mayo 09, 2013

Discurso de la Presidenta, Cristina Fernández, en el acto de inauguracion de la nueva planta FIAT Argentina, para la producción de tractores y cosechadoras (2013)

DISCURSO EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DE LA NUEVA PLANTA DE FIAT ARGENTINA, PARA LA PRODUCCIÓN DE TRACTORES Y COSECHADORAS, DESDE EL COMPLEJO FABRIL DE FIAT ARGENTINA, CIUDAD DE CÓRDOBA Y VIDEOCONFERENCIAS CON VILLA DOLORES; CALAMUCHITA Y COSQUÍN.
Cristina Fernández
[7 de Mayo de 2013]

Hola, hola Córdoba ¿cómo están? Muy buenas tardes a todos y a todas.
Señor Segio Marchionne, CEO global de FIAT, este señor es muy importante: este señor convenció al Presidente de los Estados Unidos que le vendiera el 60 por ciento de Chrysler. FIAT controla el 60 por ciento de Chrysler. Así que, siempre lo consideré que debe ser un hombre muy inteligente para convencer…Y él 100 por ciento del management.
También, señor Rigano, que es el responsable de FIAT Industrial, muchas gracias; señor Intendente de la ciudad e Córdoba, Ramón Mestre, sin silbidos, no, nosotros no peleamos a nadie, yo vengo a Córdoba a ayudar y a trabajar, que es como tenemos que hacer en todas partes. Dejemos que otros hagan otras cosas; nosotros a trabajar y luego el pueblo decide soberanamente y cada uno analizará.
Me parece importante lo que estamos haciendo hoy aquí y, además, y aquí sí me voy a tomar una pequeña licencia, si me permiten…
Ah, perdón, señor Secretario General de SMATA, Pignanelli, gran compañero también, me había olvidado y a todos los amigos, amigas, compañeros, compañeras, cordobeses, cordobesas, cualquiera sea la profesión, el lugar, la historia, la pertenencia.
Hoy estamos en un día de mucha alegría, de mucha felicidad para los cordobeses en particular y para los argentinos en general. Porque estamos inaugurando una planta industrial donde vamos a hacer estas maravillosas cosechadoras y además tractores que están allí, al costado, marcas Case y New Holland, que son la más alta tecnología en el mundo y que convierten a esta planta, en la planta productora de bienes de capital más importante de la República Argentina.
Y aquí sí una pequeña licencia de las que les hablaba anteriormente: no lo hacemos en un día, tal vez para algunos de nosotros, no para todos, pero yo creo que hoy es para todos los argentinos, si me permiten. Hoy, se cumple un nuevo aniversario del nacimiento de esa gran mujer que fue Eva Perón y digo yo, qué mejor regalo, qué mejor homenaje para esa gran mujer, que quiso estar luego de que partiera para siempre en el edificio del Confederación General del Trabajo, qué mejor homenaje que un 7 de mayo abrir una planta de trabajadores, de obreros. De esa manera se recuerda y se homenajea.
Pero además también, tenemos que festejar, si bien estamos en el sector industrial de FIAT, como lo decía su presidente y CEO global, los récords que hemos tenido en esta pasado mes de abril, comparando abril del 2012 contra abril del 2012, bien digo sí, en todo el sector automotriz: producción nacional, hemos aumentado un 37,8 por ciento; de 54.772 vehículos, a 75.496; ventas de concesionarios, habla recién Rigano y Marchionne, aquí hay concesionarios, acá hay proveedores, autopartistas, bien. Ventas de concesionarios, de los 65.760 vehículos vendidos en las concesionarias en abril del año pasado, este año hemos vendido y batido récord de récord para abril, 85.533 vehículos, un 30 por ciento más. Y en exportaciones, de 30.442 en abril del 2012, a 40.864, 34,2 por ciento.
Pero esto lo estamos haciendo, no en un mundo con viento de cola, sino en un mundo con viento de frente. Estamos teniendo estos números y lo que decía recién el señor Marchionne, que de paso quiero felicitarlos por el respeto de poder traducir paralelamente para que todos pudiéramos escucharlo y entenderlo, yo lo entendía bien, y lo pudiéramos leer, habla de la importancia que para el mundo y para su empresa tiene hoy la América del Sur y, particularmente, la Argentina. Cifras que conocemos, solamente el 20 por ciento de nuestras tierras cultivables están explotadas, con lo cual tenemos un 80 por ciento de exponencial crecimiento, no solamente a partir de esta maravillosa tecnología, me he subido a estas máquinas y son realmente maravillosas, estas cosechadoras, nosotros también Marchionne tenemos las mejores sembradoras del mundo. Así que, creo que con nuestras sembradoras, con las cosechadoras y con la biotecnología que hemos desarrollado y con la tierra que Dios nos dio, porque vamos, acordémonos de Dios un poco, hemos nacido en un país con una tierra maravillosa, que debemos agradecer, nos convierte en productores netos de alimentos y, por lo tanto, en un lugar para desarrollar la industria.
Y la verdad, que hoy estamos muy contentos porque esto que estamos inaugurando hoy, esta planta modelo, recuerdo hace un año, un poco más de un año que estuvo en mi despacho el señor Marchionne, acompañado también por el señor Rigano y de otros ejecutivos, y estuvimos de esto.
Esto tampoco es casualidad; esto es obviamente una decisión de la empresa porque le conviene a la empresa. Ninguna empresa toma ninguna decisión de beneficencia, sino teniendo en cuenta las utilidades, las potencialidad y la competitividad del país. Y también es para nosotros un orgullo que una empresa de esta magnitud, haya confiado en nosotros. Pero es también producto de las políticas públicas que hemos llevado en materia de administración de comercio, que permite y también sugiere que lo que se consume en la Argentina y se va a consumir mucho más, sea producido también en la Argentina.
Por eso, estamos muy contentos y estamos en una primera etapa de producción, que me gustaría leer, porque…Nosotros estamos hablando de las integraciones que necesitamos, no solamente en las máquinas que estamos hoy aquí, sino en general, en toda la industria automotriz para dar mayor entramado, mayor densidad a todo nuestro sector autopartista.
Y hemos cambiado las definiciones y cuando hablamos de integración, antes cuando se hablaba de integración, se hablaba con incluida mano de obra, incluida logística, incluida servicio; hoy, comenzamos a hablar de integración fierro por fierro.
¿Qué es fierro por fierro? Simplemente vamos a considerar la integración de todos y cada uno de los fierros: mano de obra, servicios, logística, publicidad, que también, obviamente, dan servicios y producen beneficios al país y a su economía, lo vamos a considerar como un extra.
Y en este plan, hoy esta cosechadora, que es la última en tecnología, tiene toda una planificación, junto con los tractores, que cumplir.
Hoy, la integración fierro por fierro, es del 13 por ciento; si no, estaríamos hablando con el antiguo criterio de una integración entre el 40 y el 52. Pero el proyecto es que, a partir del primer trimestre del 2014, el motor CTP, de FIAT, se construya acá. Para eso dimos también un préstamo del Bicentenario y entonces la integración fierro a fierro, pasará a ser del 20 por ciento. Y en el primer trimestre del 2015, esta máquina, maquinón, diría yo, este fierrazo que tengo atrás, va a tener una integración fierro por fierro del 35 por ciento. Esto significa un salto cualitativo muy importante.
En tractores, hoy el fierro a fierro es el 18 por ciento; a partir del primer trimestre del 2014, será del 36 por ciento y en el primer trimestre del 2015, aquellos tractores tendrán integración fierro a fierro, 50 por ciento.
Esto hoy, contando mano de obra, logística y servicios, estaríamos con los tractores ya en un 48 o 55 por ciento.
Pero esto va a exigir también por parte de toda la industria autopartista, a la cual hemos apoyado muchísimo, no solamente hemos apoyado a FIAT Industrial con créditos del Bicentenario para el CTP, sino también una de las inversiones más grandes que puso el crédito del Bicentenario fue para poner el PALIO funcionamiento cubriendo el 70 por ciento del financiamiento de ese proyecto de más de 800 millones de pesos, más de 500 millones de pesos lo pusieron los contribuyentes argentinos a través del crédito del Bicentenario, como hicimos también con todo el sector autopartista.
Esto es muy importante, porque produce 500 puestos de trabajo directos, en forma inmediata, y 1.500 indirectos.
Esto significa, fundamentalmente, la decisión de una de las más importantes empresas a nivel global, de apostar a la Argentina.
Y antes de ingresar aquí, le comentaba, si me permite decirle Sergio, a Sergio, él me dice Presidenta, yo le digo Sergio, que en las últimas 2 o 3 semanas, hemos tenido importantísimas inversiones también de compañías globales.
Hace unos pocos días, en Unilever, una de las principales empresas a nivel global, me tocó inaugurar la fábrica de desodorantes en aerosol más grande y la más moderna de todo el mundo, que es propiedad de Unilever.
También Phoenix Contact, una empresa importante alemana. De las 50 empresas que se dedican a los transmisores, a las comunicaciones eléctricas para distintas actividades, esta ocupa el número 13 y abrió su fábrica número 10 en la República Argentina.
También otra importante empresa, Austin, Power también en la Argentina.
Como verán, se radican en Argentina y en la América del Sur, porque realmente somos el continente, junto a otros países emergentes, que estamos sosteniendo la actividad económica a nivel global en un mundo con grandes complicaciones.
Pero en lugar de protestar o echarle la culpa a los demás, lo que hacemos es arremangarnos, juntarnos con los empresarios y ver cómo seguimos creciendo, incluyendo y sosteniendo este modelo de crecimiento que ha permitido que millones de argentinos, en esa Argentina profunda, muchas veces escondida y ocultada, se produzcan hechos como los de Villa Dolores, en Traslasierra, que una cooperativa que brinda numerosos servicios y que cuenta con más de 22.000 socios pueda, por ejemplo, inaugurar una planta de hormigón productora de bloques, productora de paneles para hacer pavimento articulado.
Ustedes dirán, ¡qué cosa!, ¿no?, pero yo quiero contarles una anécdota. Allá por año 1987, cuando Néstor Kirchner ganó por 111 votos apenas, miren ustedes lo que es la historia, eh, ¿te acordás Arturo, no, lo ganamos a tu candidato?, le ganamos al candidato de Arturo que estaba en ese momento…tenía otro candidato, pero no, está todo bien, che, tranquilos, 111 votos y me acuerdo que discutimos mucho y yo aconsejé que teníamos que comprar, porque él no quería, estaba medio dudero, comprar una planta de hormigón. Porque yo decía…cuando llegamos a la municipalidad estaba fundida, no podíamos contratar obras y demás, teníamos que hacer las obras por administración y necesitábamos una hormigonera. Y lo convencí, compramos esa hormigonera. Nos cansamos de pavimentar calles, de hacer cordón cuneta, de hacer veredas, de hacer gimnasios y, además, con esa hormigonera pavimentamos también el camino a la gobernación, porque lo hizo a través de gestión, de obra, de trabajo, de arremangarse, que no hay ningún otro secreto, ni para las empresas ni para los políticos.
En definitiva, desplegar la capacidad de creatividad, de trabajo para transformar y crear. Puede ser desde el lugar privado en una empresa o puede ser desde lo público en la maravillosa empresa que significa representar la voluntad popular y llevar adelante lo que uno sus propias convicciones y con lo que se ha comprometido con la comunidad.
Esto también me recuerda, por eso quiero felicitar también al intendente Pereyra, no le doy la palabra porque sino no nos vamos más, pero quiero felicitarlo porque es una fantástica oportunidad para todos los municipios también del lugar. Porque les va a ahorrar la logística y muchas cosas.
Él habló de la logística, que son los 200 kilómetros de los lugares donde pueden estar los adoquines o los paneles, pero en realidad es mucho más, porque cada adoquín y cada panel, además de logística, viene con valor agregado, con rentabilidad y con ganancia del que lo hizo. Esto también lo van a tener y usufructuar en Villa Dolores en esa primera planta, en ese parque industrial y les va a servir mucho a todos los vecinos.
Y quiero también hablar un poquito de lo que era la industria automotriz y de esta Córdoba maravillosa.
Usted Sergio lo debe conocer seguramente, se lo han contado y por eso lo sabe, pero este lugar, Córdoba, ha sido insignia, nave insignia en la producción automotriz de la República Argentina.
Ahora ustedes vienen a ponerle otra nave insignia: la producción de maquinaria agrícola que hasta ahora la más importante estaba en la vecina provincia de Santa Fe; pero a partir de este momento, con esto, se convierte aquí también en Córdoba.
Y debemos decirlo también con todas las letras: en el año 2002, producto de las graves crisis que ha tenido la República Argentina, FIAT y también algunos otros, se habían convertido más que en una fábrica automotriz en una fábrica autopartista.
En el año 2003, se produjeron en la industria más de 17.000 vehículos y en el 2012, su producción fue de 187.537 unidades, es decir, se incrementó en 1.001 por ciento la producción.
Actualmente, la provincia de Córdoba, explica y representa el 25 por ciento de la producción automotriz.
Todos recuerdan las lágrimas que era nuestro país. Por eso creo que este surgimiento, este crecimiento maravilloso, debe ser compartido con mucha alegría, con mucha generosidad pero también con mucha inteligencia y mucha memoria. Porque es fundamental también, que sindicatos, empresas y autoridades públicas puedan articular adecuadamente para poder sortear etapas económicas globales difíciles, con inteligencia como lo estamos haciendo y, fundamentalmente, preservando las fuentes de trabajo.
Yo no me canso de hablar cada vez que puedo con un compañero de los sindicatos, con los compañeros trabajadores, lo que nos ha costado construir cada puesto de trabajo y lo fácil que se destruye un puesto de trabajo. Basta que un gerente de personal envíe un telegrama, son minutos nada más la confección y el envío del telegrama.
Sin embargo, para poder reconstruir después ese puesto de trabajo, demanda mucho tiempo, mucho esfuerzo, mucha inversión y, sobre todo, mucho sufrimiento en aquel que ha perdido el trabajo.
Por eso es importante, por sobre todas las cosas, que seamos inteligentes y que sepamos que debemos seguir con el esfuerzo de articular, de poder unificar, de articular intereses y de esta manera poder seguir creciendo.
Esto tampoco es producto de la casualidad; hemos tenido políticas industriales muy importantes. Por ejemplo, en la Provincia, en el sector autopartista, hay una fuerte presencia, 380 millones de créditos del Bicentenario fueron para sectores autopartistas de la provincia de Córdoba y pensamos seguir apoyándolos.
También y lo sabe la gente de IVECO, cuando decidimos redireccionar subsidios del famoso ReFoP, por más de 8.500 millones que se trasladaban o a cámaras empresarias transportistas o a sindicatos, decidimos reorientar esos subsidios para financiar la adquisición de camiones. Porque lo que es fundamental y lo que todos tienen que entender, es que lo que necesitamos es seguir teniendo fábricas abiertas, obreros con buenos salarios y gente que consuma.
Hoy, el 40 por ciento de la facturación de IVECO, más de 3.300 camiones, se hace con la reorientación que dimos a ese subsidio del ReFoP y que permite que los trabajadores de IVECO tengan trabajo, produzcan camiones y, además, los transportistas los puedan adquirir con tasas adecuadas porque lo hacemos con financiamiento a través del Banco Nación, que también coloca su parte.
Esto es lo que yo digo articulación inteligente entre el sector púbico y privado. No es solamente un discurso.
También, esta país maravilloso hoy…podemos hablar…no sé, no, no voy a hablar de la competencia, me anotaron un montón de cosas. No voy a hablar de otras importantísimas fábricas también productoras de tractores que exportan a Venezuela, seguramente estarán por acá también porque todos nos ponemos contentos cuando todos exportamos y cuando todos producimos.
Y la verdad que en el caso de una fábrica recuperada, como fue Pauny, que también hoy está teniendo una gran producción y es también de acá de ustedes, de los cordobeses.
Y esto no es casualidad, nada es casualidad en la vida y mucho menos en la economía. En la economía son causalidades, no casualidades.
Las principales políticas que hemos tenido para Córdoba y para todas las provincias, obviamente, desde el Programa Productivo Financiamiento que denominamos Bicentenario, han sido 56 las empresas de Córdoba con 1.850 millones de pesos y con una generación de más de 3.000 puestos de trabajo, únicamente con créditos del Bicentenario. Los bonos de bienes de capital K, que no tienen nada que ver con Kirchner, se llama K porque era el inciso que venía en la Ley y quedaron K y que es, precisamente, el valor fiscal que premia a lo fabricado localmente para darles una ventaja.
Empresas beneficiadas con los bonos K, radicadas en Córdoba, 411 empresas por más de 1.700 millones. Régimen de promoción de software: acá también hay importantes de software y ojo que el software también tiene que ver con esta maquinaria. Porque la altísima tecnología de estas maquinarias, no es como estábamos acostumbrados antes a manejar un tractor o un auto; no, son todas con computadora, por lo cual, exigen hardware y software y, precisamente, por la Ley de Promoción del Software, que hemos sancionado durante nuestra gestión, durante nuestro Gobierno en estos 10 años, hoy tenemos empresas beneficiadas 36, en la provincia de Córdoba, por más de 108 millones de pesos.
El Programa Nacional de Parques Industriales, como el de Villa María, donde se dan aportes no reintegrables de 600.000 pesos para que abran parques industriales, aquí han sido beneficiados 6 parques por un monto de más de 2 millones de pesos y un total de 155 empresas y más de 3.000 puestos de trabajo.
Programas para las pymes, incluye los programas financieros como FAMPYME, empresas beneficiadas de las chiquitas, de esas que son micro pero que generan 1, 2, 3 empleos que no se ven pero que suman, qué te voy a contar a vos Marchionne que sos de Italia, la cuna de las pequeña y mediana empresa y de la productividad de la pequeña y mediana empresa. Con todos estos pequeños fondos de las pymes financieros y no financieros, han sido beneficiadas más de 48.000 pequeñas empresas por más de 3.189 pesos y más de 258.000 puestos de trabajo, IVA saldo técnico y puedo seguir enumerando muchísimos, pero muchísimos beneficios y promociones y políticas activas para la industria aquí en Córdoba y en todo el país. Porque la reindustrialización de la Argentina, volver a esa Córdoba que supo ser orgullo de la industria nacional y punta de lanza en el desarrollo industrial de la Argentina de los años 50 cuando teníamos el PBI más importante de Latinoamérica y éramos la gran potencia industrial.
Aquí, Sergio, se produjo el único avión a propulsión en toda Latinoamérica, aquí se hacían locomotoras y material ferroviario de última calidad que hoy tenemos por allí que adquirir en otros lados porque no tenemos tiempo de montar la industria por las necesidades que tenemos. Y bueno, ya lo vamos a hacer y lo estamos haciendo por lo menos para hacer la reparación de lo que tenemos y de lo que viene.
Pero el gran compromiso también es que vuelva a surgir la industria ferroviaria en la República Argentina, sobre todo, para darle competitividad al agro, más de la que tiene, porque sabemos que si a estas maravillosas máquinas, le sumamos la biotecnología, esta maravillosa que Dios nos ha dado, pero además la logística que hoy se ha convertido, logística, en una de las claves de la competitividad a nivel global y además por una razón muy sencilla, para poder transportar 170 millones o 200 millones de toneladas, tenemos que hacerlo a través de vías férreas o de la hidrovía. No podemos hacerlo a través del transporte de carga.
Entonces tenemos que tener la sensatez y la claridad de desarrollar un plan ferroviario, sobre todo en materia de transporte de cargas, que nos permita con salida por el Atlántico y con salida por el Pacífico, darle mayor competitividad a un sector que ya la tiene y mucha.
Pero como decía ayer, quiero contarles al señor Marchionne y al señor Rigano, todavía no se enteraron, pero ayer tomamos una determinación muy importante que es también lo mismo que hicimos con el ReFoP: redireccionar derechos de exportación que antes quedaban en la caja del Estado para la producción triguera, esos derechos de exportación, harina 13 por ciento y 23 por ciento para granos de trigo, van a ir a un fondo fiduciario que será administrado por el Banco Nación con el asesoramiento de todas las cámaras empresariales privadas y se le devolverá a cada productor la parte proporcional que haya declarado en la producción de trigo, lo que significará reconocerle un valor del 15 por ciento sobre el precio que recibe y de esta manera lograr más producción de trigo, más saldo exportable y, por lo tanto, van a necesitar más tractores, más cosechadoras, más sembradoras.
Y también, vamos a decirlo con todas las letras, vamos a dejar de percibir en el Estado, si se alcanzara por ejemplo una producción de 21 millones de toneladas o, a lo mejor, una producción como la que alcanzamos en el 2007-2008, que fue de 16 millones de toneladas y media, estaríamos dejando de percibir entre 400 y 500 millones de dólares. No nos importa que vuelvan a los productores, pero que también integran la balanza comercial, ingresan al país y significan también un incentivo y también un aliciente para mantener lo que usted recién decía, ser amigable con el medio ambiente y, además, no matar a la gallina de los huevos de oro. Porque la gran gallina de los huevos de oro, es la bendita tierra que Dios nos dio y que hay que mantenerla con todos sus nutrientes para poder seguir aumentando su productividad y su rendimiento.
Y todos sabemos y ayer lo explicaba, que la rotación de suelos y, fundamentalmente, la siembra de trigo, provee de nutrientes al suelo que permiten tener una mayor productividad y un mayor rendimiento por quintal por hectárea de todas las otras oleaginosas que en su gran mayoría exportamos.
Así que, creemos que es una medida que va a…, casi como si fuera un rompecabezas, dos piezas de rompecabezas: lo que ustedes ya están haciendo aquí hoy y la decisión que tomamos ayer nosotros.
Esta Argentina, como decía, en un mundo complejo y complicado, pero que lejos de llevarnos a la queja o a buscar culpables, nos lleva a mirar los números, a mirar lo que hicimos en los 10 años, redoblar el esfuerzo, cambiar lo que haya que cambiar, profundizar lo que haya que profundizar y seguir para adelante. Porque el porvenir todavía lo tenemos que seguir construyendo todos los días, no nos quedamos únicamente con lo hecho, vamos por más.
Los indicadores económicos de una Córdoba también importante, un producto bruto geográfico que en el año 2003, cuando Néstor Kirchner llegó a la Presidencia con apenas el 22 por ciento de los votos…Yo no sé si tendrá algo que ver: 111 votos como intendente, después 22 por ciento, los dos patitos, 11 más 11, 22, da…casualidad.
Pero en el año 2003, en dólares, el Producto Bruto Geográfico de Córdoba era de 9.800 millones de dólares; hoy, después de 10 años de nuestro Gobierno, es de 33.239 millones de dólares. Estos son los números.
También, el empleo registrado: en 1996, de 264.000 trabajadores o en el 2003, de 286.000 trabajadores, fíjense que poca oscilación, a este 2012, con más de medio millón de trabadores registrados en la provincia de Córdoba.
Las exportaciones, que la colocan tercera, luego de la provincia de Buenos Aires y de Santa Fe, por más de 10.000 millones de dólares.
Y estamos muy contentos porque no le ha ido solamente bien a Córdoba; le ha ido bien a todo el país. Esto pasa como en la sociedad: es imposible que en la sociedad le vaya bien a unos poquitos, si al resto le va mal; con el país pasa exactamente lo mismo. Podrá haber diferencias de una provincia a otra o de un municipio a otro, ahí ya está la gestión de cada intendente y de cada gobernador.
Pero los instrumentos macroeconómicos que le hemos dado a la República Argentina de desendeudamiento, de crecimiento de reservas, de generación de puestos de trabajo, de inclusión, de educación, de cobertura previsional, no se registraban desde el primer y segundo gobierno de Juan Perón. Le guste a quién le guste.
Y la verdad que yo me siento muy contenta, para finalizar, porque siempre pensé de esta manera.
Ustedes me conocen no como Presidenta, muchos, a lo mejor otros no, pero muchos me conocen, no como Presidenta; tampoco me conocen como esposa del presidente, me conocieron antes como diputada o senadora, de mi movimiento político en el que milito desde muy joven, en el que nunca me fui, ni aún cuando era una voz solitaria en el Senado o en la Cámara de Diputados, diciendo las políticas que creía que estaban equivocadas y que debían cambiarse para tener un país más inclusivo.
Y la verdad que después de poder llegar a ser elegida por los compatriotas, el honor más alto, ¡qué honor más alto le puede caber a un argentino o a una argentina, de que tus compatriotas crean que sos la más apropiada para conducir los destinos de la patria!
Y la verdad, quiero decirles de corazón a todos, que siento que todos aquellos años de lucha, de soledad, de decir que era imposible hacer un país como el que pensábamos nosotros, que si hacíamos tal cosa, iba a pasar tal otra, que se iba a romper el mundo, que se iba a acabar todo, él fue el primero que desafió a esa ortodoxia que nos condenaba al endeudamiento permanente y a la miseria permanente y a que otros decidieran las políticas económicas por afuera de la Casa Rosada mientras los que estaban en la Casa Rosada solamente se hacían cargo de los costos de esas políticas económicas.
Por eso él siempre decía cuando le preguntaban quién iba a ser su ministro de Economía, él decir “mi ministro de Economía voy a ser yo, porque para eso te eligen presidente, para que decidas no solamente la política institucional, sino también la política económica que es la fundamental en un país para desarrollar la industria, para lograr la inclusión social”.
Y yo me siento tan orgullosa, tan feliz hoy de estar aquí en Córdoba, compartiendo con todos ustedes este momento, este momento que años atrás hubiera sido impensable…
Les voy a comentar algo: un empresario autopartista muy importante, no de esta provincia, sino de la hermana provincia de Santa Fe, muy importante y muy eficiente, muy eficaz, exporta y es proveedor exclusivo de importantes marcas automotrices europeas, casi con lágrimas en los ojos un día que fui a visitar su fábrica, me comentaba que en la época de los 90 le habían sugerido inclusive que se fuera a otro país a producir.
Por eso, yo quiero dirigirme a todos los cordobeses y a todas las cordobesas, a los empresarios pequeños, medianos, a los comerciantes, a los estudiantes, a los docentes, a los científicos, a los productores, a todos aquellos que quieren vivir en un país mejor y dejarles a sus hijos un país mejor del que ellos vivieron.
Ese es mi caso: yo no quiero que mis hijos ni mis nietos, tengan que vivir en la Argentina que a mí me tocó ser joven y no tan joven. Ese es el único sueño que me desvela y por eso estar hoy aquí, inaugurando esta fábrica, una de las fábricas más importante de productoras de cosechadoras y de tractores que se radica aquí en el país, aquí en Córdoba para producir, me llena de orgullo y me hace ver, con toda certeza, que más allá de las dificultades, más allá de las penas y más allá de las cosas que uno tiene que aguantar todos los días, voy a seguir apostando por esta Argentina, por este pueblo, por este proyecto y por este modelo de inclusión social y de creer que la patria es el otro, la patria son los trabajadores, los empresarios, los docentes, los científicos, los estudiantes, los jóvenes, los que día a día construyen con sacrificio esta bendita Argentina y que todos queremos que siga creciendo y nunca más volver atrás.
Gracias Córdoba, gracias a todos, gracias Marchionne, gracias Rigano, gracias Pignanelli, gracias a todos y a todas por creer en ustedes mismos, que eso es lo importante. No se puede creer en los demás si no se cree en uno mismo.
Gracias y hasta siempre. 
CRISTINA FERNANDEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada