enero 19, 2014

Mensaje del Director D. Ignacio Álvarez Thomas al Congreso, el 6 de Marzo de 1816, dando cuenta de las gestiones hechas en Londres por Belgrano, las de Sarratea y Rivadavia en Francia, y las de García en Río de Janeiro.

EPOCA PRIMERA
La Revolución de Mayo y la Independencia
___
Mensaje del Director D. Ignacio Álvarez Thomas al Congreso, el 6 de Marzo de 1816, dando cuenta de las gestiones hechas en Londres por Belgrano, las de Sarratea y Rivadavia en Francia, y las de García en Río de Janeiro.

[44]

Soberano Señor:
El pliego cerrado incluso, contiene el presente estado de nuestras Relaciones Exteriores: y como en tales materias es de absoluta necesidad el secreto más inviolable, cree este Gobierno que acaso pudiera Vuestra Soberanía adoptar el temperamento de comisionar a tres de sus Diputados, aquellos que más confianza le merezcan, para que, impuestos del contenido de mi comunicación reservada, se sirva Vuestra Soberanía señalarme el sistema que deba seguir para conformar mis opiniones con el voto público de todas las Provincias.
Dios guarde a Vuestra Soberanía muchos años. — 
Buenos Aires, Marzo 6 de 1816. 
IGNACIO ÁLVAREZ. — GREGORIO TAGLE.

Al Soberano Congreso General de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

___

Soberano Señor:
Don Manuel Sarratea, nuestro Diputado en Londres, tenía anunciado un proyecto de grande importancia que no se atrevía a confiar por escrito hasta lograr una coyuntura segura de participarlo sin peligro de sorpresa. Con la llegada del Brigadier don Manuel Belgrano ha conseguido este Gobierno imponerse del plan de sus Diputados en Londres, y al mismo tiempo de haberse desvanecido todas las esperanzas de su realización.
La empresa estaba reducida a hacer tomar parte al Rey viejo D. Carlos IV en nuestra contienda, ofreciendo a su hijo D. Fernando Paula un trono en las Provincias del Río de la Plata con absoluta independencia de la Península. El Conde de Cabarrús fue dos veces a Roma como agente de estos planes; pero en su segundo viaje encontró que el Rey Padre dificultaba las esperanzas que hizo concebir en el primero. La nueva caída de Napoleón le movió a considerar a su hijo Fernando como un genio destinado para humillar bajo de sus pies a todos sus enemigos. Sin embargo, el referido Sarratea, y D. Bernardino Rivadavia, que con igual investidura debe residir ordinariamente en Francia, no dejarán de entablar nuevas relaciones que, cuando menos, produzcan el efecto de mantener en división los ánimos de los que pudieran unirse en nuestra ruina.
Teatro de más sólidas esperanzas se presenta el nuevo Reino del Brasil, donde tenernos de Diputado a D. Manuel García. Ha conseguido ya la ventaja de ser reconocido y acreditado en su carácter por el Ministerio Lusitano, y los agentes de las otras Potencias. De un día a otro estarnos esperando comunicaciones de un plan importante y delicado que ha anunciado a este Gobierno, con la expresión de que se presenta una ocasión oportuna, pero fugitiva, para interesar nuestro negocio. Seguramente no será tan sencillo el proyecto por los preámbulos conque se ve obligado a indicarlo; y el caso es que nuestras opiniones siempre se ponen en los extremos; y como perseguimos de muerte a todos los que no piensan como nosotros, teme con razón el manifestar ideas que pudieran encontrar alguna contradicción. Pero el Diputado García ha prometido descubrir cuanto crea conducente a la felicidad del país, haciéndose superior a todos los ataques de la intolerancia política, casi tan pérfida o más que la religiosa. Llegado este caso, tendré cuidado de manifestar todo lo que ocurra a V. S. y a prevención se le ha dicho al Diputado que espere sobre todo negocio la ratificación correspondiente. Dios guarde a V. S. muchos años.
Buenos Aires, Marzo 6 de 1816.
IGNACIO ALVAREZ.
Gregorio Tagle.

Al Soberano Congreso General de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

Fuente: Neptalí Carranza, Oratoria Argentina, T° I, pág. 126 y sigte., Sesé y Larrañaga, Editores – 1905. Ortografía modernizada 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada