marzo 01, 2012

Mensaje del Jefe de Gobierno Mauricio Macri, en la apertura de sesiones de la Legislatura (2011)

MENSAJE
DEL
JEFE DE GOBIERNO DE LA CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES
Mauricio Macri
AL ABRIR LAS SESIONES EN LA LEGISLATURA
EL 1° DE MARZO DE 2011

Señoras, señores, amigos del Gobierno y amigos de la oposición: buenos días a todos.
Les deseo, nos deseo a todos, un buen año legislativo 2011 en el que espero podamos trabajar juntos otra vez y sigamos, como en estos tres años, consensuando muchas leyes necesarias para los vecinos. Aprovecho para agradecer la buena voluntad de los legisladores que han hecho sus aportes en esos debates.
Se necesitan políticas de Estado en la Ciudad; políticas de largo plazo que no se discutan al comienzo de cada gobierno, y si bien avanzamos mucho en esa dirección, todavía quedan algunos temas pendientes que les propondré a continuación.
Hoy no voy a repasar lo hecho en todas las áreas. Para eso les dejo un libro donde encontrarán detalles de nuestro trabajo. Ahí pueden ver el casi absoluto cumplimiento del compromiso asumido un día como hoy de hace tres años.
En vez, quiero plantear ocho temas que deben ser políticas de Estado, temas que propongo discutamos este año.
En primer lugar, quisiera pedirles que discutamos y le demos prioridad a la Ley de Centros de Primera Infancia. Ustedes saben que en estos años hemos abierto veinte centros que trabajan con 2 mil chicos que reciben contención y estimulación temprana, vital para su desarrollo y para que crezcan en igualdad de oportunidades; este año abriremos diez más. Dar una estimulación temprana a partir de los 45 días es un derecho que iguala oportunidades, no sólo a los chicos, sino también a sus madres, que gracias a estos centros pueden ir a trabajar o a estudiar, con la tranquilidad de saber que pueden dejar a sus hijos en un lugar seguro que los cuida y los contiene.
Estos centros brindan atención alimentaria y nutricional, desayuno, almuerzo y merienda para los chicos que asisten diariamente; también seguimiento y cuidado de la salud, capacitación y contención para las madres.
Por esto es que necesitamos darle un marco de certidumbre a estos centros y a los líderes sociales que los encabezan, para que se convierta en una política de Estado, cuyos resultados se vean en el largo plazo, tal como ocurrió con el programa de Ciudadanía Porteña. Sé que existen distintas posturas respecto de este tema y es muy bienvenido el debate, pero démosle a los más chicos la prioridad que se merecen. Sería un gran paso adelante. (Aplausos.)
En segundo lugar, quiero plantear dos debates centrales para seguir trabajando por una mejor calidad de educación pública de esta Ciudad: la creación de la Agencia de Evaluación de Calidad Educativa y la Ley de Educación Digital.
Hace tres años, la Legislatura declaró la Emergencia de la Infraestructura Escolar. Hoy, gracias a la inversión que hicimos, podemos decir que esa emergencia ha concluido, lo que nos permite dar debates más estructurales. Ahora tenemos que avanzar en la calidad de la educación pública, y por eso estamos introduciendo la cuestión de la evaluación de los docentes y de los alumnos.
Hemos hecho en 2010 pruebas piloto de evaluación de los alumnos y, lamentablemente, los resultados no son alentadores. Éste es un problema que excede los límites de la ciudad y se manifiesta en todo el país. Debemos trabajar todos juntos para revertirlo, para que todos los chicos tengan las mismas oportunidades de cara al futuro.
Este año, en las paritarias con los sindicatos, hemos acordado introducir la evaluación de los docentes, quienes también se deben sumar a este desafío de la calidad. Por eso es que presentaremos una ley para crear la Agencia de Evaluación de la Calidad Educativa. Esta agencia permitirá darle jerarquía a las políticas de evaluación y mejora de la calidad para que sea un compromiso de todo el sistema político de la Ciudad. (Aplausos.)
El otro gran paso que daremos este año en la educación pública es la introducción del Plan Integral de Educación Digital, dando una computadora a cada alumno de escuelas primarias estatales de la Ciudad. Éste será el mayor cambio del sistema educativo de las últimas décadas. Con este gran paso, todos los chicos tendrán las mismas oportunidades de acceder a la tecnología, y todos los docentes la posibilidad y el excitante desafío de innovar en lo pedagógico. Este año entregaremos más de 160 mil computadoras a los alumnos de las escuelas primarias y más de 17 mil a los maestros. Reducir la brecha digital es una obligación del Estado en estos tiempos, donde el acceso a la tecnología debe ser un derecho para todos. (Aplausos.)
Para darle un marco normativo y de estabilidad a este programa, presentaremos la Ley de Educación Digital. Espero también que puedan acompañarnos en esta discusión.
En tercer lugar, quiero plantear una prioridad para este Gobierno en el área de Cultura. Tenemos urgencia de que se aprueben las leyes de recuperación del Teatro San Martín y de su autarquía, para que podamos trabajar en él tal como hicimos con el Teatro Colón.
(Manifestaciones en las bancas)
El San Martín es uno de los teatros emblemáticos del país y, como el Colón, merece estar en las mejores condiciones y merece tener su autarquía, para así mejorar su administración y su organización interna.
La ley de autarquía implica un modelo de gestión actual y dinámico, donde se especifican formas de financiamiento, administración, patrimonio, recursos y coordinación. La aprobación de este proyecto va a ser un verdadero avance para la vida del teatro, y va a seguir jerarquizando las instituciones culturales de la Ciudad.
En estos años hemos logrado darle un mayor impulso a la política de festivales, y una política de Estado a la programación gratuita en todos los barrios de la Ciudad, a las instituciones culturales públicas y también a la coordinación con las instituciones privadas.
La declaración del tango como patrimonio de la humanidad y la designación de la Ciudad como Capital Mundial del Libro 2011 son dos reconocimientos a esa política que nos enorgullece y nos distingue internacionalmente.
Hagamos el esfuerzo de sacar adelante también al Teatro San Martín, para que todas las instituciones culturales estén a la altura de este desafío.
En cuarto lugar, quiero plantear un debate central pendiente desde hace mucho tiempo en esta Ciudad: la regresividad del sistema impositivo. Debemos acelerar el trabajo de la comisión creada a tal efecto. Tenemos que dar esta discusión para buscar los consensos necesarios que le permitan a la Ciudad contar con un esquema impositivo menos regresivo y que propenda al desarrollo productivo.
Este debate debe centrarse en cuestiones estructurales del sistema y debe ser pensado siempre a largo plazo. No pretendemos resolverlo de un día para otro, pero entendemos que se deben sentar las bases de un acuerdo amplio que permita a las próximas administraciones avanzar definitivamente en el rumbo del cambio deseado. (Aplausos.)
También plantearemos esta discusión a nivel nacional, ya que el régimen actual de coparticipación es injusto con los vecinos de la Ciudad. Espero que todas las fuerzas políticas de la Ciudad podamos trabajar en conjunto en esta dirección.
En quinto lugar, asociado al anterior, está el debate sobre la incorporación de mecanismos alternativos de financiamiento de proyectos estructurales. Ambos están vinculados, porque atacan la debilidad estructural de la falta de capacidad de financiar inversión que tiene nuestra Ciudad.
Es por eso que siempre hemos insistido mucho con la importancia de la austeridad en la administración, para que logremos que la mayor cantidad de recursos posibles vuelva en obras a la gente.
Hay tres grandes proyectos que tienen sus propuestas de herramientas de financiamiento que quisiéramos discutir este año. El primero es el de la construcción de la Línea “G” de subtes.
La Línea “G”, que irá desde Retiro a Villa del Parque, va a mejorar y ampliar la oferta de transporte público desde el Oeste al centro de la Ciudad. Esta nueva línea se proyecta sobre una posible demanda de más de 170.000 pasajeros en un día hábil.
Este año estaremos haciendo un récord de estaciones nuevas, ampliando varias líneas gracias a la posibilidad de financiamiento que trabajamos en conjunto con ustedes. Pero aún es mucho lo pendiente, y para poder financiarlo estudiaremos propuestas que presentaremos en los próximos meses para su discusión.
El segundo es el de la construcción del Complejo Hospitalario del Sur, proyecto presentado el año pasado. Esta nueva obra significará una revolución para el sur de la Ciudad y mejorará la atención y la calidad del sistema de salud pública. Permitirá tener tecnología de avanzada y una mejor calidad de atención para los pacientes, médicos y enfermeras que hoy usan los hospitales Muñiz, Udaondo y Ferrer.
Este nuevo edificio tiene prevista una construcción de casi 69.000 metros cuadrados. La edificación del complejo se realizará en tres etapas y durará 60 meses. Como ustedes saben, este proyecto requiere de una inversión de 170 millones de dólares.
La inversión que hemos hecho en la infraestructura de la salud pública es muy importante, recuperando años de falta de inversión. Siempre falta más, pero estamos convencidos de que vamos en la dirección correcta.
También hemos podido avanzar mucho en la política de recursos humanos y en programas de Salud; varios de ellos surgen de leyes, como es el caso de la Cobertura Porteña de Salud. Pero es necesario que demos un salto de calidad en la infraestructura para brindar un servicio acorde a las necesidades de la gente. Por eso es que pido que demos el gran paso que significaría para la gente del sur de la Ciudad construir este complejo.
El tercer proyecto pendiente es el del Centro Cívico. Se han logrado grandes avances en la reforma del Estado en estos años, tanto en política de recursos humanos y tecnología como en la parte administrativa y la atención ciudadana, pero aún tenemos edificios que no se adaptan a las necesidades de hoy.
El proyecto del Centro Cívico impulsaría además la zona sur, llevando trabajo y desarrollo a una parte que necesita integrarse más y mejor al resto de la Ciudad.
Espero que podamos avanzar en este debate con el menor nivel de prejuicio posible, priorizando aquellos vecinos que se beneficiarían con estos proyectos antes que falsos debates ideológicos que se han quedado en el tiempo.
En sexto lugar, quiero plantear un debate referido a la seguridad. Como ustedes saben, venimos trabajando desde hace tres años en un Plan Integral de Seguridad que contempla políticas de prevención, coordinación y control de emergencia, con la creación de un centro único de control y coordinación, reformas y facilitación del acceso a la Justicia y creación de la Policía Metropolitana. Este Plan está teniendo resultados muy positivos para los vecinos, pero necesitamos trabajar en conjunto en la mejora de las leyes que regulan la seguridad. (Aplausos.)
El Código Contravencional debe ser simplificado, modificando aquellas cosas que no han servido para lograr que sean más efectivas.
También debemos respetar el reclamo de miles de vecinos que pidieron avanzar en la normativa contra los delitos en moto. La ley que fue aprobada el año pasado no soluciona el problema.
En séptimo lugar, quiero referirme a la creación del Distrito Audiovisual. Este proyecto nos va a permitir fomentar el desarrollo de esta industria en los barrios de Chacarita, Villa Crespo y La Paternal, generando puestos de trabajo y el desarrollo de la zona. El Distrito Audiovisual va a concentrar geográficamente empresas del sector para potenciar el desarrollo de las PyMES, darle una identidad al espacio físico donde se concentra la industria y posicionar a la Ciudad como un destino confiable para la inversión local e internacional.
Esta política ya tiene su primer éxito en el Distrito Tecnológico, en los barrios de Parque de los Patricios, Pompeya y Barracas. Setenta empresas ya se han radicado y muchas otras están estudiando mudarse. (Aplausos.)
Además, con las mejoras en el espacio público, la llegada de la Policía Metropolitana y del subte, estos barrios del sur de la Ciudad están recuperando su pujanza y vitalidad.
En el transcurso del año presentaremos también una iniciativa para crear el Distrito del Diseño en la zona del recientemente reinaugurado Centro Metropolitano de Diseño en Barracas.
En octavo lugar, presentaremos un proyecto para convertir en ley el Plan de Cambio Climático de la Ciudad. Este Plan genera el marco para todas las políticas ambientales que buscan hacer de Buenos Aires una Ciudad donde todos vivamos en un ambiente más sano y sustentable. Una Ciudad mejor para dejarles a nuestros hijos. (Aplausos.)
Cada año calculamos nuestras emisiones de gases efecto invernadero y tenemos una estrategia de mitigación y otra de adaptación a los cambios previstos, que consisten principalmente en el aumento de la temperatura, más olas de calor, más tormentas, más sudestadas y lluvias extraordinarias más frecuentes.
La nueva política de residuos, las políticas de educación ambiental, el control de aire y ruido, la instalación de terrazas y muros verdes, los nuevos dispositivos de iluminación LED, el Ecobus, la movilidad alternativa, todos son componentes de este plan que marca objetivos y metas concretas hacia el año 2020.
Espero que podamos asumir este compromiso entre todos. Esto nos va a permitir darle estabilidad a un plan que ayuda a implementar muchas leyes ambientales sancionadas por esta Legislatura. Pero sobre todo, nos va a permitir transformar la política ambiental en una política de Estado. (Aplausos.)
Además de esta agenda pendiente, les quisiera plantear algunas cuestiones relativas al sistema electoral. Creo que hay que avanzar en reformar algunas cuestiones de la Ley de Comunas antes de que se termine de implementar este año. Sé que hemos dado un paso adelante, pero nos hace falta mejorar algunas cuestiones.
Debemos ser muy responsables a la hora de ver qué cosas servirán realmente para el objetivo de fondo que comparto, que es llevar más cerca de los vecinos el poder y la gestión. Por eso, hemos dado más facultades y espacio que ningún otro gobierno a los CGP. (Aplausos.) Pero también tenemos que ver cuáles de estas pautas resultarían contraproducentes al generar costos burocráticos sin sentido. Todos queremos dar mayor poder al pueblo de la Ciudad, pero también buscamos evitar el despilfarro.
Respecto del calendario electoral, convoco a las fuerzas políticas de la Ciudad a que trabajemos juntos en simplificarlo, ya que es imposible que les pidamos a los vecinos que voten seis veces en cuatro meses. Me comprometo a definir las fechas tan pronto como se consiga un resultado de ese trabajo. (Aplausos.)
Para terminar, les quiero pedir que podamos contar con un presupuesto lo antes posible. Sé que hemos avanzado con la aprobación de la Ley Tarifaria, y que estamos acercando posiciones para poder aprobarlo. Siempre estamos abiertos a discutir y hemos venido a dar todas las explicaciones. No creemos que sea lógico que se nos pida trabajar sin esa herramienta básica. Confío en la buena voluntad de cada uno de ustedes para que podamos resolver este punto.
Nuevamente les agradezco por todo lo que hemos podido trabajar en conjunto. Los desafíos que tenemos por delante son inmensos, pero tenemos que llevarlos con el optimismo de saber que se pueden hacer transformaciones y lograr consensos.
Al ser un año electoral se van a extremar las contradicciones políticas de todos nosotros. Pero estoy seguro de que también podemos encontrar espacios donde pongamos en el centro la prioridad de todos nosotros: que la gente viva más feliz, con más oportunidades y mejor calidad de vida. Muchas gracias. (Aplausos.)
MAURICIO MACRI

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada