junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la inauguración de obras de defensa sobre el Río Uruguay, en Concepción del Uruguay (2006)

DISCURSO EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DE OBRAS DE DEFENSA SOBRE EL RÍO URUGUAY, EN LA LOCALIDAD DE CONCEPCIÓN DEL URUGUAY, PROVINCIA DE ENTRE RÍOS
Néstor Kirchner
[6 de Junio de 2006]

Señor gobernador de la provincia de Entre Ríos, querido amigo Jorge Busti; señor vicegobernador de la provincia de Entre Ríos, querido amigo Pedro Guastavino; señor intendente o presidente municipal de esta querida localidad de Concepción del Uruguay, muchas gracias por todo, muchas gracias por el afecto, el recibimiento y este hermoso día que estamos compartiendo; autoridades nacionales, provinciales; señores, señoras; argentinos y argentinos que es lo importante, que nos juntamos hoy a celebrar con todas nuestras fuerzas un hecho realmente importantísimo:
Cuesta mucho reconstruir un país que fue destruido; cuesta mucho que este país se vuelva a acordar en el centro del país donde se deciden las cosas del país federal, del país del interior, nosotros estamos dando prueba acabada.
Hace pocas horas con el gobernador Das Neves en Chubut, inauguramos en Rawson un puente que había sido fundado en 1890 y estaban esperando que se lo haga nuevo desde 1930. Hoy, a pocas horas, estamos con el gobernador Busti terminando con otra ignominia que sufría el pueblo de Concepción del Uruguay, arrasado muchísimas veces por inundaciones, estamos inaugurando las obras en esta Costanera que es un verdadero orgullo para toda la Argentina en el interior de la patria. Se entra a revertir esa idea del centro y para el centro; renace el país federal y hay que defender ese país federal que viene con muchísima fuerza.
También, queridos hermanos entrerrianos, es difícil luchar por las convicciones y las causas de la reconstrucción de una sociedad más justa, pero yo les pido a los argentinos que me ayuden y tengan memoria sobre lo que nos tocó y cómo asumimos aquel 25 de mayo de 2003 cuando la Argentina tenía 30 puntos más de pobreza, más del doble de indigencia, más del doble de desocupación; como dijo el Intendente, cuando los argentinos habían perdido la autoestima, cuando nos tenían semiderrotados, cuando tuvimos que empezar a reconstruir, pararnos ante el mundo y decir que Argentina podía estar mal pero no se iba a arrodillar e iba a salir hacia delante, a reconstruir la noble, orgullosa y heroica historia que tiene  y empezamos el camino.
Hoy yo sé que hay algunos que les gustaría que a este país no le vaya bien por el solo hecho de ser. Es como me dice Cristina permanentemente, y escuchen bien, para algunos el aumento de tarifas no es inflacionario, pero sí es inflacionario el aumento de sueldos. Para nosotros lo fundamental es el aumento de sueldos que le devuelve la recuperación y el poder adquisitivo al pueblo argentino.
Cuando me tocó asumir me traían algunos expedientes donde me decían que tenía que firmar enseguida aumentos de tarifas, porque necesitaba la Argentina solucionar el problema con las empresas privatizadas y dije: “no quiero estar un solo día como Presidente si primero tengo que solucionar a aquellos que saquearon la Argentina y no solucionarle los problemas del pueblo argentino; primero está el pueblo argentino.
Eso motivó que permanentemente sufriera ataques de estas empresas, que algunas actuaron bien pero otras no tan bien y por eso tuvimos que proceder con la empresa Thales, con el Correo ó recientemente con Aguas Argentinas y recuperar allí la decisión nacional, lo hicimos porque queríamos las cosas claras y los servicios fundamentales al servicio del pueblo argentino.
También, cuando salimos a negociar la deuda, algunos me decían que estaba ido cuando decía que había que hacer una quita del 75 por ciento. Pero me puse firme, luchamos firme, todos lo saben, todos los que me acompañaron lo saben bien, que no di un solo paso atrás y dije, la Argentina esta vez va a triunfar y ahorramos 67.000 millones de dólares.
Cuando en diciembre pasado le pagamos al Fondo, estaban también los economistas de estas escuelas que son financiadas desde el exterior y decían “qué locura le va a pagar al Fondo”. Sí, le pagamos al Fondo porque queríamos terminar con esta dependencia donde nos fijaban las políticas desde afuera. Le pagamos al Fondo, se terminó el Fondo y la Argentina decide por sí misma como corresponde.
Ahora también hay algunos analistas de la realidad que cuando salgo a defender las cosas de la Argentina me dicen que tendría que tener mejores modales o que tendría que tener, según ellos, actitudes de concesiones, porque hay algunos que les gusta que los aplaudan más afuera que lo reconozcan adentro; hay algunos que siempre les dan la razón a los de afuera y nunca piensan que los argentinos tenemos razón; con nosotros eso se terminó definitivamente.
Por eso, queridos entrerrianos: no voy a estar especulando, no voy a estar mirando con todo el amor y todo el cariño que le tengo al hermano pueblo uruguayo, si estoy un día más o menos de Presidente, tengo que defender y estar al lado del pueblo de la Argentina, del pueblo de Entre Ríos y del pueblo de Gualeguaychú en la defensa de que acá no se puede contaminar y que debe haber una política de respeto y defensa del río Uruguay, de defensa del espacio verde, de la construcción de tantos años que esta sociedad ha llevado adelante.
No me importa que algunos analistas de la realidad digan que eso es ser no tolerantes. Somos totalmente tolerantes y estamos abiertos, pero los argentinos de una vez por todas tenemos que defender nuestras cosas, nuestra gente, nuestra tierra, tenemos que sentirnos argentinos, tenemos que abrazarnos a nuestra bandera, tenemos que abrazarnos a nuestra patria, tenemos que amar a esta tierra, amarla fuertemente y armarla de esperanza para poder ir construyendo esa sociedad que merecen aquellos que han creído en nosotros, nuestros chicos, y respetar la lucha pionera.
Ustedes saben bien que a esta Argentina la saquearon durante años, por eso voy a seguir convocando en cada pueblo, en cada lugar, querido amigo Gobernador, a todos los argentinos por arriba de cualquier cuestión partidaria, a todos los argentinos detrás de una bandera y de una patria conjunta, a todos los argentinos al trabajo, al esfuerzo, al sacrificio. No son tiempos de especulaciones políticas; son tiempos de trabajo, esfuerzo y el primer ejemplo lo tiene que dar el presidente, el gobernador, los intendentes, los concejales, los diputados, trabajando junto a su pueblo como corresponde.
Quiero agradecer, señor Intendente, a este pueblo de Concepción del Uruguay que me ha recibido como a un hijo más. Cientos y miles de entrerrianos tocándome la mano, dándome un beso y diciendo “aguante Presidente”, han hecho correr las lágrimas de este patagónico, o de este pingüino que soy, que es la realidad concreta.  Si soy pingüino, vengo desde el sur, lejos.
Siempre digo que la marcha de los pingüinos empezó en el 2003, la marcha por la vida, por el ambiente sano, por una Argentina distinta. Y hoy ya la estamos compartiendo aquí en esta querida Concepción del Uruguay, donde, querido Gobernador, usted me decía recién que hay que hacer el dragado y la obra cuesta 90 millones de pesos. López, el secretario de Obras Pública va a licitar el dragado, para garantizar definitivamente como corresponde que se lleve la obra adelante.
Así como un día fuimos con el intendente Solanas y con el gobernador Busti a Paraná, dijimos que íbamos a hacer la planta de agua y hoy se está haciendo, vamos a estudiar lo que el Intendente me acompañó aquí en Concepción del Uruguay, y no tengan ninguna duda de que junto al Gobernador y al Intendente el Gobierno Nacional se va a poner a trabajar para dar la dignidad del servicio que este pueblo de Concepción del Uruguay merece, con toda su fuerza.
Por eso, cuidando y administrando los fondos del pueblo como corresponde, cuidando la estabilidad, cuidando el superávit fiscal, luchando contra la desocupación, luchando contra la indigencia, contra la pobreza, generando viviendas dignas, generando inversión, construyendo una Argentina distinta, fortaleciendo el proyecto educativo, donde hemos lanzado la discusión de la nueva Ley de Educación y cuando en el año 2010 seis puntos del producto interno serán destinados a la educación; con el renacimiento y fortalecimiento de la educación técnica para que nuestros chicos tengan el oficio para poder llegar a los trabajos que merecen, con dignidad, con sueldos dignos y grandes posibilidades; con la construcción de una verdadera infraestructura vial que nos devuelva a los argentinos la conexión que habíamos perdido; haciendo que este país tenga una verdadera Ley de Salud Pública, donde la salud pública sea la base del sistema de salud acompañando el sistema privado, pero una salud pública que esté fuerte, sólida y a la que tengan acceso todos los argentinos, estamos enfrentando los grandes desafíos, las asignaturas que tenemos que resolver en los tiempos que vienen.
Queridos entrerrianos, muchas gracias por compartir esta mañana. Desde acá, desde Entre Ríos, le quiero decir a todo el país que tenemos más ganas que nunca, trabajamos con alegría y con amor; creemos que de la mano de Dios y con la fuerza de todos los argentinos, con solidaridad, dejando de lado las cuestiones partidarias y resolviendo temas, vamos a ir recuperando la sonrisa, la esperanza y la decisión de ese país que nos merecemos.
Pero la Argentina está creciendo, en estos últimos cuatro años ha crecido como nunca, con el trabajo y el esfuerzo de todos, porque también entendamos que nadie es imprescindible, ninguno de nosotros, y el primero que lo dice es quien le toca circunstancialmente presidir el país. Todos los argentinos somos necesarios y tenemos que construir un ciclo de crecimiento virtuoso para este país que dure entre 15 y 20 años, para que la Argentina pueda avanzar con todas sus fuerzas.
Querido Entre Ríos muchísimas gracias, me despido abrazándolos fuertemente, convocándolos a todos a la gran marcha de la construcción de la Argentina, por arriba de cualquier cuestión menor; a tomarnos de la mano, a caminar por las avenidas de la Patria y decirle al mundo que la Argentina se pone de pie, la Argentina es de todos los argentinos, la Argentina es una patria que amamos, que queremos y que levantamos su bandera con todo orgullo.
Muchísimas gracias entrerrianos, muchas gracias Concepción del Uruguay, gracias por compartir este momento.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada