mayo 09, 2013

Palabras de la Presidenta, Cristina Fernández, en su visita al centro de acopio,clasificación y acondicionamiento de la ropa, para los damnificados por el temporal (2013)

PALABRAS EN SU VISITA AL CENTRO DE ACOPIO, CLASIFICACIÓN Y ACONDICIONAMIENTO DE LA ROPA, DONADA PARA LOS DAMNIFICADOS POR EL TEMPORAL, EN EL REGIMIENTO VII DE INFANTERIA LA PLATA, PROVINCIA DE BUENOS AIRES. 
Cristina Fernández
[23 de Abril de 2013]

Gracias: la verdad, que a todos y cada uno de los que hoy están aquí, que son los que estuvieron durante ese día fatal, del 2 y del 3 de abril, desplegados en todo el territorio donde tuvimos este desastre, quiero agradecerle, en primer lugar, a los soldados y soldadas de mi Patria por la colaboración.
Hoy hablando con un compañero de la organización me relataba que, en un momento dado, cuando los soldados estaban trabajando, junto al voluntariado, en los barrios reconstruyendo casas, auxiliando, limpiando mugre, entregando cosas: víveres, agua, comida, etc., el compañero le preguntó al Jefe de los soldados si no había algunos que tendrían problemas. Y bueno, había soldados que tenían los mismos problemas que a los que estaban ayudando, pero no habían pedido nada. Detectamos 58 casos y la verdad que me emociona que no hayan pedido nada y que hayan salido a ayudar. Son los soldados voluntarios del pueblo argentino y para ellos mi reconocimiento y un gran aplauso de todos los argentinos.
Después quiero agradecer, también, a todas las organizaciones no gubernamentales; recién pasábamos por un puesto de una de las iglesias adventistas, de los voluntarios de la Iglesia Adventista de Santa Fe (ADRA), si mal no recuerdo, que se vinieron también y están lavando ropas, junto con todos. Agradecer, además, a los cascos blancos, que son un organismo del Gobierno también, que ayudan en Haití y en todas las misiones de paz, en la cual también participa nuestras Fuerzas Armadas.  Y finalmente agradecer a los miles y miles de militantes políticos voluntarios, que se desplegaron por todo el territorio, solidarios junto a los soldados, junto a las organizaciones religiosas, junto a las organizaciones no gubernamentales. 
Y yo quería mostrar esto, porque – ustedes recordarán – que el día que hablé por cadena nacional agradeciendo la solidaridad, el despliegue que había existido a lo largo y a los ancho del país, todavía siguen llegando camiones con ropas. Recién estábamos descargando un camión… ¿de dónde venía ese camión, que estábamos descargando? De Avellaneda y dicen que están viniendo tres más de Santa Cruz, creo, siguen recolectando y yo decía ese día que lo que más desvelaba, que lo que más me obsesionaba era que las cosas llegaran realmente a la gente que las necesitaba y que las cosas que habían sido dadas por la gente fueran tratadas con el respeto que merece la solidaridad y el que entrega lo que tiene o lo que puede.
Y todo esto que ustedes están viendo acá atrás, más lo que está por allá atrás, más lo que está por los costados, más esos galpones que vieron de ropa hasta el techo, con gente clasificando, primero, soldados, soldados también planchando, mujeres voluntarias del Ejército también lavando y planchando, todo ha sido clasificado, lavado, centrifugado, planchado y empaquetado, es decir, que está listo para su distribución.
Yo quería que el pueblo argentino viera estas cosas, porque tantas veces se han sentido estafados, tantas veces se han sentido defraudados cuando han brindado su ayuda solidaria, que es necesario reconstruir la confianza de los argentinos en nosotros mismos.
Por eso quería venir hoy aquí a este Regimiento de Caballería de Tanques de Arana para mostrar lo que estamos haciendo.
Quiero felicitar también a los jefes militares que comandan, al coronel Junco, lo aplauden los militantes, no es poca cosa con las cosas que han pasado en este país, no es poca cosa, guarda a ver si se me entusiasma Junco, por favor.
La verdad que muchas gracias a todos y a todas por esta demostración de que unidos y solidarios, entre todos podemos hacer las grandes cosas que los argentinos necesitan y que las vamos a seguir haciendo.
Recién estábamos hablando de una oficial del Ejército Argentino, bioquímica, que ha ideado una planta potabilizadora que permite sacar el sachet directamente para consumo, ya tenemos 3, según me dijiste y tengo muchas ideas que me rondan en la cabeza a partir de muchas cosas que han pasado en el país y de las cosas, cómo podemos y tenemos que organizarnos de modo tal que podamos dar respuesta rápida e inmediata.
Esto, obviamente, no quita la responsabilidad que tienen los que gobiernan las jurisdicciones porque, obviamente, la emergencia viene cuando, bueno, tenemos que venir desde afuera a hacernos cargo de eso.
Pero lo importante, es que tenemos que profundizar este grado de organización y despliegue territorial y lo vamos a hacer porque es necesario hacerlo para todos los argentinos.
Una vez más gracias y esto es la demostración de que las cosas se pueden hacer bien cuando le ponemos ganas y, sobre todo, cuando las hacemos juntos, que es básico, juntos, todos los argentinos.
¡Vamos, fuerza, adelante!
Muchas gracias y todos y a todas.  
CRISTINA FERNANDEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada