junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en el acto de inauguración del ciclo lectivo 2006, en Córdoba (2006)

DISCURSO EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DEL CICLO LECTIVO 2006 EN LA PROVINCIA DE CÓRDOBA
Néstor Kirchner
[27 de Febrero de 2006]

Señor Gobernador de la provincia, querido amigo José Manuel De la Sota; señor presidente de la comuna de Potrero de Garay, amigo Pablo Merlo; señores ministros del Poder Ejecutivo Nacional, Provincial y Municipal; señores legisladores; intendentes; queridos hermanos veteranos de guerra y combatientes de Malvinas: es un placer poder compartir con ustedes la inauguración de esta escuela y el inicio escolar del año 2006 de toda la República Argentina, que lo hacemos con tanto orgullo y con tanto honor en esta querida comunidad; a todos los amigos y amigas presentes; a los chicos, a los docentes y a los padres: estamos buscando la construcción de una Argentina que nos permita superar definitivamente la pérdida de la autoestima.
En esta Argentina que durante mucho tiempo hubo predicadores que decían que nosotros los argentinos no podíamos, que éramos siempre aquello que menos funcionaba, los que menos capacidad teníamos, que lo que nos pasaba a los argentinos era culpa de aquellos que trabajaban o buscaban trabajo cotidianamente o de los argentinos de bien, y nos fueron creando una pérdida de la autoestima que nos fue llevando a lugares límites; nos pasaron cosas límites y creo que esto hay que decirlo en el inicio de este año escolar.
Ahora estamos tratando de recuperar la autoestima y la estamos recuperando. Yo no tengo ninguna duda de que los educadores argentinos con los instrumentos en la mano, con la posibilidad de prepararse y capacitarse, siendo tenidos paulatinamente en cuenta en lo que significan para la sociedad y el instrumento fundamental en la construcción de la nueva conciencia de cambio que necesita nuestro país, son factores que deben ser tenidos en cuenta, centrales y admirados por el conjunto de la sociedad argentina.
Nosotros como gobierno conversamos muchísimo con nuestros educadores, docentes e investigadores, sabemos la calidad que tienen y volvemos a hablar de investigación, porque un país que no prepara sus cuadros, un país que no investiga y un país que no profundiza la investigación como hecho central, tampoco tiene perfil ni futuro. Por eso para nosotros la educación es el instrumento central de cambio.
Estamos felices de mejorar, de haber bajado 27 puntos la pobreza, estamos felices de haber bajado 16 puntos la desocupación y haber bajado a más de la mitad la indigencia; estamos contentos con el crecimiento que lleva la Argentina a un promedio para algunos casi inusual hasta ahora del 9 por ciento anual en 3 años consecutivos; estamos contentos con el crecimiento del consumo; estamos contentos con que la gente pueda ir consiguiendo las posibilidades de labrar un futuro distinto; estamos contentos con la posibilidad, como dijo el Ministro, de poder doblar las becas, de poder invertir en educación, pero es fundamental que los argentinos recuperemos también la necesidad de liderar con profundidad y certeza en toda la región la posibilidad de la investigación en los nuevos tiempos, el cambio y la meta fundamental que debe tener un proceso económico, social que es hacer punta en la ciencia y el conocimiento.
No hay posibilidades de consolidar una nueva Argentina si no cualificamos, si no profundizamos el conocimiento, la idea del conocimiento, la sociedad del conocimiento. Por eso les puedo decir, queridos docentes presentes acá, padres y alumnos, que nosotros no creemos que la Argentina se pueda consolidar y salir del infierno definitivamente si no somos capaces de construir el proyecto educativo que este país necesita. Y para construir ese proyecto educativo todos los integrantes de la sociedad, y por su supuesto de la comunidad educativa, son fundamentales y centrales.
El año pasado, ustedes lo saben, más del 15 por ciento de los argentinos no podían conseguir trabajo por no tener un oficio, volvimos a la vieja escuela técnica y este año está en plena marcha. Dijimos que íbamos a invertir de aquí al 2010, 6 puntos del Producto Bruto Interno en educación, dando la prioridad para que la educación pueda tener la calidad y los resultados que todos deseamos. Ya los primeros resultados nos permiten decir que después de muchísimos años que recuerde la historia, por primera vez en el inicio de un año escolar, no habrá ningún docente debajo de la línea de pobreza y es un punto central, fundamental después de todas las cosas que nos pasaron.
Este año los argentinos tenemos que prepararnos para dar la gran discusión por una Ley de Educación que unifique los criterios educativos en toda la Argentina, y estoy seguro que la comunidad educativa y los argentinos estamos en condiciones de discutir la Ley de Educación y poder sancionarla este año con pluralidad, consenso, diversidad, con toda esa capacidad que tenemos los argentinos para encontrar una síntesis superadora que pueda contener la verdad relativa de cada uno de nosotros.
Querido José Manuel: también venimos a cumplir la palabra empeñada, estamos firmando el inicio de la construcción de la ruta que tendría que haberse firmado hace mucho tiempo, la ruta N°9, la autopista Córdoba-Rosario donde vamos a invertir más de 700 millones en estos primeros tramos y espero que cuando vengamos para la inauguración del aeropuerto firmemos los otros tramos que se van a poner en marcha por 1.500 millones de pesos para poder unir dos regiones centrales para el desarrollo argentino como son Rosario, Córdoba y acercar Córdoba con la Capital Federal, la Capital Federal con Rosario, porque eso es acercar el país.
También quiero resaltar la puesta en marcha de las escuelas, lo que nos costó poner en marcha estas 700 escuelas. Cuando llegamos no había proyectos, había un principio de adjudicación de un crédito que no estaba terminado en su formalidad. En la Argentina hay mucha dirigencia que le gusta hablar mucho y cuando uno va, no hay proyectos, no hay nada. Esto es fundamental y lo estamos tratando de revertir, que cada vez que sale una obra esté el proyecto, esté la realidad y se pueda llevar adelante.
Estoy feliz de estar aquí, estoy realmente contento, me siento cumpliendo con una convicción federal. Que la iniciación de clases del Ciclo 2006 se haga acá en el interior de la Córdoba federal es un verdadero mensaje a toda la Argentina del valor que tiene el interior para todos nosotros.  Porque es tan Patria, tan país y tan tierra nacional nuestra querida Capital Federal como esta querida Córdoba y este hermoso lugar donde estamos aquí, que todos admiramos y tiene tanta potencialidad.
Me siento feliz de haber podido saludar y conversar con muchísimos padres y docentes, feliz de poder compartir tanto afecto, feliz de compartir las realizaciones. Y quiero decirles que vamos por más, queremos una Argentina que siga creciendo. No nos queremos resignar a decir: bueno, hemos avanzado un poco. No, queremos avanzar mucho más; sabemos que hay muchas asignaturas pendientes, sabemos que todavía estamos en el infierno y espero poder decirle al pueblo argentino el día que termine mi mandato que estamos en las puertas del purgatorio y que hemos dejado ese infierno que tanto dolor les dejó a los argentinos.
Amigos, docentes, chicos, padres, veteranos de guerra de Malvinas, señor Gobernador, señor Comisionado, señores intendentes: muchas gracias por compartir este momento, muchas gracias por invitarme a iniciar el Ciclo Lectivo de este querido pueblo. No tengo más que palabras de agradecimiento y estoy seguro que desde aquí alumbramos una fuerte luz de esperanza para todos los argentinos, que no es un discurso vacío sino un discurso con contenido que tiene este interior de la Patria, que ha sufrido en silencio y que hoy trabaja en la recuperación de Argentina también en silencio pero con un orgullo y una dignidad que son realmente admirables.
Muchas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada