mayo 12, 2012

Mensaje del Gobernador de Misiones, Carlos E. Rovira, en la apertura del período de sesiones ordinarias (2007)


MENSAJE
DEL
GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE MISIONES
Carlos Eduardo Rovira
EN LA APERTURA DEL 35° PERIODO DE SESIONES ORDINARIAS
EL 1° DE MAYO DE 2007

SEÑORES REPRESENTANTES, PUEBLO DE MISIONES
En cumplimiento de mi deber constitucional, vengo a rendir cuentas en mi último año de gestión sobre las realizaciones de un gobierno que se ha caracterizado por la acción transformadora y los resultados. Lo hago con más fuerza y convicción que en el arranque, con la satisfacción de vivir en una Misiones en pleno crecimiento; con la certeza de haber derrotado a la máquina de impedir y haber triunfado, entre todos, sobre los que prometieron y no cumplieron, los que no se animaron o abandonaron el gobierno dejándonos con una deuda de 1.515 dólares por habitante.
Vengo a rendir cuentas, en suma, con la tranquilidad de haber cumplido y convocando a todos, como lo hice siempre, a trabajar más, y triplicar nuestros esfuerzos para terminar la tarea iniciada.
Al promediar mi primer mandato, un país en crisis terminal ofreció, paradójicamente, un escenario propicio para las grandes transformaciones. Las mismas terminaron con administraciones injustas y prácticas políticas perversas, que sólo favorecían a grupos privilegiados. Se agotaba un modelo y perdían legitimidad las corporaciones que lo representaban. Surge el proyecto renovador, hoy en plena marcha y vigencia, como síntesis de una sociedad madura y de una dirigencia que empezó a pensar lejos de las limitaciones de la partidocracia, para hacerlo desde la perspectiva del interés colectivo.
Un nuevo orden económico surgió de las políticas de reparación de un país en medio de una conmoción interna, que pocos asumieron en su verdadera magnitud, sin apreciar  el esfuerzo hecho para afrontarlo. Era una hora de compromiso y aporte para dar sustento a la transición, garantizar la gobernabilidad y apuntalar las instituciones. Vivimos incluso convulsiones, que logramos superar sin costo de vidas humanas. Era necesario regenerar la credibilidad, para obtener los recursos que permitieran honrar compromisos, pero también -y muy especialmente- atender las necesidades del pueblo, buscando antes que la rentabilidad política y económica, la rentabilidad social.
Ya antes que el proyecto nacional encabezado por el Presidente Néstor  Kirchner, iniciara el camino de la recuperación del país, nuestra provincia daba sus primeros pasos en la dirección de modificar los antiguos paradigmas del endeudamiento crónico y la dependencia casi exclusiva del Gobierno Nacional para la disponibilidad de recursos.
Entendimos que debíamos recuperar nuestra capacidad fiscal y romper con la escalada de endeudamiento, cuya herencia ya nos pesaba con más de 1.500 millones de dólares.
Aparece de esta forma, uno de los primeros elementos que nutrirán  la doctrina renovadora. Disponer de recursos propios y suficientes significa, tener la herramienta para que las políticas de estado se ejecuten con equidad y justicia social, cumpliendo con la constitución.
Respetando esta consigna, con austeridad y sin demagogias, sobrellevamos un período signado por demandas de todo tipo ante la secuela de pobreza, indigencia y desocupación, sin desviar el rumbo del camino iniciado, y dando forma al diseño de una Nueva Misiones, incluyente, autosuficiente, y democrática.
Las elecciones de 2003 nos permitieron expresar el conjunto de ideas que se gestaban en el seno de la sociedad y en la práctica de la gestión pública, mostrando un camino que luego se repetirá en otras provincias, se conforma un espacio de ideas y acción al que cohesionan los objetivos y no los orígenes, reuniendo a peronistas, radicales e independientes, fructificando el proyecto renovador, cuyo triunfo nos pone a cargo de la administración del Ejecutivo provincial.
En el plano de los modelos socioeconómicos, éramos concientes de ser protagonistas de un proceso en el que una nueva visión del desarrollo, con inclusión y equidad, debía desplazar al país de unos pocos. Indicamos, adherimos y acompañamos el proyecto nacional. Y no nos equivocamos. Lo reafirmamos con coherencia y sin oportunismos de ningún tipo.
Sabíamos que la transición no estaría exenta de tenaz resistencia, ejercida desde todo ámbito, tal el caso de la mayoría de la legislatura del 2003-2005, integrada por aquellos que votaron a favor del endeudamiento. Muchos de ellos, hoy pretenden volver. En este punto es oportuno recordar que jamás he enviado a esta honorable legislatura, ninguna ley para endeudarnos.
Era el tiempo de las grandes decisiones que afianzarían el rumbo del crecimiento. La recuperación de la cultura del trabajo, expresada en la defensa irrestricta de los precios de los productos del agro, se constituye en bandera y emblema de este período. El estado no solo recupera el protagonismo activo en la provisión adecuada de los servicios de salud, educación, asistencia y seguridad, sino que interviene decididamente en los procesos claves de generación y distribución de la riqueza productiva.
Los sectores mas postergados de la sociedad, y no los privilegiados de siempre, fueron los primeros beneficiarios del derrame de recursos que se produjo con la recuperación económica. Salimos de un modelo donde los  poderosos marcaban las condiciones y ponían las reglas, para pasar a otro donde el conjunto de las fuerzas productivas señalaban el rumbo. Para que quede bien claro; la hoja verde de yerba valía 2 centavos y hoy vale  48. El de té valía 6 y hoy, 22 centavos.
La obra pública se ha diseñado y ejecutado como generadora de mano de obra y motorizadora del consumo, pero también como verdadera política de ordenamiento territorial. La infraestructura promueve e incentiva procesos productivos, y además orienta la inversión en turismo, al poner en valor el paisaje y promover sustentabilidad, uso racional de los recursos naturales y equidad territorial. Equiparando oportunidades de acceso a salud, educación y seguridad. Estas obras significaron incrementos en transferencia de recursos a municipios, el doble en algunos casos y en otros hasta  cincuenta veces más, respecto de años anteriores, sin considerar la coparticipación. En tal concepto, en enero del 2002 Oberá, Eldorado Y Posadas recibían poco más de 1 millón de pesos y actualmente más de 6 millones, lo que integra un aumento a todos los municipios de casi el 500 %.
Por quinto año consecutivo, puedo anunciar evoluciones positivas de todos los índices. Además de ubicarnos entre las provincias con mayor crecimiento, con un 12,8 % para 2006, hemos disminuido el desempleo a 4,1% generando más de 50 mil puestos de trabajo desde la recuperación económica. El índice de pobreza de hogares bajó al 31,1%, y la indigencia a 8,9 %; la mortalidad infantil descendió al 13,5 por mil, la menor de nuestra historia. La repitencia en las escuelas se ubica en una baja del 8 al 6% según el ciclo.
Utilizamos una visión estratégica, integrando en redes funcionales sistémicas elementos claves para el desarrollo económico y social. Prueba de ello es la incorporación del  conocimiento y la innovación como valores agregados a la gestión, tanto en el mejoramiento de la administración como en el apoyo a los procesos productivos e industriales. Para ello desarrollamos parques tecnológicos e incubadoras de empresas, con el acompañamiento protagónico de la Universidad, el INTA y empresas privadas. La Biofábrica es emblema y síntesis de esta orientación.
Poseemos un sistema modelo de gestión integral para residuos sólidos urbanos, completada con las primeras experiencias en recuperación, tratamiento de residuos peligrosos y certificación de bonos de carbono a través de mecanismos de desarrollo limpio. Las políticas de conservación posibilitan al turismo crecer no sólo en  áreas tradicionales, expandirse en toda la provincia, siendo nuestro territorio el de mayor inversión en este rubro después de Capital Federal.
Hemos logrado conjugar, la simbiosis entre lo natural, la cultura, la historia y el arte autóctonos, generando eventos como el caso  Semana Santa, por octavo año consecutivo deleitando a misioneros y a visitantes en las Reducciones Jesuíticas, espacio que convoca a más de 300.000 turistas.
En esta misma orientación estratégica, se encuentra en funcionamiento y con plena satisfacción de los usuarios, el Transporte Integrado Metropolitano, que concibe como un continuo urbano a Posadas, Garupá y Candelaria, permitiendo desplazamientos de un lugar a otro con mayor confort, rapidez y un solo boleto.
Llegar hasta aquí no ha sido fruto de la casualidad. Hemos sido criticados y blancos de muchas calumnias. Con respeto y mucha humildad, sólo contestamos con más hechos y más transformaciones. Nos propusimos estimular la capacidad creativa de los misioneros, y estamos iniciando la etapa de consolidación del crecimiento. Debemos proteger todos los elementos y líneas de acción que hagan posible continuar el sesgo renovador.
El presupuesto como herramienta de gestión dejó de ser papel pintado y por primera vez fue sobre cumplido, tanto en los recursos como en las metas.  Destinamos el 54 % al área social,  desde inclusión social, lejos del  asistencialismo de otras épocas. 
El plan comer en familia reintegró, a la mesa hogareña,  a muchos niños que antes comían en comedores y con los planes focalizados más el federal alimentario, incluimos  a quienes aún faltan, como los tareferos en la interzafra, agregándoles kits de herramientas.
Con el objetivo de mejorar la Atención Integral de los Niños que asisten a guarderías y a Centros Crecer Jugando, reequipamos estas instituciones generando con el Consejo de la Mujer, acciones de prevención de la violencia familiar.
Concientes que la contención afectiva es el mecanismo adecuado, comenzamos la construcción del Hogar de Día para chicos de la calle, y refaccionamos el patronato de menores Hogar Llamosas.   Esto,  junto al nuevo y moderno Centro Manantial  para la asistencia y rehabilitación de las adicciones con personal idóneo; permitirán  tratar esta problemática desde la prevención,  con un enfoque novedoso y totalizador.
La tercera edad, sigue ocupando un lugar destacado en la agenda.  Incrementamos los montos de las pensiones provinciales en un 72 %, y hoy tenemos 500 nuevos beneficiarios, que junto a las 1.760 jubilaciones de amas de casa sin aporte,   nos ubican  en un lugar de vanguardia en políticas previsionales.  Construimos la nueva  Unidad Geriátrica Villa Lanús,  duplicando camas y equipamiento.
Formamos cuidadores domiciliarios, adhiriendo al programa  nacional  contra la discriminación y maltrato de adultos mayores,  que complementamos con la creación del programa del voluntariado social  para instituciones y ONGS locales,  resolviendo definitivamente cuestiones económicas de su  funcionamiento y garantizaremos por ley fondos para  quienes cuiden niños huérfanos y  ancianos.
El plan Manos a la Obra, mas los 13 Centros Integradores Comunitarios ubicados en distintos lugares de la provincia;  permitieron proyectos  productivos con la participación  de municipios y  organizaciones sociales. Llegando a 4 millones de pesos en la construcción de otros para seguir fortaleciendo grupos vulnerables, consolidando redes para la autoproducción de alimentos y microemprendimientos.
El Programa de Asistencia solidaria ha  coordinando la gestión rápida, y puntual de los distintos Organismos públicos en la solución de las diversas problemáticas de acción social brindando asistencia  sanitaria, totalizando 93.000 actuaciones anuales.
Los montos provenientes de los cánones y utilidades de los juegos de azar contribuyen de manera creciente a la asistencia social, a la educación y a la salud, y mediante la  Ley de prorroga de concesiones se obliga a reinvertir en proyectos de interés turístico. Sobresale la emblemática recuperación del abandonado hotel del IPS de Iguazú y el complejo hotelero vecino al aeropuerto en construcción.
La expectativa de vida de los misioneros ha pasado de los  72,5 años en promedio a los 75. Adaptamos  el concepto de hablar de salud y no de  enfermedad, avanzando en el afianzamiento de su dimensión universal y rol protagónico en el  desarrollo.  Así es que incrementamos el presupuesto de salud  un 79,5% respecto del 2000.
Era necesario dar prioridad a la inversión en infraestructura. Dimos comienzo a las obras del nuevo Hospital Madariaga, el más moderno y completo de la región. Atenderá a un millón de misioneros, principalmente los mas humildes en un área cubierta de 15 mil metros cuadrados con tecnología del más alto nivel, un centro de diagnostico de ultima generación. Enclavado en el parque de la salud, triplicará el número de camas, a las que se agregarán otras destinadas al alojamiento de familiares de los enfermos. 
Readecuamos y ampliamos sectores de Hospitales en todo el territorio misionero, destacando el Hospital de Pediatría. Construimos  14  Centros de Atención Primaria, y junto a la EBY finalizamos el Hospital de emergencias de Fátima.
Habilitamos cinco Centros para discapacitados  y proyectamos seis más para este año. Totalizando, más de 23 mil m2 de nuevas obras y 16 mil de remodelación, con dineros extraídos de la especulación, mediante el esquema fiscal, sin endeudamiento.
Con  la Central Única de Traslados, dotada de nuevas  unidades  de servicios, reordenamos el sistema y atendimos 12.700 derivaciones intra y extra provinciales.
Encuadrados al  Plan Federal de Salud, Junto al Plan Nacer y Materno Infantil, dimos cobertura a 5.409 embarazadas, 50.731 niños de 0 a 6 años, complementado con 500 mil kg. de leche, en  un sistema  basado en la equidad y la solidaridad.
El uso racional de los recursos permitió 2 millones de consultas, 61 mil internaciones, 13.500 partos, 14 mil cirugías; distribuimos 1 millón de unidades  y 7.600 botiquines del Programa Remediar.
La atención Primaria de la Salud como estrategia, con capacitación e incorporación de agentes sanitarios, mas los Programas de Promoción, prevención, Vigilancia Epidemiológica y  Saneamiento básico ambiental permitieron la detección oportuna de enfermedades transmisibles, evitando el desarrollo de epidemias. Párrafo aparte merece el Programa de Salud en Comunidades Aborígenes: que permite atención médica y  nutricional,  a 85 comunidades.
Anuncio la creación del Fondo Sanitario que dará continuidad en el tiempo a estas políticas.
En seguridad social continuamos priorizando lo preventivo,  garantizando la asistencia prestacional necesaria. Programas como  Diabetes, con más de 4.500 beneficiarios; Mujer Sana para prevenir a 10 mil de ellas, el cáncer ginecológico; crecimiento sano, celíacos, hipertensión, de control y completado de vacunación, totalmente  gratuitos, manifiestan  una política de accesibilidad y bienestar de los afiliados.
Impulsamos  la prescripción por genéricos, garantizando una cobertura ambulatoria del 70%, incentivando a nuestros médicos de Atención Primaria, pilares del sistema, en ese sentido. La Cobertura total a más de 500 pacientes oncológicos y enfermos crónicos superó las 100 mil recetas anuales.
Apuntalamos el laboratorio central dotándolo de un área especial para la atención de los niños.
Hoy atendemos más de 35 mil consultas, 10 mil prácticas  y más de 1.100 internaciones mensuales, pues ante la enfermedad y las verdaderas necesidades llevamos seguridad y contención  resguardando la economía de los  afiliados.
Los 6.700 beneficiarios incorporados, muchos de ellos excluidos en los 90, vienen a reparar históricamente a nuestras afiliadas.
Se han efectuado reformas edilicias en sectores del IPS,  abriendo nuevas Delegaciones , que junto a los gabinetes de pediatría y de psicopedagogía de nuestra guardería permiten mayor confort, agilidad en los trámites y  accesibilidad a nuevos servicios.
El seguro provincial de salud representa el único Seguro Público,  vigente en la Argentina,  financiado solidariamente por los que están mejor en la escala económica, en un concepto de estricta justicia social que inculcara Eva Perón; y que permitió acceder  a una cobertura universal a más de 50 mil beneficiarios, principalmente agricultores, en todos los rincones de la provincia, con 50 mil consultas, 700 cirugías y  mil nacimientos al año.
Pudimos lograr que  más de 5700 empleados públicos con sus familias accedan al descanso y distracción merecidos, mediante el plan de turismo social intra y extra provinciales. Por nuestro Hotel de Turismo  pasan todos los años miles de afiliados; al cual estamos dotando de nuevas instalaciones.
Mejoramos el ingreso de las jubilaciones más bajas, llevando   tranquilidad y seguridad.  Saldamos deudas pendientes con nuestros jubilados, algunas irresponsablemente adquiridas como la del banco Velox,  regularizamos el pago de los seguros de vida y eliminamos los descuentos que significaban ajustes heredados. Comenzamos a salir responsablemente de la emergencia previsional y a devolver el 13 %. Hoy 13.514 jubilados, cobran en tiempo y forma  14.645.000$. Y ejecutamos acciones  que aseguran el financiamiento y equilibrio del sistema, como el acuerdo firmado con la Nación para la compensación del déficit de algunas cajas, reafirmando la decisión de no transferir nuestro sistema previsional. 
Volviendo a marcar criterios de inclusión social, participamos en el otorgamiento de  jubilaciones en el marco de la ley nacional correspondiente, haciéndonos cargo de la primera cuota.
En el área educacional adherimos a la nueva Ley que vuelve al sistema de primaria y secundaria, comprometiendo la asistencia financiera para este cambio.
Pusimos especial acento en la condición humana de nuestros docentes. Más de 4.000 educadores por año acceden gratuitamente al perfeccionamiento educativo, tecnológico y cultural.
Con un esfuerzo sin precedentes, estamos en 1.040 pesos de bolsillo para el docente de jornada simple inicial, alcanzando igualitariamente a la educación pública y privada, caso único en la Argentina. Este trabajo realizado con el gremio del sector posibilitó que Misiones sea la única provincia que cumple desde  2004 con 180 días de clase.
Fue importante dotar al sistema con infraestructura adecuada: 121 escuelas nuevas y doscientas más ampliadas en tres años son un hecho sin precedentes. Sumando 532 escuelas reparadas, 80  con electrificación  por paneles solares, 100 módulos sanitarios, 56 salas de nivel inicial, 8.766 unidades de mobiliario, además de matafuegos e insumos para los 1.061 comedores del sistema.
Adaptamos el sistema educativo a la revolución científica y tecnológica en marcha, para lo cual implementamos el Plan de Informatización Escolar, para que no haya en Misiones ninguna escuela sin computadora. Entregamos más de 3.000 equipos de última generación, básicamente en los parajes más humildes, y creamos 152 salas de informática conectadas a internet.
Por su parte, con el Consejo Multilateral de Políticas Sociales y Desarrollo Interior, hemos logrado la habilitación de seis Centros de Atención Integral para Niños con Capacidades diferentes; con proyectos  como “Fortaleciendo Vínculos”; “Promoción de los Derechos de los Niños” y “Nutrir es más que comer”.
La premisa para 2007 es la conectividad libre a internet como forma eficaz de acceso democrático al conocimiento. Por ello,   implementamos el Portal Educativo, primero en el interior del país con carácter estatal, destinado a la capacitación a distancia de docentes y alumnos.
Para los hijos del productor misionero fortalecimos las Escuelas de la Familia Agrícola creando cinco nuevos establecimientos. En tanto, las Unidades de Gestión Local trabajan exitosamente con el Programa “Nivel Inicial Itinerante” en 300 escuelas rurales, atendiendo a miles de niños que de otra manera verían cercenado su derecho a la educación.
Desde el 2004 comenzamos a gestar el desafío de la Educación Intercultural Bilingüe que atiende 1300 niños y jóvenes de las comunidades Mbyá Guaraní, con material bibliográfico específico. Inauguraremos este año la Escuela Indígena de Andresito; y continuaremos en Iguazú el programa Enseñanza Común en Escuelas de Frontera Español–Portugués, iniciado en Irigoyen.
Garantizando la igualdad de oportunidades, distribuimos 40 mil kits de útiles para los más humildes, incrementamos las becas estudiantiles llegando a 25 mil, poniendo énfasis en aquellas para escuelas técnicas. Esta modalidad, abandonada en la Argentina de la especulación, nos ocupa específicamente, e invertimos más de 12 millones en la construcción de 4 edificios y equipamiento para talleres, aporte que antes era prácticamente nulo.
El Instituto Tecnológico Iguazú, recientemente inaugurado y único en su tipo en el país, equipado con alta tecnología para satisfacer la demanda laboral gastronómica y hotelera, amplía aún más las alternativas académicas para más de 550 jóvenes.
Con el Programa “Conozco Misiones con mi Escuela” dimos la  posibilidad a los niños de visitar las bellezas de nuestra provincia con la finalidad de que sean agentes multiplicadores y defensores del patrimonio ecológico, generando una verdadera conciencia turística. Así  en  2006 viajaron 31 mil niños a Iguazú y Posadas, para el 2007 incluiremos   Escuelas de Adultos y podrán viajar 50 mil personas más. Esto tiene hoy el reconocimiento nacional, por la democratización alcanzada y las experiencias vividas por nuestros niños.
Cuando decimos que el presupuesto educativo se ha incrementado 3 veces en sólo 3 años, estamos señalando la prioridad que otorgamos a la formación y capacitación de las personas.
El  objetivo en la sociedad del conocimiento,  es  la lucha por socializarlo.  Ese será el desafío del Siglo XXI. Instalaremos en nuestra conciencia que es necesario capacitarse y aprovechar las  oportunidades que se generarán a partir de ello.
El recurso humano no sólo necesita cobertura en salud y trabajo, sino acceder además a la riqueza intelectual y creativa. En setiembre inauguraremos el Centro del Conocimiento, con 14 mil metros cuadrados, que se transformará en un polo de reflexión, único en el país orientado al desarrollo intelectual, cultural y formativo como elemento protagónico e innovador en la concepción sistémica para el desarrollo. Estará al servicio de las futuras generaciones, con actividades de excelencia como teatros liricos, pinacotecas, biblioteca de mas de 200 mil volúmenes y conectada a otras como la de Alejandría, un planetario único en el país  y el apoyo de la escuela rusa a nuestro ballet clásico, todo en forma gratuita e integrada a las actividades curriculares del sistema educativo formal, que saldará diferencias internas de oportunidades. En este mismo espacio tendrán cita anual los artistas Salvador Dalí y Francisco de Goya, ya apreciados en toda su dimensión por los Misioneros.
El apoyo constante a las fiestas y eventos tradicionales es muestra de la decisión de defender nuestra identidad cultural, apoyando el esfuerzo de las comunidades que las llevan adelante.
Creamos los Centros y Casas de la Cultura de Jardín América, Capiovi, Puerto Rico y Concepción de la Sierra, entre otros. Apoyando las creaciones culturales independientes, financiamos la realización de compactos musicales de distintos grupos, libros de escritores misioneros, actividades teatrales y escuelas de danzas, y apoyamos  económicamente el primer largometraje de origen provincial “Detrás del Sol”.
Pusimos en valor infraestructura histórica como los museos Guacurarí y Yaparý de Posadas. Éste último cuenta hoy con mayor espacio físico, así como el equipamiento adecuado para las más diversas actividades culturales. En este marco, licitamos el Nuevo Museo Cambas. Prevemos también la construcción de una Villa Cultural en el cuarto tramo de la Costanera.
El programa Jugá Misiones fue implementado en los 75 Municipios, junto a colonias de vacaciones, al programa Evita, entrega de elementos deportivos a escuelas, barrios y  capacitando a profesores e idóneos en el desarrollo deportivo. Así mismo Subsidiamos el deporte federado.
Párrafo especial merecen los Juegos Provinciales Aborígenes donde participaron 70 comunidades en fútbol, vóley y manga, disciplina deportiva guaraní. 
Mejoramos la infraestructura del Instituto del Deporte, el Campamento Yabebiry,  el Polideportivo Zaimán. Acondicionamos los Autódromos de Posadas y Oberá para participar del calendario nacional de automovilismo, apuntando a un fin turístico para cubrir bajas en las temporadas turísticas. Licitamos el Centro de Practicas de Alto Rendimiento Deportivo, Villa Olímpica, que nos colocara en un rumbo de excelencia para la practica de todas las disciplinas, obra  cumbre soñada por dirigentes y deportistas, en nombre de quienes hoy lo anuncio.
En cuanto a nuestro sistema de multimedios, durante el 2005 se concretó la distribución de la señal del Canal 12 a repetidoras y cables del interior en forma digital y vía satélite. Numerosos hogares misioneros pudieron ver, por primera vez, la transmisión de un canal argentino. Para  ello se adquirió y puso en marcha equipamiento de última generación, con una inversión de 5 millones de pesos, aportados con recursos genuinos del tesoro provincia. Modernizamos LT 17 y estamos construyendo los nuevos estudios del canal, esfuerzo que nos sitúa en el camino hacia la TV digital.
El desarrollo de infraestructura constituye uno de los principales factores dinamizadores de nuestra economía. Las inversiones en obras públicas continuaron en más de 1.000 millones de pesos anuales, ya con un 65 % de aportes del tesoro provincial. En los últimos 4 años generamos 30 mil puestos de trabajo, y 150 empresas trabajan ligadas a la inversión pública,  que genera el 60 % de la construcción. Estas cifras contrastan claramente con el pasado, con apenas 1.000 puestos de trabajo y sólo 15 empresas participando. Nuestras políticas indujeron al sector privado a participar, brindando condiciones para al desarrollo del empleo en la producción, el comercio y el turismo.
En términos viales, terminamos las rutas 211, la 19, la 223 entre la 7 y Ruiz de Montoya,   comenzamos la 3  y   5, esta última en el tramo entre Ruta 6 y Colonia Alberdi, facilitando el desarrollo turístico y productivo del Valle del Cuña Pirú y de la Zona Centro. Iniciaremos también la obra básica de la Ruta 14 entre Gramado y Dos hermanas, conformando más de 430 Km.   
Construimos caminos con un claro sentido de integración territorial,  la ruta 5  en la región de mayores cultivos de yerba y té, o la 101 con más de 100 km desde Bernardo de Irigoyen hasta el empalme con ruta 19 en Deseado, que rompe el aislamiento de la zona de mayor productividad de la provincia, adonde antes se llegaba por Brasil. El  mismo concepto, orientó el trazado de la Costera 2, que mereció el premio de la Asociación Argentina de Carreteras como la mejor obra vial 2006.  El  Park Way, la Ruta 19 y la nacional 101, por  su marcado carácter turístico y ecológico, forman parte del conjunto de obras que equiparan el oriente provincial con la costa oeste, llevando el progreso largamente postergado.
Iniciamos la última etapa de la Costanera posadeña, a ser finalizada en 2008 y Eldorado y Alba Posse cuentan también con sus costaneras.  Además terminamos el Acceso Oeste de Posadas, que permite la vinculación directa con el Centro de Convenciones, el Aeropuerto y la ruta 12.
Finalizamos  los accesos a General Urquiza, Valle Hermoso, Mojón Grande, Ameghino, San Antonio, Bernardo de Irigoyen y ZooBal Park en Montecarlo.  Concretaremos accesos a Gobernador López, Tarumá, Colonia Guaraní, Instituto Gentilini, Santa María y pavimentación de la ruta 225 entre Caá Yarí y el Instituto Alberdi. 
Pavimentamos calles en la Estación de Transferencia del Transporte Integrado Metropolitano y del acceso a la Biofábrica. También  las avenidas Cocomarola y Cabo de Hornos, que se ampliará hasta la ruta 213 e Itaembé Miní configurando la circunvalación sur de Posadas. Completamos desagües y pavimentos en las avenidas Tomas Guido, Blas Parera, Las Heras, Santa Cruz y Marconi.
La conservación de la red terrada provincial alcanzó 5 mil kilómetros, con una inversión de 5 millones. Durante 2007 se repararán igual cantidad de kilómetros, más 200 metros de puentes.
Con el Programa de Empedrado, en colaboración con los municipios, llegaremos  a 1.400 cuadras. Incluimos  la compra de una planta asfáltica y el refuerzo del parque vial.
El plan de educación y seguridad vial dio respuestas  adecuadas,  señalizamos rutas y reparamos barandas de puentes.
Con la Entidad Binacional Yacyretá llevamos adelante las obras locales para la terminación de la represa, que producirá un enorme aporte de puestos de trabajo y actividad económica, con 600 millones para el Tratamiento Costero y obras viales en Posadas, Garupá y Candelaria.
Cumplimos los anuncios del plan de terminación de Yacyretá  y estamos hoy en una situación impensable hace diez años; el tiempo final de una mega obra llena de complicaciones, que transformamos en soluciones para los problemas viales, tratamiento sanitario, transporte y carencia de puertos fluviales. Transformamos la inacción y la desorganización en una sumatoria de soluciones  a largo plazo.
Concretaremos el Acceso Sur, conexión directa desde la Garita a la cabecera de puente internacional, así como el By Pass Arco-Garita debiendo la ruta 12. Un nudo vial en el cruce de las rutas 12 y 105 con viaductos sobre nivel, y una multitrocha hasta Garupá.
Se licitaron las obras sobre el arroyo Mártires de costanera y paseo peatonal, y del balneario El Brete. Construiremos los puertos de Posadas y Santa Ana, y repondremos puentes en los arroyos Garupá y Yabebiry,  sobre la ruta 12.
La política habitacional se propuso abarcar todos los municipios y beneficiar al mayor número de familias. Se adjudicaron 12 mil entre urbanas y rurales, con nuevos prototipos como las 1.700 vivienda progresivas; dando espacio preferencial a las comunidades guaraníes. Se desarrollaron nuevos prototipos de mayor confort y calidad, agregando 3.500 cuadras de cordón cuneta y empedrado.
El programa “Mejor Vivir” permitió 6.700 mejoramientos, refacciones y ampliaciones de viviendas. Mediante el “Plan Techo” se resolvió definitivamente, en forma gratuita el problema de las chapas de cartón para 18 mil familias.
Atendimos la demanda del sector rural a fin de evitar la migración campo-ciudad, construyendo 186 viviendas solidarias por un monto de 3 millones y medio, a las que agregaremos 176 más.
En síntesis, se adjudicaron 40.000 soluciones habitacionales y se construyeron 21 plazas, paseos culturales y áreas de esparcimiento y deportes, con 3.500 cuadras de cordón y empedrados.
El  Programa de Mejoramiento Barrial, ejecutó infraestructura, regularización dominial y servicios básicos. Realizamos proyectos por 13 millones, beneficiando a 700 familias en Posadas, Iguazú, Apóstoles y Montecarlo. Está programada la ejecución de 11 proyectos más, con una inversión de 28 millones, destinado a 1.900 familias de 11 municipios.
El Programa de Protección contra inundaciones y drenaje urbano, ejecutará viviendas y refugios para relocalizados en Puerto Esperanza e Iguazú por 10 millones, y sistematizará los arroyos Yarará y Tacuara por un monto de 19 millones.
El Fondo de Desarrollo Municipal moviliza recursos para contribuir al desarrollo comunal.  Este  año destinaremos  5 millones de pesos destinados a financiar proyectos y renovar el parque vial.
En cuanto a política hídrica, ejecutamos la expansión de los servicios en Posadas y Garupá, con más de 250 mil metros de red cloacal para 31 mil usuarios y 230 mil metros de agua potable para otros 6.000. Se construyeron acueductos, 5 estaciones elevadoras de líquidos cloacales y 3 estaciones de bombeo para mejorar la calidad de vida de 300 mil personas en el conurbano capitalino, más 197 pequeños sistemas de provisión para poblaciones dispersas, beneficiando a más de 65 mil misioneros.
Solucionamos históricos problemas de agua en Ameghino, Cerro Corá y Panambí. Ejecutamos obras en San Pedro, Santa Ana, Bernardo de Irigoyen, Campo Ramón, Campo Grande, Campo Viera, Dos de Mayo, Caraguatay, Paraíso y Colonia Alberdi entre otras, la mayoría ya concluidas, e iniciaremos obras en Andresito, El Soberbio y San Antonio. Se hicieron dos perforaciones al acuifero guaraní en Cerro Azul y en Oberá, y se han licitado las obras de provisión para Iguazú. La inversión total superará los 75 millones. 
Además hemos rescatado del olvido obras inconclusas, como el postergado edificio de la Legislatura, cuyos fondos aprobados fueran desviados. Anuncio hoy que retomaremos su construcción, con recursos genuinos para finalizarla.
El bienestar logrado en el trienio, basado en el crecimiento de la producción, el valor agregado y la obra pública, se ha traducido en incremento del consumo de energía eléctrica, es por ello que   los esfuerzos realizados en materia de inversión en el sistema eléctrico provincial no tienen precedentes.
Desarrollamos la infraestructura en la zona centro y centro norte, cumpliendo con la construcción de 42 mil metros de alta tensión en 132 KV, y se instaló una estación transformadora de 132 KV a 33 y  13,2 KV, hasta que entre en funciones la estación transformadora definitiva en San Vicente.  Se construyó una doble terna de 33 KV desde Oberá a Leandro N. Alem y se realizó la terna de 33 KV entre Wanda y Tapicuá con tecnología compacta, y se equipó la subestación de Concepción de la Sierra en 33 Kv. mejorando la calidad del servicio y potenciando el suministro eléctrico.
Se concluyó la estación transformadora Posadas Centro, con acometida en 132 Kv un enlace de radiocomunicación para su control y protección.
A fin de mejorar el servicio y potenciar el suministro eléctrico se instalaron tres transformadores en las localidades de Eldorado, Oberá y Posadas, con una inversión de 7 millones y medio de pesos.
Se han incorporado al servicio eléctrico 13 mil nuevos usuarios incluyendo nuevas industrias, centros comerciales y servicios. Por ello se ha incrementado la potencia de transformación en 5.700 kilovoltios, con una inversión de 4 millones. Restan 550 proyectos a ejecutar por 12 millones y medio de pesos.
A fin de año concretaremos la ansiada interconexión en 500 kilovoltios, quintuplicando la capacidad de transporte de en energía, mediante la estación de transferencia San Isidro, en ejecución.  Seguiremos impulsando los avances en la interconexión entre Itaipú y Yacyretá a través de nuestro territorio, lo cual nos dotará con una tercera línea y otros recursos de transformación y transporte.
En el área productiva, Misiones posee 3 millones de hectáreas, de las cuales un tercio tiene una  función ambiental, al que agregamos un espacio económico y otro social, con más de 35 mil pequeños productores en chacras de 25 hectáreas promedio.
La información de mercado, el conocimiento como herramienta y el financiamiento de las actividades productivas, son elementos que incrementan la producción de materias primas. Con un decidido apoyo al desarrollo, ejecutamos financiamiento y asistencia técnica a emprendimientos por más de 40 millones de pesos para 3.700 beneficiarios directos, 8 millones fueron subsidios a cooperativas, reafirmando el compromiso de una equitativa distribución del patrimonio público. 
Recuperamos el crédito y los volcamos a la generación de riquezas. El Provalor I y II beneficiaron a proyectos de hosterías, agro negocios, artesanías y servicios turísticos. En un inédito impulso, lanzamos el Proefa para escuelas rurales, el Pro Tractor I que otorga unidades nuevas, el pro tractor II para mejorar las usadas, el Pro Mujer que insertó 2 mil comprovincianas en el mercado productivo,  así como el  Pro Profesionales  y el Innovar Misiones para emprendimientos productivos que requieren innovación. Con financiamiento del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola implementaremos viveros de producción sustentable de materia prima para  fitomedicamentos.
Asistimos a nuestras PYMES con fondos fiduciarios y otros programas nacionales e internacionales,  superando los 400 millones.  Sobresale  el acuerdo suscripto con  la banca privada,  mediante el cual bonificamos las tasas de interés.
Especial atención merecen los espacios  de discusión y acuerdos de precios,  donde el Estado defiende al eslabón más débil de la cadena: el productor primario. Agregamos una Ley de transparencia  que facilita el cumplimiento de los valores acordados, y un fideicomiso tealero. Ambos brindan el escenario propicio para mejorar la asignación de los ingresos, con  fuerte promoción de modelos asociativos para que los productores se apropien de los negocios sin depender de distorsiones propias de los oligopsonios.
Este esfuerzo y la economía solidaria como pilar de los emprendimientos cooperativos son valores que recuperamos. Hoy podemos decir que hemos duplicamos su número, con 130 mil asociados, y las que más crecieron han sido las de producción y trabajo. 
De igual forma mejoramos la infraestructura, los servicios y las condiciones de bienestar en las zonas rurales, incluyendo socialmente a más de 8.400 productores y propiciando el ambiente adecuado para  vivir  en las chacras.
Durante el segundo semestre del año 2006 se puso en marcha  el Plan Ganadero, implementando programas bovinos, porcinos, caprinos y ovinos en convenios vinculantes con las asociaciones ganaderas locales, beneficiando a  más de 700 productores sin descuidar la fuerte fiscalización para  mantener nuestro status de libres de aftosa. 
El desarrollo de la piscicultura mediante el  acondicionamiento de reservorios, reproducción y estudios genéticos de peces nativos, ha resultado en la constitución de 250 hectáreas de estanques a los que se agregan otras 270 hectáreas de empresas privadas.
Brindamos a los distintos actores de la cadena tealera un fuerte acompañamiento para el desarrollo de alternativas en el negocio del Té, reactivando las cooperativas Sierra de Oro, CALO de Oberá,  la de Andresito y otras, a las que se otorgó asistencia financiera y técnica.
El tabaco es otra de las áreas donde se ha implementado políticas firmes, cumpliendo el programa de erradicación del Bromuro de Metilo con 2 años de anticipación. El volumen de producción nos ubica como primera productora nacional. Mejoramos el precio y orientamos fondos de la caja verde por más de 35 millones hacia el bolsillo del productor.
El cultivo, procesamiento, e industrialización de frutales ha cobrado un importante dinamismo junto a actividades emergentes como la de viveristas y el agroturismo.  Párrafo aparte merece la puesta en marcha de la Bodega Escuela en la planta piloto del INTA para la elaboración de vinos, que involucra a más de 200 productores.
Las Ferias Francas y las huertas han sido fuertemente asistidas con capacitación y financiamiento con un total de 35 ferias y 1500 productores. Iniciamos el movimiento de suelos y este año inauguraremos el Mercado de la Chacra 100 de Posadas, destinado a pequeños productores de alimentos de toda la provincia, que podrán acceder así al amplio mercado capitalino mediante dotación de transporte adecuado, incluyendo cadena de frío, a través de la amplia red de caminos pavimentados y terrados que diseñamos, especialmente la ruta 3 de la Producción que incorporará la oferta de una amplia zona de pequeños productores antes marginada.
Continuado con la etapa de inserción del productor misionero en la actividad comercial, se entregaron gratuitamente puestos en el Mercado Central. Ejemplo de ello es el Convenio de Cooperación con la Micro Región Paraná Sur, que beneficia a más de 100 familias de productores del sur misionero.
El programa Misiones Autoconsumo asiste a más de 15 mil pequeños productores en situación de vulnerabilidad social, sacándolos del abandono y recreando actividades productivas y puestos de trabajos. Sumados a este esfuerzo, los almaceneros cooperativizados de Posadas conforman un formidable abanico de bocas de expendio para nuestros productos frescos y envasados. Este es el primer paso para recuperar nuestra autonomía alimentaria y romper con el círculo vicioso del pasado, que proponía a nuestros colonos opciones sin ofrecerles un programa integral de producción, cuidados bromatológicos, embalaje, transporte, y mucho menos comercialización.
Con el programa Promiel,  1.800 productores de 51 municipios utilizan  8 salas móviles de extracción aportadas por el Fideicomiso Apícola. Otras cuencas están creciendo, como la de mandioca, mamón, ananá y otras frutas tropicales. El proyecto  tártago junto con la reactivación de la ex PIPOIL, ha dado surgimiento al polo oleoquímico. En la cuenca esenciera hemos hecho aportes de medio millón de pesos para la construcción de una planta industrial con columna de destilación, beneficiando a 700 productores. En cuanto a la cuenca de Stevia, anuncio la inauguración para el mes de setiembre de la fábrica de Rebaudiósido en el Parque Tecnológico, para incorporar a miles de colonos de la región central.
Reivindicamos la relación entre mayor productividad y más recaudación, porque es una ecuación que han aplicado todos los países y regiones que crecieron y crecen en el mundo. Un menor ritmo de crecimiento implica menores recursos a ser destinados para rutas, electricidad e infraestructura de apoyo, y esto lleva directamente a menores oportunidades de negocio.
Este círculo virtuoso no es casual, es lo que no se había aplicado antes.    Todas las actividades han crecido, incluyendo minería y geología, con un incremento planificado en el cual se destaca la implementación de los Planes Sociales Mineros y la ejecución del programa Huellas Mineras en varios municipios.
Tampoco las políticas de género nos han sido ajenas. Hemos puesto en marcha los programas Mujeres Rurales y Creando Rumbos a fin de dotar a nuestras comprovincianas con elementos  que faciliten sus tareas y mejoren su calidad de vida.
El proyecto de Empadronamiento Georreferenciado ha sido puesto en marcha con una importante inversión y se encuentra actualmente en ejecución, relevándose a más de 10 mil productores y permitiendo una visión en tiempo real de la situación del sector.
Ejecutamos los Proyectos de Electrificación Rural I y II que han beneficiado a más de 3.400 productores, gestionando otros que alcanzarán a 5.000 más. Se han invertido 9 millones de pesos, comprendiendo una inversión de 63 millones; incluyendo dos líneas de 33 Kv, San Antonio-Piñalito Norte y Bernardo de Irigoyen – San Antonio, con cinco subestaciones.
Desde el Prodernea continuamos capacitando y asistiendo a productores, donde resalta la acción central a través del Fondo de Apoyo a las Comunidades Aborígenes, con 14 proyectos.
Nos ocupamos seriamente de la problemática de la tierra. Reflejo de ello son los 727 Títulos de Propiedad, y los 3.163 Permisos de Ocupación entregados. Mensuramos 30 mil hectáreas y proyectamos otras 1.820. Hemos beneficiado a 900 ocupantes en la resolución de conflictos  y estamos implementando la Ley 4093 de Arraigo con una superficie a expropiar de 41 mil hectáreas.
En el marco de las relaciones internacionales, el comercio y la integración, el año pasado se realizó la Reunión Especializada de Cooperativas del MERCOSUR para la implementación de programas conjuntos. Se implementó además un Curso sobre Integración Regional del Programa Somos Mercosur,  que será lanzado este mes en forma conjunta con la Cancillería.
Se elaboró un Proyecto de Fortalecimiento Institucional  con la Región de Friuli, Venecia y Giulia de Italia, con Agencias Internacionales de Cooperación Internacional (JICA; GTZ; Coperazione Italiana y Cooperación Española) en ocasión de la Fiesta Nacional del Inmigrante, informando sobre la asistencia disponible.
Se ejecutan además programas de asistencia recíproca con la República Popular China y la República de Corea. Como resultado, en este año delegaciones técnicas de ambos países regresarán a Misiones para la asistencia en materia de enseñanza del idioma chino en la Facultades de Humanidades, la creación de la Casa China en el predio del Parque de las Naciones, y para aportar tecnología en la elaboración de fitomedicamentos, abrir mercados para la Stevia rebaudiana y apoyar el desarrollo de la acuicultura y la fabricación de casas de madera y muebles.
Misiones se ubicó dentro de la región como un punto de encuentro, realizando anualmente un espacio de encuentro denominado Interferias Regional, con el objetivo de articular ferias  y exposiciones aprovechando nuestra situación geográfica.
Durante 2006, se enfocó la búsqueda de mercados para la industria mueblera, participando en ferias regionales para que nuestras PYMES tomaran contacto con las últimas tendencias de diseño y fabricación de muebles y establecieran vínculos comerciales. Se participó   en la Feria Indumoveis de Brasil, y se participó en la Feria Internacional del Mueble y la Madera, en Formosa. Una delegación de 34 empresarios, carpinteros y comerciantes de muebles participó en la Feria Internacional del Mueble del Estado de Paraná, Brasil.  En este marco, se impulsará el Primer Salón del Mueble Misionero para la inserción nacional de un sector con enorme potencialidad.
En materia de Lealtad Comercial, se ha controlado por primera vez la totalidad de la provincia, y se firmó  un convenio con el INTI  para brindar apoyo en la defensa del consumidor y la lealtad comercial, obteniendo un premio de la Unión Europea consistente en informatización. 
Las exportaciones crecieron en el último año un 8 %, superando los 417 millones de dólares, récord absoluto hasta el momento, que supera incluso el brillante desempeño alcanzado en 2004. El 99 % de los rubros exportados se ha incrementado.
El desarrollo del turismo posee características distintivas en cuanto a crecimiento y en comparación al resto del país. En el  nivel de inversión privada sólo somos superados por Capital Federal, y lo mismo ocurre en cuanto a destino más importante y a número de visitas extranjeras. Hemos alcanzado por primera vez tres días de pernocte promedio, con un récord de cuatro días registrado en Posadas durante Semana Santa.
Si bien el epicentro del turismo sigue siendo Iguazú y el eje de mayor tráfico turístico la Ruta 12, tanto la zona centro como la costa oriental son escenarios donde confluye una creciente demanda de servicios, con el auge de emprendimientos que colocan al paisaje como centro de la oferta de productos, respondiendo a tendencias preponderantes en el mundo. En ellas se conjuga el confort con el desarrollo local, la sustentabilidad ambiental y la cultura.
La gran mayoría de los hoteles localizados en el complejo Selva Iriapú de Iguazú, ya han iniciado sus obras con casi un 50% de avance. Hace poco recuperamos –después de 20 años de abandono- el hotel provincial que se suma a la oferta 5 estrellas. En este año veinte ecolodges, hosterías y granjas de turismo rural –destacándose el programa de las EFAS- han iniciado su actividad, alentados por la obra pública y el acceso al financiamiento estatal.  En el año 2000 había 3000 camas en toda la provincia. En el 2007 llegamos a 11.000 camas, y confiamos en alcanzar la oferta de 14.000 en el 2008.
En promoción alcanzamos niveles récord de inversión cercana a los 5 millones de pesos, presentando a Misiones en lugares tan remotos como la China, donde llegamos el año pasado para hermanar a Cataratas con la Gran Muralla.
El Embajador Misionero estuvo presente 48 ferias, y eventos masivos,  nacionales e internacionales, incluyendo la Feria Internacional de Turismo en Buenos Aires, facilitando la presencia a más de cien operadores y emprendedores.
Inauguramos las instalaciones del museo, biblioteca y parque temático Hogar del Che en Caraguataí, que se agrega a la oferta turística de la ruta 12, con  7.000 visitantes por año. Reiniciamos además los  servicios en las hosterías de Montecarlo y  San Ignacio.
Estamos diseñando un complejo turístico urbano rural, integrando la Ciudad de Posadas al Parque El Puma de Candelaria, para ello, vamos a llamar este año a Licitación Pública las obras que incluirán un camino costero, tren ecológico y acondicionamiento para balneario. Esta obra integra un  complejo para la investigación y el desarrollo de la fauna autóctona, con participación de la Universidad Nacional de Misiones para  apoyar la actividad piscícola provincial y el   repoblamiento de ríos y arroyos.
En el marco del Plan Maestro rediseñamos el portal de turismo, con información actualizada y dinámica. Invitando actores públicos y privados a  formular planes para Oberá, San Ignacio y El Soberbio,  terminando Casas Típicas en el Parque de las Naciones al que incorporaremos un terreno aledaño.  
En el marco de la cooperativización de emprendedores de turismo, con 19 entidades conformadas y prontas a federarse, anuncio la inauguración del Sendero Mítico Guaraní en San Ignacio, del laberinto temático sobre la vida y la obra de Horacio Quiroga y de centros de interpretación de fauna, flora, aves y mariposas al pie del Teyú Cuaré, así como núcleos sanitarios para turismo rural   y la construcción de la primera etapa del ecolodge escuela del Arboretum, en Alem, por un monto de  un millón de pesos.
La puesta en valor de las artesanías misioneras, ha logrado relevar y registrar 500 artesanos, creando una institución que fomente la actividad, con  acceso a mercados,  he incorpore diseño y tecnología en sincronía con el turismo. La representación provincial fue distinguida con el primer premio en la Feria Internacional de Córdoba, con presencia del pueblo Guaraní, en trabajos manuales y música.
Somos protagonistas centrales del debate  de la ley para el uso sustentables del monte nativo, propiciando la incorporación del  concepto de fondo de compensación por servicios ambientales, como herramienta que complementa la estrategia provincial en la materia. Recuperamos la presencia territorial en el control de nuestros recursos naturales,  con una red de destacamentos, guardaparques y puestos forestales que son modelo nacional. La nueva Escuela de Guardaparque de San Pedro, tiene diseños de contenidos y orientación  para la formación integral del egresado.
Pusimos en marcha el programa sello verde, para la trazabilidad de la madera nativa  sistemas electrónicos  y georeferenciación de cada árbol que se extraiga o transporte, eliminando  la evasión y la tala ilegal.
Inauguraremos el Hogar de los Pájaros Güira Oga, en Iguazú, recuperado junto a la Fundación Félix de Azara, invirtiendo mas de 1 millón de pesos en restaurar las instalaciones dedicadas a investigación y cuidado de aves,  con aviarios, recintos para observación y circuitos  que suman un nuevos atractivos.
Es tiempo de revisar algunas leyes que han quedado obsoletas o están en franca oposición al modelo actual de desarrollo económico y social. Trabajando al efecto sobre la ley de bosques y  de evaluación de impacto ambiental   y   el caso de leyes que  por mérito de gestión actual, han materializado los objetivos que les dieron origen, como el corredor verde, con el impulso del Proyecto Araucaria XXI, aplicando recursos de cooperación con España en este concepto. Lo mismo ocurre con la reserva de Yabotí, con  cuatro años de  existencia en el plano territorial y organizativo, con una modalidad verdaderamente distintiva de explotación de madera nativa, con presencia científica y académica permanente, conformando un espacio modelo en el manejo de los recursos naturales que fue destacado por la misión de la UNESCO en reciente evaluación. 
El desarrollo forestoindustrial muestra cifras elocuentes, representando más del 50% del PBG provincial. A pesar de los conocidos problemas que afectaron la aplicación de la ley de promoción forestal, el ritmo de plantaciones se sostuvo, con 43.000 hectáreas solicitadas en el 2006.   
Mejoramos el nivel de desarrollo de los eslabones de la cadena de valor forestoindustrial, desde la genética, hasta la tecnología y el conocimiento. Esto fue distinguido con la asignación de  subsidios y créditos por 25 millones de pesos.
La Feria Forestal se desarrolló por tercer año consecutivo, marcando un antes y un después en temas como tecnología, equipamiento, capacitación y rondas de negocios, movilizando centenares de expositores y miles de visitantes.
El programa Pequeño Silvicultor con 2.400 productores  y 10 mil hectáreas, conforma una oferta distintiva en todo el territorio, con  ensayos de modelos ganadero-silvícolas y agroforestales, de resultados altamente asimilables a nuestros colonos. Comprometo el fortalecimiento de este programa, con otros 3 millones de pesos hasta que se recuperen los anticipos de la promoción nacional.
Realizamos satelitalmente el relevamiento integral de micro forestadores del centro de la provincia, en una cuenca de 1.200 familias silvicultoras  con 1 a 10 hectáreas de pino y establecimos un anteproyecto de factoría-escuela en Guaraní que incluye una planta de polimerización, tecnología que permite el  tratamiento de maderas blandas mediante bombardeo de electrones, energía  no radiactiva a la que accederemos vía convenio  con la Comisión Nacional de Energía Atómica.
Promovemos y acompañamos, iniciativas orientadas al aprovechamiento de la biomasa desecho de la foresto-industria, particularmente cuando se destina a generación de energía. Comprometo el apoyo para la formulación y gestión de financiamiento de una usina de este tipo en la zona maderera de San Pedro y San Vicente. Por otra parte, el hidrógeno recibe especial atención en el marco de los combustibles alternativos.
Para dar el soporte tecnológico y disminución de la brecha digital en el 2005 creamos los Puestos de Servicios al Ciudadano (SAC), los que se están instalando estratégicamente en distintas ciudades de la provincia. Y que permitirán tramites vía internet en forma gratuita a todos los habitantes de la provincia, durante el año pasado hemos inaugurado en distintas localidades, agregando este años en Cerro Azul; San Vicente; Apóstoles; San Pedro; Posadas; Oberá; Puerto Iguazú; Eldorado y Gobernador Roca.
Esto último establece una nueva visión de la administración pública, y significa una modificación sustantiva en la calidad de la interacción entre los miembros de la sociedad y la administración. Como ejemplos podemos citar los sistemas en línea del Consejo General de Educación, como así también la posibilidad de hacer trámites en línea en el Registro Provincial de las Personas. Agregándole la informatización del Boletín Oficial, el Programa de Fortalecimiento Institucional de la Subsecretaría de Asuntos Municipales y la Red Provincial de Comunicaciones, como muestras palpables de un compromiso con la ciudadanía que nos pondrá a la cabeza del desarrollo tecnológico de la Administración Pública.
Los misioneros merecemos vivir en un ambiente de paz, trabajo y armonía, y para ello contamos con el accionar profesional de la Policía provincial. Mediante una relación fluida con la sociedad, desarrollamos un Plan de Gestión con fuerte inversión en recursos humanos, medios materiales, técnicos y en infraestructura.
Desde el 2003 hemos incorporado 1.215 nuevos agentes y hemos provisto a las totalidad de los cuados con equipamiento adecuado de seguridad: chalecos antibalas, armas reglamentarias, comunicaciones y recambio anual de uniformes completos.
Los vecinos de Posadas realizaron su anhelo: el nuevo edificio de la Comisaría 1º y la Comisaria 14 en el Barrio A1 Fátima, y se prevé la creación de la Comisaria 15º en el Barrio 180 viviendas, un nuevo Cuartel de Bomberos,  la  Sección del Comando Radioeléctrico UR 10 en San Isidro, y la nueva Jefatura de Policía. En las localidades de Eldorado y Oberá, se inauguraron también dos comisarías y en esta última  se  crearán las Comisarías 4º y 5º.
El parque automotor se incrementó con 25 camionetas y 3 Furgones, 2 de ellos para trasladar detenidos, y 2 Mini Buses para la Escuela de Cadetes. Luego de décadas sin inversiones en la lucha contra el fuego, se adquirieron 6 Camiones Auto bomba, previéndose la adquisición para el presente año de 5 autobombas más y un Hidroelevador con prestaciones especiales para edificios en torre, totalizando a la fecha más de125 unidades nuevas. Este año adquiriremos 150 más, entre patrulleros y camionetas. Un subsidió de 500 mil pesos se otorgó a todas las asociaciones de bomberos voluntarios y  se las capacitó en el Centro Nacional de Apóstoles.
A los  mejores recursos técnicos y materiales se acompañó de una fuerte capacitación. A partir del año 2004, los egresados de la Escuela reciben el titulo de “Técnico Superior en Seguridad Pública con especialización en  Administración de Justicia”.
El Registro Único de la Verdad investiga el accionar represivo de la dictadura. Como Gobierno, presentamos denuncias ante la Justicia por crímenes del terrorismo de Estado.
Hemos dado pasos históricos en defensa de la nación Mbyá Guaraní. Por primera vez en la historia argentina se reconoce a una sociedad originaria el libre ejercicio de su autodeterminación. Junto a nuestros hermanos guaraníes, hemos desarrollado políticas de sOberánía alimentaria; acceso al sistema de salud estatal, reivindicación y fortalecimiento de la identidad e integración cultural; construcción de viviendas y provisión de servicios esenciales; así como la defensa de su medicina milenaria.
No hemos olvidado los derechos de quienes están privados de su libertad. Construimos aulas, servicios médicos, sectores de recreo y visitas, triplicando camas y equipamientos para una mejor vida intra muros, además las nuevas obras de las Unidades Penales de Posadas, Oberá y Eldorado.
 La efectiva reinserción social de los jóvenes se lleva adelante con la refacción y ampliación del Instituto Correccional de Menores. Incorporamos 200 agentes y actualizamos el parque vial.
En la labor registral, aplicamos inversiones en infraestructura y tecnología, y el Registro de la Propiedad Inmueble modernizó su funcionamiento a través de la implementación del Folio Real Electrónico.
En el área laboral, se ha intensificado el ejercicio del Poder de Policía para regularizar el trabajo no registrado, controlar los aportes provisionales, de obra social y concientizar sobre Seguridad e Higiene Laboral.
Un fuerte incremento en la actividad administrativa territorial permitió atender a más de 1.500 trabajadores, y se realizaron 2.180 audiencias de conciliación con un 35 % de acuerdos satisfactorios.
El Trabajo Infantil fue controlado estrictamente para prevenir y erradicar este flagelo, y se promovió el empleo protegido para adolescentes.
Daremos un salto cualitativo en la institucionalidad en lo laboral y en derechos humanos, para lo cual anuncio un proyecto de Ley propiciando la creación de las Secretarías de Estado de Trabajo y de Derechos Humanos para dichas áreas.
Los objetivos sociales del presente se ordenan alrededor del crecimiento económico con justicia social;  la profundización de la democracia se apoya en la construcción institucional. En esta construcción, sin duda la Justicia ocupa un lugar muy destacado. Una nueva modalidad de gestión permitirá mayor eficacia y fluidez en el ejercicio de las funciones jurisdiccionales y administrativas, así como la adopción de una política de recursos humanos a partir de resultados y permanente evaluación de desempeños.
Parte de esta profunda transformación incluye el cambio de nuestro Sistema Penal por el modelo procedimental acusatorio instituido ya en todo el país. La tarea requerirá el concurso de todos los sectores involucrados. Es esencial entonces la cooperación de todos los poderes del Estado, de las asociaciones intermedias y el consenso de la sociedad en general.
Buscamos acortar la distancia entre la justicia y las personas, haciendo posible el acceso a la justicia como un componente esencial para mejorar las vías de comunicación y los canales de vinculación.
El principal presupuesto para la administración de justicia es para equipamiento, infraestructura y recursos humanos requeridos para el buen funcionamiento El Concejo de la Magistratura, organismo con rango constitucional desde mi primer mandato, valora hoy con total independencia y transparencia a postulantes para 3 juzgados y 2 fiscalías, con 28 jueces, fiscales y defensores ya designados. Por otra parte, promulgamos leyes de creación para 6 juzgados del fuero Civil y Comercial, 2 de Familia, 2 de Instrucción en Posadas, Oberá, San Vicente, Iguazú, Jardín América, y Alem, 3 Secretarias de Ejecución Tributaria, todos ellos en pleno funcionamiento, asimismo un juzgado de instrucción más, y la creación de la Cámara de Apelaciones en lo Penal en Posadas.
Con nuestra política fiscal logramos asignar el 65 % del producido a la economía. La inexistencia de este principio en los 90, concentró la riqueza en manos de unos pocos, con un alto componente de cargas al ciudadano a través de gravar un 36% más al consumo.
La contribución participativa de Ingresos Brutos, la más baja del país correspondió en un 45 % al sector Industrial con 137 millones de pesos, el sector comercial aportó  un 35 %  con 107 millones y el sector servicios el 20%  con  61 millones. Se incrementó un 53% en la recaudación interanual por crecimiento de la economía,  con un récord del Producto Bruto de 18 mil millones de pesos, mientras que en  los 90 no superaba los 9.000 millones a valores constantes. Esto demuestra a las claras el resultado del camino elegido.
La distribución a los 75 municipios también fue inédita, con 159 millones de pesos,  demostrando que este modelo rinde frutos y que además son equitativamente coparticipados.
Logramos beneficios mientras se repartían equilibradamente las cargas. Se mantuvo la alícuota cero al sector primario, apostando fuertemente a la producción, y una rebaja en los ingresos brutos para mejorar la rentabilidad del comercio y el turismo. Los mayores recursos obtenidos fueron destinados a salud pública, educación, previsión social y al fomento de actividades productivas.
Redistribuir del ingreso es una cuestión de doble vía, relacionada con la eficiencia del gasto público, pero además directamente relacionado con la capacidad de recaudación. El modelo informático de fiscalización ecuánime, combate la evasión fiscal y evita la competencia desleal. El control del trabajo en negro,  que distorsiona el sistema económico, se reflejó en el crecimiento del valor de la Producción, un 12,8% más alto que el 2005. La disciplina fiscal y su proyección en el corto plazo hacia el equilibrio -esto es, déficit cero-, permite desarrollar un plan de crecimiento sostenido a partir de recursos generados localmente.
Sin haber solicitado nuevos préstamos desde diciembre de 1999, la  pesificación,  la refinanciación y los intereses de la deuda pública han concluido en una excelente renegociación, con mejores plazos y tasas. Más del 90% de la misma hoy está en pesos, y el acreedor mayoritario es el Estado Nacional. 
Nos anticipamos en varios años a una modalidad de gestión financiera, plasmada luego en un marco de responsabilidades recíprocas entre los gobernadores y la nación, con tope de endeudamiento definido por Ley. Esa responsabilidad fiscal ha sido nuestra característica desde el inicio y, como fruto de ello el cronograma de pagos de las acreencias es previsible.
Hemos reafirmado nuestra autodeterminación, al abandonar el endeudamiento y aplicar la disciplina fiscal con estimulación de la economía, privilegiando el interés de la gente por sobre el interés del dinero.
Esta capacidad de brindar estímulo sin desfinanciar áreas sensibles como salud, educación y desarrollo social, ha sido posible gracias a la solvencia fiscal. Nunca  comprometimos gastos que no tengan asegurada su financiación.
El aumento de la recaudación recompone a la vez los haberes de aquellas áreas más postergadas, mejorando haberes de jubilados y docentes, para continuar con los trabajadores de la salud y del área social, los miembros de las fuerzas de seguridad, y más recientemente el conjunto de los trabajadores del Estado con un incremento del 19% que, sumado a la devolución del 13%, ha demostrado nuestra firme voluntad de recomponer  ingresos, incorporando parte de los aumentos al básico y mejorando así los haberes jubilatorios.  Aún falta avanzar, pero tengan claro quienes propone un bienestar sin costo, que el compromiso de esta gestión va más allá de cualquier idea transitoria y demagógica. Hoy, el cronograma establecido en el marco de una economía creciente y con recursos que anualmente se incrementan, nos permite garantizar que, en unos años, la deuda pública deje de ser una amenaza, panorama impensable pocos años atrás.
El pueblo de Misiones no desea volver a vivir esas circunstancias, y sabe que cualquier otro tipo de política recaudatoria llevará al gasto desmedido, al endeudamiento, en un círculo vicioso donde la víctima es siempre ese propio pueblo.
Desde 2002 podemos decir con orgullo que tenemos sucesivos superávits primarios, fruto de la austeridad y el sacrificio. Esto resulta aún más significativo si se observa que tres de cada cinco provincias argentinas, luego de una leve bonanza, han vuelto a caer en el déficit. No es el caso de Misiones.
Los sueldos y jubilaciones se pagan sin atrasos, un hecho que ya parece natural si no fuera por la crisis de la que muchas provincias aún no han salido, entrampadas en la creación de cuasi-monedas, tentación en la que jamás caímos. Los proveedores del Estado pueden atestiguar que pagamos en tiempo y forma.
El conjunto de la masa salarial abonada a los empleados públicos activos y pasivos pasó de 32 millones en el año 2002, a 77 millones de pesos mensuales, que hoy se abonan, lo que significa un incremento del 144%. Si bien este aumento es por demás significativo, anuncio en el día de hoy -después del otorgamiento para el sector docente y salud- un incremento del 16,5 %, idéntico al nacional, para los restantes integrantes de la administración central del Poder Ejecutivo Provincial. Esto es un aumento, no un descuento como en el pasado.
La presión fiscal, muy por debajo de la media del resto de las provincias promueve inversiones en hotelería y servicios turísticos, en manufactura maderera, en agronegocios y en la apertura de nuevos comercios. Esa es la suma que siempre da resultados positivos.
Sin euforia ni estridencias, después de siete años podemos afirmar que Misiones es otra provincia; más democrática, más optimista, más igualitaria; encaminada hacia un destino promisorio de oportunidades para todos. Este claro progreso y nuestra identidad robustecida, reafirman una voluntad política de continuar transformando esta tierra sin mal, que Dios nos ha dado para cuidarla y entregarla a nuestros hijos mejor que cuando la recibimos. Ésta ha sido y será nuestra guía, y en ella nos reafirmamos para garantizar una prosperidad creciente.
El tiempo ha sido suficiente para el diseño e implementación del proyecto transformador. Ahora debemos llevar adelante su consolidación. Ya llegará el momento de la valoración, cuando las obras realizadas aquilaten sus bondades. 
Afirmados en nuestra plataforma original, edificamos un nuevo consenso social sobre sólidos cimientos. Nuestra mayor urgencia es dar certezas de lo que vamos a hacer para afianzar esta Misiones nueva y transformada.  La premura nos ocupa sólo para profundizar la renovación que encaramos en todos los órdenes, con el acompañamiento de quienes creen en este modelo.
Alcanzamos el equilibrio entre lo que se dice y lo que se hace. Un correlato entre el discurso y las cifras que es la nueva impronta. Para nosotros lo pactado y comprometido es ley. Estamos dejando un Estado previsible.
Después de estos años de ordenar, sanear y proyectar a futuro estas políticas, es bueno recordar que nada fue producto de la improvisación, sino el trabajo fecundo de un equipo y la defensa a conciencia de una estrategia viable.
Mis aciertos y mis errores, han sido consecuencia de la más íntima convicción de aportar y transformar. Con ella pude sobreponerme a cualquier circunstancia y  seguirá guiando mis actos. En silencio, con humildad,  con permanente respeto a los misioneros reafirmo mi vocación de ayudar y contribuir permanentemente, desde el lugar que me toque actuar en el futuro, en esta construcción colectiva.
Gracias por la confianza depositada en todos estos años. Gracias por comprender el esfuerzo de transformar la provincia. Gracias por el apoyo.
Hasta la victoria de nuestras utopías y esperanzas, siempre.
CARLOS EDUARDO ROVIRA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada