mayo 03, 2011

Mensaje de Bin Laden con motivo del aniversario de los antentados del 11-S (2007)

MENSAJE EN EL ANIVERSARIO DE LOS ATENTADOS DEL 11-S DIRIGIDO AL PUEBLO DE EE.UU. *
Osama Bin Laden [1]
[8 de Septiembre de 2007]

Alabado sea Alá, quien construyó en justicia los cielos y la tierra, y creó al hombre como favor y gracia de él. Y parte de Sus designios que los días roten entre la gente, y la represalia en especie es de su Ley; un ojo por un ojo, un diente por un diente, y el asesino es asesinado. Y alabado sea Alá, quien despertó el deseo de Sus esclavos por el Jardín, y todos ellos entrarán excepto aquellos que lo rechacen. Y quienquiera que sólo a él le obedezca en todos sus asuntos entrará en el Jardín, y quienquiera que le desobedezca a él lo habrá rechazado.
Sobre lo que ahora continúa: sea la paz para aquel que siga la Guía. Gentes de América: os hablaré sobre cuestiones importantes que os afectan, así que prestadme vuestros oídos. Empezaré discutiendo la guerra que existe entre nosotros, y algunas de sus repercusiones para nosotros y para vosotros.
Como prefacio, digo: a pesar de que América es el mayor poder económico y posee también el arsenal militar más poderoso y moderno; y a pesar de que haya gastado en esta guerra y en su ejército más que lo que el mundo entero gasta en sus ejércitos; y a pesar de ser el mayor estado a la hora de influir en las políticas del mundo, pues tiene el monopolio sobre el injusto derecho de veto; a pesar de todo esto, 19 hombres jóvenes fueron capaces -por la gracia de Alá, el Más Alto- de cambiar la dirección de su brújula. Y de hecho, la cuestión de los Mujahideen se ha convertido en una parte inseparable del discurso de vuestro líder, y los signos y efectos de aquello no están ocultos.
Desde el día 11, muchas de las políticas de América han caído bajo la influencia de los Mujahideen, y esto es por la gracia de Alá, el Más Alto. Y como resultado, la gente descubrió la verdad sobre ello, su reputación empeoró, su prestigio se rompió globalmente y fue secado económicamente, incluso ahora cuando nuestros intereses se solapan con aquellos de las corporaciones más grandes y con los de los neo-conservadores, a pesar de nuestras intenciones.
Y sucedió que vuestros medios de comunicación, durante los primeros años de la guerra, perdieron su credibilidad y se mostraron como una herramienta de los imperios colonialistas, y su naturaleza a menudo ha sido peor que la de los medios de los regímenes dictatoriales que marchan en la caravana de un único líder.
Los discursos de Bush trataron sobre su trabajo con Al-Maliki y su gobierno para extender la libertad en Irak, pero de hecho trabaja con los líderes de una secta contra otra secta, con la creencia de que esto decidirá rápidamente a su favor la guerra.
Y así, llegó el comienzo de lo que se llamó la guerra civil, y las cosas empeoraron en sus manos hasta salir de su control y convertirse en alguien como aquel que ara y siembra la mar: que no cosecha nada sino derrota.
Así que estos son algunos de los resultados de la libertad sobre cuya extensión él os habla. Y la marcha atrás de Bush sobre su insistencia para no dar a las Naciones Unidas una jurisdicción expandida sobre Irak es una admisión implícita de su pérdida y derrota en esto.
Y entre lo más importante que contienen los discursos de Bush desde los eventos del día 11, está el que los americanos no tengan otra opción que continuar la guerra. Este tono es de hecho un eco de las palabras de neo-conservadores como Cheney, Rumsfeld, y Richard Pearle, habiendo dicho este último antes que los americanos no tienen otra opción frente a ellos que continuar la guerra o enfrentarse a un holocausto.
Yo digo, refutando esta afirmación injusta, que la moral y la cultura del holocausto es vuestra cultura, no la nuestra. De hecho, quemar seres vivos se encuentra prohibido en nuestra religión, incluso si fueran pequeños como la hormiga. ¡Y qué decir del hombre!. El holocausto judío fue llevado a cabo por los vuestros en medio de Europa, y si hubiera sucedido más cerca de nuestros países, la mayor parte de los judíos se habrían salvado refugiándose con nosotros. Y las pruebas de esta afirmación se encuentran en lo que hicieron vuestros hermanos españoles cuando formaron las horribles cortes de la Inquisición para perseguir a musulmanes y judíos, mientras que los judíos sólo conseguían encontrar un lugar seguro tomando refugio en nuestros países. Y por ello es que la comunidad judía en Marruecos es hoy una de las mayores del mundo. Están vivos con nosotros y no les hemos incinerado, pero somos gente que no duerme bajo la opresión y que rechaza la humillación y la desgracia, y nos vengamos de la gente de la tiranía y de la agresión, y la sangre de los musulmanes no será derramada con impunidad, y el día de mañana está cercano para el que espera.
También, vuestros hermanos cristianos han estado viviendo entre nosotros durante 14 siglos: sólo en Egipto hay millones de cristianos que no hemos incinerado ni incineraremos. Pero el hecho es, que hay una campaña constante y sesgada contra nosotros y la lleva habiendo largo tiempo, proveniente de vuestros políticos y muchos de vuestros escritores mediante los medios de comunicación, especialmente Hollywood, con el propósito de distorsionar el Islam y a quienes se adhieren, para conduciros lejos de la verdadera religión. El genocidio de las gentes y sus holocaustos sucedieron de vuestras manos: sólo unos escasos especímenes de Indios sobrevivieron, y hace apenas unos días los japoneses recordaron el 62 aniversario de la aniquilación de Hiroshima y Nagasaki por vuestras armas nucleares.
Y entre las cosas que captan la mirada del que considere las repercusiones de vuestra injusta guerra contra Irak, se encuentra el fallo de vuestro sistema democrático, a pesar de alzarse sobre slogans de justicia, libertad, igualdad, y humanitarismo. No sólo ha fallado a la hora de conseguir estas cosas, de hecho ha destruído estos y otros conceptos con sus armas -especialmente en Irak y en Afganistán- de forma descarada, para sustituirlos con miedo, destrucción, asesinato, hambre, enfermedad, éxodo y más de un millón de huérfanos sólo en Bagdag, por no mencionar cientos de miles de viudas. Las estadísticas americanas hablan del asesinato de más de 650.000 de los habitantes de Irak como resultado de la guerra y sus repercusiones.
Gentes de América: el mundo está siguiendo vuestras noticias respecto a vuestra invasión de Irak, pues la gente ha llegado a saber recientemente que tras años de tragedias en esta guerra, la vasta mayoría de vosotros quiere que se detenga. Así que elegisteis al Partido Demócrata con este propósito, pero los demócratas no han hecho ningún movimiento que merezca la pena destacar. Al contrario, siguen estando de acuerdo con el gasto de decenas de billones para seguir con el asesinato y la guerra allí, lo que os ha llevado a la mayoría a encontraros afligidos y defraudados.
Y he aquí el quid de la cuestión, con lo que uno debería detenerse, pensar y reflexionar: ¿por qué han fallado los demócratas a la hora de parar esta guerra, a pesar de tener la mayoría?
Regresaré para responder esta cuestión tras alzar otra cuestión, que es: ¿Por qué los líderes de la Casa Blanca se encuentran tan dispuestos a empezar guerras en todo el mundo, y hacer uso de toda posible oportunidad a través de la que puedan alcanzar este propósito, a veces incluso creando justificaciones basadas en el engaño y en descaradas mentiras, como visteis en Irak?
En la Guerra de Vietnam, los líderes de la Casa Blanca afirmaron en ese momento que era una guerra crucial y necesaria, y mientras duró, Rumsfeld y los suyos asesinaron a dos millones de aldeanos. Y cuando Kennedy ocupó la presidencia y se desvió de la línea política general diseñada para la Casa Blanca y quiso detener esta guerra injusta, eso enfadó a los propietarios de las grandes corporaciones que se estaban beneficiando de que continuase.
Así que Kennedy fue asesinado, y Al-Qaeda no estaba presente entonces, pero sin embargo, estas corporaciones fueron las primeras beneficiadas por su asesinato. Y la guerra continuó después de eso durante aproximadamente una década. Pero después de que os quedó claro que era una guerra injusta e innecesaria, cometisteis uno de vuestros mayores errores, en cuanto que ni pedisteis responsabilidades ni castigasteis a los que llevaron a cabo la guerra, ni siquiera al más violento de sus asesinos, Rumsfeld. E incluso más increíble que eso es que Bush lo escogiera como secretario de defensa en su primera legislatura después de tomar a Cheney como vicepresidente, Powell como secretario de estado y Armitage como su sustituto, a pesar de sus horribles y sangrientos historiales de asesinato de humanos. Así que esta fue una clara señal de que esta administración, la administración de los generales, no tenía como su preocupación principal servir a la humanidad, sino que se encontraba interesada en traer nuevas masacres. A pesar de esto, permitisteis a Bush terminar su primer mandato, y más extraño todavía, le elegisteis para un segundo mandato, lo que le dio una resolución clara por vuestra parte, con vuestro pleno conocimiento y consentimiento: continuar asesinando a nuestra gente en Irak y Afganistán.
ABU ABDULLAH OSAMA MUHAMMAD BIN LADEN

Fuente: www.13t.org/decondicionamiento/forum/viewtopic.php?t=943
* Video emitido el 8 de septiembre de 2007 por Osama Bin Laden, de 26 minutos y 26 segundos de duración, dirigido a los ciudadanos de los EE.UU. en el aniversario de los atentados del 11-S. La barba negra con la que aparece dio lugar a controversia, aunque el servicio de inteligencia comprobó que la cinta era genuina.
[1] Wikipedia: Usāma bin Muhammad bin `Awad bin Lādin (en árabe: أسامة بن محمد بن عوض بن لادن, ʾUsāmah bin Muḥammad bin ʿAwaḍ bin Lādin, Riad, Arabia Saudita, 10 de marzo de 1957 - Abbottabad, Pakistán, 2 de mayo de 2011), conocido como Usama bin Ladin u Osama bin Laden (أسامة بن لادن), fue un terrorista yihadista, miembro de la familia bin Laden y conocido mundialmente por ser el fundador de la red terrorista Al Qaeda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada