junio 20, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en el acto de lanzamiento del Plan Alimentario "El hambre mas urgente" (2003)

DISCURSO EN EL ACTO DE LANZAMIENTO DEL PLAN ALIMENTARIO "EL HAMBRE MAS URGENTE"
Nestor Kirchner
[7 de Julio de 2003]

Señor Vicepresidente; señor presidente de la Cámara de Diputados; funcionarios; señores representantes de entidades independientes y de la comunidad; señores representantes de las ONG; amigos a amigas presentes:
Creo que el Plan "El Hambre más Urgente", una iniciativa loable que tomó el Estado Nacional en su momento y la profundiza ahora para lograr su concreción, marca con claridad cuáles son las prioridades que debe tener la sociedad argentinas, porque si y ustedes miran y analizan muchas opiniones de algunos empresarios, de algunos sectores del establishment y de algunos sectores de las empresas privatizadas, cuando dicen que muchas veces en la Argentina falta determinar cuáles van a ser con claridad las políticas económicas que vamos a implementar; vienen muy mal acostumbrados, están acostumbrados a implementar las políticas económicas que ellos necesitan y que ellos necesitan y quieren, pequeños grupos y sectores de poder en el país que durante años estuvieron trabajando sobre las espaldas de todos los argentinos. No escuché hablar a estos sectores de "El Hambre más Urgente", no los escuché hablar de la tremenda pobreza que tienen muchos argentinos, no los escuché hablar de la falta de trabajo, no los escuché hablar de muchas cosas que pasan en el interior de la Argentina; por eso, que se queden tranquillos, nosotros sabemos hacia dónde tenemos que orientar económica y productivamente al país, vamos a seguir paso a paso con absoluta y total independencia, porque vuelvo a repetir lo del primer día: no vine ni vinimos a dejar nuestras convicciones en la puerta de entrada de la Casa Rosada. Esta vez tengan la seguridad los argentinos de que marcharemos fuertemente con las convicciones, con las ideas, con la visión de país que tenemos.
"El Hambre más Urgente" tiene que llegar a todos los sectores de la sociedad, nosotros los dirigentes políticos, los que representamos a los Estados nacionales, provinciales y municipales tenemos que alejarnos de cualquier tentación clientelística, porque también eso le hace un tremendo daño a las políticas sociales en la Argentina. Discriminar, determinar o facturar lo que el Estado hace como si fuera una actitud de benevolencia, cuando el Estado debe estar allí con su calidad promotora, presencial, juntamente con los sectores distintos de la comunidad, con las distintas organizaciones aquí presentes, con los distintos periodistas que tuvieron al valentía de asumir de cara a la sociedad este problema, pero garantizándose y garantizándonos que esto debe ser una verdadera tarea de reivindicación, de promoción social para aquellos hermanos y hermanas que más sufren.
Por eso creo que es fundamental consolidar este tipo de políticas, empezar a llevarlas a adelante, profundizarlas, extenderlas a todas las organizaciones populares. Que no me vengan a decir que hay organizaciones populares que porque no son afines a determinados gobiernos no hay que tenerlas en cuenta, yo creo que hay una nueva problemática social en la Argentina donde muchas organizaciones populares no vinculadas a los gobiernos han tenido mayor agudeza y mayor respuesta en las políticas sociales que la sociedad necesitaba ante este fenómeno tremendo de la exclusión social e institucional que vive nuestro país. Nosotros como Estado tenemos que aprender de esas organizaciones que han sabido organizar comedores comunitarios, farmacias comunitarias, panaderías comunitarias, en el marco de una pobreza absoluta pero con una actitud solidaria realmente importante. Son cuestiones que tenemos que recepcionar los Estados nacionales, provinciales y municipales, porque allí más allá de cualquier visión que tengamos de la sociedad, vamos a estar terminando con la fragmentación y vamos a estar estructurando definitivamente una sociedad que tenga esquemas superadores y nos devuelva la esperanza de que podemos a volver a ser todos los argentinos dentro de nuestra propia sociedad, este es el gran desafío que tenemos por delante. Por eso lo tenemos que hacer con una gran convicción, con una gran firmeza, con una gran solidaridad, con una gran amplitud, dejando aquellos vicios que tanto daño nos han hecho para volver a retemplar realmente el trabajo mancomunado de todos los argentinos, para consolidar las bases de las políticas de inclusión social y de inclusión institucional que este país está necesitando.
También les digo a los amigos de la comisión que ha trabajado allí que otro gran desafío que tenemos los argentinos -y ya estamos trabajando nosotros en este tema, por ahí es un guante que les dejo- es ver si entre todos podemos trabajar para erradicar el trabajo infantil, ver si en la Argentina definitivamente podemos avanzar sobre un tema que nos avergüenza día a día y cotidianamente a todos. Creo que sería otro salto cualitativo de la sociedad y otra respuesta clara y concreta a lo que están necesitando los argentinos.
Muchísimas gracias por el trabajo que han hecho, por la solidaridad, por la presencia de todos ustedes, ONGs de distinta diversidad, de los distintos matices que pueda tener nuestra sociedad. Creo que los desafíos que tiene la Argentina los debe poner por arriba de cualquier contradicción menor.
Muchísimas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada