junio 20, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en el acto de presentación del Programa de Jerarquización de la Actividad Científica y Tecnológica (2004)

DISCURSO EN  EL ACTO DE PRESENTACIÓN DEL PROGRAMA DE JERARQUIZACIÓN DE LA ACTIVIDAD CIENTÍFICA Y TECNOLÓGICA
Néstor Kirchner
[19 de Marzo de 2004]

Señor ministro de Educación, Ciencia y Tecnología; señor presidente del CONICET; señores integrantes del directorio; señores legisladores; representantes de universidades, señores científicos; trabajadores; amigos y amigas: desde siempre consideramos que la investigación, que la tarea de premiar a los que piensan, la tarea de que un país valore la posibilidad de generar alternativas creativas, de jerarquizarnos en la ciencia, es un elemento central, vital, para que un país pueda tener proyección, destino y realizaciones concretas.
Es cierto lo que decían tanto el presidente del CONICET, como el ministro Daniel Filmus, en lo que nos ha pasado y nos ha sucedido; escuchamos cosas tan dolorosas, no ya en lo que todos tenemos absolutamente en el marco de nuestra comprensión histórica de lo que pasó en el 1966, 1976 y todo el drama que es inenarrable, lo doloroso y lo difícil que fue todo aquello, sino en plenas etapas democráticas, como fueron los propios 90, cuando se les decía a investigadores muy importantes que tiene la Argentina, que era mejor que fueran a lavar platos que a la tarea de investigar, o algo así, no me acuerdo bien, pero recuerdo haberlos leído en los matutinos de la época y en las declaraciones. Total para qué vamos a pensar los argentinos, para qué vamos a investigar, para qué vamos a investigar, para qué vamos a hacer una ciencia independiente, para qué vamos a consolidar productos con capacidad de exportación, con valor agregado y demás, si nosotros estamos para generar nada más que la elaboración de los productos primarios y encuadrarnos en ese marco dentro del mundo al cual algunos creen que es el mundo del futuro, que es el mundo en el cual nosotros tenemos que insertarnos incondicionalmente.
Tenemos que entrar a construir la nueva Argentina; estamos tratando de salir del infierno; recién estamos en el segundo escalón – es muy profundo el infierno- y no se sale con voluntarismos, hay que salir con acciones; no se sale con discursos, no se sale con actitudes de euforias y depresiones de acuerdo a cómo nos tome el día, sino con la persistencia de tener los objetivos bien claros hacia dónde tenemos que ir. En este tema nosotros consideramos que la tarea que tienen nuestros investigadores para llevar adelante, nuestras universidades, nuestras escuelas es fundamental, es central y es esencial. No alcanza ya más el discurso para ustedes y todos los argentinos, porque lo hemos escuchado reiteradamente.
Tuvimos una muy buena reunión, allá, cuando teníamos pocos meses de Gobierno con muchos investigadores e integrantes del CONICET y empezamos a avanzar en la solución de los inconvenientes y de los problemas. Nos quedamos con toda la temática que planteamos y que nos plantearon en aquel momento, que nos permitió entender inclusive que el problema era mucho más grave y el abandono era mucho más grave, que aquel que con poco sentido optimista nosotros habíamos pensado. Estábamos en una verdadera situación difícil y escuchamos atentamente y les puedo asegurar que quedamos comprometidos nosotros, para entrar a buscar las soluciones que correspondían: empezar a trabajar junto a nuestros investigadores en la construcción del nuevo país y la tarea que en todas las áreas tienen para prestar.
Los argentinos y quienes nos están viendo a través de la televisión tienen que entender que no hay país posible, no hay país independiente, no hay país que tenga posibilidades de crecimiento, si nosotros no desarrollamos a fondo la investigación en la Argentina, si no entramos a premiar, a darle el lugar que corresponde a los que piensan, si no cambiamos los valores que son centrales, si no entramos a tener investigadores jóvenes. Es decir, la idea de la incorporación de becarios, incorporar investigadores jóvenes tiende a todo esto. Sé que es un paso inicial, pero es central, que vuelva a sentirse el estímulo, que vuelva a recuperar el sector la autoestima. Cuando se pierde la autoestima se entra a perder todo, porque cuando uno ve que la sociedad o quienes representan a la sociedad van desvalorizando tareas que son tan importantes, muchas veces esto lleva a que se bajen los brazos y a que todo dé lo mismo. Acá en la Argentina nos ha sucedido y nos ha pasado esto.
Por eso nosotros, los que estamos, las determinaciones que estamos tomando hoy, las hacemos convencidos. Sabemos que es el paso inicial, pero sabemos que es el punto de inflexión para construir una Argentina distinta. No hay posibilidad de construir una Argentina distinta solamente con crecimiento económico, solamente con mejoramiento inclusive de la calidad de vida, con que funcionen bien como deben funcionar las estructuras, con cumplimientos presupuestarios -digamos así- y lo estamos tratando de hacer y cumplir con todas las universidades, en todas las áreas que tenemos responsabilidad, si evidentemente no entramos a priorizar en áreas que son centrales y fundamentales: la investigación, la creación. No es casualidad que el otro día en el Festival de Cine también hayamos anunciado la eliminación del arancel para el celuloide y otras medidas fundamentales para el sector, para el creador y el productor argentino, porque quienes no estimulan la producción cultural, marcar nuestra identidad, marcar la consolidación de nuestra cultura nacional, evidentemente construye una país sin destino. Todas son medidas que van coordenadas en la Argentina que entre todos tenemos que construir con pluralidad, consenso y sabiendo que somos capaces de hacerlo.
Así que personalmente, me siento muy bien, ahora sí con la conciencia más tranquila, porque creo que con las determinaciones presupuestarias en ese momento y ahora con estas determinaciones, más las sucesivas que se irán tomando en el trabajo permanente y cotidiano, los argentinos estamos entrando a recuperar algo que jamás tendríamos que haber abandonado, y esto creo que es un paso muy importante. Muchísimas gracias por compartir este momento y a vuestras órdenes.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada