junio 21, 2012

Palabras de Nestor Kirchner durante el panel organizado por la "Clinton Global Initiative", en Nueva York (2007)

 PALABRAS DURANTE EL PANEL ORGANIZADO POR LA “CLINTON GLOBAL INITIATIVE”, EN NUEVA YORK
Néstor Kirchner
[28 de Septiembre de 2007]

Es evidente que las políticas tradicionales, impulsadas por los organismos multilaterales de créditos, llámese Fondo Monetario, Banco Mundial, fundamentalmente Fondo Monetario Internacional para nuestra región fueron desastrosas. Todas las políticas de ajuste, las políticas de la convertibilidad, del uno a uno, las política supuestamente de la ortodoxia financiera generó en la Argentina una explosión social inédita, generó 60 por ciento de pobres; 30 por ciento de desocupación; 27 por ciento de indigencia; una política de inmigración muy fuerte hacia otros lugares sin posibilidades, en una Argentina que había llegado a ser la octava economía del mundo; un proceso devaluativo inédito y un quiebre de todas las estructuras institucionales, sociales, políticas y económicas.
Nosotros no tenemos políticas de controles de precios, bajo ningún aspecto, hacemos seguimientos de precios; ni tenemos políticas, por supuesto, de apoyo a la inversión, fundamentalmente en el marco de las infraestructuras de transporte, que también por el proceso privatizador que vivimos absolutamente injusto, que se llevó adelante en los años 90’, hoy nos obliga al Estado a tener una tarea promocional, no de subsidios, estamos promoviendo la recuperación de la Argentina.
Lo concreto, para que todos ustedes tengan en cuenta, que logramos, primero, pasar de 6 mil millones de reservas, a 44 mil millones de reservas, desde la supuesta heterodoxia; logramos bajar la pobreza, del 60 al 23,4; logramos bajar la indigencia, del 27 al 8,2; logramos bajar la desocupación, del 30 al 8,5 y logramos, también, que la inversión crezca directa con el Producto Bruto Interno de inversión bruta fija, en un 22,6, ciento sesenta y ocho veces más, que el año 2002.
Para que ustedes tengan una idea, en el momento de la crisis, en la Argentina se vendían 90 mil automotores por año, en un mes, en el mes de agosto, vendimos 53 mil, se van a producir 540 mil este año. Hay una fuerte recuperación de la industria automotriz y tenemos tres pilares fundamentales para el manejo de nuestra economía: solvencia con las reservas; superávit fiscal primario, que no lo hicieron los supuestos ortodoxos que vivieron en déficit total y absoluto.
La propia economía de los Estados Unidos, hoy, desde la ortodoxia tiene un déficit absoluto muy grande, nosotros que supuestamente somos heterodoxos tenemos entre 3 y 4 puntos de superávit fiscal primario, acompañado de superávit comercial, tenemos un superávit gemelo, que genera básicamente un sistema absolutamente sano, con una emisión monetaria absolutamente controlada y con una política de inversión muy fuerte, que está permitiendo que la Argentina crezca a niveles desconocidos.
Estamos creciendo, para que ustedes tengan una idea, a un promedio del 8,5 por ciento anual, es la primera vez, en 100 años, que la Argentina crece cinco años seguido, ni hablar estas tasas, y el año que viene – cuando Cristina esté en el Gobierno – vamos a volver a crecer y será por primera vez en la historia de todo el país que estaremos creciendo 6 años seguidos.
Para que ustedes tengan una idea, la Argentina exportaba 26 mil millones de dólares, en el 2002, hoy va a exportar, a fin de año, 52 mil millones de dólares, y lo importante es que ya no está más conformada esas exportaciones por los productos primarios... cerca del 42 y el 48 por ciento la composición de nuestras exportaciones son manufacturas industriales. Es decir, que hay que ver cómo se analiza, cómo se ve qué es ser ortodoxo o heterodoxo. Yo lo que creo que hay que ser absolutamente realista y aplicar las políticas que cada situación reclama.
La Argentina, a su vez, está en una política de desendeudamiento muy grande, hemos pagado toda nuestra deuda, gracias a Dios, al Fondo Monetario Internacional, lo cual nos permite realmente manejar nuestras propias situaciones, hemos renegociado la deuda externa privada satisfactoriamente generando un alto por ciento de desendeudamiento. Y aquí está el presidente del BID y sabe el presidente del Banco Mundial que la Argentina se ha desendeudado, durante estos últimos tiempos, con los dos organismos en un promedio de 30 y 40 por ciento. Es decir, que la política de desendeudamiento también es una política tremendamente importante.
Y con las políticas ortodoxas, la Argentina llegó a tener catorce monedas, supuestamente para mantener el equilibrio uno a uno y supuestamente para mantener los equilibrios fiscales que no fueron más que nuevos endeudamientos. Por eso yo creo que el mundo tiene que atreverse a un gran debate de ideas y desde la verdad relativa de cada uno vamos a construir una verdad superadora, que nos va a permitir encontrar esa verdad contenedora.
Por eso digo que acá, en este querido país, Estados Unidos, supuestamente se aplica la ortodoxia económica y el déficit es muy grande. Nosotros supuestamente somos heterodoxos y tenemos superávit gemelos, entre 3 y el 4 por ciento del Producto, va a ser superávit comercial. Gracias.
SEGUNDA INTERVENCIÓN DEL PRESIDENTE KIRCHNER.- A mí me gusta hablar con auténtica sinceridad, es decir, nosotros en América latina, en América del Sur estamos construyendo el MERCOSUR, donde estamos haciendo un proceso de integración muy importante y estamos intentando construir un espacio de todos los países de América del Sur, de América latina, de América, donde queremos también que se acerque un país tan importante, una economía tan importante como es la economía mexicana para establecer una interlocución común y de intereses comunes.
Lo cierto es que en estos últimos años, nosotros – por lo menos yo lo digo desde lo que visualizo de la situación en la Argentina – yo creo que la crisis del año 2001-2002 si hubiera habido otra respuesta en el gobierno americano en la Argentina no se hubiera agudizados las contradicciones como lamentablemente se agudizaron, había que ver lo que venía después, pero quiero ser absolutamente sincero.
Lo conversé con el Presidente Clinton en el día de ayer, y coincidíamos en este tema, en otros no coincidíamos con el Presidente Clinton porque le dice, cuando Cristina le preguntó al Presidente Clinton, ayer, que cómo iba a acompañar a su señora y él le respondió: “haciendo lo que ella diga”. Y usted cómo la va a acompañar (se refiere a él): “No, yo no, yo no pienso igual que él. . Él está muy verticalizado.
Creo seriamente que Estados Unidos tiene que poner una mayor atención sobre Latinoamérica. Usted no lo tocó, pero yo quiero hablar de este tema, siempre donde voy me preguntan por un amigo de la Argentina, que es el Presidente Chávez, mira el tema que le pongo en el tablero porque es importante también hablarlo y demás. Yo creo que la región, toda América si tiene – y espero que en el futuro se tenga una mayor comprensión por parte de Estados Unidos si establecemos un diálogo bloque a bloque, conjuntamente igual que con la Comunidad Económica Europea o con los países de Asia, evidentemente la relación va a ser diferente. Pero creo que se han olvidado un poco de la región y a mí me pregunta el porqué tengo una relación con él, porque yo soy amigo del Presidente Chávez, se ha portado muy bien con la Argentina, pero lo dije a Tom Shannon que los que financian la Revolución Bolivariana no somos nosotros, sino es Estados Unidos que le compra 40 mil millones de dólares por año de intercambio comercial. Así que muchas veces estos temas hay que charlarlos con absoluta claridad y absoluta sinceridad.
Yo reclamo, pido, que realmente Estados Unidos se acerque mucho más a la región, sería muy importante, es un país que nosotros lo valoramos su acercamiento y lo sentimos cuando se aleja. Acá mi amigo Slim (se refiere al empresario mexicano Carlos Slim, inversor en telefonía móvil) sabe lo que significa invertir en la región, le ha ido muy bien, no voy a decir cuánto ha vendido este año, pero vendió mucho, casi 4 mil 400 millones de dólares ¿no? . Pero la región ha evolucionado muy bien, se ha convertido en un lugar de negocios realmente muy importante y a nosotros nos interesa que se acerquen todos los capitales que se puedan acercar.
Es decir, relación bloque a bloque; América con los Estados Unidos; América con la Comunidad Económica Europea; América con África, con Asia, nos parece espectacular. Hay que hacer acuerdos que sean equitativos y equilibrados. Además yo creo que el tema de la educación es fundamental para vencer la pobreza y la exclusión social. La tarea de inclusión y la democracia con equidad es fundamental. Pero hay que tomar medidas concretas, nosotros vamos a dedicar de nuestro presupuesto, el 6 por ciento del Producto Interno del Presupuesto Argentino está destinado, de acá al 2010, a partir del 2010, destinado directamente a la inversión educativa: mejoramiento de sueldos docentes, a la tarea investigativa, cualificar esta tarea para formar los futuros cuadros de la conducción del Estado. Además generamos una nueva Ley de Educación y a su vez el proceso de igualdad de posibilidades, sobre la igualdad de posibilidades yo creo que están bien los planes sociales, están bien los planes de acompañamiento, pero es fundamental la generación de trabajo pleno que permite la dignificación de la gente, como corresponde.
Nosotros creemos que los planes sociales, los planes de apoyo sirven para determinado momento, pero hay que tener políticas absolutamente inclusivas para poder construir una sociedad absolutamente diferente. Y el recurso humano es esencial; cualquiera de ustedes que vea, que se acerque a la Argentina o vea a los argentinos actuando en el exterior se van a dar cuenta que, durante muchísimos años, se ha construido un recurso humano que es de muy buena calidad. ¿Ahora, qué pasa? Los argentinos sufrimos los embates de la crisis y muchas veces pasamos de tener autoestima a la poca estima y un problema cultural de los argentinos es que, a veces, nos sentimos muy mal y nos creemos los peores del mundo, y cuando nos va bien nos ponemos eufóricos y nos creemos los mejores del mundo. Es un problema cultural que tenemos que espero que lo podamos superar con el tiempo, recuperando la autoestima y las posibilidades que tengamos.
Creo en el diálogo bloque a bloque, que es muy importante; creo que tenemos que hablar con sinceridad. Si ustedes me permiten y yo se los digo, en estos últimos años no nos sentimos acompañados por Estados Unidos y eso es cierto. Lo más fácil, lo más simpático sería decir: “nos han acompañado” y más, por el contrario, tuvimos diferencias con el ALCA, tuvimos diferencias en las políticas de integración, tuvimos diferentes visiones respecto a soluciones distintas que había que dar en el mundo, pero todo nuestro esfuerzo está tendiente y creemos también, estamos seguros que las futuras administraciones en Estados Unidos así lo van a hacer, el buscar puntos de acuerdo con una región que tendría que ser muy importante para los Estados Unidos de América y es toda la América, toda la América latina.
Asimismo creemos que nosotros como región tenemos que avanzar, tenemos que cualificarnos, tenemos que resolver muchos problemas que tenemos que resolvérnoslo nosotros mismos, y esto creo es lo que están haciendo los distintos gobiernos en la región. Hay un proceso evolutivo interesante y lo más importante son los datos de disminución de pobreza, de indigencia, los aumentos de la inversión, como los de mi país, donde año-año, la actividad industrial creció al 9,8, es muy importante la industria, es muy importante sumarle valor agregado a la producción primaria.
La Argentina, hace 50 años atrás, toda sus exportaciones eran producción primaria, en el 70 una crisis de los precios internacionales hubiera puesto en juego su economía, hoy ya no es así, hay un proceso de transformación de la matriz muy importante. Así que somos optimistas, vemos con mucho optimismo el futuro y también esperamos realmente reencontrarnos en una tarea de construcción conjunta con Estados Unidos para poder complementarnos y es muy importante no la ayuda, sino el poder trabajar juntos para construir una sociedad mejor, que no tenemos ninguna duda es lo que aspiran la mayoría de nuestros hermanos y hermanas, acá en los Estados Unidos. Gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada