junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la inauguración de una nueva planta de pinturas "SINTEPLAST", en Ezeiza (2007)

DISCURSO EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DE UNA NUEVA PLANTA DE PINTURAS SINTEPLAST, EN LA LOCALIDAD DE EZEIZA, PROVINCIA DE BUENOS AIRES
Néstor Kirchner
[11 de Octubre de 2007]

Señor Gobernador de la provincia de Buenos Aires; señor Gobernador de la provincia de Mendoza; señor Vicepresidente de la Nación; señor presidente y directivos de Sinteplast; querido amigo Intendente Municipal; señoras y señores ministros; señores empresarios: la verdad es que cuando escuché al primer orador, uno de los dueños de Sinteplast, lo escuché narrar la historia, lo vi mirar al papá y sentí una emoción profunda; primero, porque pensé que quien siente así debe ser buena persona, y en segundo lugar, le quiero decir que ha tenido una suerte muy grande, que realmente es una felicidad tremenda.
Yo la tengo con mi madre, pero salvo en la primera etapa cuando con Cristina nos fue muy bien en la profesión, no tuve al viejo ni cuando fui Intendente, ni cuando fui Gobernador ni cuando fui Presidente.
Debe ser una emoción muy grande, casi me hizo correr las lágrimas, porque es la lucha de toda una vida que se sintetiza en el papá y la mamá, ver esta Planta que va para adelante, ver que crecen los esfuerzos, ver la admiración al padre y la admiración del padre a los hijos y cuando hay una admiración del padre a los hijos y de los hijos al padre, es que la familia ha alcanzado ese punto de encuentro que es tan importante para construir una familia, para construir un país, para construir una provincia, para construir esto que es una fuente de trabajo e inversión.
Realmente los felicito que quieran tanto al viejo, compartan tanto y sientan tanta admiración, porque eso es lo que tendríamos que tener los argentinos. Tenemos que reconstruir, que sentir esa admiración por lo pioneros que fueron construyendo este país que después lamentablemente por distintas circunstancias sufrió situaciones y crisis que ninguno de nosotros quería.
Pero nos pone contentos, ¿cómo no vamos a estar contentos? Cuando escuchaba recién al Intendente sobre todos los emprendimientos industriales que se están radicando acompañando a Sinteplast con más de 500 trabajadores, más de 23 millones de pesos de inversión, con toda una proyección hacia adelante, líder como empresa nacional y futura líder como empresa regional, y que muchas empresas más se vengan a radicar en Ezeiza como lo están haciendo en toda la provincia de Buenos Aires y en toda la Argentina, nos tiene que poner muy contentos.
Esto supera el marco partidario, supera el marco coyuntural de cualquier elección y demás. Lo importante es construir una Argentina productiva, con trabajo, inclusión social, alegría. Hay que recuperar la ilusión, la esperanza, saber que nos levantamos a la mañana para estar todos los días un poquito mejor; saber que se puede luchar y que se entra a premiar a los que luchan y a los que trabajan honestamente; esa Argentina que ya deja de admirar al pícaro que hizo plata muy rápido y nadie sabe cómo y entra a admirar a hombres como el que elogiaba recién, su hijo al padre, con toda una vida de trabajo, saber que los argentinos mejor respetados y mejor admirados son los que más trabajan, los que más estudian, los que más investigan, que se conviertan en verdaderos referentes de la construcción de una nueva escala de valores a nivel social que son tan importantes.
Eso es lo que nos va a llevar a construir la cultura del crecimiento. La cultura del crecimiento se construye con ejemplos, con conceptos y también con decisiones y acciones políticas.
Tenemos que consolidar la recuperación de nuestra autoestima, los argentinos podemos hacer muchísimas cosas, tenemos que dejar los temores de lado, tenemos que dejar ese sentirnos menos muchas veces o a menudo pareciera ser que nosotros no somos capaces de construir un período duradero, largo de crecimiento.
Hoy estamos a valores muy grandes, pero después será con valores más estabilizados, donde la Argentina definitivamente recupere el lugar que tuvo y que nunca debió dejar de tener, más allá de las distintas circunstancias que nos tocó vivir. Para esa Argentina trabajamos, para la Argentina de la producción, para la Argentina industrial, para la Argentina donde la industria y el campo converjan en un sentido común, para la construcción de productos con valor agregado, para que nuestras exportaciones cada día tengan más valor agregado y dependan menos de la producción primaria como una forma de consolidar el crecimiento, la rentabilidad y el trabajo argentino. Ese valor agregado es trabajo argentino, es rentabilidad de empresarios argentinos.
Trabajamos para construir una verdadera clase de empresarios argentinos que estén defendidos, que sean respetados, que puedan discutir en el mundo. No queremos más que a nuestros empresarios los quieran tratar como gerentes permanentemente de empresas, que es bárbaro que puedan venir a trabajar a la Argentina, pero también queremos las empresas argentinas, que estén, que compitan, que tengan posibilidades, que tengan respaldo, que entienda la gente de quienes son responsables de nuestros bancos, que están teniendo que tomar decisiones importantes en estos tiempos. No hay que
sobre encajarse tanto por alguna crisis internacional que exista y excederse en liquidez, es muy bueno con orientación del crédito a la producción, que orienten las tasas, que bajen las tasas para que los empresarios y los productores puedan recurrir a nuestros bancos. Es bueno que los bancos sean verdaderas poleas de crecimiento, creo que lo van a hacer.
Ya ha pasado el terrible susto de la gran crisis financiera también que nos tocó en el 2001. Sé que la estructura financiera argentina se va a incorporar decididamente a la transformación productiva. Porque un país donde la industria creció de mes a mes el 9,8, un país que creció el 8,6 en el último mes; que ha crecido el 8,7 del Producto en el semestre; el 8,4 en su actividad económica; un país que ha bajado la desocupación del 20,4 al 8,5 y aún está bajando más; un país que ha bajado su indigencia; su desocupación; que ha aumentado fuertemente su inversión, pasamos del 10,7 del 2001, en sus momentos más críticos 10,3, a un 22,6 del Producto.
Es cierto que tiene que haber mayor inversión, pero con mayor Producto tenemos mayor inversión que el Producto que teníamos en el 2001, en el 2002, que fue el momento más crítico y crecíamos el 10,7. Es decir que se ha duplicado y más la inversión en la Argentina. Lógico que hace falta más inversión pero todos ustedes como empresarios saben que generada la demanda viene la inversión. Nadie va a hacer inversión ociosa para tener rentabilidad negativa, para tener paralizada la inversión que hace. Son datos reales, concretos que se dan en nuestra economía, la cual está funcionando muy bien y va a seguir funcionando muy bien.
Tenemos que ir adecuando nuestras acciones a las realidades del proceso evolutivo que estamos viviendo. Nosotros creemos que estamos en un punto de inflexión, estamos al borde de salir del infierno y creemos que vienen tiempos muchos mejores.
Creo que uno en la vida muchas veces optó - y acá tengo algunas diferencias con mi amigo el gobernador de la provincia de Buenos Aires - optamos por sistemas de vida, por conceptos de vida. Pero honestamente les digo a los argentinos que elijan, porque cuando hablamos de las opciones me hace acordar aquel tiempo que nos decían que sigamos apoyando a la convertibilidad o se viene el caos para el país. Ya en la Argentina no hay posibilidad de caos. No quiero que nos acompañe una sola voluntad pensando que si nosotros no estamos en el Gobierno va a haber caos. Hemos trabajado seriamente, no para seguir nosotros en el Gobierno, sino para que la Argentina pueda seguir que es lo más importante.
Yo estoy cumpliendo un tiempo de la historia y estoy agradecidísimo al pueblo argentino que me haya dado la posibilidad de ser Presidente de los argentinos. Lo hice con todo amor, con fuerza, siempre me sentí alegre haciéndolo, con aciertos y con errores.
Voy a seguir viniendo a Ezeiza, si puedo antes que termine mi mandato, sino como un vecino más. Porque digo que uno como Presidente trabaja un tiempo de su vida, de la historia, como argentino trabaja toda la vida. Cuando uno abraza la política, cuando abraza al estudio, a la investigación que a uno le gusta y demás, la abraza, como ustedes saben, como ustedes abrazan esas empresas para toda la vida.
Creo que la Argentina con el proceso evolutivo que ha tenido está en condiciones de elegir tranquilamente; después cada uno tendrá la responsabilidad de llevar sus planes. Hay que elegir, hay que mirar las propuestas, los proyectos, la capacidad de administración, la proyección de futuro. Esto es lo que tenemos que hacer los argentinos desdramatizando todos los procesos electorales, porque se elige cada 4 años y se gobierna todos los días durante ese tiempo. Lo importante es gobernar todos los días, pensando que la Argentina esté un poco mejor.
Nosotros cuando decimos que Daniel es el hombre que puede realmente profundizar la transformación en la provincia de Buenos Aires, rendir las asignaturas pendientes y lo hacemos y lo ponemos a consideración de la sociedad, con toda nuestra buena voluntad, confiando y conociendo quién es Daniel Scioli, que tiene toda la capacidad, que crece esa fuerza, ese concepto, ese creer en el trabajo, en la industria, en la producción, en el estudio y en la investigación.
Creemos que estamos ofreciendo uno de los mejores hombres, junto con Balestrini, que tenemos para profundizar y construir esta provincia de Buenos Aires que es el corazón vivo de la Patria. Cuando late el corazón de la provincia de Buenos Aires está latiendo la Argentina, no tengan ninguna duda.
Y cuando decimos que Cristina tiene todas las condiciones para conseguir hacer un mejor Gobierno del que hicimos hasta ahora, para construir la nueva institucionalidad, el acuerdo social. para profundizar nuestra integración al mundo, lo hacemos con la absoluta humildad de saber que estamos ofreciendo a nuestra sociedad, para que tenga la opción de elegir, la voluntad de elegir, la posibilidad de elegir y de analizar. Realmente lo mejor que tenemos nosotros en esta etapa para brindarle a la Argentina es la consolidación de un proceso de transformación. No lo hacemos en desmedro de nadie, no lo hacemos agraviando a nadie ni descalificando a ninguno de nuestros adversarios. No queremos ni que la Argentina ni los argentinos estén sometidos a esa descalificación permanente que durante años tuvo la dirigencia.
Nosotros creemos que ponemos a consideración de la ciudadanía lo mejor que tenemos, pero no lo vamos a hacer descalificando a los demás, porque lo que queremos es calificar la Argentina. Como ha hecho Sinteplast, que ha calificado una empresa, que hoy es líder nacional, que vi ese auto que ha pintado el dueño de la empresa, me emocionó, se auto que le llamaban justicialista, casi sectario el nombre, a pesar de que soy justicialista, un auto argentino, esto no es lo importante, miren el tiempo que perdimos.
Cuando uno ve la fábrica de aviones, de autos, en el tiempo que perdimos por esas pequeñas luchas que, a veces, no nos lleva a ningún lado. Todos a veces, la pasión, la fuerza por la idea, no nos permite ver el horizonte estratégico.
Realmente les digo muchas gracias a todos, estoy muy feliz de participar en esta inauguración de esta Planta, de que trabajen 500 personas, de que se inviertan 23 millones y que sea una familia que tenga tan claros los conceptos, que trabajen tan solidariamente con toda su familia, que vean que esa es la gran familia que extendida necesita el país, la solidaridad de unos con otros.
Estoy seguro que entre los hermanos no se descalifican a ver quién es el que puede ser el mejor émulo del padre. Lo mismo tenemos que hacer los argentinos, tenemos por allí idea diferentes, pero no nos descalifiquemos más entre nosotros porque eso no ayuda a construir la Argentina que nuestros pioneros soñaron: San Martín, Mariano Moreno, el General Belgrano, don Hipólito Irigoyen, el General Perón y la inmortal Evita. Yo creo que todos ellos pensaron en una Argentina que nosotros espero la podamos sintetizar.
A todos ustedes muchísimas gracias. Muchas gracias por permitirme participar en algo tan importante.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada