marzo 01, 2012

Mensaje del Jefe de Gobierno Mauricio Macri, en la apertura de sesiones de la Legislatura (2010)

MENSAJE
DEL
JEFE DE GOBIERNO DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES
Mauricio Macri
AL ABRIR LAS SESIONES EN LA LEGISLATURA
EL 1° DE MARZO DE 2010

Señor presidente de la Legislatura, Oscar Moscariello, señores invitados y autoridades de la Ciudad, señoras y señores legisladores: quiero pedir un minuto de silencio en solidaridad con nuestro hermano pueblo chileno, debido a la tragedia que han sufrido y a las víctimas que han tenido, como así también a las que se han registrado en nuestro país.

- Puestos de pie las señoras y los señores diputados y el público presente, se procede a guardar un minuto de silencio.
Es una alegría estar nuevamente en esta Casa para inaugurar las sesiones legislativas de 2010.
En primer lugar, quiero saludar a la nueva conformación del cuerpo legislativo y darles la bienvenida a los legisladores que asumieron el 10 de diciembre.
Este año celebramos juntos el Bicentenario de nuestra Nación, donde la Ciudad tiene un rol indiscutible y protagónico. Qué mejor oportunidad que ésta para asumir, entre todos, el compromiso de aunar los esfuerzos en pos de un país y una ciudad mejor.
Han pasado dos años de gestión y hemos demostrado, con hechos, que estamos haciendo una Buenos Aires para todos.
Avanzamos mucho en todas las áreas y, sin duda, en estos dos años hicimos más que en los últimos diez.
Con el equipo que me acompaña, decidimos construir una gestión abierta a la gente, escuchando cada uno de sus reclamos y preocupaciones. Sabemos que falta; somos conscientes de que hay cosas para mejorar, pero estamos en el camino correcto. Estamos haciendo las reformas profundas que fueron postergadas durante tantos años y logrando resultados que hace un tiempo parecían imposibles.
Estos logros no han sido fáciles. En el camino del hacer y en la necesidad de que las transformaciones sean tan profundas como rápidas hemos cometido errores, los cuales fueron asumidos con dignidad y corregidos. (Aplausos) Pero también hemos ganado en experiencias positivas, en éxitos para los vecinos y en avances que repercuten directamente en la mejora de la calidad de vida de la gente.
La lección más importante que nos ha dejado el hacer es la certeza de que se puede; es mentira que no podemos estar mejor. Un ejemplo de esto va a ser la reapertura del Teatro Colón. Gracias a un trabajo sin precedentes, el 25 de Mayo las puertas de este emblema cultural de la Argentina volverán a abrirse para todos.
El legado de aquellos hombres que soñaron una gran Nación está de nuevo entre nosotros, diciéndonos que podemos ser mejores y que podemos ser actores protagónicos de una sociedad más justa, equitativa e integrada. No hay una Buenos Aires por cada proyecto; existe una sola ciudad, que debe ser construida desde el aporte de todos los proyectos e ideas.
Somos un gobierno abierto al diálogo y a escuchar propuestas de todos los sectores, siempre de cara a la gente. Por eso, en el año 2009 comenzamos un proceso de diálogo inédito en la ciudad: “Buenos Aires 2020: Un Compromiso para Todos”.
Durante medio año nos reunimos con más de trescientos líderes sociales, políticos, sindicales y empresariales, y con más de seiscientas organizaciones.
A pesar de las diferentes responsabilidades que nos toca asumir, cada uno tiene que aportar algo para llevar adelante un proyecto colectivo que incluya a todos, sin egoísmos ni prejuicios.
Tenemos tres grandes ejes de gestión para este año. La prioridad uno son los chicos: su salud, su educación, su crecimiento y su diversión; en especial, la de los más desprotegidos. (Aplausos.) El objetivo es que reciban toda la atención necesaria para desarrollar sus capacidades e igualar sus oportunidades. Para esto, hemos creado un gabinete social en donde participan las áreas de desarrollo social, educación, salud, cultura y deportes, entre otros.
También trabajamos articuladamente con voluntarios sociales, organizaciones no gubernamentales y empresas. De esta manera, las políticas que antes atendían las mismas problemáticas generales desde enfoques particulares, hoy empiezan a coordinar y a articular los esfuerzos.
Durante este año continuaremos con la apertura de los lactarios y centros de primera infancia, con la meta de llegar a treinta centros en toda la gestión. Sumaremos jardines maternales y nuevas salas de uno y dos años. También seguiremos trabajando en la transformación de salas de jornada simple a completa.
Ampliaremos el programa de juegotecas. En dos años de gestión, inauguramos diez juegotecas y para este año vamos a garantizar la existencia de, por lo menos, dos por comuna.
Para este gobierno es una prioridad la educación pública, gratuita y de calidad. Creemos que los chicos tienen que acceder a la mejor educación posible. Por eso, hemos realizado un esfuerzo sin precedentes, para lograr un acuerdo con los gremios docentes y hoy comenzar las clases.
Este acuerdo salarial, fruto del trabajo mancomunado entre los gremios docentes y este gobierno, reafirma nuestra permanente vocación de diálogo y de mejora constante. Desde diciembre de 2007 a marzo de este año incrementamos el salario básico de los maestros en un 66 por ciento, que llegará al 94 por ciento en diciembre. Un docente que recién ingresa con un cargo de jornada simple pasó de cobrar 1.040 pesos en diciembre de 2007 a 1.800 pesos en marzo de 2010. En diciembre de este año este monto pasará a ser de 1.900 pesos. (Aplausos.)
Hemos hecho una inversión récord en infraestructura escolar, con más de 900 obras terminadas.
Estamos trabajando especialmente en la incorporación de tecnología a las aulas. El mundo en que vivimos se vuelve más competitivo y nuestros chicos tienen que estar mejor preparados.
Otro avance en esta área ha sido la incorporación del idioma inglés desde el primer grado. En 2009, se inició en 440 escuelas primarias y para este año ya se inscribieron más de 2.000 docentes.
Para incentivar el hábito de la lectura ya les entregamos a los chicos más de 2 millones de libros, para que puedan ir armando su propia biblioteca.
A esto, se suma la labor de los centros de inclusión digital, que brindan capacitación en el desarrollo de nuevas tecnologías a los chicos. Este año abriremos 8 nuevos centros, que se agregarán a los 11 existentes.
La salud también es una prioridad para este gobierno. Por eso, en estos dos primeros años de gestión hemos realizado un récord de inversiones en nuestros hospitales y centros de salud barriales, inaugurando uno cada cuatro meses. (Aplausos)
Sabemos que falta, pero el déficit estructural viene de años de desinversión. A paso firme iremos recuperando un sistema de salud a la altura de las necesidades del vecino.
Cumplimos con un reclamo histórico del Sur: inauguramos la primera etapa del Centro Asistencial de Lugano.
En dos años de gestión incorporamos 35 nuevas ambulancias al SAME, con equipos de última generación. De esta manera, elevamos a 125 el parque de ambulancias, cifra nunca antes alcanzada.
Para mejorar la atención en nuestros hospitales y centros de salud, designamos a más de 3.700 profesionales. Además, estamos incorporando un promedio de 100 enfermeras por mes.
En cuanto a nuestros chicos, concentraremos esfuerzos en reducir la mortalidad infantil en las comunas más desfavorecidas.
También continuaremos con las actividades de Polo Circo, fomentando la capacitación a través de clínicas y talleres para niños, adolescentes y adultos.
Otro eje central para este año es el combate a la inseguridad.
La seguridad es una política de Estado y no puede quedar sujeta a prejuicios y especulaciones políticas. En el medio de las acusaciones vanas y los debates estériles, siempre quedan los vecinos. (Aplausos)
Por eso, venimos trabajando desde el inicio de la gestión en un plan integral de seguridad, en el que la prevención, el control del espacio público y la creación de la Policía Metropolitana son políticas prioritarias.
Hoy podemos decir, por primera vez en su historia, que la Ciudad de Buenos Aires tiene su propia policía. (Aplausos)
Esta nueva Policía es de todos los vecinos. Por eso debemos defenderla y trabajar juntos para mejorarla, corrigiendo aquello que esté mal desde un espíritu generoso de política de Estado.
Como ustedes saben, en esta primera etapa vamos a colaborar con la Policía Federal en algunos barrios. También estamos formando, en la Academia, a los nuevos agentes, capacitándolos al más alto nivel.
Actualmente contamos con 500 efectivos que actúan en los barrios de Saavedra, Villa Urquiza, Coghlan y Villa Pueyrredón. A fin de año llegaremos a 1.900, entre los que se contarán los casi 500 cadetes que egresarán en octubre.
Vale la pena recorrer las calles y ver a la Metropolitana en acción. Conmueve observar el respeto y la alegría de los vecinos con los nuevos efectivos. Es un verdadero logro de todos, del gobierno y de ustedes.
También es nuestra prioridad que la gente viaje mejor en la ciudad. Por eso, hemos desarrollado un Plan Integral de Movilidad Sustentable, para coordinar todas las políticas de tránsito, transporte y seguridad vial. La prioridad es el transporte público, que es el medio por el cual el 70 por ciento de la gente se mueve en Buenos Aires.
Este año retomamos las obras de subterráneos, luego de haber resuelto el problema de financiamiento. Aprovecho este momento para agradecer a este Cuerpo el apoyo brindado en este tema. (Aplausos)
El año próximo estarán finalizadas las nuevas estaciones San José de Flores y Nazca, de la Línea A. En la Línea B, sumaremos las estaciones Juan Manuel de Rosas y Villa Urquiza. Las estaciones Parque Patricios y Hospitales, de la Línea H, estarán finalizadas en 2012.
En otro hecho histórico, este año incorporaremos el Programa Metrobus de Buenos Aires, conocido en el mundo como BRT, un servicio rápido de buses que comenzará a funcionar por la Avenida Juan B. Justo, y que se irá extendiendo entre Liniers y la Ciudad Universitaria. El programa contará con cuarenta colectivos articulados que operarán las 24 horas, todos los días del año. Este sistema es innovador en términos tecnológicos; reduce los costos de implementación y, por sobre todas las cosas, promueve la movilidad sustentable y disminuye el impacto negativo sobre el ambiente.
También estamos dando un fuerte impulso al uso de la bicicleta en Buenos Aires. Este año construiremos 60 kilómetros de ciclovías protegidas, que se van a sumar a los 25 kilómetros de la red actual. Esto significa un cambio cultural y un desafío para los porteños.
Priorizando la movilidad sustentable mejoramos el tránsito e impactamos directamente sobre la calidad de vida de los vecinos.
El cambio cultural también es notorio en materia de seguridad vial. El sistema de scoring, votado por esta Legislatura, fue modelo para el resto del país. Al scoring le hemos sumado una férrea política de controles. Muestra de esto es la disminución en un 45 por ciento de conductores alcoholizados. Con mucho orgullo hoy podemos decir que no sólo hemos quebrado la estadística creciente de muertos en accidentes fatales, sino que la hemos reducido en casi un 50 por ciento en estos últimos dos años. (Aplausos)
Además de estas prioridades seguiremos con otros proyectos y temas centrales para la Ciudad.
Todos los que estamos aquí presentes sabemos que Buenos Aires necesita de más obras para evitar las inundaciones. Pero también sabemos que en los últimos veinte años se ha invertido muy poco para resolver este problema. Las soluciones no son mágicas. Hay que hacer las obras, que llevan su tiempo. La del Maldonado, junto a las otras que estamos realizando en el resto de la Ciudad, mejorará sustancialmente la capacidad de resistir las grandes lluvias. Esto es una política de Estado, ya que la Ciudad deberá enfrentarse a los embates del cambio climático en el futuro y no hay certezas de las condiciones que debamos afrontar.
En las políticas culturales, además de la reapertura del Teatro Colón, continuaremos con las obras del Mamba y mejorando los centros culturales. También tenemos el aniversario del Teatro San Martín que, sin duda, es el siguiente desafío, luego del Colón. La designación del tango como patrimonio de la humanidad ha sido uno de los hitos culturales más importantes de esta gestión. También es un orgullo para nosotros que, año a año, se superen todos los récords de asistencia a los festivales de Buenos Aires.
Otro de los grandes proyectos que impulsamos con mucha energía es el Distrito Tecnológico, ubicado en los barrios de Parque de los Patricios, Pompeya y Boedo. Ya son 32 las empresas en proceso de radicación y 16 las que están funcionando efectivamente en la zona, lo que implica más de tres mil puestos de trabajo. Esperamos radicar alrededor de 70 empresas, lo que representará nueve mil nuevos empleos.
Con la radicación de la nueva sede del Banco Ciudad, las obras de la Avenida Patricios, la regeneración urbana en La Boca, la urbanización de la Villa 19, el nuevo centro asistencial de Lugano, el nuevo puente La Noria, el nuevo puente Pueyrredón, las obras en el puente Bosch, el centro de medición de aire y ruido en Lugano, el Distrito Tecnológico y las mejoras en las villas estamos cumpliendo el compromiso con la zona sur, llevando empleo y desarrollo. (Aplausos) Sabemos que falta, pero vamos por el buen camino.
El espacio público es el lugar más democrático que tenemos, porque es el espacio que podemos disfrutar todos: los chicos y los grandes, con la familia y los amigos. Por eso, desde el inicio de la gestión trabajamos en la mejora y en el cuidado del espacio común; y lo seguiremos haciendo este año.
También estamos embarcados en una reforma del Estado, para lograr que sea más eficiente en su capacidad de resolver los problemas de la gente. Debemos trabajar juntos para mejorar la capacidad de inversión e infraestructura de la Ciudad, ya que sólo así resolveremos los temas estructurales.
Por eso, veo muy positiva la iniciativa de dar el debate sobre una reforma fiscal. Pero también debemos seguir en la búsqueda de ordenar los recursos humanos, para que aquel que trabaja y se capacita, tenga el premio correspondiente y se diferencie de los ventajeros que no trabajan y estafan a los vecinos. Ése también es nuestro deber ético. Vinimos a la política a transformar la realidad, para que la gente viva mejor y pueda aspirar a un futuro próspero y digno.
Son muchas las cosas que hicimos para mejorar la Ciudad; son muchas las cosas que quedan por hacer, y son muchas las cosas que vamos a hacer. Los invito a sumarse, a proponer, a dialogar, a construir, porque necesitamos de todos para hacer más grande a esta Ciudad.
Este año nos planteará nuevos problemas por resolver, nuevos desafíos por encarar, y lo vamos a hacer con el mismo convencimiento que el primer día, con la misma fuerza y con la misma pasión; con el gran sueño de que es posible una vida mejor, y que éste es el lugar donde elegimos estar. Vamos a seguir haciendo una mejor Buenos Aires para todos.
Muchas gracias. (Aplausos prolongados).
MAURICIO MACRI

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada