abril 02, 2014

Mensaje del Gobernador de San Juan, Jose Luis Gioja, ante la Cámara de Diputados (2014)

MENSAJE
DEL
GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE SAN JUAN 
José Luis Gioja 
AL ABRIR LAS SESIONES DE LA CAMARA DE DIPUTADOS
EL 1 DE ABRIL DE 2014
En la Ciudad de San Juan, provincia del mismo nombre, de la República Argentina

Sr. Presidente, Sres. Diputados, autoridades todas; Queridas amigas, queridos amigos, sanjuaninos y sanjuaninas: Es en verdad muy difícil no comenzar estas palabras sin recordar que hubo un momento en este año de gestión que cambió mi vida para siempre. Fue el 11 de octubre, un día trágico, en el que amigos y colegas tan próximos y apreciados, sufrieron graves heridas de las que aun hoy se siguen recuperando. Pero, más aun, un día muy triste para San Juan, porque allí perdimos para siempre a una de nuestras mujeres más ilustres, valientes, leales y queridas, Margarita Ferrá de Bartol.
Hasta ese instante -con el empuje que da el entusiasmo, la voluntad, la fe en el proyecto. Este  gobernador suponía que podía hacer todo, estar en todas partes, atender todas las necesidades, escuchar a todas las personas y solucionar todos los problemas. 
Hasta ese día aciago tal vez yo pensaba que era Superman. ¿Y quieren que les diga la verdad? Hoy ya no lo supongo más: hoy sé que soy Superman… pero no porque tenga ni la más mínima capacidad extra-humana, sino porque tengo algo más poderoso aun: el afecto, el cariño y la solidaridad de mi familia, de mis amigos, de cada uno de ustedes y de esos miles y miles de sanjuaninos que me lo hicieron saber con sus buenos deseos, sus ruegos, sus plegarias y su presencia física el día en que finalmente pude volver a esta bendita tierra.
Yo hoy cuento con la inestimable certeza de que con mis defectos -que no son pocos- y mis virtudes -que siento tan insuficientes-; con mis miserias -propias de un simple ser humano- y mis grandezas -que sólo responden al amor que le tengo a mi tierra-, pese a ese balance que hoy advierto tan modesto, aun hay mucha gente que sigue creyendo en el camino que hemos propuesto para acercarnos, paso a paso, a una vida mejor, más plena y más feliz para todos los sanjuaninos.
Es por eso que no puedo comenzar este breve discurso sin pronunciar esa palabra mágica que, con sólo decirla en voz alta, nos devuelve a una condición de humildad que jamás debiéramos perder: me refiero a la palabra “gracias”. 
Gracias. Gracias. Eternamente gracias.
Por lo que he vivido y sabido, quienes nos encontramos cara a cara con una muerte abrupta, pero que Dios nos permitió continuar en esta tierra para terminar las misiones que nos hemos impuesto, gozamos esta nueva oportunidad de vida al amparo de una profunda modestia y sencillez. Creo que no es casual, sino el resultado de saber que tan frágiles somos y, por eso mismo, cuánto más debemos empeñarnos en lo que nos hemos comprometido a realizar. 
Cada día que pasé sin respirar el aire sanjuanino sentí que me faltaba el oxígeno. Se los digo porque aun con la certeza de que iba a salir adelante, se me venía a la cabeza lo que hemos logrado y lo que aun nos falta. Mi cuerpo descansó más que suficiente en esos cuatro meses de recuperación, pero les aseguro que mi cabeza siguió funcionando muy bien.
Por cierto, la impotencia de saber lo que falta y el impedimento físico de no poder encararlo, fue tal vez, un dolor para el que los médicos no tenían anestesia. Lo importante es que hoy puedo decirles que ese período quedó en la memoria y que, si bien aun me quedan algunas huellas de la tragedia y semanas de rehabilitación, acá estoy de pie, firme y erguido, con todas las fuerzas y con las ganas intactas.
He vuelto a trabajar. Pero con la enseñanza a cuestas. Una enseñanza que me empuja a trabajar mejor, lo que se traduce en trabajar con mayor focalización, con mayor profundidad y más eficiencia. 
Por supuesto, éste no es el instante de recitar estadísticas frías, las que, por otra parte, ustedes pueden consultar y analizar con toda calma en el completo anexo que les ha sido entregado. De hecho creo, amigos y amigas, que si hoy debo rendir cuentas como lo exige la buena práctica democrática, siento que lo debo hacer especialmente en referencia al espíritu que nos anima, el mismo que nos ha venido animando a lo largo de 10 años complejos y fecundos. De ahí nacen todos los logros y también todo lo que aun está postergado o inconcluso.
San Juan no es de ninguna manera un estado independiente que limita con Argentina. San Juan es Argentina. Y tan Argentina es esta provincia, que si durante siglos fue una especie de paradigma de los confines, hoy es paradigma de la esperanza. No por el porvenir , sino por lo ya venido. Para los sanjuaninos, nuestra provincia está llena de realidades, igual que para el resto de los argentinos, está llena de esperanzas en que el futuro se puede gestionar y gestionar con eficiencia y solidaridad.
Y es verdad. San Juan es ejemplo de que contra la desidia, se puede. De que contra los profetas de la catástrofe, se puede.  Que contra las recesiones económicas globales, se puede. Que contra las adversidades, se puede. Que contra nuestras propias limitaciones geográficas, se puede y que contra nuestras propias limitaciones humanas, se puede, se puede y se puede.
Pero no ocurrió porque sí, sino porque juntos nos planteamos que al destino se le podía torcer la mano y teníamos la posibilidad cierta de construirle un destino nuevo, a una provincia que tenía el desgraciado estigma de la apatía, la dejadez y el desamparo. 
Estoy hablando que en gran parte del año 2002 y durante parte del 2003 -en medio de un escenario de crisis y caos institucional- nosotros nos planteamos, pensamos y desarrollamos un proyecto en torno a políticas de estado, no para desplegar en unos pocos años de gobierno, sino para que esas políticas fueran tan valiosas que trascendieran las diferencias y encontraran continuidad en las manos y la inteligencia de quienes nos sucedieran.
Cada uno gobierna con su impronta, con su hálito vital, con sus propios énfasis. Pero lo esencial se mantiene, y por eso los países –y también las provincias- son capaces de salir de la pobreza, la abulia y el aislamiento. 
Siempre he dicho que nosotros estamos planificando para nuestros hijos, para nuestros nietos, para los que aun no han nacido y para todos quienes vayan a recibir la herencia de prosperidad, oportunidades y solidez institucional que seamos capaces de dejarles. Y es justamente en este aspecto, que quisiera recordar que el gran paradigma de nuestro proyecto de futuro era, es y seguirá siendo generar un sólido desarrollo económico sustentado en reconstruir el capital nacional y provincial, para ponerlo al servicio de la calidad de vida de todos los que viven en esta tierra. 
Lo dije hace un par de años en este mismo recinto y en verdad no quisiera que pasara desapercibido: estamos trabajando con la mirada puesta en el San Juan del 2023. Pero no para intentar hacernos una idea de cómo será el futuro, sino para gobernar desde allí. Para adelantarnos y establecer las bases y el alcance de los planes que hoy tenemos que encarar. 
Imaginen, simplemente, qué desastre mayúsculo hubieran provocado los recientes temporales si hace 10 años no hubiéramos decidido y encarado HASTA EL DÍA DE HOY, la erradicación de más de 80 villas de emergencia, y la construcción de más de 23.000 viviendas con sus respectivas urbanizaciones. No quiero  insistir con estadística, pero tampoco puedo dejar de decir que de todas las casas que edifico el IPV en 60 años, nosotros construimos cerca del 40% en los últimos 10, por qué? Por política de Estado.
Otro ejemplo: imagínense el desamparo educacional, la falta de futuro, el desconcierto laboral de nuestros chicos y adolescentes si no hubiéramos decido construir y reconstruir  las 260 escuelas que levantamos, por qué? Por política de Estado.
Imagínense la cantidad de vidas que no se hubieran salvado, la cantidad de hombres y mujeres que hubieran llevado un viacrucis de dolor e invalidez, la cantidad de chicos desnutridos, si no hubiéramos llevado adelante la reconstrucción de la infraestructura de salud en toda la provincia, por qué? Por política de Estado.
Gobernar desde el futuro poniendo en práctica políticas de estado de largo alcance, es gobernar con fe en los próximos gobernantes, sea quienes sean y vengan de donde vengan. Es creer que contamos con una clase dirigente con carácter, inteligencia y voluntad de servicio. Y esa confianza en los demás, más allá de las diferencias de ideas, perspectivas o criterios, es para mí una de las más preciosas virtudes de la democracia.
Por supuesto, no les quepa duda de que nadie en su sano juicio puede suponer que el trabajo está terminado, o que San Juan ya no tiene desafíos por encarar. Por el contrario, San Juan, hoy, es puro desafío. Igual que el país. 
De la misma forma, yo no voy a tener la arrogancia de afirmar que lo que hemos hecho en San Juan es todo lo que había pendiente desde que asumimos en el 2003, pero sí puedo garantizar que desde que empezamos, no nos detuvimos jamás. Y si aun hay deuda de promesas incluidas, no vamos a parar hasta pagarlas.
Y ya que hemos llegado a este punto, hablemos de ello.
Quiero que presten atención a esta cifra, entre obras en ejecución, obras licitadas y en proceso de adjudicación y obras en proceso licitatorio suman 442; entre las cuales está el hospital de Albardan, la ruta 150 en sus dos tramos, la ruta del sol, la calle 11 desde calle Mendoza al este en Pocito, la última etapa del hospital Rawson, entre otras. 
A lo que hay que agregarle 170 obras en etapa de elaboración de proyectos, alcanzado todas un  presupuesto de casi 16 mil millones de pesos.
Construimos una escuela cada 40 días, y somos la provincia que más escuelas especiales ha inaugurado en el país (por lo menos, una en cada uno de los Departamentos de San Juan).
Encaramos la terminación de nuestros grandes diques, estamos muy avanzados con las obras en Punta Negra y seguimos a paso firme con Tambolar y con la etapa de proyecto del dique El Horcajo. Y también llevamos el agua y la luz hasta los poblados más remotos. 
Somos la provincia que más ha bajado la mortalidad infantil en la Argentina, que más ha incrementado sus exportaciones en los últimos años y que ocupa el lugar número 1 en transparencia y cumplimiento de sus obligaciones fiscales. 
Construimos la primera planta de energía solar foltovoltaica de Argentina y Sudamérica conectada a la red, e inauguramos el Parque de Tecnologías Ambientales, ubicada en el ex vertedero de Rivadavia, la planta de tratamiento de residuos más moderna de Argentina.
En el 2013, con inversión proveniente de fideicomisos mineros, pusimos en funcionamiento el Parque de Tecnologías Ambientales  de Jáchal, en pocos días más pondremos en marcha el punto de trasbordo del departamento Albardón y  Centro de Disposición  del departamento Iglesia. Y Antes que finalice el presente año, estarán en funcionamiento todas las plantas de clasificación y disposición final de Residuos Sólidos Urbanos de las 9 Regiones, actualmente todos en construcción.  Los residuos generados en cada localidad de los 19 departamentos tendrán una disposición final adecuada.
No puedo olvidar tampoco un sueño enorme que estamos empeñados en hacer realidad: la colonización del valle del río Bermejo, donde hoy se está haciendo la nueva ruta 150 con la Línea de 132 kv entre Huaco e Ischigualasto que ya está terminada. 
También llevamos adelante el tercer plan de pavimentos urbanos, que nos permite llegar a 2300 cuadras pavimentadas en toda la provincia. En esta última etapa, también agregamos un 20% extra de presupuesto para trabajos de bacheo y reparación de daños de los últimos temporales. 
En otro orden, el ámbito del arte y la cultura también fueron contemplados con dos obras de enorme trascendencia: el Museo Provincial de Bellas Artes “Franklin Rawson” que es uno de los  más modernos del país,  y el Teatro del Bicentenario, que ya se avizora en la calle Córdoba entre España y Las Heras. 
El tema minero sigue siendo nuestra gran salida económica y laboral, y si bien ha sufrido vaivenes originado en factores ajenos a la voluntad e institucionalidad de nuestra provincia, ya está encaminándose nuevamente. 
En todo caso,  eso de “ir encaminándose”, sólo hace referencia a los nuevos proyectos, porque los tres grandes proyectos que están en marcha desde hace años siguen funcionando, sin ninguna dificultad y son la base de una minería eficiente, firme, sólida y respetuosa del medio ambiente. 
Para que no queden dudas: la minería como eje del desarrollo sanjuanino es una realidad que no tiene vuelta atrás. Tanto es así, que hoy contamos con más de 125 proyectos de prospección en marcha y 150 proyectos de exploración en distintas etapas de evaluación.
Los fideicomisos mineros para obras de infraestructura nos permitió, entre decenas de realizaciones, levantar el Hospital de Huaco, el Acueducto y el Polideportivo de Jáchal, así como otras obras en los departamentos de Iglesia y Calingasta que, con cifras parecidas, se convirtieron en viviendas, caminos y establecimientos educativos.
Otro tema trascendental: nuestro ansiado Túnel de Agua Negra. Todos los indicadores señalan que estamos en las vísperas, y tenemos concretas expectativas de que se licite y se adjudique este mismo año. Lo digo no sólo porque el proceso ha venido madurando adecuadamente, sino porque las nuevas autoridades trasandinas comparten nuestras ansias de construirlo. 
No quisiera ser reiterativo, pero es ineludible extenderme un instante para recordar que éste sueño se inició hace varios años y en todo este tiempo no dudamos ni por un segundo, que en el momento mismo en que se hiciera realidad iba a cambiar el futuro de San Juan para siempre. 
Por cierto, ninguna otra acción, ningún otro proyecto, puede garantizar el salto definitivo de nuestra provincia al progreso y crecimiento como el Túnel de Agua Negra.
En otro plano trascendental, no puedo dejar de mencionar que este año abrimos el ciclo lectivo en la fecha establecida, y lo hicimos como más nos entusiasma: inaugurando escuelas. 
Esta vez –como para que no quede ni la menor duda de nuestra vocación y nuestra ahínco en este tema- fueron nada menos que 5 nuevos edificios: la Escuela de Nivel Inicial San Juan Eudes en Rawson, la Saturnino Salas en Caucete, la Agrotécnica Manuel Belgrano en Jáchal, la Escuela de Educación Especial  de Media Agua y la  EPET Nº7 de Rivadavia.
El futuro se compra con Educación, no cabe duda. Pero se desarrolla con energía. Y cuanto más limpia, mejor. Los gobiernos –y el nuestro entre los primeros y más decididos-  están haciendo conciencia de que los combustibles fósiles se van a agotar, pero además provocan un efecto pernicioso desde el punto de vista climático. 
Sin dejar de lado otros tipos de energía limpias como la eólica, y la geotermal, hoy estamos particularmente enfocados a la energía solar, pero este desafío no consiste tan sólo en generar energía eléctrica, sino que apunta a producir un componente básico como son los paneles fotovoltaicos. 
Por eso el proyecto solar San Juan que implica entre otras cosas construir una fábrica de paneles solares esta en plena marcha.
Como dato anexo y de notable trascendencia en este campo, quiero recordar que acabamos de alcanzar un nuevo récord de consumo eléctrico, fuertemente vinculado al crecimiento de nuestra producción industrial. En este sentido, sabemos que no tenemos todo lo necesario para dar respuesta adecuada, pero con la nueva Estación Transformadora Gran San Juan, que estamos construyendo vamos a dar solución, esperamos que definitiva, a los problemas eléctricos.
Hablamos de industria. Quiero hablar un momento de agricultura, pero no en general –que es un panorama que ustedes tiene a disposición en el anexo impreso-, sino de un hecho puntual que revela nuestra férrea voluntad que en los procesos agroindustriales no haya una “parte del león” que alimente a unos pocos estómagos, sino que la riqueza producida se distribuya en toda la cadena, especialmente entre los productores primarios. Esa es la razón por la cual este año el gobierno salió a comprar uva, interviniendo a favor de los productores, especialmente los pequeños y medianos.
Estuvimos presente todo el tiempo ante las necesidades de los productores que se vieron afectados por las inclemencias climáticas de la última temporada, y con ayuda nacional pusimos a disposición las medidas inmediatas para salir de esta problemática. 
Entre ellas se encuentran la entrega de aportes no reembolsables, préstamos a tasa 0, programas de sostenimiento de fuentes laborales y fondos rotatorios, entre otros. 
Además, la Agencia de Calidad San Juan puso a disposición casi 30 millones de pesos para capital de trabajo en pos del levantamiento de la vendimia.
Destaco la solidez de nuestros dirigentes gremiales que con dialogo y con total mesura, disciplina, racionalidad y responsabilidad de nuestra parte, acordamos salarios para el presente ejercicio.
Estamos comprometidos con la mayor problemática social del país y la Provincia: la SEGURIDAD, por ello trabajamos en aspectos fundamentales para prevenir y reprimir los delitos: la instrucción del personal, su equipamiento, y la infraestructura necesaria. En cuanto a la formación pedagógica se firmó un convenio con la Universidad Católica de Cuyo en Enero del 2012, en donde la “Universidad”, de forma articulada con las Fuerzas de Seguridad, se compromete al dictado de Carreras y Diplomados para el ingreso y ascenso a las fuerzas de Seguridad Provincial. Ya han egresados casi 1/3 de la estructura actual de la Policía de San Juan; esto es casi 1000 ciudadanos egresados con la nueva formación académica.
Hemos implementado los servicios digitales de telefonía a través del 0800 (Registro Civil – Comisaría para la Mujer – Dirección de Droga) y a través de diversos sistemas orientados a Internet, con un único fin, mejorar la calidad de atención al público y fortaleciendo el vínculo entre Gobierno y Sociedad. Lo que permitirá acceso a los servicios online, realizar denuncias de forma anónima, participar en encuestas con el fin de evaluar la gestión gubernamental, a la vez que nos permite ofrecer una mejor calidad de respuesta en todas las gestiones, y trámites que hasta el momento suponían largas colas y esperas. 
Nuestro Registro Civil instaló 30 nuevos puestos digitales, que ya suman 57,  para toma de trámites documentarios, reforzando la atención en el gran San Juan y logrando la digitalización de la totalidad de la Provincia.
 A la fecha se ha documentado a más del 67 % de los sanjuaninos, siendo un logro a destacar considerando que a partir de 01/01/2015 el Único Documento de Identidad Válido será el Nuevo DNI Tarjeta. 
En materia de Salud avanzamos en MÁS ATENCIÓN de miles de sanjuaninos. Para esto seguimos abordando la DESCENTRALIZACIÓN del sistema de salud y la gestión de un efectivo programa de detección, vigilancia y control.
Decimos con orgullo que inauguramos el nuevo Hospital de Pocito, Dr. Federico Cantoni, que junto al flamante Ventura Lloveras de Sarmiento, y al José Giordano de Albardón, próximo a inaugurar, constituyen una Red Sanitaria de contención en la periferia.
Remodelamos modernos CENTROS DE SALUD DE ATENCIÓN PRIMARIA, que algunos triplicaron su superficie a más de 600 m2 como lo son el “Dr. Alfonso Barassi” en Capital, el “Dr. Ramón Carillo” en Chimbas y el “San Carlos” en Sarmiento
Para este año está  previsto que inauguremos NUEVA SEDE OBRA SOCIAL PROVINCIA Y DIRECCIÓN DE RECONOCIMIENTOS MÉDICOS, Edificio próximo al Centro Cívico que con más de 8.000 mts.2 otorgará confortabilidad y calidad de atención a aquellos que más los necesitan.
Los últimos veranos hemos vivido una serie de situaciones de emergencia climática, frente a las cuales la presencia del Estado Provincial, principalmente con el Ministerio de Desarrollo Humano, ha sido de gran importancia en las acciones de asistencia y acompañamiento que se realizan hacia familias o comunidades que resultaron en condiciones de vulnerabilidad. 
La Asignación Universal por Hijo y el Plan de Inclusión Previsional constituyen uno de los avances más significativos en la reducción de la pobreza y la desigualdad. En San Juan, solo por esta asignación, 33.000 familias y 90.000 niños, niñas y adolecentes han visto reforzada asi su condición de ciudadanía. Asimismo, las Pensiones no Contributivas, pasaron de poco más de 11.000 en 2003 a más de 42.000 en el 2013. 
Desde aquel 2003 donde la pobreza trepaba al 52,6% y la indigencia al 20,6%, a un 2013 donde esos valores descendieron al 3,2 % de pobreza y 0,7 de indigencia, hay una gran diferencia, que nos habla del impacto que han tenido las Políticas Sociales. 
Se han creado 16 Escuelas de Nivel Inicial en los distintos departamentos de la Provincia de San Juan, con el objetivo de brindar autonomía pedagógica y de gestión a este Nivel. 
El Ministerio de Educación trabaja en  lograr la informatización de la información, para agilizar los procesos administrativos y de gestión, la RED INTERESCUELAS  permite la conectividad entre las escuelas y con sede central en el Ministerio.
Para hacer operativo el Programa se ha dotado a las escuelas de monitores, , impresoras multifunción y teléfono IP y se ha capacitado a los docentes en su uso.
El programa Conectar Igualdad nos permitió entregar casi 32 mil netbook en el año 2013 a los alumnos de Escuelas Secundarias Orientadas y Técnicas, de Educación Especial y Educación Superior. 
La Fiesta Nacional del Sol sigue consolidándose como el evento turístico-cultural más destacado de la provincia y del país. En esta última edición  se superaron todos los records de concurrencia popular tanto en la Feria y Exposición, en el Carrusel del Sol y en la Noche de Cierre y Espectáculo Final. 
En el año 2013 presentamos a los sanjuaninos los Ejes de Promoción Turística con el objetivo de posicionar nuestra provincia de manera diferenciada respecto a otros destinos y captar mayor cantidad de turistas. Estos ejes son: Dinoturismo, Turismo Astronómico, Turismo de Congresos y Reuniones y el  Barrio Cultural. 
En el marco de la estructura turística, San Juan ha crecido en forma ininterrumpida, las 9.579 actuales plazas hoteleras contra las 4253 del 2003 son un claro ejemplo de ello. 
Otra cifra que vale resaltar es la de los casi 700 mil turistas que nos visitaron el año pasado contra los 278 mil del 2003.
La verdad es que uno se entusiasma contando qué y cuánto se ha hecho. Pero nunca habrá una completa satisfacción sabiendo todo lo que queda por hacer. Y lo digo a toda conciencia porque aun no se puede dar por cumplido todo lo que prometimos el 9 de septiembre de 2003. 
En aquel momento nos colocamos una vara muy alta y si bien nos hemos estado acercando sin pausa alguna a las metas propuestas a lo largo de estos 10 años, sabemos que aun hay tareas por finalizar. 
Fíjense que en aquel 2003, en medio del terremoto socioeconómico del país y la provincia, nosotros alzábamos la mirada y veíamos un horizonte muy lejano, muy envuelto en bruma, pero horizonte al fin. Y me tocaba decir unas palabras que jamás se han alejado de mi intención y conducta, porque eran el anuncio de cuál sería nuestro programa de gobierno, al que dimos en llamar “La Segunda Reconstrucción de San Juan”. Contenidos en el proyecto Nacional que conducía el entonces Presidente Néstor Kirchner y hoy lo continua la Presidenta. 
Dije aquel día: “con humildad, firmeza y entusiasmo presento una agenda de desarrollo integrada por tres elementos cruciales: la reconstrucción del estado provincial, la reconstrucción de la Producción y el Trabajo y el desarrollo humano con equidad.
Cinco años y medio después, durante la Apertura de Sesiones del 2008, otro aire se respiraba en nuestra provincia y en nuestro país. Había un modelo a seguir, había un faro que alumbraba el camino y había conciencia en nosotros de que el tiempo gris de la desidia quedaba hundido en las tinieblas del pasado, y el futuro –aunque no exento de dificultades y desafíos permanentes- ya empezaba a verse próspero, seguro, venturoso. 
Ese día, en este mismo recinto, dije que “Proyectamos una Provincia sin barreras, con más y mejores empleos, enmarcados en una economía sólida, robusta y creciente, por eso proponemos un Plan de desarrollo perdurable en el tiempo y respetuoso del medio ambiente”.
Y años más tarde, en abril de 2012, terminé manifestando que “Contaremos con un estado y una sociedad insertos en esos cambios aun antes de que se produzcan efectivamente. Podría decir sin complejo alguno que el eje doctrinario de estos próximos cuatro años será “Gobernar Desde el Futuro.”
Y no fueron palabras en vano: el 28 de noviembre de 2013, se sancionó la Ley Nº 8416 que crea el Consejo para la Planificación Estratégica de San Juan, en el cual se llevarán a cabo las investigaciones y se discutirán las propuestas para lograr esos consensos para el San Juan del Futuro. 
Al respecto ya he dicho y hoy vuelvo a hacerlo, que “podemos ignorar lo que será del mundo dentro de 10 años, pero lo que no podemos ignorar es “cuál es el San Juan que queremos para el porvenir”. Hoy lo reitero porque el concepto de “Gobernar desde el futuro” es el único instrumento de navegación de que disponemos para no errar el camino.
Para lograr la provincia que siempre debió haber sido nuestro querido San Juan, sin duda debemos preservar los notorios avances sociales que la nación y la provincia han conquistado con esfuerzo a lo largo de estos últimos años, pero también hay que plantarse firmemente en el futuro y mirar este presente que hoy vivimos con ideas innovadoras, ejes claros, valentía para tomar decisiones y el firme compromiso con un destino mejor para todos quienes vivimos en este tierra.
La propuesta de Gobernar desde el Futuro significa descubrir y potenciar las oportunidades que nos permitan lograr altos estándares de progreso económico y social sobre la base de un ideal simple y solidario: producir riqueza para que esa riqueza le llegue a todos con eficiencia y equidad. Sin duda  alguna allí radicó la esperanza, hoy es allí donde está echando raíces la realidad.
De hecho, el modelo de sociedad moderna que buscamos se basa en masificar el bienestar de las personas. Así lo expresamos y así lo hacemos, y por eso nuestra vocación es simple: 
-Construimos escuelas porque queremos sanjuaninos educados;
-Levantamos hospitales y realizamos el primer transplante renal en la provincia, porque queremos sanjuaninos sanos;
-Edificamos viviendas porque queremos familias reunidas bajo un techo digno. 
-Construimos plantas de tratamiento y disposición de residuos, porque cuidamos nuestro ambiente.
-Multiplicamos por siete el presupuesto en Ciencia y  Técnica, porque queremos más innovación y oportunidades para los sanjuaninos;
-Cerramos el ejercicio Fiscal 2013 con equilibrio, porque queremos seguir siendo reconocidos por nuestra conducta y disciplina fiscal; 
-Designamos en Planta Permanente del Estado a 3681 agentes, que se encontraban con precarios contratos administrativos, porque valoramos la dignidad de nuestros empleados públicos. 
No es difícil advertir la profunda naturaleza humanista de este compromiso, dado que si algo nos obliga a levantar la mirada y superar las contingencias del día a día, es la certeza de que el verdadero objetivo de nuestros esfuerzos, el producto final, no es la producción de riqueza en sí misma sino la mejor calidad de vida y la felicidad del ser humano. 
Por supuesto, cuando nos planteamos Gobernar desde el Futuro, no sólo nos planteamos los logros, sino la viabilidad de alcanzarlos, el cómo debemos proceder para acceder a la prosperidad y la protección social de manera eficiente y oportuna. No creemos en un estado que se dedica a repartir riqueza pero es incapaz de incentivar las herramientas para producirla. 
Más y mejor seguridad ciudadana, más y mejor tranquilidad social, más y mejores oportunidades, más y mejores servicios públicos, más y mejor salud, educación, vivienda, justicia.
Claro que hemos logrado mucho y claro que lo que falta es difícil, porque ya no hablamos tan sólo de  cobertura, sino de calidad, de profundidad en los logros. Este salto cualitativo es el que nos obliga a mantener una permanente doble mirada: hacia el porvenir y, a la vez, hacia el hoy. 
¿Complejo? Sí.  ¿Imposible? No. 
Todo es posible para San Juan y los sanjuaninos si actuamos juntos; si privilegiamos lo que nos une y no lo que nos divide; si optamos por el diálogo, la colaboración y la construcción de acuerdos con sentido cívico; si erradicamos la obstrucción y la mezquindad de las ambiciones personales.
Creo representar el pensamiento y el alma sanjuanina si digo que para nosotros ni la belleza ni la felicidad están completas si no tienen futuro, y no tienen futuro sin un proyecto que todos compartamos y apoyemos con entusiasmo y tesón.
Para que los sanjuaninos podamos ser felices hoy es importante que sepamos lo que va a pasar con nosotros mañana. Por eso estamos convencidos que “Gobernar desde el Futuro” es una iniciativa indispensable y una gran motivación para que trabajemos juntos, y que construyamos juntos este San Juan que soñamos. 
Una provincia linda, entusiasta, generosa, donde nuestros descendientes jamás tengan que vivir de rodillas, sino que siempre estén parados firmes en sus propios pies. 
Donde todos seamos de verdad iguales ante la ley, y donde los que se esfuerzan más, cosechen más que los que duermen hasta tarde.
Donde pague el trabajo y no la holganza. 
Donde las instituciones funcionen sin que importe quién gobierne. 
Donde reine la transparencia y no la opacidad del deshonesto.
Donde nuestros chicos nazcan y crezcan seguros y protegidos. 
Donde nuestros abuelos jamás estén solos. 
Donde la familia viva en paz, sabiendo que la mano del Estado nunca va a dejar de estar tendida cuando lo necesite.
Una provincia donde nos miremos a los ojos y podamos sentirnos hermanos.
Una provincia donde la humildad nos ampare, pero jamás perdamos el orgullo de la raza que somos. 
Una provincia, en fin, de gente buena, decente y trabajadora que se merece todo lo que tiene y además tiene el derecho de vivir cada día mejor y más feliz.
Por ese San Juan vamos a gobernar desde el Futuro y hasta el último soplo de vida que nos quede. Por ese San Juan del que somos parte y somos responsables.
Que Dios nos dé la fuerza y la sabiduría y que nos permita seguir adelante juntos, con fe y en paz.
Muchas gracias, hasta siempre, que Dios nos bendiga a todos.
JOSE LUIS GIOJA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada