junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la inauguración de viviendas y obras públicas en Quilmes (2006)

DISCURSO EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DE VIVIENDAS Y OBRAS PÚBLICAS EN QUILMES
Néstor Kirchner
[7 de Septiembre de 2006]

Querido Gobernador de la provincia de Buenos Aires; querido Intendente; queridos intendentes presentes aquí; Manolo; queridos amigos, hermanas y hermanos de esta querida comunidad de Quilmes, de Bernal: venimos hoy a cumplir con la palabra empeñada; inauguramos las obras que nos comprometimos con los vecinos de la localidad cuando nos reunimos con los distintos representantes y cuando lo dijimos en distintos actos.
Es decir, lo que decimos hacemos, cumplimos y podemos mirar a los ojos a todos los vecinos de Quilmes, Bernal, Solano y todas las zonas aledañas diciendo que conjuntamente, trabajando con la gobernación de la provincia de Buenos Aires y con la Intendencia, vamos construyendo un país distinto, una provincia distinta y una intendencia distinta; l.800 por ciento más de inversión es lo que el Gobierno Nacional desde el 2002 a la fecha ha puesto en la provincia de Buenos Aires.
Estamos demostrando que paulatinamente hacemos un gran esfuerzo para que el país vaya saliendo del infierno; basta mirar los índices de indigencia, desocupación, pobreza, los índices de inversión, la creación de nuevas industrias, el reconocimiento y la discusión soberana y digna que llevamos con la deuda privada ahorrando 70.000 millones de dólares para las arcas argentinas; el pago de la deuda al Fondo, el crecimiento de la industria nacional, el crecimiento y la consolidación de la clase media, la recuperación de la clase trabajadora argentina, la recuperación global de las empresas nacionales y los empresarios nacionales construyendo el campo de la Argentina, el campo del país, el campo de la nación.
Todas esas tareas, como en el día de ayer el crecimiento de la industria automotriz, que creció un 38 por ciento de año a año, el crecimiento de los servicios públicos, que subió el 15 por ciento de año a año, el crecimiento permanente que está teniendo nuestro país, la posibilidad de devolver la esperanza, la posibilidad de reconstruir la familia, de reconstruir el amor y la consolidación de todos los argentinos es una tarea central y fundamental.
Por eso desde acá, desde Quilmes, le quiero decir al pueblo argentino tres cosas para que queden bien claras: en estos momentos no hay que apurarse, elecciones sí, elecciones no; es tiempo de gobernar. Las elecciones, porque este Presidente tiene una sola palabra, van a ser en octubre, ahora faltan dos octubres. Acá lo que hay que hacer es gobernar, que es una tarea central, fundamental y esencial.
También la amplitud, necesitamos argentinos y argentinas que más allá de las diferencias que podamos tener convoquemos a la pluralidad, a la concertación, a construir un proyecto conjunto. Basta del sectarismo que agotó y nos llevó al fracaso a los argentinos.
Y el tercer elemento central y fundamental es la construcción de la patria, el abrazarse a la bandera, abrazarse al escudo, abrazarse a esta tierra divina que nos puede dar resultados realmente importantes para recuperar la equidad, la justicia, la inclusión social y paulatinamente también avanzar en el campo de la distribución del ingreso.
Son elementos fundamentales que deben ir acompañados por un fuerte respeto a los derechos humanos, por un fuerte respeto a garantizar la convivencia y la seguridad de todos los argentinos, en el marco global de la construcción de esquemas absolutamente amplios y plurales que nos permitan construir el país que nos merecemos. Y el tener buena memoria como tienen hoy, como tenemos hoy aquí con aquellos que fueron a dar la cara por todos los argentinos en Malvinas y se inaugura uno de los primeros barrios malvineros con nuestros héroes, con aquellos que pusieron todo y no pidieron nada, dando un verdadero ejemplo aquí en Quilmes hacia el país.
Por eso, si ustedes me permiten, este 7 de setiembre quiero decírselos con todas mis fuerzas: trabajo más trabajo, esfuerzo más esfuerzo, solidaridad, cariño, amor, no responder a los agravios, poner todo por la Argentina y hacer cada cosa en cada tiempo. Hoy es tiempo de trabajo, ya va a haber tiempo para las elecciones cuando corresponda.
Voy a poner todo para que cada argentino vaya recuperando la fe, para que vaya recuperando la alegría, la esperanza, el derecho a estudiar, para que vaya recuperando el derecho de hacer, para que podamos rendir las asignaturas pendientes que tenemos como gobiernos.
Querido Gobernador, gracias por su esfuerzo, al igual que mi querido amigo Intendente. Gracias a todos, muchas gracias amigos presentes acá. ¡Viva la Argentina! ¡Viva la provincia de Buenos Aires! ¡Viva Quilmes! Tomémonos de las manos y construyamos el país que nos merecemos. Muchísimas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada