enero 18, 2014

Discurso de Feliciano A. Chiclana, siendo presidente de turno de la Junta de Gobierno, en una audiencia al cacique Quinteleau y un numeroso cortejo de otros indios pertenecientes a distintas tribus

EPOCA PRIMERA
La Revolución de Mayo y la Independencia
___
Discurso pronunciado por D. Feliciano Antonio Chiclana, siendo presidente de turno de la Junta de Gobierno, en una audiencia dada el 5 de Octubre de 1811, al cacique Quinteleau y su sobrino Evinguanau, hijo del cacique Epunnur, con el numeroso cortejo de otros indios pertenecientes a distintas tribus

[27]

El servicio más importante que este Gobierno puede hacer a su país, es el de perpetuar en él por la dulzura de su administración a los que se unen a sus principios. Cualesquiera que sea la Nación de que procedan, o las diferencias de su idioma y costumbres, los considera siempre como la adquisición más preciosa.
Si se reconoce esta obligación respecto de todos los que pertenecen al globo que habitamos en general, ¡cuál no será la que nos impone la afinidad de sangre que tan estrechamente nos une! Sin entrar en el examen de las causas que nos han separado hasta hoy día, bástenos saber que somos vástagos de un mismo tronco. El espíritu de intolerancia ha negado el acceso a este hermoso país a los que lo hubieran fecundado con su industria. Vuestros campos, favorecidos por la naturaleza con mano pródiga, sólo producen abrojos y espinas. Amigos, compatriotas y hermanos, unámonos para constituir una sola familia. Elevemos nuestros votos al Dios de los inocentes, para que, cesando los estorbos, que oponen los extravíos de la opinión y el furor de las pasiones, libres del tumulto de las armas y de las devastaciones de la guerra, podamos celebrar el triunfo de la razón, y dedicarnos en el seno de una paz doméstica a las mejoras que exige nuestra situación presente.
Que del seno de la inocencia renazcan entre vosotros las delicias de la edad patriarcal, y feliz el gobierno si puede decir algún día: a mí se me debe la unidad de este cuerpo, cuyos miembros estaban antes diseminados en un vasto continente.

Fuente: Neptalí Carranza, Oratoria Argentina, T° I, pág. 75 y sgte., Sesé y Larrañaga, Editores – 1905. Ortografía modernizada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada