junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en el acto de presentación del nuevo Peugeot 307 (2006)

DISCURSO EN EL ACTO DE PRESENTACIÓN DEL NUEVO PEUGEOT 307
Néstor Kirchner
[13 de Junio de 2006]

Señor gobernador de la provincia de Buenos Aires; señor presidente de Peugeot Citroën; señores ministros del Poder Ejecutivo Nacional; señor Embajador de la República Francesa; señor intendente municipal de 3 de Febrero; señores representantes de Peugeot Citroën Argentina; autoridades nacionales, provinciales, municipales; señores empresarios; representantes gremiales; personal de la planta Peugeot Citroën; señoras, señores: estamos compartiendo hoy, un nuevo éxito que nosotros decimos que es un éxito conjunto de una firma seria que tiene capitales franceses, que los argentinos la conocemos muy bien y que hemos trabajado muy bien, es Peugeot Citroën.
Realmente después de pasar por la situación que nos tocó pasar, que esta Planta haya llegado a tener 1.534 empleados y que estemos hablando de un número mayor de empleados directos, trabajadores directos e indirectos como el que mencionó el señor presidente de Peugeot Citroën, de la producción, del crecimiento del autopartismo, de que aproximadamente el 75 por ciento de la producción va a ser exportable, del crecimiento del autopartismo argentino que es muy importante en la construcción del vehículo y Dios quiera que sigan avanzando con mucha fuerza, eso nos alegra muchísimo.
Nosotros soñamos con que de todos los autos que se construyan en la Argentina, por lo menos el 60 y 70 por ciento sea de industria argentina, industria autopartista argentina. Queremos hacer todos los esfuerzos hacia eso, porque realmente la consolidación de una industria nacional va a ser la consolidación del proyecto de país, de nación, de inclusión, de esperanza, de posibilidades de vivir definitivamente en un nuevo país.
También, con absoluta sinceridad como me gusta hablar, porque no todo es igual, en el marco de la verdad relativa que tenemos cada uno, tenemos empresas como Peugeot Citroën que es un ejemplo, y esto está claro. No hay que hacer tierra raza, cuando una empresa de algún país no funciona, no involucra el desagrado de los argentinos por la inversión extranjera. Al contrario, nosotros queremos que vengan inversiones extranjeras a crear trabajo, a crear producción nacional e integrarse al país, a generar servicios que puedan ser utilizados y que nos sirvan a los argentinos. Queremos que pase lo que pasó con esta empresa Peugeot Citroën, que se ha abrazado a la patria, se ha abrazado a la Argentina y está trabajando fuertemente en este procedimiento de crecimiento que estamos llevando adelante.
Por eso, señor presidente de Peugeot Citroën: en nombre de todos los argentinos, nuestro profundo agradecimiento, porque ustedes están trabajando con seriedad, responsabilidad y están apostando al país como si fuera su propio país y nosotros eso lo agradecemos fuertemente.
La Argentina trata de consolidar; en las próximas horas ustedes lo estarán viendo, hay una administración seria y responsable, seguiremos trabajando firmemente en el superávit fiscal primario con racionalidad y responsabilidad. Es decir, tener un muy buen superávit fiscal primario pero que nos permita también tener un muy buen nivel de inversión pública. Para nosotros la inversión pública es otra columna vertebral en la construcción del crecimiento económico del país. Un país tiene que tener ferrocarriles, rutas, autopistas, viviendas, inversión y servicios; los grandes países del mundo lo tienen. Así que si nosotros queremos hacer un país de esa calidad, el Estado tiene que acoplarse a la inversión privada para que, en forma conjunta, podamos generar la síntesis de inversión que consolide este proceso de reconversión económica que la Argentina está llevando adelante.
También es muy importante la consolidación de nuestras reservas, el proceso de inclusión, la creación de empleo, el retroceso fortísimo de la pobreza, la indigencia y el desempleo en nuestro país, que son elementos que llevan a la construcción de una sociedad. Lo queremos decir aquí y se lo queremos decir al señor presidente de Peugeot Citroën porque eso nos ha renovado las esperanzas, nos ha dado muchas fuerzas y creemos que una sociedad para poder realizarse es fundamental que no solamente un sector muy chiquito pueda disfrutar del crecimiento económico, sino que ese crecimiento económico llegue a la estructura social en general.
Un país para que se pueda desarrollar tiene que tener una gran clase trabajadora, una clase media con una movilidad permanente, ascendente, que es parte de la historia viva de la cultura argentina y empresarios nacionales conjuntamente con empresarios que vengan a invertir a la Argentina y construyan una estructura económica sólida.
Hacia eso va la Argentina, esa es la visión que nosotros tenemos en el marco de un país que definitivamente deje de ser imprevisible, de un país que tenga previsibilidad, de un país que también tenga identidad, de un país que se sepa hacer oír, también que sepa escuchar y que realmente esté absolutamente decidido a generar un país para todos.
Por eso hoy es un día de fiesta, hoy queremos felicitar a los señores empresarios y a los señores trabajadores. También, porque sería injusto no decirlo, vemos la voluntad de los señores empresarios y la tremenda madurez de los dirigentes gremiales y los trabajadores argentinos, en este caso particular los trabajadores de Peugeot Citroën que discuten en sus paritarias buscando una distribución del ingreso más justa y ser parte del crecimiento global que tiene la empresa, en un marco de responsabilidad que también le da una viabilidad concreta a la Argentina y a las posibilidades de todos los sectores. Este es un verdadero ejemplo, es muy importante que parte del crecimiento empresario y de la empresa también lo sientan todos los trabajadores argentinos y en particular los trabajadores que están aquí en esta empresa, porque es la forma de sentirse integrado y saber que el país a uno lo contiene.
Señores: muchísimas gracias, muchas felicitaciones por todos los avances, muchas felicitaciones al autopartismo argentino y Dios quiera que la industria nacional se pueda seguir complementando con la inversión extranjera como en este caso.
Muchísimas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada