junio 20, 2014

Resolución de solidaridad con la lucha guerrillera del pueblo de Guatemala de la Primera conferencia Latinoamericana de Solidaridad –OLAS- (1967)

Primera conferencia Latinoamericana de Solidaridad –OLAS-
RESOLUCION DE SOLIDARIDAD CON LA LUCHA GUERRILLERA DEL PUEBLO DE GUATEMALA
[1967]

CONSIDERANDO: que el pueblo de Guatemala sufre desde hace trece años la más violenta represión reaccionaria y del imperialismo, agudizada sangrientamente en los últimos años con el entronizamiento de una dictadura militar que aún subsiste bajo la careta constitucional del gobierno títere del civil Julio César Méndez Montenegro;
CONSIDERANDO: que la dictadura militar constitucional y proimperialista se ensaña cada día más, encarcelando masivamente, torturando sádicamente, y asesinando día a día con los métodos más sanguinarios a millares de campesinos, obreros, estudiantes, profesionales y muchos otros sectores de la población;
CONSIDERANDO: que pese a todo ello el pueblo guatemalteco amplía día a día su oposición a la dictadura militar reaccionaria y proimperialista, y reafirma su derecho a realizar su revolución, lo que se manifiesta a través del heroico movimiento guerrillero de las "Fuerzas Armadas Rebeldes", F AR y del Movimiento 13 de Noviembre que libran grandes batallas en las montañas de la "Sierra de Las Minas", en las ciudades, y otras regiones de Guatemala;
Los representantes de los pueblos latinoamericanos reunidos en la Primera Conferencia de Solidaridad, expresando el sentir de sus pueblos,

RESUELVEN:
1) Denunciar y condenar ante todos los pueblos, a la dictadura militar constitucional y proimperialista, y a su títere Julio César Méndez Montenegro, que con una ferocidad sin límites están asesinando diariamente al pueblo guatemalteco.
2) Apoyar incondicionalmente su heroico movimiento guerrillero, encabezado principalmente por las FUERZAS ARMADAS REBELDES, FAR; y llama a todas las Fuerzas Revolucionarias, a hacer la más vasta campaña en sus países, para hacer práctica, combativa y militante, esta solidaridad, dentro de la cual existen múltiples formas, siendo la más elevada, reforzar la lucha armada donde ya existe, y dar los pasos conscientes, necesarios y audaces, para iniciar oportunamente este proceso en los países donde aún no han emprendido esta elevada forma de lucha, por la toma del poder político.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada