enero 16, 2014

Oficio del Comisionado de la Excma. Junta de Buenos Aires, doctor D. Antonio Álvarez de Jonte, al ilustre Cabildo de Chile, el 6 de Noviembre de 1810.

EPOCA PRIMERA
La Revolución de Mayo y la Independencia
___
Oficio del Comisionado de la Excma. Junta de Buenos Aires, doctor D. Antonio Álvarez de Jonte, al ilustre Cabildo de Chile, el 6 de Noviembre de 1810.

[10]

A pesar de las incertidumbres que produce la distancia y de la variedad de opiniones que originó lar maligna influencia de algunos mandones, de acuerdo con varios particulares, nunca creyó la Excma. Junta de Buenos Aires, que este muy ilustre Cabildo pudiera obrar de un modo que desmintiese el elevado concepto, que siempre se ha merecido por su ilustración y patriotismo, y que tan plena y evidentemente tiene acreditado en la presente crisis.
Por este principio y por cooperar en lo posible al allanamiento de embarazos, que pudieran haberse opuesto a la heroica resolución que últimamente se ha ejecutado, determinó enviar un Comisionado con las facultades y representación que corresponde, cuya llegada tengo el honor de participar a V. S.
A mi salida de Buenos Aires otras mayores noticias, que las fuertes esperanzas, que V. S. ha llevado tan completamente, fijando la seguridad y feliz destino de este reino; y aunque por esta parte haya cesado el primer objeto de m comisión, que en aquellas circunstancias no podía ser dirigida, ni acreditada cerca de otra autoridad que la de V. S., subsistiendo en su fin más interesante, y habiéndose instalado una Junta Gubernativa por los sabios y nobles esfuerzos de este ilustre Ayuntamiento, y por el voto general de los habitantes de Chile, no debe V. S. extrañar la dirección que he tomado. A este efecto, y para que V. S. tenga el conocimiento que corresponda a mi comisión, espero se sirva asistir a la audiencia que se me dé, según la superior disposición del Gobierno.
Por lo demás tengo la honrosa satisfacción de felicitar a V. S. con especialidad a nombre de la Excma. Junta de Buenos Aires, por la creación de un nuevo Gobierno propio de las circunstancias, y digna obra de las atenciones de V. S. Así que debe este ilustre Ayuntamiento tener esta demostración por el más inmediato y expresivo testimonio de los sublimes sentimientos que animan a la Excma. Junta de Buenos Aires, y en cuyas altas intenciones de probidad, justicia  y patriotismo, deberá siempre reposar este noble y generoso pueblo.
Tengo el honor de asegurarle a V. S. toda la consideración y respeto que debo. Dios guarde a V. S. muchos años. Santiago y Noviembre 6 de 1810.
Da. ANTONIO ALVAIIEZ JONTE.

Fuente: Neptalí Carranza, Oratoria Argentina, T° I, pág. 28 y sigte., Sesé y Larrañaga, Editores – 1905. Ortografía modernizada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada