junio 20, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en el acto de lanzamiento del Programa Federal de Emergencia Habitacional (2003)

DISCURSO EN EL ACTO DE LANZAMIENTO DEL PROGRAMA FEDERAL DE EMERGENCIA HABITACIONAL, EN EL SALÓN BLANCO DE LA CASA DE GOBIERNO
Nestor Kirchner
[18 de Septiembre de 2003]

Señores ministros del Poder Ejecutivo Nacional; señores representantes provinciales; señores intendentes; autoridades nacionales, provinciales, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; señores representantes de entidades intermedias; señores representantes de organizaciones sociales; amigos, amigas: Tenemos mucha esperanza en que este plan de cooperativas de construcción de viviendas, empiece a cimentar un espacio de inversión, de generación de puestos de trabajo y de inclusión social e institucional, que es una de las tareas centrales que debemos llevar adelante en toda la etapa que nos está tocando vivir en la Argentina.
Tenemos mucha esperanza porque creemos que es un mecanismo que cambia las tradiciones que se han llevado hasta ahora y que de alguna manera podemos cambiar la metodología. Ustedes saben que permanentemente la construcción de viviendas en la Argentina ha traído una discusión histórica entre lo que algunos llaman la patria contratista y la resolución de problemas de vivienda y la generación de fuentes de trabajo. Nosotros, sin dejar de lado la posibilidad de que las empresas puedan presentarse en distintos planes de viviendas que tengamos, estamos queriendo establecer una nueva modalidad donde a través de las cooperativas de trabajo y a través de las provincias, los municipios y las organizaciones sociales podamos generar un esquema de creación de trabajo, de construcción de viviendas y de respuestas rápidas y concretas que eviten la cara intermediación y generen las soluciones y las respuestas que nosotros realmente deseamos para todos los argentinos.
Así que apostamos fuertemente; vamos a profundizar estos planes, empezamos con estas 6.000 viviendas que son 124 millones de inversión, pero estoy seguro de que las cooperativas van a entrar a funcionar a pleno, las tenemos que ayudar a capitalizarse, tendremos que trabajar en forma conjunta para que puedan lograr todo el material de trabajo que es fundamental, así como la capacitación necesaria para poder consolidarse. Les puedo asegurar que con este mecanismo las cooperativas tendrían que funcionar permanentemente; terminamos las viviendas y empezamos otras. Es decir, no generar un horizonte en el que se terminen estas 6.000 viviendas y todo lo que armamos, todo el esfuerzo, todo el capital de trabajo finaliza al otro día porque no hay una previsión. La idea es que cada plan de cooperativa de construcción que se lance, tenga su continuidad en el tiempo. Si las cooperativas van funcionando como corresponde, terminan las 6.000 viviendas y van a tener 6.000 viviendas más para construir, lo cual les dará una permanencia en el tiempo y va a dar tranquilidad a quienes participan de esas cooperativas; saben que tienen ya un horizonte de futuro, no coyuntural, y también entramos a dar respuestas permanentes para que la construcción de las viviendas en la Argentina se vuelva algo habitual y no algo excepcional.
Nosotros hemos lanzado el Plan Reactivar I, el Plan Reactivar II, estamos lanzando permanentemente planes de viviendas en toda la Argentina y los profundizamos ahora con el esquema de las cooperativas. Creemos que la vivienda debe llegar cada día a mayor cantidad de argentinos, generar mayor cantidad de trabajo y también evidentemente hay que bajar los costos de la intermediación o los costos de monopolizar ciertos grupos en la construcción de viviendas; por el contrario, esto hay que ampliarlo de la forma más expansiva posible para terminar con mecanismos que han sido realmente perversos.
Les agradezco a todos ustedes la presencia acá, avancemos fuertemente; tengamos entre nosotros toda la solidaridad necesaria para que esto pueda funcionar y les puedo asegurar no sólo la continuidad del plan sino la necesaria tarea para que en forma conjunta vayamos haciendo la mayor cantidad de cooperativas posibles, con el fin de construir la mayor cantidad de viviendas que esté a nuestro alcance. De esta manera podremos dar la lucha contra el flagelo de la desocupación, la dignidad del trabajo y la dignidad de la vivienda, que no es poco y más en la Argentina de hoy.
Muchísimas gracias por estar acá, están ustedes en su casa y espero hagamos un control conjunto, todos, las organizaciones sociales, los municipios y demás para que el plan funcione bien. Muchos son siempre escépticos para que esto no pueda funcionar. Estoy seguro –por que además lo he sentido en experiencias propias en mis anteriores gestiones- que el esquema de cooperativas funciona bárbaro y una vez que se pone en marcha realmente da resultados muy buenos. Recién hablaba con el ministro de Planeamiento Federal de que hay 18.000 pesos para la construcción de las viviendas y 2.000 para la construcción de servicios. Algo central es que vamos a tener que acordar rápidamente y orientar como corresponde a las empresas de servicios públicos privatizadas y concesionadas para que también, paralelamente en la medida en que vamos haciendo las viviendas, vayan haciendo las obras de servicios que tienen que hacer, para que después no nos encontremos con algunos problemas como hay hoy que por ahí construyen obras para agua, se inundan las napas y no se hace el servicio de cloacas como se tendría que hacer por parte de las empresas prestatarias de servicios. Esas cosas en la Argentina se tienen que terminar definitivamente. Así que las obras tienen que ir acompañadas de los servicios que necesitan la vivienda pero también de la infraestructura necesaria para que la construcción de la casa posteriormente sea un verdadero ejercicio de dignidad.
Muchas gracias; a vuestras órdenes y a trabajar conjuntamente.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada