mayo 09, 2013

Palabras de la Presidenta, Cristina Fernández, en la visita a la localidad de Las Heras, Santa Cruz (2013)

PALABRAS EN LA VISITA A LA LOCALIDAD DE LAS HERAS, SANTA CRUZ
Cristina Fernández
[29 de Abril de 2013]

Gracias, muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; señor intendente de la localidad de Las Heras; señor vicegobernador de la provincia; señor gobernador de la provincia del Chubut, querido Martín Buzzi, muchas gracias por estar aquí, junto a nosotros; Miguel, ingeniero Galuccio, presidente de YPF; Axel Kicillof, representante del Estado en el directorio; amigos, conocidos, queridos vecinos de Las Heras, provincia de Santa Cruz: voy a contar una anécdota, por qué digo Las Heras, provincia de Santa Cruz, porque el otro día – no voy a decir quién – le dije a alguien: “tengo un acto en Las Heras”. Ah – me dijo – en Buenos Aires”.
“No, no – le digo – mirá, además de Buenos Aires, Las Heras también existe en Santa Cruz y por si no te alcanza también hay un Las Heras en la provincia de Mendoza, de los que conozco y seguramente debe haber algún otro Las Heras en algún lado”. Pero bueno estás son las cosas que pasan muchas veces. Pero la verdad que viniendo a Las Heras, me viene a la memoria, épocas pasadas.
La primera vez que vine a Las Heras debe ser cerca de 25 años, año mil... sí, sí, soy vieja, año 1988 y miren lo que son las cosas, la primera vez que vine YPF era una empresa del Estado; la última vez que vine era una empresa privatizada, pero lo que era peor desnacionalizada y realmente no cumpliendo finalmente los objetivos tuvimos que tomar decisiones, que no hubiéramos querido tomar, sinceramente, como no lo hubiéramos querido tomar con Aerolíneas Argentinas, pero lo tuvimos que tomar porque cuando uno tiene responsabilidades y tiene la responsabilidad de la vida de los 40 millones de argentinos en las espaldas tiene que tomar decisiones que, aunque no parezcan simpáticas para algunos sectores de la sociedad o del stablisment internacional, hay que tomarlas igual.  Así que ahora vengo con una YPF recuperada para la Nación, con una YPF como un instrumento fundamente, como pasa en todos los países del mundo, además. No hemos descubierto la pólvora ni el agujero al mate. Simplemente hemos recuperado el dominio de un instrumento fundamental, como es el de una empresa importante, la más importante que tenía el país, que además es testigo y productor en un sector tan importante – como lo es el energético – para todo lo que hace al desarrollo y al crecimiento económico del país.
Por eso, estar aquí en Las Heras, uno de los corazones de esta YPF trayendo cosas muy importantes, no solamente hemos completado hoy el Plan Conectar Igualdad, que ya se completó en forma total para todas las escuelas públicas secundarias de Las Heras.  Estamos, también, con un programa muy, pero muy ambicioso, un programa que tiene que ver... y qué cosa porque cuántas veces vinimos a Las Heras y cuántas veces vino él. En el año 1998, Miguel, vos te habías ido ya de YPF, cuando llegaron los otros inversores, pero el barril de petróleo llegó a estar – y lo deben recordar muchos ypefianos y muchas gentes de Las Heras – a 9 dólares el barril y teníamos a las gentes sin trabajo.
En el año 1999, en Las Heras, ¿vos Martín me decías, en Comodoro, no? En Comodoro, donde se descubrió el petróleo, veníamos charlando con Martín, en el avión que nos prestó... tuvo la deferencia de prestarnos el avión de la provincia del Chubut, para poder llegar, aquí, a Las Heras. Gracias, muchas gracias Martín.  Si no hubieran sido horas y horas, es una lástima ¿no? Porque los dos aviones que tiene la provincia los compró Kirchner, pero bueno, me lo tuvo que prestar el gobernador de Chubut para poder llegar, cosas que pasan.  En fin... pero bueno, veníamos charlando con Martín de lo que ha significado el crecimiento de la producción en YPF, cómo le ha impactado también en Comodoro, capital del petróleo, allí se descubrió el primer pozo petrolero y me decía Martín. “Cristina, en el año 1999 teníamos 540 trabajadores registrados; en el año 2001-02 teníamos 1.500; hoy tenemos 11.500 trabajadores, en Comodoro Rivadavia, 20 veces el nivel de ocupación de un sector estratégico. (APLAUSOS9. Y, hoy, venimos desde una empresa recuperada, pero que también tiene aportantes privados, porque somos propietarios – el Estado Nacional – del 51 por ciento de las acciones, juntamente con las provincias y el otro 49 restante es de otros inversores, Bolsa, etc. Pero venimos – como lo decía el video y como lo dije en el discurso – a cumplir lo que nosotros sostenemos deber ser la responsabilidad social de las empresas y venimos a cumplir con la responsabilidad social de las empresas con un plan muy ambicioso, para aquí, para YPF. Primero, este wi-fi, que seguramente en 30 días más, junto con el Intendente, se identificarán los lugares porque obviamente, ustedes saben, que por el clima – esto lo explico para los que están en Buenos Aires – que tienen wi-fi en las plazas, pero acá, dadas las condiciones climáticas es conveniente tenerlo en lugares un poquito más cerrados porque si hay un poquito de viento, nieve o frío no podés tener wi-fi. Así que vamos a combinar el wi-fi con el Intendente y en 30 días y luego, también a mediano plazo, la instalación -asociándonos YPF con Arsat - de dos antenas satelitales para potenciar toda la TDA en la zona, internet y toda la conectividad, que debemos tener. 
También, la construcción de un viejo sueño de Las Heras, que es la terminal de ómnibus, contrato que se acaba de firmar y obviamente será licitado y ejecutado por la municipalidad, pero con un control por parte de YPF y con la certificación de obras, como corresponde a todo tipo de obras para hacer las cosas bien.  Nadie va a robar nada, porque vamos a controlar todo, quédate tranquila, que todos somos buenos, pero cuando nos vigilan somos mucho mejor:  No es mío eso... es de Perón.
Bien, también venimos a trabajar fuertemente en el tema del hospital. La verdad que este es un tema que me toca muy de cerca, porque si algo hizo ese gigante, que se llamó Néstor Kirchner, cuando fue tres veces gobernador de la provincia de Santa Cruz, fue tener... se le había puesto en la cabeza que cada localidad de Santa Cruz, de las 14 localidades de Santa Cruz debía tener un hospital público modelo. Me acuerdo de algunas anécdotas, no sé si por acá estará alguien de Yacimientos. ¿No vinieron de Yacimientos? Bueno, me acuerdo que había un viejo hospital, no viejo hospital, era un hospital que nunca se había terminado, que era un mito en Río Turbio, el hospital que nunca se había terminado, un hospital muy moderno y finalmente cuando Néstor llegó al gobierno lo terminó totalmente, lo equipó y fue modelo. Ni qué hablar del hospital de Río Gallegos que supo ser hasta escuela de residentes, donde venían a estudiar de todas partes del país.
Y me acuerdo, también, de cómo se arregló y se hizo, aquí, en Las Heras, todo lo que en materia de infraestructura hospitalaria se ve, se toca, pero desgraciadamente, hoy, no se puede dar servicio en Santa Cruz, fue obra de ese gran argentino que ya está entre nosotros, es decir no está, pero está entre nosotros:  Por eso, hoy, YPF viene a hacer cosas que antes hacía el gobierno de la provincia, viene a poner el equipamiento, las máquinas y la tecnología y también el personal capacitado para poder prestar servicios.
Yo era Diputada, y les voy a contar una anécdota, porque es impresionante, teníamos en Río Gallegos un hospital que databa de principio de siglos, era muy viejo y teníamos una ley de carrera sanitaria, donde si venía Favaloro a querer ir al hospital de Río Gallegos, al servicio de Cardiología, perdía por puntos con cualquier médico que era de la medicina privada de Río Gallegos. Dimos una pelea formidable en la Cámara, me acuerdo que habían legisladores que nos decían – y están las versiones taquigráficas – alguno se deben acordar, nos peleaban y nos decían que era una locura construir un hospital nuevo en Río Gallegos, porque no se necesitaba. Claro era – obviamente – poner arriba la salud pública, y esto no significa eliminar la salud privada, no, al contrario significa poner el piso mínimo de prestación de servicio sanitario que todo ciudadano tiene la obligación y el derecho de recibir. Esto es lo que queríamos nosotros, que la salud pública fuera precisamente, marcara como testigo lo mínimo que se debe dar en un servicio sanitario. Y la verdad que lo logramos con creces, tanto así que durante la gestión, pudimos,- luego de una reforma sanitaria, que hicimos en el Parlamento - privilegiar la meritocracia, conseguir los médicos full time, establecer las incompatibilidades. ¿Por qué saben qué nos pasaba? Los que estaban al frente de los servicios, en el hospital público – hablo de la experiencia que nos tocó vivir, en Río Gallegos - eran el mismo tiempo dueños y accionistas de las clínicas privadas.
Entonces, vos ibas al hospital, y el radiógrafo o la máquina de Rayos X no funcionaba nunca, pero sí funcionaba la de la clínica privada. ¿Quién era el jefe del servicio, en el hospital público? Uno de los accionistas de la clínica privada. Entonces de lo que se trata – santacruceños, de los venidos, como yo, y de los nacidos y criados – porque otra cosa que hemos construido, en estos años, o por lo menos construimos, durante mucho tiempo, en Santa Cruz, y fíjense que paradoja, Santa Cruz era exhibida como un modelo por la bajísima desocupación que teníamos (2; 3 por ciento), porque nunca se hicieron tantas viviendas, como durante la gestión de Néstor Kirchner, porque hicimos el Puerto de Caleta Olivia, el Aeropuerto de Calafate, porque se terminó el aeropuerto de 28 de noviembre, porque hicimos rutas, caminos, la 40, en fin, infinidad de cosas. Y la verdad que lo hicimos a partir de una convocatoria amplia, a todos los hombres y mujeres, no importaba el partido, había un himno que teníamos: el santacruceño... no importaba dónde militabas o qué identidad partidaria tenías, lo importante era que Santa Cruz - tu lugar, el de tus hijos - fuera para adelante.  Ese era el eje de nuestra convocatoria. 
Y yo quiero, en este día tan especial, donde venimos a anunciar esta nueva terminal, el wi-fi, donde venimos también a anunciar – en materia de infraestructura social – también viviendas, que se van a realizar en el corto y mediano plazo, nuevas viviendas y refacción de varios ya existentes, servicios que queremos difundir a toda la zona, a toda la familia santacruceña, de Las Heras, ypefiana, a sus familiares también venimos a iniciar una campaña de revitalización del espíritu y de la autoestima con la campaña Pintar también la localidad y dejarla hermosa. 
No saben cómo cambia la vida de la gente, auque parezca tonto, aunque parezca nimio, no saben cómo cambia la vida de la gente cuando ve linda a su ciudad, cuando la ve pintada, cuando ve que la gente labura, barre, recogen la basura, cosas que aprendí siendo muy joven, al lado de él. Me acuerdo cuando lo acompañaba todas las noches – siendo Intendente – a él le gustaba salir a dar vueltas con el auto, para ver qué lamparitas estaba quemada, anotaba todo y al otro día llamaba y decía: “hay que arreglar esto y esto”. Así fue siempre: Intendente, Gobernador, Presidente.  Y les aseguro, no hay otra forma.
Vamos a ayudar al hospital a que vuelva a ser lo que era el hospital cuando Néstor Kirchner gobernaba la provincia de Santa Cruz. Vamos a volver a lograr también, con los médicos, con el equipamiento. Y también, con la educación.
Vamos a trabajar en un proyecto de una escuela gratuita pero de gestión privada para que realmente volvamos a recuperar todos los santacruceños este deseo de saber que nuestros hijos tienen que ir al colegio todos los días, los hijos de todos, de los docentes de guardapolvo blanco, que tanto necesitamos, de los trabajadores de YPF, de los comerciantes, de los empleados públicos, de los municipales.
Necesitamos reconstruir un espíritu de vuelta de organización social, de respeto institucional, de esta provincia de Santa Cruz que fue orgullo y por ser como fue nos dio un presidente como nunca hubo en los 50 años de historia.
Y eso que vivíamos en un país que se caía de a pedazos. Porque, claro, cuando la coparticipación, olvídalo, no ingresaba nada, olvida. Todas las obras que se hacía, todas las obras públicas que se hicieron durante los 12 años de gestión, fueron obras de recursos de todos ustedes, de los que vivían aquí en Santa Cruz, que administraba otro santacruceño. Administrar, gestionar...
Tenemos que volver a encontrar, tenemos que volver a reencontrarnos entre los santacruceños. ¡Cómo no va a haber hombres y mujeres que tengan ganas o que recuerden, a lo mejor hay muchos que son nuevo y no conocieron aquella Santa Cruz! Pero los convocamos a que hablen con otros que sí la vivieron o que agarren un libro a algún diario de aquella época y todos, los que no la conocieron y los que la conocieron, podamos a volver a reencontrarnos y encontrar los hombres y mujeres que vuelvan a representar ese espíritu pionero del que hablaba Néstor, lo necesitamos imperiosamente.
Por eso YPF, hoy de los argentinos viene a extender su mano solidaria y amiga a todos ustedes. A mis compañeros también y digo compañeros trabajadores del petróleo porque cuando fui candidata a diputada en 1989, recordás que lancé la campaña en Caleta Olivia y fui también a uno de los actos en Petroleros Privados.
Así que, a mí nadie me puede explicar ni contar la historia de esta Provincia. Yo me hice en esta Provincia, nos hicimos en esta Provincia, aquí aprendimos lo que es el contacto permanente con el vecino, primero, con el comprovinciano después. Aquí aprendimos que hay que trabajar las 24 horas del día, que no importa si sos radical, peronista, comunista o socialista. Las cosas les cuestan igual a todos y el trabajo y la casa no puede tener ni partido ni ideología.
Por eso les pido a todos que ayuden a YPF, porque no es que ayuden a la empresa. Cuando ayuden a YPF, cuando cada trabajador, cuando cada supervisor, cuando cada gerente hace bien su trabajo, se está ayudando a sí mismo. Porque, vamos a hablar sinceramente entre nosotros, ¿cuál fue uno de los ejes sobre los cuales pivoteó todo el proceso del neoliberalismo privatizador, no solamente en la Argentina, pero en la Argentina donde fue su mejor alumno? Sobre la ineficiencia del sector público.
Tenemos que demostrar los trabajadores, los gerentes, los empresarios, los contratistas que no podemos matar a la gallina de los huevos de oro, que a la gallina de los huevos de oro hay que cuidarla todos los días, trabajando y haciendo lo que cada uno tiene que hacer en su lugar de trabajo, en la boca de pozo, subido a la torre, en el tablero de control, cuando conduce el camión o el micro para trasladar a los trabajadores, los que cocinan en el campamento, el gerente regional, porque además hemos vuelto a regionalizar YPF, las decisiones también de gestión, de administración han cobrado otra vitalidad a partir de la decisión de la regionalización de YPF.
Cuidemos eso, argentinos, porque siempre va a haber alguien al acecho. Yo no soy eterna ni lo quiero ser y siempre puede alguien decir “no, esto anda mal, que vuelva nuevamente a las manos privadas”.
Porque, muchas veces, el mundo es como una calesita; bueno, esta calesita del neoliberalismo me parece que se ha atrancado y que ha demostrado que no hay un sector privado que es mejor que público ni un público que es mejor que el privado. Hay bueno y malos gestionadores en todos lados, en el sector público y en el sector privado. Demos el ejemplo entonces.
Amigos y amigas: desde aquí de Santa Cruz, como lo supo dar él, sin ningún tipo de ayuda. El tipo era duro, nacido acá, contra el viento, contra la nieve. A mí me encantaba la nieve, a él no. Siempre me decía “a vos te gusta la nieve porque cuando eras chica vivías en La Plata e ibas caminando al colegio, te llevaba tu viejo en auto. Yo me rompía la crisma todos los días yendo caminando al colegio en medio de la nieve y por eso cada vez que nieva se me paran los pelos, porque además sé todo lo que nos pasa después”.
Son las vivencias y si él pudo, sin ningún tipo de ayuda personal, de ayuda nacional, si él pudo construir esta Provincia que cuando subió, pobre hombre, digo siempre, parece que lo arrastraba una maldición gitana, donde llegaba todo estaba destruido y en llamas. Le pasó en 1991, aquí en la Provincia, y le volvió a pasar en el 2003 y nada, el tipo porfiado, terco –yo también soy terca-, como la mula, lo sacaba adelante, con trabajo.
Por eso, yo quiero hoy desde aquí, desde Las Heras, del flanco norte de esta querida Provincia, pedirle a todos los santacruceños y a todas las santacruceñas que me ayuden, que me ayuden y que juntos esos hombres y mujeres que sé que existen, que están entre nosotros, porque se han criado acá, porque han venido, porque la están luchando, ayúdenme porque es muy difícil la tarea que tengo que llevar adelante como Presidenta. Y si además, desde tu propia Provincia, de esta que muchas veces tuve que soportar y él también tuvo que soportar ser acusado de que todas las obras venían para Santa Cruz, de todos los beneficios.
¡Cuántas veces -ahí nuestro senador de la Nación asiente con la cabeza, Pablo-...yo era senadora, gracias Pablo por estar con nosotros...!
Yo me acuerdo que era senadora de la Provincia y me tocaba escuchar todo el día la cantinela de los opositores que la mayor cantidad de obras, las mejoras obras, las más grandes venían todas para Santa Cruz.
Por eso, yo les pido que además con todo lo que ha mejorado la macroeconomía del país, un barril a 90 dólares, una coparticipación e ingresos como nunca se vieron, yo les pido que me ayuden a todos los hombres y mujeres de Santa Cruz a gobernar, a que no me pongan palos en la rueda porque sino, es demasiado injusto y demasiado difícil seguir adelante.
Por eso, a mí no me van a escuchar hablar mal de nadie. Muchos que me han escuchado en muchas campañas acá, me habrán escuchado una idea que siempre tuve: cuando uno habla demasiado de los demás y se la pasa insultando a los demás, es porque tiene muy poco para contar de las cosas que ha hecho por los demás, muy poco.
La verdad que yo tuve una inmensa suerte: cada vez que me tocó ser candidata en esta bendita Provincia y pararme frente a un micrófono, mi primer acto fue en Caleta Olivia, un 3 de diciembre de 1988, cuando nació el Frente para la Victoria santacruceño, yo fui...ese fue mi bautismo de fuego como diputada provincial, ¿te acordás Burra?, me acompañaba Daniel Lotaro, Burra, la Burra, bueno, saben quién es la Burra, le digo Burra porque le dicen “la Burra”, pero Daniel Notaro, caletense, Omar Braín, tercer diputado, compañero que falleció, riojano, como tantos de la cuenca, riojanos, catamarqueños en Salta, riojanos y salteños también en el sur.
Digo que, tuve una inmensa suerte como militante política: cada vez que paré frente a un micrófono pude contar y no me alcanzaba el tiempo para decir todas las cosas que habíamos hecho en gestión de gobierno. Y cómo eran tantas, no tenía tiempo de ocuparme de las cosas que no hacían o hacían los demás.
Por eso hoy, estamos como siempre, de pie, aquí, en Santa Cruz para extender la mano solidaria pero también para pedir que nos extiendan la mano solidaria en este inmenso esfuerzo de construir patria, Patagonia, dignidad y soberanía que estamos haciendo todos los días.
Para finalizar, esto que hoy estamos viendo acá en Santa Cruz, es todos los días a lo largo y a lo ancho del país. Lo hemos visto hoy en estas 3 videoconferencias: Paraguay, ahí en la otra punta, allá, 20 kilómetros con la frontera de Bolivia, entregando 38 viviendas en el Plan Techo Digno; ahí en Pilar, corazón de la zona norte del Gran Buenos Aires inaugurando la séptima fábrica de insumos difundido de los vasitos que se utilizan, ahí los mostraba y nos explicaba Nicolás, muy orgulloso, que sigue ahí paradito con su sombrero, Nicolás Ponce de León, el que está ahí con su sombrero muy orgulloso contándonos, 23 años, ¡qué suerte!, 23 años y en una fábrica, ¡qué maravilla! No como nos pasaba hace 10 años atrás cuando los jóvenes como Nicolás hacían cola...Me acuerdo también cuando era senadora y yo venía por Callao para ir a mi departamento en Uruguay y pasaba por el Consulado de España, colas y colas que daban la vuelta, coleros, gente con carpa de jóvenes como Nicolás y como tantísimos otros que se iban del país por falta de oportunidades.
Hoy lo tenemos allí inaugurando la séptima fábrica de una importante empresa en materia de sustitución de importaciones de vasitos plásticos para que con poliestireno, para que sea más clarito, y que prové con telgopor además, a numerosas y a las más variadas marcas líderes de la República Argentina en distintas actividades.
Y los patrulleros, la seguridad, el equipamiento en patrulleros, el equipamiento en comunicaciones, en cuatriciclos, con una inversión inicial de más 221 millones de pesos, ustedes vieron la tecnología.
Para hacer esto hay que administrar, pero también hay que tener el coraje y la valentía de poder enfrentar a todos esos que desde afuera y algunos de adentro nos quieren hacer fracasar. O como decía alguien el otro día, que ojala la economía no mejore así ven si les va un poco mejor en las elecciones.
Saben que me pareció algo tan mezquino, les juro. Les juro por la vida de mis hijos que es lo que más quiero en el mundo, que en los 20 y pico de años, 25, no sé ya cuántos llevo, no, 20, qué no, de militancia llevo más de 40 y pico, jamás, pero en la función de gobierno, cuando estás en el gobierno, jamás se me ocurrió que para llegar a algún lado, tenga que fracasar el otro. Eso, ¿saben de qué es? De vagos...no, gorilas no, no. De vagos y de mediocres. Porque si sos más inteligente y laburás, seguro que le podes ganar. Pero bueno, mejor que en lugar de laburar o pensar, que al otro le vaya mal.
Pero bueno, lo importante, santacruceños, lo importante hombres y mujeres de Las Heras, que estamos aquí, hoy, con YPF, que de vuelta es la primera empresa nacional, que la Fundación de YPF, ya hemos dado las 100 primeras becas para ingenieros, ya no nos dedicamos con la Fundación a hacer algunas otras cosas que por allí estéticamente no son criticables y eran encomiables, pero que necesitamos realmente volcar todos los recursos para la tecnología.
Por eso también el padrinazgo de la escuela técnica que va a hacer YPF número 17 de acá de Las Heras porque necesitamos cada vez más técnicos, necesitamos cada vez más gente capacitada.
Porque también vamos a trabajar con el Intendente que me hizo llegar una nota acerca de la necesidad de una nueva escuela secundaria aquí en Las Heras, vamos a trabajar fuerte en eso. Porque yo les contaba del Néstor de los hospitales, del Néstor de las viviendas, del Néstor de las grandes obras emblemáticas de Santa Cruz, del puerto, de las termoeléctricas que estamos construyendo en Río Turbio, los gasoductos, pero me faltó contar del Néstor de las escuelas. Nunca se hicieron tantas escuelas, tan modernas y tan buenas como cuando Néstor fue gobernador. Me acuerdo que además recuperamos colegios como el viejo Colegio Nº 1 de Río Gallegos donde él estudió, colegios como la Escuela 15, si mal no recuerdo, que hasta ascensor le pusimos en una época donde era casi un lujo.
Por eso creo y quiero convocar nuevamente a ser esa Santa Cruz orgullosa, esa Santa Cruz que hablaba de las cosas que hacíamos, ese Santa Cruz en donde no había ni violencia ni patotas, esa Santa Cruz donde todos, más allá de las diferencias, que siempre existen en una sociedad, nos uníamos en ese sentimiento común que es el ser santacruceño.
A eso los convoco y le agradezco a YPF que venga a colaborar en esa tarea. YPF también necesita que los santacruceños vuelvan a tener autoestima y dignidad elevadas para ayudarlo a producir cada vez más y mejor petróleo para todos los argentinos.
Muchas gracias, Las Heras, muchas gracias a todos y a todas, muchas gracias por los buenos momentos, muchas gracias por el recuerdo a la memoria de quien fuera mi compañero de vida y el compañero de muchos de ustedes.
Fuerza y para adelante, como siempre lo hicimos.
Gracias y hasta siempre. 
CRISTINA FERNANDEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada