junio 20, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en el acto de firma del acuerdo con los docentes en San Juan (2003)

DISCURSO EN EL ACTO DE FIRMA DEL ACUERDO CON LOS DOCENTES EN SAN JUAN
Nestor Kirchner
[3 de Junio de 2003]

Señor gobernador de la provincia de San Juan; señor senador; señores ministros; señora secretaria general de la CTERA; señores secretarios generales de otros gremios docentes; funcionarios; amigos y amigas: todos sabemos que bien lo decían quienes me precedieron en el uso de la palabra, que venimos luchando contra el infortunio de fuertes errores y fuertes problemas que provienen del pasado.
También sabemos que definitivamente debemos cambiar la cultura y la práctica institucional. Es central terminar con el discurso vacío y sin contenido o el discurso demagógico en la coyuntura que siempre trae un fracaso estratégico. 
No le voy a mentir a los argentinos; así como no lo hice en la campaña electoral tampoco lo voy a hacer ahora. Sé que estamos del subsuelo para abajo pero también sé que somos argentinos, que somos hombres de esta parte de América, de esta querida Latinoamérica, que tenemos mucha fe, mucho convencimiento espiritual y sabemos que con optimismo, trabajo y vocación, vamos a ir reconstruyendo la Argentina llena de carencias, muchísimas carencias, pero tenemos dos caminos hermanas y hermanos sanjuaninos, o bajar los brazos definitivamente o rendirnos a los planes de la ortodoxia neoliberal, o reconstruir un país plural para todos los argentinos. Yo quiero optar por este espacio, un país con pluralidad que pueda contener a todos los argentinos y argentinas. 
Recuerdo, como deben recordar la señora ministro de Educación, los señores secretarios generales de los distintos gremios, el señor ministro de Educación Nacional y los funcionarios presentes, que estuvimos el 11 de setiembre de 1994 firmando el Pacto Federal Educativo. En ese tiempo yo era gobernador de mi provincia, lamentablemente a lo largo del tiempo la firma del Pacto Federal Educativo fue un lamentable incumplimiento de muy buenos objetivos que hubieran ayudado a que la educación en la Argentina hoy tuviera un piso absolutamente diferente.
Por eso, de nosotros no esperen anuncios rutilantes; día tras día trabajando como ustedes lo hacen en sus trabajos, porque el Presidente o el ministro o el gobernador definitivamente no son de una casta diferente, somos hombres comunes que, en el caso mío, hoy me toca trabajar de Presidente, pero bajo ningún aspecto voy a instrumentar o voy a llevar adelante discursos o acciones que generen nuevos fracasos en la fe y en la credibilidad del pueblo argentino. La acción, el hecho que se pueda palpar o se pueda tocar....
Por eso, hoy cuando estamos acá, vengo casi por décima vez a San Juan este año, les quiero decir a los sanjuaninos que la palabra empeñada en cada vez que estuve aquí, es una palabra de honor. Me tocó estar cuando San Juan estaba paralizada, estuve con los gremios, estuve con la gente en el momento de la mayor crisis, cuando muchos sanjuaninos aún conservaban sus fuerzas, no bajaban los brazos pero bastaba verles los rostros para ver el grado de sufrimiento que estaban pasando por la situación que vivían, como pasó en tantos lugares de la Argentina.
Por eso, desde San Juan le queremos decir a todos los argentinos que, trabajo, solidaridad, humildad son temas centrales y fundamentales. Hoy venimos a firmar este acuerdo que viene a solucionar los salarios atrasados en primer lugar de los docentes sanjuaninos. Fíjense qué abajo del subsuelo estaremos que todos estamos, y está bien que estemos felices y contentos, pero estamos terminando con un acto de indignidad, que quienes imparten la educación en San Juan ni siquiera podían cobrar sus salarios. Es la Argentina que debe quedar atrás. .
Por eso bien dijo el Ministro: calidad educativa, calidad institucional, 180 días de clases como objetivo central. Debemos buscar la forma y vamos a trabajar para institucionalizarlo definitivamente, deben ser elementos centrales. Pero también bien dijo la secretaria general del gremio de CTERA: la calidad de la educación no solamente se va a obtener con la vocación, con la entrega que tiene el docente, con la participación de la comunidad educativa, de los padres, de los chicos, de las agrupaciones vecinales que participan activamente siempre, de construir ese ámbito de la educación que ya ha permitido traspasar las distintas crisis que hay. También debemos construir la Argentina del esfuerzo, del trabajo y de la solidaridad que nos permita empezar a tener en nuestras manos paulatinamente un país más justo.
Nosotros somos conscientes, pero no vamos a caer en la tentación siguiendo nuestras palabras más allá de los hechos que vayamos generando. Yo sé que los argentinos a medida que vayan viendo los hechos van a ir recuperando el optimismo y la fuerza, y con la fuerza y el optimismo de los argentinos vamos a tener un amanecer nuevo, distinto, que nos devuelva la posibilidad de volver a tener esperanza, de volver a tener sueños, de volver a amar, de volver a soñar en la familia.
También, en el día de hoy, haciendo un esfuerzo –me venían cargando en el avión el ministro del Interior y el ministro de Educación- monedita tras monedita juntamos y creo que en el día de hoy o de mañana, el señor gobernador, va a tener usted depositado los 10 millones de pesos para que los empleados públicos puedan cobrar sus salarios.
Vamos a avanzar en todo el esquema en próximos viajes de las obras que son fundamentales para estructurar, para darle la infraestructura a San Juan como al resto de la Argentina, pero en el día de hoy estos eran los dos temas centrales. Vinimos en un día de trabajo, a trabajar con ustedes, a compartir en esta tierra argentina, estos instantes, estos momentos y convocamos a todos, a todos con mucha grandeza; tenemos que construir nuestra Argentina; tenemos que reconstruir nuestra Patria; tenemos que volver a sentirnos, a creer y a referenciar cariño y afecto entre nosotros. Tenemos que darnos cuenta que no hay salidas fundamentalistas o mesiánicas. Se terminó esto de aquel líder que puede arreglar todo y solucionar todo. La construcción colectiva plural con el esfuerzo de cada uno de nosotros, nos va a dar esa opción superadora que los argentinos estamos necesitando.
Nosotros hoy, somos quienes nos toca estar al frente de esta historia; muy poco podríamos hacer solos, pero sé que tomados de la mano y hermanados con nuestro pueblo, más allá de cualquier cuestión partidaria, a la nueva Argentina van a llegar las esperanzas que se van a transformar en realidades y los sueños van a ser cuestión cotidiana. 
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada