junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la firma de contratos de obras para la construcción de escuelas en 11 provincias (2005)

DISCURSO EN EL ACTO DE FIRMA DE CONTRATOS DE OBRAS PARA LA CONSTRUCCIÓN DE ESCUELAS EN 11 PROVINCIAS
Néstor Kirchner
[19 de Abril de 2005]

Señores gobernadores; señores ministros del Poder Ejecutivo Nacional y Provincial; autoridades nacionales y provinciales; señores docentes; chicos, es una gran alegría verlos aquí; señores empresarios; señoras y señores: es muy importante tener memoria para todas las acciones y realizaciones que llevamos adelante en nuestra vida.
Hasta hace muy poco el sistema educativo argentino, que todavía vive una profunda crisis -no puede ser de otra manera después de donde estamos viniendo que es más allá del infierno-; hasta hace muy poco la sociedad percibía cómo se intentaban derivar responsabilidades entre los gobiernos nacionales, provinciales y municipales sobre quiénes tenían que hacerse responsables en este caso de la infraestructura educativa; se veía a los docentes penando con escuelas que se derrumbaban y a quienes tenían la responsabilidad de gobernar mirando esos problemas con la nuca. Estoy refiriéndome al tema de la infraestructura.
Creo que estamos dando pasos fundamentales; la construcción de estas 700 escuelas que paulatinamente vamos poniendo en marcha no registra antecedentes en décadas de la historia argentina. Nos ha tocado vencer la falta de credibilidad, “las anunciaron pero no las van a hacer”; también la tremenda burocracia por la que hay que pasar, mis charlas con los ministros Filmus y De Vido han sido duras, yo exigiéndoles vencer la burocracia para poder sacar cuanto antes la licitación de estas escuelas y gracias a Dios vemos que se están poniendo en marcha.
Ya tenemos 89 contratos en ejecución, hoy firmamos 31 contratos más, con esto llegamos a 120 obras en marcha; tenemos 327 licitadas, es decir que pronto vamos a estar firmando los contratos, 80 obras a licitar y 200 en proyectos. Es muy importante que los señores gobernadores, los amigos gobernadores que me acompañan y los que no están, aceleren con toda rapidez los proyectos. Son escuelas las que queremos construir entonces la burocracia debe ser vencida, derrotada y se deben poner en marcha rápidamente. Por eso hoy tengo una profunda felicidad de que la construcción de estas escuelas se pueda llevar a cabo.
Esto tiene que ir acompañado con otras acciones; los señores gobernadores y también los señores intendentes lo tienen que tener muy claro, debe haber una partida presupuestaria que diga: tanta plata va destinada para el mantenimiento de las escuelas. Y todos los eneros y febreros, y a partir de la terminación de las clases en diciembre, hay que mantener las escuelas ya construidas. Esto es fundamental para que nuestros chicos y docentes den en un marco de dignidad la enseñanza como corresponde. Esto debe ser una tarea central, lo hemos estado charlando con los gobernadores, debe ser absolutamente automático y todos los años las escuelas tienen que ser puestas nuevamente en el estado que corresponde.
El Gobierno Nacional va a seguir aportando tanto para ayudar al mantenimiento de las escuelas como para las nuevas escuelas. También por supuesto para seguir mejorando la calidad educativa, el proyecto educativo que tiene que discutir el país y también el mejoramiento paulatino de la situación de los docentes en la Argentina. Que obviamente no es la ideal, pero si cada docente argentino se coloca su mano en el corazón y ve de dónde venimos, dónde estaban y a lo que hemos llegado, creo que juntos hemos avanzado bastante no sólo en lo salarial sino en muchísimas medidas, por ejemplo la recuperación de derechos perdidos como fue el marco de la jubilación, la edad, el 82 por ciento móvil. Es decir, estas son acciones que se fueron tomando permanentemente para ir reencauzando una situación que evidentemente fue muy perjudicial durante muchísimo tiempo, donde la educación en la Argentina ocupaba un lugar de los últimos. La educación era un gasto público, para nosotros la educación es el instrumento transformador.
Estamos buscando también fortalecer el sentido de la formación en investigación. En Alemania estuvimos en la Fundación Max Planck estrechando los lazos para preparar a doctores argentinos, a profesores argentinos en los mayores niveles posibles para profundizar la investigación, para relacionarla con el CONICET, para que en la Argentina la investigación, la educación y la enseñanza vuelvan a ser valores centrales y fundamentales. No se logra todo esto meramente con voluntarismo, es acción conjunta. Pero un país que no tiene como valores centrales la investigación, la formación, la investigación concreta y derivada que permita la reconversión económica, evidentemente no tiene destino.
Así que, señores gobernadores, comparto con ustedes con tremenda satisfacción la firma de estos contratos para la construcción de escuelas que se ponen en marcha; los docentes argentinos y los padres de los chicos sigan a ver cómo se mantienen las escuelas en cada provincia y por supuesto también la responsabilidad del Estado Nacional. Tenemos que generar un estado de conciencia social en cada tema. Como un día dijimos “si este nos cobra más caro no le compremos”, ahora los argentinos ya no queremos tener, no nos resignamos a tener escuelas en mal estado; tienen que estar en buen estado, esto tiene que ser un factor prioritario, y si todos actuamos de controladores no tengo ninguna duda que ese objetivo lo vamos a lograr.
Muchísimas gracias por participar en el día de hoy y los insto con fuerza a seguir adelante. Gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada