febrero 22, 2013

Discurso de la Presidenta, Cristina Fernández, en el acto de anuncios para el sector ferroviario y de obras para el sector educativo (2013)

DISCURSO EN EL ACTO DE ANUNCIOS PARA EL SECTOR FERROVIARIO Y DE OBRAS PARA EL SECTOR EDUCATIVO, EN EL SALÓN DE LAS MUJERES ARGENTINAS DEL BICENTENARIO, CASA ROSADA.
Cristina Fernández
[10 de enero de 2013]
 
Gracias, muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas: hoy sí cadena nacional, ayer habían anunciado cadena nacional, pero no sé por qué, nosotros no hicimos cadena nacional porque, además, cuando convoca la Patria no hace falta cadena nacional y ayer convocaba la Patria.
Hoy la cadena tiene por objeto precisamente hacer conocer a todos los argentinos estos importantes anuncios en materia ferroviaria y todas las cosas que hoy se han anunciado; fundamentalmente este plan que va a permitir renovar integralmente, a partir del pago del primer anticipo del contrato, que se acaba de ratificar hoy y que ya fue firmado con una de las más importantes empresas del mundo, en materia de construcción ferroviaria y que va a permitir renovar totalmente todos los vagones de las líneas “Mitre” y “Sarmiento”.  Son más de 8 millones de argentinos que viajan cotidianamente en estas formaciones, que sumados también a todos los otros mejoramientos que estamos ejecutando, tales como – por ejemplo –el cambio de vías del “Sarmiento”, que pensamos terminarlo en los primeros días de febrero. ¿No es cierto ministro? Y entonces estará totalmente cambiada todas las vías del “Sarmiento”, más la señalización que oportunamente también daremos a conocer y la construcción de estas formaciones; sé que hay algunas objeciones porque,  parece ser, que a algunos medios de comunicación nada les viene bien. Pero evidentemente proveer las líneas para dos formaciones completas, como el “Sarmiento” y el “Mitre” solamente lo puede hacer fábricas de escala internacional, como es China, pero ya tenemos más de 1.200 trabajadores específicamente trabajando en talleres ferroviarios, aquí en Argentina, y parte del contrato establece la capacitación de nuestros trabajadores para que todo el mantenimiento y la reparación sea hecha integralmente en los talleres ferroviarios argentinos. 
También, junto a las formaciones, cuya primera entrega será a los 13 meses de la entrega del anticipo y estarán totalmente finalizadas en 21 meses, estaremos haciendo la renovación ferroviaria más importante de los últimos 50 ó 60 años. Estos vagones, que vamos a cambiar y que vamos a reparar, porque no es que se van a tirar, se van a reparar y por lo tanto va a haber mayor frecuencia de servicios. También se van a hacer la reparación en talleres nuestros, es la renovación ferroviaria más importante de los últimos 50 ó 60 años, a los que le agregamos los 40 nuevos vagones para el subte, aquí en la Capital Federal, de la línea A.
El otro día veía al señor Jefe de Gobierno, sentado cómodamente, en uno de los vagones, qué se yo, nos hubiera gustado un guiñito de ojos, así como diciendo: “gracias por el tema”. Pero bueno, no importa, lo importante es que son 40 formaciones nuevas que vamos a entregar y de paso pedimos que las formaciones esas tan tradicionales, que tienen cien años, esos vagones de madera puedan ser refaccionados, restaurados porque forman parte también del patrimonio cultural, como lo es el viejo ascensor, que es viejo porque tiene cien años, pero que funciona, es centenario y funciona aquí en la Casa de Gobierno y es bueno también cuidar el patrimonio cultural.
Creemos que es muy importante esta tarea que estamos desarrollando, conjuntamente también, en este caso, con los municipios para construir – y aquí me voy a poner los anteojos para no equivocarme – de nuevos 62 pasos a nivel, que son los 19 municipios que acaban de firmar; 9 cruces peatonales que se reabrirán. En total una inversión de 4.900 millones de pesos, entre los nuevos vagones y los nuevos pasos a nivel, que va a ser modernas.  Las unidades que vienen son con aire acondicionado, con televisión, en fin son muy modernas y también acaba de finalizar, hace unos instantes, cuando yo ingresaba a la Casa de Gobierno, una reunión en el ministerio del Interior, con miembros de los distintos gremios del sector ferroviario para reactivar un compromiso que fue de Néstor, y que son los Talleres de Tafí, en Tucumán, viejos talleres tradicionales de nuestros país porque allí también vamos a trabajar fuertemente. 
El tema en sí de la construcción de máquinas ferroviarias requiere para montar esos talleres una escala que la Argentina no tiene. Esperemos a partir de esto poder, tal vez… como nos pasa con las terminales de automotrices. Las terminales de automotrices son todas de origen extranjeras. Yo siempre digo y siempre le comento a mi compañera Dilma Rousseff a ver si podemos hacer alguna terminal argentino-brasilera o brasileña-argentina para poder comenzar también a construir no solamente autopartes, sino también nuestros propios autos, pero mientras tanto tenemos que renovar y tenemos que dar mejor servicio en los ferrocarriles y en eso estamos y en eso nos comprometemos. Y para hacerlo en el corto plazo no había ninguna otra empresa que entregara con esa rapidez el material rodante, que necesitamos imperiosamente renovar para mejorar absolutamente la calidad del servicio.
También estás obras, que acabo de entregar al Gobernador, que son exactamente 33 escuelas, de las cuales 9 son obras absolutamente nuevas y otras 24 son ampliaciones y refacciones, por un total de 3 millones de pesos. Esto no tiene nada que ver, estás 33 escuelas no tienen nada que ver con las 1.742 de la cuales ya 1.500 están terminadas y las otras 242 están en ejecución y que constituyen el Plan Federal de Escuelas, sin lugar a dudas el plan más ambicioso en materia de escuelas, desde los años 50 que se haya hecho en la República Argentina. Así que le estamos, aquí, agregando 33 nuevas escuelas a la provincia de Buenos Aires.
También hemos participado en la refuncionalización del CIC, de Almirante Brown, en una popular barriada – como lo indicaba su Intendente, Darío Giustozzi, que agrupa a 57.000 argentinos en más de 60 monoblocks, si mal no recuerdo, que él dio la cifra, algo impresionante; la restauración completa del Teatro, del Centro Cultural – viste que ahora se acabó la palabra teatro, ya nadie más dice teatro, ahora todo es centro cultural, me encanta. Hablamos del Centro Cultural Constantino, al que yo me había comprometido, cuando estuve con Aldo, en San Pedro, me acuerdo un acto lindísimo allá en el año 2010 y hoy lo estamos inaugurando. Y realmente la sala es espectacular y bueno la presencia de Marían Farías Gómez, también allí, acompañando esta obra y garantizando que la cultura y los espectáculos no solamente estén aquí en la Ciudad de Buenos Aires y en los grandes centros urbanos, sino que puedan llegar a todos los rincones de la Patria y todos los habitantes puedan tener el derecho a ver en su pueblo, en su ciudad espectáculos culturales de calidad venidos desde otros lugares, o producidos por ellos mismos: por los artistas locales, que por cierto los hay y muy buenos. Además, acompañando a  Débora Giorgi y a la firma Bancor, una firma muy importante y con una reforma – yo digo – estructural en materia de industrias en la República Argentina.
La mayoría, o muchísimas, por lo menos no todas de las industrias que uno recorre a lo largo y a lo ancho del país cada vez van agregando más componentes locales, cada vez más sustituyendo importaciones, cada vez más vamos ampliando y dándole más densidad y profundidad al entramado de reindustrialización. Pero yo siempre hago una pregunta recurrente, cuando voy a todas las fábricas: ¿y la máquina, la máquina principal, que hace el producto sea alimenticio, bebidas, etc., bueno o la traen de Italia, o de Alemania y acá estamos no solamente con un producto hecho íntegramente en la Argentina, como es el tema de la reparación y recapado de neumáticos, sino que las máquinas que hacen el trabajo también son ejecutadas, son construidas, diseñadas, planificadas son máquinas argentinas, o sea una integración vertical total de todo el sector. Y ver, además, un joven argentino, de 19 años, a cargo de la máquina que da calor, cómo era que decía… el autoclave, que era esa cosa que abrían grande. Y sí es una buena metáfora y creo que un buen ejemplo de un joven que – como decía recién – no se dedica a quemar neumáticos sino que se dedica a prender el horno para que haya neumáticos para todos los argentinos.
Quiero también, y de acá veo tanto a la secretaría de Comercio Exterior, como al secretario de Comercio Interior, hemos finalizado el año con un superávit comercial de 12.663 millones de dólares.  Además, con un diciembre con un superávit de 502 millones, que ha sido un 167 por ciento más, que en el período 2010-2011 y un 53 por ciento más que en el período 2011-2012 y lo que es importante con una reducción en expo y en importaciones grandes: en expo de un 5 por ciento y en importaciones de un 8 por ciento, lo cual revela que realmente muchas cosas que uno escucha y ve poco tiene que ver con la realidad.
También diviso de aquí al señor AFIP - yo lo llamo así el señor AFIP, al doctor Echegaray - que bueno hace pocos días también tuvimos la suerte de poder anunciar una recaudación récord en muchos impuestos y haber sobrecumplido la meta establecida presupuestariamente en 12.000 millones de pesos, con una recaudación superior del 27,2 por ciento a la del año 2011 y lo que es más importante ustedes saben que hay diversos tipos de impuestos, esto significó también un incremento muy grande de coparticipación para todas las provincias y por lo tanto también para los municipios. Donde único realmente fuimos para abajo fue en derechos de exportación, luego en todo lo que hace batimos record, en IVA y en cuentas corrientes, Ley 25413, todos impuestos coparticipables. El único impuesto que fue para atrás fue derechos de exportación, ni siquiera derechos de importación, o sea que tuvimos un crecimiento en derechos de importación, esto es – para hablar en claro y castellano – lo que se paga, lo que pagan los empresarios para importar, vieron que todo el mundo dice que no se puede importar esto, que no se puede importar lo otro, bueno hemos tenido un incremento en derechos de importación, respecto del año pasado, del 25,6 por ciento. Y no me vengan con la inflación porque lo que se importa viene desde afuera, no desde aquí y además muchas de las cosas que se importan también vienen a precios mucho más bajos, porque hoy en el mercado internacional las cosas están muy depreciadas en su valor porque hay mucho stock excedente y entonces se están colocando. Por lo tanto, a los que creen que sostienen el país con los derechos de exportación les decimos que no, los que estamos sosteniendo el país, hoy, somos los 40 millones de argentinos, que estamos manteniendo a fuerza de políticas contracíclicas, de medidas permanentes del Gobierno, de un seguimiento permanente de todas las áreas, del área del Ministerio de Economía, de Planificación, de todas, del ministerio de Interior y Transporte, del ministerio de Asuntos Sociales, en fin de todo lo que es el equipo de Gobierno, un seguimiento día a día, de Trabajo, por supuesto indiscutiblemente para que las cosas, pese a esta crisis formidable del mundo se morigere y alcance en la menor medida posible a nosotros los argentinos.
Y también en turismo, en turismo que realmente le voy a pedir al ministro de Turismo que publique esta encuesta, muy interesante acerca de las expectativas de la gente, dónde quería veranear y bueno un 71 por ciento – espontáneamente – contestó en la Argentina y un 23 por ciento en el exterior. Natural, no es malo ni es bueno, es así, pero quiero decirles – y esto es lo más importante – porque esto sí importa una transformación que significa, sin lugar a dudas, movilidad social ascendente, significa inclusión social. Un dato muy importante: en el año 2006, ustedes saben que la población se divide en deciles, el decil de abajo, que es el que menos gana y el último decil, que es el decil que más gana, son diez en total, por eso son deciles. Bueno, hay que explicar todo, yo siempre digo en la Argentina hay que explicar hasta lo obvio. Bueno, en el año 2006, el primer decil… por cada 11 viajes de ocio, de vacaciones, no vamos a decir ocio porque se piensa en vagos, de vacaciones, todo el mundo tiene derecho a vacaciones, de cada 11 viajes de vacaciones que realizaba el último decil, o sea el de mayor poder adquisitivo, cada 11 viajes había un solo viaje de los del decil número 1, que son los de menor poder adquisitivo. En el año 2007, esto bajó de cada 7,4 y bajó, en el 2012 a 4 por 1, con lo cual la brecha entre el decil más alto y el decil más bajo, en materia turística se achicó en más de un 60 por ciento, o sea esta brecha se reduce a 7,4 y en el 2011 a 4 viajes.  Por allí son números, pero basta encender un aparato de televisión y sintonizar cualquier canal – bueno sintonizar cualquier canal no…cualquier canal sí porque estamos en democracia, pero viste hay algunos que pasan todo mala onda y otros bueno: más o menos y otros tienen mejor onda, pero la verdad que bueno lo pudimos ver también ayer, cuando estuvimos en Mar del Plata, nos lo cuentan los intendentes de la costa, nos lo cuentan también la gente de todo el país, no solamente en la costa, porque antes era solamente en la costa, ahora es el litoral ,es el centro, es la patagonia y realmente estamos muy contentos de esta verdadera explosión turística, en la República Argentina.
Le pedimos sí a todos los comerciantes, a los hoteleros, a los empresarios gastronómicos que – por favor – no maten la gallina de los huevos de oro. Cuiden a los turistas argentinos, cuiden a los turistas extranjeros, porque realmente es muy importante.
Algunos breves comentarios porque tenemos que decirlo, yo creo que todo esto que está pasando en el mundo y que nos obliga a profundizar aún los instrumentos y las políticas, que vamos a tener que desarrollar, deben ser acompañados por todos: intendentes, gobernadores. Yo pido, estamos trabajando con el ministro de Planificación Federal, estamos trabajando con el ministro de Economía y con el viceministro también en políticas de coordinación con municipios y gobernaciones para evitar el crecimiento- digamos por allí, demasiado fuerte – en el cobro de algunas tasas, o de algunos impuestos municipales. Porque aparentemente por allí uno recauda más, pero en el corto plazo o en el mediano plazo uno se da cuenta que afecta e impacta negativamente en la actividad, en primer lugar porque necesariamente todo lo que sea ingresos brutos y todo lo que sea ese tipo de impuestos, que también llegan a los comerciantes, estos lo terminan finalmente descargando en el consumidor. Esto tiene otro doble impacto porque también es dinero que  en lugar de ir al consumo va a al pago de tasas, que por allí han aumentado, en algunos lugares, hasta el 50 por ciento.
Yo me acuerdo que cuando Néstor fue Presidente, en una oportunidad también, hubo una situación en la cual por ahí también hubo un aumento y él les pidió a todos los intendentes y a todos los gobernadores – fundamentalmente los intendentes – que pudiéramos tener una coordinación. También el hecho – y debo decirlo porque es mi deber como Presidenta – sé que algunos municipios han creado una tasa por combustibles. Yo creo, nosotros hemos hecho presentaciones judiciales, primero porque no puede haber doble imposición, ya hay un impuesto a los combustibles, que además es de carácter nacional, y que además se coparticipa tanto a las provincias, y esto lo coparticipan a los municipios. Por lo tanto, yo sé que mucha gente que tiene ganas de ser Presidente, gobernador y demás, pero el mejor ejemplo que pueden dar es no hagan esas cosas, porque si las gentes los ven haciendo esas cosas dicen: “Dios mío, si hacen esas cosas de intendentes o de Gobernador, la que te pueden llegar a hacer de Presidente, una vez que llegaron”. Yo les pido, por favor, sobre todo no porque no haya que por allí adecuar una tasa, un impuesto, el costo de un servicio, pero por favor, eso hay que hacerlo con un gradualismo, porque el tema de los subsidios no ha sido un capricho de este gobierno, ha sido uno de los pilares que ha permitido precisamente… yo estaba leyendo, el otro día, en Brasil, que están pensando en bajar las tarifas de electricidad precisamente para reactivar la economía. Esto precisamente ha sido uno de los pilares básicos, en los cuales la gente ha podido volcar al consumo y al mismo tiempo sobre todo a determinado servicios como el transporte.
Cuando yo escucho a las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires que están por subir, y quieren subir… no, no, no sin silbidos porque están son cosas económicas serias. Y de aquí lo veo al concesionario Metrovías, ahora la relación es con el señor Macri y no con la señora Fernández de Kirchner, yo le quiero decir que por favor a 3,80 el subte me parece una barbaridad. Primero porque va  a quitar poder de consumo a la gente y porque va a afectar a miles y miles de personas que utilizan este servicio. Si nosotros fuéramos a cobrar exactamente y si en el mundo se cobrara exactamente lo que cada servicio vale las economías estallarían, y en Argentina no hubiéramos podido tener el crecimiento que hemos tenido en los últimos diez años. Que es necesario readecuar tarifas que por ejemplo, fundamentalmente en el AMBA, en Capital y Ciudad de Buenos Aires, que es donde más retrasados se está, pero hay que hacerlo con un gradualismo, de modo tal que no tenga un impacto porque no solamente hay un impacto económico, hay un impacto de expectativas y psicológicos en economía que es, tal vez, que es más negativo que el mismo impacto económico. Pero ya había ocurrido un aumento del 142 por ciento, cuando se llevó a 2 con 50, ahora llevarlo a 3 con 80, como se está diciendo, o 3 con 50, con aumentos del ABL de más de el 200, 300 ó 400 por ciento. Entonces cada uno puede seguir la política que mejor le parezca pero después que no hablen de inflación, porque la inflación no se compone únicamente con la leche, el pan y la carne, es más hay servicios que son imprescindibles. Por allí cuando un alimento determinado aumenta uno puede cambiarlo por el otro, pero el micro, el subte uno no puede cambiar por ningún otro; la luz o el gas uno no puede cambiarlo por ningún otro, son lo que se denominan los bienes de demanda inelástica. No se pueden cambiar, no se pueden sustituir. Por eso impactan tanto en el nivel de inflación, ya que tanto les interesa a algunos. Cuando se habla de inflación hay que también colaborar cada uno para que los precios no se trasladen en cascada.
Y también en el tema de ingresos brutos, que ustedes saben es un ingreso típico de las provincias y que es el ingreso más regresivo porque es efecto cascada. El IVA, en algún momento, puede descargarse, pero el ingreso bruto siempre, siempre termina en el consumidor. Por eso les pido que me ayuden a intendentes y a gobernadores a seguir trabajando en las políticas contracíclicas porque nosotros estamos poniendo mucho en la demanda, precisamente para sostener el consumo. Pero si al mismo tiempo que nosotros colocamos ingentes fondos en el consumo y en la demanda, al mismo tiempo, se le suben a la gente en el transporte de manera desorbitada o tasas o impuestos realmente bueno me parece que es un error y creo que podemos articular una política más racional y que le sirva más a los argentinos, sobre todo porque creo que en estos diez años hemos dado muestras muy claras que manejamos la economía con mucha responsabilidad y seriedad, pero sobre todas las cosas con resultados. Porque la economía, tanto como la política, en definitiva son resultados.
Yo quería decirles que ayer, para finalizar, me emocioné mucho, pero más me emocionó una suerte no sé si llamarlo de reencuentro ¿no? Pero cuando hoy también escuchaba al Jefe de la Ciudad de Buenos Aires de que debíamos dejar de ser deudores yo le recomendaría que hable con su papá porque Sevel y Socma fueron dos de las empresas, cuyas deudas fueron estatizadas en 1982, o sea los argentinos y no quiero polemizar, simplemente por favor, un poco más de serenidad y seriedad cuando se dicen las palabras.
Queremos dejar de ser deudores, este gobierno no fue deudor, estamos pagando la deuda de 1978 hasta el 82, cuando en el 82 decidieron estatizar, tengo el listado de las empresas, tengo el listado de todas las empresas, en las cuales el gobierno argentino se hizo cargo de la deuda privada. Toda esa etapa, como lo explicaba, ayer, en Mar del Plata – 1978 al 82 fue deuda fundamentalmente originada en el sector privado y en la liberalización y apertura de la economía. Entonces si tu papá era empresario y se hicieron cargo de la deuda, bueno por lo menos yo no digo que me aplaudan, ni nada, pero por lo menos respetuoso silencio y no decir frases que seguramente alguien le dijo que era conveniente decirlas.
Pero vamos a las cosas importantes y serias, yo les decía que ayer lo viví como una suerte de reencuentro porque - lo tengo que decir sinceramente porque es lo que pienso - porque los peronistas, y habían muchos ayer que lo eran, y también habían otros que no eran peronistas,  porque realmente fue una verdadera fiesta de todos los argentinos, uno lo pudo ver reflejado en todas las caras, en las gentes, en las redes, en las expresiones, en cómo fue saludada la Fragata por todas las playas, cuando iba pasando frente a todas las playas por los argentinos, cualquiera fuera su ideología, su color partidario, fue un verdadero reencuentro. Y  lo digo, ¿saben por qué?, Porque los peronistas, claro, siempre desde el 55 en adelante con el tema… ver a un peronista aplaudiendo un regreso de la Armada a mí realmente me impresionó.
Y lo que más me impresionó fue esta foto, que quiero que vean.  Miren son todos jóvenes militantes, con banderas, hay hasta una bandera venezolana. Y miren a todos los oficiales de la Marina compartiendo con los jóvenes,  es una foto – te digo - de antología, Guado. ¿Sabés por qué te digo de antología? Porque si a mí me decían que, en algún momento, esta foto - después de las cosas que vivimos los argentinos - podía darse, donde cientos, miles de jóvenes peronistas militantes, con su banderas desplegadas, con sus consignas compartiendo un momento patriótico, también con oficiales de nuestras Fuerzas Armadas, en este caso de la Armada. Miren está foto demuestra que estamos en otra Argentina.  Y yo la verdad, me siento muy bien, porque esta foto - lo digo con emoción también, con mucha emoción - en el 73, cuando yo tenía la edad de ellos, hubiera sido imposible. Y esta foto, en el 83, cuando vino nuevamente la democracia, que asumió el Presidente Alfonsín, también  hubiera sido imposible por todo lo que había pasado. Entonces, quiere decir que todas estas políticas, que hemos llevado adelante, todos estos años han servido para que puedan producirse escenarios como el de ayer - escenarios en el verdadero sentido de la palabra - donde los protagonistas, que no fuimos nosotros, y después escuchar al capitán del buque insignia decir que él no era un héroe, sino simplemente había cumplido con su deber, que es real, con su deber de soldados, su deber de militar, que es defender su pabellón y defender como capitán su nave. Y luego esta foto, que hoy la colgué en Facebook, porque realmente demuestra que hay una nueva Argentina.
Los pibes  al lado de oficiales y todos compartiendo un momento histórico deja y tira por tierra todas esas escenas de histerismo, y de histéricos, que quieren plantear algunos, que yo les recomiendo que se tomen un Rivotril, o de una taza de té de Tilo, pero la Argentina está viviendo momentos muy especiales, entonces lo que tenemos es que ayudar todos, con la diferencias. Porque esto no significa… a ver, no significa que los chicos piensen lo que piensan los militares o los oficiales; ni que los oficiales piensen lo que piensan los chicos; al contrario lo importante es que puedan estar así, uno al lado del otro compartiendo algo que les importó y les interesa a todos los argentinos.
Yo creo que este es el país que todos queremos, es el país que no merecemos, es el país que les debemos a los que ya no están, es el país que le debemos a nuestros hijos, y a los que vendrán, porque hubo demasiada separación, hubo demasiado dolor, hubo demasiada tragedia y lo que necesitamos es la gran unidad del pueblo argentino para enfrentar a un mundo cada vez más difícil y  más complejo.
Gracias chicos, gracias a todos nos permitimos vivir en una Argentina diferente, muchas gracias.

CRISTINA FERNANDEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada