junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en el acto de firmas de contratos de obras cloacales, hídricas y viales con la Provincia de Río Negro (2006)

DISCURSO EN EL ACTO DE FIRMAS DE CONTRATOS DE OBRAS CLOACALES, HÍDRICAS Y VIALES CON LA PROVINCIA DE RIO NEGRO
Néstor Kirchner
[14 de Marzo de 2006]

Señor Gobernador de la Provincia de Río Negro, querido amigo; señores ministros del Poder Ejecutivo nacional y provincial; autoridades nacionales, provinciales y municipales; señores intendentes; legisladores; empresarios, señoras y señores presentes: es un verdadero placer volver a compartir este salón con el señor Gobernador, con los señores Intendentes, con los Senadores y Diputados Nacionales de Río Negro concretando obras, que son muy importantes para la hermana y querida provincia de Río Negro, que tanto potencial tiene.
Recién comentaba con el señor Gobernador lo importante del crecimiento turístico, la necesidad de las inversiones para consolidar la reconversión económica, el trabajo conjunto que hacemos para consolidar todo el proceso productivo que hoy vive Río Negro y que es una de las provincias que indudablemente más posibilidades tiene por los distintos perfiles que posee como provincia. Es una demostración clara de la responsabilidad de la dirigencia rionegrina, que más allá de todas las especulaciones y todas las cosas que se dicen, acá están trabajando todos juntos por su provincia.
La verdad que pienso que eso los dignifica a ustedes, los honra y demuestra que hay tiempo de discutir quién tiene la iniciativa política y hay tiempo de trabajar. Estamos en tiempos de trabajar y trabajar y no dejarnos tentar por nadie para discutir cosas que son absolutamente extemporáneas. La gente nos quiere ver, los que están acá y los que nos miran por televisión, trabajando.
Hoy esta Ruta 22 es obra de la perseverancia del pueblo y la dirigencia de Río Negro, que no la podíamos licitar en su momento, recuerdan ustedes, por algunos problemas con el proyecto y todos los inconvenientes que tuvimos, hoy tenemos la satisfacción de que se le da todo el impulso necesario para pagar- como decía el señor Gobernador- una asignatura pendiente que tiene el pueblo de la Nación con el pueblo de la provincia de Río Negro. Nosotros somos mandantes temporáneos de este tiempo de la historia.
En total, de acuerdo con las inversiones y con los convenios que firmamos con los señores intendentes, con el señor intendente de Roca, son obras que nos habíamos comprometidos, que se han firmado, que están en marcha, que avanzan y eso nos permite mirarnos de frente; dar la palabra y cumplirla. Y esto es muy importante, poder volver a Roca y poder ir a Río Negro y decirles a todos los hermanos de Río Negro, piensen como piensen, que estamos cumpliendo, lo que fuimos a decir se va convirtiendo en realidad.
También quiero aprovechar este momento y esta instancia para agradecer el acompañamiento permanente del pueblo argentino y también hacer algunas reflexiones sobre un temita que importa mucho a los argentinos, es un tema histórico, que esperemos que rápidamente podamos encauzar como corresponde, lo estamos haciendo, y es el problema del precio de la carne en Argentina.
Los que están acá y los que me miran por televisión, tienen la posibilidad de comunicarnos a través de ese hermoso medio, realmente decirles que es hora de que las cosas en la Argentina se vayan normalizando y aquellos que tienen más poder y han podido concentrar mayores posibilidades tengan la virtud de entender que un país para que pueda salir adelante necesita un proceso económico absolutamente solidario y responsable.
Siempre digo que yo no vine a sentarme en el sillón para tratar de quedar bien con las corporaciones o con los sectores de interés. Por esa cámara estoy mirando a los ojos de millones de argentinos y digo que vine a cumplir con las convicciones; uno cuando llega al Gobierno tiene que venir a cumplir con las convicciones, con las ideas que tiene, con la visión de país que tiene.
Después la historia juzgará si uno estuvo a la altura de esas circunstancias o no, pero bajo ningún aspecto debiera venir a claudicar de los principios que uno alentó toda su vida. Yo realmente les puedo asegurar que intenté firmar convenios, busqué todas las formas posibles para que los sectores de la industria, productores, consignatarios o representantes de productores, perdón, porque aquí no hablo de productores, entendieran la necesidad de colaborar con acuerdos de precios, que predeterminen una baja fuerte en el costo de la inflación, en el costo de la economía argentina y que era muy importante para consolidar este proceso económico, que está marchando muy bien, que está creciendo, que baja la pobreza, que baja la indigencia, que podemos hacer este tipo de inversiones que en otros tiempos eran imposibles. ¿Hace cuánto no se invertía en obra pública en la Argentina? Todavía algunos dicen que es gasto. Claro que es gasto, estamos gastando plata para hacer la Ruta 22 de Río Negro, que es lo que necesita fundamentalmente la provincia y miles y miles de rionegrinos. Claro en todas las partes del mundo se hacen este tipo de inversiones.
Entonces, yo le digo a los argentinos acá hoy que nos ayudemos en una cosa, yo voy a seguir firme, 180 días cierre de exportaciones y si tengo que poner 180 días ò 360 días más lo voy a seguir haciendo porque estoy convencido que es necesario.  A los vecinos de la Argentina, a los que nos escuchan por la televisión, ustedes saben cómo manejan este famosos esquema de precios, se ponen un consignatario y le dice: “tráiganme tres jaulas, tráiganme dos, tráiganme cuatro”. Esta es la libre competencia que ellos dicen, la libre competencia es así. Ahora traigamos pocas jaulas, han traído dos mil animales ayer, cien mil hoy para tratar de ver si pueden empujar sobre el precio. Eso de que es libre oferta de demanda y demás, eso no lo cree nadie, hoy más viendo los procedimientos de los consignatarios, así dejen de traer las jaulas. Ya sabemos cómo hacen y cómo se mueven, son picardías que ya en Argentina no tienen más cabida ni más espacio y los argentinos no estamos dispuestos a soportar. Y sabemos que son ustedes, señores consignatarios, los que hacen este tipo de picardías, lo sabe todo el mundo.
Pero ustedes pueden seguir ayudando- vecinos que están mirando por televisión – compren menos carne, si no bajan el precio, no por culpa de los carniceros que no tienen nada que ver en este tema, ya sabemos bien quiénes son los responsables. No compren, hagámosle sentir el poder de consumo de los argentinos, que ya no somos más tontos, que estamos dispuestos a que las cosas se equilibren, que bajen si o sí los precios. Pueden ayudar muchísimo en esta tarea, que no nos vendan al precio que ellos quieren como si nosotros tuviéramos que abalanzarnos a pagar desesperadamente cualquier cosa.
Es muy importante el estado de conciencia de la sociedad, ya lo vimos en otros temas que pasaron y dieron muy buenos resultados. Amas de casa, que entienden, que saben, que comprenden y que ven, si el precio de la carne no baja, no compren. Hagamos valer el derecho de consumo y el bolsillo de los argentinos, porque eso es conciencia, ustedes lo pueden hacer, es muy importante.
A quienes trabajan en los frigoríficos, tengan las certeza que el Estado nacional los va a acompañar y a proteger, no nos van a correr amenazándonos con que van a echar a tantos hermanos y compañeros que trabajan allí, no nos corren con eso, bajo ningún aspecto. Nosotros vamos a ser totalmente solidarios con todos los trabajadores de los frigoríficos, el Estado nacional junto con los provinciales les va a dar todo el respaldo necesario para terminar con ese tipo de extorsión.  No es que si cierran las exportaciones vamos a echar gente, como si fueran ganado, se terminó eso, la gente es gente en la Argentina, tiene derechos, tiene atribuciones y la dignidad de sentirse argentinos. No va a haber “pato de la boda” como se acostumbra.
Discúlpeme señor Gobernador, quería aprovechar que estamos contentos con el anuncio de esta obra tan importante que se lleva adelante para decir esto que tenemos que compartir todos los argentinos en que estas cosas se normalicen. Es fundamental la tarea del consumidor, la del que va a comprar, la firmeza, la solidez y la racionalidad del Gobierno, y la comprensión de los sectores que tienen que comprender, que creo que lo van a hacer, porque no puede ser que en este país siempre triunfen los pícaros, parece ser que el que trabaja siempre tiene que quedarse resignado. No, esta vez le vamos a ganar a los pícaros, como le hemos ganado últimamente varias veces en otros temas, como corresponde.
Con un gran respeto a los miles y miles de productores honestos que tiene Argentina en este campo del ganado, uno los conoce y son gente bellísima, que trabajan muy bien y ponen lo mejor para que la Argentina pueda crecer.
Muchas gracias señor Gobernador y señores Intendentes por compartir este momento, le puedo asegurar que ahora, con lo que conversamos de la Ruta 23, lo que avanzamos en la Ruta 22, con el cumplimiento de la palabra con el señor Intendente, respecto a la canalización del arroyo, el cumplimiento con el sector productivo que días pasados llevamos adelante. Creo que estamos cumpliendo con esta provincia patagónica de Río Negro, que como gran parte de la Patagonia, durante muchos años, creo que recién ahora estamos intentando que deje de ser, fue el patio trasero de la Argentina; era muy lindo hablar de la Patagonia, pero... Por eso yo creo que lo que pasó ayer con el ventisquero fue inteligente, se cobró muchos años de olvido el ventisquero, “ahora me vienen a ver porque soy atracción”, explotó cuando no había nadie, creo que fue una actitud casi humana la que tuvo.
Muchas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada