junio 20, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la Ciudad de San Francisco, Córdoba (2004)

DISCURSO EN LA CIUDAD DE SAN FRANCISCO, PROVINCIA DE CÓRDOBA
Néstor Kirchner
[3 de Septiembre de 2004]

Señor Gobernador de la provincia de Córdoba; señores Gobernadores de las provincias de Entre Ríos y Santa Fe; señor Intendente municipal de esta querida localidad de San Francisco; señor Ministro de Planificación Federal; señores Ministros provinciales; autoridades nacionales, provinciales, municipales; señores Intendentes de localidades vecinas; señores legisladores; señoras, señores; amigos, amigas:
Feliz de poder compartir con ustedes este viernes de trabajo, y también cuando lo escuchaba hablar al señor Gobernador que decía: “¡que lindo que hoy podemos volver a hablar de proyectos, de ideas, de realizaciones!”, después de la Argentina que nos quedó, después de esa explosión del 20 de diciembre de 2001, que terminó de concluir una crisis en gestación durante mucho tiempo, que dejó a millones de argentinos en la calle, que dejó a productores con los brazos caídos y resignados, que dejó a nuestros industriales totalmente quebrados, estamos remontando la cuesta, estamos tratando todavía de salir del infierno, pero nuestra producción vuelve a ser una realidad, la industria en la Argentina, el proceso de industrialización también y la vuelta del Estado, ese Estado que desguazaron, ese Estado que quebraron y ese Estado que, lamentablemente, robaron durante muchos años, lo estamos tratando de recuperar para ponerlo al servicio de todos los argentinos nuevamente. .
Y también está la palabra empeñada, a mi querido amigo Intendente de San Francisco le dije que iba a estar acá en esta querida localidad, que siempre y cuando vine durante la campaña electoral, casi sin conocerme, me recibió con los brazos abiertos y con un cariño de argentino y de hermano a hermano que nunca me voy a olvidar. Por ello estoy tremendamente agradecido al pueblo de San Francisco, esta localidad de trabajadores del campo, de la producción, de la industria, de manos callosas que marcan la honestidad de su gente y la historia de sus abuelos, de los pioneros fundadores de esta tierra, seguro nos compromete mucho más. 
Todas estas inversiones que hoy se traen a San Francisco son el fruto del trabajo conjunto que llevamos adelante con el señor Intendente de San Francisco y el señor Gobernador de Córdoba. Como bien decía el señor Gobernador y el señor Intendente, es casi necio, casi no entender lo que nos pasó a los argentinos, que por diferencias secundarias, divisiones políticas y coyunturales desaprovechemos todo el esfuerzo y la capacidad institucional, política, nuestra capacidad de compromiso de realización con nuestra gente, tratando de castrar y de neutralizar esa potencialidad que trabajando juntos Gobierno provincial, Intendencia y Gobierno nacional se puede lograr. Hoy es un verdadero ejemplo; no nos levantamos en la mañana a preguntarnos qué es lo que pensamos sobre cada tema, nos levantamos a compartir cómo podemos solucionar cada tema para que haya más trabajo, más justicia, más equidad y la recuperación de la dignidad en la Argentina. .
Estoy absolutamente esperanzado en la creación de la zona centro. Creo que el ejemplo del nacimiento en su momento, como dijo el Gobernador, de la zona centro y hoy la potencialización que le dan los Gobernadores de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba es un verdadero ejemplo de integración nacional que ayuda en el trabajo conjunto con la Nación a potenciar la reconversión de nuestra economía productiva, a potenciar nuestras capacidades institucionales en lo cultural, en lo educacional, en todo lo que tenga que ver con el desarrollo, con la integración y con el crecimiento de esta región. No tengo ninguna duda que nos encontrará de este lado de la vereda o del otro lado de la vereda, allá en Santa Fe, seguramente anunciando muchas cosas más de realizaciones en forma conjunta para la zona centro, al Gobierno nacional, con nuestra tres queridas provincias, para demostrar también que se puede trabajar solidariamente, con síntesis superadora y respondiendo a las expectativas de nuestros pueblos, que es avanzar hacia un horizonte que nos de un amanecer absolutamente diferente al que nos tocó vivir, absolutamente convencido también de que es fundamental recuperar la calidad institucional del país.
Ustedes vieron, como dijimos, que íbamos a ayudar a construir en el país las bases de una Justicia independiente. Ustedes lo están viendo cómo se está llevando adelante con la participación institucional y de acuerdo con la Constitución, como corresponde a todos los poderes del Estado. Dijimos que íbamos a combatir la impunidad y el olvido en la Argentina y allí ustedes están viendo cómo hemos avanzado fuertemente en ese tema, dijimos que íbamos a combatir la indigencia y la pobreza y estamos bajando los índices de indigencia y pobreza, dijimos que íbamos a combatir el desempleo y también con mucho esfuerzo hemos ido bajando entre todos los argentinos el desempleo, dijimos que íbamos a empezar a mover todos nuestros esfuerzos para que nuestros jubilados empiecen a recuperar la dignidad perdida y prueba concreta es que desde que empezó nuestro Gobierno ha habido más del 60 por ciento en aumento de los haberes mínimos de nuestros jubilados con esfuerzo de todos los argentinos para ponerlo en marcha. . Dijimos que íbamos trabajar para la recuperación del poder adquisitivo de nuestra gente y ustedes pueden comprobar que el salario mínimo, en un año, pasó de 200 a 450 pesos, teniendo un aumento del 125 por ciento, con un 3,7 por ciento de inflación. . Dijimos que íbamos a potenciar toda la capacidad de la industria nacional y ahí está el esfuerzo que hicimos ayer con la reapertura del Domecq que es muy importante para la industria naval, la reposición de la bandera argentina, que también es central y fundamental y también – como centro de acción fundamental de la potencialización de los productos de industrias de la Argentina y de la fabricaciones argentinas de esos productos - estamos generando créditos, como el crédito que le damos a los taxis de toda la República Argentina para renovarse a través del Banco Nación, con tasas subsidiadas, como una forma de recuperar ese parque automotor, generar trabajo y dar dignidad de servicio.
Paso a paso fuimos marcando con absoluta claridad la necesidad de recuperar el consumo y ustedes lo están viendo, la Argentina ha crecido el año pasado al 8,7 por ciento y este año seguramente va a crecer entre el 5 y el 7 por ciento y desde luego que va a volver a crecer en el 2005 potenciando las políticas que estamos llevando adelante. .
Hemos doblado la recaudación en la Argentina, donde en algunos meses hemos llegado a crecer en un 40 por ciento respecto al año anterior, en un esfuerzo conjunto de buenas políticas fiscales, pero también fruto del crecimiento económico, hemos recuperado la dignidad en el trato de la deuda de la Argentina con los organismos internacionales. Se terminó esa situación permanente de que los Gobiernos argentinos miraban con la nuca a su pueblo y de rodillas a los organismos internacionales. Con la frente alta a nuestro pueblo y tratar con dignidad como corresponde los problemas de nuestra deuda. .
También es cierto que mucho ayudó al crecimiento argentino la producción generada por vuestros trabajadores, nuestros productores del campo que son punta de lanza en el crecimiento argentino. Baste ver solamente en la industria metal-mecánica los niveles de producción que se han llevado adelante. Nosotros vamos a acompañar permanentemente con todo nuestros esfuerzo el esfuerzo que hacen con el país quienes creen en la Argentina, quienes siempre creyeron en la Argentina y quienes, aún cuando tenían una situación límite, nunca dejaron de levantarse a la mañana con todo su esfuerzo pionero para que ese campo produzca para la riqueza argentina, para la producción en la Argentina, para las esperanzas del pueblo argentino. Para ellos un eterno reconocimiento del Gobierno Nacional a esta tarea permanente de aquellos que siempre tuvieron ese compromiso inigualable con todos los argentinos.
También les vengo a decir a los hermanos y hermanas de San Francisco que en el día de ayer llamé al Ministro de Justicia, al doctor Rosatti, para decirle que impulse fuertemente en el Congreso Nacional de una vez por todas la creación del Juzgado Federal de San Francisco, medida que lamentablemente fue denegada en otras oportunidades. Todo lo que contribuya a garantizar justicia, a profundizar nuestra tarea en la seguridad, a generar los elementos y los instrumentos que devuelvan el equilibrio, la estabilidad y el marco de respuesta institucional a problemas como la justicia y la seguridad serán fuertemente impulsados por nuestro Gobierno nacional, por los Gobiernos provinciales, en este caso el Gobierno provincial de Córdoba y la Intendencia de San Francisco que declamaron y pidieron permanentemente ante nosotros la puesta en marcha de este Juzgado Federal, que ahora espero que rápidamente en el Congreso Nacional, seguramente las manos de todos los diputados y senadores de esta querida provincia de Córdoba, se pondrá en marcha. .
También les quiero decir que he escuchado con mucha atención, y me encanta que así sea, los requerimientos que hizo el Gobernador De la Sota, mi amigo el Doctor De la Sota. Me parece perfecto, hay que aportar ideas, hay que alcanzar elementos para que en la medida de las posibilidades y en forma conjunta vayamos resolviendo temas que son realmente importantes. Ni hablar de lo que significa ese anhelo para todos los argentinos, está en Córdoba, pero es el corazón vivo de la Patria porque sintetiza la industria que no se rindió, sintetiza la industria que luchó y que hoy debe tener el respaldo pleno de todos nosotros para que se consolide definitivamente. Vamos a prestar mucha atención a dicho pedido: la tarea creativa y conjunta que tenemos que hacer para resolver otro de los grandes daños que generó el proceso de concentración económica en la Argentina, el proceso de destrucción de la actividad industrial en nuestro país, donde la provincia de Córdoba y fundamentalmente la Ciudad de Córdoba en cuanto a la industria automotriz, fue otra de las grandes golpeadas. Tenemos que estudiar los temas, tenemos que verlos, tenemos que trabajar y tenemos que encontrar instrumentos que nos permitan empezar a remediar los daños que causó dicho proceso. Es decir que he escuchado con extrema atención lo que ha dicho vuestro Gobernador y así tiene que ser, en este tiempo de la historia somos los responsables de pilotear este barco que permita que la Argentina vuelva a resurgir. Ustedes tengan la certeza que tienen ante ustedes a un hombre común, que con absoluta humildad sabe que tiene que escuchar más que hablar, pero también sabe que tiene que darle fuerza, dignidad, respuesta y volver a retemplar los símbolos de Nación, Patria, bandera, que han quedado absolutamente en el olvido durante tanto tiempo. .
No vinimos, queridos hermanos, a ocupar un sillón para decir que tenemos el honor formal de ser Presidente de los argentinos. Por supuesto que estamos tremendamente agradecidos a los argentinos por esa posibilidad, pero yo no vine a sentarme al sillón para durar por durar mientras el país se desbarranca. Vine a luchar de la mano de todos los argentinos y argentinas para construir y dar los cuatro, cinco o seis pasos adelante que podamos dar durante la gestión que me toca para que este país vuelva a ser lo que fue y nunca debió dejar de ser. No va a recuperarse en un día, no hay lugar para cantos de sirenas, nos va a llevar tiempo, pero sabemos que ya vamos rumbo en el camino de la recuperación.
Y si no ustedes escuchen y vean, aquellos que fueron los profetas del modelo pasado en la década pasada como en las sombras tratan de sembrar todo tipo de circunstancias y de problemas para que este proceso no se pueda llevar adelante. No se dan cuenta que cuando un pueblo se decide hacer definitivamente es muy difícil detenerlo en esa marcha, cuando un pueblo decide salir a buscar la justicia es muy difícil detenerlo en esa marcha, cuando un pueblo decide recuperar su país también es muy difícil detenerlo, cuando un país recupera su economía de producción de la mano de su pueblo también es muy difícil detenerlo, cuando un país recupera su autoestima es muy difícil detenerlo, cuando los trabajadores argentinos vuelven a sentirse respaldados es muy difícil detenerlos, cuando los trabajadores argentinos, los universitarios, los estudiantes y los profesores y todos aquellos maestros que construyen nuestro día cotidiano dejan de escuchar esa música que todo lo que se hace afuera es mejor que lo que se hace adentro, que todo lo que se produce o elabora es mejor que lo que se hace adentro y entran a darse cuenta de esa autoestima que tenemos que tener de que nuestras manos y nuestros intelectos están entre los mejores del mundo no hay duda que un país se pone de píe, que un país vuelve a crecer, que un país vuelve a sentir, que puede ser fiel a sí mismo y a su historia tan grande como la nuestra.
Por eso queridos hermanos y hermanas de San Francisco muchas gracias por esta mañana, muchas gracias señor Gobernador; señor Intendente; amigos Gobernadores de Entre Ríos y de Santa Fe, gracias a todos ustedes. Muchas gracias, les agradezco de corazón, le dejo un abrazo muy grande a todos, la felicidad es luchar por una Argentina distinta tomados de la mano pensando en el país y pensando que nosotros podemos.
Gracias, muchas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada