendieron en condiciones, a veces, totalmente desfavorable el sentido de soberanía, de dignidad nacional, son una cuestión de orgullo y son una referencia constante para todos los argentinos. Nosotros si lo reconocemos permanentemente y lamentamos profundamente el olvido.
Acá en la Argentina se trata de olvidar todo lo que nos fue pasando, creyendo que se puede construir un país sin ir solucionando los graves problemas que nos fueron quedando. Esto es como nos pasó con quienes fueron desaparecidos durante la dictadura militar, esto nos pasó con los combatientes de Malvinas y algunos también quieren olvidar el proceso de exclusión global, de pobreza, que nos tocó vivir durante toda la década del 90.
Nosotros tenemos que ir reconstruyendo nuestro futuro, pero tenemos que ir solucionando los problemas que nos va dejando el pasado, lamentablemente. El tema de Malvinas es una hoja grande de la historia argentina.
Los argentinos, no tengo ninguna duda, en su gran mayoría lo reconoce perfectamente. Lo que pasa es que acá en nombre de los cierres presupuestarios, costos y demás durante mucho tiempo se fueron postergando, total no importaba el que había ido a pelear a Malvinas, no importaba la familia del que peleó en Malvinas, no importaba haber llenado una Plaza para decirles: “si, muchachos, adelante”. Más allá del que gobernaba terminantemente y después darle la espalda. Por eso nosotros adherimos fervorosamente a gesta, más allá de quienes condujeron este proceso, de quienes representaban el país en ese momento. El valor, la lucha, el heroísmo que tuvieron es algo que todos los argentinos reconocen. Y obviamente hay que ir saldando las asignaturas pendientes. Lo que yo no voy a hacer es mentirles, les quiero mirar a los ojos, como dijimos ese día en que nos juntamos a conversar, en que nos fuimos conociendo. A muchos los conocía desde hace bastante tiempo por haber estado en el sur, por haber compartido reuniones en el sur con ustedes y paso a paso y en la medida de nuestras posibilidades vamos a ir avanzando con este rumbo. Es decir, quienes tienen un lugar en la historia, quienes llenaron de orgullo al país, quienes deben tener un reconocimiento político e institucional y social permanentemente y quienes indudablemente van a llenar las páginas de la historia cuando vaya pasando el tiempo con la verdadera verdad de lo que fue Malvinas, nosotros como Gobierno temporal de este tiempo de la historia queremos hacer todo lo que está a nuestro alcance para hacerles llegar el reconocimiento no de un Gobierno sino de los argentinos. Nosotros somos lo temporal, los argentinos son lo permanente. La Argentina es lo permanente y las grandes causas nacionales son lo permanente. Y ustedes representan a una de las grandes causas nacionales. Por eso cada vez que podemos dar un pasito de esto nos pone bien. Tenemos la conciencia un poco más tranquila, pero estamos en una sola vereda. No tengan duda.
Muchas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada