marzo 05, 2012

Mensaje del Gobernador de Neuquen, Felipe Sapag, en la apertura del período de sesiones ordinarias (1998)

MENSAJE
DEL
GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE NEUQUEN
Felipe Sapag
EN LA APERTURA DEL 27° PERIODO DE SESIONES ORDINARIAS
EL 1 DE MAYO DE 1998

Señor presidente, señores legisladores, pueblo del Neuquén. Como todos los años, en oportunidad de abrir el período ordinario de sesiones, en este caso el vigésimo séptimo, vengo a dar cuenta a Vuestra Honorabilidad de lo realizado por el Poder Ejecutivo en el último año, así como a detallar el estado económico y social de la Provincia. En esta oportunidad no puedo dejar de traspasar el límite temporal de un solo año, haciendo una reflexión sobre lo efectuado por Neuquén desde que se provincializó y proponer lo que debería hacerse en el futuro.
Está por finalizar el siglo y tomamos el acontecimiento como una oportunidad para meditar y para estudiar lo que vendrá. Todos somos conscientes de que el siglo XX ha sido trascendente, que la Humanidad ha cambiado profunda y complejamente. Los grandes descubrimientos científico-tecnológicos y sus aplicaciones prácticas, tales como la electrónica, el automóvil, las comunicaciones, la biología y la medicina, han modificado las capacidades del hombre y por lo tanto su forma de vida. Los sistemas políticos están sufriendo conmociones profundas, con revoluciones y cambios en las estructuras que, afortunadamente, tienden a fortalecer la forma democrática de representación y resolución pacífica de los conflictos.
Pero el marco global significa enfrentar nuevos desafíos y dificultades: mientras una parte privilegiada concentra la riqueza y los frutos de la producción, la mayoría de la población decae en la desocupación y la pobreza.
Afrontamos la llegada del nuevo siglo con la esperanza de haber adquirido la madurez para resolver los grandes y pequeños problemas que nos aquejan, en paz y libertad. Queremos aprovechar lo poco que queda de esta centuria, para preparar mejor ese nuevo escenario con el que nos ilusionamos. Tenemos la obligación de repasar el “debe” y el “haber” de nuestras acciones individuales y colectivas para minimizar los errores y potenciar los aciertos.
Neuquén está participando en este proceso difícil y traumático. Pero además lo ha estado haciendo en las décadas más importantes de toda su historia: las que van de la mitad del siglo hasta el presente, las de su inicio como Provincia e inserción en la economía y la política nacional e internacional.
Ya se habían diseñado las primeras computadoras, ya había nacido la televisión, ya volaban los primeros aviones jet y ya, lamentablemente, se había detonado la primera bomba atómica y Neuquén aún era territorio nacional sin los plenos derechos cívicos.
Justamente hoy conmemoramos cuarenta años de vida institucional de la Provincia. El primero de mayo de 1958 don Angel Edelman asumió como primer gobernador elegido por los neuquinos, dando comienzo a una historia distinta. En esa recordación también queremos homenajear a los hombres y mujeres constituyentes del año 1957, entre ellos estaban don Manuel Vega, don Alfredo Izaguirre y don Héctor Cichero, quienes hoy aquí nos acompañan y a quienes les pedimos que se pongan de pie porque los queremos saludar y homenajear con un caluroso aplauso.
- Se ponen de pie los señores convencionales constituyentes provinciales, don Manuel Vega; don Alejandro Izaguirre, y don Héctor Cichero.
- Puesto de pie el señor gobernador de la Provincia del Neuquén; el señor presidente de la Honorable Legislatura Provincial; autoridades presentes, y los señores legisladores, brindan un aplauso a los señores convencionales constituyentes provinciales.
El hecho de que los padres de esta Provincia todavía estén aquí, junto a todos nosotros, muestra vívidamente lo joven que es Neuquén. Tan sólo cuarenta años, y qué largo camino hemos recorrido los neuquinos para transformarnos de una colonia a una provincia pujante!
A las presentes generaciones les ha tocado organizar la Provincia durante el tiempo transcurrido desde la creación de nuestro Estado autónomo. Han debido hacer la tarea difícil -aún en tiempos estables-, de crear las instituciones, darles contenido y legitimidad, hacerlas funcionar correctamente, financiarlas y ponerlas a disposición de todos los habitantes.
El Neuquén de hoy es el resultado del esfuerzo de todos, con sus avances y con sus desaciertos, pero con una cuota importante de responsabilidad, quizá la mayor, ha sido mía y del movimiento político al que pertenezco, junto a quienes nos han acompañado en esta gesta de insertar la Provincia en el concierto de los grandes interesados nacionales y regionales.
Con esa misma responsabilidad es entonces adecuado que en este marco, el del informe anual del gobernador a la Honorable Legislatura, les haga conocer la visión del Poder Ejecutivo en el momento histórico en que se ha cumplido una etapa y empieza otra bien distinta. De esa visión surgen las principales acciones del actual gobierno: su programa de desarrollo de la economía; sus esfuerzos para insertar en el MERCOSUR e integrarse con Chile; su plan de obras públicas; su plan educativo; su plan social, y como consecuencia de todo ello, reflejado en las cuentas públicas, su Presupuesto anual.
Para plantear el futuro es necesario describir correctamente el presente y el proceso histórico que llevó a él. Cuando Neuquén juró su Constitución, en el año 1957, Neuquén tenía apenas cien mil habitantes. La Administración Pública no tenía recursos propios y el gobernador era un delegado del presidente de la República. No existía ningún tipo de infraestructura en la mayor parte del territorio, ni caminos, ni comunicaciones, ni electricidad, ni escuelas, ni hospitales. En toda la zona norte de la Provincia había sólo un médico para atender a los pobladores de un tercio de la superficie provincial.
Para ilustrar cómo se vivía entonces, nada mejor que el testimonio de un protagonista de esa época, el gobernador Enrique Piloto que en el año 1940, en un informe al Poder central decía: “El problema de la desocupación se ha agravado en el territorio a causa de una serie de años malos y por la repercusión que naturalmente tienen los acontecimientos de la guerra europea. Debo agregar además que las necesidades generales y de orden social del territorio no han sido contempladas hasta ahora por la Administración nacional con espíritu de justicia y equidad que corresponde...”.
Sigue diciendo el entonces gobernador: “... Neuquén tiene dentro de sus límites todas las condiciones que han hecho grande a los pueblos del mundo: hierro; carbón; petróleo en abundancia; fuerza motriz que fluye de sus grandes y numerosas corrientes de agua, que por las características del terreno constituyen verdaderos torrentes; riego asegurado para cuando el aumento de su población justifique las obras necesarias para su suelo, que es muy fértil pese a su aridez aparente. Y no obstante todas estas circunstancias favorables, aún cuando el territorio está muy lejos de constituir una carga para el presupuesto de la Nación, no hay todavía una sola escuela de instrucción media en los noventa y cuatro mil kilómetros cuadrados que componen su superficie, limitándose así las asignaciones de los hijos de los pobladores a la más modesta tarea, ya que no existe la preocupación de poner a su alcance los medios de cultura y educación indispensables para que puedan competir con el resto de los habitantes del país; no existe una sola cama para enfermos, salvo unas pocas en la precaria asistencia pública que funciona penosa y miserablemente en esta capital; higiene y asistencia social están hasta ahora en un abandono lamentable.”.
Este crudo panorama se completa con las siguientes palabras de don Pedro Julio San Martín, también gobernador de la Provincia en su momento, cuando se discutía la nueva Ley de Territorios: “Los que habitamos en los territorios éramos verdaderos conquistadores que luchábamos en las peores condiciones para establecer una avanzada de la civilización en el desierto; carecíamos de caminos, ferrocarriles, escuelas, hospitales, obras públicas, electricidad, teléfonos, industrias, etcétera. No teníamos ninguna participación en la vida política del país y éramos verdaderos parias en nuestra Patria. No podíamos siquiera expresarnos con el grito airado del Martín Fierro ante la injusticia que se consumaba con el criollo; decía Martín Fierro en su verso: ‘porque el gaucho en esta tierra sólo sirve pa’ votar’. Nosotros ni para eso servíamos.”.
Estas certeras descripciones hoy pueden parecer exageradas, pero la gente de entonces vivió con desesperación; éramos una parte secundaria del sistema del crecimiento económico nacional, que sólo privilegiaba las actividades útiles a sus intereses centralistas. Por eso únicamente funcionaban los grandes enclaves nacionales: YPF, Gas del Estado y los ferrocarriles. Fuera de esos gigantes, nuestros pocos pobladores subsistían casi en la indigencia y con total desprotección. Nuestra capital era un pequeño pueblo de calles de tierra de menos de veinte mil habitantes, más chico que las más importantes ciudades de la Patagonia. Los indicadores de salud eran horrorosos y el sistema educativo consistía en unos pocos colegios primarios, la mayoría de ellos “escuelas ranchos”.
A partir de la provincialización, con la autonomía política, pudimos trabajar en otras condiciones. En primer lugar se fundó un Estado provincial con real capacidad de ayudar a la sociedad, de guiarla, de protegerla, de controlar a los poderes económicos, de brindar educación, salud, seguridad y de crear fuentes de trabajo.
Desde el principio luchamos por los derechos federales: los recursos naturales son provinciales y su cuidado y explotación deberían estar en nuestras manos. Si bien se avanzó, el objetivo central no ha sido alcanzado. A pesar de que las provincias han logrado consagrar los derechos sobre la propiedad de sus recursos naturales en la nueva Constitución nacional, todavía en la práctica no se han materializado y el federalismo sigue siendo una ficción.
Así es que las finanzas locales dependen desde un principio del Poder central, cuando en realidad deberían ser los Estados Provinciales quienes hicieran las retenciones y luego transferir una coparticipación a la Nación. Pero la relación de fuerza de una provincia naciente en un país atormentado por los déficit fiscales no ha dado para más y dependemos de las regalías del petróleo y del gas, que son nuestros, y de una coparticipación de impuestos miserable e injusta por lo insignificante.
No obstante una administración ordenada de los recursos, a lo que agregamos una creciente recaudación propia, han permitido históricamente financiar presupuestos adecuados y equilibrados.
Gracias a esa capacidad de inversión pública se logró levantar un importante infraestructura educativa, cubriendo las necesidades del ciclo primario, expandiendo las del secundario y fundando el universitario.
Creamos un Sistema de Salud que aún hoy es un ejemplo dentro y fuera del país, completamente gratuito y que comprende la prevención y curación de toda la población de la Provincia y atiende, además, a pacientes de provincias y países vecinos. Pusimos los indicadores de salud donde corresponden, similares a los de las naciones avanzadas, y superiores a los promedios nacionales. Ello quiere decir que contribuimos a mejorar la calidad de vida de la población y a salvar miles y miles de vidas, en especial la de los recién nacidos, con la atención adecuada.
Hicimos un formidable esfuerzo para dar techo y condiciones mínimas de bienestar a la gente que comenzó a llegar masivamente, construyendo viviendas, así como implementando obras y servicios públicos que la comunidad necesitaba. Durante estas décadas hemos levantado sesenta mil nuevas viviendas, quinientas escuelas y noventa hospitales o centros sanitarios de primer nivel, y con ello la creación de miles de puestos de trabajo.
Casi toda la infraestructura básica del Neuquén fue construida por el Estado provincial: es el caso de la red caminera que une hasta el rincón más alejado; también la red eléctrica, que abarca la generación de redes de alta, media y baja tensión y la distribución domiciliaria; la red de aeropuertos, incluyendo el internacional de la ciudad de Neuquén, la red de telecomunicaciones y televisión. Todo ello construido y administrado por el Estado, el Estado de todos los neuquinos.
La principal preocupación fue poblar y comunicar a la gente. Fueron creadas nuevas poblaciones en parajes semidesérticos gracias al espíritu emprendedor de quienes allí viven y a la infraestructura urbana que la Administración levantó en cada uno de esos lugares, los que contaron desde el principio con viviendas dignas, edificio municipal, juzgado de Paz, comisaría, escuelas, puestos sanitarios y los principales servicios públicos.
Poblar y comunicar fueron premisas básicas en una acción de gobierno que permitió además la creación del gran polo capitalino.
Pudimos crear una Administración que, además de satisfacer los cometidos básicos de todo gobierno, tenía capacidad de ahorro, que volcó con decisión al desarrollo de la economía. Y lo hicimos con la ayuda de técnicos y científicos del COPADE, quienes desde el principio, luego de una evaluación de la situación general, supieron aconsejar sobre las inversiones públicas y privadas con certeza y excelencia.
De esa acción promotora surgieron nuestros parques industriales. También la industria hotelera provincial en manos privadas fue financiada en una parte sustancial con fondos del gobierno, a través de una línea especial de créditos.
Nos convertimos en interlocutores de peso ante las autoridades nacionales, con quienes hemos trabajado en distintas épocas para llevar adelante lo que mejor convenía al país y a la región. Así logramos inversiones de gran trascendencia, tales como la fábrica de cemento en Zapala, la destilería en Plaza Huincul, la Planta de Agua Pesada en Arroyito, el aeropuerto internacional, la Universidad Provincial del Neuquén, las grandes represas hidroeléctricas.
Quiero destacar que además del gran polo capitalino, crecieron en el interior provincial, el que cuadriplicó la población que existía en 1960, pasando de sesenta y cinco mil habitantes a doscientos cincuenta mil en la actualidad en todo el interior de la Provincia.
Todo este escenario, en donde los empresarios han encontrado un ámbito propicio para sus programas, con población educada, sana, joven y emprendedora y con todos los servicios que pueden requerir las actividades de avanzada, han hecho del Neuquén un lugar privilegiado para los inversores, iniciándose una acumulación de capital y capacidad productiva en los sectores primario, secundario y terciario que está en plena evolución, junto a un explosivo desarrollo inmobiliario, como consecuencia.
Si hoy tenemos una provincia forestal, es gracias a más de treinta años de la esforzada y silenciosa labor de plantar treinta mil hectáreas con pinos, álamos y otras variedades. De esta capitalización han participado la empresa estatal CORFONE, los municipios y también el sector privado, quienes acrecientan y cuidan este formidable capital. Los principales viveros, con una capacidad de diez millones de plantines, son estatales.
Planificar y ejecutar obras y servicios ha sido el distintivo del Neuquén. Mientras toda la Nación se debatía en lucha que la paralizaban, nosotros progresábamos. Mientras el país mostraba índices poblacionales estancados, aquí se originó una corriente migratoria imparable, que aún continúa con intensidad. También desde los países vecinos concurrieron y concurren miles de nuevos pobladores y familias enteras que eligen Neuquén como su tierra. Hemos tenido la capacidad de absorberlos, darles la bienvenida a argentinos, a chilenos, a bolivianos y a todos los que buscaban aquí su futuro.
Como resultado de este proceso, realizado en las peores condiciones de contexto, cuando el país estaba más conflictuado y cuando el mundo ofrecía los cambios más espectaculares, nuestra Provincia quintuplicó su población: en este momento superamos medio millón de habitantes y la proyección para el año 2010 es de, por lo menos, setecientos mil habitantes.
Pero no sólo es un crecimiento cuantitativo: Neuquén es hoy la metrópoli indiscutida de la norpatagonia. El crecimiento de esta ciudad ha inducido a que los principales servicios se instalen acá. Quizás algunos crean que ha crecido demasiado con relación al resto de la Provincia, pero el fenómeno hay que verlo en la dimensión regional. Desde aquí se satisfacen los servicios bancarios, administrativos, de transporte, educativos, tecnológicos y culturales, los que se irradian a toda la Provincia y a la región del Comahue.
Esta configuración territorial ya ha quedado definitivamente fijada: nuestra Provincia es el eje norpatagónico que une el Atlántico con el Pacífico, difundiendo su atracción en todas las direcciones del mapa. Todas las zonas circundantes se sirven de sus capacidades para lograr también su impulso. Está llamada a ser el centro del Corredor Bioceánico debido a su estratégica ubicación y al desarrollo de su infraestructura.
Es importante recordar este pasado, no por nostalgia sino para que las nuevas generaciones sepan de dónde surgen los logros y las carencias. Para que sepan que las escuelas, las rutas, las comunicaciones y las comodidades no estuvieron aquí desde siempre. Tuvimos que construirlas ladrillo por ladrillo. Debimos soñarlas y luego levantarlas con el sacrificio de toda una generación, la de los fundadores del Neuquén moderno, para que las generaciones futuras, a partir de esta base, multipliquen y potencien las extraordinarias riquezas disponibles.
La mística de un pueblo nace de la conciencia de los orígenes y del conocimiento de los planes por realizar. El futuro tiene sentido cuando la gente siente orgullo por su pasado. Sumando ese pasado con el futuro que estamos empeñados en construir, fortaleceremos nuestra identidad como neuquino y podremos integrarnos con personalidad propia a las nuevas realidades nacionales e internacionales.
Nada de todo ese período ha sido fácil. Lucha política, oposición fuerte, poderes centralistas tenaces y errores propios, lo que también ha dejado su marca. Quedan deudas por cubrir: si bien ha mejorado sustancialmente la calidad de vida de la población, su explosivo crecimiento y el cambio universal en los modelos económicos y productivos ha originado un porcentaje importante de desocupación y marginación.
Además, el Estado, ya sea nacional, provincial o municipal, llegó a una situación en que queda descartado como generador directo de puestos de trabajo.
También en los últimos años ha cambiado la composición del gasto público, creciendo de manera preocupante los gastos de funcionamiento y disminuyendo la capacidad de ahorro.
Población en crecimiento, con demandas en auge y aumento del gasto corriente, son las características de la presente etapa. Lo concreto es que la capacidad del gobierno para incidir en la marcha de la economía ha disminuido mucho. Ya no se pueden cubrir las brechas de desocupación con inversión pública. Mucho menos si los presupuestos anuales muestran déficit estructurales.
Terminó la época en que podíamos desarrollar un plan integral a partir de las regalías, la coparticipación y los impuestos provinciales, que cubrieran los servicios a la población y las obras que generan los puestos de trabajo necesarios fuera del gobierno. Este es el primer aspecto relevante que define el fin de una etapa y el comienzo de otra: un cambio importante en el rol del Estado.
En ese mismo sentido nuestra juventud debe prepararse y capacitarse para las nuevas realidades económicas y sociales. Por ello, nuestro plan educativo toma todo lo bueno de la escuela pública, a la que adherimos con fervor, adaptando sus programas y ciclos con métodos de estudio que ya no pueden ser más del estilo académico tradicional, sino que deben ser formativos del individuo, dotándolo de herramientas y capacidad de investigación para adaptarse a la tecnología moderna. Por ejemplo, un joven de hoy que no domine la informática está fuera del mercado de trabajo, igual que un analfabeto hace cincuenta años.
Ya está reconocido entre todos los neuquinos que la economía tanto privada como estatal, basada en las explotaciones hidrocarburíferas, no se puede sostener en el tiempo, porque en algún momento nuestras reservas, hasta ahora florecientes, fatalmente se acabarán.
El drama de nuestras queridas ciudades de Cutral Có y Plaza Huincul no es el de una fracción del total de la población. Es un anticipo de lo que nos ocurrirá a todos los neuquinos si no tomamos ya las medidas adecuadas. Si no las tomamos en este momento consumiremos esas reservas y surgirán nuevas tecnologías que harán del petróleo y el gas materias primas no críticas.
Tengo la obligación de hacer esta advertencia, pero también, y mucho más importante, tenemos la obligación de trazar el camino adecuado para evitar el colapso de las finanzas públicas, la desocupación y crisis social que consecuentemente sufriríamos.
De la misma forma que en ese período fundacional, en el que con el apoyo y calor de todos los neuquinos el gobierno lideró la construcción de un Estado provincial adecuado a las necesidades del momento histórico, ahora este gobierno está ejecutando el inicio del plan estratégico que considera adecuado de aquí en más.
Hace ya más de un año se hizo conocer el documento original, “Neuquén 2020”, el que fue puesto a consideración de todos y ya está en marcha. Ha recibido asentimientos, aportes y críticas. Es una opción abierta y en el camino sufrirá muchas adecuaciones a la realidad de lo que vaya ocurriendo. Neuquén tiene enormes extensiones de tierras aptas incultas, tiene gran cantidad de agua disponible con la cuenca hídrica más importante que nace y muere dentro del país, y tiene la voluntad de aprovecharlas. Hasta ahora el potencial de las cuencas de los ríos Neuquén, Limay y Colorado sólo ha sido aprovechado para generar electricidad y muy escasamente para la agricultura.
Con el crecimiento de la población mundial y la escasez cada vez más pronunciada de recursos naturales, esta riqueza adquiere un valor que a la larga será muy superior al de las reservas de hidrocarburos. Nuestro destino está en ser exportador de alimentos ecológicos al resto del mundo. Debemos reconvertir, lenta pero firmemente, nuestra economía en ese sentido.
Sobre la base de ese eje ordenador, las demás actividades inmediatamente encontrarán su lugar.
El turismo en primer término. Lo que ya se ha considerado un “boom” de crecimiento no es más que el comienzo. Todavía faltan las grandes inversiones y el aprovechamiento hasta ahora realizado abarca una pequeña parte de las posibilidades futuras.
La minería es una materia pendiente que hay que rendir. Otras provincias argentinas ya han comenzado a recorrer el camino correcto.
Más allá de que momentáneamente los precios de mercado no sean favorables, colateralmente debemos impulsar el desarrollo de las fuentes hidroeléctricas, tal como lo hicimos con Pichi Picún Leufú y como lo haremos con Chihuidos I y II.
Estamos ya trabajando en las microrregiones de Plottier; Arroyito y Senillosa; El Chocón; Picún Leufú y Piedra del Aguila; Añelo; Aluminé y Rincón de los Sauces, en los valles cordilleranos del norte. En todos estos casos la Administración Pública adquiere el compromiso de realizar las obras de infraestructura básicas.
También contribuirá a la organización empresaria de los colonos, apoyando a los antiguos y alentando a los nuevos. Ellos deberán buscar sus soluciones tecnológicas y financieras, siempre con apoyo y participación del gobierno.
Con este proyecto ya en marcha, desde aquí, hoy, lanzo una propuesta a los señores legisladores, a los partidos políticos, a las organizaciones sociales, a las comisiones vecinales, a los jóvenes y a todos los neuquinos, ya sea individualmente o en el seno de las organizaciones en que más confíen. Propongo que durante los próximos tres meses nos aboquemos a profundizar el proyecto “Neuquén 2020”. La Secretaría de Producción y Turismo y el COPADE recogerán los trabajos, participarán en las discusiones, recorrerán todos los barrios, pueblos y ciudades de la Provincia hasta el mes de agosto, para sumar los aportes concretos que enriquezcan, corrijan o modifiquen nuestra visión inicial. Estos dos organismos ya han recibido instrucciones para poner en marcha el debate.
No obstante esta puesta al día muy necesaria, algunos proyectos sectoriales ya pasaron a la acción. Ya están funcionando y produciendo. Son el germen de un proceso que pronto veremos masivamente difundido en toda la Provincia.
Por ejemplo, con los programas de “Jóvenes Emprendedores” estamos capacitando y guiando a decenas de jóvenes de esta capital y del interior para que trabajen la tierra. Ya se pueden ver los resultados a la vera de la Ruta número 22, pasando Plottier, donde está el Programa JOVEM I. Allí están catorce jóvenes con el apoyo técnico y crediticio del gobierno y de otras instituciones, y han convertido una chacra abandonada de quince hectáreas en un área de producción intensiva con más de veinte mil metros cuadrados cubiertos con modernos invernaderos. Venden toda su producción, abasteciendo a los principales supermercados de la zona. Son microempresarios con capacidad de gerenciamiento y crecimiento, por lo que están aumentando la superficie cubierta. Han formado familias, y en este corto lapso de dos años han nacido cinco nuevos neuquinos al pie de las plantaciones, en esa conjunción de amor y de trabajo.
Este es un ejemplo claro de que hay alternativas. En ese rumbo y también destinado a los jóvenes con ganas de trabajar la tierra está en marcha el JOVEM II, que comprende a grupos de muchachos de quince municipios que se han capacitado durante un año, y que si no fuese por los conocidos inconvenientes financieros de último momento ya tendrían que estar produciendo. No obstante, hemos superado las dificultades y los colonos más avanzados, los de Picún Leufú y Junín, ya tienen disponible el crédito para instalar los invernaderos.
Este es el camino que le proponemos a nuestros jóvenes: habrá miles de hectáreas bajo riego para los que tengan voluntad de trabajar la tierra. Y esto no es un sueño, está ocurriendo ahora mismo. Para demostrar que hay alternativas a la marginalidad, la delincuencia, la frustración, quiero presentarles a un joven que ha tenido éxito en su desafío. Están aquí el señor Manuel Jadra y su joven esposa Roxana con su recién nacido hijo Elías, quienes explotan un establecimiento con producción en invernadero en la zona de Plottier y venden todo lo que producen con su propia marca a un gran supermercado. Su experiencia comenzó con una convocatoria del gobierno, quien lo guió, pero fue él con su empuje, su decisión, su esfuerzo y el de su esposa, los que hicieron posible una verdadera hazaña. Le pido a la familia Jadra que se ponga de pie así todos los conocen como un ejemplo que son...
- A solicitud del señor gobernador de la Provincia del Neuquén, se pone de pie la familia Jadra.
- Aplausos en un sector de la bancada del MPN.
- Puestos de pie los señores diputados Guillermo Juan Pereyra; Carlos José Basso y Alberto Diego Moreno, aplauden.
Este es el camino que le proponemos a nuestros jóvenes: habrá miles de hectáreas bajo riego para los que tengan la voluntad de trabajar la tierra.
También el desafío es lograr una educación de calidad, que contenga al alumnado y le suministre la capacidad de desenvolverse en la economía de producción. Junto a ello debemos sostener nuestro Plan de Salud con sus programas materno infantil y sanitario, totalmente gratuitos. Este Sistema de Salud nuestro debe ser sostenido y mejorado.
Es una institución como la que existe en pocos lugares del mundo. Incluso los Estados Unidos de Norteamérica se lamentan hoy por no disponer de una asistencia social igualitaria y no saben cómo hacer para lograrla. Tenemos un tesoro que, quizá por verlo todos los días, no lo sabemos apreciar y cuidar.
Con educación y salud podremos plantear los programas de crecimiento económico sobre la base del incentivo estatal, pero con la activa participación del sector privado. El objetivo es apoyar a los más humildes y a la clase media, los más castigados por este modelo que privilegia la concentración de la riqueza en grandes corporaciones multinacionales.
Por supuesto que esta gesta no será fácil, porque las dificultades son muchas, pero debemos decidir si vamos a detenernos o vamos a empantanarnos en la desesperanza y el enfrentamiento entre nosotros, o vamos a afrontar el desafío de los cambios. Esta es la gran oportunidad para Neuquén. Debemos aprovecharla con inteligencia. Hago un llamado a todos los sectores de la sociedad para crear el consenso básico necesario para construir nuestro futuro.
Tal como se muestra detalladamente en los Anexos a este discurso, por segundo año consecutivo hemos logrado una ejecución equilibrada de gastos e ingresos consolidados. Presentamos un superávit de cinco millones de pesos que, no obstante, contrasta fuertemente con el déficit de doscientos cuarenta millones de pesos del año 1995.
Cumplimos de esta manera con el objetivo estratégico planteado desde el inicio de nuestra gestión: eliminar las causas estructurales del déficit heredado y recuperar los niveles históricos de ahorro corriente, base del desarrollo de la economía y generación de nuevos empleos.
El presente ejercicio se presenta más difícil por la baja que experimentan los precios de los hidrocarburos, lo que repercute directamente en la percepción de las regalías, estimándose que los ingresos por este concepto será de sesenta millones de pesos inferiores a los del año pasado.
Además han crecido los compromisos, especialmente en salud, educación y seguridad, por la conjunción del aumento de la población y el incremento de las demandas personales. En educación la matrícula escolar creció este año en más de ocho mil alumnos. En salud debemos poner en marcha el Hospital Heller y la ampliación del Hospital Castro Rendón, junto a otras adecuaciones. También en seguridad se prevén incorporar nuevos efectivos.
Hemos logrado mantener constante el endeudamiento, hoy hay doscientos noventa
millones de pesos, bajando las deudas a largo plazo y aumentando las de corto plazo. Nuestro programa contemplaba la reconvención de los compromisos a corto plazo combinada con un abaratamiento de los costos financieros, a través de una reestructuración total de la deuda pública. Además se contemplaba una cifra muy importante para el desarrollo de la economía provincial, en especial en el interior.
Una medida cautelar originada en un grupo de la oposición ha impedido la implementación de estas acciones, que consiste en la venta anticipada de regalías petroleras cobradas en especie, sancionada en la Ley número 2227. Posteriormente, la mejor oferta obtenida en la compulsa efectuada después por el Banco de la Provincia del Neuquén implica un encarecimiento de cincuenta millones de dólares con respecto a la preadjudicación realizada con la venta anticipada de petróleo. Lo que fue celebrado como un triunfo por ese grupo opositor, fue una derrota para Neuquén. Seguramente los accionantes en la medida cautelar hoy deben estar mejor posicionados electoralmente. No así Neuquén y su gente.
Ha sido elevado a Vuestra Honorabilidad un nuevo proyecto para conseguir la reconversión de la deuda pública, por un monto de trescientos millones de pesos. Además informo que durante este mes será elevado el proyecto de Presupuesto para el presente ejercicio, el que, por las causas apuntadas, presentará un importante déficit.
Continuaremos con las políticas de contención del gasto y el mejoramiento de la gestión, para no perder la batalla a largo plazo. Esa variable depende de nosotros y sabemos cómo manejarla. Pero no así la variable de los ingresos, los que, por el perverso sistema centralista que sufre la Argentina, dependen de la Coparticipación Federal de Impuestos y las regalías hidrocarburíferas e hidroeléctricas.
En materia de recaudación de impuestos provinciales, la Dirección de Rentas ha comenzado a cosechar los frutos de un gran esfuerzo realizado los últimos dos años en el mejoramiento de la administración tributaria. La recaudación del primer trimestre de este año supera en un veintiséis por ciento a la de igual período del año anterior.
Este promisorio resultado es sólo el comienzo, ya que la Dirección de Catastro se encuentra en pleno proceso de modernización, con la puesta en marcha del Sistema de Información Territorial para el que están contratadas cinco empresas que realizan el censo y la cartografía, adquisición de equipos informáticos y la elaboración de los programas de aplicación, con financiamiento del Banco Mundial.
Dentro de ese programa es de destacar la puesta en marcha del catastro rural mediante el procesamiento de imágenes satelitales, con lo que se logrará la determinación de los límites parcelarios y catastrales. Podremos mensurar con precisión los predios fiscales y otorgar los títulos de propiedad a miles de pobladores rurales que esperan desde hace décadas ver satisfecho ese elemental derecho.
Con relación al Complejo Invernal de Caviahue, durante esta temporada el centro de esquí será operado por la Dirección de Termas y el municipio, debido al fracaso de la licitación para la concesión de la explotación del servicio.
Se firmó un acta de intención para renovar el contrato que otorga a la Cooperativa Telefónica de San Martín de los Andes la operación del Complejo Invernal Chapelco, bajo las siguientes condiciones: pago de la deuda vencida, lo que ocurrió durante el mes de julio pasado, que ascendía a dos millones y medio de pesos; pago de la deuda no vencida con facilidades a ocho años y garantía bancaria. Este último requisito de la garantía bancaria no ha podido aún solucionarse, por lo que se está a la espera de una garantía solvente y así renovar la concesión.
El estadio Ruca Che fue recuperado para la Provincia. Se le están efectuando reparaciones importantes y se ha organizado su administración a través de una empresa del Estado provincial, de la que participa la comunidad, para que cumpla con el objetivo del desarrollo deportivo, educacional y cultural de nuestra juventud.
La Subsecretaría de Obras y Servicios Públicos, como siempre, ha efectuado gran cantidad de realizaciones. Por la Dirección Provincial de Arquitectura se han ejecutado treinta y cuatro mil metros cuadrados cubiertos de distintas obras, y se encuentran en marcha veintitrés mil metros cuadrados más, todos correspondientes a edificios de Educación, Salud, Seguridad, Acción Social y Administración Central.
Entre las principales obras se menciona el edificio de la Subsecretaría de Hacienda, ya terminado; la reparación del Casco Histórico de la Gobernación, por comenzar; el nuevo edificio del Consejo Provincial de Educación, a emplazarse en los terrenos del ex-Tiro Federal, y el futuro edificio de Rentas y Catastro, todos con fondos del Banco Mundial y del Pacto Federal.
Para el sector Seguridad se han destinado diez millones de pesos para atender la construcción de las alcaidías de Neuquén, Cutral Có y Zapala, en ejecución, al igual que las nuevas comisarías del Gran Neuquén, San Martín de los Andes, Rincón de los Sauces y Comisaría Primera de Neuquén capital. Hay en tramitación ocho nuevos edificios en la capital y en el interior.
En el área de Salud, están en su etapa final las obras del Hospital Castro Rendón, habiéndose ejecutado los consultorios externos que adicionaron cuatro mil cuatrocientos metros cuadrados a la antigua estructura. Con financiamiento del Banco Mundial se está realizando la rehabilitación el sector servicios.
Es inminente la inauguración del Hospital Horacio Heller, con la recepción del equipamiento. Se encuentra en licitación el Nuevo Hospital de Cutral Có-Plaza Huincul y aprobados los pliegos de los de Centenario y Junín de los Andes. Estos tres últimos con la modalidad de inversores privados.
No obstante nuestro proyecto agropecuario ya lanzado, el presente del Neuquén está vinculado a la extracción, transporte y procesamiento de hidrocarburos, junto a las regalías que percibe la Administración. La Subsecretaría de Energía viene trabajando en varios frentes para mejorar la situación del sector.
Estamos haciendo esfuerzos para lograr el asentamiento de la industria petroquímica en la zona de Cutral Có y Plaza Huincul y se ha avanzado en ese objetivo.
Las comunas de esas dos ciudades están conformando la corporación para la explotación del yacimiento El Mangrullo, el que ha sido transferido por el Estado provincial en 1996. Esperamos con ilusión el feliz desenlace de este proceso que permitirá no sólo el desarrollo de una fuente gasífera y probablemente petrolífera, sino también el desahogo de las finanzas locales.
De acuerdo al convenio firmado con YPF SA este año comenzarán las obras del proyecto Mega, con una inversión de cuatrocientos cincuenta millones de dólares para la separación de los gases ricos de nuestros yacimientos. Conjuntamente, y como consecuencia de la convocatoria a inversores oportunamente realizada, se erigirá una planta de metanol en la zona de Cutral Có y Plaza Huincul. La fecha de inicio fue fijada para diciembre de este año. La planta tendrá un volumen de producción no menor a cuatrocientas mil toneladas por año, con una inversión de doscientos millones de dólares.
Además YPF forestará cinco mil hectáreas en los próximos cinco años.
Extenderá por ciento veinte días los quinientos puestos de trabajo para la zona petrolera.
Pondrá a disposición hasta cien mil toneladas por año de etano, propano, butano y gasolina con destino a los proyectos petroquímicos que se puedan generar en el futuro.
Lo mismo, con hasta el diez por ciento del etano producido.
También YPF construirá en Plaza Huincul una central termoeléctrica de cuarenta megavatios.
Otras gestiones de la Subsecretaría de Energía son las siguientes: se pudo comenzar la obra de Pichi Picún Leufú, con la concesión de la explotación a la firma Pérez Compac por parte de la Secretaría de Energía de la Nación. La Provincia tuvo vital participación en el proceso, con lo que se obtuvo trabajo para más de ochocientas personas.
Comenzaron en ambos lados de la cordillera de los Andes las obras del gasoducto del Pacífico, que parte desde el yacimiento Loma de La Lata.
También está en ejecución, dependiendo su pronta finalización de las condiciones climáticas, el sistema de calefacción de las calles de Copahue que permitirá extender la temporada turística y terapéutica a casi todo el año. Se trata de una obra de gran complejidad técnica, realizada en difíciles condiciones meteorológicas, con un presupuesto de seis millones de pesos.
Se completó la planta de personal en el Ente de Contralor Operativo de Hidrocarburos que operará en Cutral Có y Plaza Huincul.
Se licitaron, a través de HIDENESA, las áreas Ramos Mexía, Paso Aguerre y Dos Hermanas con excelentes ofertas de inversión en exploración.
Se habilitaron las obras de gas en el Regimiento 21 de Las Lajas como compensación de terrenos entregados. Están prácticamente finalizadas las plantas vaporizadora y graneleras de GLP de Andacollo y Loncopué, las que permitirán abastecer a esas localidades y a las escuelas rurales cercanas. Están adjudicadas las obras de gasoductos, plantas y redes de gas para Villa El Chocón y Buta Ranquil, las que podrán contar con el servicio a fin de año. También están muy avanzadas las tratativas para la ejecución de la obra de provisión de gas natural a la zona rural productiva de Vista Alegre.
La sanción de la Ley número 2175, de venteos y control de las empresas operadoras, permitió una significativa reducción de los volúmenes emitidos a la atmósfera, ahora medidos por debajo de los cupos técnicos permitidos. De esta forma hemos contribuido decisivamente a bajar la contaminación ambiental y a racionalizar la explotación.
Se lograron récords históricos de producción de petróleo en Neuquén, con un volumen de dieciocho millones de metros cúbicos en 1997, lo que corresponde a una producción diaria de cuarenta y nueve mil metros cúbicos. Ello implica un incremento del siete coma cinco por ciento con respecto al año anterior. La producción de gas se mantuvo en niveles similares.
El Ente Provincial de Energía (EPEN) abastece satisfactoriamente el servicio eléctrico a toda la Provincia, excepto los servicios prestados por las Cooperativas de Neuquén, Cutral Có, Plottier y Zapala. Se realizan nuevas obras y ampliaciones en la estación transformadora de Puesto Hernández, línea de treinta y tres mil kilovatios y estaciones transformadoras de la línea en construcción de Zapala, Aluminé-Pehuenia y está en construcción la línea de Filo Morado a Buta Ranquil, de donde se proveerá de electricidad a la Provincia de Mendoza.
También están en marcha los programas de electrificación rural en Molulco, en la zona de Añelo, Ranquilón, Colipilli, Rincón Colorado, Quila Quina, Meliquina, Senillosa y
El Chocón.
Educación cuenta con distintos programas financiados para la realización de su infraestructura edilicia, tales como PRISE, PRODIMES, Pacto Federal, Plan Social y recursos provinciales. Con ellos se han incorporado ciento noventa y dos nuevas aulas en el presente año lectivo y se encuentran en ejecución setenta y cinco más. A través del Plan Social se realizó la provisión de gas a granel a noventa escuelas del interior, con una inversión de tres millones de pesos, y ya está aprobada la extensión de este servicio a cuarenta escuelas más.
En lo que hace al desarrollo de la economía, Obras Públicas tiene a su cargo proyectos especialmente importantes, como el sistema de riego La Picacita, en ejecución, y el sistema de riego de Añelo, en proceso de licitación.
Es de destacar la valiosa y efectiva acción que desarrolla Vialidad Provincial. Este prestigioso organismo mantiene los caminos impecables en una geografía cordillerana difícil, con trabajos de mantenimiento y mejoramiento que abarcan toda la red de diez mil kilómetros de rutas provinciales.
En pavimentación sobresalen los siguientes trabajos.
Terminación de la Ruta número 40 hasta Barrancas.
Terminación de la Ruta número 7 desde Añelo hasta Punta Carranza.
Terminación del tramo de la Ruta número 46, desde Zapala hasta Puente Picún Leufú con una longitud de treinta kilómetros de obra.
Se inició la pavimentación de la Ruta número 23, desde Aluminé a Rahue.
Se terminó la apertura del circuito que enlaza el volcán Domuyo y que abre un promisorio porvenir al turismo de aventura de la zona norte.
Se está construyendo la pavimentación de siete kilómetros en la Ruta número 43 entre Chos Malal y Andacollo.
Finalizó la obra de acceso al refugio de montaña del futuro centro invernal del cerro Waile.
El Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo ha firmado un importante convenio con el Banco Hipotecario Nacional, el que permite continuar con renovado impulso la construcción de viviendas mediante distintos planes, renovando además antiguas operatorias de viviendas industrializadas y apoyando la vivienda rural.
En el Ejercicio de 1997 se construyeron y entregaron mil trescientas cincuenta unidades habitacionales con fondos FONAVI. En este ejercicio está en marcha un auspicioso plan de obras con recursos del FONAVI, del Banco Hipotecario y del Recupero Financiero; están en construcción dos mil quinientas setenta y dos nuevas viviendas.
El Ente Provincial de Agua y Saneamiento continúa con las acciones para cumplir el abastecimiento de agua potable y obras cloacales. Con préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo se encuentran en ejecución los desagües cloacales en Plottier, abastecimiento de agua a Picún Leufú y abastecimiento de agua a Zapala.
Se han proyectado y están en trámite de financiación nuevos proyectos de agua y saneamiento en toda la Provincia, que tiene cubierto el servicio de agua potable para un noventa y un por ciento de la población, y obras cloacales para un cincuenta y cinco por ciento, indicadores éstos que algunos países desarrollados todavía no alcanzaron.
El Banco de la Provincia del Neuquén prosigue la evolución favorable superando paulatinamente la grave crisis que sufrió hasta el año 1995. Las mediciones del Banco Central de la República indican aumento en los activos, mejora en la liquidez, aumento en los depósitos y notable recupero de los créditos morosos. Por ello, luego de haber perdido su capital de treinta millones de pesos con el período anterior, se ha recuperado logrando en el ejercicio pasado una ganancia de seis millones quinientos mil pesos.
La Provincia aportó cincuenta millones de pesos para integrar su capitalización a través de los bonos TIPRE.
El Ministerio de Salud y Acción Social está desempeñando un papel de especial importancia en momentos de dificultades para la comunidad. Gracias a la acción de la Subsecretaría de Salud, Neuquén es una de las pocas jurisdicciones del país que actúa con un plan integrado y regionalizado a través de una red de establecimientos organizados con niveles de complejidad creciente. Así se asegura a toda la población un servicio sanitario gratuito, de excelente calidad e inmejorables resultados. Por cada mil niños nacidos, novecientos ochenta y siete de dos años caminan, juegan y gritan gracias a la acción del Plan Materno Infantil.
Desde la Subsecretaría de Acción Social se cumple la misión de proteger a la niñez; promover a la mujer; brindar apoyo, respeto y solidaridad a los ancianos y discapacitados; fortalecer a los jóvenes y adolescentes; ayudar a la familia y estar siempre junto a los pobres.
Con este ánimo de servicio se está cumpliendo una noble actividad con distintos programas: Hogares de Ancianos; Talleres de Costura; Familias Sustitutas; Familias Transitorias; Pequeños Hogares; Unidades de Acción Familiar; Madres Cuidadoras; Albergues; Talleres de Mujer y Salud; Artesanas; Jefes de Hogar; Hogares de Menores; Libertad Asistida; Pensiones Graciables; Programa Nutricional “Creciendo Fuertes y Sanos”, “Pan y Pan”; Invernaderos; Huertas; Comedores Comunitarios; Talleres Productivos, y Cajas Prani, son los múltiples programas sociales en plena vigencia apoyando a la población más desvalida. En estos tiempos de crisis, de desocupación e incremento de la pobreza, es cuando más hay que ofrecer a la comunidad, con solidaria vocación, el apoyo irrestricto de los organismos gubernamentales y nacionales, provinciales y privado.
La Secretaría de la Producción desarrolla una intensa actividad, una política orientada a la producción en las áreas de agricultura y ganadería, industria y comercio, fruticultura, horticultura, bosques y minería con resultados alentadores.
Las principales inversiones en colonización están en ejecución o en trámite de adjudicación: canal de La Picacita, siete mil cuatrocientas hectáreas; rehabilitación de Colonia Centenario, tres mil quinientas hectáreas; Butalón Norte, doscientas hectáreas; canal de Añelo, diez mil hectáreas. Además se está por licitar la red de riego en Rincón de los Sauces para mil quinientas hectáreas.
Con una multitudinaria asistencia de pobladores se realizó la II Feria de la Producción, donde los productores y artesanos expusieron su labor.
La Dirección de Bosques tiene el objetivo de alcanzar un mínimo de diez mil hectáreas forestadas por año, preparando desde ahora para ello las condiciones necesarias en los viveros de la Provincia y de CORFONE, programando duplicar la producción anual de diez millones de plantines. Para el corriente año está prevista la forestación de cinco mil hectáreas.
CORFONE SA mantiene y acrecienta veinte mil hectáreas forestadas. Para el aprovechamiento maderero del bosque Abra Ancha ha instalado un moderno aserradero en el lugar y ya está produciendo madera de primera calidad. Ha suscripto un convenio con YPF para la forestación de cinco mil hectáreas, iniciándose en esta temporada las primeras mil hectáreas que serán plantadas en la zona norte de la Provincia.
La Cámara de Empresarios Argentinos y CORFONE al haberse destacado ésta a nivel nacional por su actividad en el sector forestal, mereció la distinción y previó que será entregada el 15 de mayo con presencia del señor presidente de la Nación.
Con una comprometida labor de equipo desde Turismo se alcanzaron logros de gran relevancia. Junto al valioso aporte de los municipios y del sector privado, las acciones ejecutadas han permitido acrecentar la cantidad de turistas que durante la temporada veraniega desbordaron la capacidad de alojamiento de toda la zona cordillerana en Villa La Angostura, Villa Traful, Junín y San Martín de los Andes y Aluminé. Miles de visitantes disfrutaron de la belleza de nuestros lagos, bosques y montañas. La perspectiva para este año es superar el medio millón de turistas en Neuquén.
Las acciones de la Dirección de Industria y Comercio tienden a promover la radicación de nuevas industrias y actividades económicas y privadas asesorando a empresarios y a los inversores, consecuentemente con la Ley número 378, de Promoción Económica. El Programa para las Pequeñas y Medianas Empresas ocupa un lugar preferencial en ese cometido. También tiene a su cargo propulsar la integración comercial con Chile y apoyar la instalación de la zona franca en Zapala, contribuyendo a la integración regional.
Ese tenaz bregar ha permitido que las exportaciones neuquinas hayan superado los mil ochocientos millones de dólares en petróleo, minerales, frutas, jugos, cerámicos y textiles, destinados principalmente a Brasil, Chile, y Estados Unidos.
Otros programas son el desarrollo del laboratorio del INTI, apoyando a la delegación Neuquén de ese ente nacional, para contribuir al fortalecimiento industrial de la Patagonia.
Han tomado relevancia desde el 1 de marzo el control de ingresos de productos alimenticios a la Provincia y todo lo relacionado con la defensa del consumidor.
Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable ha continuado sin pausa los controles en tierra, agua y aire, para mantener y mejorar las condiciones ambientales de la Provincia. En nuestra comunidad se ha forjado una fuerte actitud para preservar y defender la pureza de nuestro medio ambiente, por lo que nos sentimos apoyados, en especial por la juventud y también por las empresas petroleras que ahora están colaborando al cumplir las normas establecidas para preservar y reparar los daños de esa industria contaminante.
La Secretaría General cumple su función de asistencia directa al gobernador en el despacho diario de las acciones del Poder Ejecutivo.
Actúa en la difusión de los actos de gobierno con la asistencia de la Dirección de Información Pública y de Radio y Televisión del Neuquén.
Con el apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo se está formulando un plan de modernización del Estado y otro relativo a hidrocarburos y su compensación con desarrollo forestal.
Cumpliendo con la Ley número 2203, fue puesta en funcionamiento la Subsecretaría de Trabajo.
Sus objetivos son fortalecer las relaciones con los organismos nacionales, bregar por el cumplimiento de las leyes laborales, asistir al cumplimiento de la Ley número 2128 y promover la capacitación de sus beneficiarios.
Honramos así a los trabajadores con la estructura institucional y legal necesaria para defender mejor sus derechos. Saludo a todos ellos en su día, reconociendo en su esfuerzo colectivo la fuente primera de toda la riqueza acumulada en la sociedad. Nos comprometemos a seguir bregando por el mejoramiento de sus condiciones de trabajo.
La Secretaría de Estado del COPADE, un organismo que cumple una misión fundamental para el gobierno, en este último año centró sus esfuerzos en la elaboración de la propuesta para el desarrollo sostenible de nuestra Provincia con vistas al mediano y largo plazo, conocida como “Neuquén 2020”, a la cual ya hemos hecho referencia.
Este organismo creado en mi primer gobierno, cuando comprendí que se necesitaba una herramienta técnica de planificación que posibilitara tomar decisiones políticas con responsabilidad, hoy tiene treinta y cuatro añ0amental importancia.
El Corredor Bioceánico Multimodal que comenzó a funcionar en enero de este año, significa un paso importante para relacionar al Neuquén con el mundo. Se ha concretado un formidable y complejo sistema de traslado de contenedores, que incluye no sólo el transporte sino las normas aduaneras, controles sanitarios y demás requisitos burocráticos que han obstaculizado por años el proceso de integración con Chile.
En los próximos días se reúne en Neuquén el Comité de Fronteras para continuar con las gestiones para la integración eficaz con Chile. Estamos unidos con ellos por la cordillera de los Andes y nos acerca a cada uno de los chilenos y argentinos la amistad fraterna de siempre, más allá de las divergencias que puedan tener los gobiernos centrales. Nos une la misma cultura y nos une la historia: San Martín y O’Higgins la iniciaron con un abrazo. Recuperemos aquel espíritu para la etapa que hoy nos toca vivir. Ellos nos dieron la independencia, ahora nos falta la integración económica. En estas jornadas de mayo en Neuquén expresamos la más cordial bienvenida a todos los funcionarios, empresarios y ciudadanos chilenos que vienen a cimentar este anhelado reencuentro.
Desde el Ministerio de Gobierno, Educación y Justicia se han afrontado difíciles situaciones derivadas de un clima totalmente politizado que vive Neuquén. La democracia nos impone resguardar celosamente la libertad y las garantías individuales. Rechazamos la violencia y el terror como métodos políticos. No todos piensan así en la Provincia, porque grupos gremiales inadaptados y miembros de organizaciones políticas minoritarias en maniobras bien sincronizadas, utilizaron el robo y el saqueo indiscriminado de comercios y oficinas del centro de la capital. Llegaron a la ocupación de instalaciones públicas como en esta misma Legislatura y la interrupción de puentes, calles y rutas, con el objetivo de crear un clima de desorden útiles a sus fines, sin que la Justicia haya reaccionado hasta ahora.
Este Ministerio mantuvo firme el criterio de defender las libertades de expresión y de disenso, algo fundamental en la democracia. Por ello el Ministerio político está y estará siempre abierto para recibir y atender los reclamos de la comunidad neuquina, siempre que sea pacíficamente y dentro del marco de las instituciones.
Consideramos a los municipios como la célula básica de la democracia, donde la ciudadanía puede expresarse directamente, de manera orgánica y sin limitaciones. Desde el Poder Ejecutivo se impulsa su fortalecimiento y se apoyan todas sus iniciativas y necesidades.
En este período se han creado las nuevas Comisiones de Fomento de Covunco Abajo, Los Catutos, Ramón Castro y Pilo Lil. Se estudia la creación de las comunas de Arroyito, Chapua-La Salada, Coyuco-Cochico y Huncal-Pichahue.
Defensa Civil, Escribanía de Gobierno, Registro Civil, Personas Jurídicas, Cultura, Liberados y Excarcelados, Archivos Históricos, Boletín Oficial, Consejo Provincial de Tránsito, COPROTON, Derechos Humanos y Unidad Abierta de Challaco, son Direcciones y entes del Ministerio de Gobierno, Educación y Justicia que funcionan con normalidad y eficiencia.
La institución policial está cumpliendo con solvencia y jerarquía sus misiones de auxiliar de la Justicia y de brindar seguridad a la población, tanto desde la prevención del delito como de su erradicación. Su accionar es especialmente difícil y delicado en las actuales circunstancias de una realidad social que genera el crecimiento de la violencia y de la delincuencia.
Sus planes se adaptan a la disponibilidad de recursos, creando nuevos servicios y adecuando los existentes. Se encuentran en ejecución o en licitación doce obras de refacción y construcción de nuevos edificios para comisarías y alcaidías, así como tres nuevas alcaidías para jóvenes y mujeres en ejecución en Neuquén, Zapala y Cutral Có. A la vez, se está equipando con nuevos medios de movilidad y un sistema troncal de comunicaciones.
Me voy a referir ahora con más detalles al sistema educativo, por el que estamos preocupados. Mucho se ha hecho en materia de infraestructura y mejoramiento de los programas, pero aún falta mucho, pues hay indicadores que muestran falencias que no podemos dejar pasar. Nada de lo que planificamos podrá realizarse si no tenemos un pueblo preparado.
Se ha comprobado que la variable independiente de la desocupación no es la poca actividad económica ni la inversión, sino los niveles educativos de la población. En la población universitaria casi no hay desocupación; en la que tiene niveles secundarios los índices son tolerables; pero en la que sólo tiene educación primaria o no tiene ninguna formación, los caminos se angostan y allí está más del ochenta por ciento del total de los desocupados.
Entonces está claro que la principal acción de cualquier gobierno, ahora más que nunca, es la de atender la educación. Así fue declarado recientemente en la Cumbre de Jefes de Estado realizada en Santiago de Chile, donde los líderes de América trazaron el camino con claridad.
En Neuquén tomamos este llamado con nuestra propia mística. Para romper el círculo vicioso de una mala situación económica que genera falta de empleo y que a la vez imposibilita la educación de los hijos. Hay un solo camino: la educación pública, obligatoria y gratuita. Lo repito: educación pública, obligatoria y gratuita para todos los niveles es la política oficial de este gobierno, que siempre defendió y la seguirá defendiendo.
Si logramos que la mayoría de nuestros jóvenes superen los distintos niveles, logrando una mínima capacitación terciaria, entonces en Neuquén la desocupación y la marginalidad desaparecerán. Para ello tenemos que atacar los graves problemas que aquejan al sistema y que se reflejan en la repitencia y el abandono.
El progreso en la educación no es fácil, pues hay intereses contrarios en algunos sectores que todavía viven la etapa contestataria de los años ’70 y que necesitan del conflicto para mantenerse como dirigentes.
Mientras tanto el Consejo Provincial de Educación sigue atendiendo a una población eminentemente joven y en crecimiento. Hoy el sistema contiene a ciento cincuenta y siete mil alumnos que se distribuyen en novecientos ochenta y dos unidades educacionales.
A todos los que hacen posible que este formidable aparato educativo funcione razonablemente, maestros, profesores, trabajadores, padres, alumnos y funcionarios, les hago llegar mi reconocimiento.
Hemos logrado una aceptable estabilidad económica, la inversión privada va en aumento, la Administración funciona normalmente e iniciamos un plan sólido que nos permite ser optimistas. Pero todavía no hemos llegado en Neuquén a la estabilidad política. La gobernabilidad no significa que el gobernador pueda hacer lo que se le ocurra. Todo lo contrario, los mecanismos de control, de crítica y de regulación están funcionando a pleno, tal como lo establecen las Constituciones nacional y provincial.
Gobernabilidad significa que todos, los poderes públicos, los partidos políticos, las entidades intermedias, los gremios y la prensa sean capaces de acordar pautas básicas para el desarrollo futuro. Cada uno desde su lugar y cumpliendo su función con espíritu de cuerpo, pero con la responsabilidad que significa velar por los intereses del conjunto, sin sectarismo, sin oportunismo, sin demagogia ni especulaciones electorales.
Cuando se cae en el terrorismo de no dejar hacer nada al gobierno, cualquiera sea la acción propuesta, estamos lejos de la inteligencia y del bien común. Aquello de que “cuando peor, mejor para nosotros” ha sido probado aquí en Neuquén. No parece que la receta vaya a ser buena para nuestra Provincia.
Hemos expuesto nuestros planes, tanto en la coyuntura como en el mediano y largo plazo. Tal como propusimos, está abierta la discusión. Estamos abiertos a las críticas y a los aportes positivos. Escucharemos especialmente a los que no piensan como nosotros, para poder tomar lo mejor de cada uno.
Si tenemos el plan adecuado, el cual se irá adaptando a las circunstancias en la medida que avanza y si tenemos los acuerdos básicos, entonces la democracia funcionará bien, con la alternancia de distintos partidos en el gobierno, la división de Poderes y la discusión sana de los grandes y pequeños temas.
En un escenario así, con la capacidad de los neuquinos y con la enorme riqueza en recursos naturales que Dios dotó a la Provincia, el futuro seguramente será próspero y lleno de oportunidades para los que decidan vivir en nuestra Provincia.
Tenemos un pueblo joven, en crecimiento ávido de trabajar y crear, sólo falta que pongamos inteligencia y perseverancia para el futuro con la ayuda de Dios Todopoderoso.
A las mujeres y madres, que con su amor y tenacidad son el soporte de todo lo que hacemos; a los trabajadores; a la juventud y a todos los hombres de buena voluntad del Neuquén, y a ustedes, señores legisladores, les deseo salud y fuerza para seguir construyendo juntos esta gran Provincia del Neuquén.
Muchas gracias.
FELIPE SAPAG

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada