junio 20, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la inauguración de la empresa Panapesca, en Puerto Madryn (2004)

DISCURSO EN LA INAUGURACIÓN DE LA EMPRESA PESQUERA PANAPESCA EN PUERTO MADRYN
Néstor Kirchner
[26 de Noviembre de 2004]

Señor gobernador de la provincia de Chubut, querido amigo Mario Das Neves; señor presidente provisional del Senado, querido amigo Marcelo; señor Intendente Municipal de Puerto Madryn; señor presidente de Panapesca; señores ministros del Poder Ejecutivo nacional y provincial; señor Vicario General de la zona del Valle; autoridades nacionales, provinciales y municipales; señores empresarios; trabajadores de Panapesca; señoras y señores: hoy para los que están preocupados por el país de las formas llegué temprano, es lo importante.
En esta Argentina tuvimos muchos presidentes y funcionarios que llegaban temprano, que cumplían con todas las reglas supuestamente formales del protocolo y vivieron entregando la Argentina. Muchas veces nosotros llegamos a destiempo o tarde porque estamos trabajando permanentemente, porque lo prioritario es tener contacto permanente con la gente. Cuando uno llega a una ciudad, a una provincia o va a cualquier departamento o lugar del país, se encuentra con cientos o miles de argentinos que quieren hablar con uno y saludarlo, por ahí retrocede y se queda charlando con la gente que le va contando miles de problemas que tiene. La gente es el centro de todas nuestras acciones porque la gente es la Argentina y en la Argentina lo más importante debe ser la gente y el pueblo argentino. 
También quiero felicitar al señor presidente de Panapesca y decirle que es un verdadero honor que usted, un hombre empresario italiano, venga a invertir a la Argentina desde hace muchos años, en esta Argentina -como dijo el Gobernador- de la producción y el trabajo que estamos tratando de crear todos los argentinos, sin divisiones partidarias ni cuestiones secundarias que algunos nostálgicos todavía se quedan en discusiones que el pueblo jamás entiende, porque nuestra Argentina lo que necesita es producción y trabajo. Quien tiene la iniciativa política se dos semanas antes, o dos o tres meses antes, pero lo importante es poner en marcha esta Argentina que debe ser grande, fuerte, justa y digna.
Nosotros valoramos y quería estar acá porque no es un hecho menor que un empresario italiano esté invirtiendo en la Argentina. Si usted me permite, qué distinta la actitud que tiene el gobierno italiano respecto al comportamiento de la reestructuración de la deuda argentina. Nosotros, que hemos recibido con los brazos abiertos y son nuestros padres, nuestros abuelos, nuestros tíos, los hermanos y hermanas italianos que viven en esta patria, que en los peores momentos de Italia la Argentina le abrió el corazón y los brazos, cuando vemos un gobierno de esas características realmente nos duele y esperemos que rectifique sus actitudes. No somos nosotros los argentinos de bien los que hemos estafado a los bonistas italianos, mucha responsabilidad tienen esos bancos que ya sabían que eran bonos insolventes y se los fueron a vender a los queridos jubilados italianos engañándolos; que se hagan responsables de lo que han hecho. No son los argentinos del trabajo y del esfuerzo que tienen esa responsabilidad, sí la tienen nuestros malos gobiernos, sí la tienen también nuestros gobiernos irresponsables y nosotros estamos tratando de honrar hasta donde podemos esta obligación.
Esto nos vuelve a encontrar con nuestras raíces, queremos que muchos empresarios italianos vengan a invertir a la Argentina, queremos que como usted muchos vengan a generar producción y trabajo, 400 hermanos argentinos van a trabajar en su planta y nosotros se lo agradecemos de corazón. Este es el ejemplo de la cultura de la integración, de la cultura de este país cosmopolita que es la Argentina, que como dicen es un crisol de razas, donde nos abrazamos italianos, españoles, galeses, yugoslavos, alemanes, todas las razas junto con la raza criolla y con nuestros aborígenes, construyendo un país con justicia, con dignidad y con la potencialidad que tiene la Argentina.
También querido amigo Gobernador y querido amigo Intendente: vengo aquí a Puerto Madryn a seguir cumpliendo la palabra empeñada. Decía Cristina días pasados en el Congreso de la Lengua que algo que se debe volver a revalorizar es la palabra, lo que decimos los dirigentes y que tenemos que cumplir. Yo estuve en Puerto Madryn durante la campaña electoral, todos ustedes, el pueblo Puerto Madryn, y podría decir en general de todos los pensamientos políticos e ideológicos, nos acompañó, creyó en nosotros, nos dio la oportunidad de poder tener la iniciativa política en la Argentina. Y venimos nuevamente a Puerto Madryn a cumplir la palabra empeñada: inversiones en millones de pesos, centenares y miles de puestos de trabajo que vienen a una región como Puerto Madryn y el Chubut, que ha generado durante años muchísimos recursos, una cantidad importantísima para el resto de la Argentina, porque lo que hoy vuelve a Chubut es lo que Chubut, Puerto Madryn y sus distintas localidades durante mucho tiempo pusieron para que la Argentina pueda marchar. Es esta Patagonia Sur que le abre el corazón al país y que todos sabemos que puede ser una columna vertebral fortísima en la recuperación de Argentina. Este Puerto Madryn que no hay argentino que cuando viene no se emocione, el turismo, la pesca, la producción global, ALUAR, tantos ejemplos y referencias importantes que tiene de las que nos enorgullecemos todos los argentinos.
Por eso también cuando escuchamos lo importante que era la planta de canotaje Antonio Torrejón y la inversión para todo el esquema de veleros, lo que hace al turismo, la generación de puertos, inclusive más allá del refuerzo de Puerto Madryn, de Chubut, de Comodoro, sabemos que todo va a ser remultiplicado en el esfuerzo que lleva adelante este muy buen gobierno que tiene la provincia de Chubut y este muy buen intendente que tiene Puerto Madryn, con el que da gusto trabajar porque dijo “esperemos que este sea el último año con problemas de agua potable en Puerto Madryn”. No tengas ninguna duda, entre el Gobernador, entre tu trabajo y la solidaridad nuestra, seguramente vamos a estar cumpliendo la palabra que empeñaste, es una responsabilidad de todos poder cumplirla. 
Señor, muchas gracias por invitarme a participar en la inauguración de su planta, muchas gracias por mostrarnos a los argentinos cómo día tras día la producción y el trabajo le vence la desesperanza al país de los saqueos, como dijo Mario, al país de los brazos caídos, al país donde lo argentino había quedado relegado largamente. Usted como un empresario, como un hombre que ha caminado el mundo, sabe qué personal, qué trabajadores tiene, que seguramente son los mejores del mundo y deben recuperar fuertemente la autoestima, porque ese discurso que tuvimos en la década del 90 de que siempre lo nuestro era terciario o cuaternario, es un discurso absolutamente agraviante y todos lo saben bien porque ustedes vienen a invertir a la Argentina, porque les puede ir bien y nos alegra porque saben que hay capacidad y potencialidad, pero también saben que hay manos de trabajadores argentinos que son de las mejores del mundo. 
Esto para nosotros le digo que es un profundo agradecimiento del Gobierno nacional hacia su empresa, hacia usted, hacia su señora, realmente le agradecemos que esté apostando aquí. Y a todos ustedes muchas gracias por esta mañana de trabajo, así da gusto como estamos viendo a la Argentina, con ganas de trabajar, con ganas de hacer, con ganas de avanzar permanentemente y tener la capacidad autocrítica de corregir los errores. Pero cuando vemos que cada día son más los argentinos que trabajan, que cada día mejoramos, cuando vemos que la indigencia y la pobreza retroceden, cuando vemos que los índices más agraviantes como la mortalidad infantil y demás también han entrado a retroceder en la Argentina, nosotros nos ponemos realmente con una fortaleza espiritual muchísimo más grande para dar la gran batalla de recuperar una Argentina para todos los argentinos.
Les quiero agradecer a todos los hermanos y hermanas de Puerto Madryn, al señor Gobernador, al señor Intendente, a los señores trabajadores, e instarlos permanentemente a trabajar, a trabajar y a trabajar, que es lo que construye los resultados que nuestro pueblo espera. La recuperación nunca es mágica, como bien se dijo recién, la recuperación es un ladrillo tras otro ladrillo, pero lo importante es ver al cabo de los meses y los años que son muchas las paredes que se van levantando, que son muchos los hogares que se van construyendo en la Argentina, y que son muchas más las manos que están trabajando, que son muchos más los intelectuales que pueden brindar su servicio al país, que son muchos más los honestos que los deshonestos, que son muchos más los triunfos de aquellos que trabajan que los de quienes no trabajan, y que definitivamente es mucho más cristalino el país que el país oscuro que tuvimos que sufrir todos los argentinos.
Muchas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada