enero 08, 2011

Discurso de Gamal A. Nasser declarando la nacionalización del Canal de Suez (1956) -versión en español-

DISCURSO SOBRE LA NACIONALIZACION DEL CANAL DE SUEZ, PRONUNCIADO EN LA PLAZA DE LA LIBERACION DE ALEJANDRIA [1]
Gamal Abdel Nasser
[26 de Julio de 1956]

Ciudadanos:
En este día celebramos el quinto año de la revolución. Hemos pasado cuatro años de lucha. Hemos luchado para deshacernos de los rastros del pasado, del imperialismo y del despotismo; de los restos de la ocupación extranjera y del despotismo interno.
Hoy, al acoger el quinto año de la revolución somos más fuertes que nunca y nuestra voluntad es cada vez más fuerte. Hemos luchado y hemos ganado. Nosotros sólo contamos con nosotros mismos y lo hacemos con voluntad, fuerza y poder para alcanzar los objetivos proclamados por la revolución y el logro de nuestros antepasados que lucharon y se sacrificaron por sus hijos. Luchamos y sentimos que triunfaremos siempre, para consolidar nuestros principios de dignidad, libertad y grandeza, a fin de establecer un estado independiente; de una independencia verdadera, tanto política como económica.
Mirando hacia el futuro, nos damos perfecta cuenta de que nuestra lucha no ha terminado. En efecto no resulta fácil edificar nuestro poder en medio de los objetivos imperialistas y de los complots internacionales. No resulta fácil llevar a cabo nuestra independencia política y económica sin una lucha permanente. Tenemos ante nosotros toda una serie de luchas, si es que queremos vivir dignamente.
Hoy tenemos la ocasión de sentar las bases de la dignidad y de la libertad y en el futuro nuestro objetivo será consolidar estas bases y hacerlas todavía más fuertes y más sólidas.
El imperialismo ha intentado, por todos los medios posibles, socavar nuestro nacionalismo árabe. Ha intentado dispersarnos y separarnos y por eso ha creado el Estado de Israel, obra del imperialismo.
LA UNIÓN CON SIRIA
Hoy, anuncio que sus hermanos de Siria declararon la unión con ustedes; una unión digna para la consolidación de los principios de la dignidad y autoestima, y los fundamentos del nacionalismo árabe. Y yo, hoy…, yo les di la bienvenida a sus hermanos de Siria; somos parte de la nación árabe. Vamos a seguir adelante, juntos, formando un solo bloque, dándonos la misma mano para la colocación de las bases y de los principios de la libertad, de la gloria y la dignidad, y para lograr la independencia política y económica al mismo tiempo.
EGIPTO EN EL MUNDO
Desde que Egipto proclamó su política libre e independiente, el mundo entero tiene sus ojos puestos sobre Egipto. Egipto y los árabes son la estrella de todo el mundo. En otro tiempo, perdíamos nuestro tiempo en las oficinas de los embajadores y de los enviados extraordinarios; pero ahora después que nos unimos para formar un solo frente nacional contra el imperialismo y la intervención extranjera, quienes nos despreciaban comenzaron a temernos.
La voz de Egipto se volvió más fuerte en el dominio internacional y la valoración de los árabes se ha convertido en más grande.
LA CONFERENCIA DE BRIONI
Es sobre esas bases que se celebró la Conferencia de Brioni.
Debí viajar a Yugoslavia, donde me reuní con los Presidentes Nehru y Tito, que tanto habían proclamado su lealtad a la política de independencia y neutralidad. En el trayecto a Brioni, he visto en Yugoslavia, cuanto son los lazos y la estima del pueblo yugoslavo por el egipcio.
En Brioni, hemos estudiado los problemas internacionales y la conferencia terminó con un gran triunfo para la política egipcia.
La Conferencia de Brioni resolvió seguir los principios proclamados por la Conferencia de Bandung y el comunicado que fue emitido tras la conferencia, declaró que las opiniones de los jefes de los tres gobiernos estaban conformes a ellos y que su política ayudaba a atenuar la tensión internacional.
La declaración señaló además que la Conferencia de Brioni tomaba decisiones que encarnan los principios proclamados por la Conferencia de Bandung y que estos principios deben servir de base en las relaciones internacionales.
LA INDEPENDENCIA ECONÓMICA
Egipto, llevando a cabo su Revolución, luchaba para poner sus problemas en otra via que no fuera la oración y la mendicidad.
En 1952, estábamos seguros de lograr la independencia política; pero estuvimos firmemente convencidos que la independencia política jamás se realizaría si no iba de la mano con la independencia económica.
Hemos trabajado para tener una salida por todos los medios posibles, con dulzura y con la fuerza, a través de negociaciones y conversaciones y hemos querido dar una política independiente y que en la tierra Egipto fuera izada solo su bandera. Estábamos seguros de lograr la independencia política e íbamos a tener razón desde el momento que fuéramos cómplices del imperialismo.
Cuando tuvimos razón tan pronto cómplices del imperialismo, el ocupante comprendió que no podía mantenerse en una tierra donde todo a su alrededor es de sus enemigos. Y se fue.
[…]
DESARROLLO DE LA PRODUCCIÓN
No hemos olvidado la independencia económica porque estamos firmemente convencidos de que es un hecho que la independencia política no puede realizarse más que por la vía de la independencia económica.
Es por eso que hemos prestado toda nuestra atención a la producción y a su desarrollo, contando únicamente con nosotros mismos y con nuestros propios medios. Hemos conseguido aumentar la renta nacional en una proporción del 16% en dos años, de 1952 a 1954, y durante los otros dos años, de 1954 a 1956, el aumento de la renta nacional continuaba en la misma proporción.
Después de las fiestas de la Evacuación, yo he dicho que Egipto olvida el pasado y tenderá la mano a cuantos sean pacíficos con el y que será hostil a los que lo sean con él. Yo he proclamado también que la política de Egipto ha salido del corazón mismo de Egipto, no de Londres o de Washington o de otro sitio cualquiera. Yo he dicho también que nosotros estábamos del todo dispuestos a cooperar con quien sea, a condición de que ello no redunde en perjuicio de Egipto y de sus intereses.
LAS NEGOCIACIONES
Hoy voy a decirles todo sobre las negociaciones. Desde 1952 y después del éxito de la revolución, Inglaterra y América empezaron a establecer contactos con nosotros y nos pidieron que nos aliáramos a ellas y nosotros hemos respondido siempre que nosotros no podríamos jamás formar parte de un pacto que no agrupase a todos los Estados árabes. También les dije, que si nos íbamos con Inglaterra, podemos considerarnos sobre un mismo pie de igualdad o seremos dependientes de Inglaterra. Podemos llevarnos bien y seguir siendo amigos.
A una de las audiencias de las negociaciones, en abril de 1952, el general Robertson nos pidió firmar un acuerdo de 25 años con Inglaterra; pero nos negamos; y las negociaciones se detuvieron porque no quisimos aceptar un acuerdo que limitaría nuestra soberanía y nos haría dependientes de Inglaterra; gran potencia.
LA HISTORIA DE LAS ARMAS
En 1952, empezamos a hablar de armas. Nos dijeron que no darían armas, si no firmábamos un Pacto de Defensa Común, y eso quiere decir que una misión británica iba a venir aquí y cuidar de todos los asuntos del ejército egipcio.
Respondimos a estos que no nos gustan las misiones militares y que sabíamos que tienen un único objetivo: debilitar al ejército y que este sea impotente.
Hemos dicho que queremos un ejército egipcio que represente los mismos principios proclamados por la Revolución. Queremos un ejército fuerte… fuerte y no vamos a admitir que nuestro ejército se coloque bajo las órdenes de unos pocos oficiales extranjeros, americanos o de otra manera. Dejemos al ejército y las personas que trabajan en beneficio de la gente.
Les dijimos que queríamos comprar armas con nuestro dinero y no queríamos tenerlos a titulo de asistencia, pero no aceptaron. Ellos querían darnos las armas contra la firma de un acuerdo que establece nuestra esclavitud y atenta nuestra soberanía. Después de esto comenzó la lucha del Canal y cada uno de ustedes sabe cuanto hemos sacrificado y cuanto es el número de personas que murieron sobre el campo de honor, en el curso de estas batallas del Canal.
Los ingleses salieron de aquí. Ellos evacuados y la gloria no viene en las negociaciones y discusiones, pero la sangre fue derramada como agua en el canal, y a costa de muchos muertos. La pelea fue clara y violenta, pero no termina?
No, hoy la lucha sigue contra los cómplices de los imperialistas. Estos cómplices están en todas partes, en todos los países y actúan sin armas.
LAS MANIOBRAS IMPERIALISTAS
Los imperialistas han comenzado a usar sus cómplices y secuaces, urdir sus complots y a trenzar las redes de sus manejos. Y lo han hecho en cada uno de los países árabes. Ellos tienen su maniobra sangrienta de Jordania en diciembre pasado, cuando el general Templer fue allí. Pero el general Templer se apresuró a huir, porque el nacionalismo árabe triunfó.
En el caso del Pacto de Bagdad, no han conseguido la adhesión de ningún país árabe, porque en este caso también ha triunfado el nacionalismo árabe.
La lucha está por todas partes en todo el mundo árabe. Lucha contra el imperialismo que ayuda a Francia en el África del Norte. América y todos los países del Pacto Atlántico han olvidado los principios que proclamaron al principio y movilizan todas sus fuerzas para combatir a los argelinos. Pero ahí también triunfa el nacionalismo árabe.
Estas luchas en Jordania, Siria, Sudán, Argelia y en todas partes de los países árabes, nosotros no podemos decir que no nos conciernen porque todos nosotros, los países árabes, estamos vinculados íntimamente unos a otros y no aceptaremos jamás que tengamos que ir tras las potencias extranjeras, que recibamos instrucciones de tal o cual potencia, como ocurre con algunos piases que no es necesario mencionarlos para no provocar una crisis diplomática.
ARMAS
Pedimos armas a Gran Bretaña. Nos respondieron: «les damos armas con dos condiciones». En primer lugar, que Gamal Abdel Nasser no abra la boca en Bandung y la segunda condición es acabar nuestros ataques a su política de alianzas políticas y pactos.
Dijimos que queríamos armas para consolidar nuestra soberanía y nuestra independencia y nuestra entidad y no para plegarnos nosotros a ciertas condiciones.
Tuvimos que ir por las armas a Rusia. Sí, digo a Rusia y no en Checoslovaquia. Hemos concluido un acuerdo con Rusia para abastecernos de armas y Rusia aceptó con tino proporcionarlas y así ha sido realizada la transacción de las armas.
Después de eso. ¡Qué historia! Nos han dicho: Esas armas son comunistas. Me pregunto: ¿Hay armas comunistas y armas no comunistas? Las armas, que llegan a Egipto, se las llama armas de Egipto.
Luego nos dijeron que tenían un plan para el equilibrio de fuerzas en el medio oriente. Pero, cual es ese equilibrio que hace que se de un fusil a 70 millones de árabes y dos fusiles a un millón de sionistas, y un avión para unos y dos para otros.
Y luego, ¿quién los hicieron nuestros tutores? ¿Quién les pidió que se ocuparan de nuestros asuntos?
En mayo de 1948 quisieron destruir todo el nacionalismo árabe, desde el Golfo Pérsico hasta el Atlántico.
Por consiguiente, era necesario rearmarse por cualquier medio, por lo que no tenemos que darle las gracias a nuestros enemigos y bajo la amenaza de Israel y sus amigos.
Debo decirle que tenemos confianza en estos principios.
ECONOMÍA ESTABLE
Esta exposición se refirió a la reciente evolución de los acontecimientos en Egipto. ¿Cuáles son estas evoluciones? ¿Son evoluciones políticas o bien económicas?
Otra cosa contenida en la exposición es el mensaje de Foster Dulles [2] al pueblo egipcio. Sin embargo, ya conocimos sus medios. La exposición a continuación, se centra en la situación económica de Egipto y plantea dudas acerca de la economía egipcia en los últimos siete meses. Quiero decir que la economía egipcia se volvió fuerte. He aquí las estadísticas del Anuario de Estadística de las Naciones Unidas. La renta nacional se elevó de 748 millones de libras a 780 millones en 1953, y a 868 millones dólares en 1954. Por lo tanto nuestros ingresos se ha incrementado en 120 millones de libras en dos años. Los ingresos agrícolas aumentaron un 15 y la producción industrial aumentó en un 25%; la producción de hierro y la puesta a punto ha aumentado en un 94%. El movimiento comercial en 1956 fue de 91 millones de libras, un aumento de 21 millones de libras.
¿Cuáles son entonces los cambios que se produjeron durante los últimos siete meses? Se trata de acontecimientos de la independencia, los cambios en la dignidad y en nuestra grandeza. Decidimos fortalecer nuestro ejército y tener una libertad independiente.
El Foreign Office (Ministerio de Relaciones Exteriores) entonces había emitido su opinión el 20 de junio, seguido por la banca internacional.
El objetivo era castigar a Egipto, porque se había negado a pactos militares y había proclamado e hizo un llamamiento por la paz, y al respeto de los principios olvidados. Egipto también había hecho un llamamiento a la libertad y a la independencia, a la vida positiva y pacífica, y a la ayuda con todos los países.
El Congreso de Estados Unidos, que representa a los Estados Americanos, ha solicitado que se cortara la ayuda a Egipto, porque nos negamos a aceptar la ocupación y la explotación de nuestro territorio. Este fue nuestro castigo. Porque cortando la ayuda a Egipto, el pueblo egipcio diría que Gamal Abdel Nasser perjudicó al país y haría presión sobre él para que acepte sus condiciones nefastas para el país. Ignoran que el pueblo egipcio también niega todos estos argumentos.
Cuando Sr. Eugéne Black vino al Cairo, nos explicó que el BIRD era un banco internacional, que no se ocupaba de ninguna manera de política. En efecto, comencé a encontrar en Eugéne Black [3] al hombre que nos hacía falta, veía en él a Fernando de Lesseps [4], y mi memoria me traslada al año 1854. Mencioné al Sr. Black que teníamos nuestras prevenciones y que no queríamos más ver a Egipto ocupado militarmente por la intervención de una ocupación económica.
LA NACIONALIZACIÓN DEL CANAL
Por que Lesseps desiste de ciertas ventajas, Egipto ha pagado daños; Inglaterra compró las acciones del Canal en cuatro millones de libras. Hasta tiene la gracia, que se le considera una compañía internacional, un Estado dentro del Estado.
Las controversias que surjan entre la Compañía y otras instituciones dentro de los tribunales egipcios, y la amistad que ha prevalecido durante la excavación del canal se ha traducido en la ocupación de Egipto en 1882.
Egipto ha sido obligado a vender su parte que ha sido comprada por Inglaterra, e Ismail quitó los beneficios de Egipto. Por lo tanto, las medidas adoptadas por Inglaterra, regresó sin ningun tipo de desembolsos.
Aquí están los hechos de la historia, y la visión que debemos impedir de nuevo estos hechos. La historia se repele, y no es posible para nosotros que dejamos que esto se repita en la historia de Egipto. Todos estamos aquí hoy para poner fin absoluto a ese pasado siniestro y si nos volvemos a lo que sucedió es al único propósito de destruirlo.
Hoy, el Canal de Suez, es una sociedad egipcia, fondos de los cuales Inglaterra agarró el 44 % de sus acciones. Inglaterra se aprovecha, hasta tiene el obsequio de los beneficios de estas acciones; los ingresos de este canal en 1955 se estiman en 35 millones de libras, es decir 140 millones de dólares, de los cuales nos quedan un millón de libras, o 3 millones de dólares. He aquí la donación de la sociedad egipcia que ha sido creada para el interés de Egipto, tal, como lo tiene declarado los firmantes.
La pobreza no es una vergüenza, pero la explotación de los pueblos sí lo es.
Recuperaremos todos nuestros derechos, todas las riquezas que nos pertenecen, y el canal es propiedad de Egipto. La Compañía es una sociedad anónima egipcia y el canal fue excavado por 120.000 egipcios que hallaron la muerte mientras realizaban ese trabajo. La Sociedad del Canal de Suez en París no esconde más que una pura explotación. Eugene Black vino a Egipto con la misma intención que Lesseps.
Nosotros construiremos una presa en Altura y obtendremos todos los derechos que habíamos perdido. Nosotros mantendremos nuestras aspiraciones y nuestros deseos. Los treinta y cinco millones de libras que cobra la Compañía, nosotros los tomaremos en interés de Egipto.
Por lo tanto, queridos ciudadanos, digo que hoy en día construyendo la presa de Altura, construiremos una fortaleza de honor y de gloria. Declaramos que Egipto entero forma un solo frente, unido, y un bloque nacional indivisible. Egipto entero luchará hasta la última gota de su sangre para la construcción del país. No daremos la ocasión a los países ocupantes del poder para ejecutar sus planes, y construiremos con nuestros propios brazos un Egipto fuerte, y es por estas razones por las que firmo hoy el acuerdo del Gobierno sobre la nacionalización de la Compañía del Canal.
Iremos hacia adelante para borrar de una vez por todas las huellas de la ocupación y de la explotación. Después de cien años hemos recuperado nuestros derechos y hoy construimos nuestro nuevo edificio, derribando un Estado que existía en el interior de nuestro Estado: el canal de Suez para el interés de Egipto y no para la explotación...
En cuatro años hemos comprobado que hemos llegado a ser más fuertes y más decididos, y al igual que pudimos destronar al rey el 26 de julio, en esa misma fecha nacionalizamos la Compañía del Canal de Suez. Realizamos así una parte de nuestras aspiraciones y comenzamos la construcción de un país sano y fuerte. No existirá en Egipto ninguna otra soberanía que no sea la del pueblo de Egipto, un pueblo que avanza en la vía de la construcción y de la industrialización, y un bloque contra todo agresor y contra las aspiraciones de los imperialistas. Realizaremos además una gran parte de nuestras aspiraciones y construiremos efectivamente este país, porque ya no existirá jamás entre nosotros ningún extraño que intervenga en nuestros propios asuntos. Somos ya libres e independientes.
Desde hoy serán egipcios como nosotros los que dirigirán la Compañía del Canal, los que utilizarán sus diferentes instalaciones y los que administrarán la navegación en el Canal, en la tierra de Egipto.
GAMAL ABDEL NASSER

Traducción libre: © www.constitucionweb.com
Fuente: Texte frangais d'aprés le Journal d'Egypte, 27-7-1956.
[1] En rigor no se nacionalizó el canal sino la “Compañía Universal del Canal Marítimo de Suez" que lo explotaba. Una de las causas que desencadenaron estos hechos, fue la falta de financiamiento internacional (fondos americanos y británicos) para construir la Represa de Assuán. La cierto es que para ello querian imponerle la supervisión del Banco Mundial como condición de los préstamos y Nasser molesto, a lo que consideraba una afrenta a su país, inició negociaciones con los rusos. Esto a su vez produjo que los americanos reaccionaran retirando su oferta y, entonces, un Nasser furioso contesta nacionalizando el canal de Suez.
[2] Se refiere a John Foster Dulles (1888-1959). Abogado y político norteamericano. En 1952 Eisenhower le nombró secretario de Estado para Asuntos Exteriores, siendo el verdadero responsable de la diplomacia estadounidense hasta su fallecimiento en el año 1959. Fue una figura significativa en la lucha contra el comunismo internacionl y en los primeros años de la guerra fría.
[3] Presidente, entonces, del Banco Mundial.
[4] Diplomático francés que intervino en la construcción del canal de Suez. Sirvió algún tiempo en Egipto (al igual que su padre), donde trabó amistad con el príncipe heredero Said. El acceso de éste al Trono en 1854 le dio a Lesseps la oportunidad de poner en práctica un viejo proyecto suyo, consistente en construir un canal de navegación a través del istmo de Suez, que conectara el Mediterráneo con el mar Rojo. Dicha idea había sido lanzada por los discípulos de Saint-Simon, pero la cercanía de Lesseps con el nuevo pachá le otorgó una ventaja decisiva para hacerla realidad. Tras obtener de Said una concesión por 99 años (en 1856), fundó la Compañía Universal del canal de Suez en 1858 e inició los trabajos al año siguiente. Al hacerlo ignoró las repercusiones geoestratégicas y políticas, pues la prevista ruta del canal pasaría a ser un eje crucial en las comunicaciones del Imperio Británico, uniendo la India con Inglaterra a través del Mediterráneo. El gobierno británico presionó al sultán otomano (de quien teóricamente era vasallo Egipto) para que retrasara la obra de Lesseps. Pero no lo consiguió y la obra siguió adelante, con participación financiera del pachá, pero con una mayoría del capital en manos francesas, lo cual daba a la Francia de Napoleón III una presencia en esa estratégica zona. No es de extrañar, por ello, que tanto el emperador como la emperatriz Eugenia de Montijo prestaran un apoyo constante al proyecto del canal. La muerte de Said en 1863 fue un contratiempo, pues su sucesor, Ismail Pachá, retiró a los trabajadores autóctonos con intención de impedir las obras; Lesseps reaccionó con la introducción de máquinas modernas que permitieron completar la construcción del canal en 1869. El éxito obtenido en Suez convirtió a Lesseps en un héroe nacional, celebrado en Francia como símbolo del progreso. Aunque la influencia francesa en Egipto se fue debilitando por la presión de Gran Bretaña (que compró la participación del pachá en el canal en 1875). Fuente: biografiasyvidas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada