junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en el homenaje al Dr. Ramón Carrillo (2006)

DISCURSO EN EL ACTO DE HOMENAJE AL DOCTOR RAMÓN CARRILLO, EN LA CASA DE GOBIERNO
Néstor Kirchner
[7 de Marzo de 2006]

Señor Vicepresidente de la Nación; señor Presidente de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación; señores Gobernadores; señores Ministros del Poder Ejecutivo Nacional y provincial; Susana, su querido hijo, familiares, nietos del doctor Ramón Carrillo; autoridades nacionales, provinciales; señores empresarios; representantes gremiales; señoras y señores: la verdad que si alguien me hubiera preguntado, hace algunos años atrás, si me iba a tocar presidir el homenaje por los 100 años del doctor Ramón Carrillo, hubiera dicho que esa era una de las tantas fantasías que se dicen, que uno desea, pero que en la vida nunca se van a realizar.
Lo quiero hacer desde la total alegría que hoy tenemos los argentinos al poder recordar al doctor Ramón Carrillo aquí, en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, a alguien que toda la vida luchó por los demás, y quienes desde muy jóvenes nos comprometimos con la política, con la verdad, con la gente, con las luchas, por las ideas, lo saben. Veo rostros acá a los que les ha tocado pasar de todo por tener convencimiento y por tener ideas y las defendieron firmemente, como hizo el doctor Ramón Carrillo. Yo le agradezco a Dios honestamente poder presidir este homenaje a quien siempre vimos como la referencia concreta de la transformación, del cambio en la salud argentina.
Que esté la señora presente, su hijo y su nieto no hacen más que engalanar fuertemente este homenaje y es realmente un verdadero placer, Susana, compartir con usted este momento de recuerdo al doctor Ramón Carrillo. Porque realmente los argentinos, a medida que pasan los tiempos, que va avanzando la historia, cada día van valorando mucho más la tarea, el tiempo que le tocó trabajar y en el tiempo que le tocó hacer comprender a la gente que la salud era un derecho de todos, no que la salud era un derecho exclusivo. Lamentablemente, después de muchos años, pareciera ser que se instaló eso en algunos sectores de la sociedad argentina y ya desde antes el doctor Ramón Carrillo criticaba la idea de que la salud pública debe ser para los que menos tienen y la salud privada, donde se hace mayor inversión, es para los que más tienen. Nosotros queremos salud para todos los argentinos, para los que menos tienen y para los que más tienen y debemos hacer una larga tarea. Esto, el Ministro lo sabe, es la tarea de la reconstrucción de la salud pública.
Se han logrado muchísimas cosas, pero tenemos que reconstruir la salud pública y cuando el Ministro decía hoy que a los ocho nos vamos a volver a encontrar, es verdad, porque hay un tema que me preocupa y creo que no puede estar ajeno la Jefatura de Gobierno de la Ciudad, el Gobierno Nacional y quienes son responsables, que es el tema del Hospital Francés, que me preocupa y mucho, porque es un hospital que ha estado presente señeramente por mucho tiempo en la salud de la Argentina, porque realmente está en la Capital Federal, pero atendieron a muchísimos argentinos y tenemos que encontrar los mecanismos para que ese hospital le sirva a todos los argentinos y termine la angustia de un instrumento que es muy importante no solamente para aquellos que trabajan ahí adentro y están angustiados y en una situación de gran preocupación y nosotros Ministro no tenemos que mirar al costado. Es decir, que la reconstrucción de la tarea de la salud pública, es un legado que nos dejó el doctor Ramón Carrillo. Tuvo que morir en el exilio, son cosas que le han pasado habitualmente a los grandes hombres y mujeres de este país.
Dios quiera que nunca más se repita este tipo de cosas y que estos ejemplos de hombres que trascienden las ideas, que trascienden los sectores y que logran sintetizar a las sociedades realmente con valores que son absolutamente importantes, tengan el reconocimiento de todos los argentinos.
Por eso, querido amigo Gobernador de Santiago del Estero, usted, que tiene el honor de que el doctor Ramón Carrillo haya nacido en su tierra, le puedo asegurar que nosotros le agradecemos el honroso reconocimiento que usted ha hecho de Ramón Carrillo porque demuestra la Argentina que queremos, la Argentina que está más allá de aquellos sectores cerrados, sectarios que no entienden que la construcción de un nuevo país es tarea de todos, que cada sector tiene la verdad relativa pero que tenemos que construir una Argentina en una síntesis y una verdad que nos contenga a todos. Evidentemente, usted ha dado un verdadero ejemplo y yo realmente se lo agradezco.
También con la inversión en salud que estamos llevando adelante en toda la Argentina, más de 1.260 millones de pesos, estamos marcando la prioridad que le estamos dando como Gobierno a este tema y la tarea que está llevando el Ministro, con los ministros provinciales, es plenamente federal, como decía el señor Gobernador de Santiago del Estero.
Hay tareas en todas las provincias, pero hay provincias límites, como es el caso de Tucumán, por dar un ejemplo, el propio Santiago y otras provincias argentinas, de las que acá están sus gobernadores, lugares más límites unos que otros, ésta es la realidad, donde se ha realizado una verdadera tarea de recuperación de la salud como instrumento de todos.
Es decir que vamos a seguir a fondo con este tema. Nos enorgullecemos de la baja de la mortalidad infantil, nos pone fuertes cuando vemos que los índices van mejorando paulatinamente, pero recién empezamos. La Argentina todavía está en el infierno, así que, para volver a tener un verdadero sistema de salud que funcione y le dé una verdadera cobertura a todos los argentinos, son muchos años más los que va a haber que seguir trabajando, muchos gobiernos van a tener que profundizar el tema de la salud como las políticas sociales, las políticas de empleo, las políticas de inclusión social, para que al cabo de 20 ó 25 años podamos decir que como generación cumplimos con la Argentina y que podamos mirar por lo alto a figuras como la del doctor Ramón Carrillo que ha sido un verdadero ejemplo.
Yo lo veo a Antonio Cafiero acá que sé que ha trabajado junto con él y realmente de cuántas cosas seguramente habrán conversado, cuántas cosas habrán compartido e intercambiado, seguramente cuántas cosas habrá visto y habrá aprendido Antonio, de Ramón Carrillo en un tema tan específico como es el de la salud. Pero sintetiza todo un tiempo y toda una época de cambio en la Argentina que debe ser profundamente reconocido.
Nosotros, Dios quiera, que podamos seguir esas banderas y que cuando nos acordemos del doctor Ramón Carrillo podamos decir que estamos cumpliendo, que podamos mirar a su familia con tranquilidad y que estamos tratando de que la Argentina algún día, no muy lejano, vuelva a tener ese sistema de salud que era un verdadero orgullo para todos los argentinos.
Estamos poniendo todo nuestro esfuerzo, pero somos conscientes de lo que falta y somos conscientes de que no es dar una vuelta de hoja; la reconstrucción de un país es día tras día, día tras día. Porque acá, en la Argentina, en los discursos han hecho 700 mil países, y a la hora de las acciones ya vimos lo que nos pasó.
Tesón, trabajo, esfuerzo, humildad, y, bueno, muchas veces soportar muchísimas cosas, pero el trabajo, el trabajo y el trabajo, más el esfuerzo, la inteligencia y la solidaridad, es lo que nos va a permitir tener el país que nos merecemos los argentinos.
Muchísimas gracias. 
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada