junio 20, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la inauguración del Hospital "Eva Perón", en Formosa (2004)

DISCURSO EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DEL HOSPITAL “EVA PERÓN”, EN FORMOSA
Néstor Kirchner
[14 de Septiembre de 2004]

Señor Gobernador de la provincia de Formosa, amigo y compañero Gildo Insfrán; señor Gobernador de la provincia de Salta, amigo y compañero, Juan Carlos Romero; señor Intendente municipal de Ingeniero Juárez muchas gracias por este momento; señores ministros del Poder Ejecutivo provincial y nacional; autoridades nacionales, provinciales y municipales; Intendentes de localidades vecinas de Formosa y de Salta; hermanos y hermanas de esta querida localidad de Ingeniero Juárez y de las localidades salteñas presentes aquí, también muchísimas gracias por el esfuerzo y de venir a acompañar con ese cariño y ese amor argentino solidario:
Es muy importante que la Patria toda vea cómo trabajan, en este caso específico los hombres y las mujeres de esta querida localidad de Ingeniero Juárez, cuántos argentinos –aborígenes y criollos – sin pedir nada luchan a diario por hacer Patria en lugares que, generalmente, el poder central y el centro de la Argentina los ha mirado con la nuca, en vez de mirarlos con el corazón y la racionalidad. 
Cuando se habla de construir una Argentina, cuando vemos tantas conferencias y vemos a tantos disertantes hablar de cómo habría que estructurar nuestro país, yo humildemente les pediría que recorran la Patria de punta a punta, que vayan a cada localidad y a cada provincia argentina a ver como allí no llegan los supuestos beneficios del modelo globalizador, como allí no llegan los supuestos beneficios de esas inversiones, que nos dijeron durante tantos años que iban a venir y no vinieron, que lo único que llegan a nuestras localidades, a nuestras provincias, es el esfuerzo de sus Gobiernos, de sus intendencias, de su pueblo, que tratan de luchar con los elementos que tienen.
Es hora de que la Argentina tenga fuerza y racionalidad hacia afuera, pero que tenga el corazón palpitante y la integración hacia adentro. Es imposible pensar en un país que se realice si este país internamente sigue sin recibir las inversiones que nuestra Patria y nuestra gente merecen. Les puedo asegurar que no dormimos buscando las formas de llegar rápidamente a lugares que hemos visto olvidados, a lugares olvidados de la Patria. Y cuando hoy veo que el Gobierno de la provincia de Formosa pone en marcha este hermoso hospital, donde hay médicos y enfermeras que pueden poner toda su sabiduría y su calidad sacerdotal para cuidar la salud de los formoseños que viven en esta región pienso que esto es justicia, esto es equidad, esto es dignidad. 
Cuando el Gobernador de la provincia de Salta mencionaba el Ferrocarril Belgrano también estaba marcando un punto clave en el desarrollo de la Región Norte de la Argentina, un ferrocarril que fue orgullo de todos los argentinos y de los argentinos del norte. Dios quiera que para fines de octubre o noviembre podamos ya estar resolviendo la licitación y se pueda empezar su reconstrucción para volver a unir el norte argentino con el resto del país, que es lo que estamos esperando todos. 
Cuando el Gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, marcaba el gasoducto, al igual que el Gobernador de Salta, como elemento vertebral de la posibilidad del desarrollo del trabajo y la producción en esta región, no hacían más que acertar en un diagnóstico que lo estamos por convertir en realidad porque vamos a construir el Gasoducto del Noreste, que traerá gas de Bolivia para todo el norte argentino y algunas otras partes más de Argentina.  Prácticamente falta muy poco para poner esa obra en marcha: 1.000 millones de dólares que vuelven al pueblo argentino en dignidad y en justicia. De esos 1.000 millones de dólares 150 millones de dólares directamente serán puestos por el Gobierno Nacional para que pueda llegar toda la distribución hacia provincias como Formosa, Salta, Chaco para que definitivamente en los hogares argentinos se pueda quemar gas, se pueda tener combustible acorde con las posibilidades de los argentinos y termine de ser una quimera para convertirse en una realidad. 
A esto agregamos la puesta en marcha de la construcción de la ruta, hoy fundamentalmente 81. Son 220 millones de pesos que vienen a ser un acto de reivindicación histórica, una obra que la ganó, no que la trajo el Gobierno Nacional, la lucha de sus gente, de sus intendentes, de sus gobernadores, la Región Este de Salta y la región de Marcos Juárez, entre otras, de Ingeniero Juárez, entre otras. 
Le digo a esta querida localidad de Formosa que para mí es un profundo honor poner en marcha esta obra, como decía recién, nuestro sacerdote – como le decimos nosotros: “nuestro cura” – con mucha alegría porque se que es una obra demandada, pedida y cuando traíamos las licitaciones estaban los ojitos de los hermanos formoseños y salteños si solamente es la licitación. Les han mentido tanto que solamente la realidad, la única verdad, iba a cambiar esa credibilidad. 
Hoy se inicia la obra que va a dar trabajo a más de 2 mil formoseños y salteños inicialmente y otros argentinos, y ni hablar de lo que va a dejar en la integración turística y en el marco productivo en general. Por eso me siento feliz, como hombre del Sur por compartir con ustedes, hermanos del Norte, porque sabemos lo que es la Patria federal. Queremos que todos los argentinos entiendan que la Patria es todo, que todos los argentinos entiendan que el derecho a vivir es de todos los argentinos, que todos los argentinos entiendan que se pueden hacer muchas encuestas sobre la indigencia y la pobreza, pero que si no se invierte plata y se genera trabajo no se vence a la indigencia, a la pobreza y a la falta de empleo. 
Reconocemos la calidad de los estudios de los analistas, pero también el pueblo argentino todo debe darse cuenta de que esta no es una lucha de los hombres del NEA, para tratar de bajar estos índices, o del NOA, sino fundamentalmente de todo el pueblo argentino. No queremos tener más estos índices de indigencia y pobreza, queremos recuperar a nuestros hermanos y darles el derecho a la inclusión social. Para eso, como decían recién los Gobernadores, tiene que estar la solidaridad de todos los argentinos. Por eso pensamos y seguimos pensando que un fondo de reparación del norte argentino es un elemento imprescindible para avanzar en la lucha de estos objetivos, que nosotros decimos. 
Y si ustedes me permiten hoy me llevo la convicción – a algunos les va a gustar y a otros que trabajan bastante para que se de al revés, por más que son poquitos no les va a gustar - pero me parece que con este calor he demostrado que hay pingüino para rato porque lo he soportado. 
Queridos hermanos y hermanas, muchas gracias por esta mañana, muchas gracias por este momento de afecto, muchas gracias por juntar el palpitar de nuestros corazones, muchas gracias a todos estos chicos portando la bandera Argentina estoicamente ante el calor, muchas gracias familias, me he sentido como en casa: comprometido a fondo con todos ustedes. Gracias por tanto amor y tanto sueños. Levantando la bandera de la Patria, levantando el sentir nacional y levantando ese deseo de que la Argentina vuelva a ser Argentina con ese grado de soberanía y decisión, los despido abrazándolos fuertemente y con una bandera en la mano, con la escarapela en el corazón y con mis brazos conteniéndolos a ustedes soñando con el país que nos merecemos. Muchísimas gracias salteños, muchísimas gracias formoseños, muchas gracias señores Gobernadores, señor vicegobernador, señores intendentes gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada