junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la Ciudad de San Salvador de Jujuy (2006)

DISCURSO EN LA CIUDAD DE SAN SALVADOR DE JUJUY
Néstor Kirchner
[23 de Noviembre de 2006]

Querido amigo, compañero y gobernador de la provincia de Jujuy, Eduardo Fellner; queridos intendentes; querido intendente de San Pedro; queridos amigos; señor Vicegobernador; querido Monseñor que también nos acompaña en el día de hoy; queridas enfermeras, médicos:
En primer lugar, si ustedes me permiten acá desde Jujuy quiero hacer un agradecimiento muy profundo a la actitud cívica, a la actitud de trabajar por la profundización de la democracia, a la capacidad de renunciamiento, a pensar en el pueblo y en la nación antes que en los destinos personales, al Gobernador de la provincia de Jujuy que dijo: “primero la Patria, primero Jujuy y después cualquier tipo de ambición personal”. Es un verdadero ejemplo para toda la nación y le quiero agradecer profundamente a Eduardo dicha actitud.
No es momento, y Eduardo lo sabe bien porque me ha acompañado desde el primer momento, de llevar al país a disputas extemporáneas. Nosotros estamos tratando de construir en la Argentina, como dicen los hermanos, amigos y compañeros, un proyecto nacional y popular que representa a nuestros trabajadores, a nuestra clase media y a nuestros empresarios nacionales. Para eso tenemos muchísimos hombres y mujeres que nos pueden representar y lo vamos a seguir llevando adelante con muchísima fuerza. No depende ni de uno ni de ninguno, sino de todos, de la construcción colectiva. Esto es lo fundamental, esto es lo esencial y este es el ejemplo que Eduardo Fellner le ha dado a la nación toda. Muchas gracias, Fellner, muchas gracias Eduardo.
Estamos en una etapa donde nuestra tarea es salir del infierno. Espero poder decirle a pueblo argentino el 10 de diciembre de 2007 que salimos del infierno y estamos entrando a las puertas del purgatorio y al salir del infierno esta Argentina tendrá que profundizar seriamente -ya lo estamos haciendo pero tendrá que profundizar mucho más- sobre la concentración de la riqueza, la distribución del ingreso, los procesos de inclusión social definitivos, sobre una sociedad definitiva más justa y una Argentina que consolide su autonomía en la globalización. Este es el proceso que los argentinos tenemos que llevar adelante y sentirnos orgullosos de ser argentinos; recuperar nuestra autoestima; tenemos de los mejores recursos humanos que existen y que no nos hagan sentir menos porque alguna dirigencia haya mirado con la nuca las necesidades de nuestro pueblo.
Vamos reconstruyendo la posibilidad, la fe, la esperanza; con la ayuda de Dios y la decisión del pueblo vamos a construir la nación que nos merecemos. Pero para eso no hay que aflojar, no aflojemos, profundicemos los cambios. Yo estoy dispuesto a seguir profundizando los cambios y construyendo una Argentina que contenga a todos los argentinos.
Y a trabajar, desde el lugar que me toque estar, para que esta Argentina pueda seguir siendo diferente. Por eso hoy quería venir a cumplir, como dijo Eduardo, “con la palabra empeñada”. Habíamos hablado del hospital y hoy les puedo asegurar que duermo a partir de esta noche más tranquilo. Todo el pueblo de la patria puede ver que el hospital de Jujuy de 13.000 metros cuadrados, con la primera tecnología, tecnología de punta al servicio de nuestros hermanos, se pone en marcha. Cumplir la palabra, mirar de frente, mirarnos a los ojos, no mentirnos; son palabras bíblicas que nosotros tenemos que llevar con toda nuestra fuerza adelante.
Y saber -les pido a ustedes que tengamos memoria- que todavía hay muchísimas asignaturas pendientes, pero también sabemos quiénes nos generaron esas asignaturas pendientes.
Por eso le pido al pueblo argentino amor, decisión, evitar las confrontaciones inútiles pero defender las convicciones y los principios. A no confundir defender convicción con confrontación; defender principios con no ayudar a la unidad y el encuentro de los argentinos; es muy importante tener muchísima generosidad.
A mí como Presidente me toca ser el más amplio y el más generoso y aunque me cueste siempre lo tengo que hacer. Me puedo enojar individualmente pero colectivamente me tengo que poner al servicio del pueblo siempre, porque primero están los intereses del pueblo y después están las reacciones o acciones individuales de cualquier dirigente.
Como Presidente estoy dispuesto a dar testimonio permanente, a rectificar todos los errores que pueda cometer por día, que todos los seres humanos los cometemos porque somos todos falibles, pero a no renunciar a una cosa, a estar tomado de las manos de ustedes, de este pueblo argentino que se decidió a construir una Argentina diferente.
Muchas gracias jujeños por acompañarnos; muchas gracias jujeños por darme esta fuerza; muchas gracias jujeños por esa lucha, por un país mejor; muchas gracias jujeños por lo que hacen por Jujuy; muchas gracias jujeños porque con la fe en Dios y la solidaridad podemos hacer una sociedad cada día mejor. Muchas gracias jujeños por este ejemplo de democracia; muchas gracias jujeños por este ejemplo de convivencia; muchas gracias Eduardo Fellner por honrar al pueblo de Jujuy. Gracias, a vuestras órdenes, un humilde argentino, a trabajar por este pueblo del Norte y a superar los años de retroceso.
¡Viva la Patria, Viva la Argentina, Viva Jujuy!
Muchísimas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada