febrero 02, 2012

Discurso de Yasser Arafat en el cuartel general de la Mokata, Ramallah (2003) -Versión en español-

DISCURSO EN EL CUARTEL GENERAL DE LA MOKATA, RAMALLAH
Yasser Arafat
[29 de Noviembre de 2002]

Su Excelencia Sr. Papa Louis Fall, Presidente del Comité del Ejercicio de los Derechos Inalienables del Pueblo Palestino.
Señor Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas,
Su Excelencia Kofi Annan, Secretario General de las Naciones Unidas
Su Excelencia Sr. Presidente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas
Les damos la bienvenida a todos, que como nosotros están celebrando, con todos los amantes y adherentes de la libertad, la justicia, la paz y la humanidad en el mundo, el Día Internacional de la Solidaridad con nuestro Pueblo Palestino, el cual fue adoptado el 29 de Noviembre de 1977 por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Fue considerado como un Día Internacional de la Solidaridad con la justa lucha de nuestro pueblo, y como una expresión y encarnación de la igualdad de la causa justa y la lucha de liberación de nuestro pueblo y su sagrado y legítimo derecho a favor de su libertad e independencia. Es también considerado como una negación de injusticia, compulsión y sufrimiento representados por la ocupación israelí, la cual aún previene a nuestro pueblo de ejercer y restaurar sus derechos inalienables, los cuales han sido confirmados por la Legitimidad Internacional en muchas de sus resoluciones.
La celebración en este día de solidaridad viene este año mientras el pueblo Palestino está viviendo bajo condiciones sin precedentes, muy difíciles y catastróficos. Desde el 28 de Septiembre de 2000, (26 meses), Israel reocupó muchos de los Territorios de la Autoridad Nacional Palestina, agregándole a esto la cancelación de los acuerdos y la no-implementación de sus entendimientos. Nuestros territorios se convirtieron en humillados cantones, separados unos de otros. La construcción del Muro Defensivo confiscó 83.000 hectáreas de un área de nuestras más fértiles tierras de agricultura, el Nuevo Muro de Berlín alrededor de Jerusalén privó a los Palestinos en Gaza y la Ribera Occidental el acceso a rezar en sus Lugares Sagrados Musulmanes y Cristianos. Israel ha usado y sigue usando las diferentes armas de su arsenal incluyendo aquellas prohibidas internacionalmente para poder someter las voluntades de nuestro pueblo, voltear las agujas del reloj, y destruir y derrumbar toda la infraestructura de nuestras ciudades, aldeas, campos y territorios convirtiéndolos en territorios totalmente sitiados, mientras la escalada militar usa para todo eso armas, tanques, portaaviones, topadoras y máquinas de guerra de tierra, aire y mar.
El pedido es destruir todas las oportunidades de alcanzar la paz, la Paz de los Valientes, la cual firmamos con nuestro fallecido compañero Isaac Rabin quien fue asesinado por estas potencias extremistas israelíes.
Esta ocupación a la cual nuestras ciudades, aldeas y campos están sometidos, y la cual es asociada con las operaciones de incursión, bombardeos, asesinatos, destrucción, demoliciones y continuas masacres contra civiles como en las masacres de Jenín, Rafah, Nablus, Tulkarem, Khan Younis, Hebrón, Gaza y Qaliqiliah, las cuales todas causaron una destrucción masiva de la infraestructura, de la que habíamos sido apoyados en su construcción por los países del mundo, años pasados. También invalidó varios aspectos de vida causando destrucción a las diferentes instalaciones públicas y oficiales. También obstruyó el trabajo de los establecimientos cívicos, de seguridad y de viviendas de la Autoridad, incluyendo los médicos, sociales, humanos, económicos y otros, en las últimas incursiones se reocuparon Belén, Beit-Jala y Beit-Sahour.
Esta nueva ocupación, como es señalada por diferentes Organizaciones Internacionales, ha creado una situación humanitaria muy peligrosa como resultado de la destrucción de la economía Palestina y el incremento de los porcentajes de pobreza y desempleo a tazas altamente peligrosas que alcanzan el 70 por ciento de la población en la Franja de Gaza y el 55 por ciento de la población en la Ribera Occidental. Israel persiste en no pagar las retenciones de los impuestos por más de 27 meses. Además, Israel dificulta el trabajo de las organizaciones internacionales humanitarias, y les dispara a sus miembros. Esto causó la muerte de un miembro del UNRWA y las lesiones de otro trabajador la última semana, como así también las de otro numero de periodistas, representantes médicos y de agencias internacionales.
Esta alocada guerra la cual ha continuado por más de dos años, debería empujar a la comunidad internacional a movilizar a todo lo que este alejado de los discursos de condena y crítica, y moverse hacia la fase de la práctica efectiva de presión al gobierno israelí para detener su agresión, finalizar su ocupación y volver a la mesa de negociaciones para implementar las resoluciones de la Legitimidad Internacional y los acuerdos firmados, los cuales deben ser respetados e implementados a través del mundo en forma correspondiente. Es lamentable que la persistencia del gobierno israelí para fallar en todos los esfuerzos de apaciguar el proceso y obstaculizar el reestablecimiento de la paz, no sea encontrada con una posición firme que le exija respetar las resoluciones de la Legitimidad Internacional, las cuales no han sido respetadas por Israel completamente; por eso, debería haber garantías para implementar los acuerdos.
La aproximación a resolver y finalizar el conflicto se hizo muy clara para todos, principalmente, para las partes y las potencias que están interesadas en el éxito de la paz en nuestra región. Alcanzando y construyendo la Paz de los Valientes y encontrando una solución final, justa y aceptable para el existente conflicto en la región, poniendo fin a la ocupación ilegal israelí y su colonización de los territorios Árabes Palestinos desde 1967, incluyendo Al-Quds Ash-Shareef (La Sagrada Jerusalem Este), y resolviendo el problema de los refugiados de acuerdo a las resoluciones de la Legitimidad Internacional. Solo es posible alcanzar la seguridad y la estabilidad para todos los pueblos y países, alcanzando una convivencia en el marco de la buena vecindad y respeto mutuo y capacitando a nuestro pueblo Palestino a encarnar su independencia nacional y soberanía; y establecer su Estado independiente en su propia tierra Palestina, de acuerdo con las resoluciones de la Legitimidad Internacional, la última de sus resoluciones 1435 (2002). Esta resolución, es evadida en su implementación por Israel, junto a los acuerdos firmados, y principalmente, los esfuerzos y sugerencias del Cuarteto (EUA, Rusia, UE, ONU) junto a la Iniciativa de Paz de Su Alteza el Príncipe Heredero Saudita, Abdullah, la cual ha sido adoptada por unanimidad en la Cumbre Árabe de Beirut, y los esfuerzos de China, Japón, los países No-Alineados y los países Islámicos, Africanos y de Latino América.
Nosotros renovamos nuestra adherencia al camino de la paz como elección estratégica, nuestra adherencia -nosotros como Palestinos junto con los pueblos de nuestro Mundo Árabe- a aquello que ha sido emanado por las conferencias Árabes, las últimas resoluciones de la Cumbre de Beirut en el pasado Marzo (2002) y los horizontes de un futuro de paz, coexistencia y buena vecindad entre todos los estados de nuestra región, incluyendo Palestina, los cuales fueron formulados por las resoluciones. Las resoluciones de la Cumbre Beirut en agregado a las ultimas resoluciones de este año adoptadas por el Consejo de Seguridad y las previas formadas con la visión y percepción Americana expresada en el discurso del Presidente de Estados Unidos, George Bush, el pasado mes de junio, como así también la Iniciativa Europea y las percepciones positivas y prácticas expresadas por el Cuarteto, todas ellas forman una amplia puerta y abren un horizonte para una comprensiva, justa y durable paz en la región. Israel debería cumplir con todo esto seriamente y positivamente de la misma forma en que la OLP y la ANP han cumplido y están cumpliendo. Siguiendo con nuestra insistencia de conservar nuestros derechos inalienables, llamamos a la comunidad internacional a intervenir inmediatamente para detener las agresiones israelíes y su ocupación de forma que habilite a la Autoridad Nacional Palestina a ejercer sus trabajos, deberes y responsabilidades, para continuar inmediatamente con las negociaciones y poder implementar los acuerdos firmados, dar un paso adelante para poder alcanzar un acuerdo final de paz que implemente las resoluciones de la Legitimidad Internacional, para las cuales se requieren observadores internacionales. Paz, y solamente paz, las garantías proveerán seguridad a todos los pueblos de la región y sus estados, y abrirán nuevos horizontes de estabilidad y prosperidad para ellos. Los hechos prueban cada día que la clave de la paz y la estabilidad en la región está en Palestina, la Tierra de la Paz y la Sagrada Tierra de los creyentes del mundo.
Hoy, nosotros expresamos nuestra aprecio a todos los hermanos, amigos tolerantes, hombres nobles del mundo y militantes por la libertad, por su solidaridad con la causa de nuestro pueblo que no se ha apagado ni siquiera por un momento. Los llamamos a fomentar esta solidaridad, la cual requiere la prontitud del apoyo de la Conferencia Internacional para acelerar la vuelta de página de la última ocupación en el mundo, la cual se ve representada en la ocupación israelí de nuestras Tierras Palestinas, para
poder posibilitar al pueblo Palestino ganar su libertad e independencia, y establecer su Estado y proteger sus Santos Lugares Cristianos y Musulmanes.
Finalmente, nosotros y nuestro pueblo, expresamos desde dentro del sofocante asedio y la brutal escalada militar, nuestras gracias a S.E. el Secretario General de las Naciones Unidas por sus esfuerzos y su continuo trabajo por el bien de los derechos nacionales inalienables de nuestro pueblo. También expresamos nuestro gran agradecimiento al Presidente y los Miembros del Comité del Ejercicio de los Derechos Inalienables del Pueblo Palestino por sus esfuerzos y sus continuos, devotos, y valientes trabajos para movilizar a la solidaridad internacional y apoyar la posibilidad de encarnación de nuestro pueblo y el ejercicio de sus Derechos Nacionales en su tierra natal, Palestina, y alcanzar la construcción de una paz justa, comprensiva y duradera, la Paz de los Valientes, entre Palestinos e Israelíes, en la Tierra Sagrada y en toda la región del Medio Oriente, la cual yo firmé con nuestro difunto socio Isaac Rabin. Nuestro fallecido socio ha pagado con su vida por esas personas extremistas en Israel, es el precio por la paz. También agradecemos a todos los bondadosos amigos y personas devotas que expresan su solidaridad con nosotros y con la justa lucha de nuestro pueblo y apoyan nuestra marcha para alcanzar la paz justa y tener libertad, independencia y soberanía.
Wassalamu Aleykum Wa Rahmatu Allah Wa Barakatuhu.
Juntos hasta Al-Quds Ash-Shareef (Jerusalem la Sagrada) con la ayuda de Dios
YASSER ARAFAT

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada