marzo 01, 2012

Mensaje del Gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, en el acto de toma de posesión del cargo (2007)

MENSAJE
DEL
GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES
Daniel Scioli
EN EL ACTO DE TOMA DE POSESION DEL CARGO
EL 10 DE DICIEMBRE DE 2007

Señoras Legisladoras y señores Legisladores,
Familias de la Provincia:
Es un honor dirigirme a ustedes en esta celebración de la renovación institucional y momento de grandes desafíos, en paz y en pleno cumplimiento de los principios democráticos.
Llegamos con una gran motivación, porque llegamos con un invalorable apoyo.
El juramento que acabamos de pronunciar sella un pacto inalterable, por el que nos comprometemos a honrar el voto de confianza recibido de los millones de hombres y mujeres de toda la Provincia que acudieron a las urnas.
Junto con el Vicegobernador Alberto Balestrini, agradecemos la responsabilidad que se depositó en nosotros, en un voto positivo y constructivo, un voto de fe y de esperanza, que queremos retribuir con hechos concretos, trabajando para encontrar la mejor solución para cada problema.
También espero ser muy buen vecino de esta maravillosa ciudad de La Plata, la capital de nuestra Provincia, que con su estadio, su Teatro Argentino, su Universidad y sus profesionales, va a ser el fiel reflejo de nuestro desarrollo integral.
Asumimos con expectativa el gran desafío de desplegar una gestión con mucha acción y de fuerte participación de todos los sectores.
No hay tiempo que perder.
El éxito de la transformación argentina, liderada por Néstor Kirchner, a quien tuve el privilegio de acompañar como Vicepresidente, nos permite avanzar en términos estratégicos y fijar un camino común.
Reconozco el esfuerzo de Felipe Solá por acompañar esta recuperación nacional y provincial.
El proyecto al que nos convoca ahora la Presidenta Cristina Fernández lo acompañaremos con todas nuestras fuerzas desde la Provincia, en una tarea articulada con los trabajadores, las universidades y los empresarios.
Confiamos en contar con una oposición constructiva, que nos ayude a alcanzar los consensos necesarios para atacar el núcleo duro de la pobreza, el desempleo y la indigencia.
Utilizaremos el diálogo como herramienta para avanzar hacia la redistribución progresiva del ingreso y construir una sociedad con igualdad de oportunidades y posibilidades.
Lo haremos desde un Estado social, presente y activo, en sinergia con un sector privado emprendedor y una comunidad participativa y organizada.
Desde un Estado que sume. Y no que reste.
Desde una administración pública que sea cada día más confiable y eficiente.
No se trata de ajustar para que todos pierdan, sino de optimizar para que todos ganen.
Trabajaremos junto a los gremios estatales, las universidades y los colegios de profesionales para articular un sistema provincial de formación y capacitación, que jerarquice una verdadera carrera como servidor público.
Implementaremos un sistema unificado de recursos humanos y otro de gestión de expedientes, para conocer quién es responsable de cada sector y con qué calidad se prestan los servicios.
Pondremos en marcha un nuevo sistema de compras y contrataciones.
Queremos un gobierno ágil que garantice el pleno acceso a la información pública.
A través de mi experiencia de estos años, aprendí que mientras más cerca se está de los problemas, más rápido llegan las soluciones.
Por eso abriremos canales de participación a la sociedad civil y descentralizaremos la gestión.
La acertada política económica nacional de mantenimiento de superávits fiscal y externo gemelos, junto al contexto internacional de creciente demanda de bienes producidos en nuestro territorio, nos sitúan en una posición privilegiada para hacer frente a las exigencias de la Provincia.
Mejoraremos con el apoyo de la Nación los servicios de infraestructura social, salud, educación, justicia y seguridad.
Somos conscientes de la necesidad de atender cuidadosamente el aspecto fiscal y mejorar la administración de los recursos provinciales.
En tal sentido, hemos avanzado, gracias a la colaboración de ambas cámaras, en dos normas indispensables.
En primer lugar, la creación de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires, acorde con las modernas recomendaciones a nivel mundial, es un importante avance para mejorar los ingresos públicos y combatir eficazmente la evasión.
Por otro lado, la Ley de Administración Financiera nos permitirá acelerar los procesos de financiamiento, controlar las cuentas públicas, y tecnificar los procesos de decisión.
En el mismo sentido, optimizaremos la captación y el uso de los fondos generados por la Lotería de la Provincia de Buenos Aires en beneficio de la comunidad.
Las políticas a nivel nacional, que nos permiten transitar el ciclo de crecimiento económico más alto de nuestra historia, conforman una excelente oportunidad para proyectar una provincia más integrada, más moderna y más justa.
No dejaremos pasar esta oportunidad.
Como Gobernador, tengo la firme decisión de promover el mejor entorno de negocios, para generar más y mejor calidad de empleo.
Para ello, solicitamos al Senado la rápida sanción de la Ley de Ventanilla Única, que simplificará los agobiantes trámites burocráticos para quienes quieren producir e invertir.
La recientemente creada Secretaría de Promoción de Inversiones, Exportaciones y Cooperación Internacional es una poderosa plataforma para cumplir con el compromiso adquirido de que haya más Provincia en el mundo y más mundo en la Provincia.
Este organismo, junto a la Comisión de Investigaciones Científicas, ayudará a identificar los sectores más atractivos de nuestra economía, atraer al mundo con nuestros recursos humanos y naturales, ofrecer la oportunidad de un acceso preferencial a todo el mercado regional, y convertirnos en una potencia exportadora.
El Banco Provincia será el soporte de las estrategias de crecimiento y competitividad de nuestras empresas, en especial de las PYMES, los pequeños productores y los micro emprendimientos.
Para ello, enviaremos a la Legislatura un proyecto de Ley que amplíe el cien por ciento la capacidad de garantizar del FOGABA.
Nos daremos una intensa política de incubadoras de empresas en áreas estratégicas como el software y avanzaremos en nuestra meta de sembrar cada rincón de la Provincia de polos tecnológicos y parques industriales.
Quiero hablarle ahora a nuestro pueblo productor agrícola ganadero.
Les hablo a los hombres y a las mujeres del campo, aquellos que custodian la riqueza y fertilidad de nuestro suelo, desde el cual alimentamos al país y al mundo.
Ustedes contribuyeron a superar el default social y reconstruir nuestra economía.
Nuestro objetivo será incorporar trabajo e inteligencia a nuestra materia prima, atrayendo inversiones y promoviendo la investigación aplicada.
Por eso los apoyaré para que, a partir de la biotecnología y los agro negocios, podamos seguir cosechando valor agregado.
Presentaremos ante esta Honorable Legislatura el proyecto de Ley de Desarrollo Rural, para fomentar y promover a las PYMES productivas y a la agricultura familiar.
Asimismo, impulsaremos la Ley Regulatoria de los Feedlot, para aumentar las cabezas de ganado.
Vamos a utilizar todas nuestras ventajas competitivas para convertirnos en líderes regionales en materia de biocombustibles, adaptando nuestra infraestructura al transporte y almacenamiento de estos recursos energéticos renovables, que son clave para el cuidado ambiental.
Acompañaremos un proyecto de ley para crear el FONBÍO y hacer operativa la reglamentación de la Ley Nacional de Biocombustibles.
En los últimos años el turismo se ha convertido en una poderosa fuente de desarrollo y generación de empleo y divisas.
La Provincia de Buenos Aires es sinónimo de grandeza y diversidad, y nuestra meta será potenciar esta marca distintiva para que ya no sea sólo un destino vacacional sino un destino turístico de calidad, posicionado tanto en el mercado nacional como internacional.
Para ello solicitamos, señoras legisladoras y señores legisladores, que avancemos en los consensos con las universidades y el sector privado para diseñar una nueva y moderna Ley de Turismo para la Provincia.
El turismo social será un importante promotor de la calidad de vida que también permitirá quebrar la estacionalidad.
Apoyaremos especialmente a ese buque insignia de nuestro turismo que es la ciudad de Mar del Plata, mediante la puesta en valor del Hotel Provincial y con el centro de Congresos y Convenciones.
El impulso a la infraestructura hotelera, gastronómica, caminera, portuaria y aeroportuaria, así como la capacitación y la participación en ferias y eventos, serán el motor del gran despegue del turismo provincial y todos sus sectores: el cultural, el urbano, el de artesanías, el turismo termal, el religioso, el deportivo y, especialmente, el turismo rural, creando circuitos productivos y rutas alimentarias que involucren a una larga cadena de beneficiarios.
Señoras Intendentas y señores Intendentes:
Llegó el tiempo de los gobiernos locales, llegó la hora de los municipios.
Con ustedes y con la Nación definiremos la agenda de prioridades en materia de inversión pública en infraestructura para el desarrollo de los corredores productivos.
Pondremos el acento en la provisión de servicios básicos para los parques industriales y reglamentaremos integralmente el régimen de iniciativa privada.
Los catorce puertos marítimos y fluviales, tanto públicos como privados, son la puerta al mundo, no sólo para la economía de la Provincia, sino de toda la Argentina.
Trabajaremos con el Gobierno Nacional para garantizar el adecuado funcionamiento de la red ferro-vial-portuaria.
Alentaremos la inversión privada como complemento a la inversión pública, y remitiremos la Ley de Actividades Portuarias en el primer semestre de 2008.
Asimismo, promoveremos, como lo ha hecho de manera exitosa la Provincia de Santa Fe, la sanción de una ley que favorezca la conectividad aerocomercial, dentro y fuera de nuestro territorio.
Desarrollaremos, junto al Gobierno Nacional, el programa Camino de la Producción, para concluir las obras de la ruta 6 e integrar el complejo Zárate- Campana con La Plata.
Durante el año 2008 encararemos un plan estratégico de gestión vial, que recupere la red del interior y los caminos rurales, y el acceso de los bienes productivos.
A fin de solucionar el transporte de energía en la región noroeste, se llamará a licitación para la ejecución de la subestación 25 de Mayo, y se abordará la repotenciación de las centrales de generación de electricidad de Villa Gesell y Mar del Plata.
Continuaremos, junto con la Nación, la ejecución del Plan Maestro del Río Salado, a fin de dar solución a las inundaciones en la cuenca agropecuaria más importante de la Provincia.
Cuadra por cuadra y ladrillo por ladrillo, haremos valer las oportunidades que nos brinda la Nación con sus grandes obras de infraestructura social.
Vamos a desarrollar una política de recuperación integral del Conurbano para sus más de 9 millones de habitantes.
Abasteceremos el máximo posible de agua potable y cloacas, construyendo nuevas plantas en las ciudades más grandes e impulsando redes autónomas en los centros de menor densidad poblacional.
Coordinaremos la ejecución de las obras sobre las distintas cuencas hídricas, con un plan integral que permita el escurrimiento de las aguas en las tormentas y sudestadas.
En línea con el Plan Federal de Viviendas, la Provincia se compromete a sostener un ritmo de ejecución que permitirá mantener activos 600 mil puestos de trabajo, directos e indirectos.
Mejoraremos nuestro espacio público, con acciones que garantizarán la calidad de vida, a través de programas para mejorar los barrios, las plazas, los parques y recuperar las condiciones de seguridad pública.
La política social más efectiva es la creación de empleo genuino.
Haremos hincapié tanto en la cantidad como en la calidad de los puestos de trabajo.
Esta obligación no sólo recae en el sector privado, que debe actuar con responsabilidad social empresaria.
También el Estado debe ser modelo y ejemplo de políticas laborales justas e inclusivas.
Ejecutaremos una política de inclusión laboral en todas las regiones de la Provincia, desde las 46 agencias de empleo y capacitación, de modo que los trabajadores y pequeños emprendedores tengan acceso al microcrédito, a la preparación laboral, a la asistencia técnica y a los bienes de capital.
Ahora quiero hablarles a nuestros jóvenes, en especial a aquellos que sufrieron de manera más palpable los efectos de la crisis, y que hoy no estudian ni trabajan.
Como Gobernador encontrarán en mí toda la contención y motivación para que recuperen la confianza en sí mismos.
Porque para los jóvenes sin proyectos, las drogas y el alcohol muchas veces han sido el único trayecto.
Les aseguro que esta vez, el esfuerzo vale la pena.
Señoras y señores:
Gobernar es incluir.
Y éste será un gobierno de inclusión: inclusión desde el trabajo, inclusión desde la salud, inclusión desde la educación, inclusión desde la justicia…
Inclusión desde la familia, que como Gobernador voy a cuidar, porque es nuestra institución más valiosa.
Con ella llevaremos adelante una gran reforma en la protección de los menores, constituyendo 25 servicios zonales para dejar atrás el modelo del patronato y que cada niño pueda crecer y alimentarse en su hogar.
Los países grandes respetan a sus mayores. Son nuestros queridos jubilados nuestra mayor reserva moral.
El Estado se involucrará definitivamente en la resolución de las problemáticas vinculadas con la tercera edad, la discapacidad, la discriminación y la igualdad de oportunidades.
Mi visión de progreso es ir todos hacia delante, sin dejar a nadie atrás. A nadie.
Deseo rescatar aquí la indispensable labor de las valientes mujeres de la Provincia.
En los últimos tiempos, ellas supieron ganarse un lugar en la toma de decisiones gracias a su sensibilidad, solidaridad y capacidad de trabajo.
Las necesitamos más que nunca para que le impriman a la gestión todo su amor e inteligencia, y ayuden a comprender que, como enseñó Eva Perón, donde hay una necesidad, hay un derecho.
En materia de cultura, haremos que sus industrias, el arte en todas sus manifestaciones, el folklore y nuestro patrimonio histórico y arquitectónico, confluyan en una única energía positiva que nos ayude a ser mejores personas y ciudadanos, fortaleciendo una identidad que nos contenga, y rescate nuestros mejores valores y tradiciones.
Trabajaremos para revitalizar nuestras ferias y fiestas populares y que éstas sean el epicentro de la diversidad creadora, para atraer al turismo y darle impulso a los municipios.
Avanzaremos en la promoción del libro y la lectura para que cada niño y adolescente pueda transformarse en un genuino agente cultural para el cambio.
En materia educativa, terminar con la deserción escolar merece todos nuestros esfuerzos.
Somos la primera generación que busca que todos los adolescentes cumplan con sus estudios.
La nueva Ley de Educación Provincial es clara: la escuela secundaria será para todos y de calidad.
Crearemos los edificios y jardines necesarios para cumplir con lo que dicta la ley.
Aumentaremos los fondos destinados al mantenimiento de las escuelas, para asegurar su adecuado funcionamiento.
Nuestros maestros y maestras soportaron sobre sus espaldas gran parte del esfuerzo y sacrificio necesarios para superar los momentos más difíciles.
La formación y jerarquización de la carrera docente es esencial para que quienes enseñan participen de manera activa en la planificación y ejecución de las políticas educativas.
Retomaremos las mejores tradiciones de nuestra historia, volviendo a darle prioridad a las escuelas industriales, agrarias, y de formación profesional y de oficios, para preparar los técnicos que profundizarán este modelo social de crecimiento.
Quiero señalar nuestro más firme propósito de continuar con el proceso iniciado por la Presidencia de Néstor Kirchner de pasar de una escuela asistencial a una que eduque para el desarrollo.
La alfabetización digital ocupará un especial interés en la agenda pública.
No podemos desperdiciar la poderosa herramienta de inclusión que nos ofrece Internet.
Por ello trabajaremos para que cada escuela esté conectada a la red.
La Provincia liderará el ingreso definitivo de la Argentina en la Sociedad del Conocimiento.
El nuestro será un Gobierno que fortalecerá la educación pública.
Señoras y señores:
Un pueblo sano y fuerte es la base para una economía robusta y en crecimiento.
Nuestros médicos y enfermeros contarán con todos los instrumentos para hacer bien su trabajo, tanto en las prestaciones públicas como las privadas.
Destinaremos un total de 740 millones de pesos, financiados por el BID, para equipamientos en hospitales, centros de atención primaria y salas de primeros auxilios.
Implementaremos un programa de otorgamiento de turnos y un circuito de corredores sanitarios interzonales, porque es inaceptable que se le exija a un ciudadano de bajos recursos que haga fila desde las 4 de la mañana para que lo atiendan en un hospital público.
El territorio provincial concentra la mitad de los casos conocidos de pacientes con VIH-SIDA. Daremos un intenso trabajo de prevención para todas las edades y niveles sociales.
La nueva Dirección Provincial de Maternidad, Infancia y Adolescencia será el marco ideal para proteger y brindar contención a los sectores más sensibles de la población.
Los 134 municipios estarán involucrados. Solicitamos a las comisiones de ambas Cámaras el trabajo conjunto con el Ministerio de Salud para la creación del Consejo Provincial del área, que descentralice, reoriente y distribuya los recursos entre las doce regiones sanitarias.
En cooperación con organizaciones comunitarias, realizaremos tareas preventivas y de atención primaria puerta por puerta, para que la salud pública llegue a nuestra población más humilde y necesitada.
Extenderemos el área de influencia de los centros integrados de adicciones y salud mental a los barrios más carenciados.
La palabra salud no será nada más que un brindis de fin de año para el pueblo más humilde.
Por mi propia experiencia, estoy convencido de la potencialidad inclusiva del deporte, que enseña el valor de trabajar en equipo, trazarse objetivos y esforzarse por alcanzarlos.
Pretendo traer así muchas oportunidades a los jóvenes que quieran vivir una vida plena.
Trabajaremos en dos planos, el deporte social y el federado, aprovechando nuestros clubes de barrio, los valores del alto rendimiento, y la experiencia de nuestros mejores atletas, para afirmarnos en costumbres positivas y combatir los malos hábitos y el sedentarismo.
Visitaremos municipio por municipio para llevar cursos de capacitación y clínicas deportivas, controles físicos, colonias recreativas y grandes torneos que hagan de la actividad física un pilar de integración y generación de oportunidades.
En materia de cuidado ambiental, el recientemente creado Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible constituye un modelo superador de gestión transversal y moderno.
Ha señalado Al Gore, el Premio Nobel de la Paz: “La cuestión ambiental es una cuestión moral”.
Hemos interpretado a las Naciones Unidas y a las distintas organizaciones ambientales que vienen realizando un gran esfuerzo para crear conciencia sobre el calentamiento global.
Por eso, incentivaremos la radicación de fuentes de energías alternativas, ecológicamente aptas y lanzaremos un plan de eficiencia energética.
Con relación a la problemática de residuos, iniciaremos de inmediato un programa integral de identificación, clausura y recuperación del espacio público en los basurales a cielo abierto de todo el territorio, y reglamentaremos la Ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos de la Provincia de Buenos Aires.
El saneamiento de la cuenca del río Reconquista será una prioridad, de la que participarán las áreas de salud, infraestructura y desarrollo sostenible y social.
No hay tiempo que perder, estamos hablando de la salud de nuestros hijos y de las futuras generaciones.
Como afirmó la señora Presidenta de la Nación, hemos construido un prestigio en el mundo por el respeto irrestricto a los derechos humanos.
En cumplimiento con la Constitución de la Provincia, elevaré mañana mismo a esta Legislatura el nuevo proyecto de ley para crear la Defensoría del Pueblo, que permitirá proteger y promover los derechos individuales a partir de auténticas políticas de Estado, perdurables y sostenidas en el tiempo.
Avanzaremos en la recuperación de la identidad de las víctimas del terrorismo de Estado, trabajando junto al Equipo de Antropología Forense.
En este Día Universal de los Derechos Humanos, tomar juramento como Secretaria del área a una mujer de la talla de Sara Derotier de Cobacho constituye un honor, que debe servirnos de inspiración a todos nosotros.
La desaparición de Jorge Julio López debe llamarnos a la reflexión y sobre todo a intensificar la investigación de lo sucedido.
Tenemos memoria.
Garantizaremos la seguridad del testigo, pues es una pieza vital para que se haga justicia efectiva.
Desde el Poder Ejecutivo, prestaremos la mayor colaboración para asegurar a todos el acceso al sistema judicial.
Los ciudadanos deben conocer sus derechos, sus obligaciones y los límites de cada uno de ellos, y a través del ministerio de Justicia y de la Dirección General de Escuelas, realizaremos una intensa campaña para difundirlos.
Mediante la Dirección de Personas Jurídicas, reempadronaremos a todas las sociedades inscriptas, a efectos de regularizar y actualizar sus respectivas situaciones.
Desde la Escribanía General de Gobierno, con la colaboración del Colegio de Escribanos de la Provincia, llevaremos adelante un Programa de Regularización Dominial de Interés Social.
Presentaremos un proyecto de ley que declare la emergencia de la infraestructura judicial.
Impulsaremos la sanción de la Ley de Mediación, de modo tal que este instituto, exitoso en las democracias más desarrolladas del mundo, se convierta en un aliado estratégico para contribuir a la resolución de conflictos de nuestro Poder Judicial.
Los convoco legisladores, a elaborar un proyecto de reforma procesal penal, consensuado entre los tres poderes del Estado y la sociedad civil.
Daremos un mejoramiento integral al programa de defensa jurídica de las víctimas, para que cuenten con el asesoramiento legal para hacer cumplir sus derechos.
Llevaremos adelante un convenio de coordinación de la política criminal de la Provincia, en el que tomarán parte los ministerios de Justicia y de Seguridad, y se invitará a participar a la Suprema Corte y a la Procuración General.
Mejoraremos las cárceles para que permitan resocializar a quien cometió un delito.
Reubicaremos a los detenidos en unidades penitenciarias, con el fin de evitar el uso de las comisarías. Derivaremos así cerca de 4000 policías al cumplimiento de sus tareas específicas.
El pueblo de la Provincia de Buenos Aires percibe como el más grave de sus problemas el de la seguridad.
No quiero dejar pasar esta oportunidad para referirme a la Policía de la Provincia de Buenos Aires.
Este Gobernador asume su cargo con la convicción de que restablecer la seguridad es posible.
Para ello, es necesario el encuadramiento definitivo de los cuerpos responsables de garantizar la ley, y la decisión del Gobierno de apoyar a nuestra Policía con recursos y con los medios que la integren en la sociedad y restablezcan el respeto y la confianza en la autoridad policial.
Vamos a optimizar el sistema central de emergencia 911 hacia una nueva evolución, que lo convierta en una herramienta integral de protección social, en interacción con el seguimiento satelital de los patrulleros y la Red Única de Datos de la Provincia.
No admitiremos demoras de ningún tipo cuando lo que esté en juego sea la vida de la gente honesta y digna.
Nuestros enemigos son el narcotráfico, el contrabando y cada delincuente que empuña un arma de fuego para robar.
Necesitamos derrotar a quienes envenenan a nuestros hijos desde sus cocinas del paco, a quienes matan a nuestros hermanos por un auto que desmantelarán en un desarmadero ilegal y a quienes secuestran a nuestros familiares para asesinarlos escondidos en sus aguantaderos.
Convoco al compromiso y la influencia positiva de todos: la familia, los jueces, legisladores, periodistas, la Iglesia, las organizaciones sociales y comunidades religiosas, los partidos políticos y los empresarios.
Promover un mayor acercamiento de la comunidad a las autoridades es una experiencia exitosa en todo el mundo y vamos a extenderlo a toda la Provincia.
Sigamos las palabras de Juan Pablo II cuando convocó a los jóvenes a “denunciar la cultura de la muerte y anunciar la cultura de la vida”.
Todos vamos a cumplir y hacer cumplir la ley para defender la vida y la libertad.
La seguridad se construye entre todos.
Señores legisladores y señoras legisladoras:
Una sociedad segura es la que se anticipa al delito, no la que va detrás.
Es la que pierde sus miedos y confía en sus propias fuerzas para salir adelante y recuperar la seguridad integral.
La seguridad de saber que con esfuerzo se puede acceder a una vivienda que reúna a la familia y contar con un ambiente saludable para criar a nuestros hijos, dejando atrás el miedo al desamparo y a la contaminación.
Una sociedad segura es la que vamos a seguir recuperando hoy desde cada municipio, desde toda la Provincia y desde toda la Argentina.
Señoras y señores:
Sabemos qué es lo que se ha hecho bien y también lo que se ha hecho mal, y trabajaremos para enderezar lo que quedó torcido.
No fui elegido Gobernador ni para quejarme ni para comentar los problemas, sino para solucionarlos.
Dijo el General Perón, fundador del Movimiento Político al que con orgullo pertenezco: “La única verdad es la realidad”.
Mi deber, mi responsabilidad, mi desafío es conformar un gobierno de acción, que trabaje por una provincia más segura, más fuerte y con la justicia social que se merece.
Les pido, señoras legisladoras y señores legisladores, todo su esfuerzo para que, en el marco de las sesiones extraordinarias, se debatan las leyes que les estaré enviando a partir de mañana mismo.
Las mejores políticas se construyen entre todos y se implementan entre todos. Es esta la única manera de que también beneficien a todos.
Lucharé con el sentido del deber y responsabilidad de siempre para sortear los obstáculos que encuentre en el camino.
Voy a trabajar incansablemente para traer progreso y oportunidades a todos los que, con su esfuerzo, hacen grande a la Provincia y a la República Argentina.
Muchos de los problemas que nos esperan no se solucionarán en un día, pero sí podemos empezar a solucionarlos desde el primer día.
Mis queridos amigos, quiero terminar este mensaje agradeciéndole al pueblo de la provincia de Buenos Aires por darme esta gran responsabilidad de ser su Gobernador… deben saber que trabajare incansablemente para resolver sus problemas y particularmente los relacionados con la situación social, económica y de seguridad de la Provincia …
Pero en esto, debo ser muy claro: ninguna persona puede por sí sola resolver los problemas que hoy enfrentamos
Es por esto que voy a poner el mayor de los esfuerzos para lograr la cooperación del Gobierno Nacional, la legislatura, los gremios, el empresariado, los educadores, los profesionales de la salud y las fuerzas de seguridad para trabajar juntos y solucionar estos que son nuestros principales problemas…
Debemos ser tanto firmes como flexibles para lograr nuestras metas… pero nunca darle la espalda a la clara misión que se nos ha encomendado, y eso es hacer todo para asegurar prosperidad y seguridad para nuestras familias.
Y con respecto a esto, hay solo una dirección, y es hacia Adelante…
Que Dios nos ilumine.
Muchas gracias.
DANIEL SCIOLI

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada