junio 20, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en el acto del Día de la Bandera, realizado en la ciudad de Rosario (2003)

DISCURSO EN EL ACTO DEL DIA DE LA BANDERA, REALIZADO EN LA CIUDAD DE ROSARIO
Nestor Kirchner
[20 de Junio de 2003]

Querido pueblo de esta histórica y amada ciudad de Rosario; señor Gobernador de la provincia; señor Intendente municipal; autoridades; integrantes de nuestras Fuerzas Armadas; amigos y amigas: quería estar hoy en Rosario para traer toda mi fuerza de mi cultura malvinera y de los hielos continentales.
Amo como ustedes a la Patria,  y amo a nuestra bandera. Pero amar a nuestra bandera no es solamente izarla, mirarla y poner cara de circunstancia en cada oportunidad, amar a nuestra bandera es seguir haciendo crecer esa bandera que está allí, para que la bandera de la Patria cubra a todos los argentinos y argentinas sin exclusión, para que volvamos a tener una Argentina que nos contenga a todos.
Amar nuestra bandera es que la icen y la honren aquellos que no degradan la fe pública y aquellos que no usan el Estado con el voto y el nombre de nuestro pueblo para fines que no son los correctos. ¿Qué quiero decir con esto? Amar nuestra bandera es luchar contra la corrupción y todos aquellos poderes que impiden el cambio y la transformación de la Patria,
Amar nuestra bandera es terminar definitivamente con la mezquindad de la pelea política corta, para volver a refundar nuestra querida Patria y honrar a nuestros abuelos, a nuestros pioneros, a nuestros patriotas y a todos aquellos que dejaron y dieron su vida por consolidar una Argentina con justicia y con equidad.
Por eso, rosarinos y rosarinas, argentinos y argentinas, quiero que ustedes y nosotros, colectivamente, ante esta bandera hagamos un fuerte compromiso de no dar un paso atrás, de no caer en la tentación de volver al pasado, de tener memoria, de recordar qué es lo que nos pasó y por qué nos pasó.
Les puedo asegurar que desde lo más profundo de mi corazón de argentino, -y lo quiero reiterar ante ustedes aquí- no llegué ni me interesa ser presidente de la Nación para gozar los honores del cargo, quiero ser presidente de la Nación junto con ustedes, tomados de la mano, sintiéndonos orgullosos nosotros y yo de ustedes, que juntos estamos caminando para construir ese país que estamos necesitando todos los argentinos y todas la argentinas.
No voy a dejar las convicciones que me acompañaron toda la vida en la puerta de la Casa de Gobierno. Es hora que recuperemos nuestra credibilidad, es hora que lo que decimos cuando nos toca hacer campañas electorales, después tengamos lo que tengamos que tener y el coraje necesario para sustentarlo detrás de un escritorio y con la lapicera tomando las determinaciones que este pueblo necesita para salir adelante.
Algunos me dicen, hermanas y hermanos rosarinos, que estoy abriendo muchos frentes. Y yo les digo: no es que estoy abriendo frentes, tenemos necesidades por todos lados, hay que ir allí donde están las necesidades a buscar las soluciones y abriremos todos los frentes que haya que abrir para cambiar la Argentina, para cambiar el país y para hacer una patria con todos.
Por eso, soy solamente un hombre común, un argentino como ustedes, que tiene responsabilidades importantes y que le toca trabajar temporariamente de presidente. Me van a ver siempre igual, tratando de escuchar y corregir los errores.
Rosarinos, rosarinas; argentinas, argentinos: ante nuestra bandera, ante este día histórico, les digo con todas mis fuerzas que nos ayudemos, que me ayuden. No le vengo a pedir a nadie que me siga, sino que nos ayuden a hacer una Argentina diferente, para que el sueño de nuestros abuelos, de nuestros hijos, de nuestros estudiantes, de nuestros obreros, que tener un destino distinto se pueda concretar.
Muchas gracias Santa Fe, muchas gracias señor Intendente, muchas gracias querido Gobernador y muchas gracias pueblo de Rosario
Muchas gracias sanjuaninos, muchas gracias sanjuaninas, solidaridad, trabajo, esfuerzo y todos los días una realidad. Gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada