junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la inauguración de la segunda ampliación de la Planta Aluar, en Chubut (2007)

DISCURSO EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DE LA SEGUNDA AMPLIACIÓN DE LA PLANTA ALUAR, EN LA PROVINCIA DEL CHUBUT
Néstor Kirchner
[3 de Septiembre de 2007]

Señor Gobernador de la provincia del Chubut, querido amigo, mi compañero de tantos años, Mario Das Neves, es un placer compartir contigo la inauguración de esta obra al igual que compartir con todos los compañeros trabajadores de la UOCRA, de la UOM; compañero Calo de la UOM, que me dicen que está por allí, no lo vi, pero lo quiero y lo aprecio mucho; señor Intendente Municipal, querido amigo Carlos Eliceche; señor presidente de Aluar, el querido amigo Madanes con quien conversamos, discutimos y nos entusiasmamos mutuamente, el Estado Argentino y la empresa Aluar, para hacer una nueva concreción que enorgullece a todos los argentinos, no solamente a los argentinos que vivimos acá en el Sur, que vivimos acá en la provincia del Chubut, sino a la patria toda.
La Argentina es capaz de hacer estas cosas cuando quiere y lo puede hacer. Estos gorros del trabajo y esta inversión empresaria, es el camino que la patria debe seguir; señores ministros del Poder Ejecutivo Nacional; autoridades; intendentes; amigos y amigas: la verdad que esta inversión de 850 millones de dólares que genera una producción de 137.000 toneladas más de aluminio, creo que vamos a llegar aproximadamente a 410.000 toneladas en este momento, más lo que se comprometió nuestro querido amigo presidente de Aluar de mantener los obradores abiertos, invertir 400 millones de dólares más y llegar a 515.000 toneladas, es el camino y el rumbo que nosotros tenemos que seguir. 
En eso, va a tener el apoyo sin duda del Gobierno Nacional y del Gobierno Provincial que dirige y va a seguir dirigiendo, no tengo ninguna duda, nuestro amigo Mario Das Neves.
Y no tengo ninguna duda tampoco, porque esta Argentina, como decía Mario, donde hoy se habla tanto de luchar contra la exclusión, nosotros podemos hablar con autoridad moral. Estos gorritos de la UOCRA, de mis hermanos de la UOCRA, estos gorritos de la UOM, son dos instituciones gremiales que fueron de las que más sufrieron durante el proceso de la década del ´90, prácticamente fueron diezmadas y hoy tenemos casi 500 mil trabajadores de la UOCRA y casi 300 mil trabajadores de la UOM.
Esta es la Argentina, la Argentina que se pone en marcha, esta Argentina donde no hay mejor política social que la política de la inclusión, ya no esa política de los planes que pueden haber servido en un momento pero que terminaban bastardeando la dignidad humana. Nosotros, en la política social de inclusión que creemos, es en la política del trabajo, en la política de la inversión en la Argentina industrial, en la Argentina neokeynesiana que es capaz de invertir en infraestructura, en obras, en viviendas, en obras fundamentales de servicios para nuestra querida patria, en obras energéticas que permitan seguir transformando este país.
Cuando hablamos de la inclusión podemos hablar con autoridad moral, más allá del discurso. Había 60 por ciento de pobreza en la patria, hoy estamos en 26 y sigue bajando, estoy seguro que los nuevos números van a ser aún mejores. Estábamos en casi 30 por ciento de indigencia, estamos en 8 por ciento de indigencia y estábamos en 20,4 ó 21 por ciento de desocupación y hoy estamos en 8,5 y el último mes de junio en 7,8. Miren si no estamos ganando la batalla de la inclusión entre todos los argentinos.
Cuando hablamos de recuperar la capacidad soberana de la Argentina, ahí podemos exhibir ante el mundo y ante todos los argentinos, la renegociación de la deuda externa privada donde ahorramos 70.000 millones de dólares por primera vez en la historia y podemos exhibir que le dijimos como corresponde, basta al Fondo Monetario Internacional, pagamos nuestra deuda y liberamos nuestras manos.
Cuando hablamos de administrar, cuando hablamos de invertir, nos basamos en dos hechos centrales de la administración, en el superávit fiscal primario y en el superávit comercial que estamos llevando adelante. Cuando hablamos de invertir, pensamos globalmente en un país que construya definitivamente su infraestructura, un país que definitivamente pueda dar los saltos cualitativos que tiene que dar y también, abrazamos fuertemente las políticas agroindustriales, abrazamos el trabajo del campo productivo integrado al país con todas nuestras fuerzas y además abrazamos, porque creemos por convicción y por principio en la Argentina industrial, en la industria nacional que es la que va a fortalecer también el crecimiento de la patria. 
Industria y campo son complementarios; industria, campo, inversión pública, trabajo y dignidad de los seres humanos, es fundamental que se transformen definitivamente en complementarios para construir la Argentina que nosotros soñamos, porque queremos trabajadores que se puedan capacitar, queremos trabajadores que tengan sueldos dignos, queremos trabajadores que recuperen la esperanza de poder crecer y poder ser, queremos una clase media que recupere su movilidad ascendente, queremos intelectuales, estudiantes, investigadores sirviendo y trabajando por el país, sabiendo que el país les abre las puertas. Esa es la patria que soñamos y por esa patria estamos trabajando.
Este acto que vemos acá, este acto que vemos en una industria nacional entre trabajadores, empresarios y representantes de las distintas entidades, es la Argentina que nace, es la Argentina que viene, es la Argentina abrazada a la bandera celeste y blanca construyendo el marco de dignidad y respeto que nos merecemos. Allí van a estar todos nuestros esfuerzos.
Yo les quiero agradecer el acompañamiento durante estos 4 años y medio; sé que ustedes van a ser puntales, los trabajadores, la clase media, los industriales, los hombres y mujeres del campo, los sectores ligados a la producción van a ser puntales en acompañar a Cristina en la transformación que se viene en la patria. No tengo ninguna duda que van a ser la columna vertebral del cambio.
Tengamos, como dijo Mario, muy buena memoria; ya muchas veces nos han tratado de confundir con discursos que poco tienen que ver con la realidad. Nosotros le hemos dado al país, nosotros y ustedes juntos, los argentinos, el crecimiento más importante de los últimos 100 años; lo hicimos con políticas de inclusión, aumentando a nuestros jubilados, haciendo inclusión jubilatoria de aquellos que habían quedado afuera, lo hicimos no descontando salarios, lo hicimos no descontando pactos fiscales que perjudicaban a las provincias, lo hicimos respetando la autonomía, el federalismo, la dignidad del ser humano y la dignidad del trabajo. Se puede hacer una patria mejor con dignidad, trabajo, esfuerzo, inclusión y con respeto a todos los argentinos.
Mario -y con todo respeto señor presidente de Aluar- yo voto por Mario Das Neves, no sé qué votarán ustedes.  Les quiero decir en esta casa, como la asiento a la provincia del Chubut y a Puerto Madryn, que les estoy totalmente agradecido por estos 4 años y medio que nos acompañamos, por tener siempre la mano tendida, por ese corazón sureño, por aquellos hermanos que trabajaron acá y tuvieron aquel terrible accidente que sé que va a haber la solidaridad que corresponde; yo doy toda mi solidaridad, mi corazón y mi abrazo a los familiares y a los hermanos de la comunidad boliviana a quien tanto queremos y tanto respeto le tenemos que se han integrado a trabajar en esta querida patria con esfuerzo y con sentir latinoamericano. Les quiero agradecer profundamente todo este tiempo que nos han acompañado.
Cuando nos flaqueaban por allí las fuerzas, venía ese fuerte viento de la Patagonia para decir: “vayamos adelante, queremos dejar de ser la periferia de la patria, Néstor, luchemos que te acompañamos”. Muchas gracias chubutenses, muchas gracias Puerto Madryn, de corazón, nunca los voy a olvidar, siempre me voy a acordar de ustedes, siempre me voy a acordar de tantas luchas, siempre con amor y pasión. Y desde acá, desde el torno del trabajo, de la industria que crece, le digo a la patria toda, que esta es la Argentina que nosotros estamos soñando, esta es la Argentina integrada, esta es la Argentina que queremos con todos, esta es la Argentina que queremos sin sectarismos, esta es la Argentina del amor, de la pasión. No queremos la Argentina de aquellos que se pelean todos los días; queremos la Argentina de los que estudian y trabajan todos los días, porque ellos le dan a la patria el lugar que nuestra patria merece.
Muchísimas gracias Chubut, muchísimas gracias Mario, muchísimas gracias a todos, abramos nuestros brazos a los tiempos que vienen, a los tiempos de Mario, a los tiempos de Cristina, a los tiempos que la patria siga creciendo aún más fuerte. Muchas gracias Aluar, muchas gracias trabajadores, muchas gracias Chubut, gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada