junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la presentación del Programa Nacional Familias por la Inclusión Social y del nuevo Seguro de Capacitación y Empleo (2006)

DISCURSO EN LA PRESENTACIÓN DEL PROGRAMA NACIONAL FAMILIAS POR LA INCLUSIÓN SOCIAL Y DEL NUEVO SEGURO DE CAPACITACIÓN Y EMPLEO
Néstor Kirchner
[13 de Febrero de 2006]

Señores ministros del Poder Ejecutivo nacional y provincial; señores intendentes; autoridades nacionales, provinciales, municipales; señor Secretario General de la CGT; señores legisladores; señores empresarios; representantes de organizaciones sociales, sindicales, madres amigos y amigas de las distintas organizaciones, que cotidianamente trabajan más allá de cualquier tipo de especulación: sin la tarea, el amor y la fuerza que todos ustedes ponen, seguramente la Argentina no hubiera podido seguir navegando como lo está haciendo, aún en el infierno. Estamos todavía en el infierno.
Dios quiera que el 10 de diciembre del 2007 le podamos decir al pueblo argentino que estamos saliendo de ese infierno que nos ha atormentado y nos ha hecho sufrir tanto a los argentinos. Porque después de una explosión, como la que tuvo el país, más allá de aquellos que se dedican cotidianamente a hablar tanto - algunos a hablar, otros a agraviar, otros a descalificar- pero que muy pocas ideas aportan a veces para lograr que este pueda salir, inclusive los que fueron responsables de este tremendo desastre que le tocó vivir a la Argentina, porque eso también es parte del infierno, es un infierno que sigan hablando los que son responsables de las cosas que n os han pasado a todos los argentinos, y creen que no tenemos memoria. La primera tarea para salir del infierno, queridos hermanos y hermanas, es tener muy buena memoria, porque si no tenemos memoria…
La Argentina ha entrado a crecer, eso es muy importante, estamos creciendo a niveles muy importantes, interesantes. Dios quiera que podamos crecer durante muchísimos años, ya no a estos niveles, sino al 3 o al 4 por ciento en forma permanente. Ha empezado a bajar el desempleo, del 20 y tantos por ciento que teníamos, a un 10.2, creo que es el último índice, por ahí está. Es decir, una baja muy importante. Ha bajando la pobreza fuertemente, del 57 al 34 por ciento, 23 puntos bajó la pobreza. La indigencia bajó del 27.5 al 12.5; 15 puntos.
Es verdad, todavía tenemos que resolver severos problemas en la distribución del ingreso. Nadie es mago. Tenemos que tratar de que evidentemente la movilidad ascendente en la Argentina se pueda dar. Estoy seguro que en los próximos meses vamos a ir vislumbrado avances y, por supuesto, vamos a ir tomando medidas para que la distribución del ingreso tenga el carácter equitativo que tuvo en un tiempo, cuando éramos el país más equitativo de toda la región, y uno de los más equitativos del mundo. Es la tarea que tenemos por delante.
Lo peor que puede tener una dirigencia es ignorar los problemas que tiene por delante, nosotros no lo vamos a hacer, yo, como Presidente tampoco los voy a ignorar. Estoy muy contento con el crecimiento económico, estoy muy contento con la baja de la pobreza a los niveles que va, 1.700.000 menos en el último trimestre, pero me preocupa el 34 que queda terriblemente. Estamos contentos con que la indigencia esté en el 12.5 porque bajó hasta allí, descontento porque todavía tenemos indigencia.
La Argentina tendría que tener índices mucho menores, pero vamos rumbo hacia ello. Evidentemente, tenemos como la asignatura más pronunciada a resolver, en este caso a nosotros como Gobierno que nos corresponde y al conjunto de la sociedad, pero a nosotros que tenemos la iniciativa política, el tema de la distribución del ingreso. Y vamos a trabajar fuertemente en ese tema para ir resolviéndolo, siguiendo con esta tarea en la que algunos sectores no creen que sea posible, que es concertar con la sociedad, con los empresarios y con los trabajadores, políticas de precios que sean equitativas para que todos los argentinos tengamos la posibilidad de realizarnos. Vamos a seguir tomando medidas, pero también vamos a seguir apelando a los conceptos de concertar, de hablar, de acordar, de entendernos, para poder avanzar en forma conjunta.
También es muy importante lo que se pone en marcha hoy, fíjense que optativamente, es decir que el que quiere quedarse en los Planes de Jefas y Jefes se queda, el que quiere optar tiene la posibilidad de ir al Plan Familia, lo cual va a significar, de acuerdo con los hijos que tenga, un mejoramiento importante del ingreso o al Plan del Seguro de Capacitación y Formación Laboral, que también es importante el crecimiento del ingreso y les va a permitir tener un ingreso, la posibilidad de acceder al trabajo decente y ser parte de la estructura de la sociedad, que es lo que deseamos todos nosotros.
Fíjense ustedes que en este momento de 2.200 mil planes, aproximadamente, que habían cuando comenzó nuestra gestión quedan 1.400 mil. Con esto se van a reducir sensiblemente los Planes de Jefas y Jefes de Hogar y paulatinamente vamos a ir dando un salto cualitativo, vamos a ir mejorando la calidad institucional y las posibilidades globales de nuestra gente y la vamos a estar dando con los avances que ha tenido el Estado una posibilidad de distribuir ese superávit fiscal que fuimos obteniendo en los que menos tienen, que es lo que tenemos que hacer y lo que vamos a hacer y son las determinaciones que estamos tomando.
A esto, la semana que viene, vamos a tomar decisiones sobre el Seguro de Desempleo también. Entonces van a estar Planes de Familia, Seguro de Empleo y Capacitación Laboral y Seguro de Desempleo, como tres instrumentos concretos que permitan la incorporación de nuestros hermanos a la estructura social y económica de este país. Son tres hechos claros que van a ir acompañados por una decisión que vamos a tomar en esta semana, que se llama “Educación para Todos”, con el Ministro de Educación. Por supuesto ustedes saben que el año pasado se votó una ley de que de acá al año 2010 se va a ampliar el presupuesto educativo en 6 puntos del Producto Bruto Interno del país, que vamos a hacer un gran esfuerzo para la incorporación de los chicos al secundario, en miles, que vamos a anunciar, también, esta semana. Destinados también a que nuestros jóvenes tengan la posibilidad de terminar la escuela secundaria, que es un tema fundamental, y que no tengamos que ver las encuestas que vemos a veces hoy, que dicen que hay un 15 por ciento de argentinos en condiciones de trabajar que no pueden ser tomados aún por las empresas por un problema de oficio o capacitación laboral.
Por eso la Ley de Educación Técnica, por eso los 6 puntos también del Producto Bruto Interno para darle este empuje y esta posibilidad a miles y miles de chicos que puedan ingresar al secundario, por esto los Planes de Familias, el Seguro de Capacitación y Formación Laboral y el Seguro de Empleo, medidas claras y concretas que tienden a ayudar a la pirámide hacia arriba.
Esto tiene que tener la solidaridad de los que más tienen, de los que más ganan, esto es fundamental porque cuando una sociedad recupera sus cadenas de solidaridad, sin duda, mucho más rápido va encontrando los caminos y las respuestas que se merecen.
Nosotros seguiremos trabajando, junto al pueblo argentino, con todas nuestras ganas, con todas nuestras fuerzas, apelamos a la construcción de un modelo superador de todas las contradicciones que nos han tocado vivir, amplio, plural. Pero amplio y plural no significa aceptar presiones o extorsiones del viejo sistema o de las cosas o de aquellos que de alguna manera tuvieron incidencias determinantes de un país que los argentinos no nos merecemos.
Hay que trabajar para el cambio, a veces se agudizan las contradicciones, a veces se producen este tipo de diferencias. Y yo les puedo asegurar que con mis aciertos, con mis errores o con los aciertos y errores que podamos tener, nosotros no hemos venido ni a claudicar ni a bajar banderas en lo que pensamos. Venimos si a tratar de contener y convocar a todos los argentinos, pero no nos van a correr ni con agravios ni descalificándonos, ni insultándonos, ni mucho menos.
Queremos una Argentina distinta, vamos a trabajar por esa Argentina distinta y esa Argentina distinta es plural cuando tienen posibilidades todas las personas, si no se puede hablar mucho detrás del escritorio, pero si no hay igualdad de posibilidades es mentira que haya pluralidad porque solamente hay posibilidades para algunos. Y hay pluralidad cuando no solamente se tiene la posibilidad de que es fundamental exponer cada uno su propia idea, sino que cuando uno aparte de exponer su propia idea, puede ser parte activa de las posibilidades que el país le da, y en eso es en lo que tenemos que trabajar con todas nuestras fuerzas.
Yo les quiero agradecer fuertemente toda vuestra presencia, todo lo que han hecho durante todo este tiempo, todo ese trabajo cotidiano, con muchos de ustedes me reúno en forma permanente. Tengo la suerte también de caminar la Argentina, de que muchos argentinos me cuenten sus problemas, los que nos están mirando más allá de la televisión y evidentemente uno va tomando permanente contacto e idea de cada situación para ir tomando las determinaciones que la Argentina necesita.
No tengan ninguna duda que día a día vamos a ir subiendo la escalera para construir la Argentina que nosotros nos merecemos. No hay ninguna salida providencial, no hay dirigentes providenciales, es entre todos, en forma colectiva, como le vamos a dar a esta sociedad el destino que la sociedad merece. Es muy fácil, muchas veces, tratar de hablar de los que sufren, es muy difícil acompañar y tomar determinaciones que le den la dignidad que merecen a los que sufren.
Muchísimas gracias, a sus órdenes y gracias por estar aquí.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada