junio 20, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en el acto de presentación de insumos y herramientas para el Desarrollo Local y la Economía Social, dentro del Plan Jefes y Jefas de Hogar Desocupados (2003)

DISCURSO EN EL ACTO DE PRESENTACIÓN DE INSUMOS Y HERRAMIENTAS PARA EL DESARROLLO LOCAL Y LA ECONOMIA SOCIAL DENTRO DEL PLAN JEFES Y JEFAS DE HOGAR DESOCUPADOS
Nestor Kirchner
[6 de Enero de 2004]

Señores ministros del Poder Ejecutivo Nacional y Provincial; señores legisladores; señores intendentes; autoridades nacionales, provinciales y municipales; señores representantes gremiales; señores empresarios; señoras y señores:
Siguiendo con la tarea de combinar emprendimientos sociales, inversión social, trabajo productivo, combate a la exclusión social, hoy avanzamos con planes Manos a la Obra, de los que ya hemos hecho otros anuncios y vimos los resultados a través de los cuadros que explicitaban quienes expusieron recién; ahora entramos en una tarea de profundización muy fuerte.
De la mano de las organizaciones, de los distintos grupos comunitarios, de los señores intendentes vamos a seguir generando inversión, trabajo y vamos a seguir combatiendo con fuerza la crisis que tiene la Argentina, esa crisis de la que todos estamos luchando por salir y paso a paso vamos subiendo una escalera que es larga y difícil. En ese sentido, los argentinos hemos madurado profundamente y sabemos que la tenemos que escalar nosotros mismos, que salir del infierno es tarea nuestra y vamos salir indudablemente. Hay muchísimos números que ya empiezan a acompañar, también hay resultados que son muy importantes en los marcos social, económico y laboral a pesar de todos los diagnósticos que hacían los sabios de la Argentina liberal que decían que aquí si no se hacía lo que decían los organismos internacionales, en forma absolutamente cerrada y ortodoxa, nuestro país explotaba.
Ya había explotado, y la habían hecho explotar ellos con el concepto y con la filosofía, porque son los mismos –y por eso hay que tener memoria, argentinos- que nos llevaron, que cultivaron, que fomentaron esta Argentina que culminó con su crisis en 2001 pero que profundizaron filosófica e ideológicamente todos esos grupos que viven diciendo primero que al mes, después que a los dos, después que en 2003, luego en 2004 y posteriormente en 2005, siempre están tratando de anunciar que se viene el momento o la etapa final. Nosotros vamos a seguir trabajando fuertemente para hacer una Argentina productiva con trabajo y con mucho esfuerzo. 
También ustedes ven que el Producto Bruto de la Argentina, que es de 416 mil millones de pesos, está creciendo –todavía no tenemos datos definitivos- entre un 7 y un 8 por ciento; tiene un superávit fiscal previsto del 3 por ciento para este año, que aproximadamente son 12.400 millones que debemos tener, y lo que vamos a pagar no es una suma variable en el sentido, como dicen, de que si la Argentina crece más va a pagar más de acuerdo con lo que firmamos. Lo que vamos a pagar este año en concepto de intereses son 6.849 millones. Está en el Presupuesto y muchos lo que tendrían que hacer es ir a leerlo.
Todo el excedente del superávit fiscal que tengamos por el crecimiento de la Argentina va a ser destinado a pagar la deuda interna de este país. Nosotros no vamos a subordinar nada. 
Es importante que estos temas los hablemos claramente, estoy a las órdenes de cualquiera que me pregunte sobre ellos, incluso antes de que vayan a escribir, porque es muy importante estar bien informados.
Pasa que algunos se acostumbraron a una Argentina claudicante, a funcionarios que dicen una cosa y después hacen otra. Yo dije 3 por ciento de superávit fiscal primario y no me voy a mover por más que pongan lo que pongan por delante. La Argentina va a cumplir con su compromiso pero no va a aumentarlo porque ahora esté creciendo. Bajo ningún aspecto.
Estas cosas hay que tenerlas en claro para tener la absoluta seguridad de que el esfuerzo argentino que se está haciendo está destinado a que haya una Argentina con sustentabilidad interna y con integración externa. Pero seguir subordinados como hicimos en los años 90 a ese periplo del supuesto cumplimiento externo destruyendo la Argentina internamente, como hicieron quienes condujeron el país y la economía durante esos años, se terminó definitivamente.
Por eso estos planes en infraestructura, la fomentación del turismo, invertir en viviendas, rutas, numerosísimas obras de represas para combatir las inundaciones, obras de infraestructura de todo tipo y de saneamiento que tenemos que llevar adelante, etcétera. Mientras tanto, los argentinos no sólo tenemos que conseguir más trabajo o salud, sino que también debemos invertir muchísimo más en infraestructura. Porque para tener más salud o más trabajo, tenemos que mejorar la calidad de los servicios y estos tienen que llegar a todos los argentinos. Tenemos que terminar con esta Argentina dual en la que unos tienen y otros no. Hay muchísimos argentinos que están necesitando que haya mucha inversión pública.
Nosotros tenemos muchísimas ganas, mucha fuerza, sé que con las organizaciones sociales, con los señores intendentes, con el conjunto de la sociedad vamos a dar esta gran batalla que nos va a permitir construir la Argentina que necesitamos y soñamos. Pero tenemos que hacer un esfuerzo conjunto, con convicción; tengamos convicciones, no nos dejemos atropellar, porque siempre nos dijeron “hagan esto porque se viene el caos”. Ellos hicieron todo lo que les dijeron que había que hacer y mucho más, de tan alcahuetes que eran, y así nos fue.
Definitivamente tengamos convicciones por las cosas que sentimos, que defendemos y que vemos, de esa manera vamos a construir una Argentina diferente, con racionalidad, con responsabilidad, con equilibrio, con trabajo y con producción.
Muchísimas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada