junio 20, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en el 103° Aniversario de San Julián, Santa Cruz (2004)

DISCURSO EN EL ACTO POR EL 103° ANIVERSARIO DE SAN JULIÁN, EN SANTA CRUZ
Néstor Kirchner
[17 de Septiembre de 2004]

Señor Gobernador de la provincia de Santa Cruz; señor Intendente municipal de Puerto San Julián; señores ministros; señor vicegobernador; autoridades nacionales, provinciales; señores intendentes; señoras y señores; querido pueblo de Puerto San Julián: muchas gracias por permitirme e invitarme a participar con ustedes de estos 103 años de este tierra que amamos y queremos tanto.
Me tocó muchos años venir como Gobernador de la provincia de Santa Cruz a compartir los aniversarios, las esperanzas, las frustraciones y las luchas, estando de Intendente Jimmy Alder y Daniel Gardonio, trabajando absolutamente solidarios y siempre con la fe y la esperanza, como decía el doctor Acevedo, de saber que podíamos construir un mañana mejor.
Hoy me toca venir por segunda vez, como Presidente, a San Julián, junto al doctor Acevedo, junto al Intendente Nelson Gleadell, construyendo esperanzas, esfuerzos y trabajo y cumpliendo la palabra empeñada de volver con realizaciones a este tierra, de traer todo lo que está a nuestro alcance para que tantos años de frustración y olvido de los poderes centrales se vayan revirtiendo. Hoy, como hijo de esta tierra, vengo a cumplir con mi compromiso, vengo a acompañar incondicionalmente al señor Gobernador y al señor Intendente, vengo a trabajar detrás de ellos y apoyándolos a ellos con todas las fuerzas, porque apoyar a Sergio Acevedo y a Nelson Gleadell es apoyar al pueblo de Santa Cruz y apoyar al pueblo de Puerto San Julián para seguir cambiando el destino. 
Claro que lo hago con lágrimas en los ojos, jamás hubiéramos soñado tiempo atrás que podríamos juntos enhebrar estas realizaciones y les puedo asegurar que en cada decisión, en la tarea de recuperar la Argentina, en la tarea de devolverle el crecimiento que estamos haciendo, en la tarea de vencer la pobreza, la indigencia y la falta de inversión, en la tarea de hacer un país federal, en la tarea de ponernos firmes frente al mundo como corresponde y ante los organismos multilaterales, en la tarea de devolver justicia y equidad pérdida, se que no lo hago solamente en nombre mío propio, se que tengo que dejar como corresponde, bien alto, la calidad moral y espiritual del pueblo de Santa Cruz porque se que en cada hecho los estoy representando.
Cuando dicen: “¡por ahí va el pingüino”! se que dicen que ahí van los santacruceños que nos tocó este tiempo de la historia y no vamos, bajo ningún aspecto, a bajar las ideas, las utopías y nuestra capacidad de realización. Sabemos que tenemos que sortear todos los días dificultades, pero las vamos venciendo. Desde que iniciamos nuestra gestión decían que nos iba a pasar aquello, esto y lo otro. Lo última era el amesetamiento de la economía que decían algunos técnicos ilustrados del neoliberalismo argentino. Hoy pueden ver en todos los diarios cómo está creciendo el país, cómo crece el país, cómo crece el consumo, cómo crece el Producto Bruto Interno y también cómo estamos venciendo el desempleo. Porque si bien la mención de los últimos tres meses que toman: abril, mayo y junio, les da un 14.8 por ciento, los datos del INDEC ya hablan que ya en junio está en 14.2 y el último dato de julio es de 13.8, es decir que ya hemos bajado la barrera de los 14, después de haber empezado arriba del 22 por ciento de desocupación en el país. Ya hemos bajado casi 9 puntos la desocupación. 
Podemos decirlo, acá en Puerto San Julián, casi como primicia del conjunto del país que los hogares pobres de 44 por ciento hace un año bajaron a 33; que la pobreza en número de personas del 56 por ciento ha bajado al 44; que la indigencia en número de hogares del 25 bajó al 12 y que en número de personas bajó del 27 al 17. Es decir que paso a paso vamos ganando la batalla contra la indigencia, la pobreza y el desempleo, paso a paso vamos consolidando el crecimiento en Argentina y también seguiremos discutiendo y debatiendo firmemente sin renunciar a un solo centímetro de dignidad y autonomía nacional el terrible problema de la deuda externa. Lo haremos con total firmeza y sin miedos. Un pueblo que tiene temores jamás va a encontrar su amanecer. Tenemos que tener el coraje y la decisión, esta que a nosotros nos ha templado el viento y la nieve sureña para darle al país ese espíritu de fortaleza de que no hay que rendirse, que siempre es posible encontrar el sol y el amanecer para construir la Argentina que nos merecemos.
Estoy seguro que de la mano de Gleadell San Julián va a seguir creciendo, que San Julián se va consolidar fuertemente y tanto el Gobernador como quien les habla lo vamos a apoyar incondicionalmente. Así como lo hice cuando yo era Gobernador con Jimmy Alder y Daniel Gardonio: Nunca pensé en las divisiones partidarias, no creo bajo ningún aspecto y menos en la situación que vive nuestro país. Por arriba de cualquier cuestión partidaria está nuestra provincia y el país: la Argentina y que esto es fundamental, central, tenerlo en cuenta.
Y le vamos a dar, como lo estamos haciendo, todo nuestro apoyo. Hoy son millones de inversión, que entra la Nación y la provincia han llegado a Puerto San Julián. Gleadell tiene que trabajar fuerte y cumplir este tiempo de la historia y hacerle honor a los pioneros que tenemos aquí presente, que dieron todo por un San Julián, al que le decían en aquellos tiempos del Puerto Palo, Puerto Viento y demás, de las grandes avenidas, que hoy se concreta en espíritu y corazones de pioneros de años, que han sabido construir la pasión de la lucha de no dejarse vencer.
Creo que hay una gran oportunidad, trabajar y trabajar y aprovechar cada minuto. Estos tiempos de la historia no se presentan todos los días y hay que trabajar y aprovecharlos al máximo. Obviamente el doctor Acevedo está trabajando palmo a palmo junto conmigo y yo con él, todo lo que esté a nuestro alcance para apoyar la tarea que él lleva adelante, que la lleva muy bien y con mucho esfuerzo, que está administrando con absoluta austeridad, responsabilidad y honestidad los bienes de Santa Cruz y está profundizando la polea de la transformación de esta querida tierra. Sergio sabe que atrás de él tiene un Presidente que está absoluta e incondicionalmente trabajando con él para lograr su éxito y el de todos los santacruceños. Estoy seguro de que Sergio Acevedo va a quedar coronado como uno de los Gobernadores o como el Gobernador más exitoso de la historia de Santa Cruz porque todos vamos a poner todos nuestros esfuerzo para que nuestro pueblo y él puedan triunfar. 
A ustedes les quiero decir que los amo y los quiero mucho, que tantas cosas juntos hicimos, que en los momentos más difíciles que me tocan vivir me acuerdo de las cosas que hicimos acá cuando todo parecía imposible, cuando me tocó empezar la Gobernación en 1991 y en San Julián decían que el último apague la luz. ¿Se acuerdan ustedes?. Seguramente estaba la mamá del doctor Granero y tantos integrantes de aquella Cámara de Comercio y juntos dijimos: no va a haber últimos ni vamos a apagar más la luz, los santacruceños le vamos a hacer honor a los que fundaron esta tierra y la vamos a levantar. Y nos pusimos a trabajar con aciertos y con errores, pero con la decisión de construir un país, una provincia en ese momento y una localidad totalmente distintas con futuro, con potencialidad como la vemos hoy, gracias a Dios. Y trabajando todos juntos, con los docentes, con los chicos, con los distintos dirigentes de los diversos partidos de la región, con las distintas asociaciones en forma igualitaria, más allá de mis amores por Racing, pero con Independientes, con Atléticos, con todos, con toda fortaleza por darle a San Julián respuestas y realizaciones.
Cómo me voy a olvidar de tantas horas y días de trabajo. Por eso hoy me siento feliz de estar con ustedes, me siento feliz de poder cumplir la palabra, y me siento también absolutamente conmovido de poder ver vuestros rostros nuevamente y de seguir esa visión de lucha y de cambio permanente. Les quiero decir que me toca ser Presidente este tiempo de la historia, pero yo soy el que ustedes conocieron siempre, como siempre: un santacruceño que lucha y sufre junto a ustedes. 
Muchas gracias, feliz cumpleaños, muchos sueños y realizaciones tierra de amor, de cariño y de esperanzas. Gritemos con todas nuestras fuerzas: ¡Que viva la tierra de San Julián, que es la tierra del trabajo, del esfuerzo y de la honestidad, de la esperanza, de la utopía, de la fuerza de no claudicar nunca! ¡Viva San Julián, que es la tierra que venció a la desesperanza! ¡Vivan los chicos de San Julián que van a continuar la tierra de los pioneros! ¡Feliz cumpleaños, tierra mía, muchísimas gracias y a vuestras órdenes!
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada